Sentencia 2008-00793 de marzo 15 de 2018

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Consejera Ponente:

Rocío Araújo Oñate

Bogotá, D.C., quince (15) de marzo de dos mil dieciocho (2018).

Rad.: 76001-23-31-000-2008-00793-01

Demandante: Distribuidora de Textiles y Confecciones S.A., DIDETEXCO

Demandada: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN

Asunto: Nulidad y restablecimiento del derecho – Sentencia de segunda instancia

EXTRACTOS: «II. CONSIDERACIONES

1. Competencia.

De conformidad con el artículo 129 del Código Contencioso Administrativo y con el numeral 1º del Acuerdo número 357 del 5 de diciembre de 2017, la Sección Quinta del Consejo de Estado es competente para proferir fallo dentro de los procesos de segunda instancia que sean remitidos por los despachos de la Sección Primera, dentro de los cuales, de conformidad con lo establecido en el numeral 2º del citado acuerdo, el despacho del doctor Roberto Augusto Serrato Valdés, remitió el proceso de la referencia.

2. Cuestión previa.

Antes de abordar el caso concreto, es preciso señalar que, mediante memorial radicado el 15 de octubre de 2014, en el cual se presentaron los alegatos de conclusión de la parte demandada, obra poder otorgado por la entidad, al doctor LUIS ALFONSO JAIMES PLATA, a quien se le reconocerá personería para actuar como apoderado judicial de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, en los términos del poder otorgado que obra a folio 14 del cuaderno de apelación del expediente.

3. Problema jurídico.

Corresponde a la Sala determinar si, de conformidad con los argumentos de la impugnación, se revoca, modifica o confirma la providencia del 23 de noviembre de 2012, proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, que declaró la nulidad de los actos demandados y ordenó el restablecimiento del derecho de la demandante, para lo cual se deberá verificar si la omisión en la descripción de la mercancía de las referencias 01201 y 01101 daba lugar a la aprehensión y decomiso de los bienes por no poderse identificar plenamente la mercancía en la declaración de importación, o si, en todo caso, a pesar de ello, la mercancía se encontraba plenamente identificada, lo que, en consecuencia implicaba que no fuera aprehendida y decomisada, de acuerdo a la normativa vigente al momento en que ocurrieron los hechos.

La Sala precisa que limitará el análisis a lo decidido en la sentencia de primera instancia y a los argumentos expuestos en el escrito de apelación, en virtud de lo dispuesto por el artículo 357 del Código de Procedimiento Civil, de conformidad con el cual “La apelación se entiende interpuesta en lo desfavorable al apelante, y por lo tanto el superior no podrá enmendar la providencia en la parte que no fue objeto del recurso, salvo que en razón de la reforma fuere indispensable hacer modificaciones sobre puntos íntimamente relacionados con aquélla”.

4. De los actos demandados.

Se trata de: i) la Resolución Nº 212 del 28 de enero de 2008, por la cual la División de Fiscalización de la Administración Especial de Aduanas de Buenaventura ordenó el decomiso de una mercancía de propiedad de la demandante, por un valor de $105’701.280 y ii) la Resolución Nº 001120 del 16 de mayo de 2008, mediante la cual la División Jurídica Aduanera de la Administración Especial de Aduanas de Buenaventura resolvió el recurso de reconsideración interpuesto contra la Resolución Nº 212 de 28 de enero de 2008, confirmándola en su integridad.

En síntesis, la parte demandante adujo que si bien se presentó un error en la declaración de importación por no incluir los seriales 1201 y 1101 de los bienes declarados, la DIAN, con los actos acusados, desconoció el artículo 232-1 del Estatuto Aduanero, conforme al cual, a partir del análisis integral de la información consignada en la declaración de importación y de los documentos soporte de la misma, la autoridad aduanera puede establecer que la mercancía corresponde a la inicialmente declarada, siempre que los errores u omisiones no conlleven a que la declaración de importación pueda amparar mercancía diferente, con lo que no habrá lugar a su aprehensión, pudiéndose subsanar los errores y omisiones.

