Sentencia 2008-00315 de abril 25 de 2018

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA - SUBSECCIÓN C

Radicación: 05001-23-31-000-2008-00315-01 (40.889)

Consejero Ponente:

Dr. Jaime Orlando Santofimio Gamboa

Actor: Juan Andrés Vásquez Vásquez y otros

Demandado: Nación - Ministerio de Defensa - Policía Nacional

Asunto: Acción de reparación directa (sentencia)

Descriptor: Se confirma la sentencia de primera instancia que negó las pretensiones de la demanda al probarse los elementos constitutivos de la culpa exclusiva de la víctima.

Restrictor: Legitimación en la causa - caducidad de la acción de reparación directa - presupuestos de la responsabilidad extracontractual del Estado.

Bogotá, D.C., veinticinco de abril de dos mil dieciocho.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

1. Legitimación en la causa.

1.1. La legitimación en la causa es la “calidad subjetiva reconocida a las partes en relación con el interés sustancial que se discute en el proceso”(21), o en otras palabras, la legitimación en la causa consiste en la identidad de las personas que figuran como sujetos (por activa o por pasiva) de la pretensión procesal, con las personas a las cuales la ley otorga el derecho para postular determinadas pretensiones. Así, es evidente que cuando la legitimación en la causa falte en el demandante o en el demandado, la sentencia debe ser desestimatoria de las pretensiones.

1.2. En el caso concreto, se tiene que comparecen al proceso en calidad de demandantes, Juan Andrés Vásquez Vásquez, quien obra a nombre propio y en representación de su hija Yessica Lorena Vásquez Valencia y Adrián León Vásquez (hijos de la víctima)(22); Teresa Emilia, Manuel Salvador, José Isaías y Rosa Elisa Vásquez Porras; Margarita del Socorro Vásquez Atehortúa (hermanos)(23); y Adriana Patricia Rodríguez Vásquez (hija de crianza)(24); de otro lado, bajo la misma calidad, comparecen María Angelmira Ramírez de Vásquez (cónyuge)(25), Luz Marina Vásquez Ramírez, María Ubiter Vásquez Ramírez, William de Jesús Vásquez Ramírez, y Vanessa Vásquez Posada (hijos de la víctima)(26), quienes en la condición aducida se encuentran legitimados en la causa por activa.

1.3. Por la otra parte, la demanda fue dirigida contra La Nación - Ministerio de Defensa - Policía Nacional, por cuanto fue unos de sus agentes en una motocicleta de propiedad de la entidad quien se vio involucrado en los hechos, en razón a lo cual la Sala considera que la entidad demandada se encuentra legitimada en la causa por pasiva.

2. Caducidad de la acción de reparación directa.

2.1. La caducidad es concebida como un instituto que, con fundamento constitucional, garantiza el ejercicio del derecho de acceso a la justicia en términos razonables. Es una manifestación del principio de seguridad jurídica, de prevalencia del interés general y se le puede caracterizar como figura de orden público, innegociable e irrenunciable, en tanto presupuesto que habilita el ejercicio de ciertas acciones judiciales, dada su naturaleza temporal o perentoria.

2.2. La caducidad de la acción de reparación directa se encuentra establecida en el numeral 8º del artículo 136 del Código Contencioso Administrativo, donde dispone que ésta “caducará al vencimiento del plazo de dos (2) años, contados a partir del día siguiente del acaecimiento del hecho, omisión u operación administrativa o de ocurrida la ocupación temporal o permanente del inmueble de propiedad ajena por causa de trabajo público o por cualquiera otra causa”, sin perjuicio que, bajo ciertas circunstancias, se contabilice a partir del día siguiente al conocimiento del hecho dañoso por la víctima, si lo fue en fecha posterior(27).

2.3. La caducidad no se suspende, salvo la excepción consagrada en la Ley 446 de 1998 y el artículo 21 de la Ley 640 de 2001(28), y sólo se interrumpe, de acuerdo con el artículo 143 del Código Contencioso Administrativo, con la presentación de la demanda que cumpla los requisitos y formalidades previstas en el código(29). De encontrarse probada debe ser declarada de oficio por el juez(30).

2.4. En el caso concreto, la Sala observa que el accidente ocurrió el 8 de marzo de 2006 y las demandas de reparación directa de los procesos 080-0367 y 080-0315 se presentaron, el 28 de febrero de 2008 y el 10 de marzo de 2008(31), esto es, dentro del término de caducidad previsto en el numeral 8º del artículo 136 del Código Contencioso Administrativo.

3. Presupuestos de la responsabilidad extracontractual del Estado.

3.1. En relación con la responsabilidad del Estado, la Carta Política de 1991 produjo su “constitucionalización” al erigirla como garantía de los derechos e intereses de los administrados y de su patrimonio, sin distinguir su condición, situación o interés.

3.2. De lo dispuesto en el artículo 90 de la Constitución, cláusula general de la responsabilidad extracontractual del Estado, se desprende que esta tiene como fundamento la determinación de un daño antijurídico causado a un administrado y la imputación del mismo a la administración pública, tanto por su acción como por su omisión, ya sea atendiendo a los criterios de falla en el servicio, daño especial, riesgo excepcional o cualquier otro. En síntesis, la responsabilidad extracontractual del Estado se configura con la demostración del daño antijurídico y de su imputación a la administración.

3.3. El daño consiste en el menoscabo del interés jurídico tutelado y la antijuridicidad en que él no debe ser soportado por el administrado, ya sea porque es contrario a la Carta Política o a una norma legal, o, porque es “irrazonable”, sin depender “de la licitud o ilicitud de la conducta desplegada por la administración”(32).

3.4. La imputación no es otra cosa que la atribución fáctica y jurídica que del daño antijurídico se hace al Estado, de acuerdo con los criterios que se elaboren para ello, como por ejemplo la falla del servicio, el desequilibrio de las cargas públicas, la concreción de un riesgo excepcional, o cualquiera otro que permita hacer la atribución en el caso concreto.

3.5. Finalmente, debe considerarse que la responsabilidad extracontractual no puede ser concebida simplemente como una herramienta destinada a la reparación, sino que debe contribuir con un efecto preventivo(33) que permita la mejora o la optimización en la prestación, realización o ejecución de la actividad administrativa globalmente considerada.

4. Pruebas.

La Sala valorará integralmente el acervo probatorio incorporado al expediente a los fines de determinar los hechos y las consideraciones de fondo del litigio, inclusive aquellos documentos en copia simple introducidos por los sujetos procesales, conforme al precedente de la Sala Plena de la Sección Tercera(34).

— Copia del registro civil de defunción del señor Juan de la Cruz Vásquez Porras (fl. 15, cdno. 1 y 63, cdno. 2).

— Copia del proceso penal con radicado 050016000206200602872, adelantado por la Fiscalía 129 Seccional de la Unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, donde fue indiciado el señor Jhon Fernando Parra Londoño y víctima el señor Juan de la Cruz Vásquez Porras por el delito de homicidio culposo, que fue aportado como respuesta al exhorto 332-G.Z.V, el cual finalizó en solicitud de preclusión por “Atipicidad del hecho investigado, por ausencia del elemento subjetivo del tipo” (fls. 1-143, cdno. 3).

— Copia de informe de accidente de tránsito 0655068-00 de la Secretaría de Transportes y Tránsito de la Alcaldía de Medellín, en el que se pudo apreciar la siguiente información (fls. 31 a 32 y 144 a 145, cdno. 1):

“(…).

ATROPELLO

(…)

LUGAR: k. 57 cl. 49 Frente al # 49-73 LOCALIDAD: Medellín

FECHA Y HORA: 08/03/2006

HORA OCURRENCIA: 09:50

HORA LEVANTAMIENTO: 10: 40

CARACTERÍSTICAS DEL LUGAR: ÁREA URBANA; SECTOR: TRAMO VIAL

CARACTERÍSTICAS DE LA VÍA: RECTA, PLANA, CON ACERAS, UN SENTIDO, UNA CALZADA, DOS CARRILES, ASFALTO, ESTADO BUENO, SECA, CON SEÑAL DE PARE Y SENTIDO VIAL, DEMARCACIÓN DE PARE Y LÍNEA DE CARRIL.

(…)

CONDUCTOR: Parra Londoño Jhon Fernando (…), PORTA LICENCIA y CASCO.

VEHÍCULO: PLACA COV 87, MARCA: Suzuki, LÍNEA: DR 200, MODELO: 2003, Nº PASAJEROS: 2.

EMPRESA: Policía Nacional,

SEGURO: Si - La Previsora.

PROPIETARIO: Metroseguridad

VEHÍCULOS: MOTOCICLETA OFICIAL

VÍCTIMAS: Vásquez Porras Juan de la Cruz, atendido en Policlínica.

CONDICIÓN: PEATÓN,

SEXO: MASCULINO.

GRAVEDAD- VÍCTIMAS: 1 HERIDO.

TESTIGOS: Alexander Antonio Álvarez Heredia

OBSERVACIONES: Al momento de llegar al lugar, la moto la habían parado pero sin moverla del punto final, por eso la dibujo punteada. El peatón ya había sido trasladado a la Policlínica. LESIONES PEATON: Esta inconsciente, presenta tec severo y trauma tejidos blandos. El médico de nombre Andrés Felipe Rojas (…) se niega a entregar muestra de sangre del lesionado aduciendo que ellos mismos lo hacían llegar si era solicitado. Por tal motivo no entregamos muestra de beodez. NOTA: No hay más datos del lesionado.

ANEXOS: Comparendo # 0724140, citación # 07876, custodia de fotos - alcoholemia (1) (…)”.

— Informe de toxicología con fecha de 8 de marzo de 2006 (fl. 34 y 147, cdno. 1), expedido por la Secretaría de Transportes y Tránsito de Medellín, practicado al señor John Fernando Parra Londoño, en el que se informó lo que sigue:

“(…)

Comparendo Nº: 0724144

Nombre del conductor: JOHN FERNANDO PARRA LONDOÑO (...)

Profesión: POLICÍA Edad: 21 placa Nº COV 87

Lugar de procedimiento: K57 #49-73Hora del caso: 09:50Lesiones

CLASE DE VEHÍCULO: OFICIAL MOTO

MUESTRA OBTENIDA: AIRE ESPIRADO

RESULTADOS: Etano -0- MG% Grado: NEGATIVO

(…)

Métodos utilizados ALCOMONITOR CC PRUEBA N-285-H 11:37

Observaciones: LEASE ETANOL NO ETANO”. Resaltado fuera del texto.

