Sentencia 2009-00079 de febrero 28 de 2013

 

Sentencia 2009-00079 de febrero 28 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref.: 250002327000200900079 02

Número Interno: 18549

Consejera Ponente:

Dra. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez

Actor: Carolina Munevar Ospina

Demandado: Distrito Capital de Bogotá

Fallo

Bogotá, D.C., veintiocho de febrero de dos mil trece.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

En los términos del recurso de apelación interpuesto por la parte demandante, debe decidir la Sala si el Alcalde Mayor de Bogotá, al expedir el Decreto 493 de 2008, determinó la base gravable mínima del impuesto predial unificado de los predios a los cuales no se les había fijado avalúo catastral para el año gravable 2009, o reajustó las que rigieron en el año 2008.

La Sala anticipa que el Distrito Capital no determinó la base gravable sino que en realidad, simplemente se limitó a reajustarla; por lo tanto, analizará si ese reajuste se hizo conforme con la ley.

El Congreso de la República expidió la Ley 601 de 2000, que en el artículo 5º dispuso que la base gravable mínima del impuesto predial unificado de los predios que carecen de avalúo catastral, debe ser el valor que establezca anualmente la administración distrital, conforme con parámetros técnicos por área, uso y estrato.

En la Sentencia C-1251 de noviembre 28 de 2001, proceso D-3591(8), la Corte Constitucional precisó que la expresión administración distrital, contenida en el artículo 5º de la Ley 601 de 2000, hace referencia al Concejo Distrital.

El 29 de diciembre de 2000, el Alcalde Mayor de Bogotá profirió el Decreto Distrital 1144, mediante el cual fijó la base gravable del impuesto predial unificado para los predios que carecían de avalúo catastral a 1º de enero de 2001.

Posteriormente, en el artículo 1º del Acuerdo 201 de 2005, el Concejo Distrital estableció la base gravable mínima del impuesto predial unificado para los predios que carecían de avalúo catastral al 1º de enero de 2006 y en el parágrafo 1º dispuso:

“Estas cifras, hasta el 2008 inclusive, serán ajustadas en el porcentaje del índice de valoración urbana y rural elaborado por el Gobierno Distrital de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3º de la Ley 601 de 2000”.

El artículo 3º en mención dispone:

“Los avalúos catastrales de conservación se reajustarán anualmente en el porcentaje que determine y publique el Gobierno Distrital en el mes de diciembre de cada año, de acuerdo con los índices de valoración inmobiliaria urbana y rural, previo concepto del Consejo de Política Económica y Fiscal, Confis, del periodo comprendido entre el primero de septiembre del respectivo año y la misma fecha del año anterior.

Con fundamento en la Sentencia C-1251 de 2001, antes citada, la Sección Cuarta del Consejo de Estado(9) anuló los artículos 1º y 2º del Decreto Distrital 1144 de 2000(10), proferido por el Alcalde Mayor de Bogotá, expresando que para efectos de establecer anualmente el valor que constituye la base gravable mínima del impuesto predial, respecto de los predios de propietarios o poseedores a los cuales no se les haya fijado avalúo catastral, debe entenderse por Administración Distrital la constituida por el Concejo Distrital, como corporación administrativa de elección popular, pues de lo contrario se vulneraría el artículo 338 de la Constitución Política, en virtud del cual solo el Congreso, las asambleas departamentales y los concejos distritales y municipales pueden fijar directamente los elementos configurativos de los impuestos.

Teniendo en cuenta que el artículo 3º de la Ley 601 de 2000 dispuso que el Gobierno Distrital debe señalar el porcentaje en el cual se deben reajustar anualmente los avalúos catastrales de los predios, basados en los índices de valorización inmobiliaria urbana y rural, previo concepto del Consejo de Política Económica y Fiscal, Confis, del periodo comprendido entre el primero de septiembre del respectivo año y la misma fecha del año anterior, el 30 de diciembre de 2008, el Alcalde Mayor de Bogotá expidió el Decreto 493.

Dentro de los considerandos de ese decreto, expuso:

Que el Acuerdo 201 de 2005 establece de forma permanente el sistema de base gravable mínima, para efectos de liquidar el impuesto predial unificado, a los propietarios o poseedores de predios que a primero de enero de cada año no se les haya fijado avalúo catastral.

