Sentencia 2010-00742 de marzo 1 de 2018

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Expediente: 76001-23-31-000-2010-00742-01

Consejero Ponente:

Dr. Carlos Enrique Moreno Rubio

Actor: Pricol Alimentos S.A.

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

Nulidad y restablecimiento del derecho - Fallo de segunda instancia

Bogotá, D.C., marzo primero de dos mil dieciocho.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones de la Sala

1. Competencia.

Esta Sección es competente para conocer, en segunda instancia, del recurso de apelación interpuesto por el demandante, de conformidad con lo establecido en el artículo 129 del Decreto 1 de 1984, y lo previsto en el numeral 1º del Acuerdo 357 del 5 de diciembre de 2017

2. Problema jurídico.

Corresponde a la Sala determinar si hay lugar a confirmar, revocar o modificar el fallo proferido por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, que accedió a las pretensiones de la demanda.

Para el efecto, se deberá analizar si las declaraciones de importación materia de este asunto, debieron contemplar la subpartida arancelaria 19.04.90.00.00, que la DIAN fijó para el producto denominado “Avena en grano pelada estabilizada”.

3. Análisis de los argumentos de la apelación.

3.1. Competencia del ad quem.

En los términos del artículo 357 del Código de Procedimiento Civil, “La apelación se entiende interpuesta en lo desfavorable al apelante, y por lo tanto el superior no podrá enmendar la providencia en la parte que no fue objeto del recurso, salvo que en razón de la reforma fuere indispensable hacer modificaciones sobre puntos íntimamente relacionados con aquella. Sin embargo, cuando ambas partes hayan apelado o la que no apeló hubiere adherido al recurso, el superior resolverá sin limitaciones”.

En el presente caso, la entidad demandada es apelante único, razón por la que la Sala se ocupará únicamente de los reparos concretos de la alzada.

Por tal motivo, la Sala considera que lo concerniente a la presunta configuración del silencio administrativo positivo no será materia de análisis, toda vez que dicho argumento fue desestimado en la primera instancia, y la parte demandante, quien alegó tal tópico, no presentó impugnación sobre el particular.

3.2. Solución al caso concreto.

En el recurso de apelación la demandada sostuvo que la administración aduanera no aplicó de manera retroactiva la reclasificación de la subpartida arancelaria para el producto “Avena en grano pelada estabilizada”, a las declaraciones de importación que la demandante presentó en el año 2006, sino que, en realidad, dio aplicación a las reglas previstas en la nota legal 1 b) del capítulo 10, y las reglas de clasificación 1 y 6 del “Decreto 4589 de 2006” (sic)(14), de acuerdo con las cuales, la subpartida correcta de la mercancía es 19.04.90.00.00, y no 10.04.00.90.00.

La Sala anticipa que confirmará el proveído apelado, comoquiera que la DIAN aplicó la posición arancelaria que fijó mediante la Resolución 7498 del 14 de agosto de 2008, a las importaciones que la demandante realizó antes de la entrada en vigencia de la tesis expuesta en dicho acto.

La conclusión anterior se sustenta en los siguientes razonamientos.

Mediante la clasificación arancelaria 10898 del 19 de septiembre de 1984(15), la dirección general de aduanas del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, a solicitud de Productos Quaker S.A., y previo análisis en el laboratorio central de aduanas, concluyó que los granos de avena con cascara “los cuales conservan la totalidad de su pericarpio y no han sido sometidas a ningún tipo de glaseado”, se clasifican en la posición 10.04.89.99.(16).

De este modo, desde el año 1984 la administración aduanera clasificó arancelariamente la mercancía descrita como “granos de avena que conservan su pericarpio y no han sido sometidos a ningún proceso de glaseado”, por la subpartida arancelaria 10.04.

El 2 de noviembre de 2007, Pricol S.A. presentó solicitud para la clasificación arancelaria del producto denominado “Avena en grano pelada estabilizada”, la cual fue resuelta a través de la Resolución 15761 del 20 de diciembre de 2007, en el sentido de asignar al producto la subpartida 1004.00.90.00 del arancel de aduanas “como avena en grano, pelada y estabilizada”.

En dicho acto se efectuó el siguiente análisis(17):

“(...).

Que con la información, muestra suministrada y visita realizada a la planta se establece que la mercancía consiste en avena pelada y estabilizada, apta para consumo humano, con apariencia de grano duro y limpio, obtenida mediante el siguiente proceso:

— Prelimpieza mediante criba vibratoria para retirar impurezas, obteniéndose avena semilimpia.

— Limpieza de la avena semilimpia mediante separadores mecánicos.

Descascarado por medio de centrifugación, generándose avena pelada.

Estabilización del grano por tratamiento térmico a 105°C y posterior secado, con lo que se logra desactivación enzimática, evitando su descomposición.

