SENTENCIA 2008-00144 DE AGOSTO 25 DE 2016

 

Sentencia 2008-00144 de agosto 25 de 2016

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Rad.: 250002324000200800144-01

Consejera Ponente:

Dra. Maria Claudia Rojas Lasso

Actora: Gas Natural S.A. ESP

Demandado: Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios

Referencia: congruencia entre pliego de cargos y decisión definitiva de la administración/corte total del servicio de gas ante defectos en las instalaciones de los gasodomésticos.

Bogotá, D. C., veinticinco de agosto de dos mil dieciséis.

EXTRACTOS: «V. Consideraciones de la Sala

Procede la Sala a examinar las argumentaciones expuestas por la actora, en el recurso de apelación, interpuesto contra la sentencia de 26 de marzo de 2012, proferido por el Tribunal Administrativo de Santander, pues de conformidad con el artículo 357 del Código de Procedimiento Civil esta providencia se limitará a conocer de los puntos o cuestiones a los cuales se contrae dicho recurso, pues los mismos, en el caso de apelante único, definen el marco de la decisión que ha de adoptarse en esta instancia.

— Los actos acusados

Por ser de gran importancia para el análisis jurídico se transcribe la parte pertinente de los actos acusados:

“RESOLUCIÓN Nº SSPD - 20072400013495 DEL 25-05-2007

EXPEDIENTE: 2006240000166

Por la cual se sanciona una empresa de servicios públicos

El Superintendente Delegado para Energía y Gas, en ejercicio de las funciones conferidas en el artículo 79 de la Ley 142 de 1994 modificado por el artículo 13 de la Ley 689 del 2001, el Decreto 990 de 2002, delegadas mediante la Resolución 000021 del 05 de Enero de 2005 expedida por el Superintendente de Servicios Públicos, y el Decreto 01 de 1984 y,

CONSIDERANDO:

2.1. PRIMER CARGO

2.1.1. HECHO

Gas Natural S.A. E.S.R. en su calidad de distribuidor de gas combustible por redes, distribuyó presuntamente Gas Natural en la instalación del inmueble receptor ubicado en la Transversal 1 Este Nº 34 - 77, piso 1 barrio Atenas de la ciudad de Bogotá D.C., número de cliente 1776154, usuario Víctor Martínez Sánchez/Blanca Nelly Martínez, a pesar de observar, según consta en el Certificado de Revisión Periódica de Instalaciones, para Suministro de Gas de fecha 15 de octubre de 2005 -Acta 114- que las instalaciones no cumplían con las normas técnicas y de seguridad correspondientes.

“…

“2.1.5 Consideraciones del despacho

“Según lo señalado en el hecho que le da sustento al cargo, el análisis probatorio se refiere a determinar si la empresa Gas Natural S.A. E.S.P., en su calidad de distribuidor de gas combustible por redes, distribuyó Gas Natural en la instalación del inmueble receptor ubicado en la transversal 1 Este Nº 34 - 77, piso 1º, barrio Atenas de la ciudad de Bogotá D.C. número de cliente 1776154 usuario Víctor Martínez Sánchez / Blanca Nelly Martínez, a pesar de observar que las instalaciones no cumplían con las normas técnicas y de seguridad correspondientes.

Del análisis probatorio que obra en el expediente sé pudo establecer, que a partir del 28 de octubre de 2000, la empresa Gas Natural S.A. E.S.P. inició la prestación del servicio al cliente Nº 1776154 (fl. 35).

Con el fin de realizar la revisión a las instalaciones internas y medidor de dicho cliente, se efectuaron las siguientes visitas, durante el año 2004:

26 de mayo

7 de agosto

12 de agosto

15 de octubre

Las tres primeras, no se practicaron por el motivo “Ausente”. En la última se encontró entre otras cosas, lo siguiente (fl. 19):

Defectos mayores

01 Materiales de instalación no autorizados
11 Artefacto a gas de circuito abierto tipo B ubicado en un local confinado si aberturas permanentes de ventilación.
15 Conectar estufa con material no autorizado.
22 Artefacto a gas que precisando estar conectado a conducto de evacuación de los productos de la combustión no tiene o presenta deficiencias críticas en su estado.
24 Valores de CO no diluido en el conducto de salida de los productos de la combustión superiores a 1.000 ppm o concentraciones de monóxido de carbono diluido en el recinto superior a 50 ppm.

Defecto menor

40 Defectos en el centro de medición.
10 Válvula de paso ubicada en zona que dificulta o impide el cierre rápido.
16 Punto de salida que no tiene artefacto a gas conectado y está sin taponar
19 Estufa u horno (Tipo A) sin adecuada ventilación.

Resultado de la revisión

02 Con defectos menores
Con defectos mayores (suspensión total o parcial)

Situación de suministro

2 Precintado parcial o de aparato
Con defectos menores (Con plazo máximo de dos (2) meses para su corrección)

Observaciones; “16. falta tapón (a); 19. falta ventilación (a); 40,difícil acceso; 11. Sin ventilación (b); 01. unión de conector caucho y tubería CUF; 22. sin ducto (b); 15. Conector de caucho (d); 24 CO alto”.

Es decir, que el día 15 de mayo de 2004, la empresa Gas Natural S.A. E.S.R., al realizar la revisión periódica para suministro de gas, encontró que la instalación del cliente Martínez Sánchez Víctor, póliza Nº 01776154, presentaba 5 defectos mayores y 4 menores, los cuales, según el criterio de la empresa, ameritaron el cierre parcial de la instalación.

La investigada centra su defensa argumentando que no existe prohibición al cierre parcial de la instalación, y que el incidente que se presentó no se generó como consecuencia del mencionado cierre, sino por el hecho de un tercero ignoró la medida de la empresa y decidió auto reconectar el servicio, produciendo el estado de inseguridad, hecho que en todo caso es ajeno al distribuidor.

“…

Es decir, que se encontraron dos artefactos conectados a la instalación, con las características y defectos anteriormente descritos, de los cuales no tenía conocimiento la empresa Gas Natural S.A. E.S.P., pues el usuario no le había enterado de tal situación. No obstante lo anterior, en el momento de realizar la revisión periódica, la prestadora tuvo la oportunidad de evidenciar las irregularidades que se presentaban.

Esta situación para Gas Natural S.A. E.S.P. ameritó el cierre parcial de la instalación, sin efectuar ninguna otra actuación, pues desde dicha fecha(1) hasta el momento del Incidente -20 de agosto de 2006-, no realizó ningún tipo de actuación con el fin de verificar que dichas irregularidades hubiesen sido subsanadas.

