Sentencia 2010-00260 de julio 3 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejera Ponente:

Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia

Radicación: 25000-23-27-000-2010-00260-01 [19159]

Demandante: Petrobras International Braspetro BV. Sucursal Colombia (NIT. 830111642-6).

Demandada: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN

Asunto: Impuesto sobre las ventas 6º bimestre del año 2005.

Fallo

Bogotá, D.C., tres de julio de dos mil trece.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

En los términos del recurso de apelación presentado por la demandante, la Sala debe decidir sobre la legalidad de los actos por medio de los cuales la DIAN modificó la declaración del impuesto sobre las ventas presentada por Petrobras International Braspetro BV Sucursal Colombia, por el 6º bimestre del año 2005.

La Sala deberá establecer la procedencia de (i) la adición de ingresos gravables con IVA por concepto de regalía prevalente, (ii) del IVA descontable por pago de cuotas de sostenimiento y servicios de club social y fiestas de fin de año y (iii) de la sanción de inexactitud.

Adición de ingresos gravados con IVA por concepto de regalía prevalente

La parte demandante explicó que para la administración, los ingresos que percibió Petrobras por concepto de regalía prevalente correspondían a la contraprestación de un servicio gravado con el IVA. Sin embargo, la actora ha sostenido que la regalía se originó en un contrato de cesión de determinados intereses (denominado regalía prevalente), en el que Petrobras pagó un precio de compra a Hocol y Hocol “da o entrega” a Petrobras el 1% que por concepto de regalía prevalente recibió inicialmente Esso Colombiana Limited por la explotación del Campo Tello, antes de que esta cediera esos derechos a Petrobras.

El a quo consideró que la regalía prevalente se obtuvo como contraprestación de los servicios prestados por Petrobras a Hocol, en desarrollo del contrato celebrado entre Esso Colombiana Limited y Petrobras internacional Braspetro S.A. de 30 de junio de 1995 aclarado mediante “otro si” de 29 de diciembre del mismo año, y luego cedido a la demandante. Que los servicios consistieron en permitir que otro ejerza el derecho a efectuar la explotación de un campo a cualquier título, para lo que había sido previamente autorizado, a cambio de una remuneración o contraptrestación. En consecuencia, los ingresos precibidos por la prestación de tales servicios estaban gravados con IVA según el artículo 1º del Decreto 1372 de 1992.

Al respecto, se advierte que el aspecto planteado entre las mismas partes(17) ya fue objeto de análisis por la Sala, razón por la cual se reiterará el criterio expuesto en dicha oportunidad, en la que se concluyó que los ingresos percibidos por la demandante por “regalía prevalente” no se derivan de un contrato de prestación de servicios, sino de un contrato de compraventa de derechos, por las siguientes razones:

De la demanda y los antecedentes administrativos, se observa que el 18 de diciembre de 1967, International Petroleum (Colombia) Limited (luego Esso Colombia Limited) vendió sus derechos en la Concesión Tello a Tennesse Colombia S.A. (luego Hocol S.A.), por lo cual obtuvo el derecho a recibir una regalía prevalente del 1% del petróleo y derivados extraídos del campo Tello.

Con fecha 30 de junio de 1995(18), Esso Colombian Limited cedió la regalía prevalente a Petrobras International S.A. Braspetro, Sucursal Colombia, documento protocolizado mediante escritura pública 1489 de julio 5 de 1995 Notaría 26 del Círculo de Bogotá(19).

El 29 de diciembre de 1995(20) Esso Limited y Petrobras Internacional S.A. suscribieron “otro sí” al contrato de compraventa en el que se especificó, en la cláusula tercera, que la venta a Braspetro comprendía el interés que tenía Esso Limited sobre la regalía prevalente en la concesión No 1161 (incluyendo el Campo Tello), hasta la reversión de la concesión.

Petrobras Internacional S.A. Braspetro en liquidación, transfirió a Petrobras International Braspetro B.V. sucursal Colombia, los derechos al cobro de la regalía prevalente de la concesión 1161, incluido el campo Tello.