Así, consideró que la demandada omitió el deber de efectuar un análisis integral de la declaración de importación y sus soportes, con los que se podía identificar claramente que la mercancía importada correspondía a la inicialmente declarada, pues aduce que la DIAN no tuvo en cuenta que la referencia de los productos se encontraba demostrada.

Consideró igualmente que se desconoció el artículo 1º de la Resolución Nº 362 de 31 de enero de 1996, a través del cual la DIAN estableció los lineamientos para el diligenciamiento de la casilla denominada “descripción de la mercancía”, del que se entiende que el diligenciamiento de la casilla tiene por objeto la tipificación y singularización de la mercancía, lo que puede realizarse con cualquier tipo de identificación que conduzca al cumplimiento de dicho objetivo, que no es únicamente con el serial del bien, pues este se incluye a título enunciativo y no taxativo, y hay otros elementos que permiten su individualización.

Indicó igualmente, que la demandada desconoció el literal i) del artículo 470 del Decreto 2685 de 1999, conforme a la cual, dentro de las facultades de fiscalización y control de la DIAN, ésta podrá solicitar la práctica de pruebas y valorarlas conforme a la sana crítica, lo que a su juicio no ocurrió en el caso concreto sino que lejos de valorar los soportes bajo la sana crítica, la autoridad aduanera prevaleció una característica sobre las demás.

Finalmente, manifestó como vulnerado el artículo 24 de la Ley 962 de 2005, conforme a la cual se presume la validez de las firmas de los particulares impuestas en documentos privados que deban obrar en trámites ante entidades públicas, salvo que estén tachadas de falsas o se haya determinado su falsedad, pues rechazó la prueba en la que el proveedor certificaba los datos de la mercancía decomisada, por la inexistencia de la denominada cadena de firmas, trámite que no se surtió por el contenido de esta norma, por lo que se realizó luego del resultado del recurso de reconsideración.

Por todo ello, adujo que la mercancía decomisada sí se encontraba amparada por la declaración de importación, identificada con el adhesivo Nº 901311121030, con número de aceptación 352007100194583, lo que indicó que hacía evidente la ilegalidad de los actos demandados.

Sin contestación por la parte demandada, el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca profirió la decisión de primera instancia en la que en síntesis consideró que se debían anular los actos demandados al encontrar que la causal del decomiso se debió a un error en la descripción de la mercancía, en relación con las referencias y la omisión de las descripciones mínimas, pero que en la declaración de importación y en la inspección física realizada por la DIAN, la descripción, modelos, valor y cantidad de la mercancía son coincidentes, datos que constituyen los elementos esenciales de la caracterización, por lo que consideró que, de acuerdo a los documentos obrantes en el expediente y al contenido del parágrafo 2º del artículo 231 del Estatuto Aduanero y de los artículos 1 y 3 de la Resolución Nº 5032 del 30 de abril de 2002, proferida por el Ministerio de Comercio Exterior, así como de la jurisprudencia del Consejo de Estado, la demandada debió establecer, de acuerdo al análisis integral de la información consignada en la declaración de importación y en los documentos soporte, si la mercancía importada correspondía a la inicialmente declarada, como en efecto el a quo encontró que lo era, por cuanto la denominación de la prenda, la marca, la composición del tejido, el tipo de tejido, la talla, el sexo y el número de unidades comerciales eran coincidentes y que la diferencia radicó en que las mercancías BFL 04 OX camisa manga larga y BFL 04 OX camisa manga corta, pertenecen a las referencias 1201 y 1101.

Concluyó el tribunal que los elementos esenciales de la caracterización de la mercancía sí se consignaron en la declaración de importación, por lo que podía ser identificada e individualizada sin confundirse con otra operación de importación, así mismo, consideró que si la demandada hubiera realizado el análisis integral de los documentos de importación, habría podido determinar que la mercancía correspondía a la inicialmente declarada y que, con base en el artículo 232-1, la DIAN debía solicitar al importador que subsanara los errores y omisiones.