— Copia del examen de alcoholemia practicado el día 8 de marzo de 2006 (fls. 45 y 158, cdno. 1), al señor Juan de la Cruz Vásquez Porras por médicos del Hospital Universitario San Vicente de Paul de Medellín, en el que se sostuvo:

“Exámenes y ParámetrosResultados Valores de referencia

ALCOHOL ETÍLICO 55.2 mg/dL0.0-40.0

INTERPRETACIÓNPRIMER GRADO: 41-99NEGATIVO 0 - 40 MG/DL

Observaciones: DESDE EL PUNTO DE VISTA LEGAL Y BASADOS EN LA ALCOHOLEMIA, LA LEY DEFINIÓ EMBRIAGUEZ ETÍLICA AGUDA, CUANDO LOS NIVELES SUPERAN LOS 100 MG/DL EN SANGRE (SEGUNDO GRADO EN LA ESCALA).

(…).

FECHA: 2006/03/08HORA: 15:17(…)”.

— Inspección técnica a cadáver -FPJ-10- de 8 de marzo de 2006, diligenciado por la Policía Judicial, dentro del proceso penal adelantado por el punible de homicidio culposo en la humanidad del señor Juan de la Cruz Vásquez Parra (fls. 95 a 98, cdno. 3).

— Copia de la orden de comparendo nacional 05001-0724140 del 8 de marzo de 2006 (fl. 29 y 142, cdno. 1), donde se consignaron los siguientes datos:

“FECHA: 08/03/06HORA: 11:10

LUGAR DE LA INFRACCIÓN: (…) K.57 Cl. 49

PLACA: COV87

(…).

CLASE DE SERVICIO: OFICIAL

(…).

TIPO DE VEHÍCULO: MOTOS Y SIMILARES

DATOS DEL INFRACTOR: (…)

NOMBRES Y APELLIDOS: Parra Londoño Jhon Fernando (…)

TIPO DE INFRACTOR: MOTOCICLISTA

DATOS DEL AGENTE: Aida LemaPlaca Nº 26932

OBSERVACIONES: Accidente con lesiones”.

— Copia de la citación realizada por el Departamento de Inspecciones de la Secretaría de Transportes y Tránsito del Municipio de Medellín, al señor Juan de la Cruz Vásquez, con el fin de tramitar proceso convencional en razón al accidente de tránsito ocurrido el día 8 de marzo de 2006 (fl. 30, cdno. 1).

— Fotocopia del folio 296 del libro Policlínica, donde se registra el ingreso al centro asistencial San Vicente de Paul al señor Juan de la Cruz Vásquez Porras el día 8 de marzo de 2006, quien entró con diagnóstico médico inicial Tec - severo, trauma tejidos blandos (fl. 114, cdno. 1).

— Copia de peritazgo realizado por la Secretaría de Transportes y Tránsito de Medellín, por medio de la cual se acredito que la moto Suzuki de placas COV-87, tenía en buen estado los sistemas de frenos de pedal, freno de manos, la dirección y las luces (fl. 102, cdno. 3).

— Informe técnico de necropsia médico legal 2006P-03011500400 de 14 de marzo de 2006 (fls. 80 a 82, cdno. 2), practicada a Juan de la Cruz Vásquez Porras y suscrito por José Iván Gómez Aristizábal, en el que se consignó lo siguiente:

“(…)

NOMBRE: JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ PORRAS

EDAD 39 años SEXO: Masculino

FECHA DE INFRESO: Mar-08-2006HORA: 23:56

PROCEDENCIA: MEDELLÍN, ANTIOQUIA

AUTORIDAD: UNIDAD DE REACCIÓN INMEDIATA (URI)Fiscal: 219

LABORATORIO: CTINOMBRE URI: Sin

ACTA DE INSPECIÓN: 0500016000206200602872

FECHA DE MUERTE: Mar-08-2006HORA: 20:00

FECHA DE NECROPSIA: Mar-09-2006HORA: 07:00

PROSECTOR: JOSÉ IVÁN GÓMEZ ARISTIZÁBAL

AUXILIAR DE MORGUE: GUILLERMO LONGAS

CERTIFICADO DE DEFUNCIÓN Nº: A

INFORMACIÓN DISPONIBLE AL MOMENTO DE INICIAR LA NECROPSIA

DOCUMENTOS RECIBIDOS: formato de inspección técnica a cadáver y solicitud de análisis de EMP y EF. Fotocopia de la historia clínica del Hospital Universitario San Vicente de Paúl 3657854, a donde es llevado por que fue atropellado por una moto el 08-03-06 a las 10:35 am. Llega con pérdida del conocimiento después del trauma, Glasgow de 4/15, estable hemodinámicamente, taquipneico. No respuesta a estímulos verbales, rigidez extensora con estímulos dolorosos, pupilas midriáticas simétricas no reactivas, no apertura ocular. Se hace un diagnóstico de traumatismo intracraneal. Se hace TAC de cráneo en donde observan HSDA temporal derecho y HSDA parietal izquierdo, HAT edema, fractura frontal y parietal.

A las 18:00 horas hace paro crespiratorio (sic) con desaturación secundaria sin paro cardiaco. Se hace tratamiento. Veinte minutos más tarde en nueva evaluación lo encuentran con ventilación asistida, anisocórico con midriasis izquierda; pupilas no reactivas, ausencia de reflejo corneano, faríngeo, oculovestibulares, apnea de tres minutos. Glasgow de 3. Opinan que no ameritas UCI ni nuevo TAC; se debe continuar la ventilación mecánica y monitoreo estricto. A las 20:00 horas es declarado muerto.

(…)

HIPÓTESIS PLANTEADA POR LA AUTORIDAD

— Manera aparente de muerte: Accidente de transporte.

— Causas o mecanismo de muerte: Arma contundente.

(…).

II. EXAMEN EXTERNO

DESCRIPCIÓN GENERAL: (…)

— SEÑALES PARTICULARES: amputación antigua de la mitad distal de la falange distal dedo meñique derecho.

— FENÓMENOS CADAVÉRICOS: Está frío al tacto, con livideces dorsales, abundantes, de color morado, fijas; también se encuentra completamente rígido.

(…).

— CABEZA: Cuero cabelludo: Herida de bordes irregulares en forma de X saturada y cuyas ramas miden 3 cm, está localizada en la región parieto occipital izquierda. Esta lesión se fotografía. (…) Ojos: (…) hay equimosis bipalpebral derecha (…) Oídos: orejas de tamaño mediano posición normales (sic); con huellas de sangrado reciente por conducto auditivo izquierdo. (…)

— DORSO: escoriación de fondo eritematoso que mide 4 x 7 cm localizada en la región supraescapular izquierda; otra que mide 2 cm de diámetro localizada en la región infraescapular del mismo lado. Estas lesiones se fotografían. GLUTEOS: dos escoriaciones de fondo eritematoso y con equimosis alrededor que miden una 4 x 3 cm la otra 2 x 1,5 cm, están localizadas en la cara lateral de la cadera izquierda (…)

— EXTREMIDADES: escoriaciones eritematosas en la cara anterior del tercio medio de inferior de la pierna derecha y que mide 6,5 x 1 cm; otra laceración de iguales características localizadas en la cara anterior del tercio medio distal de la pierna izquierda y que mide 7 x 2 cm.

En ambos talones tiene unas heridas en vía de cicatrización con los bordes bien definidos y fondo eritematoso limpio, en el lado derecho mide 1 cm de diámetro y en el lado izquierdo hay dos que miden una 1, cm y la otra 2 cm de diámetro.

(…)

V. ESTUDIOS SOLICITADOS

Se toman 7 cc de sangre de vas periférico por pincón (sic) con jeringa, y se empacan en un tubo de vidrio tapa gris, se envía al laboratorio para buscar si hay alcohol etílico.

(…)

VII. ANÁLISIS DEL CASO

RESUMEN DE HALLAZGOS

Hombre de 69 años de edad identificado en forma indiciaria quien fue atropellado por una moto según acta de inspección. En necropsia encontramos un trauma encéfalo craneano severo con fracturas de cráneo, edema cerebral y laceraciones cerebrales.

(…).

CONCLUSIÓN

El deceso de quien en vida respondía al nombre de JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ PORRAS fue consecuencia natural y directa ed (sic) la hipertensión endocraneana por el trauma encéfalo craneano por contusión.

A jugar por el estado de las vísceras y los cambios posmorten (sic) la muerte se pudo haber producido en el tiempo estimado en la historia clínica, es decir a las 22:00 horas del 08 de marzo de 2006.

(…)”.

— Declaración jurada rendida por el señor Juan Andrés Vásquez Vásquez el 13 de marzo de 2006 (fls. 99 a 101, cdno. 3) ante la Fiscalía General de la Nación Seccional de la Unidad Tercera de Delitos Contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, dentro del proceso penal adelantado con ocasión del homicidio culposo del señor Juan de la Cruz Vásquez, en la que se señaló:

“(…) PREGUNTADO: Debido a qué estaba allí su padre, en la policlínica. CONESTU (sic): Tuvo un accidente de tránsito. PREGUNTADO: Cuándo y en dónde. CONTESTO: Ese mismo día 8 de marzo, a las 10 o 10:30 de la mañana, en la carrera 57 con calle 49, de Medellín. PREGUNTADO: supo usted cómo sucedió ese accidente de si padre. CONTESTO: No, no se, lo único que se es que fue atropellado por una moto de la policía nacional. PREGUNTADO: Sabe usted quién conducía esa motocicleta de la policía nacional. CONTESTO: Jhon Fernando Parra Londoño (…) Lo vine a ver en la funeraria, el día de los hechos, mejor dicho, al otro día, el 9 de marzo; antes no lo conocía ni lo distinguía (…) PREGUNTADO: Díganos su señor padre qué hacía por el lugar donde fue atropellado. CONTESTO: iba a pagar los servicios públicos a las empresas públicas (…) PREGUNTADO: Con quien se hallaba su señor padre al momento del accidente. CONTESTO: Supe que salió solo, me imagino que estaba solo. (…) PREGUNTADO: Díganos cuándo fue la última vez que usted vio a su señor padre, antes del accidente. CONTESTO: El día antes por la noche, es que yo salí ese día 8 de marzo a las 8 de la mañana. El quedó en la casa. PREGUNTADO: Díganos si usted sabe en qué condiciones anímicas estaba su padre cuando sufrió el accidente. CCONTESTO (sic): El (sic) no bebía ninguna clase de licor, estaba en su sano juicio. PREGUNTADO: Su padre sufría de alguna enfermedad que le mermara sus reflejos. CONTESTO: No, estaba muy bien de salud. (…) PREGUNTADO: Díganos si usted sabe quién fue testigo del accidente donde fue atropellado su señor padre. CONTESTO: Un señor, un zapatero de la esquina, que vio cuando estaba en el piso mi papá, pero no sé cómo se llama. Yo hable con esa persona (…)”.

— Declaración jurada rendida por la agente de tránsito Aida María Lema Cadavid el 22 de marzo de 2006 ante la Fiscalía General de Nación Seccional de la unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, dentro del proceso penal adelantado por el punible de homicidio culposo en la humanidad del señor Juan de la Cruz Vásquez (fls. 89 a 92, cdno. 3).

