Sentencia 2010-00180 de septiembre 10 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Radicado: 250002327000201000180 01

Consejero Ponente:

Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Acción: Nulidad y restablecimiento del derecho

Demandante: Drummond Ltda.

Demandada: UAE DIAN

Decisión:

Asunto: Impuesto sobre las ventas

Bogotá, D.C., diez de septiembre de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «VII. Consideraciones de la Sala

Se deciden los recursos de apelación interpuestos por la parte demandante y demandada contra la sentencia del 18 de agosto de 2011, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección “A”, que declaró la nulidad parcial de las resoluciones 608-0224 del 24 de febrero de 2009, 1003 del 9 de marzo de 2010, y 1002 del 4 de junio de 2010, que resolvieron sobre el reconocimiento, compensación y devolución del saldo a favor liquidado en la declaración de IVA del 6º bimestre del año 2008, y de la Resolución 628-0009 del 21 de julio de 2010, que ordenó dar cumplimiento a los precitados actos administrativos y negó el reconocimiento de intereses a favor de la parte demandante.

1. Cuestión previa. Procedencia de la acción de nulidad y restablecimiento del derecho contra la Resolución 628-0009 del 21 de julio de 2010.

1.1. La Sala debe precisar que en la presente acción resulta procedente analizar la legalidad de la Resolución 628-0009 del 21 de julio de 2010, por cuanto es el acto que en el proceso de devolución y compensación de saldos a favor iniciado por el contribuyente, la administración resolvió la solicitud de reconocimiento de intereses presentada por la sociedad en el recurso de reconsideración y reiterada en el escrito radicado con el Nº 00012652 del 6 de julio de 2010(1).

1.2. Si bien ese acto administrativo contiene una orden de ejecución “dar cumplimiento a lo ordenado en los artículos primero de la parte resolutiva de la Resolución 686-1003 del día 9 de marzo de 2010 y, primero y segundo del resuelve de la Resolución de Corrección 1002 de fecha 4 de junio de 2010”, lo cierto es, que para el caso en concreto, constituye el único acto administrativo que, dentro del proceso de devolución y compensación del saldo a favor de la declaración de IVA del 6º bimestre del año 2008, la administración exteriorizó su manifestación de voluntad de negar el reconocimiento de intereses a favor del contribuyente: “(…) una vez analizada la viabilidad del reconocimiento de intereses solicitados por la sociedad y teniendo en cuenta que dicha petición no fue discutida en vía gubernativa, se rechazará de plano la misma en la presente providencia”(2).

1.3. Esa decisión constituye un pronunciamiento definitivo pues en virtud de lo dispuesto en el artículo 863 del estatuto tributario, con ocasión del procedimiento de devolución de saldos a favor se causan los intereses corrientes y los moratorios a favor del contribuyente, por ende, en ese trámite, la administración resuelve sobre su procedencia.

1.4. En ese sentido, la Resolución 628-0009 del 21 de julio de 2010 constituye un acto definitivo en tanto resuelve la situación jurídica del contribuyente respecto de los intereses corrientes y moratorios en el proceso de devolución de saldos a favor.

2. Problema jurídico.

Corresponde a la Sala establecer si procede el reconocimiento de intereses corrientes y moratorios sobre la suma de $ 603.332.000 de conformidad con lo dispuesto en el artículo 863 del estatuto tributario.

3. Procedencia de los intereses corrientes y moratorios.

3.1. En cuanto a la procedencia de los intereses a favor del contribuyente, el artículo 863 del estatuto tributario, vigente para la época de los hechos, establecía:

“ART. 863.—Modificado Ley 49 de 1990, artículo 44. Intereses a favor del contribuyente. Cuando hubiere un pago en exceso o en las declaraciones tributarias resulte un saldo a favor del contribuyente, sólo se causarán intereses corrientes y moratorios, en los siguientes casos:

Se causan intereses corrientes, cuando se hubiere presentado solicitud de devolución y el saldo a favor estuviere en discusión, desde la fecha de notificación del requerimiento especial o del acto que niegue la devolución, según el caso, hasta la del acto o providencia que confirme total o parcialmente el saldo a favor.