Lo anterior riñe con lo señalado en el acta de revisión Nº 114 que señala:

“Situación de suministro


_ En servicio
_ 1. Cierre y precintado total de la Instalación
por defecto mayor
X. 2. Precintado parcial o de aparato con defectos menores (con plazo máximo de dos (2) meses para su corrección)

Del aparte anteriormente señalado, se observa que la prestadora, por lo menos a los dos meses siguientes de haber encontrado las irregularidades antes anotadas, debió verificar que estas dejaran de existir, más aún cuando el objeto de las revisiones no es tan solo evidenciar las falencias que puedan poseer las instalaciones, sino efectuar, en caso de ser necesario, un seguimiento hasta que éstas queden en condiciones óptimas para un servicio seguro.

Por otra parte, si bien las válvulas de corte seccionan e interrumpen el flujo de gas a cada gasodoméstico en forma individual, y pueden suspender el servicio parcialmente, no significa ello que el regulador al establecer la obligación impuesta a toda empresa distribuidora de gas natural en el sentido de descontinuar el servicio a una instalación que no cumpla con las norma técnicas y de seguridad, permita la suspensión parcial del servicio ante eventualidades que pongan en riesgo al usuario. Es claro que la finalidad del código de distribución es la de garantizar la seguridad de los usuarios al momento de prestarse el servicio de gas, por lo que mal se haría en entenderse que una instalación insegura que quede expuesta a la manipulación del usuario pueda considerarse como apta para ser interrumpida parcial o localmente como ocurrió en este evento, pues en tales circunstancias la seguridad del usuario queda en bajo un alto riesgo.

Desde el punto de vista de seguridad, es importante resaltar que las válvulas de corte efectivamente tienen que ver con la posibilidad de división de las instalaciones, pero no quiere decir ello que dicha situación haya sido el fundamento de la Resolución CREG 067 de 1995, cuando se trata de garantizar la seguridad de los usuarios, dado que si una instalación es insegura en una de sus partes, se hace insegura en su totalidad, máxime cuando en el mismo texto de la citada resolución se estableció que “IV. 5.2. Suficiencia y seguridad de instalación del usuario. 4.20. La distribuidora deberá rehusarla prestación del servicio, o descontinuar el mismo toda vez que considere que una instalación o parte de la misma es insegura, inadecuada, o inapropiada para recibir el servicio, o que interfiere con, o menoscaba, la continuidad o calidad del servicio al usuario o a otros usuarios”.

Así las cosas, a pesar de que existió una actuación por parte del usuario, no puede ser ello exonerante de responsabilidad, teniendo en cuenta que desde el momento en que se evidenció la Inseguridad la investigada no debió seguir distribuyendo gas combustible a una instalación que no cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondientes.

Lo anterior se hace aún más gravoso si se considera que la actuación desarrollada por la empresa al conocer el mal estado de la instalación (5 defectos mayores y 4 defectos menores), fue limitarse a suspender parcialmente el servicio y no efectuó ningún tipo de seguimiento, en casi 2 años, al estado de la instalación. En efecto, sé resalta que el regulador no sólo busca que se evidencien irregularidades de las instalaciones a través de las visitas periódicas, sino que en el caso de que éstas se encuentren se tomen las medidas que sean necesarias para garantizar un servicio seguro.

En este orden de ideas, la empresa Gas Natural S.A. E.S.R vulneró lo dispuesto en las normas descritas en el capítulo “Normas Presuntamente Violadas” del pliego de cargos, por distribuir Gas Natural a una instalación que no cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondientes.

2.2. SEGUNDO CARGO

2.2.1. HECHO

Gas Natural S.A. E.S.R no realizó presuntamente de manera oportuna la revisión señalada en el numeral 5,23 de La Resolución CREG 067 de 1995, en las instalaciones y medidores del usuario Martínez Sánchez Víctor, cuenta Nº 1776223 del inmueble receptor ubicado en la transversal 1 este Nº 34- 77, piso 2º, barrio Atenas de la ciudad de Bogotá D. C.

“…

Como se observa, en la prestación del servicio de gas, además de las obligaciones que la ley le impone a todas las empresas de servicios públicos en materia de calidad y continuidad, el tema de la seguridad ocupa un lugar muy importante.

En cumplimiento de las funciones regulatorias que los artículos 73 y 74 de la Ley 142 de 1994 le asignaron a la Comisión de Regulación de Energía y Gas - CREG, esta entidad expidió la Resolución 067 de 1995 y en el numeral 5.23 de la sección V.5.1. señaló:

“5.23. El distribuidor estará obligado a inspeccionar las instalaciones del usuario periódicamente y a intervalos no superiores a cinco años, o a solicitud del usuario, consultando las normas técnicas y de segundad. Realizará pruebas de hermeticidad, escapes y funcionamiento, a fin de garantizar el cumplimiento de las condiciones de este código y de los contratos que se suscriban con el usuario. El costo de las pruebas que se requieran, estarán a cargo del usuario”. (Negrillas fuera de texto)

Esta fue una de las normas, cuyo incumplimiento se imputó en el pliego de cargos a la empresa Gas Natural S.A. E.S.R. en defensa de esta imputación, la empresa señaló en sus descargos que ha efectuado el procedimiento estipulado para la realización de las visitas, y que por razones no atribuibles a la empresa; básicamente porque el usuario no se encontró en la fechas programadas, las mismas no se pudieron realizar.

De acuerdo con la empresa, el comportamiento omisivo del usuario de no atender las visitas programadas, la relevó de la obligación de cumplir en tiempo con lo dispuesto en la Resolución CREG 067 de 1995, argumento este que el Despacho no comparte por las siguientes razones:

El numeral VIII del artículo 5.17 de la Resolución CREG 067 de 1995 señala, que la empresa puede suspender o descontinuar el servicio en los siguientes casos:

“En caso de que se impidiera injustificadamente el distribuidor o el comercializador el acceso al medidor u otras instalaciones del servicio o se obstruyera el acceso a las mismas o dicho acceso fuera peligroso”.

“…

Igualmente, de conformidad con el artículo 5.17 de la Resolución CREG 067 de 1995, la empresa Gas Natural S.A. E.S.R. pudo haber suspendido el servicio, e incluso terminar el contrato de conformidad con el artículo 141 de la Ley 142 de 1994.

Por estas razones, no es de recibo el argumento según el cual el incumplimiento de la empresa Gas Natural S.A. E.S.P. debe justificarse ante la imposibilidad de que el usuario atienda la visita.

“…

Bajo esas consideraciones es claro que la empresa incurrió en violación del numeral 11 del literal c), del artículo 22 del contrato de condiciones uniformes, donde el incumplimiento del contrato por parte del usuario no puede servir de excusa. Al estar en juego un tema de vital importancia, como es la seguridad, la empresa está obligada a utilizar los mecanismos.

