Sentencia 2008-00235 de junio 5 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 250002327000200800235 01

Consejero Ponente:

Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Acción: Nulidad y restablecimiento del derecho

Demandante: Dow Agrosciences de Colombia S.A.

Demandada: U.A.E. DIAN

Decisión: confirma sentencia apelada

Asunto: Impuesto sobre las ventas

Bogotá, D. C., cinco de junio de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «VII. Consideraciones de la Sala.

1. Se decide el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra la sentencia del 1º de diciembre de 2011, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección “A”, que denegó las pretensiones de la demanda.

1.1. Asunto preliminar.

La Consejera Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez manifestó impedimento para conocer del presente proceso, con fundamento en el numeral 51 del artículo 150 del Código de Procedimiento Civil, debido a que la dra. Ana Rosa Suárez Valbuena, quien se desempeña como magistrada auxiliar de su despacho, actuó en el proceso como apoderada judicial de la parte demandada.

En el expediente se observa que la doctora Suárez Valbuena presentó el escrito de contestación de la demanda2 y, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca la reconoció como apoderada judicial de la parte demandada3.

En consecuencia, como la doctora Suárez Valbuena, que ahora se desempeña como magistrada auxiliar de esta corporación, actuó en representación de la U.A.E. DIAN., se configura la causal de impedimento en cuestión y, por ende, se declarará fundado el impedimento manifestado.

Teniendo en cuenta que existe quórum decisorio, no se ordenará el sorteo de conjueces.

2. Problema jurídico.

2.1. Corresponde a la Sala establecer si es procedente la compensación de los saldos a favor originados en las declaraciones de IVA de los bimestres 1º, 2º y 5º del año 2006, con la retención en la fuente del mes de septiembre y diciembre de 2006.

3. Marco normativo.

La compensación es un modo de extinguir las obligaciones que tiene por fin y por efecto evitar un doble pago, una doble entrega de capitales, extinguiéndose tales obligaciones hasta el monto de sus respectivos valores, cuandoquiera que las partes sean recíprocamente acreedoras y deudoras.

El artículo 815 del Estatuto Tributario permite que los contribuyentes o responsables que liquiden saldos a favor en sus declaraciones tributarias soliciten la compensación con deudas por concepto de impuestos, anticipos, retenciones, intereses y sanciones que figuren a su cargo.

Las deudas compensables son las contenidas en las liquidaciones privadas, oficiales y, demás actos de la Administración que fijen sumas líquidas de dinero a favor del fisco nacional, debidamente ejecutoriadas4. Esto, porque en las liquidaciones privadas y oficiales, las dos partes que intervienen en la obligación tributaria establecen su cuantía, así como la existencia del derecho y la obligación correlativa5.

¿Qué se debe pagar? Lo que se diga en el título (liquidación privada o declaración, liquidación oficial o resolución independiente) y sólo eso; en este contexto lo que se paga es la deuda tributaria, toda vez que si nos referimos a la obligación tributaria, sería solo el impuesto a cargo, pero en los formularios de declaración a este valor se le imputan en la liquidación privada las retenciones, anticipos y las sanciones autoliquidables, con lo cual, lo que debe cancelar el contribuyente es el saldo a pagar6.

Ahora bien, la compensación como forma de extinción de las obligaciones, supone la terminación de las deudas u obligaciones dinerarias, hasta concurrencia de sus valores, pero siempre que ambas partes sean deudoras reciprocas y que se trate de deudas liquidas, actualmente exigibles, conforme al artículo 1714 del Código Civil.

Liquidez y exigibilidad que parten, como presupuesto sine qua non, de la existencia de la obligación u obligaciones que pretenden compensarse, pues no puede extinguirse aquello que no tiene o no ha nacido a la vida jurídica.

Esa reciprocidad supone una obligación dineraria a favor de la Administración y a cargo del contribuyente y, a su vez, una a cargo de la Administración y a favor del contribuyente.