Frente a esta decisión, la DIAN presentó recurso de apelación, a través de apoderado judicial, quien manifestó su inconformidad por los siguientes asuntos:

En primer lugar, se opuso a la decisión del tribunal, de tener como individualizada la mercancía y señalar que se trataba de la misma por existir coincidencia en la denominación de la prenda, la marca, la composición del tejido, tipo de tejido, talla, sexo y número de unidades, a pesar de existir diferencia en que las mercancías BFL 04 OX camisa manga larga y BFL 04 OX camisa manga corta, pertenecen a las referencias 1201 y 1101, respectivamente, pues para determinar que una mercancía extranjera ingresó al territorio aduanero nacional, es necesario verificar el cumplimiento de los requisitos legales que se exigen para su presentación y determinación ante las autoridades aduaneras; pues en el control posterior realizado sobre la mercancía y luego de un análisis técnico, se determinó que las referencias declaradas no correspondían a las determinadas físicamente, por lo que el hallazgo fue precisamente error en la descripción de las referencias y su consecuencia, de conformidad con el artículo 502 del Estatuto Aduanero, es la aprehensión y decomiso.

En segundo lugar, indicó que la demandante presentó recurso de reconsideración contra la Resolución Nº 212 de 2008 y luego de analizados en detalle los argumentos, la entidad, mediante la Resolución 1120 del mismo año, le explicó en detalle los fundamentos de hecho y de derecho que sirvieron de base para ordenar el decomiso.

En tercer lugar, se opuso al argumento del a quo, referente a que la DIAN, de conformidad con lo establecido en el artículo 232-1 del Estatuto Aduanero, debía solicitar al importador que subsanara el error, pues señaló que dicho artículo contiene la figura del análisis integral, la cual se aplicó precisamente por solicitud de la demandante quien pidió que la investigación se desarrollara bajo la óptica de esa figura y, por ello, en la resolución por la que se resolvió el recurso de reconsideración se indicó que, para procederse al análisis integral, la autoridad aduanera debía contar con los elementos que le permitieran determinar que la información omitida en la declaración de importación, era determinable en los documentos soporte, pero ello no fue posible establecerlo ya que en ninguno de los documentos se pudo constatar que las referencias 1201 y 1101, omitidas en la declaración de importación estaban soportadas, para así desvirtuar las causales de aprehensión y decomiso.

Finalmente solicitó que se tuvieran en cuenta los antecedentes administrativos, en especial el cuadro comparativo visible a folio 8 del acto por el que se resolvió el recurso de reconsideración, así como el contenido de los actos demandados, para que, con base en ellos, se revoque la decisión de primera instancia y se nieguen las pretensiones de la demanda.

5. Caso concreto.

Corresponde a la Sala entrar a estudiar el contenido de la impugnación y el fallo de primera instancia para cotejarlos con el acervo probatorio y las normas aplicables al caso concreto para, a partir de allí determinar si hay lugar a confirmar o no la sentencia apelada.

De acuerdo a ello, la Sala deberá establecer si a la recurrente, le asiste razón en que, la mercancía que fue objeto de decomiso en los actos demandados, no se encuentra amparada bajo la declaración de importación Nº 352007100209734 del 9 de noviembre de 2007 y sticker Nº 09013011121030 de la misma fecha, por cuanto en ellos no se relacionaron los seriales que la identifican, lo que implica que no se encontraba debidamente individualizada, situación que le fue resuelta en detalle en la Resolución Nº 1120 de 2008, en la que precisamente por petición de la recurrente se efectuó el análisis integral a que se refiere el artículo 232-1 del Estatuto Aduanero.

Según se tiene, en los actos acusados que ordenaron el decomiso de la mercancía, obrantes a folios 43 a 54 y 56 a 68, respectivamente, la entidad demandada consideró que la mercancía decomisada no se encontraba amparada en la declaración de importación presentada, en tanto que no incluyen las referencias 1201 y 1101, que sí contienen las prendas.

El decomiso, tuvo como sustento normativo el numeral 1.6 del artículo 502 del Estatuto Aduanero, que estableció:

“ART. 502.—Causales de aprehensión y decomiso de mercancías.

Dará lugar a la aprehensión y decomiso de las mercancías, la ocurrencia de los siguientes eventos:

1. En el régimen de importación:

(...)

