Sentencia 2010-00158/3900-14 de agosto 3 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN A

Rad. 23001233100020100015801

Nº Interno: 3900-14

Apelación sentencia. Nivelación salarial

Actor: John Ernesto Toro Villota

Consejero Ponente:

Dr. Rafael Francisco Suárez Vargas

Bogotá, D.C., tres de agosto de dos mil diecisiete.

«EXTRACTOS: 2. Consideraciones

2.1. El problema jurídico.

Se contrae a determinar si el señor John Ernesto Toro Villota, en su condición de supernumerario, le asiste el derecho al reconocimiento y pago de los incentivos y remuneración que se les otorga a los funcionarios de planta de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN).

A efectos de resolver el problema jurídico planteado, se analizará el marco jurídico en el siguiente orden:

2.2. Naturaleza jurídica de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Según el artículo 1º del Decreto 1071 de 1999, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) está organizada como una Unidad Administrativa Especial(1) del orden nacional de carácter eminentemente técnico y especializado con personería jurídica, autonomía administrativa y presupuestaria y patrimonio propio adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, lo que hace que su objeto deba cumplirse conforme a los lineamientos de política fiscal que dicte el ministro del ramo.

Cuenta con unos sistemas especiales de administración de personal, nomenclatura y clasificación de planta, de carrera administrativa y un régimen disciplinario especial que se aplica a sus servidores.

El sistema específico de carrera y los regímenes de administración de personal de los servidores públicos de la DIAN estaba previsto en el Decreto 1072 de 1999, el cual derogó en su mayoría el artículo 62 del Decreto 765 de 17 de marzo de 2005(2); no obstante, para el personal supernumerario quedó vigente el artículo 22 conforme con el cual es el personal que se vincula con el fin de suplir o atender las necesidades del servicio, apoyar la lucha contra la evasión y el contrabando, para el ejercicio de actividades transitorias y para vincular personas a procesos de selección dentro de los concursos abiertos cuando se realicen bajo la modalidad de concurso-curso.

2.1.1. Régimen jurídico de los supernumerarios.

La posibilidad con la que cuenta la administración para vincular personal supernumerario proviene directamente de la Constitución Política, cuando en su artículo 125 establece que por regla general los empleos en los órganos y entidades del Estado son de carrera, siendo la excepción los de elección popular, libre nombramiento y remoción, trabajadores oficiales y los demás que determine la ley, pudiendo esta última precisar qué empleos no son de carrera, entre ellos se encuentran los nombramientos temporales con las restricciones que imponen las leyes de carrera administrativa dentro de los cuales se pueden ubicar a los supernumerarios.

Esta forma de vinculación la contempla el Decreto Extraordinario 1042 de 1978, por medio del cual se estableció el sistema de clasificación, nomenclatura y escalas de remuneración de los empleos, entre otros, los de las unidades administrativas especiales, que en el artículo 83 señaló:

“ART. 83.—De los supernumerarios. Para suplir las vacancias temporales de los empleados públicos en caso de licencias o vacaciones, podrá vincularse personal supernumerario.

También podrán vincularse supernumerarios para desarrollar actividades de carácter netamente transitorio.

En ningún caso la vinculación de un supernumerario excederá el término de tres meses, salvo autorización especial del gobierno cuanto se trate de actividades que por su naturaleza requieran personal transitorio por períodos superiores(3).

La remuneración de los supernumerarios se fijará de acuerdo con las escalas de remuneración establecidas en el presente decreto, según las funciones que deban desarrollarse.

Cuando la vinculación de personal supernumerario no exceda el término de tres meses, no habrá lugar al reconocimiento de prestaciones sociales(4). Sin embargo, las entidades deberán suministrar al personal supernumerario atención médica en caso de enfermedad o accidente de trabajo(5).

La vinculación de supernumerarios se hará mediante resolución administrativa, en la cual deberá constar expresamente el término durante el cual se prestarán los servicios y la asignación mensual que vaya a pagarse.

En relación con los funcionarios de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos Nacionales, el artículo 14 del Decreto 1647 de 1991 contempló la posibilidad de vincular personal supernumerario, así:

“ART. 14.—Supernumerarios. Para suplir las necesidades del servicio podrá vincularse personal supernumerario que desarrolle actividades de carácter transitorio. En ningún caso, la vinculación excederá de seis (6) meses, salvo autorización especial del Ministro de Hacienda y Crédito Público, cuando se trate de actividades a ejecutarse en un período superior a dicho término.