(...)

Que por su naturaleza, uso y teniendo en cuenta que el proceso de estabilización es indispensable para su conservación, se concluye que la mercancía descrita corresponde arancelariamente a avena en grano, pelada y estabilizada.

RESUELVE:

ART. 1º—Clasificar la mercancía descrita en la presente resolución, por la subpartida 1004.00.90.00 del arancel de aduanas, como avena en grano, pelada y estabilizada, y de acuerdo con las reglas generales interpretativas 1 y 6 del mencionado texto arancelario” (destacado por la Sala).

Del examen anterior se advierte, entonces, que en el año 2007 la DIAN clasificó la mercancía descrita como “avena en grano, pelada y estabilizada”, por la subpartida 10.04.00.90.00, con lo que ratificó la clasificación arancelaria de antaño.

Sin embargo, la clasificación antes descrita fue revocada por la DIAN, mediante la Resolución 7498 del 14 de agosto de 2008, al considerar(18):

“Que se procedió a estudiar la solicitud, para lo cual se revisó los antecedentes y la muestra que se tuvo en cuenta para expedir la Resolución 15761 de diciembre 20 de 2007, estableciéndose lo siguiente:

(...).

Que la “avena en grano pelada estabilizada” ha sido sometida a tratamientos que no están permitidos en el capítulo 10, de conformidad con lo establecido en la nota legal 1. B) del capítulo 10.

Con el nuevo estudio, se hace necesario revocar la Resolución 15761 de diciembre 20 de 2007, expedida para el producto “Avena en grano pelada estabilizada”, ya que los granos han sido sometidos a un proceso de estabilización para interrumpir el enranciamiento al inactivarse las enzimas peroxidasa, lipasa y tirosinasa, evitando la descomposición de los granos, modificando su estructura natural, por lo tanto sus propiedades organolépticas, es decir, se ha aplicado un tratamiento de conservación, ya que pueden ser almacenados hasta por un año” (destacado por la Sala).

Se puede derivar de lo anterior que, con fundamento en un nuevo análisis respecto del proceso de estabilización del grano de avena, la DIAN varió su postura inicial en la que clasificó el producto “avena en grano, pelada y estabilizada” por la subpartida 10.04.00.90.00, en el sentido de reclasificarlo bajo la subpartida 19.04.90.00.00.

El fundamento de dicha reclasificación consistió en que la nota legal 1 b) del capítulo 10 (cereales), del Decreto 4341 de 2004, no permite clasificar dentro de las subpartidas de ese acápite “los granos mondados o trabajados de otra forma”, ello debido al complejo proceso de estabilización del producto.

En síntesis, desde el año 1984 el producto en cuestión se clasificaba bajo la subpartida 10.04, aspecto que se ratificó por parte de la administración aduanera en la Resolución 15761 del 20 de diciembre de 2007.

Sin embargo, tal clasificación perdió vigencia el 14 de agosto de 2008, momento en el que la DIAN, con base en una nueva interpretación del proceso de estabilización del grano de avena, y del texto de la notal legal 1 b) del capítulo 10 y las reglas de clasificación 1 y 6 del Decreto 4341 de 2004, cambió su postura en el sentido de asignarle la subpartida 19.04.90.00.00.

Está acreditado en el expediente que la DIAN, a través de la Resolución 1 88 241 06.39 0062 del 14 de septiembre de 2009, profirió liquidación oficial de corrección sobre las declaraciones de importación que la demandante presentó entre el 6 y 29 de julio del año 2006(19), por conducto de la agencia de aduanas Agecoldex S.A. nivel 1.

En las declaraciones de importación bajo cita, la agencia de aduanas declaró la mercancía bajo la subpartida 10.04.00.90.00, que era la vigente en ese momento, según la clasificación que la administración aduanera determinó desde el año 1984.

Por ello, conviene traer a colación la tesis que esta corporación fijó en un caso de notoria similitud al que es objeto de pronunciamiento(20):

“En efecto, la Agencia de Aduanas Agecoldex S.A. SIA fundamentó las declaraciones de importación presentadas en el mes de marzo de 2006, en la clasificación arancelaria plasmada por la división de arancel de la subdirección técnica aduanera de la DIAN en el oficio 10898 del 19 de septiembre de 1984, acto de obligatorio cumplimiento y vigente para la fecha de presentación de las declaraciones, en el que se estableció que la subpartida para la avena en grano, pelada y estabilizada era la 10.04.89.09.00.

El oficio 10898 del 19 de septiembre de 1984 es un acto de clasificación arancelaria que crea situaciones jurídicas generales y abstractas, pero que, su aplicación, conlleva la subsunción en situaciones jurídicas particulares que se derivan en el pago de los tributos aduaneros correspondientes a la subpartida declarada.