“…” 3. JUSTIFICACIÓN DE LA SANCIÓN

Que por las anteriores consideraciones y evaluados TODOS los argumentos, así como las pruebas aportadas por la empresa, este despacho concluye que la empresa Gas Natural S.A. E.S.P. vulneró lo dispuesto en las siguientes normas: numerales 2.19, 2.24, 4.20, 5.16 y 5.23 de la Resolución CREG 067 de 1995 y el parágrafo tercero de la Cláusula Trigésima Séptima del Contrato de Condiciones Uniformes -Gas Natural S.A. E.S.P.-

Que en consecuencia, este despacho, de conformidad con el artículo 81 de la Ley 142 de 1994, y teniendo en cuenta la naturaleza y la gravedad de la falta, el impacto de la infracción sobre la buena marcha del servicio y el factor de reincidencia procederá a imponer una de las sanciones allí contempladas a la empresa Gas Natural S.A. E.S.P.

La empresa atentó contra su obligación de proteger el derecho a la vida de los usuarios del servicio que les presta, al distribuir gas combustible a una instalación que no cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondientes y al no efectuar las revisiones dentro del periodo que la ley contempla para ello, pues es evidente que mientras se incurra en dichas conductas, el usuario corre un riesgo que no debería padecer.

En mérito de lo expuesto, se

RESUELVE:

ARTÍCULO PRIMERO: Imponer sanción pecuniaria a la empresa Gas Natural S.A. E.S.P., a favor de la Nación, …por un valor de ciento cuarenta y cuatro millones ochocientos cincuentas cinco mil ochocientos pesos moneda legal colombiana ($144.855.800.00), …

“…

RESOLUCIÓN Nº SSPD - 20072400029045 DEL 10-10-2007

EXPEDIENTE: 2006240000166

Por la cual se resuelve un recurso de reposición interpuesto por una empresa de servicios públicos.

El Superintendente Delegado para Energía y Gas, en ejercicio de las funciones conferidas en el artículo 79 de la Ley 142 de 1994 modificado por el artículo 13 de la Ley 689 del 2001, el Decreto 990 de 2002, delegadas mediante la Resolución 000021 del 05 de enero de 2005 expedida por el Superintendente de Servicios Públicos, y el Decreto 01 de 1984 y,

CONSIDERANDO:

“…

“Este despacho no comparte las argumentaciones antes referidas, por las siguientes razones:

En general la defensa se sustenta en que “... el servicio público de distribución que se prestó es y fue seguro, que efectivamente uno de los fines del código de distribución es la segundad de la prestación del servicio y que este, conforme con la definición de la Ley 142 de 1994, llega hasta el centro de medición”.

Considera en sumo grado que lo que ofrecía riesgo era la instalación y no el calentador, el cual fue suspendido por la empresa dando así cumplimiento a lo previsto en el numeral 5.4 de la Resolución CREG 067 de 1995, por lo que se debe exonerar a la empresa y recaer la responsabilidad en el usuario irresponsable que desconoció la restricción de la empresa.

En el análisis del despacho, en la resolución impugnada se puede verificar que el primer cargo se sustenta en que las instalaciones del inmueble receptor no cumplía con las normas técnicas y de seguridad, que básicamente la conducta de la empresa era violatoria de las siguientes disposiciones. Numerales 2.19, 2.24, 4,20. 5.16 del Código de Distribución de Gas Combustible por Redes, Resolución CREG 067 de 1995 y Cláusula Trigésima séptima del Contrato de Condiciones Uniformes de la empresa Gas Natural S.A. E.S.P.

Es decir, que lo que le correspondía a la empresa era entrar a desvirtuar que el inmueble ubicado en la Transversal 1 Este Nº 34-77, Piso 1 del Barrio Atenas de la ciudad de Bogotá cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondientes, razón por la cual podía distribuir Gas Natural o GLP, sin ningún riesgo para los usuarios. Sin embargo, las pruebas obrantes en el plenario demuestran que la empresa no cumplió con lo dispuesto en la citada norma, toda vez que para hacer la revisión a las instalaciones internas y el medidor del Inmueble se efectuaron cuatro visitas durante el año de 2004, las tres primeras no se practicaron por el motivo “Ausente” y en la última se encontraron cinco defectos mayores y cuatro menores (fls. 121 y 122 ), lo que ameritaba el cierre parcial de la instalación hasta que no se cumpliera con las normas técnicas y de seguridad correspondientes. Si bien la empresa evidenció las anomalías y efectuó un cierre parcial de la instalación estableciendo un término límite para su corrección no se le hizo el seguimiento necesario para que las instalaciones quedaran en condiciones óptimas para un servicio seguro, con lo que se incurre en violación de las citadas normas. Con lo anterior se descarta el argumento de la empresa que la instalación era segura, que el servicio de distribución fue seguro, ya que la empresa contaba con todo el derecho de rehusar la prestación del servicio o descontinuar el mismo hasta tanto no se cumpliera con los requisitos mínimos de seguridad, ya que por encima del interés particular del usuario de contar con el servicio primaba el derecho de la seguridad del usuario mismo y de eventuales usuarios más que se pudieran encontrar en riesgo.

Dentro de la regulación del sector, la seguridad en la prestación del servicio se impone al prestador, no al usuario particular, tanto así, que se le habilita para realizar las inspecciones que puedan resultar pertinentes y proceder a tomar las medidas que lleven a corregir las anomalías evidenciadas, incluso cuando las ha generado el usuario.

En efecto, es probable encontrar negligencia por parte del usuario respecto de su propia seguridad, pero la empresa no puede ser excusada de su obligación de garantizar no solo la seguridad del usuario renuente sino la de los demás usuarios que puedan verse afectados, razón por la cual se faculta a la empresa para efectuar la suspensión cuando los antecedentes y hechos evidenciados así lo aconsejen.

“…

“SEGUNDO CARGO:

I. HECHO:

Gas Natural S.A. ES.P. no realizó presuntamente de manera oportuna la revisión señalada en el numeral 5.23 de la Resolución CREG 067 de 1995, en las instalaciones y medidores del usuario Martínez Sánchez Víctor, cuenta Nº 1776223 del inmueble receptor ubicado en la transversal 1 este Nº 34 - 77, piso 2º barrio Atenas de la ciudad de Bogotá D. C.

“…

“los argumentos desarrollados por el despacho en la resolución recurrida con respecto al cargo segundo, no estaban orientados a sancionar a la empresa por no haber suspendido el servicio al no poder realizar la visita, como pretende señalarlo el recurrente, sino por el contrario, se encontraban dirigidos a desvirtuar las apreciaciones de la empresa en sus descargos al pretender señalar, como lo hace ahora en su recurso, que la renuencia o ausencia del usuario para atender la visita de inspección exime a la empresa de cumplir con el plazo fijado en la regulación.