Se causan intereses moratorios, a partir del vencimiento del término para devolver y hasta la fecha del giro del cheque, emisión del título o consignación.

Lo dispuesto en este artículo sólo se aplicará a las solicitudes de devolución que se presenten a partir de la vigencia de esta ley”.

3.2. Esta disposición regula de manera especial los intereses corrientes y moratorios en materia tributaria, generados, los primeros, por dificultar el Estado la obtención del saldo a favor, y los segundos por la mora en el cumplimiento de los términos para devolver.

De su texto se desprende la exigencia de que se haya presentado una solicitud de devolución. Sin embargo, no requiere que, en esa solicitud, o durante el trámite de devolución, el contribuyente deba solicitar el reconocimiento de intereses.

3.3. En ese sentido, independientemente de que en el proceso de devolución de saldos a favor, el contribuyente formule una petición en la solicitud de devolución, o en escrito independiente, los intereses corrientes y moratorios se causan por ministerio de ley, cuando se cumplen los presupuestos establecidos en el artículo 863 ibídem(3), que son los siguientes:

Los intereses corrientes solo se causan cuando el saldo a favor queda en discusión, desde la fecha de notificación del requerimiento especial o, en general, de cualquier otro acto que niegue, total o parcialmente la devolución, y hasta la fecha del acto administrativo o de la providencia judicial que confirme el saldo a favor.

Y, los intereses moratorios se causan desde la fecha de vencimiento del término legal para devolver y hasta cuando la administración pague efectivamente el saldo a favor del contribuyente.

Como se observa, el legislador delimitó los presupuestos que dan lugar al reconocimiento de los intereses corrientes y moratorios a favor de los contribuyentes en materia tributaria, por lo que su causación y liquidación debe sujetarse a lo dispuesto en el artículo 863 citado.

3.4. Conforme con lo anterior, la Sala analizará la procedencia de los intereses corrientes y moratorios solicitados por el demandante sobre la suma de $ 603.332.000, que según éste, se generaron a su favor, porque la administración compensó indebidamente ese valor y, posteriormente, ordenó su devolución.

3.5. Para el efecto, se debe tener en cuenta que, el 15 de enero de 2009, la sociedad radicó ante la administración la solicitud de devolución y/o compensación del saldo a favor originado en la declaración del impuesto sobre las ventas del 6º período del año 2008, por la suma de $ 44.209.264.000, en el sentido de que compensara el valor de $ 5.971.467.000 con la retención en la fuente del período 12 del año 2008 y devolviera la suma de $ 38.237.797.000(4).

Mediante la Resolución 608-224 del 24 de febrero de 2009, la administración resolvió(5):

— Reconocer: $ 44.209.264.000, correspondiente al saldo a favor liquidado en la declaración del impuesto sobre las ventas del 6º bimestre del año 2008.

— Compensar: $ 6.574.799.000 en los siguientes conceptos:

Retención diciembre 2008: $ 5.971.467.000

Renta 2007: $ 603.332.000(6) 

— Devolver: $ 37.634.465.000.

Con ocasión del recurso de reconsideración interpuesto contra el anterior acto administrativo, la administración expidió la Resolución 1003 del 9 de marzo de 2010, en la que ordenó “modificar la Resolución 608-0224 del 24 de febrero de 2009, proferida por (…), mediante la cual se ordenó compensar por impuestos sobre la renta y complementarios del año gravable 2007, la suma de (…) ($ 603.332.000) a la sociedad Drummond Ltd.”(7).

Teniendo en cuenta que el anterior acto administrativo no señaló los valores modificados, la administración profirió la Resolución de Corrección 1002 del 4 de junio de 2010, en la que resolvió modificar la Resolución 1003 del 9 de marzo de 2010 y la Resolución 608-0224 del 24 de febrero de 2009, en los siguientes términos(8):

— Compensar: $ 5.971.467.000, con la retención en la fuente del período 12 año 2008.

— Devolver: $ 603.332.000, teniendo en cuenta que la suma de $ 37.634.465.000 ya fue devuelta con ocasión de la Resolución 608-0224 del 24 de febrero de 2009(9).