Cuando la vinculación de este personal no exceda de seis (6) meses, no habrá lugar al reconocimiento de prestaciones sociales; sin embargo, la Dirección de Impuestos Nacionales deberá suministrar la atención médica en caso de enfermedad o accidente de trabajo.

Su vinculación se hará mediante resolución y allí se dejará constancia del término de duración de la prestación de los servicios y la asignación mensual.

Del contenido de la norma se concluye que la vinculación del personal supernumerario de la Dirección de Impuestos Nacionales se efectuaba para el desarrollo de actividades de carácter transitorio que no debían exceder de seis meses, excepto cuando la administración requiriera de un término superior, caso en el cual debía contar con autorización especial del Ministro de Hacienda y Crédito Público, dicho personal tenía derecho al reconocimiento de prestaciones sociales.

Por su parte el artículo 14 del Decreto 1648 de 1991 “Por el cual se establece el régimen de personal, la carrera aduanera, el régimen prestacional de los funcionarios de la Dirección General de Aduanas, se crea el fondo de gestión aduanera y se dictan otras disposiciones”, instauró igualmente la posibilidad de vincular personal supernumerario.

Cuando se produjo la fusión de la Unidad Administrativa Especial de Impuestos con la Unidad Administrativa Especial de Aduanas, surgió la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales y en el artículo 112 del Decreto 2117 de 1992 se dispuso que el régimen de personal, la carrera administrativa especial, el sistema de planta y el régimen de prestaciones de sus funcionarios era el previsto en el Decreto Ley 1647 de 1991 y en el artículo 106 de la Ley 6ª de 1992. Entonces, en lo que se refería a la vinculación, permanencia y retiro de supernumerarios se dispuso que se rigiera por el artículo 14 del Decreto 1648 de 1991.

Con posterioridad, el artículo 29 del Decreto 1693 de 1997 “Por el cual se separa funcionalmente la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales”, señaló igualmente que la vinculación, permanencia y retiro del personal supernumerario era el contenido en el artículo 14 del Decreto 1648 de 1991 en concordancia con la Ley 223 de 1995, artículo 154, normas que disponen lo siguiente:

“ART. 14.—Supernumerarios. Sin perjuicio de las disposiciones vigentes, podrá vincularse personal supernumerario para suplir las vacantes temporales de los funcionarios aduaneros o para desarrollar actividades de carácter transitorio.

La vinculación de este personal no dará lugar al reconocimiento de prestaciones sociales, sin embargo, se deberá suministrar la atención médica requerida en caso de enfermedad o accidente de trabajo.

Su vinculación se hará mediante resolución, proferida por la autoridad competente y allí se dejará constancia del término de duración de la prestación de los servicios y la asignación mensual, la cual se fijará de acuerdo con la escala de remuneración establecida para los funcionarios aduaneros, según las funciones que deban desarrollarse.

Los supernumerarios al tomar posesión del cargo, quedan investidos de las facultades, obligaciones, prohibiciones e inhabilidades que corresponden a los funcionarios aduaneros, para desempeñar las actividades para las cuales han sido nombrados y sujetos al régimen disciplinario establecido en la Dirección General de Aduanas”.

“ART. 154.—Financiación del plan. El Gobierno propondrá al Congreso de la República en el proyecto de ley de presupuesto, una apropiación específica denominada “financiación plan anual antievasión” por una cuantía equivalente a no menos del 10% del monto del recaudo esperado por dicho plan. Estos recursos adicionales de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, serán clasificados como inversión.

Con estos recursos, la administración tributaria podrá contratar supernumerarios, ampliar la planta y reclasificar internamente sus funcionarios. Igualmente se podrán destinar los recursos adicionales a la capacitación, compra de equipo, sistematización, programas de cómputo y en general todos los gastos necesarios para poder cumplir cabalmente con lo estatuido en el presente capítulo.

Para 1996 el gobierno propondrá la modificación presupuestal, según fuera del caso, para dar cumplimiento a lo establecido en la presente ley.

Por su parte, el Decreto 1072 de 1999 “Por el cual se establecen el sistema específico de carrera de los servidores públicos de la contribución y se crea el programa de promoción e incentivos al desempeño de la DIAN”, en el artículo 22 señala lo siguiente:

“ART. 22.—Vinculación de personal supernumerario. El personal supernumerario es aquel que se vincula con el fin de suplir o atender necesidades del servicio, para apoyar la lucha contra la evasión y el contrabando, para el ejercicio de actividades transitorias, y para vincular personas a procesos de selección dentro de los concursos abiertos cuando estos se realicen bajo la modalidad concurso-curso.