Así las cosas, para este despacho es claro que lo que se le indicó a la empresa en la resolución sanción, así como en esta oportunidad, es que la empresa tiene un plazo de cinco años para adelantar la revisión y que la renuencia o ausencia del usuario no constituye eximente pues ante la inminencia del vencimiento de dicho plazo, a la empresa se le ha facultado para proceder a la suspensión del servicio.

“…

Tercer argumento: inexistencia de motivación que explique la graduación de la sanción

El apoderado recurrente hace algunas consideraciones sobre el principio de proporcionalidad, con fundamento en doctrina y jurisprudencia de la Corte Constitucional y lo dispuesto en el artículo 37 del C.C.A., respecto de los hechos que le sirven de causa, como requisito de validez de cualquier decisión discrecional que adopten las autoridades administrativas en Colombia, para concluir que los hechos que le sirvieron de causa a la SSPD para expedir la resolución impugnada, que se anotan como irregularidades de Gas Natural S.A. E.S.P., no son suficientes para adoptar una decisión tan drástica y desproporcionada.

Que la desproporción de la sanción queda en evidencia si se tiene en cuenta que el acto administrativo no explica cuáles pudieron ser los criterios utilizados por la Superintendencia para efectos de graduar y dosificar la sanción.

“…

Este despacho al momento de imponer la sanción la justificó plenamente en lo dispuesto en las siguientes normas; numerales 2.19, 2.24, 4.20, 5.16 y 5.23 de la Resolución CREG 067 de 1995 y el parágrafo tercero de la Cláusula Trigésima Séptima del Contrato de Condiciones Uniformes de Gas Natural S.A. E.S.P., expresando “... que la empresa, atentó contra su obligación de proteger el derecho a la vida de los usuarios del servicio que les presta, al distribuir gas combustible a una instalación que no cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondientes y al no efectuar las revisiones dentro del período que la ley contempla para ello, pues es evidente que mientras se incurra en dichas conductas, el usuario corre un riesgo que no debería padecer”. También se valoraron la relevancia del incumplimiento y las consecuencias que éste puede acarrear, decidiendo tasar la sanción en $144.855.800, por debajo del techo que establece la Ley de 2.000 salarios mínimos ($867.400.000 para el 2007).

Nótese que el hecho relevante y el derecho jurídico tutelado es el de la seguridad como mejor garantía del derecho a la vida del usuario receptor del servicio como de todos aquellos que se pudieren encontrar en riesgo producto de una instalación que no cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondiente, criterios estos aplicados dentro de los principios de proporcionalidad y razonabilidad atendiendo el impacto de la infracción y de la importancia del principio afectado.

“…

RESUELVE:

ARTÍCULO PRIMERO: CONFIRMAR en su totalidad el contenido de la Resolución SSPD - 20062400013495 del 25 - 05 - 2007, expedida por este despacho, por las razones expuestas en la parte motiva de la presente resolución. “…”

Las inconformidades del apelante se orientan a señalar que el tribunal en el análisis de fondo “revuelve y arma un collage” con los hechos ocurridos tanto respecto del inmueble identificado con la póliza Nº 1776154 (piso 1 y 3 del inmueble ubicado en la transversal 1 este número 37-77 Sur de Bogotá), como del inmueble identificado con la póliza 1776223 (piso 2 del inmueble ubicado en la transversal 1 este número 37-77 Sur de Bogotá), pero no indica a cuál inmueble se refiere al estudiar el caso y, por lo tanto, en las consideraciones solo estudia el cargo levantado por la superintendencia contra la empresa, respecto de uno de ellos, el cual identifica como el del lugar “donde infortunadamente ocurrió el accidente”, pero si se mira el expediente administrativo dicho lugar se identifica con la póliza Nº 1776154. Con ello deja sin análisis el cargo levantado por la superintendencia respecto del inmueble identificado con la póliza Nº 1776223.

Manifiesta que por lo anterior el tribunal pasa por alto que la propia Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios al resolver el recurso de reposición interpuesto por la empresa, acto administrativo SSPD-20072400029045 del 10 de octubre de 2007, reconoce que Gas Natural S.A. ESP si se encontraba legalmente facultada para suspender parcialmente el servicio de Gas Natural.

En consecuencia, indica el apelante que el tribunal debió estudiar si lo anteriormente expuesto constituyó o no una violación al debido proceso, pues la Superintendencia inició la investigación por suministrar Gas Natural a una instalación defectuosa, en tanto entendía inicialmente que no podía suspenderse parcialmente el servicio, pero como se dio cuenta que esa posición era errada terminó en el recurso de reposición aceptando que si se podía suspender parcialmente el servicio pero, con el fin de mantener la sanción, encontró justificación en el hecho de que la empresa debía hacerle seguimiento a dicha suspensión parcial, obligación que no se encuentra prevista en ninguna norma legal.

Finalmente argumenta que el tribunal tampoco estudió de fondo la causal de nulidad por falta de motivación de la sanción porque simplemente se limitó a transcribir lo expuesto por la superintendencia.

Análisis del caso

De acuerdo con las consideraciones plasmadas en la sentencia de primera instancia, la Sala encuentra que, en efecto, el tribunal no identificó debidamente los cargos imputados a la demandante por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios respecto de cada una de las pólizas o cuentas de gas que se encontraban en un mismo inmueble, mezclando los hechos que sustentan cada una de las imputaciones, por lo que Sala entra a aclarar la presente situación:

Como bien lo señala el apelante, en los actos acusados se identifican claramente dos cargos diferentes en relación con la supuesta negligencia de Gas Natural en el manejo de sus obligaciones como prestadora del servicio de gas, respecto de un mismo edificio de tres pisos con dos pólizas o cuentas de gas diferentes: la póliza o cuenta Nº 1776154 para el piso 1º y la póliza o cuenta Nº 1776223 piso 2º ambas ubicadas en el inmueble Transversal 1 Este Nº 34-77 del barrio Atenas de la Ciudad de Bogotá.

La demandante dentro presente proceso, formula cuatro cargos contra los actos acusados:

• Violación al régimen de servicios públicos domiciliarios

• Violación del derecho al debido proceso

• Indebida Motivación de la sanción y su monto y,

• Violación al derecho a la igualdad e imparcialidad

Pala la Sala, se hace necesario analizar, en primer lugar, el cargo de violación del derecho al debido proceso por incongruencia entre el pliego de cargos y los actos acusados ya que, de prosperar, haría inocuo el estudio de los demás cargos.

Violación al debido proceso

Pliego de cargos

A la sociedad prestadora de servicio público Gas Natural, se le formuló pliego de cargos(2) el 12 de septiembre de 2006; en dicho documento se formularon dos cargos a saber:

I. Hecho: 

Gas Natural S.A. E.S.P. en su calidad de distribuidor de gas combustible por redes, distribuyó presuntamente Gas Natural en la instalación del inmueble receptor ubicado en la Transversal 1 Este Nº 34 - 77, piso 1º, barrio Atenas de la ciudad de Bogotá D. C., número de cliente 1776154, usuario Víctor Martínez Sánchez/Blanca Nelly Martínez, a pesar de observar, según consta en el certificado de revisión periódica de instalaciones no cumplían con las normas técnicas y de seguridad correspondientes. 