1.6. Cuando la mercancía no se encuentre amparada en una planilla de envío, factura de nacionalización o declaración de importación, o no corresponda con la descripción declarada, o se encuentre una cantidad superior a la señalada en la declaración de importación, o se haya incurrido en errores u omisiones en su descripción, salvo que estos últimos se hayan subsanado en la forma prevista en los numerales 4º y 7º del artículo 128 y en los parágrafos primero y segundo del artículo 231 del presente decreto, en cuyo caso no habrá lugar a la aprehensión.

(...)”.

Norma que aplicó la demandada al tener la mercancía en cuestión, como no declarada, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 232-1 del mismo estatuto, en el que se dijo que:

“ART. 232-1.—Se entenderá que la mercancía no ha sido declarada a la autoridad aduanera cuando:

a) No se encuentre amparada por una declaración de importación;

b) No corresponda con la descripción declarada;

c) En la declaración de importación se haya incurrido en errores u omisiones en la descripción de la mercancía, o

d) La cantidad encontrada sea superior a la señalada en la declaración de importación.

Sin perjuicio de lo establecido en los numerales 4º y 7º del artículo 128 del presente decreto, siempre que se configure cualquiera de los eventos señalados en el presente artículo, procederá la aprehensión y decomiso de las mercancías. Cuando la cantidad encontrada sea superior a la señalada en la declaración, la aprehensión procederá sólo respecto de las mercancías encontradas en exceso.

Sin perjuicio de lo previsto en los literales b) y c) del presente artículo, cuando habiéndose incurrido en errores u omisiones en la descripción de la mercancía en la declaración de importación, la autoridad aduanera pueda establecer, con fundamento en el análisis integral de la información consignada en la declaración de importación y en los documentos soporte de la misma, que la mercancía corresponde a la inicialmente declarada, y los errores u omisiones no conlleven que la declaración de importación pueda amparar mercancías diferentes, no habrá lugar a su aprehensión, pudiéndose subsanar los errores u omisiones a través de la presentación de una declaración de legalización sin el pago de rescate”.

Así mismo, se observa que en la Resolución Nº 212 de 2008 se fundó en la Resolución 362 del 31 de enero 1996, por la cual se dictan normas en materia de descripción de mercancías en la declaración de importación, que en su artículo 1º señaló:

“En el diligenciamiento de la casilla correspondiente a ‘descripción de mercancías’ en el formulario ‘declaración de importación’ deberán identificarse las mercancías con los elementos que la caracterizan, indicando, cuando sea el caso según la mercancías de que se trate, marcas, números, referencias, series o cualquier otra especificación que las tipifiquen y singularicen. No será suficiente la descripción que aparece en el arancel de aduanas para la subpartida correspondiente”.

De la lectura de estas normas se obtiene que la descripción de la mercancía en el formulario de la declaración de importación debe hacerse de forma detallada, con la inclusión de las marcas, números, referencias, series o cualquier especificación que permita su identificación y singularización.

5.1. De los argumentos de la apelación.

De conformidad con los argumentos del apelante, la Sala considera que se debe determinar si i) ¿La omisión de la inclusión de los seriales de la mercancía en la declaración de importación hacía incurrir a la demandante en causal de aprehensión y decomiso por no poderse identificar plenamente el bien materia de importación, al no haberse individualizado plenamente, o por las demás características de la mercancía era viable concluir que se trataba de la inicialmente declarada? y ii) ¿El estudio realizado por la demandada en el recurso de reconsideración fue adecuado y efectuó el análisis integral de la información y soportes de la declaración de importación?

Previo a resolver los puntos objeto de la apelación, la Sala considera pertinente revisar con mayor detalle el contenido de la Resolución 212 de 2008, para determinar si le asiste o no la razón al apelante.

Así, se tiene que del texto del acto se observa que la autoridad aduanera, luego de realizar el análisis de la declaración de importación, con soporte en el informe técnico ordenado, en el que se afirmó que hubo una omisión parcial frente a las descripciones mínimas exigidas, para la mercancía aprehendida; la entidad demandada concluyó que en la declaración de importación se omitieron los seriales que identifican la mercancía, lo cual daba lugar a su decomiso, por no acreditarse el cumplimiento de los trámites previstos para su presentación y/o declaración ante las autoridades aduaneras por incurrirse en alguna causal prevista en el artículo 502 del Decreto 2685 de 1999.