Que el Acuerdo 201 de 2005 señala que la forma de ajustar los rangos de bases gravables mínimas, hasta el 2008 inclusive, es el porcentaje del índice de valoración urbana y rural elaborado por el Gobierno Distrital, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3º de la Ley 601 de 2000.

Seguidamente, indicó que, conforme con lo anterior, se hace necesario efectuar, para el año 2009, el ajuste de las bases gravables mínimas previstas en el Acuerdo 201 de 2005, de acuerdo con las reglas generales señaladas en el Estatuto Tributario Nacional, según lo indicado en el artículo 162 del Decreto-Ley 1421 de 1993.

Por último advirtió que el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, certificó que el incremento porcentual del índice de precios al consumidor del primero (1º) de octubre de 2007 al primero (1º) de octubre de 2008 es del siete punto setenta y cinco (7.75%).

Decretó, entonces:

ART. 1º—La base gravable mínima que regirá para el año 2009, conforme a lo dispuesto en el artículo 1º del Acuerdo 201 de 2005, “Por el cual se determina la base gravable mínima del impuesto predial unificado de los predios a los cuales no se les ha fijado avalúo catastral y se dictan otras disposiciones”, serán los valores por metro cuadrado contenidos en la siguiente tabla:

Para el efecto procedió a clasificar los inmuebles por actividad y estrato; con o sin régimen de propiedad horizontal y a cada uno de los grupos así conformados le fijó, en pesos, un valor por metro cuadrado de construcción o de terreno, así:

Actividad / estratoCon régimen propiedad horizontalSin régimen propiedad horizontal
Valor en pesos metro cuadrado de construcciónValor en pesos por metro cuadrado de terrenoValor en pesos metro cuadrado de construcción
Residencial1$ 360.000$ 80.000$109.000
2$ 486.000$ 143.000$ 143.000
3$ 666.000$ 242.000$ 210.000
4$ 995.000$ 414.000$ 293.000
5$ 1.410.000$ 578.000$ 406.000
6$ 1.623.000$ 820.000$ 455.000
ComercialPuntual$ 959.000$ 306.000$ 371.000
Zonal$ 1.551.000$ 775.000$ 555.000
Urbano$ 3.237.000$ 1.538.000$1.002.000
Metropolitano$ 6.471.000$ 1.920.000$ 1.871.000
Financiero$ 3.237.000$ 1.538.000$ 1.002.000
Rotacional$ 306.000$ 525.000$ 191.000
Industrial$ 780.000$ 293.000$ 300.000
Parqueadero - depósito1, 2 y 3$ 298.000
Parqueadero - depósito4$ 498.000
Parqueadero - depósito5$ 696.000
Parqueadero - depósito6$ 785.000
Parqueadero - depósitoComercial y otros$ 816.000
Urbanizable no urbanizado1$ 43.000
Urbanizable no urbanizado2$ 95.000
Urbanizable no urbanizado3$ 157.000
Urbanizable no urbanizado4$ 205.000
Urbanizable no urbanizado5$ 348.000
Urbanizable no urbanizado6$ 456.000
Urbanizado no edificado1$ 80.000
Urbanizado no edificado2$ 140.000
Urbanizado no edificado3$ 233.000
Urbanizado no edificado4$ 365.000
Urbanizado no edificado5$ 547.000
Urbanizado no edificado6$ 794.000
No Urbanizable$ 374.000$ 38.000$ 119.000

Rural y expansión urbana
ZonaLocalidades
NorteChapinero, Suba y Usaquén$ 1.204.000$ 20.000$ 358.000
OccidenteEngativá, Fontibón y Kennedy$ 684.000$ 13.000$ 196.000
Sur y OrienteSanta Fe, San Cristóbal, Usme, Bosa y Ciudad Bolívar$ 488.000$2.000$ 182.000

 

Comienza la Sala por advertir que en el Decreto 493 de 2008 se aludió, como fundamento, al Acuerdo 201 de 2005 que estableció el sistema de bases gravables mínimas para efectos de liquidar el impuesto predial unificado, a los propietarios o poseedores de predios que a primero de enero de cada año no se les haya fijado avalúo catastral.

Refirió, asimismo, que el mencionado acuerdo señaló que la forma de ajustar los rangos de bases gravables mínimas, hasta el 2008 inclusive, es el porcentaje del índice de valoración urbana y rural elaborado por el Gobierno Distrital, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3º de la Ley 601 de 2000.