“II. NORMAS PRESUNTAMENTE VIOLADAS:

“…

“III. ADECUACIÓN NORMATIVA

Mediante acto administrativo de fecha veintidós (22) de agosto de 2006, el director técnico de gestión de gas combustible de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, ordenó una inspección administrativa en las instalaciones de la empresa Gas Natural S.A. E.S.P., con el propósito de verificar el contenido del artículo denominado “Mueren intoxicados 2 niños, de 8 y 4 años de edad, al inhalar monóxido de carbono”, publicado en el periódico El Tiempo, el 20 de agosto de 2006. De la referida inspección se dejó constancia mediante acta del 22 de agosto de 2006, la cual obra, junto con sus anexos, a folios 21 a 48.

“…

“De lo expuesto, y de lo que se puede apreciar en el acta de Revisión Periódica de Instalaciones para suministro de gas practicada el 15 de octubre de 2004 al usuario identificado con la póliza Nº 1776154, la empresa continuó prestando el servicio a pesar de haber encontrado las referidas anomalías, pues a su juicio, solo ameritó el cierre parcial del suministro, situación que constituiría presuntamente una conducta que violentaría los numerales 2.19, 2.24, 4.20 y 5.16 del Código de Distribución de Gas Combustible por Redes (Resolución CREC 067 de 1995) y el parágrafo tercero de la Cláusula Trigésima Séptima del Contrato de Condiciones Uniformes de la Empresa Gas Natural S.A. E.S.P.”.

“IV PRUEBAS

“…

“SEGUNDO CARGO

“I.HECHO

“Gas Natural S.A. E.S.P. no realizó presuntamente de manera oportuna la revisión señalada en el numeral 5.23 de la Resolución CREC 067 de 1995, en las instalaciones y medidores del usuario Martínez Sánchez Víctor, cuenta Nº 1776223 del inmueble receptor ubicado en la Transversal 1 Este Nº 34 – 77, piso 2º, barrio Atenas de la ciudad de Bogotá.

“II. NORMAS PRESUNTAMENTE VIOLADAS:

“…

“III. ADECUACIÓN NORMATIVA

“…

“Por lo tanto, es procedente inferir que la normatividad contempla que la empresa cuenta con cinco años contados a partir de la puesta en servicio de las instalaciones y medidores, o a partir de la última revisión, para adelantar una nueva revisión de los mismos.

“…

“Así las cosas, aunque la empresa pretendió efectuar la revisión en cinco oportunidades dentro del plazo establecido, dicha revisión no fue llevada a cabo dentro del término legal establecido para ello.

“De tal suerte, la conducta de la empresa vulneraría, presuntamente los preceptos normativos consagrados en el numeral 5.23 sección V.5.1., capítulo V. de la Resolución CREG 067 de 1995 y numeral 7 de la Cláusula Decima Sexta del Contrato de Condiciones Uniformes de la empresa Gas Natural S.A. E.S.P.

“IV. PRUEBAS

“…

“DERECHO DE DEFENSA

“Para dar respuesta a la presente comunicación, así como para proteger el derecho de defensa y el debido proceso, usted puede presentar los argumentos soporte de su defensa dentro de los diez (10) días hábiles siguientes contados a partir de la fecha de su comunicación, de conformidad con el artículo 107 de la Ley 142 de 1994, al igual que solicitar las pruebas que considere pertinentes de acuerdo con lo consagrado en el Código de Procedimiento Civil.

“(…)”. (subrayas y negrilla fuera de texto)

En efecto, se determina con claridad que tanto en el pliego de cargos como en los actos acusados se identifican dos cargos totalmente diferentes levantados por Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios contra la demandante.

Del pliego de cargos se extrae claramente que la conducta que se fija para determinar la infracción es la de distribuir el gas en una instalación que no cumplía con las normas técnicas y de seguridad señaladas en el Código de Distribución de Gas, y, en la “adecuación normativa” indicada en el pliego de cargos se señala expresamente que “la empresa continuó prestando el servicio a pesar de haber encontrado las referidas anomalías, pues a su juicio, solo ameritó el cierre parcial del suministro, situación que constituiría presuntamente una conducta que violentaría los numerales 2.19, 2.24, 4.20 y 5.16 del Código de Distribución de Gas Combustible por Redes (Resolución CREC 067 de 1995).

El acto acusado, Resolución Nº 20072400013495, por la cual se sanciona a Gas Natural, en su parte pertinente considera, en congruencia con el primer cargo del “pliego de cargos” que: “si bien las válvulas de corte seccionan e interrumpen el flujo de gas a cada gasodoméstico en forma individual, y pueden suspender el servicio parcialmente, no significa ello que el regulador al establecer la obligación impuesta a toda empresa distribuidora de Gas Natural en el sentido de descontinuar el servicio a una instalación que no cumpla con las norma técnicas y de seguridad, permita la suspensión parcial del servicio ante eventualidades que pongan en riesgo al usuario. Es claro que la finalidad del Código de Distribución es la de garantizar la seguridad de los usuarios al momento de prestarse el servicio de gas, por lo que mal se haría en entenderse que una instalación insegura que quede expuesta a la manipulación del usuario pueda considerarse como apta para ser interrumpida parcial o localmente como ocurrió en este evento, pues en tales circunstancias la seguridad del usuario queda en un alto riesgo”.

Por otro lado, la Resolución Nº 20072400029045, por la cual se resolvió un recurso de reposición, confirmando la anterior resolución, consideró: (…) “Es decir le correspondía a la empresa era entrar a desvirtuar que el inmueble ubicado en la Transversal 1 Este Nº 34-77, Piso 1 del Barrio Atenas de la ciudad de Bogotá cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondientes, razón por la cual podía distribuir Gas Natural o GLP, sin ningún riesgo para los usuarios. Sin embargo, las pruebas obrantes en el plenario demuestran que la empresa no cumplió con lo dispuesto en la citada norma, toda vez que para hacer la revisión a las instalaciones internas y el medidor del Inmueble se efectuaron cuatro visitas durante el año de 2004, las tres primeras no se practicaron por el motivo “Ausente” y en la última se encontraron cinco defectos mayores y cuatro menores (fls. 121 y 122 ), lo que ameritaba el cierre parcial de la instalación hasta que no se cumpliera con las normas técnicas y de seguridad correspondientes. Si bien la empresa evidenció las anomalías y efectuó un cierre parcial de la instalación estableciendo un término límite para su corrección no se le hizo el seguimiento necesario para que las instalaciones quedaran en condiciones óptimas para un servicio seguro, con lo que se incurre en violación de las citadas normas. Con lo anterior se descarta el argumento de la empresa que la instalación era segura, que el servicio de distribución fue seguro, ya que la empresa contaba con todo el derecho de rehusar la prestación del servicio o descontinuar el mismo hasta tanto no se cumpliera con los requisitos mínimos de seguridad, ya que por encima del interés particular del usuario de contar con el servicio primaba el derecho de la seguridad del usuario mismo y de eventuales usuarios más que se pudieran encontrar en riesgo.

