Sentencia 2010-01935 de enero 30 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Rad. 76001 2331 000 2010 01935 01

Consejero Ponente:

Dr. Guillermo Vargas Ayala

Actor: Eusebio Camacho Hurtado

Demandados: Ministerio de Transporte

Instituto Nacional de Vías, Invías

Municipio de Buenaventura

Sociedad Tren de Occidente S.A.

Ferrocarril del Oeste S.A.

Acción popular

Bogotá, D.C., treinta de enero de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «VII. Las consideraciones

6.1. Consideraciones preliminares.

El artículo 2º, inciso segundo, de la Ley 472 de 1998, en desarrollo del artículo 88 de la Constitución Política, dispone que las acciones populares se ejercen para evitar el daño contingente, hacer cesar el peligro, la amenaza, la vulneración o agravio sobre los derechos e intereses colectivos, o restituir las cosas a su estado anterior cuando fuere posible; y al tenor del artículo 9º ibídem, esas acciones proceden contra toda acción u omisión de las autoridades públicas o de los particulares que hayan violado o amenacen violar los derechos e intereses colectivos.

De acuerdo con lo anterior, se tiene que los supuestos sustanciales para que proceda la acción popular son los siguientes: a) una acción u omisión de la parte demandada, b) un daño contingente, peligro, amenaza, vulneración o agravio de derechos o intereses colectivos; peligro o amenaza que no es en modo alguno el que proviene de todo riesgo normal de la actividad humana y, c) la relación de causalidad entre la acción u omisión y la señalada afectación de tales derechos e intereses; dichos supuestos deben ser demostrados de manera idónea en el proceso respectivo.

6.2. Presentación del caso y problema jurídico.

Con el ejercicio de la presente acción se pretende la protección de los derechos e intereses colectivos relacionados con la seguridad pública; la seguridad y prevención de desastres previsibles técnicamente; y la realización de construcciones, edificaciones y desarrollos urbanos respetando las disposiciones jurídicas, de manera ordenada, y dando prevalencia al beneficio de la calidad de vida de los habitantes.

El actor estima vulnerados los citados derechos por parte del Instituto Nacional de Vías, Invías, el municipio de Buenaventura y la sociedad Ferrocarril del Oeste S.A., con ocasión de la falta de señalización en la intersección de la vía férrea y la ruta Simón Bolívar que comunica el municipio de Cali con el de Buenaventura, en los sectores conocidos como “el Piñal y el SENA”.

En orden a resolver lo pertinente, la Sala observa que el problema jurídico a dilucidar consiste en determinar si corresponde a alguna demandada diferente a la sociedad Ferrocarril del Oeste S.A. cumplir con la instalación de señalización en los sectores en discusión de la vía al mar que conecta a los municipios de Cali y Buenaventura.

9.3. Análisis del caso.

Para resolver el problema jurídico planteado, resulta indispensable analizar las pruebas obrantes dentro del expediente en relación con el tramo de vía objeto de estudio.

De las pruebas recaudadas, se destacan:

• Contrato de concesión de infraestructura de obras de conservación de la red pacífica de la Empresa Colombiana de Vías Férreas, Ferrovías a la sociedad Férrea del Pacífico S.A. CRFP(21) hoy Tren de Occidente S.A.

• Contrato de cesión de contrato de concesión 9-CONP-98 de la sociedad Tren de Occidente S.A. a la sociedad Ferrocarril del Oeste S.A.(22).

• Registro fotográfico de las zonas objeto de litigio.

Para la Sala, del anterior recuento probatorio se evidencia la responsabilidad de la sociedad Ferrocarril del Oeste S.A. en la vulneración de los derechos colectivos invocados, hecho que no está en discusión en el recurso de apelación, motivo por el cual se analizaran los argumentos de la parte actora a efecto de resolver el recurso de alzada, es decir, determinar si las demás demandadas en el asunto de la referencia tienen algún grado de responsabilidad en la amenaza de los derechos colectivos amparados en primera instancia.

El recurrente aduce que de conformidad con los artículos 113, 117 y 118 de la Ley 769 de 2009 el municipio de Buenaventura y el Instituto Nacional de Vías, Invías, tienen la obligación de seguridad y señalización de la mencionada vía.

Por lo anterior, resulta necesario hacer un análisis de las normas citadas así:

“Ley 769 de 2002

Por la cual se expide el Código Nacional de Tránsito Terrestre y se dictan otras disposiciones

“ART. 113.—Señalización en pasos de nivel. Las entidades ferroviarias, o los particulares en caso de concesión de las vías férreas, colocarán señales, barreras y luces en los pasos a nivel de las vías férreas, así como la correspondiente demarcación, de acuerdo con lo dispuesto por el Ministerio de Transporte.

PAR.—En los pasos a nivel de las vías férreas, las entidades ferroviarias o a quien se le haya entregado la concesión de la vía férrea colocará un guardavía para la regulación del tránsito cuando se requiera.

“ART. 117.—Clasificación de semáforos. Los semáforos son elementos para regular y ordenar el tránsito y se clasifican en:

Semáforos para control de vehículos.

Semáforos para peatones.

Semáforos especiales.

Semáforos de aproximación a cruces de transporte masivo, trenes y guardarrieles.

Semáforos direccionales, intermitentes y otros.

“ART. 118.—Simbología de las señales luminosas. Las señales luminosas para ordenar la circulación son las siguientes:

Roja: Indica el deber de detenerse, sin pisar o invadir la raya inicial de la zona de cruce de peatones. Si esta no se encuentra demarcada, se entenderá extendida a dos metros de distancia del semáforo. El giro a la derecha, cuando la luz está en rojo está permitido, respetando la prelación del peatón. La prohibición de este giro se indicará con señalización especial. Las autoridades de tránsito, en su jurisdicción, podrán autorizarlo.

Amarilla: Indica atención para un cambio de luces o señales y para que el cruce sea desalojado por los vehículos que se encuentran en él o se abstengan de ingresar en el cruce aun disponiendo de espacio para hacerlo. No debe iniciarse la marcha en luz amarilla, ni incrementarse la velocidad durante ese lapso.

No se debe ingresar en amarillo a la intersección y si un vehículo ya está en la intersección en luz amarilla mantendrá la prelación hasta culminar el cruce.

Verde: Significa vía libre

PAR. 1º—En ciertas situaciones o en determinados horarios, las autoridades de tránsito, en su jurisdicción y mediante resolución motivada, podrán utilizar la intermitencia de la luz de los semáforos. Esta intermitencia se da en amarillo y en rojo. El amarillo se utilizará para las vías con prelación y el rojo para todas las que acceden a estas. La señal intermitente roja se asimila a una señal de PARE”.

De la anterior lectura, la Sala encuentra que en tratándose de vías férreas otorgadas en concesión corresponde a los particulares concesionarios: instalar señales, barreras y luces en los pasos a nivel, así como la correspondiente demarcación.

Así las cosas la Sala encuentra que la decisión adoptada por el a quo se encuentra ajustada a derecho y por tal razón la confirmará.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFIRMAR la providencia apelada, por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia.

Notifíquese y cúmplase».

(21) Folios 120 a 199 del expediente.

(22) Folios 207 a 213 del expediente.