— Entrevista hecha al señor Alexander Antonio Álvarez Heredia el 6 de abril de 2006 por la Fiscalía General de la Nación Seccional de la unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, dentro del proceso penal adelantado por el delito de homicidio culposo (fls. 114 a 117, cdno. 3).

— Copia de la notificación de audiencia pública convocada para el 7 de junio de 2006 por la Secretaría de Transporte y Tránsito conforme al procedimiento regulado en el artículo 136 del Código Nacional de Tránsito, a los señores Jhon Fernando Parra Londoño y Juan de la Cruz Vásquez Porras (fl. 35, cdno. 1).

— Copia de la audiencia pública celebrada el 7 de junio de 2006 por la Inspección Cuarta de la Secretaría de Transportes y Tránsito de Medellín, con el fin de resolver el trámite convencional dentro del proceso contravencional expediente 655068-0 mesa 21 - Comparendo 0724140, implicados Jhon Parra y Juan Vásquez. En la misma, se dio la Declaración de parte rendida por el señor Jhon Fernando Parra (fls. 39 a 42 y 152 a 154, cdno. 1).

— Diligencia de interrogatorio realizado al señor Jhon Fernando Parra Londoño el 9 de agosto de 2006 por la Fiscalía General de la Nación Seccional de la unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, dentro del proceso penal adelantado por el delito de homicidio culposo (fls. 105 a 110, cdno. 3).

— Copia del testimonio rendido por el señor Wilmar Alexander Fonseca Vasco el 12 de septiembre de 2006 ante la Inspección Cuarta de la Subsecretaría Legal de la Secretaría de Transportes y Tránsito de Medellín, dentro del proceso contravencional expediente 655068-0 mesa 21 - Comparendo 0724140 (fls. 46 a 47 y 159 a 160, cdno. 1)

— Inspección ocular adelantada el día 12 de septiembre de 2006 dentro del proceso contravencional expediente 655068-0, en la cual se constató que para la fecha, el sitio donde ocurrió el accidente estaba debidamente señalizado, con línea de carril discontinua y con una señal vertical al lado izquierdo donde se indicaba prohibido recoger pasajeros, además que existía señal de pare en la esquina. Igualmente, se intentó recrear la escena, se procedió a tomar 34 fotografías y se concluyó que la visibilidad era buena (fls. 20 y 161, cdno. 1).

— 34 fotografías del sitio donde ocurrió el accidente (fls. 50 a 84 y 163 a 197, cdno. 1).

— Copia de la Resolución STT0 4070 del 27 de septiembre de 2006 (fls. 87 a 92 y 200 a 205, cdno. 1), expedida por la Inspección Doce de la Secretaría Legal de la Secretaría de Transporte y Tránsito de Medellín, “por medio de la cual se resuelve un asunto contravencional”, debido a los hechos sucedidos el 8 de marzo de 2008 y en aplicación a lo dispuesto en la Ley 769 de 2002, y en la que se consignó lo siguiente:

“(…) DECISIÓN DE FONDO.

Al analizar en todo su conjunto las pruebas obrantes en el proceso (Informe de accidentes, incluyendo el croquis, el pasajero presencial señor WILMER ALEXANDER FONSECA VASCO, las fotografías tomadas en el lugar de los hechos, la Inspección judicial practicada en el sitio del accidente, que al cotejarlas con las versiones de los inculpados y demás pruebas obrantes en el proceso), establece el Despacho que la responsabilidad contravencional en el presente asunto (Accidente) recae única y exclusivamente en el señor JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ PORRAS, de condiciones civiles y ya descritas y conocidas (…), en su calidad de peatón, al transgredir el contenido de los artículos 55, 57, 58 inciso 1º y 6º y 59 inciso 2º, del Código Nacional de Tránsito o Ley 769 de 2002, teniendo en cuenta que la causa directa y determinante del accidente, fue el transitar por la vía, esto es, la carrera 53, sin cerciorarse de que no viniese ningún vehículo que le ofreciere peligro alguno, actuando de manera irresponsable y poniendo en peligro su vida e integridad física, lo que conllevó a ser impactado por el vehículo de placas COV-87, conducido por el señor PARRA LONDOÑO, quien nunca esperaba encontrar un peatón al borde de la carretera 53 frente al número 49-73, transitando o cruzando dicha vía, que es especializada y destinada para el tránsito de vehículos y que el peatón VÁSQUEZ PORRAS, no se cerciorara de la presencia de su vehículo, tal como lo muestra el croquis a folio 4 y como se desprende de las versiones dadas por los implicados (conductor y pasajero) en esta audiencia pública (…).

Los daños producidos al vehículo, la posición final donde quedó el peatón y la motocicleta luego del impacto, la trayectoria de los mismos y las condiciones de la vía y el bosquejo fotográficos (sic) aportados luego de la Inspección Judicial 8Filio 21-569, es lo que hace inferir al despacho que el único y directo responsable en este accidente y que trajo como consecuencia desafortunada el deceso del señor Juan de la Cruz Vásquez.

Sumado a ello, el estado anímico en que se encontraba el señor JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ, según el Informe de alcoholemia, emitido por el Hospital Universitario San Vicente de Paúl, de oficio se le practicó examen pericial de toxicología, arrojando los siguientes resultados:

Muestra obtenida: Sangre.

Grado: Primero (1º9

Etanol: 55.2

Resultados: Positivo.

Concluyendo entonces, que si bien tenía un grado mínimo de alcohol en su organismo se encontraba imposibilitado física, psíquica y motora para tomar parte en el tránsito como peatón, al no corresponder su comportamiento a lo establecido en el artículo 55 y 57 toda vez que no se cercioró que existía peligro para cruzar la vía (…).

RESUELVE:

PRIMERO: Declarar contravencionalmente responsable en materia de tránsito (colisión) al señor JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ PORRAS (…), por transgredir el contenido de los artículos 55, 57, 58 inciso 1º y 6 y 59 inciso 2º del Código Nacional de Tránsito o Ley 769 de 2002, en virtud de lo analizado en la parte motiva de este proveído.

SEGUNDO: Sancionar al antes descrito con multa de TRECE MIL SEISCIENTOS PESOS ($ 13.600) (…).

TERCERO: Extinguir la sanción, esto es, la multa por muerte del responsable del accidente (…).

CUARTO: Absolver dentro del mismo hecho y materia (Accidente) al señor JHON FERNANDO PARRA LONDOÑO y WILMAR ALEXANDER FONSECA VASCO (…)”.

— Entrevista realizada al señor Wilmar Alexander Fonseca Vasco el 25 de octubre de 2006 por la Fiscalía General de la Nación - Seccional de la Unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, dentro del proceso penal adelantado por el punible de homicidio culposo (fls. 111 a 113, cdno. 3).

— Entrevista -FPJ-14- realizada por la Policía Judicial a la señora Aida María Lema Cadavid, el 12 de noviembre de 2006, en la que reiteró lo ya mencionado (fls. 93 a 94, cdno. 3).

— Copia del Oficio 1248 del 6 de mayo de 2008 y expedido por la Oficina de Control Disciplinario Interno MEVAL de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, en el que se manifiesta que a la fecha no se encontró proceso disciplinario en contra del señor Jhon Fernando Parra Londoño por los hechos ocurridos el día 8 de marzo de 2006 (fl. 115, cdno. 1).

— Oficio 1737/CODIN MEVAL de 4 de julio de 2008, mediante el cual se da respuesta al Oficio 300 / Rdo. 2008-0367, donde el jefe de la oficina de control interno disciplinario MEVAL informó que “no se encontró antecedente sobre proceso disciplinario adelantado por presuntos hechos ocurridos el 8 de marzo de 2006, donde perdiera la vida el ciudadano JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ PORRAS, al ser arrollado por motocicleta policial” (fl. 33, cdno. 2).

— Oficio /COMAN ESLAU de 7 de julio de 2008, mediante el cual se da respuesta al Oficio 299 GRUNE / Rdo. 2008-0367, donde el comandante de la Estación de Policía Laureles de la MEVAL informó que “no figura ningún antecedente relacionado con los hechos acontecidos en las vías aledañas a la calle Colombia, donde perdió la vida el señor JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ PORRAS, al ser arrollado por motocicleta al parecer de la policía y conducida por miembros de la institución” (fl. 34, cdno. 2).

— Testimonio rendido por la señora Lucelly del Socorro de Fátima Areiza el 1º de agosto de 2008 ante el Tribunal de Antioquia, en la que entre otras cosas, en el que manifestó conocer a la víctima directa y a su grupo familiar (fls. 120 a 122, cdno. 1)

— Testimonio rendido por el señor Iván de Jesús Quintero Suárez el 1º de agosto de 2008 ante el Tribunal de Antioquia, la que sostuvo que conocía a la víctima directa y a su grupo familiar (fls. 123 a 124, cdno. 1)

— Testimonio rendido por el señor Francisco Santiago Escobar Castro el 1º de agosto de 2008 ante el Tribunal de Antioquia, en la que señaló conocer a la víctima directa y a su grupo familiar (fls. 125 a 126, cdno. 1)

— Testimonio rendido por la señora Ángela Esperanza Garcés Camacho el 6 de agosto de 2008 ante el Tribunal de Antioquia, en la que refirió conocer a la víctima directa y a su grupo familiar (fls. 127 a 129, cdno. 1)

— Testimonio rendido por el señor Héctor Emilio Jiménez Cogoyo el 6 de agosto de 2008 ante el tribunal de Antioquia, en el que entre otras cosas adujo conocer a la víctima directa y a su grupo familiar (fls. 130 a 131, cdno. 1)

— Oficio 2122/CODIN MEVAL de agosto de 2008, mediante el cual se da respuesta al exhorto 334 G.Z.V 26, donde el jefe de la oficina de control interno disciplinario (e) MEVAL informó que “no se encontró investigación disciplinaria por la muerte del señor JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ PORRAS” (fl. 64, cdno. 2).

— Oficio 1219/J-154 DE I.P.M de 29 de agosto de 2008, en el que se da respuesta al Exhorto 330 G.Z.V. PROCESO 2008-00367 G.Z.V, donde el Juez 154 de Instrucción Penal Militar manifestó que, al consultar los distintos libros de reparto, no se halló antecedente alguno de investigación por la muerte del señor Juan de la Cruz Vásquez Porras (fl. 65, cdno. 2).

— Oficio 3541/AREHU MEVAL de 29 de agosto de 2008, mediante el cual se da respuesta al exhorto 564 / Rdo. 08-000315, M.P. AV, donde la jefe del área de recursos humanos MEVAL de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá hizo constar que a la fecha, “el señor patrullero PARRA LONDOÑO JHON FERNANDO (…) se encuentra activo en la Policía Nacional, adscrito a la Estación San Blas del Distrito Oriente MEVAL” (fl. 206, cdno. 1).