En reiterada jurisprudencia y respecto de diferentes materias, se ha establecido que la falta de congruencia entre las infracciones determinadas en el pliego de cargos y las analizadas en las resoluciones sancionatorias vulnera el derecho al debido proceso y de defensa del administrado, sin embargo, para esta Sala, de la lectura del acto acusado (recurso de reposición) no puede entenderse que exista una variación en la infracción endilgada en el pliego de cargos a la Gas Natural.

En efecto, el pliego de cargos indica que la conducta de cierre parcial del suministro de gas –y no total- es violatoria de las normas (Resolución CREG 067/95); consistente con lo anterior, en la resolución que agotó la vía gubernativa no se acepta que la actora pudo hacer el cierre parcial del suministro, sino que, en el párrafo indicado por la demandante transcrito anteriormente, la administración relató lo ocurrido, llegando a la conclusión que indica simplemente que la actuación de Gas Natural al haber el hecho solo el cierre parcial y no total es más gravosa, teniendo en cuenta que estableció un tiempo para la corrección, y luego de transcurrido dicho tiempo, debió verificar el cumplimiento de la corrección, y si no se había corregido debió suspender totalmente el suministro de gas en el inmueble en el que encontró defectos en la instalación.

Así, como indica el párrafo de la resolución acusada, lo que el demandante ve como una afirmación de la administración para la Sala es un simple relato de lo ocurrido, por lo que se analiza el párrafo.

En primer lugar indica: “Es decir, que lo que le correspondía a la empresa era entrar a desvirtuar que el inmueble ubicado en la Transversal 1 Este Nº 34-77, Piso 1 del Barrio Atenas de la ciudad de Bogotá cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondientes, razón por la cual podía distribuir Gas Natural o GLP, sin ningún riesgo para los usuarios”. Siendo esta afirmación congruente con la infracción señalada en el pliego de cargos; enseguida relata lo que se encuentra probado en el expediente administrativo, “Sin embargo, las pruebas obrantes en el plenario demuestran que la empresa no cumplió con lo dispuesto en la citada norma, toda vez que para hacer la revisión a las instalaciones internas y el medidor del Inmueble se efectuaron cuatro visitas durante el año de 2004, las tres primeras no se practicaron por el motivo “Ausente” y en la última se encontraron cinco defectos mayores y cuatro menores (fls. 121 y 122 ), lo que ameritaba el cierre parcial de la instalación hasta que no se cumpliera con las normas técnicas y de seguridad correspondientes. Finalmente llega a la conclusión de que a pesar de que hizo la suspensión parcial y fijó un término para la corrección no realizó actuación alguna para verificar el arreglo del defecto encontrado en la instalación, a manera de indicar de que este hecho hace más gravosa la omisión de la administración, es decir, no hacer el cierre total del suministro en el momento de la revisión, y termina el texto nuevamente reafirmando la postura de la administración respecto de la infracción endilgada en el pliego de cargos, en el sentido de que al encontrar Gas Natural la instalación insegura tenía el derecho suspender el servicio para toda la instalación interna, y al no haberlo hecho viola las normas enunciadas en el pliego de cargos, así se lee: “Si bien la empresa evidenció las anomalías y efectuó un cierre parcial de la instalación estableciendo un término límite para su corrección no se le hizo el seguimiento necesario para que las instalaciones quedaran en condiciones óptimas para un servicio seguro, con lo que se incurre en violación de las citadas normas. Con lo anterior se-descarta el-argumento de la empresa que la instalación era segura, que el servicio de distribución fue seguro, ya que la empresa contaba con todo el derecho de rehusar la prestación del servicio o descontinuar el mismo hasta tanto no se cumpliera con los requisitos mínimos de seguridad, ya que por encima del interés particular del usuario de contar con el servicio primaba el derecho de la seguridad del usuario mismo y de eventuales usuarios más que se pudieran encontrar en riesgo”., por lo anterior concluye la Sala que no hay variación de cargos respecto de esta primera supuesta infracción.

Por otra parte, entra la Sala a analizar la violación al debido proceso por incongruencia entre el segundo cargo del “pliego de cargos” y las analizadas en los actos sancionatorios.

El segundo cargo del pliego de cargos indica que Gas Natural S.A. E.S.P. no realizó presuntamente de manera oportuna la revisión señalada en el numeral 5.23 de la Resolución CREC 067 de 1995, en las instalaciones y medidores del usuario Martínez Sánchez Víctor, cuenta Nº 1776223 del inmueble receptor ubicado en la Transversal 1 Este Nº 34 - 77, piso 2º, barrio Atenas de la ciudad de Bogotá.

La adecuación normativa indicada en el pliego de cargos es la siguiente:

“Por lo tanto, es procedente inferir que la normatividad contempla que la empresa cuenta con cinco años contados a partir de la puesta en servicio de las instalaciones y medidores, o a partir de la última revisión, para adelantar una nueva revisión de los mismos.

“…

“Así las cosas, aunque la empresa pretendió efectuar la revisión en cinco oportunidades dentro del plazo establecido, dicha revisión no fue llevada a cabo dentro del término legal establecido para ello.

“De tal suerte, la conducta de la empresa vulneraría, presuntamente los preceptos normativos consagrados en el numeral 5.23 sección V.5.1, capítulo V. de la Resolución CREG 067 de 1995 y numeral 7º de la Cláusula Décima Sexta del Contrato de Condiciones Uniformes de la empresa Gas Natural S.A. E.S.P.”.

El acto sancionatorio indica respecto de este cargo que:

“…

“Esta fue una de las normas, cuyo incumplimiento se imputó en el pliego de cargos a la empresa Gas Natural S.A. E.S.R. en defensa de esta imputación, la empresa señaló en sus descargos que ha efectuado el procedimiento estipulado para la realización de las visitas, y que por razones no atribuibles a la empresa; básicamente porque el usuario no se encontró en la fechas programadas, las mismas no se pudieron realizar.