Posteriormente, mediante la Resolución 628-0009 del 21 de julio de 2010, la administración negó el reconocimiento de intereses, que la actora solicitó el 9 de julio de 2010.

Conforme con lo anterior, mediante las resoluciones 1003 del 9 de marzo de 2010 y 1002 del 4 de junio de 2010, la administración modificó el valor inicialmente ordenado en devolución, para adicionar la suma de $ 603.332.000, que había compensado con el impuesto de renta del año 2007, en la Resolución 608-224 del 24 de febrero de 2009. Estas sumas fueron puestas a disposición de la sociedad sin que se reconocieran intereses a su favor.

3.6. Como se observa en el asunto en estudio, la DIAN no discutió la existencia del saldo a favor. Por el contrario, la administración partió de reconocer el saldo a favor y ordenó las compensaciones que consideró procedentes. Por consiguiente, no se configura el supuesto fáctico que da lugar a la liquidación de intereses corrientes relativo a que “el saldo a favor estuviere en discusión”.

El hecho de que existiera una discusión en cuanto a la compensación del saldo a favor, no encaja dentro del presupuesto contemplado en el artículo 863 del estatuto tributario, puesto que el derecho que tenía el contribuyente sobre el saldo a favor siempre fue reconocido por la administración, a tal punto que esas sumas fueron utilizadas en beneficio de la sociedad para el pago de deudas que tenía por otros impuestos. En consecuencia, no procede la liquidación de intereses corrientes.

3.7. En relación con los intereses moratorios, debe tenerse en cuenta que la devolución, en principio; de la suma de $ 603.332.000 debió producirse dentro de los 30 días(10) siguientes a la presentación de la solicitud del contribuyente(11), esto es, el 27 de febrero de 2009(12), y solo se pusieron a disposición de la sociedad el 23 de julio de 2010, como consta en la Resolución 628-0009 del 21 de julio de 2010, notificada el 21 de julio de 2010(13):

“(…) devolver la suma de seiscientos tres millones trescientos treinta y dos mil pesos ($ 603.332.000) m/cte., a la sociedad Drummond Ltd. NIT 800.021.308-5, del valor reconocido en el artículo primero de la Resolución 608-0224 del día 24 de febrero de 2009, con títulos de devolución de impuestos (Tidis) Emisión 2010 “Deceval S.A.”. Se advierte al beneficiario que podrá reclamarlos personalmente o por intermedio de apoderado, en el Bancolombia Centro Internacional, ubicado en la carrera 7 Nº 30 A-28 de la ciudad de Bogotá, D.C., una vez cumplido un (1) día hábil de notificada la presente providencia(14).

3.7.1. Por consiguiente, procede el reconocimiento de intereses moratorios sobre la suma de $ 603.332.000, desde el día siguiente al vencimiento del plazo para devolver, esto es, el 27 de febrero de 2009, y hasta la fecha del pago (jul. 23/2010), de acuerdo con la tasa efectiva de usura certificada por la Superintendencia Financiera de Colombia para el respectivo mes de mora(15).

3.8. Por todo lo anterior, se confirmará el numeral 1º de la sentencia apelada que ordenó la nulidad parcial de los actos demandados, en cuanto negaron el reconocimiento de intereses. Sin embargo, se modificará el numeral 2º de la citada providencia que dispuso el restablecimiento del derecho y, en su lugar, se ordena a la entidad demandada liquidar y pagar los intereses de mora previstos en el artículo 863 del estatuto tributario, sobre la suma de $ 603.332.000, desde el día siguiente al vencimiento del término para devolver (feb. 27/2009) y hasta la fecha del pago (jul. 23/2010).

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativa, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. CONFÍRMASE el numeral 1º de la sentencia del 18 de agosto de 2011 del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Sub sección “A”.

2. MODIFÍCASE el numeral segundo de la sentencia apelada, en los siguientes términos:

“A título de restablecimiento del derecho, se ordena a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales —DIAN—, liquidar y pagar los intereses de mora previstos en el artículo 863 del estatuto tributario, sobre la suma de $ 603.332.000, desde el día siguiente al vencimiento del término para devolver (feb. 27/2009) y hasta la fecha del pago (jul. 23/2010)”.