— Oficio 581 -DEANT-JP162 de 2 de septiembre de 2008, mediante el cual se da respuesta al exhorto 331 G.Z.V, donde el Juez 162 de Instrucción Penal Militar informó que “no se halló registros de investigación adelantada por la muerte del señor JUAN DE LA CRUZ VÁSQUEZ PORRAS, ocurrida el 8 de marzo de 2006 en esta ciudad” (fl. 68 y 69, cdno. 2).

— Testimonio rendido por el señor Froilán de Jesús Velásquez el 4 de septiembre de 2008 (fls. 208 a 210, cdno. 1) ante el Tribunal de Antioquia, en la cual se consignó lo siguiente:

“(…) PREGUNTADO: Sabe usted por qué razón la Policía conocía del domicilio del señor Juan de la Cruz. CONTESTÓ: Pues ellos, la Policía traían una cuenta de los servicios, ese día a las 7:30 a.m., me tocó la puerta Don Juan, para decirme que si le prestaba $ 30.000, para ajustar la plata para pagar los servicios, y yo se los presté, le pregunté que si los iba a pagar ya y me dijo que si y ya se iba, como él siempre se venía del barrio caminando esa era su costumbre, venirse caminando del barrio para el centro, entonces por eso fue que al venir caminando lo atropelló la moto, venía a pagar los servicios, por eso me di cuenta que lo había atropellado la moto por medio de la Policía que me dijo. PREGUNTADO: Sabe usted como era el estado físico y mental del señor Juan de la Cruz. CONTESTÓ: En 10 años que viví allá nunca lo vi enfermo y sin ningún problema pues él vivía alentado, era una persona lúcida y él arreglaba la casa y hacía de todo. PREGUNTADO: Sabe usted si el señor Juan de la Cruz habitualmente consumía licor. CONTESTÓ: En 10 años que estuve viviendo allá no lo vi nunca bebiendo ni una cerveza ni fumaba (…)”.

— Testimonio rendido por la señora Gloria Inés Areiza Henao el 25 de febrero de 2009 ante el Tribunal de Antioquia, en la que entre otras cosas, manifestó conocer a la víctima directa y a su grupo familiar (fls. 91 a 94, cdno. 2).

— Testimonio rendido por el señor Diafanor de Jesús Gómez Rodríguez el 25 de febrero de 2009 ante el Tribunal de Antioquia, la que sostuvo conocer a la víctima directa y a su grupo familiar (fls. 95 a 98, cdno. 2).

5. El caso concreto.

5.1. Observa la Sala que en el libelo introductorio se solicitó declarar administrativa y patrimonialmente responsable al Ministerio de Defensa - Policía Nacional, por el daño antijurídico causado a los demandantes como consecuencia de la muerte del señor Juan de la Cruz Vásquez Porras en el accidente de tránsito ocurrido el día 8 de marzo de 2006, en inmediaciones de la carrera 57 con calle 49 de la ciudad de Medellín, cuando fue atropellado por una motocicleta oficial de la Policía Nacional “que iba en exceso de velocidad” y que era conducida por el patrullero Jhon Fernando Parra Londoño, ocasionándose una supuesta falla en el servicio por parte de las entidades demandadas.

5.2. En el caso de autos el juicio de imputación se realizará a la luz del criterio de atribución de falla del servicio, el cual no es objeto de presunción en casos como el sub judice, lo que resulta acorde, además, con la libertad razonada de la judicatura para identificar, en cada caso particular, el fundamento jurídico que motiva la atribución de responsabilidad del Estado, en los términos de la jurisprudencia unificada de la Sección Tercera:

“(…) la Constitución de 1991 no privilegió ningún régimen en particular, sino que dejó en manos del juez definir, frente a cada caso concreto, la construcción de una motivación que consulte las razones tanto fácticas como jurídicas que den sustento a la decisión que habrá de adoptar. Por ello, la jurisdicción de lo contencioso administrativo ha dado cabida a la utilización de diversos “títulos de imputación” para la solución de los casos propuestos a su consideración, sin que esa circunstancia pueda entenderse como la existencia de un mandato que imponga la obligación al juez de utilizar frente a determinadas situaciones fácticas —a manera de recetario— un específico título de imputación. Por ello se concluyó en la mencionada sentencia de la siguiente forma:

“En consecuencia, el uso de tales títulos por parte del juez debe hallarse en consonancia con la realidad probatoria que se le ponga de presente en cada evento, de manera que la solución obtenida consulte realmente los principios constitucionales que rigen la materia de la responsabilidad extracontractual del Estado, tal y como se explicó previamente en esta providencia (…)”(35)(36). (Resaltado fuera de texto).

5.3. En desarrollo de esta consideración, el juez al analizar las circunstancias y aspectos fácticos, así como el acervo probatorio, fundamentará y adoptará las razones jurídicas con las cuales resolverá el caso en cuestión, sin que exista una camisa de fuerza para aplicar determinado criterio de imputación frente a determinadas materias.

5.4. La Sala advierte que, con la demanda se aportaron una serie fotografías tomadas en al lugar de los hechos por la Secretaría de Transporte y Tránsito, en la diligencia de Inspección ocular adelantada dentro del proceso contravencional expediente 655068-0, en la que se recreó la posible escena ocurrida en el accidente de tránsito(37).

5.5. Es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones a la hora de valorar las fotografías como prueba: i) para la Sala, se encuentra presumido el valor de autenticidad de las fotografías aportadas al proceso, teniendo en cuenta el artículo 251 del Código de Procedimiento Civil(38); ii) la presunción de autenticidad de las fotografías no ofrece el convencimiento suficiente, ni define las situaciones de tiempo, modo y lugar de lo que está representado en ellas, ya que se debe tener en cuenta que su fecha cierta, consideradas como documento privado, con relación a terceros se cuenta, conforme al artículo 280 del Código de Procedimiento Civil, desde el momento en el que son aportadas al proceso, esto es, desde la presentación de la demanda, sin perjuicio de los demás criterios fijados por la misma norma mencionada; iii) la valoración, por lo tanto, de las fotografías se sujetará a su calidad de documentos, que en el marco del acervo probatorio, serán apreciadas como medios auxiliares, y en virtud de la libre crítica del juez(39); y deben ser apreciadas en conjunto y bajo las reglas de la sana crítica con los demás medios probatorios que obran en el expediente, para poder establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar.

5.6. Luego, para la Sala de Subsección las fotografías que obran en el plenario, cabe contrastarlas con otros medios de prueba y cotejarlas rigurosamente, ya que por sí solas no son suficientes para demostrar los hechos que se alegan en la demanda.

5.7. Dejando claro lo anterior, del material probatorio existente se pudo demostrar que el día 8 de marzo de 2006 a las 09:50 a.m., en “la carrera 57 con calle 49 frente al # 49-73” de la ciudad de Medellín, se produjo el accidente de tránsito en el que resultó arrollado el peatón Juan de la Cruz Vásquez Porras por la motocicleta oficial, marca Suzuki, de placas COV 87, modelo 2003 de propiedad de la Policía Nacional y conducida por el patrullero John Fernando Parra Londoño, quien iba en compañía del agente Wilmar Alexander Fonseca Vasco(40).

5.8. Que como consecuencia de dicho accidente, y tal como consta en el registro civil de defunción(41) y en el informe técnico de necropsia médico legal(42), el señor Juan de la Cruz Vásquez Porras falleció el mismo día en las instalaciones del Hospital San Vicente de Paul en la ciudad de Medellín, a donde fue trasladado para que se le prestaran los primeros auxilios. Daño que admite ser calificado como antijurídico en razón a que quien lo padeció no se encontraba en la obligación, conforme al orden jurídico, de soportar esa lesión a su esfera de derechos e intereses jurídicos tutelados.

5.9. Del mismo modo, con relación a las condiciones geográficas en donde ocurrió el accidente de tránsito, se demostró por medio del Informe de accidente y croquis(43), que este se produjo en un tramo vial del área urbana de la ciudad de Medellín, en una vía recta, plana, con aceras, de un sólo sentido, de una calzada pero con dos carriles, de material asfalto, de buen estado, seca, con señal de pare y sentido vial, demarcación de pare y línea de carril.

5.10. Igualmente, sobre las condiciones de la vía, en la Inspección ocular adelantada el día 12 de septiembre de 2006(44) por la Secretaría de Tránsito y Transporte de Medellín, se constató que para la fecha, el sitio donde se produjo el siniestro estaba debidamente señalizado, con línea de carril discontinua y con una señal vertical al lado izquierdo donde se indicaba prohibido recoger pasajeros, además que existía señal de pare en la esquina.

5.11. Ahora bien, respecto de las causas del accidente, encuentra la Sala que en el plenario reposan distintas declaraciones rendidas por las personas involucradas directamente, como lo fueron los agentes de la Policía Nacional, patrulleros John Fernando Parra Londoño, conductor de la motocicleta y Wilmar Alexander Fonseca Vasco, pasajero de la misma, así mismo, la del testigo presencial de los hechos, el señor Alexander Antonio Álvarez Heredia, los cuales se citan a continuación:

5.12. El señor Jhon Fernando Parra en Audiencia Pública celebrada el 7 de junio de 2006(45), por la Inspección Cuarta de la Secretaría de Transportes y Tránsito de Medellín, rindió la Declaración de parte, en la que entre otras cosas dijo:

