Sentencia 2008-00127 de junio 20 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Rad. 11001-03-24-000-2008-00127-00

Consejero Ponente:

Dr. Guillermo Vargas Ayala

Actor: Federación Nacional de Cafeteros de Colombia.

Bogotá, D.C., veinte de junio de dos mil trece

EXTRACTOS: « Consideraciones

1. El problema jurídico a resolver.

El problema jurídico consiste en determinar si las resoluciones 18172 de 22 de junio de 2007 y 37723 de 16 de noviembre del mismo año, proferidas ambas por la Superintendencia de Industria y Comercio declarando abandonada la solicitud de privilegio de patente de modelo de utilidad denominada “cepillo circular para la cosecha manual selectiva de café” son nulas porque la publicación que se hiciera de la misma no cumplió con las exigencias de la Decisión 486.

2. Normas aplicables.

Teniendo en cuenta los lineamientos consignados en la interpretación prejudicial rendida por el Tribunal Andino de Justicia, las normas a considerar en este proceso son las contenidas en los artículos 31, 40, 42, 44, 81 y 85 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, disposiciones que establecen lo siguiente:

“ART. 31.—El resumen consistirá en una síntesis de la divulgación técnica contenida en la solicitud de patente. Dicho resumen servirá solo para fines de información técnica y no tendrá efecto alguno para interpretar el alcance de la protección conferida por la patente.

(...).

ART. 40.—Transcurridos dieciocho meses contados a partir de la fecha de presentación de la solicitud en el país miembro o cuando fuese el caso desde la fecha de prioridad que se hubiese invocado, el expediente tendrá carácter público y podrá ser consultado, y la oficina nacional competente ordenará la publicación de la solicitud de conformidad con las disposiciones nacionales. No obstante lo establecido en el párrafo anterior, el solicitante podrá pedir que se publique la solicitud en cualquier momento siempre que se haya concluido el examen de forma. En tal caso, la oficina nacional competente ordenará su publicación.

(...).

ART. 42.—Dentro del plazo de sesenta días siguientes a la fecha de la publicación, quien tenga legítimo interés, podrá presentar por una sola vez, oposición fundamentada que pueda desvirtuar la patentabilidad de la invención. A solicitud de parte, la oficina nacional competente otorgará, por una sola vez, un plazo adicional de sesenta días para sustentar la oposición. Las oposiciones temerarias podrán ser sancionadas si así lo disponen las normas nacionales.

(...).

ART. 44.—Dentro del plazo de seis meses contados desde la publicación de la solicitud, independientemente que se hubieren presentado oposiciones, el solicitante deberá pedir que se examine si la invención es patentable. Los países miembros podrán cobrar una tasa para la realización de este examen. Si transcurriera dicho plazo sin que el solicitante hubiera pedido que se realice el examen, la solicitud caerá en abandono.

(...).

TITULO III

De los modelos de utilidad

ART. 81.—Se considera modelo de utilidad, a toda nueva forma, configuración o disposición de elementos, de algún artefacto, herramienta, instrumento, mecanismo u otro objeto o de alguna parte del mismo, que permita un mejor o diferente funcionamiento, utilización o fabricación del objeto que le incorpore o que le proporcione alguna utilidad, ventaja o efecto técnico que antes no tenía.

Los modelos de utilidad se protegerán mediante patentes.

(...).

ART. 85.—Son aplicables a las patentes de modelo de utilidad, las disposiciones sobre patentes de invención contenidas en la presente Decisión en lo que fuere pertinente, salvo en lo dispuesto con relación a los plazos de tramitación, los cuales se reducirán a la mitad. Sin perjuicio de lo anterior, el plazo establecido en el artículo 40 quedará reducido a doce meses”.

3. Análisis de los cargos.

Los motivos de inconformidad planteados por la actora se dirigen a sostener que debido a que la publicación de la solicitud contenía un “error material”, como quiera que en ella se inscribieron las reivindicaciones y no el resumen de la divulgación, el trámite administrativo no podía adelantarse y en consecuencia la solicitud de examen de la patente no era procedente hasta tanto no se corrigiera.