4. Caso concreto.

4.1. Para el apelante, la administración desconoció que la sociedad tenía derecho a que la deuda por retenciones del mes de septiembre y diciembre de 2006 se extinguiera por la compensación de saldos a favor. Y, no tuvo en cuenta que solo podía compensar la obligación indicada por el titular del saldo.

Adicionalmente, explicó que la modificación de los saldos a favor que fueron solicitados en compensación, no afectó el pago de la retención en la fuente del mes de septiembre de 2006, porque la sociedad pagó en efectivo el valor del saldo a favor que fue disminuido.

4.2. Consta en los antecedentes administrativos que la sociedad solicitó la compensación de los saldos a favor derivados de las declaraciones de IVA de los bimestres 1º, 2º y 5º del año 2006, de la siguiente forma:

Fecha solicitud de compensaciónDeclaración que origina el saldo a favorCuantía saldo a favorConcepto Total a compensarFL

07-02-2007IVA Bimestre 1 año 2006 declaración Nº 91000000122237 (08-03-2006)284.328.000Retención en la fuente período 9 año 2006284.328.0001 C.A.1
07-02-2007IVA bimestre 2 año 2006
declaración Nº 91000000526549
(10-05-2006)
345.916.000Retención en la fuente período 9 año 2006345.916.0001 C.A.3
25-07-2007IVA bimestre 5 año 2006 Declaración Nº 91000005668423
(25-04-2007)
320.060.000Retención en la fuente período 12 año 2006320.060.0001 C.A.6

4.3. Los días 8 de junio y 10 de julio de 2007, la sociedad presentó declaración de corrección al impuesto sobre las ventas de los períodos 1 y 2 del año 2006, en las que disminuyó el saldo a favor en la suma de $278.791.000 y $344.647.000, respectivamente7.

4.4. Teniendo en cuenta las modificaciones del saldo a favor, la Administración resolvió las solicitudes de compensación como se indica a continuación:

ResoluciónSaldo a favor
reconocido/ Valor

Saldo a favor rechazado Compensación

DevoluciónFL
Concepto Valor
608-0984 Del 3 de agosto de 2007 /684-0005 del 28 de mayo de 2008IVA bimestre 1 año 2006 declaración de corrección Nº 91000007388271 (08-06-2007) 278.791.0005.537.000Retención en la fuente período 12 año 2006278.791.000-

15-27CP
608-0985 del 3 de agosto de 2007/633-0012 del 21 de agosto de 2007/ 684-0006 del 28 de mayo de 2008IVA bimestre 2 año 2006
declaración de corrección Nº 91000008072673 (10-07-2007)
344.647.0001.269.000Retención en la fuente período 12 año 200641.825.000302.822.00029-47 c.p.
608-1185 del 4 de septiembre de 2007/684-0007 del 28 de mayo de 2008

IVA bimestre 5 año 2006 declaración Nº 91000005668423 (25-04-2007)320.060.000-Impuesto sobre las ventas bimestre 4 año 2005 e intereses1.863.000318.197.00049-60 C.P.

4.5. La anterior decisión se fundamentó en los siguientes hechos: i) el saldo a favor inicialmente solicitado fue disminuido mediante declaración de corrección y, ii) mediante auto declarativo se tuvo como no presentada la declaración de retención en la fuente del mes de septiembre de 2006.

4.6. En cuanto a la falta de reconocimiento de la totalidad del saldo a favor solicitado por el contribuyente, se hacen las siguientes precisiones:

4.6.1. Se advierte que el saldo a favor solicitado en compensación por la sociedad, fue posteriormente disminuido mediante declaraciones de corrección.

4.6.2. Según el contribuyente, para efectos de no alterar el pago de la retención en la fuente del mes de septiembre de 2006 con la corrección de los saldos a favor de IVA de los bimestres 1 y 2 del año 2006, realizó pagos en efectivos por el valor disminuido de esos saldos.

4.6.3. Como ha precisado la Sala8, existen tres situaciones en las cuales pueden originarse saldos a favor que permiten al administrado ejercer el derecho a solicitarlos:

— En las declaraciones tributarias,

— En pagos en exceso y

— En pagos de lo no debido.