Los derechos objeto de negociación entre ESSO y Petrobras incluida la cesión de la regalía, se pactaron así(21):

“ART. 2º—Intereses del vendedor. El comprador acuerda comprarlos al Vendedor, de conformidad con las contraprestaciones señaladas en y sujetos a los términos y condiciones de este contrato. Los intereses son los siguientes:

Intereses del vendedor (%)

(...).

(6) Regalía prevalente en la concesión número 1161

(Incluyendo el campo Tello) 1.00

Son definiciones útiles las del anexo A del contrato de compraventa(22):

“1.17. Interés o Intereses: Un ciento por ciento (100%) de los derechos y obligaciones del Vendedor, en y en de conformidad con los contratos de asociación y sus correspondientes cuentas conjuntas, los acuerdos de operación conjuntos, (…) de participación.

1.24. Propiedad: Toda, propiedad derechos y obligaciones, bien sea de naturaleza real, intelectual o persona, tangible e intangible, relacionada con o asociada a los intereses, lo que incluye plantas, equipo, pozos, facilidades., líneas edificaciones, datos e información”.

En la cláusula tercera del “Otro sí” al contrato entre ESSO y Petrobras se estipuló:

(...).

Tercera: Adicionalmente, el vendedor [ESSO] le vendió a Braspetro el Interés que tenía respecto de la Regalía Prevalente en la Concesión 1.161 (incluyendo Campo Tello), así como la que tenía en la Regalía Prevalente de la concesión 450 (incluyendo el Campo Dina), hasta la reversión de tales Regalías Prevalentes.

Como se aprecia, el objeto del contrato suscrito entre Esso Colombiana Limited y Petrobras Internacional (hoy Petrobras B.V.) recayó sobre ciertos intereses, entendidos como derechos y obligaciones indivisos del vendedor, conforme a los “contratos de asociación y sus correspondientes cuentas conjuntas y los acuerdos de operación conjuntos”.

Los derechos sometidos a negociación, entre otros, fueron los contratos de asociacion (Hobo, Caguán, y Arauca) y ciertas regalías prevalentes en la Concesión 1.161 (incluido el Campo Tello).

Esso Colombiana Limited, en el año de 1967, vendió la Concesión del Campo Tello a Tennesse Colombia S.A. (luego Hocol S.A.), quedando a favor de Esso Colombiana Limited S.A. una regalía prevalente del 1%, transferida a su vez, a Petrobras Internacional S.A. hoy Petrobras B.V.

En esas condiciones, en realidad, Esso Colombiana Limited, en calidad de vendedor, transfirió a Petrobras en calidad de comprador, el interés de la regalía prevalente en la Concesión 1.161 (incluido el campo Tello), con lo cual se subrogó en los derechos del vendedor, para recibir el 1% de la producción de pretróleo crudo en dicho campo administrado por Hocol.

Por lo anterior, en el caso concreto, no se configura un contrato de prestación de servicios, como lo entendió la DIAN, porque conforme con el artículo 420 literal b) del estatuto tributario, concepto definido por el artículo 1º del Decreto 1372 de 1992, se entiende por servicio, “toda actividad, labor o trabajo prestado por una persona natural o jurídica, o por una sociedad de hecho, sin relación laboral con quien contrata la ejecución, que se concreta en una obligación de hacer, sin importar que en la misma predomine el factor material o intelectual, y que genera una contraprestación en dinero o en especie, independientemente de su denominación o forma de remuneración”.

Petrobras no presta servicio alguno, pues no permite que Hocol explote ningun campo de petróleo, porque Hocol, desde 1967, es concesionario de un contrato de asociación petrolera, cuyo concedente o licenciante fue el Estado Colombiano, por ello ejerce sus derechos sobre el “pozo” concesionado bajo el amparo del contrato de concesión y no del contrato de regalía prevalente. Además, “porque permitir el uso del suelo o subsuelo no es una actividad, labor o tarea que desarrolle alguien sino una potestad del Estado emanada del artículo 334 de la Constitución Política, que tiene como objeto dar el consentimiento o autorización para la exploración y explotación del subsuelo a terceros”(23).

Asi mismo, Hocol tampoco le presta ningún servicio a Petrobras, pues su relación jurídica en el contrato de asociación es con el Estado Colombiano y los ingresos derivados de la concesión son por la actividad que Hocol desarrolla directamente y para sí, en la que Petrobras no interviene, ni administrativa, ni financiera, ni técnicamente, ni le otorga un permiso de explotación que compete al Estado(24).

