Sentencia 2008-00355 de septiembre 2 de 2010

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Rad. 110001 0324 000 2008 00355 00

Consejero Ponente:

Dr. Rafael E. Ostau de Lafont Pianeta

Actora: Wilcos S.A.

Bogotá, D.C., dos de septiembre de dos mil diez.

EXTRATOS: «Se decide el recurso ordinario de súplica interpuesto por el apoderado de la parte actora contra el auto de 11 de marzo de 2010, por el cual el magistrado ponente rechazó la demanda de la referencia impetrada en ejercicio de la acción de nulidad y restablecimiento del derecho por haber operado el fenómeno de la caducidad de la acción.

(...).

V. Consideraciones

En orden a resolver lo pertinente, observa la Sala que el problema jurídico planteado se contrae a dilucidar si la notificación efectuada por internet a la apoderada de la sociedad demandante del acto administrativo que se censura, se puede apreciar como válida para contabilizar el término de la caducidad de la acción de nulidad y restablecimiento del derecho aquí impetrada.

Pues bien, es menester referirse a los actos demandados:

— Resolución 6794 del 29 de febrero de 2008 proferida por la Superintendencia de Industria y Comercio, por medio de la cual se resolvió el recurso de reposición interpuesto por la sociedad Laboratorios Cosméticos y Químicos - Cosquim S.A. revocando la Resolución 32271 del 28 de septiembre de 2007 a través de la cual se había cancelado por no uso el registro de la marca mixta Melody para distinguir los productos comprendidos en la clase 3 de la clasificación internacional de Niza de la que era titular.

— Resolución 14105 del 30 de abril de 2008, por la cual se resolvió un recurso de apelación interpuesto por la sociedad Wilcos S.A. revocando la Resolución 6794 del 29 de febrero de 2008 y la 32271 del 28 de septiembre de 2007, y en su lugar, canceló parcialmente por no uso la marca mixta Melody, en el sentido de excluir de su amparo los siguientes productos: “preparaciones para blanquear y otras sustancias para la colada; preparaciones para limpiar, pulir, desengrasar y pulimentar, perfumería y dentífricos”.

En tal escenario, una vez revisado el expediente obra a folio 177 la certificación expedida por la secretaria general de la Superintendencia de Industria y Comercio, según la cual la doctora Mónica Wolf Wasserman, apoderada de la sociedad demandante dentro de la actuación administrativa, se notificó de las anteriores decisiones por internet.

Teniendo en cuenta esto, y que, además, dentro del recurso de súplica instaurado se observa que no se controvierte el medio de notificación de los actos administrativos, sino que por el contrario, se acepta que la apoderada tuvo conocimiento de la decisión a través de internet, la Sala concluye que la administración efectuó válidamente la notificación de su decisión, habida cuenta de que los medios electrónicos constituyen un medio idóneo para esos efectos.

Ahora, abordando el argumento que trae el memorialista relacionado con que la notificación se entendía efectuada solo hasta cuando los demás intervinientes de la vía gubernativa fuesen notificados atendiendo lo estatuido en el artículo 120 del Código de Procedimiento Civil, debe aclararle esta Sala a la sociedad demandante que el Código Contencioso Administrativo prevé de manera expresa la forma en la que la administración pública debe notificar sus decisiones a los administrados, sin que para ello deba remitirse a las disposiciones contenidas en el Código de Procedimiento Civil.

Bajo la anterior premisa, es menester aclarar que la administración al resolver situaciones jurídicas donde se hallen inmersos intereses ya sea de orden institucional o meramente privados, debe velar porque sus decisiones sean notificadas de manera efectiva siempre con observancia de los lineamientos que la ley prescribe para tal efecto, y por supuesto en aras a la materialización del principio de publicidad y la garantía de los derechos de defensa, contradicción y el debido proceso.

Así las cosas, el artículo 44 del Código Contencioso Administrativo dispone que los actos administrativos deben notificarse de manera personal y que si ello no es posible debe realizarse subsidiariamente por medio de edicto, tal y como lo dispone el artículo 45 del mismo estatuto, a saber: “si no se puede hacer la notificación personal al cabo de cinco días del envío de la citación, se fijará edicto en lugar público del respectivo despacho, por el término de diez días, con la inserción de la parte resolutiva de la providencia”.

En ese orden, revisada la certificación a que se aludió y el sello obrante al reverso del folio 143, es posible concluir que en efecto operó le fenómeno de caducidad de la acción impetrada por el apoderado de la sociedad Wilcos S.A., toda vez que se observa claramente que la doctora Mónica Wolf Wasserman se notificó mediante internet el 6 de mayo de 2008, luego el término para interponer la demanda comenzaba contarse a partir del 7 de mayo hasta el 8 de septiembre de ese año.

La demanda se interpuso el 12 de septiembre de 2008, fuera del término establecido para el efecto, luego como lo determinó el despacho sustanciador operó el fenómeno de la caducidad de conformidad con lo dispuesto en el numeral dos (2º) artículo 136 del Código Contencioso Administrativo la acción de nulidad y restablecimiento del derecho “... caducará al cabo de cuatro (4) meses, contados a partir del día siguiente al de la publicación, notificación, comunicación o ejecución del acto (...)”, y de acuerdo con lo estatuido en el artículo 143 inciso 3º ibídem era procedente rechazar la demanda.

Bajo tales premisas, por encontrarse ajustado a derecho, la Sala confirmará el auto impugnado.

RESUELVE:

CONFÍRMASE el auto suplicado del 11 de marzo de 2010.

Cópiese y notifíquese.

La anterior providencia fue discutida y aprobada por la Sala en reunión celebrada el 2 de septiembre de 2010».