“(…) PREGUNTADO AL SEÑOR JHON PARRA sírvase hacer y relato de como sucedió el accidente: CONTESTO: Yo venía de tanquear la moto, yo tanqueo en la móvil venía por la autopista venía por el puente Colombia y al coger la curva había un camión y lo adelanté y cuando veo el señor yo frené y desafortunadamente golpee el señor y este cayó y se golpeó en la cabeza. PREGUNTADO: A qué horas sucedió el accidente. CONTESTO: A las 9: 50 de la mañana. PREGUNTADO: Qué clase de vehículo conduce usted. CONTESTO: Una motocicleta Suzuki modelo 2003 de placa COV 87 PROPIEDAD de metroseguridad (…). PREGUNTADO: Tiene testigos de los hechos. CONTESTO: Si, el compañero de nombre Alexander Fonseca V, iba conmigo, en el informe debe aparecer otro señor, él trabaja al frente en Saberfo. PREGUNTADO: En qué sentido se desplazaba usted sobre la autopista. CONTESTO: Norte sur. PREGUNTADO: Sírvase indicar cuando usted en su versión hace ilusión a la curva, esta donde se encuentra. CONTESTADO: Para coger la avenida del ferrocarril. PREGUNTADO: Entonces usted iba circulando por la autopista y qué trayectoria siguió para llegar a la avenida del ferrocarril. CONTESTO: Cogo a coger (sic) Colombia y sigo hacia la derecha para tomar hacia la avenida del ferrocarril y antes de salir a la avenida del ferrocarril hay un pare, pero el señor se atraviesa a unos 200 metros antes de llegar al pare, en donde hay un aviso que indica prohibido recoger pasajeros. PREGUNTADO: Cuantos carriles tiene la vía a la altura donde sucedió el choque. CONTESTO: Dos y hay uno donde se estacionan los vehículos. PREGUNTADO: El camión donde se encontraba estacionado. CONTESTO: Iba por el carril derecho, en circulación. PREGUNTADO: Sírvase indicar a que altura del camión se encontraba usted cuando vio el patón. CONTESTO: En el centro. PREGUNTADO: En ese momento usted a qué velocidad se desplazaba. CONTESTO: A velocidad de 30 a 40 km/h. PREGUNTADO: Sírvase indicar si habían más vehículos en circulación aparte del camión. CONTESTO: No. PREGUNTADO: Sírvase indicar a qué distancia vio al peatón. CONTESTO: 200 o 300 metros le pongo yo. PREGUNTADO: Tiene conocimiento que una cuadra tiene 100 metros? CONTESTO: No. PREGUNTADO: Sírvase indicar entonces si el peatón estaba solo. CONTESTO: sí. PREGUNTADO: Con qué parte de la moto golpeó al peatón. CONTESTO: Con la parte delantera. PREGUNTADO: Qué ayuda le prestó al peatón. CONTESTO: Los primeros auxilios, yo lo vi muy mal y lo desplacé en un taxi hacia la policlínica. PREGUNTADO: El taxi por dónde apareció. CONTESTO: Venía bajando por la misma calle. PREGUNTADO: Que otra maniobra hizo usted para evitar el accidente aparte de frenar. CONTESTO: Gire (sic) hacia la izquierda, hice giro hacia la izquierda. PREGUNTADO: Si usted vio el peatón a 100, qué es una cuadra e iba a 30 o 40 km/h por qué no alcanzó a parar. CONTESTO: No eran cien metros sino menos metros era por ahí 5 0 6 metros. PREGUNTADO: De qué lado de la vía salió el peatón. CONTESTO: Al lado derecho están las oficinas de Saferbo un poco antes de llegar a Saferbo. SE LE OTROGA LA PALABRA AL DOCTOR ALEJANDRO BOTERO VILLEGAS. PREGUNTADO: En el primer momento que vio el peatón él se encontraba sobre la acera o sobre la vía. CONTESTO: Lo vi encima cruzando la calle. PREGUNTADO: El peatón cruzó la calle en qué sentido. CONTESTO: Occidente oriente. PRGUNTADO: Hubo rastros de frenado sobre la vía luego del accidente. CONTESTO: No. PREGUNTADO: Con qué parte precisa de la moto fue el choque. CONTESTO: Con el carenaje donde va el manubrio con esa parte delantera. PREGUNTADO: El señor pasaba la calle caminando o corriendo. CONTESTO: A un paso muy ligero, pero no iba caminando ni corriendo. PREGUNTADO: Qué distancia hay entre el paso que hizo el camión al punto de impacto. CONTESTO: Señala desde la oficina del inspector cuarto a la pared del cubículo de la oficina a la mesa 209, de 8 a 9 metros puede ser. PREGUNTADO: Qué tiempo transcurrió entre el traspaso del camión al accidente. CONTESTO: Cuestión de segundos. PREGUNTADO: Voy por el centro, miro por el retrovisor del lado izquierdo para ver si viene alguien y poder adelantar. PREGUNTADO: Cuando va a adelantar el camión a qué distancia estaba este. CONTESTO: Un metro o metro y medio (…)”.

5.13. En el mismo sentido, manifestó el 9 de agosto de 2006(46) ante la Fiscalía General de la Nación Seccional de la unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, dentro del proceso penal adelantado por el delito de homicidio culposo en razón a los hechos materia de estudio, lo siguiente:

“(…) Soy patrullero de la Policía Nacional (…). PREGUNTADO: Qué pasó. CONTESTO: Yo venía con mi compañero Alexander Fonseca (…), bueno en el trayecto por la autopista norte-sur a coger el puente Colombia, ahí en el puente Colombia hay un desvío a salir a la avenida del Ferrocarril, ahí adelante hay un pare, y los hechos ocurrieron 3 o 5 metros antes del pare, donde colisioné con el señor Juan de la Cruz; cuando veníamos cogiendo la curva, veníamos por el carril derecho, delante de nosotros había un camioncito y yo tiré a adelantarlo, cuando yo veo al señor Juan de la Cruz en toda la mitad, freno pero hago el pre, sino que sigue la moto en movimiento y hago un giro hacia la izquierda para evitar el choque con el señor, y veo que el señor se lanza a cruzar y fue ahí cuando golpeo al peatón, ya el señor cae como a un metro y medio de la moto y a nosotros la moto nos cae encima, por el lado derecho: Un ciudadano nos colabora para levantar la moto y podernos nosotros parar, me paro y le voy a prestar los primeros auxilios a peatón, otro ciudadano me colabora y lo montamos en un taxi (…). PREGUNTADO: Primero que todo díganos si usted está de acuerdo con el informe y croquis del accidente (…). CONTESTO: En el informe, donde dice “características de las vías”, no estoy de acuerdo porque allí se anotó que era una recta donde sucede el accidente, cuando no es así, porque es una curva. El croquis no quedó bien, porque ahí muestra que es una recta donde sucede el accidente, cuando no es así, porque es una curva. El croquis no quedo bien, porque ahí muestra que es una recta, pero no, es una curva, incluso el día 12 de septiembre de 2006, a las 1:30 de la tarde, se hará una reconstrucción de los hechos, por parte del Inspector de Tránsito Municipal, para aclarar cada situación de la vía de que no es recta sino curva (…). PREGUNTADO: Cuantos carriles tiene la vía por donde sucede este accidente. CONTESTO: En el carril izquierdo de la vía. PREGUNTADO: Usted en qué momento ve al peatón. CONTESTO: Yo lo veo por ahí a 6 meros, freno pero la moto sigue en movimiento y hago el giro a la izquierda para evitar golpearlo. PREGUNTADO: En dónde lo ve usted al peatón. CONTESTO: En la mitad de la vía. PREGUNTADO: Explíquenos lo concerniente al por qué la moto a pesar de usted aplicarle el freno sigue en movimiento. CONTESTO: Porque veo que el señor, el peatón me da tiempo de hacer una maniobra, para esquivarlo, además, la vía es una vía por donde transitan muchos buses. PREGUNTADO: Y qué tienen que ver los buses en este accidente. CONTESTO: Si yo hago el pare en seco, viene otro vehículo detrás de mí y me puede golpear (…). PREGUNTADO: Díganos por qué el impacto es en el carril izquierdo. CONTESTO: Porque en el momento adelantaba un vehículo que iba delante de mí, por carril derecho. PREGUNTADO: El impacto entonces fue cuando usted estaba adelantando el vehículo. CONTESTO: Sí. PREGUNTADO: Díganos qué precauciones tomó usted para adelantar aquel vehículo. CONTESTO: Mire por el retrovisor izquierdo y vi que no venía ningún otro vehículo por el carril izquierdo. PREGUNTADO: Alguna otra cosa, CONTESTO: Y vi que se podía adelantar, además coloqué las direccionales (…). PREGUNTADO: Usted lo ve en la mitad de la vía al peatón, eso nos ha dicho. Díganos por qué entonces el impacto fue en el carril izquierdo. CONTESTO: Porque el señor siguió a pasar la vía. PREGUNTADO: Usted en algún momento vio al peatón completamente parado en la mitad de la vía. CONTESTO: Yo lo veo y él mira, pero es amagando a seguir cruzando y sigue, él duda, y yo al verlo entonces me tiro más hacía la izquierda, más hacia el andén para evitarlo, pero como el señor siguió andando pues lo cogí, a pesar del freno de todas maneras. PREGUNTADO: Díganos sabe usted a qué velocidad aproximada transitaba en ese momento. CONTESTO: A 30 ó 35 kilómetros por hora más o menos. PREGUNTADO: Díganos qué señales de tránsito, si lo recuerda, hay en ese lugar del accidente. CONTESTO: Donde ocurren los hechos hay un prohibido recoger pasajeros, y hay un pare por ahí a 5 metros más o menos, adelante, y a una cuadra adelante hay también un semáforo donde hay una cebra peatonal. PREGUNTADO: Hay un paso peatonal en ese lugar del accidente. CONTESTO: No. PREGUNTADO: Díganos si hay un puente peatonal cerca al lugar del accidente. CONTESTO: Lo hay pero como a 2 cuadras delante de donde sucede el accidente (…). PREGUNTADO: Mecánicamente, la moto cómo se encontraba, en especial sistema de frenos. CONTESTO: En buen estado, los frenos estaban bien (…). PREGUNTADO: Al momento del accidente usted como se encontraba física y anímicamente. CONTESTO: Estaba muy bien (…). PREGUNTADO: Díganos usted cuánto hace que conduce motocicleta. CONTESTO: Desde los 15 años de edad. PREGUNTADO: Usted ha tenido accidentes similares donde hayan resultado personas lesionadas o muertas. CONTESTADO: No, este es el primero. PREGUNTADO: Usted ha sido sancionado contravencionalmente. CONTESTO: No (…)”.

5.14. Por su parte, el patrullero Wilmar Alexander Fonseca Vasco declaró el 12 de septiembre de 2006(47) ante la Inspección Cuarta de la Subsecretaría Legal de la Secretaría de Transportes y Tránsito de Medellín, dentro del proceso contravencional expediente 655068-0 mesa 21, lo que se cita:

“(…) Profesión agente de la Policía (…). PREGUNTADO: Bajo la gravedad de juramento que tiene prestado ante este despacho, sírvase hacer un relato de los hechos que usted vio. CONTESTO: El día este veníamos de tanquear nos desplazábamos a un servicio en Guayabal al dejar a Colombia íbamos adelantando un camión y adelantando el camión el señor nos sale el compañero mío lo esquiva a la izquierda cuando lo esquiva el señor se lanza, se nos fue encima, cuando el compañero lo esquivo (sic) él se fue a la izquierda cuando lo vimos frenamos, el compañero mío frenó y cuando le hicimos el quite a la izquierda el señor se tiró, de inmediato el compañero le prestó los primeros auxilios y lo mandó para la Policlínica, es de anotar que en la parte de atrás había un semáforo. PREGUNTADO. Sírvase indicar cuando usted dice que en la parte de atrás había un semáforo a qué distancia estaba este el lugar de los donde sucedió el accidente. CONTESTO: Esta por ahí a 40 metros atrás. PREGUNTADO: Sírvase indicar si usted vio el peatón antes del accidente. CONTESTO: Si cuando el compañero mío frenó. PREGUNTADO: Sírvase indicar si podría indicar a qué distancia vio usted el peatón. CONTESTO: A una distancia de 6 metros. PREGUNTADO: Cuando usted ve el peatón ya habían sobrepasado el camión. CONTESTO: Estábamos acabando de pasar. PREGUNTADO: A qué altura estaban del camión cuando usted ve el peatón. CONTESTO: Estábamos llegando a la parte final del camión, a la parte delantera. PREGUNTADO: Su compañero le hizo alguna señal al peatón para que se percatara de su presencia. CONTESTO: Lo que hizo fue frenar y se devolvió hacia al lado izquierdo. PREGUNTADO: Con qué parte de la moto fue golpeado el peatón. CONTESTO: Con la parte delantera con el carenaje. PREGUNTADO: Cuando usted ve el peatón este iba caminando o corriendo. CONTESTO: Él sale del camión a paso ligero. PREGUNTADO: El camión iba en marcha. CONTESTO: Si. PREGUNTADO: A qué horas sucedió el accidente. CONTESTO: A las 9: 50 de la mañana. PREGUNTADO: Usted conduce moto. CONTESTO: Si. PREGUNTADO: Podría indicar a qué velocidad se desplazaba. CONTESTO: A una velocidad moderada. PREGUNTADO: Cuantos kilómetros es para usted una velocidad moderada. CONTESTO: 40 km/h. PREGUNTADO: Sírvase indicar si donde sucedió el accidente la vía es amplia o normal. CONTESTO: Normal. PREGUNTADO: Qué señales de tránsito hay en el lugar donde sucedió el accidente. CONTESTO: No, las líneas que hay en la mitad de la vía que es una línea discontinua. PREGUNTADO: Sírvase indicar si ustedes se cayeron. CONTESTO: Si. PREGUNTADO: Sírvase indicar si su compañero movió la moto luego del accidente. CONTESTO: La tuvimos que mover porque la moto quedó encima de mi entonces la tuvimos que parar para yo poderme levantar. SE LE OTORGA LA PALABRA AL DOCTOR JUAN ESTEBAN RUIZ. PREGUNTADO: Dentro de las dos cuadras siguientes existen pasos peatonales o semáforos o algún otro medio para cruzar la avenida ferrocarril. CONTESTO: Más adelante existe el puente que lleva al metro cruzando de calle a calle y hay semáforos. PREGUNTADO: Del lugar donde ocurrió el accidente a los semáforos y al puente qué distancia aproximada hay. CONTESTO: Entre 40 y 50 metros, y al puente peatonal 70 metros. PREGUNTADO: Dígale al despacho si es del caso si usted tuvo acceso a la víctima si usted sintió olor a alcohol a la víctima. CONTESTO: No. PREGUNTADO: Se le pone de presente el croquis, que existe al lado izquierdo de la vía, un ande (sic), separación a otra calle. CONTESTO: Esta la otra vía que viene de la minorista. PREGUNTADO: Qué altura tiene el separador donde ocurre el hecho y también de la otra calle que viene de la minorista. CONTESTO: El separador es centímetros, y de fondo hay un metro. PREGUNTADO: Señale en el croquis el muro que usted dice. CONTESTO: Coloca una X en la profundidad. PREGUNTADO: Diga si está de acuerdo con el levantamiento del croquis si así son las condiciones de la vía. CONTESTO: Si, la moto estaba aquí (…). PREGUNTADO: Cuanto tiempo circularon ustedes detrás del camión. CONTESTO: El camión venía por el lado derecho y nosotros por el lado izquierdo y estábamos adelantando el camión. PREGUNTANDO: Estaban todo el tiempo circulando por el lado izquierdo. CONTESTO: Nosotros dejamos a Colombia y tomamos a Colombia, la cual tiene dos carriles en un sentido, y cuando estábamos adelantando el camión lo hicimos por la parte izquierda, nosotros veníamos por Colombia y el camión va a adelante nos desviamos y fuimos a adelantar el camión. PREGUNTADO: Qué tiempo transcurre entre el momento que adelantan el camión y el accidente. CONTESTO: Segundos, un segundo. PREGUNTADO. Qué largo le calcula al camión. CONTESTO: No sabría decirle que largo tiene un camión, no sé qué tipo de camión era (…)”.

5.15. Reiteró lo dicho en la entrevista rendida el 25 de octubre de 2006(48) ante Fiscalía General de la Nación - Seccional de la Unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, en la que declaró:

“(…) PREGUNTADO: Sírvase indicar si usted conoce o conoció a Juan de la Cruz Vásquez Porras. CONTESTO. Ese fue el señor que resultó muerto en el accidente de tránsito (…) El que ocurrió el 8 de marzo de este año, ahí al dejar la vía Colombia por el ferrocarril. PREGUNTADO: usted presenció los hechos o el accidente. CONTESTO: Si, yo iba en la moto con mi compañero Parra Londoño, él era el que manejaba, y yo el parrillero (…) Cuando el señor Juan de la Cruz Vásquez nos salió de repente (…) Ese día veníamos él y yo en la moto de placas COV 87, de la policía nacional, veníamos de tanquear, y nos dirigíamos hacia Guayabal, al dejar la calle Colombia para coger la del ferrocarril, veníamos adelantando un camión y el señor nos salió de repente, nosotros veníamos por la derecha de la vía, el camión venía también por el carril derecho, y al adelantar el camión, pasamos al carril de la izquierda, entonces el señor nos salió y el compañero mío frenó y lo trato de esquivar hacia la izquierda y el señor se nos lanzó… es que el señor cuando nos ve, se queda quieto y el compañero mío lo esquiva a la izquierda, y cuando él lo esquiva, el señor también se tira hacia la izquierda. PREGUTNADO: Díganos si el señor peatón se les lanzó o no. CONTESTO: Lanzarse no, es que cuando mi compañero esquiva hacia la izquierda, el señor siguió caminando y ya fue cuando se atropella, no fue que se lanzó, sino que hubo un instante que el peatón se quedo (sic) quieto, parado, y mi compañero tira la moto a la izquierda pero el peatón reaccionó y siguió caminando y ya es inevitable que no se atropelle. PREGUTNADO: Díganos entonces, el peatón salió por delante del camión. CONTESTO: Si, tuvo que haber salido por delante del camión, porque cuando adelantábamos por la izquierda fue que sucedió el accidente. (…) PREGUNTADO: Díganos si por el carril izquierdo, antes de realizar la maniobra de adelantamiento del camión, transitaban otros vehículos. CONTESTO: No, por eso fue que adelantamos. PREGUNTADO: Díganos qué maniobras realizó su compañero Parra Londoño para evitar el accidente. CONTESTO: Frenar y esquivar al peatón, tirando la moto hacia la izquierda. PREGUNTADO: Hubo huella de frenada. CONTESTO: No, no hubo huella de frenada (…) Porque se venía a una velocidad moderada (…) Veníamos despacio, por ahí a unos 45 kilómetros por hora más o menos, no íbamos rápido. (…) PREGUNTADO: Algo más para agregar a esta diligencia. CONTESTO: Es de anotar que más adelante había un semáforo o hay un semáforo y el puente peatonal del metro, y más atrás donde fue el accidente hay otro semáforo, por lo que el peatón debió haber pasado por allí, porque donde sucede el accidente no hay paso peatonal. PREGUNTADO: sabe en qué condiciones anímicas estaba su compañero Parra Londoño ese día y a esa hora del accidente. CONTESTO: Estábamos ambos bien, en sano juicio, prestos para el servicio, y ese día no trasnochamos ni nada. (…)”.

5.16. En el mismo sentido, el día 6 de abril de 2006(49) declaró ante la Fiscalía General de la Nación - Seccional de la Unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, el señor Alexander Antonio Álvarez Heredia, testigo presencial de los hechos, mencionando lo siguiente:

“(…) PREGUNTADO: Sírvase indicar si usted conoce o distingue a Juan de la Cruz Vásquez Porras. CONTESTO: No, no sé quién es. PREGUNTADO: Usted conoce o distingue a Jhon Fernando Parra Londoño. CONTESTO: No, no sé quién es (…). PREGUNTADO: Ese día 8 de marzo de 2006, usted por qué lo recuerda. CONTESTO: Ese día era día de la mujer y porque hubo un accidente de tránsito, al frente de donde yo trabajo. PREGUNTADO: Accidente de tránsito de qué se trató. CONTESTO: Entre una moto de la policía que atropelló a un señor. PREGUNTADO: Usted presenció este accidente. CONTESTO: Sí, yo lo vi. PREGUNTADO: Por qué lo vio. CONTESTO: Porque en ese instante, precisamente, estaba fuera de mi trabajo haciendo una llamada telefónica y pude ver lo sucedido. PREGUNTADO: Y qué vio? CONTESTO: Cuando el señor, el fallecido, cruzó la avenida sin mirar, en ese momento venía una motocicleta y la moto venía despacio y el señor, el muerto, hizo una forma o quiebre varias veces (sic), como un zig-zag como tratando de esquivar a la moto, y los policías frenaron, y el señor, el muerto sólo puso las manos cruzadas en el pecho y fue golpeado por la moto que lo tiró al piso, ya luego yo fui y les ayudé a levantar la moto que lo tiró al piso, porque cayeron al piso y ya de ahí cogimos al señor y lo mandamos en taxi para el hospital. PREGUNTADO: En el instante en qué sucede este accidente, qué estaba haciendo usted. CONTESTO: Ya había acabado de colgar el teléfono y estaba ahí parado (…). PREGUNTADO: En qué momento usted, antes del impacto, aprecia al peatón. CONTESTO: Él pasó por el lado mío a cruzar la calle, y veo que la cruza sin mirar o poner cuidado, y ahí es cuando lo atropella la moto. Yo lo veo cuando baja el andén y cruza la calle (…). PREGUNTADO: Usted por qué dice que el peatón cruzó la calle sin poder atención o cuidado. CONTESTO: Porque él pasó por el lado mío, no miró para ninguna parte, ni paró para mirar si venían vehículos, sino ninguna parte (sic), ni paró para mirar si venían vehículos, sino que de una se bajó del andén y cruzó. REGUNTADO: Cuántos carriles tiene la vía donde fue el accidente. CONTESTO: Tiene dos carriles en el sentido de norte a sur, o sea no tiene doble vía. PREGUNTADO: En cuál carril fue el impacto de la moto con el peatón. CONTESTO: En el carril de la izquierda, en la mitad del carril izquierdo (…).

5.17. Observa la Sala que los testimonios anteriores son consistentes, precisos, detallados, concuerdan entre sí y permiten tener una idea clara de lo sucedido el día 8 de marzo de 2006, además, fueron rendidos por personas que presenciaron directamente los hechos, motivo por el cual, serán valorados y tenidos en cuenta junto con los demás medios probatorios allegados al proceso con el fin de determinar si, en el sub lite, existe responsabilidad de la entidad demandada, o por el contrario, se acreditó la existencia de una causal eximente de responsabilidad, que conllevará a negar las pretensiones de la incoadas.

5.18. Destaca la Sala lo dicho por el señor Alexander Antonio Álvarez Heredia, por cuanto se constituye en un tercero ajeno a las partes y a los intereses de las mismas, pues manifestó no conocerlas o ser cercanos a ellas, limitándose a decir lo que vio el día del siniestro.