Petrobras recibe de Hocol un ingreso por regalía prevalente por la obtención de petróleo crudo que extrae Hocol en el “pozo” Tello, sin que Petrobras le preste un servicio a Hocol, y tampoco le autoriza a ello, como ya se dijo, por ser una potestad estatal. En otras palabras, entre Petrobras y Hocol hay una relación que no se deriva de un servicio, porque ni Petrobras explora y explota el Campo Tello a favor de Hocol, ni Hocol permite explorar o explotar a Petrobras dicho campo.

En conclusión, está probado que Hocol, concesionario del campo Tello mediante compra a Esso Colombiana Limited, se obligó al pago de una regalía prevalente a favor de Esso Colombiana Limited, luego cedida a Petrobras;por ello, el negocio jurídico así descrito se subsume en la definición del contrato de compraventa, en los términos previstos en los artículos 905 del Código de Comercio(25) y 653 del Código Civil(26).

Por lo anterior prospera el cargo, en cuanto a que los ingresos que percibió la demandante, por este concepto, en el 6º bimestre del año gravable 2005, no constituyen ingresos gravados con IVA.

Debe precisarse que la demandante, en su liquidación privada, declaró como ingresos por regalía prevalente la suma de $592.912.000 y así fue glosada en principio en el requerimiento especial. Sin embargo, con la ampliación al requerimiento, la Administración aumentó ese valor a $607.164.323, luego de verificar el movimiento de la cuenta “PUC 42951500 regalías” y dijo que la actora había omitido declarar la diferencia de $14.251.903.

Aunque esta diferencia en la adición de ingresos resultaría irrelevante teniendo en cuenta que se determinó la calidad de ingreso no gravado de lo percibido por la actora por concepto de regalía prevalente y que sobre este punto la demandante no hizo referencia en el recurso de apelación(27), la Sala advierte lo siguiente:

En sede administrativa, la actora presentó argumentos al responder la ampliación del requerimiento(28) y en el recurso de reconsideración(29) para controvertir el incremento glosado en los ingresos recibidos por regalías prevalentes, así:

“La diferencia se origina en que el mes de octubre de 2005 se facturó por concepto de regalía prevalente la suma de $353.361.400, correspondientes a las facturas 481 y 482, siendo que para dicho mes se había provisionado como ingresos proveniente de la Concesión Tello la suma de $367.613.000, suma que efectivamente excede el monto facturado en $14.252.000.

Así, los ingresos declarados por el mes de octubre de 2005 a título de regalía prevalente estuvieron basados en lo causado por Petrobras y no en los montos facturados por ese mes, lo que implicó incluir en el quinto bimestre de 2005 la realización de un ingreso que aún no había sido facturado.

Posteriormente, en el mes de noviembre de 2005 se facturaron los ingresos correspondientes a ese mes más la porción de $14.252.000que ya había sido causada en el mes de octubre de 2005 por vía de la provisión de tal ingreso y declarada en el Quinto Bimestre de 2005 por parte de Petrobras” (negrillas fuera de texto).

El anterior argumento no fue aceptado por la Administración, porque, a su juicio, no es viable el ajuste de la provisión, toda vez que “los ingresos deben corresponder con los de cada periodo gravable, y los ingresos del bimestre sexto de 2005, fueron por valor de $607.164.323 y no por valor de $592.912.420, que fue la suma que declaró el contribuyente por concepto de regalías”.

Al respecto, la demandante allegó en sede administrativa los comprobantes de causación con los que se constituyó la provisión del mes de octubre de 2005 y los de la respectiva reversión en el mes de noviembre siguiente(30). Además, la certificación del revisor fiscal que da cuenta del movimiento de la cuenta contable 429515000 denominada “Regalías” y en la que se consigna una “reversión provisión de regalías Concesión Tello octubre 05 y noviembre 05” por la suma de $711.863.618(31).

No obstante lo anterior, la Sala advierte que ninguna de las pruebas allegadas al proceso permite establecer que ese mayor valor fue pagado en la declaración del 5º bimestre del año gravable 2005, como lo afirma la demandante.