De acuerdo con la empresa, el comportamiento omisivo del usuario de no atender las visitas programadas, la relevó de la obligación de cumplir en tiempo con lo dispuesto en la Resolución CREG 067 de 1995, argumento este que el despacho no comparte por las siguientes razones:

El numeral VIII del artículo 5.17 de la Resolución CREG 067 de 1995 señala, que la empresa puede suspender o descontinuar el servicio en los siguientes casos:

“En caso de que se impidiera injustificadamente el distribuidor o el comercializador el acceso al medidor u otras instalaciones del servicio o se obstruyera el acceso a las mismas o dicho acceso fuera peligroso”.

“…

Igualmente, de conformidad con el artículo 5.17 de la Resolución CREG 067 de 1995, la empresa Gas Natural S.A. E.S.R pudo haber suspendido el servicio, e incluso terminar el contrato de conformidad con el artículo 141 de la Ley 142 de 1994.

Por estas razones, no es de recibo el argumento según el cual el incumplimiento de la empresa Gas Natural S.A. E.S.P. debe justificarse ante la imposibilidad de que el usuario atienda la visita.

“…

Bajo esas consideraciones es claro que la empresa incurrió en violación del numeral 11 del literal c), del artículo 22 del contrato de condiciones uniformes, donde el Incumplimiento del contrato por parte del usuario no puede servir de excusa. Al estar en juego un tema de vital importancia, como es la seguridad, la empresa está obligada a utilizar los mecanismos”.

Y en el acto confirmatorio de la sanción la administración consideró sobre este cargo:

“los argumentos desarrollados por el despacho en la resolución recurrida con respecto al cargo segundo, no estaban orientados a sancionar a la empresa por no haber suspendido el servicio al no poder realizar la visita, como pretende señalarlo el recurrente, sino por el contrario, se encontraban dirigidos a desvirtuar las apreciaciones de la empresa en sus descargos al pretender señalar, como lo hace ahora en su recurso, que la renuencia o ausencia del usuario para atender la visita de inspección exime a la empresa de cumplir con el plazo fijado en la regulación.

Así las cosas, para este despacho es claro que lo que se le indicó a la empresa en la resolución sanción, así como en esta oportunidad, es que la empresa tiene un plazo de cinco años para adelantar la revisión y que la renuencia o ausencia del usuario no constituye eximente pues ante la inminencia del vencimiento de dicho plazo, a la empresa se le ha facultado para proceder a la suspensión del servicio”.

De lo anterior, es evidente que tampoco en este caso existe una variación de cargos ya que los argumentos de la administración se orientaron a rebatir los descargos presentados por la actora, dado que esta indica como eximente de responsabilidad la falta de consentimiento del usuario para entrar en su domicilio, y de la lectura de los actos acusados se observa que la infracción endilgada sigue siendo la misma, solo que la entidad demandada considera que la ausencia del usuario en las visitas no es un eximente de responsabilidad, ya que el eximente de responsabilidad era realmente el hecho de haber suspendido del servicio al no haber podido realizar la revisión periódica como lo prevé el numeral 5.17 de la Resolución CREG 067, dejando la infracción intacta.

V. 4. Causas de suspensión o terminación

V. 4.1. Causas de suspensión o terminación

“…

V. 4.1.1. Atribuibles al distribuidor.

“…

V. 4.2. Atribuibles al usuario.

5.17. El distribuidor o el comercializador tendrán derecho a suspender o descontinuar el servicio por cualquiera de las siguientes razones, previa notificación al usuario:

“…

(VIII) En caso de que se impidiera injustificadamente al distribuidor o el comercializador el acceso al medidor u otras instalaciones del servicio, o se obstruyera el acceso a las mismas o dicho acceso fuera peligroso; (…)”.

Se concluye entonces que el cargo de violación del derecho al debido proceso por incongruencia entre las infracciones determinadas en el pliego de cargos y las analizadas en las resoluciones sancionatorias, queda desvirtuado.

— Por lo anterior, la Sala entra a analizar el cargo de violación al régimen de servicios públicos domiciliarios, así:

El primero de los cargos del pliego de cargos indica que Gas Natural S.A. E.S.P. en su calidad de distribuidor de gas combustible por redes, distribuyó presuntamente Gas Natural en la instalación del inmueble receptor ubicado en la Transversal 1 Este N. 34 - 77, piso 1º, barrio Atenas de la ciudad de Bogotá D.C., número de cliente 1776154, usuario Víctor Martínez Sánchez/Blanca Nelly Martínez, a pesar de observar, según consta en el Certificado de Revisión Periódica de Instalaciones no cumplían con las normas técnicas y de seguridad correspondientes.

La demandante argumenta que no existe en la regulación vigente norma alguna que prohíba la suspensión parcial del servicio e indica que, por el contrario, interpretando el numeral 5.4 de la Resolución CREG 067 de 1995 de manera armónica con las normas técnicas expedidas por el Incontec y en especial la NTC 3765 sobre gasodomésticos y requisitos generales de seguridad y la NTC 2505, permiten interrumpir el flujo de gas a cada gasodoméstico, indicando que la norma técnica prevé:

“4.2 Relativos a la conexión

La Conexión de los gasodomésticos a las líneas de suministro de gas, deberá efectuarse teniendo en cuenta los requisitos exigidos por las Normas Técnicas Colombianas sobre instalación, que existan para cada tipo de gasodoméstico en particular, o atendiendo las recomendaciones dadas por el fabricante del artefacto en su respectivo manual de instalación o uso.

Previamente a las operaciones de conexión de los gasodomésticos, deben verificarse los siguientes aspectos:

b) la existencia de una válvula de paso, para permitir o interrumpir el flujo de gas a cada gasodoméstico en forma individual, la cual debe cumplir las siguientes condiciones: Debe ser de corte rápido, estar a la vista y ubicada de manera que sea accesible”.

Y, el mencionado numeral 5.4 de la Resolución GREC consagra:

“5.4. El distribuidor tomará las medidas necesarias para brindar un suministro del servicio regular y continuo. En el evento que el distribuidor suspendiera, restringiera o descontinuara el suministro en razón de una situación de emergencia o un caso de fuerza mayor o por cualquier otra causa ajena a él, no será responsable por cualquier pérdida o daño, directo o consecuente, resultante de tal suspensión, discontinuidad, defecto, interrupción, restricción, deficiencia o falla”.

De las normas anteriormente transcritas no puede deducirse que el prestador de servicio de gas, pueda suspender parcialmente el servicio ante los defectos mayores y menores encontrados en un gasodoméstico. Si bien es cierto que deben existir las válvulas de corte instaladas para cada gasodoméstico, la propia norma técnica establece que “Debe ser de corte rápido, estar a la vista y ubicada de manera que sea accesible”, esto no indica otra cosa que estas válvulas sean instaladas para permitir suspender de manera inmediatamente la entrada de gas para cada instalación de gasodomésticos cuando exista un riesgo inminente que obligue a un corte apremiante del paso de gas. No quiere decir que la existencia de dichas válvulas permita al operador autorizado hacer una suspensión parcial ante un riesgo potencial, que debe ser corregido por el usuario y que requiere la suspensión del servicio en toda la instalación para precaver la seguridad de los usuarios y de la comunidad en general.