No obstante lo anterior, decide realizar el ajuste de las bases gravables mínimas de acuerdo con las reglas generales señaladas en el Estatuto Tributario Nacional, en atención a la remisión que de dichas normas hace el artículo 162 del Decreto-Ley 1421 de 1993, referidas al procedimiento, sanciones, declaración, recaudación, fiscalización, determinación, discusión, cobro y en general la administración de los tributos.

Agrega que el valor de la UVT se reajusta anualmente en la variación del IPC, certificado por el DANE, que para el periodo comprendido entre el 1º de octubre de 2007 al 1º de octubre de 2008 fue del 7.75%, y procede a determinar los valores en pesos, por metro cuadrado de terreno o construcción, según la tabla antes transcrita.

La Sala estima que el proceder administrativo contraría el mandato contenido en el artículo 3º de la Ley 601 de 2000, que ordenaba que el ajuste de las bases gravables mínimas del impuesto predial debía hacerse con el porcentaje del índice de valoración inmobiliaria urbana y rural elaborado por el Gobierno Distrital, directriz que no se cumplió en el caso bajo estudio, y no con el IPC.

Teniendo en cuenta que al revisar el contenido de la norma demandada se encuentra que lo que realmente hizo el Alcalde Mayor en el Decreto 493 de 2008, fue reajustar la tabla fijada en el Acuerdo 201 de 2005, esto es, reajustó la base gravable, no la determinó, la Sala precisa que para hacer el reajuste el alcalde sí tenía competencia, pero cumpliendo con las exigencias contenidas en el artículo 3º de la Ley 601 de 2000, antes señaladas.

Lo anterior, porque la expresión “administración distrital” que la Corte dijo está referida al “concejo municipal”, no puede hacerse extensiva a la expresión “gobierno distrital” prevista en el artículo 3º de la Ley 601 de 2000.

Sin embargo, aunque el alcalde tenía competencia para expedir el decreto, debió fijar los reajustes con base en el porcentaje del índice de valoración inmobiliaria urbana y rural, IVIUR expedido por la autoridad competente y no con base en el IPC certificado por el DANE, como en efecto lo hizo.

En consecuencia, prospera el cargo de nulidad, por lo que se revocará la sentencia apelada.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. REVÓCASE la sentencia del doce (12) de agosto de 2010, del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta - Subsección B, objeto de apelación.

2. DECLÁRASE la nulidad del Decreto 493 del 30 de diciembre de 2008, expedido por el señor Alcalde Mayor de Bogotá, D.C.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

(8) Magistrada Ponente Dra. Clara Inés Vargas Hernández.

(9) Sentencia 14397 de 2006, Dr. Juan Ángel Palacio Hincapié.

(10) “ART. 1º—Para efectos de liquidar el impuesto predial unificado, los propietarios o poseedores de predios que a primero de enero del año 2001 no se les haya fijado avalúo catastral, deberán tener en cuenta para determinar la base gravable mínima, los valores por metro cuadrado contenidos en la siguiente tabla: …”.

PAR. 1º—Para determinar la base gravable mínima del impuesto predial unificado, los propietarios o poseedores de predios construidos que formen parte de una propiedad horizontal, tomarán el valor por metro cuadrado según la categoría que le corresponda al predio conforme a la tabla que contiene este artículo y lo multiplicarán por el número de metros cuadrados de construcción que tenga el predio objeto de liquidación.

PAR. 2º—Para determinar la base gravable mínima del impuesto predial unificado, los propietarios o poseedores de inmuebles que no hagan parte de propiedad horizontal, tomarán el valor del metro cuadrado según la categoría que le corresponda tanto del terreno como del área construida, conforme a la tabla que contiene este artículo y lo multiplicaran por los metros cuadrados correspondientes. La suma de los dos valores anteriores será el valor total de la base gravable del bien inmueble.

PAR. 3º—Para liquidar el impuesto predial unificado de los inmuebles de que trata este artículo, los propietarios o poseedores deberán tomar la base gravable mínima calculada conforme a lo establecido en los parágrafos anteriores y la multiplicarán por la tarifa que corresponda al predio objeto de liquidación.

ART. 2º—Sin perjuicio de lo anterior, los propietarios o poseedores de predios de que trata el artículo primero del presente decreto, si así lo prefieren, podrán autoavaluar por un valor superior a la base gravable mínima establecida en el artículo anterior.