El saldo a favor, como la expresión lo indica, corresponde a una cantidad resultante en beneficio del contribuyente y frente a la cual la ley ha previsto la posibilidad de utilizarlo para pagar deudas de otros impuestos o periodos (compensación) u obtener su reintegro (devolución), en ambos casos por tratarse de sumas cuya titularidad así lo permite.

En la declaración del impuesto sobre las ventas el saldo a favor resulta de la depuración de la liquidación privada que hace el contribuyente, o el valor determinado en una actuación oficial.

4.6.4. En el sub examine, la sociedad afirmó que realizó los pagos en efectivo para pagar la deuda por concepto de las retenciones en la fuente del mes de septiembre de 20069. Por tanto, como esos valores no se derivaron de la depuración del impuesto sobre las ventas, ni corresponden a pagos en exceso ni de lo no debido, no pueden ser reconocidos como saldos a favor del impuesto de IVA de los bimestres 1 y 2 del año 2006.

4.6.5. Sin embargo, se debe precisar que habría sido procedente imputar los pagos que la demandante hizo en efectivo a las retenciones en la fuente del mes de septiembre de 2006 en la medida que esta declaración se hubiere tenido como presentada.

4.7. Ahora bien, respecto al rechazo de la compensación de esos saldos con la deuda por retención en la fuente del mes de septiembre del año 2006, es necesario advertir que el presente asunto tiene relación con los aspectos discutidos en el proceso Nº 17491, que fue iniciado por la hoy demandante contra los actos administrativos que dejaron sin efecto la declaración de retención en la fuente del mes de septiembre de 2006.

4.7.1. Ese proceso fue decidido mediante sentencia del 16 de septiembre de 201010, en la que se dispuso:

“En el sub examine, los pagos que realmente recibió la Administración y las compensaciones de saldos a favor a la declaración de retención en la fuente de septiembre del 2006, se pueden resumir así:

 

FechaDescripciónValor
11-Octubre-2006Recibo de Pago Nº 06051440621944$36.294.000
11-Octubre-2006Recibo de Pago Nº 06057440621921$10.918.000
11-Octubre-2006Recibo de Pago Nº 06051440621937$232.600.000
14-Junio-2007Compensación IVA 3er Bimestre /06
Resolución 608-0693
$357.239.000

TOTAL $637.051.000 

 

Por consiguiente, para la fecha de pago de la declaración de retención en la fuente del mes de septiembre del 2006, la actora no había pagado el valor total liquidado y, por tal razón, esta Corporación advierte que no podía tenerse como presentada la declaración privada de conformidad con el literal e) del artículo 580 estatuto tributario.

En consecuencia, se confirmará la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que negó las pretensiones de la demanda, pero por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia”.

4.7.2. Así las cosas, teniendo en cuenta que no fue desvirtuada la presunción de legalidad del auto declarativo que tuvo por no presentada la declaración de retención en la fuente del mes de septiembre de 2006, es claro que esa declaración no surte efectos legales y, por tanto, la deuda en ella liquidada no puede ser compensada con los saldos a favor reconocidos en las resoluciones aquí demandadas, porque no puede hablarse de obligaciones o deudas recíprocas.

Recuérdese que la liquidez y exigibilidad de las “obligaciones recíprocas” suponen su existencia, la que en el caso concreto no surge de la declaración o liquidación privada, pues ella se tuvo como no presentada, para todos los efectos legales.

Si se reputa como no presentada no puede hablarse de una obligación a cargo del contribuyente y a favor de la Administración, pues la deuda deriva del denuncio hecho por la actora que se tuvo por no presentado. Luego de ese acto inexistente no puede surgir una deuda.

Todo, sin perjuicio de que posteriormente, en ejercicio de la facultad de fiscalización pueda mediante acto de aforo determinar las sumas a cargo del responsable del impuesto, pero en tal caso, es de esa decisión que surge el carácter cierto, líquido y exigible de la obligación tributaria.