La resolución por medio de la cual se produzca esta modalidad de vinculación deberá establecer el término de duración. La asignación mensual se fijará de acuerdo a lo establecido en la nomenclatura y escala salarial vigente para la entidad. Durante este tiempo, la persona así nombrada tendrá derecho a percibir las prestaciones sociales existentes para los servidores de la contribución.

[…]

No obstante la existencia del término de vinculación, el nominador por necesidad del servicio, podrá desvincular en cualquier momento el personal supernumerario a que se refiere el presente artículo.

De las anteriores normas se concluye que la figura del supernumerario es de carácter excepcional y a ella acude la administración pública con el fin de vincular personal en forma temporal para que se cumpla labores de naturaleza transitoria y específica, bien para suplir las vacancias en caso de licencias o vacaciones de los funcionarios titulares o para desarrollar labores que se requieran para cubrir las necesidades del servicio que no pueden ser atendidas por el titular ausente o aquellas que nadie cumple dentro de la organización, precisamente porque no forman parte de las actividades ordinarias y se reitera son eminentemente temporales y siempre en calidad de apoyo.

Tal forma de vinculación permite hacer efectivos los principios de eficacia y celeridad administrativa, impidiendo la paralización del servicio en caso de vacancia temporal o cuando la misma realización de las actividades transitorias perjudique el ritmo y rol propios del trabajo ordinario ejecutado por los servidores públicos.

En lo que concierne a la DIAN se advierte la posibilidad que tiene para vincular al personal supernumerario con el fin de suplir o atender las necesidades del servicio dentro del plan de choque contra la evasión fiscal, para prestar apoyo en la lucha contra la evasión y el contrabando en el ejercicio de actividades transitorias y para vincular personas a procesos de selección dentro de los concursos abiertos que se realicen bajo la modalidad del concurso-curso(6).

2.2.2. De los incentivos por desempeño grupal, desempeño en fiscalización y cobranzas, y desempeño nacional.

El Decreto 1268 de 1999 en sus artículos 5º, 6º y 7º establecieron los incentivos al desempeño en fiscalización y cobranzas, desempeño grupal y desempeño nacional en los siguientes términos:

“ART. 5º—Incentivo por desempeño grupal. Los servidores de la contribución que ocupen cargos de la planta de personal de la entidad, que como resultado de su gestión hayan logrado las metas tributarias, aduaneras y cambiarias que se establezcan de acuerdo con los planes y objetivos trazados para la respectiva área nacional, regional, local y delegada, tendrán derecho al reconocimiento mensual de un incentivo que no podrá exceder del cincuenta por ciento (50%) de la asignación básica mensual más la prima de dirección y la diferencia remuneratoria por designación de jefatura que se devengue.

Este incentivo no constituirá factor salarial para ningún efecto legal y se determinará con base en la evaluación de la gestión que se realice cada seis meses.

“PAR.—Para la vigencia de 1999 continuará rigiendo lo estipulado en el artículo 4º del Decreto 46 de 1999 en el sentido que el porcentaje allí establecido se entenderá que se refiere al incentivo por desempeño grupal de que trata el presente artículo y las demás normas que lo adicionen o modifiquen.

“ART. 6º—Incentivos al desempeño en fiscalización y cobranzas. Los servidores de la contribución que ocupen cargos de la planta de personal de la entidad, que se desempeñen en puestos que impliquen el ejercicio directo de labores ejecutoras en fiscalización y cobranzas, que como resultado de la gestión de control y cobro hayan logrado las metas establecidas de acuerdo con los planes y objetivos trazados para dichas áreas, tendrán derecho al pago mensual de un incentivo, adicional al contemplado en el artículo anterior, que no podrá exceder el cincuenta por ciento (50%) de la asignación básica mensual más la prima de dirección y la diferencia remuneratoria por designación de jefatura que se devengue.

Este incentivo no constituirá factor salarial para ningún efecto legal y se determinará con base en la evaluación de la gestión que se realice cada seis meses.

“PAR.—Para efectos de lo dispuesto en el presente artículo, las labores ejecutoras de fiscalización comprende, igualmente, las labores ejecutores de liquidación.