Así, la DIAN no puede desconocer que el importador presentó las declaraciones de importación al amparo del oficio aludido. No puede exigirle, ahora, que clasifique la mercancía por una subpartida arancelaria diferente a la determinada en el oficio aludido (...).

En ese orden, si bien la Resolución 7409 del 12 de agosto de 2008, por la cual la subdirección técnica aduanera clasificó en la subpartida arancelaria 1904.90.00.00 la avena en grano entero, pelada y estabilizada, revocó la Resolución 377 de enero de 2008, que había dicho lo mismo que se dijo en el oficio 10898 del 19 de septiembre de 1984, debe tenerse en cuenta que fue expedida con posterioridad a las declaraciones de importación presentadas por la Agencia de Aduanas Agecoldex S.A. SIA, como declarante autorizado (2006). Por lo tanto, esa Resolución 7409 del 12 de agosto de 2008 no es aplicable al caso concreto.

Asimismo, como lo dijo la Sala, a pesar de que la Resolución 1576 de 2007 también fue revocada por la Resolución 7498 del 14 de agosto de 2008, esos actos, como en el caso de la Resolución 7409 del 12 de agosto de 2008, que revocó la Resolución 377 del mismo año, como antes se dijo, rigen a partir de su publicación y, por tanto, se aplican para la nacionalización de productos efectuada a partir de ese momento” (destacado por la Sala).

Bajo el anterior contexto, salta a la vista que la posición arancelaria vigente para la época en que la demandante presentó sus declaraciones de importación, esto es, el año 2006, era la que la administración aduanera fijó desde el año 1984, por ser la que en su momento resultaba vinculante.

La postura interpretativa que la DIAN adoptó en la Resolución 7498 del 14 de agosto de 2008, en la que reclasificó el producto de que se trata bajo la subpartida 19.90.00.00, solo podía aplicarse para los eventos de importación posteriores a su entrada en vigencia(21).

Ello autoriza concluir que la entidad demandada, más allá de interpretar la normatividad aduanera, aplicó una clasificación arancelaria que adoptó con posterioridad a las importaciones materia del presente asunto.

Sobre la base de las consideraciones anteriores, la Sala advierte que la subpartida bajo la cual la parte actora declaró la mercancía importada en el año 2006, era la correcta, por lo que la sentencia de primera instancia será confirmada.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. Confírmase la sentencia del 12 de octubre de 2012, proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, a través del cual accedió a las pretensiones de anulación de los actos demandados, por las razones expuestas en las consideraciones de este proveído.

2. En firme esta sentencia y previas las comunicaciones del caso, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Este proyecto fue discutido y aprobado en sesión de la fecha.

Notifíquese y cúmplase».

(14) El arancel vigente para la época de la importación era el previsto en el Decreto 4341 de 2004.

(15) La Sección Cuarta de esta corporación, en sentencia del 16 de octubre de 2014, proferida en el proceso con radicación: 76001-23-31-000-2010-00523-01; al pronunciarse acerca de la vigencia del acto bajo cita, señaló: “Si bien podría sostenerse que el acto anterior perdió su fuerza ejecutoria, teniendo en cuenta que el arancel de aduanas de esa época fue derogado, lo cierto es que, en el plenario no existe prueba de que dicha resolución haya sido anulada o suspendida por la jurisdicción, por tanto, es un acto administrativo de obligatorio cumplimiento” (destacado por la Sala).

(16) Folio 150 del cuaderno anexo 2.

(17) Folios 163 a 164 de cuaderno anexo 2.

(18) Folios 164 a 167 del cuaderno anexo 3.

(19) Folios 35 a 83 del cuaderno anexo 1.

(20) Consejo de Estado. Sección Cuarta. Sentencia del 1º de junio 2017. Radicación: 760012331000201000497-01, C.P. (E) Stella Jeannette Carvajal Basto.

(21) Esta Sala, en un asunto con identidad fáctica y jurídica, se pronunció en similar sentido, al indicar: “En ese orden, si bien la Resolución 7409 del 12 de agosto de 2008, por la cual la subdirección técnica aduanera clasificó en la subpartida arancelaria 19.04.90.00.00 la avena en grano entero, pelada y estabilizada, revocó la Resolución 377 de enero de 2008, que había dicho lo mismo que en el oficio 10898 del 19 de septiembre de 1984, debe tenerse en cuenta que fue expedida con posterioridad a las declaraciones de importación presentadas por la Agencia de Aduanas Agecoldex S.A. SIA, como declarante autorizado (2007). Por lo tanto, esa Resolución 7409 del 12 de agosto de 2008 no puede ser aplicada al caso concreto” (Consejo de Estado. Sección Quinta. Sentencia del 22 de febrero de 2018. Rad. 76001-23-31-000-2010-00524-01. C.P. Alberto Yepes Barreiro).