Así mismo se observa de los documentos obrantes, que frente a la decisión anterior, la demandante presentó recurso de reconsideración, que fue resuelto mediante Resolución Nº 001120 de 16 de mayo de 2008, en el que la autoridad aduanera dispuso confirmar la Resolución Nº 212 de 28 de enero de 2008, de la decisión en comento se extrae que dentro de los motivos de inconformidad de la actora se presentaron ante la entidad los siguientes:

Que no era cierto que la referencia declarada no tuviera relación con la mercancía aprehendida ya que los 492 cartones permitían relacionarla con las declaraciones de importación, ya que se puede establecer que se trata de la referencia BLF 04 OX LONG y BLF 04 OX SHORT, que se encuentra en tales cartones, además que se trata de camisas M/L marca Carrel, lo que, acompañado del resto de la información de importación, en cuanto a documento de transporte, peso, cantidad, etc., permite establecer que la mercancía aprehendida es la contenida en la declaración de importación inicial.

Que el hecho de la aprehensión se debió a que en la mercancía física se encontraron las referencias 1201 y 1101, las cuales no constan en la declaración inicial, pero que ello se debió a que el proveedor en el exterior realiza etiquetado para DIDETEXCO como cliente, la cual es usada para el almacenamiento e inventario en Colombia, para su comercialización.

Que no es procedente incluir en la declaración de importación tal referencia de comercialización posterior, sino la que identifica la compra del producto en el exterior, por lo que solicitó que se le permitiera la legalización sin pago de rescate, contenida en el artículo 232-1 del Estatuto Aduanero, en aplicación del análisis integral contenido en la misma norma y en la Resolución 4240 de 2000, teniendo en cuenta que las mercancías se encuentran debidamente descritas en cuanto a medidas, dimensiones, referencias, modelos, peso, cantidad, valor e identificación de los documentos soporte y sus características.

La entidad, para confirmar la decisión contenida en la Resolución 212 de 2008, consideró que el análisis integral solicitado por la recurrente, de conformidad con el concepto jurídico Nº 032 del 14 de julio de 2005 de la Oficina de Normatividad y Doctrina de la DIAN, implica que:

“(...) en el caso de la omisión de seriales, para que pueda entenderse configurado el presupuesto según el cual, del análisis integral de la declaración de importación, con sus documentos soportes debe inferirse que la mercancía corresponde con la declarada inicialmente y que la omisión o el error cometido no conlleva a que la declaración de importación pueda amparar mercancías diferentes; constituye presupuesto para la legalización sin sanción que los seriales de los bienes declarados aparezcan consignados en uno o varios de los documentos soporte (...)” (la subraya es de la Sala).

Por lo que al realizar la entidad el análisis solicitado y no encontrar que el serial omitido se encontrara consignado en al menos uno de los documentos soporte, confirmó la decisión de la Resolución Nº 212, pues no encontró que en alguno de los documentos soporte estuvieran plasmadas las referencias 01201 y 01101, omitidas en la declaración de importación, para que la administración pudiera desvirtuar los fundamentos de la aprehensión y decomiso de la mercancía, dentro del referido análisis integral.

Allí mismo, la entidad incluyó el siguiente cuadro comparativo, que es precisamente el que el apelante solicita tener en cuenta, para establecer de forma ilustrativa, las omisiones en la declaración de importación de la actora:

ÍtemDescripción mercancías según declaración de importaciónDescripción mercancías según verificación físicaObservaciones a la descripción de la declaración de importación
1Camisa larga para hombre. Marca comercial Carrel, composición 70% algodón, tipo de tejido plano, talla y sexo 36/38/40/42/44 ref. BFL 04 OX LONGCANT Subpartida 6205200000.Camisa manga larga para hombre marca Carrel, tejido plano 70% algodón 30% poliéster ref., 01201, tallas 36/38/40/42/44. Subpartida 6205200000Omitió indicar la composición de 30% poliéster. Referencia, correcta: 01201
2Camisa larga para hombre. Marca comercial Carrel, composición 70% algodón, tipo de tejido plano, talla y sexo 36/38/40/42/44 ref., BFL 04 OX SHORT Subpartida 6205200000.Camisa manga corta para hombre marca Carrel, tejido plano 70% algodón 30% poliéster ref., 01101, tallas 36/38/40/42/44. Subpartida 6205200000Omitió indicar la composición de 30% poliéster. Referencia, correcta: 01101