“ART. 7º—Incentivo por desempeño nacional. Es la retribución económica que se reconoce a los servidores de la contribución que ocupen cargos de la planta de personal de la entidad, referida al desempeño colectivo de los servidores de la contribución y relacionada con el cumplimiento de las metas de recaudo nacionales. Este incentivo se causará por períodos semestrales y dará derecho al reconocimiento de un pago correspondiente a dicho período, el cual podrá ser hasta del ciento cincuenta por ciento (150%) del salario mensual que se devengue.

Este incentivo no constituirá factor salarial para ningún efecto legal.

De la lectura de lo anterior, se puede concluir lo siguiente: i) como destinatarios directos están los funcionarios que ocupan un cargo de la planta de personal de la entidad, servidores de la contribución; ii) su reconocimiento depende del cumplimiento de las metas fijadas por la administración; iii) en el caso del incentivo por desempeño grupal, se hace referencia a las metas tributarias, aduaneras y cambiarias; iv) para el incentivo al desempeño en fiscalización y cobranzas, se requiere ejercer una función relacionada con cualquiera de las dos áreas, y que como consecuencia de su gestión de control y cobro contribuyan al cumplimiento de metas de la entidad; v) el incentivo por desempeño nacional va ligado al cumplimiento de las metas de recaudo en el país; y, vi) finalmente, se destaca que esos beneficios no ostentan la naturaleza de factor salarial.

2.3. Caso concreto.

2.3.1. Del marco jurídico previamente señalado se encuentra que, por regla general, los empleos de la planta de personal de la DIAN, tienen el carácter de empleos del sistema específico de carrera, lo que no contraría para que existan empleos de libre nombramiento y remoción, al igual que personal supernumerario y, éstos, conforme el artículo 22 del Decreto 1072 de 1999, pueden ser vinculados con el propósito de i) suplir o atender las necesidades del servicio, ii) apoyar la lucha contra la evasión y el contrabando, iii) ejercer actividades transitorias y iv) vincular personas a procesos de selección dentro de los concursos abiertos cuando estos se realicen bajo la modalidad del concurso-curso.

Del material probatorio aportado al plenario, se tiene lo siguiente:

i) El señor John Ernesto Toro Villota fue nombrado como supernumerario a partir del 27 de abril de 1999 como profesional en ingresos públicos entre el 22 de abril de 1999 al 31 de diciembre de 1999(7); del 1º de febrero al 31 de diciembre de 2000(8); del 17 de enero al 31 de diciembre de 2001(9); del 8 de enero al 31 de diciembre de 2002(10); del 21 de enero al 31 de diciembre de 2003(11); del 16 de enero al 31 de diciembre de 2004(12); del 24 de enero al 30 de noviembre de 2005(13); del 30 de noviembre de 2005 al 31 de diciembre de 2006(14); del 2 de enero al 31 de diciembre de 2007(15); del 2 de enero de 2008 al 13 de noviembre de 2008(16); y como gestor I código 301 grado 01, del 14 de noviembre al 31 de diciembre de 2008(17); del 2 de enero al 31 de diciembre de 2009(18).

ii) La vinculación del actor se presentó al amparo de lo dispuesto en los artículos 22 del Decreto 1072 de 1999 y 154 de la Ley 223 de 1995, para atender necesidades del servicio en las diferentes dependencias y apoyo para el plan de lucha contra la evasión y el contrabando.

iii) La asignación mensual ha sido de acuerdo a lo establecido en la nomenclatura y escala salarial vigente para la entidad y ha percibido las prestaciones sociales(19) existentes para los funcionarios de la rama ejecutiva del orden nacional, con lo cual se cumple lo dispuesto en el artículo 22 del Decreto 1072 de 1999; además que le han liquidado cada año sus cesantías, así como el disfrute de vacaciones o su pago en dinero cuando no las ha tomado, y todos los beneficios del régimen de seguridad en salud y pensiones.

iv) Ha sido tratado en igualdad de condiciones que al resto del personal supernumerario, de ahí que no aparezca que se le haya puesto en condición de desigualdad con sus iguales.

En virtud de lo expuesto, para la Sala no existe duda que el hecho de estar vinculado como supernumerario, no para ejercer actividades transitorias, sino por necesidades del servicio y para el apoyo de la lucha contra la evasión y el contrabando, implica que es ajustado a derecho que la vinculación del actor pueda extenderse en tanto exista la necesidad y el motivo, sin que ello desdibuje la temporalidad que caracteriza esta modalidad de vinculación, de ahí que el simple paso del tiempo no tenga la virtud de cambiar su forma de vinculación.