La Sala negará las pretensiones de la demanda teniendo en cuenta que el argumento de la demandante no tiene asidero jurídico a la luz de las normas interpretadas por el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina. En ese sentido vale recordar que según el artículo 30 de la Decisión 486, las reivindicaciones definen la materia que se desea proteger con la patente, razón por la que se exige que sean claras, concisas y se encuentren sustentadas.

Si la publicación de la solicitud de patente inscrita en la gaceta de propiedad industrial tiene como fin dar a conocer a los terceros la patente de utilidad de forma clara y completa, la inscripción de las reivindicaciones cumple en exceso el cometido de la norma sin que sea dable sostener que hacerlo genera un vicio de nulidad en la actuación que impide continuar con el trámite administrativo.

Lo dicho también se acompasa con lo dispuesto en el artículo 38 ibídem que dispone que el resumen consiste en una síntesis de la divulgación técnica contenida en la solicitud patente, luego si las reivindicaciones contienen la materia que se desea proteger de manera clara, precisa y sustentada, se está cumpliendo con los fines de información técnica que se predican.

Esta posición encuentra pleno respaldo en lo expuesto por el tribunal en la interpretación prejudicial dada para este asunto, que en este preciso aspecto estimó:

“En consecuencia, este tribunal no ve problema alguno en que pueda publicarse el “capítulo reivindicatorio” en lugar del “resumen” de la solicitud, ya que justamente son las reivindicaciones las que definen la materia que se desea proteger mediante la patente y se encuentran sustentadas, además, por la descripción.

Por lo tanto, ello devendría en suficiente para divulgar el modelo de utilidad a los terceros de manera clara y completa para su comprensión, en orden a que una persona capacitada en la materia técnica correspondiente pueda ejecutarla, salvo que la legislación nacional determine expresamente lo contrario”(1).

Así las cosas, deberá comprobarse si las condiciones para declarar el abandono de la solicitud de patente estaban dadas según lo consagran las disposiciones que anteceden, esto es, si la entidad demandante solicitó expresamente que se examinara si la invención era o no patentable, solicitud que debió elevar durante los tres meses siguientes a la publicación de la solicitud.

En el caso bajo examen, las partes dieron como cierto el hecho relacionado con que la solicitud de privilegio de patente de modelo de utilidad llamado “cepillo circular para la cosecha selectiva manual de café” fue publicada en la Gaceta de Propiedad Industrial 573 de 27 de febrero de 2004.

Según lo visto, la actora debió solicitar el examen de patentabilidad y pagar la tasa correspondiente a más tardar el 27 de mayo de 2004, esto es, tres meses después a la publicación so pena que se aplicara la consecuencia jurídica dispuesta en el artículo 44 de la Decisión 486 que es la declaratoria de abandono de la solicitud, consideraciones que fueron tenidas en cuenta por la administración para tomar la decisión que se pide anular en el proceso.

La Sala encuentra que la actora no acreditó medio probatorio alguno que diera cuenta del cumplimiento de sus cargas, quedando incólume la presunción de legalidad de los actos demandados; en otras palabras, en el proceso no se demostró que la demandante pagara la tasa para que se examinara si la invención era patentable así como tampoco acreditó haber solicitado la realización de dicho examen, aún más, se resalta el hecho de que la actora aceptara que nunca pidió que se llevara a cabo el examen por considerar que la publicación de la solicitud era irregular, aseveración que demuestra fehacientemente que no cumplió con el deber que le asistía de solicitar a la administración continuar con el trámite de manera que las decisiones administrativas demandas fueron adoptadas siguiendo los parámetros y exigencias contenidas en las normas andinas aplicables al caso concreto.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. DENEGAR las pretensiones de la demanda.

2. En firme la presente decisión archívese el expediente.

Cópiese, notifíquese, comuníquese, publíquese y cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior providencia fue discutida y aprobada por la Sala en la sesión del 20 de junio de 2013».

(1) Interpretación prejudicial 073-IP-2011 página 9.