De acuerdo con las pruebas aportadas al proceso y, en especial, de la respuesta dada a un requerimiento de información solicitado por la administración, la Sala evidencia que la demandante acepta que los meses de noviembre y diciembre de 2005 fueron facturados en noviembre de 2005, como se desprende de la sumatoria de las facturas correspondientes al 6º bimestre de 2005, (noviembre-diciembre) que el mismo contribuyente aportó, así:

No. FacturaPerídoValor
510Nov. 05$ 76.105.878
511Nov. 05$ 227.882.971
512Dic. 05$ 75.771.133
513Dic. 05$ 227.404.341
Total: $ 607.164.323

 

En esas condiciones, se tendrán como ingresos recibidos por la demandante a título de regalía prevalente la suma de $607.164.323, los cuales deben incluirse en el renglón correspondiente a ingresos no gravados, teniendo en cuenta que, como ya se analizó, no corresponden a la realización de un hecho generador del IVA.

IVA descontable

Previo al estudio de las glosas, pone de presente la Sala que el IVA será descontable sí cumple lo dispuesto en los artículos 488(32) y 107(33) del estatuto tributario. Por ello, el adquirente de un bien o servicio gravado con IVA podrá descontarlo, siempre que la erogación sea computable como costo o gasto de la empresa según las reglas del impuesto a la renta, y se destinen a las operaciones gravadas con el impuesto sobre las ventas.

Para la deducibilidad de una expensa en el impuesto a la renta, deben acreditarse los presupuestos de relación de causalidad, necesidad, proporcionalidad(34), requisitos a tener en cuenta en el estudio de los cargos.

Servicios de clubes ($ 802.978)

El apelante alegó que los pagos de las cuotas por servicios y gastos de clubes sirvió para concretar negocios, realizar eventos empresariales y rueda de negocios, con el fin de obtener nuevos clientes o conservar los existentes, y crear condiciones adecuadas para desarrollar la actividad económica del contribuyente.

Sobre este punto, la Sección en sentencia de 13 de agosto de 2009 precisó: “puede asistirle la razón al demandante en que los gastos realizados como asociarse a clubes (…) puedan incentivar a los empleados, crear un mejor ambiente y otras circunstancias benéficas para la empresa, reportando utilidad y conveniencia para incrementar la percepción de ingresos, pero no constituye un gasto obligatorio, ni tiene carácter de indispensable para obtener la renta”(35).

La Sala reitera(36), que si bien los gastos que realizan los contribuyentes para el mantenimiento de relaciones públicas y comerciales pudieron ser útiles para la actora, lo cierto es que, los bienes y servicios adquiridos con dichos pagos carecen de relación de causalidad con la actividad productora de renta y no son necesarios para el desarrollo de su objeto social que se circunscribe a la actividad de exploración, producción y comercialización de petróleo.

Por lo tanto, no se debe aceptar este impuesto como descontable por no acreditar los requisitos de los artículos 107 y 488 del estatuto tributario para su procedencia.

Fiesta de fin de año ($1.473.380)

La actora en su declaración privada del IVA descuenta los gastos por concepto de fiestas de fin de año(37), pero no demostró que esta expensa fuese necesaria para el desarrollo del objeto social de la empresa, ni tampoco que tenía relación de causalidad o que proviniera de una actividad gravada con IVA.

Además, teniendo en cuenta que el objeto social de la empresa consiste en establecer una sucursal en Colombia con el fin de desarrollar la exploración y la producción de hidrocarburos en territorio colombiano, con respecto a las actividades de la industria petrolera, incluida la venta y comercialización de crudo, gas natural y sus derivados y cualquier otra actividad necesaria, accesoria o complementaria(38), el gasto por fiestas de fin de año no está directamente relacionada con la actividad productora de renta.

Por las anteriores razones, no procede el descuento del impuesto originado en esta erogación, ya que no está acreditado que las expensas cumplen con los requisitos de los artículos 107 y 488 del estatuto tributario.

Sanción por inexactitud

Para la Sala, al aceptarse que los ingresos por regalías prevalentes no están gravados con IVA resulta improcedente la sanción por inexactitud en relación con dicha glosa.

No obstante, se mantendrá la sanción respecto al IVA descontable, por cuanto se encuentra demostrado que los originados en las expensas estudiadas no cumplen con los requisitos de los artículos 107 y 488 del estatuto tributario, razón por la cual resultan inexistentes.