Luego de lo anterior, manifestó que la legal introducción y permanencia de una mercancía extranjera en el territorio aduanero nacional se establece verificando el cumplimiento de los requisitos legales que se exigen para su presentación y declaración ante las autoridades aduaneras, por lo que, al presentarse alguna de las causales del artículo 502, había lugar a su aprehensión y decomiso de la mercancía, pues, “la descripción de las mercancías no constituye un trámite meramente formal, sino un elemento esencial de la declaración de importación, razón por la cual la omisión total o parcial y el erróneo diligenciamiento de la descripción de la mercancía en la declaración de importación, constituye infracción al régimen aduanero (...)” (Oficio 171 de 2001, de la oficina jurídica de la DIAN).

Por otro lado, con base en el concepto aduanero 053 del 23 de octubre de 2006 la demandada acogió que “... si la mercancía no se encuentra completamente descrita o se presentan errores en su descripción, no quedará amparada por la declaración de importación y no procederá declaración de corrección para subsanar la omisión de descripción, o para modificarla amparando mercancías diferentes...”.

Por todo lo anterior, concluyó en el acto confirmatorio, que en el caso de la demandante, se trató de mercancía no amparada con la declaración de importación y confirmó la decisión de decomiso, pues encontró plenamente demostrado que la mercancía cuenta con números de referencia que la individualizan o especifican, por lo que no podía tomar el dato de los cartones o cajas, el cual difiere del que tienen los bienes, pues no se logró demostrar que correspondiera exactamente a los de la mercancía aprehendida.

5.1.1. ¿La omisión de la inclusión de los seriales de la mercancía en la declaración de importación hacía incurrir a la demandante en causal de aprehensión y decomiso por no poderse identificar plenamente el bien materia de importación, al no haberse individualizado plenamente, o por las demás características de la mercancía era viable concluir que se trataba de la inicialmente declarada?

La Sala, para resolver el primer argumento del apelante, considera que en efecto, la normativa aduanera, exigía la inclusión de los seriales que identifican la mercancía importada a efectos de declararla ante la administración aduanera, por lo que, en el caso concreto, al no poderse verificar en la declaración la identificación de los bienes con sus números de serie, se concluye que la demandante incurrió en una infracción que ameritaba el decomiso de los bienes, ya que al no identificarse plenamente la mercancía, se incurre, en una causal de aprehensión y decomiso, de conformidad con el artículo 502 del Decreto 2685 de 1999.

Lo anterior, teniendo en cuenta que el Estatuto Aduanero contempla dentro de las causales de aprehensión y decomiso, la siguiente

1.6. Cuando la mercancía no se encuentre amparada en una planilla de envío, factura de nacionalización o declaración de importación, o no corresponda con la descripción declarada, o se encuentre una cantidad superior a la señalada en la declaración de importación, o se haya incurrido en errores u omisiones en su descripción, salvo que estos últimos se hayan subsanado en la forma prevista en los numerales 4 y 7 del artículo 128 y en los parágrafos primero y segundo del artículo 231 del presente decreto, en cuyo caso no habrá lugar a la aprehensión.

(...)”.

Así al verificarse que en el caso objeto de análisis, la referencia que contiene la mercancía no coincide con el dato incluido en la declaración de importación, se tiene que la misma no fue individualizada y que no puede entenderse que sea la misma inicialmente declarada.