Así mismo, el numeral 5.4 de la Resolución CREC señala tres situaciones: de emergencia, caso fortuito y causas ajenas al distribuidor, para que pueda ser suspendido, restringido o descontinuado el servicio, pero, esto tampoco significa que pueda, para el caso que ahora se analiza y ante los defectos presentados en la instalación de un gasodoméstico, restringir o limitar el servicio solo para la instalación defectuosa por medio de las válvulas de corte ya que, en armonía con las normas de la propia Resolución CREC 067 de 1995, norma aplicable al caso, “2.19 Toda instalación deberá cumplir con las normas técnicas y de seguridad correspondientes. El distribuidor no podrá distribuir el Gas Natural o GLP en ninguna instalación interna o tanque estacionario de almacenamiento que no cumpla con estas normas. De hacerlo así, se hará acreedor a las sanciones correspondientes…” entendida la instalación interna como “el conjunto de redes, tuberías, accesorios y equipos que integran el sistema para suministrar gas al usuario a partir del medidor” por lo que, no podía el distribuidor escoger el tipo de operación a realizar ante los defectos de la instalación del gasodoméstico sino que irremediablemente debía suspender el servicio de gas en la instalación interna, estando no solo en la obligación de hacerlo, sino en su derecho a suspender el servicio ya que la misma noma CREC indica:

4.20. La distribuidora deberá rehusar la prestación del servicio, o descontinuar el mismo toda vez que considere que una instalación o parte de la misma es insegura, inadecuada, o inapropiada para recibir el servicio, o que interfiere con, o menoscaba, la continuidad o calidad del servicio al usuario o a otros usuarios.

“…

5.16. El distribuidor tendrá derecho a suspender o descontinuar el servicio por cualquiera de las siguientes razones, previa notificación al usuario en forma escrita o mediante aviso de prensa.

“…

(III) Si a juicio del distribuidor, la instalación del usuario se hubiera tornado peligrosa o defectuosa.

Por lo anterior, el distribuidor estaba en la obligación de suspender el servicio en la instalación interna del usuario ante los 5 defectos mayores y 4 menores encontrados en la instalación interna, como la propia empresa Gas Natural lo tenía previsto en su formato de acta de revisión, y no lo hizo:

Acta de revisión Nº 114

“Situación de suministro

_ En servicio
_ 1. Cierre y precintado total de la Instalación
por defecto mayor
X. 2. Precintado parcial o de aparato con defectos menores (con plazo máximo de dos (2) meses para su corrección)

Por lo demás, la responsabilidad del usuario por la manipulación de los sellos impuestos por la demandante no exime de responsabilidad a la demandante, ya como ya se estableció debió suspender el servicio a la instalación interna del inmueble al momento de encontrar los defectos encontrados.

Finalmente, se analiza la indebida motivación de la sanción, cargo propuesto por la actora en la demanda específicamente en lo que se refiere a la falta de motivación de los actos administrativos en relación con la liquidación de la sanción.

El artículo 81 de la Ley 142 de 1994 señala las diferentes sanciones que la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliaros puede imponer, entre ellas la prevista en el numeral 81.2 que establece: Multas hasta por el equivalente a 2000 salarios mínimos mensuales. El monto de la multa se graduará atendiendo al impacto de la infracción sobre la buena marcha del servicio público, y al infractor de reincidencia. Si la infracción se cometió durante varios años, el monto máximo que arriba se indica se podrá multiplicar por el número de años. Si el infractor no proporciona información suficiente para determinar el monto, dentro de los treinta días siguientes al requerimiento que se le formule, se le aplicarán las otras sanciones que aquí se prevén. Las multas ingresarán al patrimonio de la Nación, para la atención de programas de inversión social en materia de servicios públicos, salvo en el caso al que se refiere el numeral 79.11. Las empresas a las que se multe podrán repetir contra quienes hubieran realizado los actos u omisiones que dieron lugar a la sanción”. “(…)”

La Superintendencia de Servicios Públicos domiciliarios impuso la sanción de $144.855.800.00 argumentando:

“…

Que en consecuencia, este despacho, de conformidad con el artículo 81 de la Ley 142 de 1994, y teniendo en cuenta la naturaleza y la gravedad de la falta, el impacto de la infracción sobre la buena marcha del servicio y el factor de reincidencia procederá a imponer una de las sanciones allí contempladas a la empresa Gas Natural S.A. E.S.P.

La empresa atentó contra su obligación de proteger el derecho a la vida de los usuarios del servicio que les presta, al distribuir gas combustible a una instalación que no cumplía con las normas técnicas y de seguridad correspondientes y al no efectuar las revisiones dentro del periodo que la ley contempla para ello, pues es evidente que mientras se incurra en dichas conductas, el usuario corre un riesgo que no debería padecer.

En efecto, en este caso, la norma exige que el monto de la multa se debe graduar atendiendo al impacto de la infracción sobre la buena marcha del servicio público, y a pesar de que existen dos infracciones claramente distintas, endilgadas a la entidad prestadora del servicio, no significa que las dos no puedan tener una misma motivación ya que en últimas, como se explicó en los actos acusados, las infracciones endilgadas van encaminadas a que la omisión en obligaciones del distribuidor, ya sea el no haber suspendido totalmente el servicio de gas en el inmueble identificado, para Gas Natural, con número de póliza o cuenta 1776154, que tenía defectos mayores detectados en la instalación del gasodoméstico, como en el inmueble identificado con el número de póliza o cuenta 1776223 por no haber hecho la revisión obligatoria en el tiempo establecido para ello en la ley, atentan contra la obligación de proteger el derecho a la vida de los usuarios del servicio, colocándolos en un riesgo potencial, aunado a los hechos que rodearon la investigación, antecedentes de los actos acusados. Finalmente, para la Sala no hubo violación al derecho a la igualdad y a la imparcialidad en la liquidación de la sanción porque, a pesar de que la demandante presente una lista de resoluciones que sancionan a otras empresas prestadoras de gas por un número menor de revisiones sin ejecutar, no se puede afirmar que las circunstancias que rodearon los hechos por los cuales se impone la sanción sean idénticas.

Por todo lo anterior esta Sala llega a la conclusión de que deberá confirmarse la sentencia proferida por el tribunal de primera instancia, pero por las consideraciones aquí expuestas.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFIRMASE la sentencia de 26 de marzo de 2012, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior sentencia fue discutida y aprobada por la Sala en la sesión de la fecha».

(1) Fecha de a Revisión periódica, 15 de octubre de 2004.

(2) Folio 83 del Cuaderno de antecedentes administrativos