Además, no se presenta diferencia de criterios en relación con la interpretación del derecho aplicable, porque los cargos se resolvieron desfavorablemente por la falta de prueba de los requisitos establecidos en la ley para la procedencia del impuesto descontable.

En consecuencia, se liquida el impuesto sobre las ventas por el 6º bimestre del año 2005, para aceptar como ingreso no gravado con IVA la suma de $607.164.323 (regalía prevalente), y se levanta la sanción por inexactitud impuesta por tal concepto, pero se mantendrá sobre las cuotas de sostenimiento y pagos de clubes sociales y fiestas de fin de año, tal como se refleja en la siguiente liquidación:

ConceptosLiq. PrivadaLq. DIANLq. Cons. Est.
Ingresos brutos por exportaciones37.573.510.00037.573.510.00037.573.510.000
Ingresos brutos por operaciones exentas (territorio nal.)---
Ingresos brutos por operaciones excluidas y no gravadas8.705.717.0008.112.805.0008.719.969.000
ingresos brutos por operaciones gravadas-607.164.000-
Menos: devoluciones ventas, anuladas, rescindidas, resueltas14.746.513.00014.746.513.00014.746.513.000
Total ingresos netos recibidos durante el periodo 31.532.714.000 31.546.966.000 31.546.966.000
Importaciones gravadas---
Importaciones no gravadas---
Compras y servicios gravados15.561.170.00015.561.170.00015.561.170.000
Compras no gravadas1.139.454.0001.139.454.0001.139.454.000
Menos: devoluciones compras anuladas, rescindidas, resueltas---
Total compras e importaciones brutas 16.700.624.000 16.700.624.000 16.700.624.000
Menos: devoluciones compras anuladas, rescindidas, resueltas --
Total compras netas realizadas durante el periodo 16.700.624.000 16.700.624.000 16.700.624.000
Impuesto generado a la tarifa del 16%39.612.000136.758.00039.612.000
Total impuesto a cargo/imp.generado por operaciones grav. 39.612.000 136.758.000 39.612.000
Impuesto descontable por operaciones de importación2.408.039.0002.408.039.0002.408.039.000
Impuesto descontable por operaciones gravadas1.215.224.0001.212.948.0001.212.948.000
Impuesto descontable operaciones régimen simplificado---
IVA resultante devoluciones en ventas anuladas, rescindidas---
Total impuestos descontables 3.623.263.000 3.620.987.000 3.620.987.000
Saldo a pagar del periodo fiscal - - -
saldo a favor del periodo fiscal 3.583.651.000 3.484.229.000 3.581.375.000
Saldo a favor sin sol.dev. o comp./saldo fvr per fis ant---
Retenciones por IVA que le practicaron---
Saldo a pagar por impuestos---
Más sanciones-159.075.0003.642.000
Total saldo a pagar - - -
O total saldo a favor 3.583.651.000 3.325.154.000 3.577.733.000
Total saldo a favor suceptible de ser solicitado en devolucion3.583.651.0003.325.154.0003.577.733.000

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. REVÓCASE la sentencia apelada. En su lugar, se dispone:

2. ANÚLANSE parcialmente de la Liquidación Oficial de Revisión 312412009000034 del 10 de junio de 2009 y de la Resolución 900098 del 1º de julio de 2010, mediante las que se modificó la declaración del IVA del 6º bimestre del 2005.

3. A título de restablecimiento del derecho, DECLÁRASE como saldo a favor de Petrobras correspondiente a la declaración del impuesto a las ventas del 6º bimestre del año gravable 2005, la suma de tres mil quinientos setenta y siete millones setecientos treinta y tres mil pesos ($ 3.577.733.000), de acuerdo con la liquidación inserta en la parte motiva de esta providencia.

RECONÓCESE personería a Julio César Ruíz Muñoz como apoderado de la DIAN en los términos del poder que existe en folio 391.

Cópiese, notifíquese, devuélvase el expediente al tribunal de origen y cúmplase».

La anterior providencia fue estudiada y aprobada en sesión de la fecha.

(17) Sentencias de 3 de noviembre de 2011, exp 18302, C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia y 23 de febrero de 2012, exp 17920, C.P. William Giraldo Giraldo.