2.3.2. De la lectura de los artículos 1º(20), 2º(21) y 4º(22) del Decreto 618 de 2006(23), se encuentra que este régimen salarial se aplica: i) para aquellos que se vincularan con posterioridad a su vigencia, es decir, con posterioridad al 28 de febrero de 2006, y en este caso el señor John Ernesto Toro Villota estaba vinculado desde antes —año 1999— como supernumerario; ii) para los que estando vinculados a la fecha en que entró a regir, optaran por acogerse a él —por una sola vez— antes del 15 de marzo de 2006, de lo contrario continuaban rigiéndose por lo dispuesto en las normas existentes sobre la materia, y dentro del expediente no obra prueba de la cual se derive que el actor haya hecho manifestación expresa por escrito, a más tardar el 15 de marzo de 2006, informando que se acogía a lo dispuesto en el Decreto 618(24), y, iii) las asignaciones establecidas en el decreto eran privativamente para empleos de carácter permanente y de tiempo completo, y el demandante —en virtud de la modalidad de su vinculación como supernumerario— no tenía vocación de permanencia, tal y como se dispuso en los actos administrativos acusados.

Debe anotar esta Sala que, adicionalmente, con el Decreto 618 de 2006 no se dispuso un aumento del salario, sino que se hizo una recomposición del mismo, al trasladar parte del incentivo de desempeño grupal, —que solo tienen derecho los empleados de planta— a salario básico, para aquellos funcionarios de planta que dentro del plazo señalado en su artículo 2º ibídem voluntariamente se hubieran adherido a él.

De lo precedente se sigue, que tampoco podía derivar beneficio del Decreto 607(25) de 2007, en la medida que en su artículo 1º se dispuso que era aplicable a quienes hubieran optado por el régimen previsto en el 618, lo que no hizo el actor, aunado a los otros aspectos anotados.

Así las cosas, resulta ajustada a derecho la respuesta de la DIAN de no conceder nivelación salarial conforme al Decreto 618 de 2006, de suerte que esta pretensión no tiene vocación de prosperar.

2.3.3. De conformidad con lo dispuesto en los artículos 5º, 6º y 7º del Decreto 1268 de 1999 que establecieron los incentivos al desempeño en fiscalización y cobranzas, desempeño grupal y desempeño nacional, se tiene que el actor tampoco tiene derecho a estos emolumentos, como quiera que los beneficiarios deben ocupar un cargo de la planta de personal de la entidad y su reconocimiento depende del cumplimiento de las metas fijadas por la administración, requisitos que no fueron acreditados en el plenario.

3. Conclusión.

De conformidad con las consideración previamente expuestas, no se evidencia la vulneración de las disposiciones legales y constitucionales invocadas, al encontrarse acreditado que al señor John Ernesto Toro Villota, en su condición de supernumerario, le han sido reconocidos y pagados salarios y prestaciones sociales, en aplicación del marco legal que le corresponde y tampoco se observa la existencia de causal alguna de nulidad, que ponga en entredicho la presunción de legalidad que ampara los actos demandados, lo que fuerza concluir la confirmación de la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Córdoba.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección “A” administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA:

Confirmar la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Córdoba el 17 de julio de 2014, dentro del proceso promovido por John Ernesto Toro Villota contra la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales - DIAN.

Devuélvase el expediente al Tribunal de origen.

La anterior providencia fue considerada y aprobada por la Sala en sesión de la fecha.

Cópiese, notifíquese y cúmplase».

1 Conforme con el artículo 38 de la Ley 489 de 1998 son organismos descentralizados por servicios del orden nacional y según el artículo 68 ibídem tienen como objeto principal el ejercicio de funciones administrativas, la prestación de servicios públicos o la realización de actividades industriales o comerciales con personería jurídica, autonomía administrativa y patrimonio propio.

2 “Por el cual de modifica el sistema específico de carrera de los empleados de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN”.

3 La Corte Constitucional mediante Sentencia C-401 de 1998 declaró inexequible el aparte resaltado.

4 El aparte resaltado se declaró inexequible en Sentencia C-401 de 1998.

5 El artículo 161 de la Ley 100 de 1993 derogó este aparte.

6 A esta conclusión se llegó en las sentencias de 23 de octubre de 2008, rad. 08001-23-31-000-2003-01429-01 (1393-2007), Actor: Jhon Enrique Barragán Quintero, M.P. Gustavo Eduardo Gómez Aranguren y 7 de febrero de 2013, rad. 25000-23-25-000-2009-00605-01 (1700-2012), Actor: Angélica Sánchez Cortés, M.P. Alfonso Vargas Rincón.