RECONÓCESE personería jurídica para actuar en nombre de la entidad demandada a la doctora Maritza Alexandra Díaz Granados, de conformidad con el poder que obra al folio 168 del expediente.

Cópiese, notifíquese, cúmplase y devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.»

(1) Folio 48 c.p. y 688 a 690 c.a. 4.

(2) Folio 72 c.p.

(3) Sentencia del 3 de septiembre de 2009, C.P. Dr. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas, expediente 16453.

(4) Folio 1, c.a. 1.

(5) Folios 18-19, c.p.

(6) Por concepto de: impuestos: $ 518.860.000/ intereses: $ 84.472.000.

(7) En ese acto se concluyó que el contribuyente: “está exonerado del pago de intereses de mora del período comprendido entre el 24 de abril de 2008 al 11 de septiembre de 2008, pues su mora obedeció a un acto de autoridad emitido en forma tardía por el Ministerio de Minas y Energía quien no expidió en tiempo la resolución por medio de la cual debía fijar el precio del carbón por el último trimestre del año 2007”. Folio 28, c.p.

(8) “Segundo: Que la división de gestión de recaudo de la dirección seccional de impuestos de grandes contribuyentes solicita aclaración del valor aceptado en la resolución que resolvió el recurso de reconsideración 1003 del nueve (9) de marzo de 2010, que por error de transcripción omitió señalar en la parte resolutiva los valores modificados.

Tercero: Que Como consecuencia del reconocimiento de la suma de seiscientos tres millones trescientos treinta y dos mil pesos m/cte. ($ 603.332.000) por concepto del impuesto sobre la renta y complementarios del año gravable 2007 de acuerdo a lo señalado en la parte considerativa de la Resolución 1003 del nueve (9) de marzo de 2010, es necesario que la división competente devuelva dicha suma, previas las compensaciones a que haya lugar de conformidad con lo señalado en el artículo 853 del estatuto tributario para lo cual se remite el expediente a la división de gestión de recaudo de la dirección seccional de grandes contribuyentes por la dependencia competente”. Folios 30-32, c.p.

(9) El valor reconocido en la Resolución 628-0009 del 21 de julio de 2010 ($ 37.634.465.000) y el adicionado en las resoluciones que lo modificaron ($ 603.332.000) constituyen el total de las sumas solicitadas en devolución por la sociedad $ 38.237.797.000.

(10) Código de Régimen Político y Municipal. ART. 62.—En los plazos de días que se señalen en las leyes y actos oficiales, se entienden suprimidos los feriados y de vacantes, a menos de expresarse lo contrario. Los de meses y años se computan según el calendario; pero si el último día fuere feriado o de vacante, se extenderá el plazo hasta el primer día hábil.

(11) Estatuto tributario. ART. 855.—Término para efectuar la devolución. La administración de impuestos deberá devolver, previa las compensaciones a que haya lugar, los saldos a favor originados en los impuestos sobre la renta y complementarios y sobre las ventas dentro de los treinta (30) días siguientes a la fecha de la solicitud de devolución presentada oportunamente y en debida forma.

(12) La solicitud de devolución se presentó el 15 de enero de 2009. Folio 1, c.a. 1.

(13) Folio 73 vuelto, c.p.

(14) Folio 73, c.p.

(15) ART. 635.—Modificado por el artículo 12 de la Ley 1066 de 2006. Para efectos tributarios y frente a obligaciones cuyo vencimiento legal sea a partir del 1º de enero de 2006, la tasa de interés moratorio será la tasa equivalente a la tasa efectiva de usura certificada por la Superintendencia Financiera de Colombia para el respectivo mes de mora.

Las obligaciones con vencimiento anterior al 1º de enero de 2006 y que se encuentren pendientes de pago a 31 de diciembre de 2005, deberán liquidar y pagar intereses moratorios a la tasa vigente el 31 de diciembre de 2005 por el tiempo de mora trascurrido hasta este día, sin perjuicio de los intereses que se generen a partir de esa fecha a la tasa y condiciones establecidas en el inciso anterior.