(18) Folios 250 a 337 c.a. 2.

(19) Folios 248 a 249 c.a. 2.

(20) Folios 338 a 342 c.a. 3.

(21) Folio 253 c.a. 2

(22) Fls. 241-242 c.p.

(23)Sentencia de 5 de mayo 2011. Consejo de Estado. Expediente 17361. C.P. Carmen Teresa Ortiz de Rodriguez.

(24) Cfr. 22. “Tampoco es aplicable la norma porque el hecho de permitir ejercer un derecho, conlleva la acción de dar, transferir o traspasar algo a alguien; en este caso, el derecho; por lo tanto, la demandante, al permitir ejercer un derecho, por efecto de la cesión, no ejecuta una obligación de hacer sino de dar la cosa, incorporal, corporal o ambas, a cambio de una contraprestación llamada regalía prevalente.” En conclusión, ni Petrobrás presta el servicio de exploración y explotación de petróleo a favor de Esso Colombiana Limited, ni ésta presta un servicio de permitir hacer, en este caso, permitir explorar y explotar petróleo a Petrobras. (…).Por lo tanto no puede concluirse que exista obligación de hacer ya que lo que se está transfiriendo son los derechos a explorar y explotar, que surgieron del permiso que otorgó el Estado inicialmente a Esso Colombiana Limited.”

(25) ART. 905.—La compraventa es un contrato en que una de las partes se obliga a trasmitir la propiedad de una cosa y la otra a pagarla en dinero. El dinero que el comprador da por la cosa vendida se llama precio.

Cuando el precio consista parte en dinero y parte en otra cosa, se entenderá permuta si la cosa vale más que el dinero, y venta en el caso contrario.

Para los efectos de este artículo se equipararán a dinero los títulos valores de contenido crediticio y los créditos comunes representativos de dinero.

(26) ART. 653.—<Concepto de bienes>. Los bienes consisten en cosas corporales o incorporales. Corporales son las que tienen un ser real y pueden ser percibidas por los sentidos, como una casa, un libro. Incorporales las que consisten en meros derechos, como los créditos y las servidumbres activas.

(27) La demandante reiteró únicamente lo expuesto en cuanto al carácter de ingreso no gravado de la regalía prevalente. (fls. 309 a 312)

(28) Fl. 97 c.p.

(29) Fl. 142 c.p.

(30) Fls. 767 a 770 c.a. # 6

(31) Fl. 845 c.a. # 6

(32) ART. 488.—Solo son descontables los impuestos originados en operaciones que constituyan costo o gasto. Sólo otorga derecho a descuento, el impuesto sobre las ventas por las adquisiciones de bienes corporales muebles y servicios, y por las importaciones que, de acuerdo con las disposiciones del impuesto a la renta, resulten computables como costo o gasto de la empresa y que se destinen a las operaciones gravadas con el impuesto sobre las ventas.

(33) ART. 107.—Las expensas necesarias son deducibles. Son deducibles las expensas realizadas durante el año o período gravable en el desarrollo de cualquier actividad productora de renta, siempre que tengan relación de causalidad con las actividades productoras de renta y que sean necesarias y proporcionadas de acuerdo con cada actividad.

La necesidad y proporcionalidad de las expensas debe determinarse con criterio comercial, teniendo en cuenta las normalmente acostumbradas en cada actividad y las limitaciones establecidas en los artículos siguientes.

(34) Entre otras, ver sentencias de 25 de septiembre de 1998, exp. 9018, C.P. Delio Gómez Leyva; de 13 de octubre de 2005, exp. 13631, C.P. Juan Ángel Palacio Hincapié; de 2 de agosto de 2006, exp. 14549, C.P. Ligia López Díaz; de 12 de diciembre de 2007, exp. 15856, C.P. María Inés Ortiz Barbosa; de 24 de julio de 2008, exp. 16302, C.P. Ligia López Díaz y de 1 de octubre de 2009, exp -16286 C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

(35) Exp. 16454. C.P. Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia.

(36) Sentencia de 27 de mayo de 2010 Exp.16800 C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia.

(37) Folios 109 a 218 c.a.

(38) Folios 33 a 36 c.p.