5.19. Por otra parte, se encuentra en el proceso la declaración jurada rendida por la agente de tránsito Aida María Lema Cadavid el 22 de marzo de 2006(50) ante la Fiscalía General de Nación - Seccional de la Unidad Tercera de Delitos contra la Vida y la Integridad Personal de Medellín - Antioquia, donde consignó lo siguiente:

“(…) PREGUNTADO: usted conoce o distingue a Juan de la Cruz Vásquez Porras. CONTESTO: Este fue un señor que tuvo un accidente en la Avenida del Ferrocarril, no recuerdo la fecha exacta, pero fue atropellado por un policía. PREGUNTADA: Díganos o refiéranos ese caso de accidente de tránsito que nos acaba de relacionar. CONESTO: Ese día me encontraba en la Patrulla Atenas 26, haciendo segundo turno, o sea en la mañana, y reportaron por el radio que nos trasladáramos a conocer un caso de accidente, en donde estaba involucrado un compañero de nosotros, o sea un policía (…). Cuando llegamos al sitio encontramos al señor patrullero Parra Londoño, estaba con otros dos compañeros del Coram, no se los nombres; ya al lesionado se lo habían llevado para la policlínica, porque siempre había sido ya ratico que había sucedido el accidente; nos encontramos con el Patrullero Parra Londoño y él nos manifestó lo que había sucedido, que un viejito se le había atravesado cuando él venía por el carril izquierdo, que el señor cuando lo vio, en vez de terminal (sic) de cruzar la vía, lo que hizo fue cruzar los brazos así de frente con él, se quedó estático en la vía, y que así fue como lo atropelló; que lo había enviado enseguida para un centro asistencial; ya procedí a realizar el croquis, a tomar los datos de él, o sea del patrullero, tomar los datos de un testigo que estaba ahí, que se llama Alexander Antonio Álvarez Heredia (…); tome (sic) las medidas pero dibuje (sic) la moto punteada, ya que la habían parado la moto, pero no la habían movido del punto donde quedó o fue el impacto (…); después de tomar los datos pertinentes y verificar los documentos, nos trasladamos a la secretaría de tránsito para hacer la prueba de alcoholemia, pasar el procedimiento; aclaro que la moto de la policía no fue inmovilizada, pues se entregó con autorización de la inspectora de tránsito, pero se hizo el peritaje y la impronta de la moto. Me trasladé luego a la Policlínica para pedir la prueba de sangre del peatón y verificar el estado en que se encontraba; el doctor no explicó que el paciente presentaba un TEC severo y trauma en tejidos blandos, que estaba inconsciente y que no tenía otro documento diferente a la cédula, de ahí que no se le haya tomado datos de residencia o de alguien a quién avisar, el mismo médico nos dijo que no nos podía entregar muestra de sangre, ya que ellos mismos tramitaban eso si la fiscalía lo requería. Es todo. PREGUNTADA: Díganos condiciones de la vía y del tiempo en el día y momento del accidente. CONTESTO: Es una vía recta, es de 2 carriles, tiene un solo sentido, Norte-sur, en buenas condiciones físicas la vía. Esa mañana estaba seca la vía. PREGUNTADA: Díganos qué señales de tránsito hay en ese lugar. CONTESTO: Del lugar del accidente hay un pare aproximadamente a una cuadra, hay sentido vial, la línea de carril, no hay más señales. PREGUNTADO: Hay cruce peatonal cerca al lugar del accidente. CONTESTO: No hay. (…) PREGUNTADO: Vio huellas de frenada o arrastre. CONTESTO: No, no vi, en el piso no había esos indicios. PREGUNTADA: Díganos si usted supo en qué dirección cruzaba la vía el peatón cuando fue atropellado por la moto de la Patrulla. COTESTO: Occidente-oriente. PREGUNTADO: En qué parte de la vía fue el impacto. CONTESTO: En el carril de la izquierda, ya casi llegando al separador. PREGUNTADO: Según el croquis, del separador, a qué distancia fue el impacto. CONTESTO: A menos de un metro aproximadamente, o sea, el peatón ya iba a terminar de cruzar la vía. (…)”.

5.20. Ahora bien, de lo dicho anteriormente, sumado a las demás pruebas obrantes en el plenario, tales como el informe del accidente y croquis, la inspección ocular realizada en el sitio del accidente y las fotografías que de ella se extrajeron, se pueden deducir claramente los siguientes aspectos: (i) Que los patrulleros Jhon Fernando Parra Londoño y Wilmar Alexander Fonseca Vasco se desplazaban en sentido norte-sur por la carrera 57 con calle 49 cerca del “puente Colombia” en la ciudad de Medellín; (ii) que al momento del accidente se encontraban por el lado izquierdo de la vía (de dos carriles, con línea de carril discontinua y de un solo sentido) pues acababan de adelantar a un vehículo automotor que transitaba por el carril derecho; (iii) que instantes después arrollaron al peatón Juan de la Cruz Vásquez Porras, quien intentaba cruzar la avenida en sentido occidente-oriente y se hallaba en el carril izquierdo; (iv) que la víctima intentó esquivar la motocicleta, al igual que los patrulleros de la Policía Nacional lo intentaron evitar a él, pero que resultó inútil, impactándolo con la parte delantera del vehículo; (v) que en dicho tramo no existía señal alguna que indicara que estaba permitido el paso de peatones; (vi) que existía una señal de PARE “aproximadamente a una cuadra”(51), y que la vía se encontraba en buen estado; (vii) que los conductores de la motocicleta portaban licencia, casco y seguro al día(52); (viii) que no se demostró que los mismos transitaran a exceso de velocidad ni en estado de alicoramiento.

5.21. Pues bien, frente a todo esto y al analizar de forma objetiva el acervo probatorio referido arriba, la Sala precisa que existen suficientes elementos de juicio como para predicar la ausencia de imputación del daño a la entidad demandada por configurarse un evento de culpa exclusiva de la víctima, pues considera que el hecho determinante del daño recae exclusivamente en la conducta desplegada por el señor Juan de la Cruz Vásquez Porras en su calidad de peatón.

5.22. En efecto, se demostró que la víctima directa transitó por una vía que no permitía el paso peatonal, sin tomar precaución alguna de verificar que no viniera un vehículo que pudiese poner en riesgo su vida, constituyéndose en una actuación irresponsable que conllevó a que fuera arrollado por la motocicleta oficial conducida por el agente Jhon Fernando Parra Londoño, quien no esperaba encontrarse con un peatón en dicha vía pues el tramo en el que ocurrió el siniestro está destinado para el uso exclusivo del tránsito de vehículos, ya que la señal de PARE más cercana se encontraba a varios metros después, tal y como se probó, sin que fuera obligatorio para el conductor de la motocicleta realizarla precisamente en esa parte de la avenida.

5.23. Para la Sala es claro que fue la actuación del señor Juan de la Cruz Vásquez Porras, determinante para que se produjera el lamentable resultado que hoy se discute, puesto que su imprevisibilidad, radicada en la decisión voluntaria y autónoma de atravesar una avenida no peatonal asumiendo todos los riesgos generados tanto para su integridad, como para la de los conductores que por la misma transitaban, fueron decisiones completamente ajenas a la actividad desplegada por el patrullero de la Policía Jhon Fernando Parra Londoño y por ende, de las entidades aquí demandadas.

5.24. Así pues, el caso sub judice se encuentra acreditado que, quien incurrió en la omisión de un deber normativo fue la víctima directa en su calidad de peatón, al transgredir lo señalado en los artículos 55, 57 y 58 y 59 de la Ley 769 de 2002 o Código Nacional de Tránsito vigente para la época de los hechos, en el cual se disponía lo siguiente:

“(…) ART. 55.—COMPORTAMIENTO DEL CONDUCTOR, PASAJERO O PEATÓN.

Toda persona que tome parte en el tránsito como conductor, pasajero o peatón, debe comportarse en forma que no obstaculice, perjudique o ponga en riesgo a las demás y debe conocer y cumplir las normas y señales de tránsito que le sean aplicables, así como obedecer las indicaciones que les den las autoridades de tránsito”.

Por su parte, los artículos 57 y 58 (incs. primero y sexto) de la mencionada norma, sostenían que:

“(…) ART. 57.—CIRCULACIÓN PEATONAL:

El tránsito de peatones por las vías públicas se hará por fuera de las zonas destinadas al tránsito de vehículos. Cuando un peatón requiera cruzar una vía vehicular, lo hará respetando las señales de tránsito y cerciorándose de que no existe peligro para hacerlo.

ART. 58.(53)—PROHIBICIONES A LOS PEATONES. Los peatones no podrán:

— Invadir la zona destinada al tránsito de vehículos, ni transitar en ésta en patines, monopatines, patinetas o similares. (Declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-449 de 2003) (…).

— (…) Actuar de manera que ponga en peligro su integridad física (…)”.

5.27. Asimismo, el artículo 59 de la Ley 769 de 2002, rezaba lo siguiente:

“(…) ART. 59.—LIMITACIONES A PEATONES ESPECIALES:

Los peatones que se enuncian a continuación deberán ser acompañados, al cruzar las vías, por personas mayores de dieciséis años:

(…) Las personas que se encuentren bajo el influjo de alcohol, drogas alucinógenas y de medicamentos o sustancias que disminuyan sus reflejos (…)”.

5.28. Esta última infracción, por cuanto se acreditó mediante el examen de alcoholemia practicado el día 8 de marzo de 2006(54) al señor Juan de la Cruz Vásquez Porras por médicos del Hospital Universitario San Vicente de Paul de Medellín, que al momento del accidente, se encontraba en primer grado de embriaguez.

5.29. Como puede verse, las expresas obligaciones y mandatos normativos le imponían unas cargas positivas que la víctima directa desconoció, por lo que derivado de su desatención, incumplimiento o inobservancia se produjo de manera determinante, y excluyente de otras acciones, el daño antijurídico consistente en su muerte.

5.30. No puede dejar la Sala pasar por alto lo resuelto en la Resolución STT0 4070 del 27 de septiembre de 2006(55), expedida por la Inspección Doce de la Secretaría Legal de la Secretaría de Transporte y Tránsito de Medellín “por medio de la cual se resuelve un asunto contravencional”, en la que se declaró como único responsable del accidente de tránsito estudiado, al señor Juan de la Cruz Vásquez Porras, al considerar que su conducta fue irresponsable e imprudente y además, transgresora de lo dispuesto en el Código Nacional de Tránsito vigente en esa fecha. La misma fue reseñada detalladamente en el acápite de pruebas.

5.31. De otro lado, si bien es cierto que el patrullero Jhon Fernando Parra Londoño, se encontraba adelantando a un vehículo por el carril izquierdo, considera la Sala que ese hecho, por sí sólo, no se constituye en uno determinante para el resultado final, pues el señor Juan de la Cruz Vásquez Porras, fue imprudente y negligente al cruzar la avenida sin extremar medidas o tener la precaución de cerciorarse de que no viniera ningún vehículo en circulación, o por el contrario, cruzar la vía por los lugares que debidamente se indicaban para tal efecto, todo con el fin de evitar el daño que al final se produjo.