7 Resolución 3120 de 21 de abril de 1999 (fls. 53-55) Prórroga. Resolución 2230 de 1999 (fls. 59-61).

8 Resolución 578 de 1º de febrero de 2000 (fls. 64-67) Prórrogas. Resoluciones 6966 de 31 de agosto de 2000 (fls. 70-72) y 8806 de 30 de octubre de 2000 (fls. 73-76).

9 Resolución 291 de 16 de enero de 2001 (fls. 77-80) Prórrogas. Resoluciones 5218 de 11 de junio de 2001 y 9521 de 31 de octubre de 2001 (fls. 87-90).

10 Resolución 56 de 8 de enero de 2002 (fls. 92-95) Prórrogas. Resoluciones 6094 de 28 de junio de 2002 (fls. 102-105), 9606 de 1º de octubre de 2002 (fls. 106-109) y 11488 de 26 de noviembre de 2002 (fls. 110-113).

11 Resolución 293 de 21 de enero de 2003 (fls. 114-117) Prórrogas. Resolución 5287 de 27 de junio de 2003 (fls. 119-121) Prórroga. Resolución 9692 de 24 de noviembre de 2003 (fls. 122-125).

12 Resolución 144 de 15 de enero de 2004 (fls. 130-133) Prórroga. Resolución 7679 de 31 de agosto de 2004 (fls. 136-138).

13 Resolución 2 de 3 de enero de 2005 (fls. 140-142) Prórrogas. Resoluciones 5535 de 30 de junio de 2005 (fls. 152-155) y 8917 de 28 de septiembre de 2005 (fls. 158-161).

14 Resolución 11346 de 25 de noviembre de 2005 (fls. 167-170) Prórroga. Resolución 8351 de 31 de julio de 2006 (fls. 175-177).

15 Resolución 1 de 2 de enero de 2007 (fls. 183-186) Prórroga. Resolución 7508 de 26 de junio de 2007 (fls. 190-192).

16 Resolución 1 de 2 de enero de 2008 (fls. 199-202) Prórrogas. Resoluciones 2058 de 29 de febrero de 2008 (fls. 205-207), 3866 de 30 de abril de 2008 (fls. 208-210), 5727 de 1º de julio de 2008 (fls. 211-213), 6988 de 1º de agosto de 2008 (fls. 214-217) y 10576 de 31 de octubre de 2008 (fls. 218-220).

17 Resolución 207 de 13 de noviembre de 2008 (fls. 221-223).

18 Resolución 1 de 2 de enero de 2009 (fls. 230-232) Prórroga. Resolución 6849 de 1º de julio de 2009 (fls. 235-238).

19 Folios 62-63, 126-129, 144, 178-182, 188, 194-198, 225-229 y 234.

20 ART. 1º—El régimen salarial establecido en el presente decreto será de obligatorio cumplimiento para quienes se vinculen a la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales con posterioridad a la vigencia del mismo.

21 ART. 2º—Los empleados vinculados actualmente a la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales podrán optar por una sola vez antes del 15 de marzo de 2006 por el régimen salarial que se establece en el presente decreto. Los empleados que no opten por el régimen aquí establecido, continuarán rigiéndose por lo dispuesto en las normas legales vigentes sobre la materia.

22 ART. 4º—Las asignaciones básicas establecidas en el artículo 3º del presente decreto, corresponden exclusivamente a empleos de carácter permanente y de tiempo completo.

23 “Por el cual se dictan normas sobre el régimen salarial para los empleos de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales y se dictan otras disposiciones en materia salarial”.

24 En sentencia de la Sección Segunda del Consejo de Estado, Subsección B, del 7 de febrero de 2013, rad. 1692-12, C.P. Bertha Lucía Ramírez de Páez, al dilucidar un caso de similares contornos, se expuso:
“En el presente caso el accionante no probó que hubiera optado por el régimen salarial previsto en el Decreto 618 de 2006, como lo exige el artículo 2º ibídem al personal vinculado a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales - DIAN antes de 15 de marzo de 2006, en consecuencia se negará tal reconocimiento”.

25 “Por el cual se dictan normas sobre el régimen salarial para los empleos de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales y se dictan otras disposiciones en materia salarial”.
Dispuso en su artículo 1º: “El régimen salarial establecido en el presente decreto se aplicará a quienes optaron por el régimen salarial establecido en el Decreto 618 de 2006 y para quienes se vincularon o se vinculen a la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales con posterioridad a la vigencia del citado decreto”.