4.7.3. Si bien el artículo 815 del Estatuto Tributario permite que los contribuyentes compensen los saldos a favor liquidados en las declaraciones tributarias con deudas por concepto de retenciones, tiene que entenderse que las mismas deben estar contenidas en una declaración válida o una liquidación oficial ejecutoriada, porque con estos documentos es que se determina la cuantía de la obligación tributaria.

En efecto, con la presentación de la declaración tributaria el contribuyente manifiesta bajo la gravedad de juramento que tiene la calidad de declarante y, dependiendo del caso, de responsable, de contribuyente, o de agente retenedor. Es decir, con este instrumento reconoce y establece el valor de las obligaciones que tiene a su cargo.

Por su parte, si la Administración considera que el contribuyente no cumplió con la obligación tributaria, procede a determinarla y cuantificarla en una liquidación oficial.

4.7.4. Por las anteriores razones, se requiere de la existencia ya sea de una declaración tributaria válida o de una liquidación oficial ejecutoriada, que constituya el título en el que conste la obligación tributaria y el valor de la misma.

4.7.5. Como en el presente caso la deuda que solicitó la sociedad en compensación, fue establecida en una declaración tributaria que no surte efectos legales, no existe un título con fundamento en el cual se pueda realizar el pago de los conceptos liquidados en esa liquidación privada.

4.7.6. No se puede considerar que la Administración de manera arbitraria efectuó la compensación de los saldos a favor, pues si bien es cierto que según el artículo 804 del Estatuto Tributario, los pagos deben imputarse al concepto y período que indique el contribuyente, responsable o agente de retención, también lo es que, en este caso, la compensación solicitada por la sociedad resultaba improcedente y, por ello, le correspondía a la DIAN, antes de ordenar la devolución, realizar la compensación de los saldos con las deudas y obligaciones del contribuyente que se encontraran pendientes, como lo dispone el artículo 861 ibídem.

En este caso, la administración compensó los saldos a favor derivados del impuesto sobre las ventas de los bimestres 1, 2 y 5 de 2006 con las deudas que se encontraban pendientes de pago, de acuerdo con la certificación suscrita por el jefe de grupo interno de cobranzas y la jefe de la división de recaudación de la DIAN11.

En consecuencia, encuentra la Sala que los actos demandados se encuentran ajustados a derecho, razón por la cual se confirmará la decisión apelada.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativa, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA

1. ACÉPTESE el impedimento manifestado por la Dra. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez. En consecuencia, queda separada del conocimiento del presente proceso.

2. CONFÍRMASE la sentencia del 1º de diciembre de 2011 del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, subsección “A”.

3. RECONÓCESE personería jurídica para actuar en nombre de la entidad demandada a la doctora Maritza Alexandra Díaz Granados, de conformidad con el poder que obra al folio 278 del expediente.

Cópiese, notifíquese, cúmplasey devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en la sesión de la fecha».

(1) “5. Ser alguna de las partes, su representante o apoderado, dependiente o mandatario del juez o administrador de sus negocios”.

(2) Fls. 69-77 cdno. ppal.

(3) Fl. 87 cdno. ppal.

(4) Curso de Derecho Tributario, Procedimiento y Régimen Sancionatorio, La extinción de la deuda tributaria por Andrés Medina Salazar, pág. 415, Externado de Colombia, 2010.

(5) Juan Rafael Bravo Arteaga, Nociones Fundamentales de Derecho Tributario, página 332, Legis, 2012.

(6) Curso de Derecho Tributario, Procedimiento y Régimen Sancionatorio, La extinción de la deuda tributaria por Andrés Medina Salazar, pág. 407, Externado de Colombia, 2010.

(7) Fls. 267 c.a.2 y 447 c.a. 5.

(8) Consejo de Estado, Sección Cuarta, Sentencia del 10 de febrero de 2003, Exp. 13271, M.P. María Inés Ortiz Barbosa.

(9) Fls. 3-8 cdno. ppal. Hechos de la demanda.

(10) C.P. Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia, Expediente 2008-14 (17491), Actor: Dow Agrosciences de Colombia S.A.

(11) Fls. 17, 25, 32, 45-46, 50 y 57 cdno. ppal.