5.32. En este sentido, concluye igualmente la Sala que tampoco puede aducirse que existió una falla en el servicio generada por los agentes de Policía, ya que no se acreditó en el plenario que los mismos condujeran a exceso de velocidad o de forma imprudente e irregular, ya que portaban sus respectivos implementos de seguridad, con sus documentos exigidos al día, además, utilizaron los direccionales requeridos para realizar la maniobra de adelantamiento, tal y como lo manifestaron en declaraciones citadas anteriores; tampoco se demostró que el vehículo presentara falla mecánica alguna, pues a este se le realizó peritazgo(56) en el que se concluyó que tenía en buen estado los sistemas de frenos de pedal, freno de manos, la dirección y las luces.

5.33. Advierte la Sala que al momento del accidente las condiciones climatológicas eran optimas, con una visión clara de la vía, ya que el accidente se produjo en horas de la mañana, es decir, a plena luz del día y con un estado de la carretera seco. Sumado a esto, se probó que tanto el conductor de la motocicleta como la víctima directa se encontraban en perfecto estado de salud(57), por lo que, en definitiva, sólo se explica la ocurrencia del hecho, en razón a la falta de cuidado que tuvo el señor Juan de la Cruz Vásquez al cruzar la avenida mencionada, incumpliendo con los deberes normativos que ampliamente se han reseñado y que generaron el daño que hoy se reclama.

5.34. Así las cosas, se encuentra acreditado que en el presente proceso se configuró la causal exonerativa de responsabilidad denominada “culpa exclusiva de la víctima”, consistente en la vulneración de los deberes normativos impuestos al señor Juan de la Cruz Vásquez Porras, víctima directa en este asunto, al transgredir lo dispuesto en el Código Nacional de Tránsito Vigente para la época de los hechos, al actuar de forma imprudente y negligente, cuando se dirigía a cruzar la avenida ubicada en la carrera 57 con calle 49 de la ciudad de Medellín, ocasionando el accidente de tránsito que implicó que falleciera a causa de las lesiones recibidas.

5.35. Conforme a lo anterior, la Sala confirmará la sentencia de primera instancia proferida el día 1º de julio de 2010 por el Tribunal Administrativo de Antioquia, que negó las pretensiones de la demanda al probarse la excepción interpuesta por la entidad demandada de culpa exclusiva de la víctima.

En mérito de lo expuesto, la Sección Tercera - Subsección C de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

RESUELVE:

1. CONFIRMAR la sentencia proferida el 1º de julio de 2010 por el Tribunal Administrativo de Antioquia - Sala Segunda de Decisión.

2. Sin condena en costas.

3. Reconocer al abogado José Luis Viveros Abisambra, identificado con la cédula de ciudadanía 3.573.470, portador de la tarjeta profesional 22.592, expedida por el Consejo Superior de la Judicatura, como apoderado de la parte demandante, en los términos y para los efectos a que alude la sustitución de poder (fl. 337, cdno. ppal.).

4. DEVUÉLVASE el expediente al tribunal de origen una vez ejecutoriada la presente sentencia.

Cópiese, notifíquese, cúmplase.»

21 Corte Constitucional. Sentencia C-965 de 2003.

22 Copia de los registros civiles de nacimiento los señores Juan Andrés y Adrián León Vásquez, donde se acredita que eran hijos del señor Juan de la Cruz Vásquez; y que la menor Yessica Lorena Vásquez era su nieta, pues su padre es el señor Juan Andrés Vásquez Vásquez, hijo de la víctima directa (fls. 16, 17 y 19, cdno. 1).

23 Copia de los Registros Civiles de Nacimiento los señores Teresa Emilia, Rosa Elisa Vásquez Porras, Margarita del Socorro Vásquez Atehortúa, José Isaías y Manuel Salvador (fls. 20, 21, 22, 23 y 24, cdno. 1), que en relación con la partida de bautismo del señor Juan de la Cruz Vásquez Porras (fl. 25), se acreditó que todos eran hermanos, por cuanto coinciden ser hijos del señor José Isaías Vásquez Fernández, padre de la víctima directa.

24 Copia de los testimonios rendidos los días 1 y 6 de agosto de 2006 por los señores Lucelly del Socorro de Fátima Areiza (fls. 120-122, cdno. 1), Iván de Jesús Quintero Suárez (fls. 123-124, cdno. 1), Ángela Esperanza Garcés Camacho (fls. 127-129, cdno. 1), los cuales manifestaron que el señor Juan de la Cruz Vásquez Porras consideraba a la señora Adriana Patricia Rodríguez Vásquez como su hija, pues la había criado desde pequeña, constituyéndose en su figura paterna, además, que convivían en la misma vivienda y que tenían lazos afectivos como los de un padre con su hija.

25 Copia de la Partida de Matrimonio Católico, por medio del cual se acreditó la calidad de cónyuge de la señora María Angelmira Ramírez Montoya con la victima directa (fl. 8, cdno. 2).

26 Copia de los Registros Civiles de Nacimiento de Luz Marina Vásquez Ramírez, María Ubiter Vásquez Ramírez, William de Jesús Vásquez Ramírez y Vanessa Vásquez Posada, en los que se demuestras que la víctima directa era su padre (fls. 9, 10, 11 y 12, cdno. 2).

27 Cfr., Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, Subsección C. Auto de 17 de septiembre de 2013, expediente 45092.

28 ART. 21.—Suspensión de la prescripción o de la caducidad. La presentación de la solicitud de conciliación extrajudicial en derecho ante el conciliador suspende el término de prescripción o de caducidad, según el caso, hasta que se logre el acuerdo conciliatorio o hasta que el acta de conciliación se haya registrado en los casos en que este trámite sea exigido por la ley o hasta que se expidan las constancias a que se refiere el artículo 2º de la presente ley o hasta que se venza el término de tres (3) meses a que se refiere el artículo anterior, lo que ocurra primero. Esta suspensión operará por una sola vez y será improrrogable” (resaltado fuera de texto).

29 Consejo de Estado, Auto de fecha 2 de marzo de 2001, radicación 10909, M.P. Delio Gómez Leyva.

30 Consejo de Estado, Auto de fecha 26 de marzo de 2007, radicación 33372, M.P. Ruth Stella Correa Palacio.

31 Atendiendo a que el día 9 de marzo de 2008, fue un día no laboral.

32 Corte Constitucional, Sentencia C-254 de 2003.

33 “En consecuencia, la función de la responsabilidad extracontractual (sic) no puede ser ni única ni primariamente indemnizatoria. Tiene que ser, ante todo, preventiva o disuasoria, o se trataría de una institución socialmente absurda: ineficiente”. PANTALEÓN, Fernando. “Cómo repensar la responsabilidad civil extracontractual (También de las Administraciones públicas)”, en AFDUAM, Nº 4, 2000, pág. 174.

34 Consejo de Estado, Sala Plena de la Sección Tercera, Sentencia del 28 de agosto de 2013, expediente 25022, M.P. Enrique Gil Botero.

35 Ídem.

36 Expediente 18001-23-31-000-1999-00454-01 (24392).

37 Folios 50 a 84 y 163 a 197, cuaderno 1.

38 En este aspecto se da continuidad a la jurisprudencia de la Subsección C, de la Sección Tercera, según la cual, se trata de documentos privados “pues la demanda es indicadora indirecta de que tienen origen en la propia parte que las allegó (CPC, art. 251); de todas maneras tienen dicha calidad porque en ellos no consta el funcionario que las tomó o filmó. Lo cierto es que la sola presunción de autenticidad de los mismos no define las situaciones de tiempo y modo de lo que ellas representan. Esto por cuanto la fecha cierta de un documento privado, respecto de terceros, se cuenta a partir de uno de los siguientes hechos: o por el fallecimiento de alguno de los que lo han firmado, o desde el día en que ha sido inscrito en un registro público o en que conste haberse aportado al proceso, o en que haya tomado razón de él un funcionario competente en su carácter de tal, o desde que haya ocurrido otro hecho que le permita al juez adquirir certeza de su existencia (CPC, art. 280). Desde otro punto de vista, la doctrina se ha pronunciado sobre el valor probatorio de las fotografías como documentos representativos que son; dice que las fotografías de personas, cosas, predios, etc. sirve para probar el estado de hecho que existía al momento de haber sido tomadas, de acuerdo con la libre crítica que de ellas haga el juez y que son un valioso auxiliar de la prueba testimonial, cuando el testigo reconoce en ella o en ellas el lugar o la cosa que dice haber conocido.

39 Sección Tercera, sentencia de 22 de abril de 2004, expediente 14688. Para el caso de autos, como la fecha cierta de las fotografías es la de presentación de la demanda, porque se aportaron con ésta, el 19 de octubre de 2006, de nada sirve para la eficacia probatoria que se reputen auténticas” (Secc. Tercera, exps. 19630, 20498, 19901 y 18229), es por tal motivo, que las mismas se deben cotejar con otros medios de prueba aportados al proceso, para ayudar a darles fuerza probatoria, sin embargo, los medios que se encuentran en el plenario carecen de suficiencia para establecer su eficacia.

40 Folios 31 a 32 y 144 a 145, cuaderno 1.

41 Folio 15 C.1 y 63, cuaderno 2.

42 Folios 80 a 82, cuaderno 2.

43 Informe de Accidente de Tránsito No. 0655068-00 de la Secretaría de Transportes y Tránsito de la Alcaldía de Medellín (fls. 31 a 32 y 144 a 145, cdno. 1).

44 Folios 20 y 161, cuaderno 1.

45 Folios 39 a 42 y 152 a 154, cuaderno 1.

46 Folios 105 a 110, cuaderno 3.

47 Folios 46 a 47 y 159 a 160, cuaderno 1.

48 Folios 111 a 113, cuaderno 3.

49 Folios 114 a 117, cuaderno 3.

50 Folios 89 a 92, cuaderno 3.

51 Ibídem.

52 Folios 31 a 32 y 144 a 145, cuaderno 1.

53 Modificado por el artículo 8º, Ley 1811 de 2016.

54 Folios 45 y 158, cuaderno 1.

55 Folios 87 a 92 y 200 a 205, cuaderno 1.

56 Folio 102, cuaderno 3.

57 Testimonio rendido por el señor Froilán de Jesús Velásquez el 4 de septiembre de 2008 ante el Tribunal de Antioquia, en la cual se consignó lo siguiente: “(…) PREGUNTADO: Sabe usted como era el estado físico y mental del señor Juan de la Cruz. CONTESTÓ: En 10 años que viví allá nunca lo vi enfermo y sin ningún problema pues él vivía alentado, era una persona lúcida y él arreglaba la casa y hacía de todo (…)” (fls. 208 a 210, cdno. 1).