Además, revisados los antecedentes administrativos de los actos, previamente relatados, se observa que la demandada al resolver el recurso de reconsideración, aplicó el concepto jurídico Nº 032 de 2005 de la oficina de normatividad de doctrina de la DIAN. Conforme la cual la aplicación del análisis integral solicitado implica, entre otras cosas que los seriales de los bienes declarados aparezcan consignados en al menos uno de los documentos soporte de la importación, lo que no ocurrió en el caso concreto toda vez que los seriales que se incluyeron en la declaración no se encontraron en las prendas objeto de importación y los que se encontraban en éstas no se registraron en la declaración, por lo que su falta de coincidencia evidencia que la mercancía no corresponde indiscutiblemente a la inicialmente declarada y, aceptarlo así podría conllevar a que con la misma declaración se amparara mercancía que no hubiera ingresado lícitamente al territorio aduanero nacional, pues ni siquiera se pudo constatar que ello fuera así a partir de los documentos soporte de la importación.

Por lo anterior, en aplicación del análisis integral no era posible concluir que se trataba de la misma mercancía, a pesar de que otras de sus características, como material, talla, cantidad, entre otros, fueran coincidentes, por lo que no había lugar a la subsanación del error a que se refiere el artículo 502 del referido decreto, máxime cuando la ausencia de esa referencia ocasiona que su descripción pueda coincidir con la de otra mercancía ingresada al país, con las mismas características, pues falta el elemento de su individualización que la diferencie de otros bienes objeto de importación.

5.1.2. ¿El estudio realizado por la demandada en el recurso de reconsideración fue adecuado y efectuó el análisis integral de la información y soportes de la declaración de importación?

A partir de lo anterior y de la explicación detallada de los argumentos y antecedentes de la Resolución 1220 de 2008 se resuelven los otros dos argumentos del apelante toda vez que, al carecer la declaración de importación de la inclusión de las referencias correctas de la mercancía y aplicarse la consecuencia de la aprehensión y decomiso, se concluye que los actos demandados estuvieron debidamente fundamentados y que de ello da cuenta el contenido de la mencionada resolución, por la cual se resolvió el recurso de reconsideración, en la que como se describió, se señalan en detalle los razonamientos por los cuales no era posible entender que se trataba de la mercancía declarada inicialmente ni entender que con la declaración presentada no se pudiera amparar otra mercancía que hubiera ingresado ilícitamente al país.

En conclusión, la Sala encuentra que le asiste razón a la apelante, por cuanto en primer lugar, la demandante en el proceso administrativo, no logró demostrar que la mercancía aprehendida correspondiera a la declarada inicialmente, pues conforme a la normativa vigente, no hubo plena individualización; en segundo lugar, se observa que en la decisión por la que se resolvió el recurso de reconsideración, la demandada le solucionó en forma detallada a DIDETEXCO, los argumentos de su inconformidad, sin que de ello se advierta vulneración de las normas acusadas en el presente proceso y, en tercer lugar, el análisis integral que el a quo consideró que debía aplicarse a la demandante ya fue efectuado dentro de la Resolución 001120 de 2008, y que del mismo, se concluyó que la mercancía estuvo debidamente decomisada y aprehendida, por lo que la Sala considera que la sentencia del 23 de noviembre de 2012, proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, deberá revocarse, para en su lugar, negar las pretensiones de la demanda.

Por último, advierte la Sala que en esta instancia no hay lugar a condenar en costas a ninguna de las partes, de conformidad con lo establecido en el artículo 171 del Código Contencioso Administrativo.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA

1. REVOCAR la sentencia del 23 de noviembre de 2012, proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, mediante la cual se declaró la nulidad de los actos demandados y se ordenó el restablecimiento del derecho de la parte actora, para en su lugar, negar las pretensiones de la demanda, por las razones expuestas.

2. RECONOCER personería al Dr. Luis Alfonso Jaimes Plata, para actuar en este proceso en representación de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales - DIAN, en los términos del poder otorgado por la entidad, visible a folio 17 del cuaderno Nº 2 del expediente.

3. DEVOLVER el expediente al tribunal de origen para lo de su competencia.

Notifíquese y cúmplase.

Consejeros: Rocío Araújo Oñate, Presidente—Lucy Jeannette Bermúdez Bermúdez—Carlos Enrique Moreno Rubio—Alberto Yepes Barreiro».