Sentencia 2009-00120 de noviembre 26 de 2009 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA - SUBSECCIÓN “A”

Radicación: 110010325000200900120 00

Número interno: 1634-09

Consejero Ponente:

Dr. Alfonso Vargas Rincón

Actor: Adriana María Guzmán Rodríguez

Autoridades Nacionales

Bogotá, D.C., veintiséis de noviembre de dos mil nueve.

EXTRACTOS: «Para resolver se considera:

De conformidad con el artículo 152 del Código Contencioso Administrativo, procede la suspensión provisional, si la medida se solicita y sustenta de modo expreso en la demanda o por escrito separado presentado antes de su admisión y si la acción es de nulidad, cuando haya manifiesta infracción de las normas invocadas como fundamento de la suspensión por confrontación directa o mediante documentos públicos aducidos con la solicitud.

No puede olvidarse que en tratándose de esta medida cautelar, el papel del juez contencioso se limita al simple cotejo de los actos impugnados con las normas que se invocan en la solicitud de suspensión provisional y si observa que una de ellas resulta violada en forma flagrante decretará la medida provisional.

Para efecto de decidir, se tiene lo siguiente:

El inciso 4º del artículo 130 de la Ley 270 de 1996, prescribe:

“Clasificación de los empleos.

(...).

Son de libre nombramiento y remoción los cargos de magistrado auxiliar, y sus equivalentes; los cargos de los despachos de magistrados enunciados en los incisos anteriores, los adscritos a la presidencia y vicepresidencia de estas corporaciones; los de los secretarios de esas corporaciones; los cargos de los despachos de los magistrados de los tribunales; los cargos de vicefiscal general de la Nación, secretario general, directores nacionales; directores regionales y seccionales, los empleados del despacho de fiscal general, del vicefiscal y de la secretaría general, y los de fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia. Estos cargos no requieren confirmación”.

La Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, mediante Acuerdo 273 de 1998 estableció “para todos los efectos legales”, la equivalencia del cargo de director de unidad de la dirección ejecutiva de administración judicial, con el de magistrado auxiliar.

Siendo así, es claro que este último es un cargo de libre nombramiento y remoción, como en efecto esta subsección lo determinó en auto de 7 de octubre de 2007, por encontrar que:

“De la lectura atenta de lo transcrito, es claro que la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura al proferir el Acuerdo 273 de 1998, realizó “para todos los efectos legales” la equivalencia entre los cargos de director de unidad de la dirección ejecutiva de administración judicial y el de magistrado auxiliar y que de conformidad con el inciso 4º de la Ley 270 de 1996, el cargo de magistrado auxiliar es de libre nombramiento y remoción.

Si bien es cierto, de conformidad con el inciso 4º del artículo 130 de la Ley Estatutaria de Administración de Judicial(sic), el cargo de magistrado auxiliar es de libre nombramiento y remoción, no es menos cierto que dada la equivalencia otorgada por el Acuerdo 273 de 1998, el cargo de director de unidad de la dirección ejecutiva de administración judicial, también es de libre nombramiento y remoción, pues como es sabido la norma que reglamenta a otra se inserta en la reglamentada”.

En el asunto bajo estudio, la demandante argumenta que la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura determinó, mediante Acuerdo 254 de 1996, “el cargo de coordinador de las direcciones seccionales de la rama judicial tendrá las mismas prerrogativas salariales y prestacionales que el director de unidad, es decir, según su criterio, los declaró equivalentes y, como este último corrió la misma suerte con el de magistrado auxiliar, debe entenderse que los tres son de libre nombramiento y remoción.

La Sala encuentra que la equivalencia decretada en el Acuerdo 254 de 1996 genera para el cargo de coordinador de las direcciones seccionales el carácter de empleo de libre nombramiento y remoción, razón por la cual no podía la entidad demandada convocar a concurso para proveerlo.

Lo anterior, independientemente de que el cargo de coordinador de las direcciones seccionales se asimile al de director de unidad solo para efectos salariales y prestacionales y de que este último se asimile para todos los efectos al de magistrado auxiliar, pues no es lógico que un cargo ubicado en los niveles más altos de la jerarquía institucional sea de carrera administrativa.

Son empleos de libre nombramiento y remoción aquellos que por sus funciones y especial responsabilidad, requieren de un grado de mayor confianza en relación con su nominador, carácter que no es extraño al del coordinador seccional si se estudian las tareas que le son asignadas, las cuales obran a folio 12 del expediente.

En conclusión, no existe duda que al efectuarse la equivalencia frente a un cargo que ya se encontraba, catalogado como de libre nombramiento y remoción, el último debe correr la misma suerte, máxime cuando la misma Ley 270 de 1996, así lo permitió, situación que conlleva a determinar la existencia de una manifiesta infracción, presupuesto que al tenor del artículo 152 del Código Contencioso Administrativo, obliga a decretar la suspensión provisional.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda,

RESUELVE:

1. Admítese la demanda presentada por el señor(sic) Adriana María Guzmán Rodríguez, en ejercicio de la acción pública de nulidad, contra el numeral 3º del artículo 2º del Acuerdo 345 de 3 de septiembre de 1998, proferido por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, en cuanto incluyó el cargo de coordinador de las direcciones seccionales en el concurso de méritos destinado a la conformación del registro de elegibles para los cargos de empleados de carrera de la dirección ejecutiva de administración judicial y, determinó los requisitos específicos que se deben acreditar.

2. Notifíquese personalmente al director ejecutivo de administración judicial o a quien haga sus veces.

3. Notifíquese personalmente al señor procurador delegado ante esta corporación.

4. Fíjese el negocio en lista por el término de diez (10) días para los efectos previstos en el numeral 5º del artículo 207 del Código Contencioso Administrativo, modificado por el artículo 58 de la Ley 446 de 1998.

5. Decrétase la suspensión provisional del numeral 3º del artículo 2º del Acuerdo 345 de 3 de septiembre de 1998, proferido por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, en cuanto incluyó el cargo de coordinador de las direcciones seccionales en el concurso de méritos destinado a la conformación del registro de elegibles para los cargos de empleados de carrera de la dirección ejecutiva de administración judicial y determinó los requisitos específicos que se deben acreditar.

Notifíquese y cúmplase.

Esta providencia fue discutida y aprobada por la Sala en sesión celebrada en la fecha».