Sentencia 2011-00260 de julio 13 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Consejero Ponente (E1):

Dr. Roberto Augusto Serrato Valdés

Exp.: 11001 0324 000 2011 00260 00

Actor: Tongaat Hulett Lmited

Demandado: Superintendencia de Industria y Comercio

Ref.: Abandono de patente por no solicitar ni pagar dentro del término establecido para tal efecto, el examen de patentabilidad.

Bogotá, D.C., trece de julio de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «V. Consideraciones

5.1. Los actos acusados.

Se controvierte en este asunto la legalidad de las resoluciones 23342 de 30 de abril de 2010 y 66250 de 29 de noviembre de la misma anualidad, expedidas por el Superintendente de Industria y Comercio, por medio de las cuales, respectivamente, se declaró el abandono de la solicitud de patente de invención denominada “Tratamiento del jugo de caña de azúcar”, tramitada bajo el expediente administrativo 09-058836, y se resolvió en forma desfavorable el recurso de reposición interpuesto contra esa decisión, confirmándola en todas sus partes.

5.2. La normativa andina aplicable.

Si bien el actor señaló como violados los artículos 44 a 49 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, el Tribunal Andino de Justicia en su Interpretación Prejudicial señaló que debe darse aplicación en este caso a las siguientes disposiciones:

Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina

“(…).

ART. 44.—Dentro del plazo de seis meses contados desde la publicación de la solicitud, independientemente que se hubieren presentado oposiciones, el solicitante deberá pedir que se examine si la invención es patentable. Los Países Miembros podrán cobrar una tasa para la realización de este examen. Si transcurriera dicho plazo sin que el solicitante hubiera pedido que se realice el examen, la solicitud caerá en abandono.

(…).

ART. 45.—Si la oficina nacional competente encontrara que la invención no es patentable o que no cumple con alguno de los requisitos establecidos en esta Decisión para la concesión de la patente, lo notificará al solicitante. Este deberá responder a la notificación dentro del plazo de sesenta días contados a partir de la fecha de la notificación. Este plazo podrá ser prorrogado por una sola vez por un período de treinta días adicionales.

Cuando la oficina nacional competente estimara que ello es necesario para los fines del examen de patentabilidad, podrá notificar al solicitante dos o más veces conforme al párrafo precedente.

Si el solicitante no respondiera a la notificación dentro del plazo señalado, o si a pesar de la respuesta subsistieran los impedimentos para la concesión, la oficina nacional competente denegará la patente (…)”.

5.4. Los hechos relevantes del proceso.

De acuerdo con lo visto en los antecedentes administrativos3, la decisión de declarar el abandono de la solicitud de patente se fundamentó en lo siguiente:

5.4.1. Mediante escrito radicado el 8 de junio de 2009, bajo el número 09-058836-00000-0000, la sociedad Tongaat Hulett Limited presentó ante la Superintendencia de Industria y Comercio solicitud de patente de invención de la creación denominada “Tratamiento del jugo de caña de azúcar” (fls. 1 a 120).

5.4.2. El 2 de julio de 2009, la Superintendencia de Industria y Comercio, a través de Oficio número 2020, consideró que la solicitud de patente reunía los requisitos de forma establecidos en la Decisión 486 y, en consecuencia, remitió el extracto de la solicitud a la oficina de comunicaciones para efecto de su publicación en la Gaceta de Propiedad Industrial4.

5.4.3. La división de nuevas creaciones publicó el extracto de la solicitud de patente de invención entre el 30 de septiembre de 2009 y el 30 de diciembre de 20095.

5.4.4. El 29 de abril de 2010, la sociedad Tongaat Hulett Limited solicitó a la Superintendencia de Industria y Comercio examinar si la invención, tramitada bajo el expediente 09-058836, es patentable6.

5.4.5. Mediante la Resolución 23342 del 30 de abril de 2010, la Superintendencia de Industria y Comercio, de conformidad con el artículo 44 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, declaró abandonada la solicitud de privilegio de patente de invención presentada en el trámite del expediente 09-0588367.

5.4.6. Contra la anterior decisión el solicitante interpuso recurso de reposición8.

(sic)5.4.6. Mediante la Resolución 66250 del 29 de noviembre de 2010 se resolvió el recurso de reposición, confirmando la decisión contenida en la resolución impugnada, quedando agotada la vía gubernativa9.

5.5. El análisis de la controversia.

5.5.1. Examinada la actuación encuentra la Sala que los actos acusados se ajustaron a lo que dispone el artículo 44 de la Decisión 486 de la Comunidad Andina.

En efecto, de acuerdo con dicha disposición, el solicitante deberá pedir que se examine si la invención es patentable dentro del plazo de seis (6) meses, contados desde la publicación de la solicitud. Si transcurre dicho plazo, sin que el solicitante hubiera pedido que se realice el examen, la solicitud caerá en abandono.

Según consta en el expediente, la publicación del extracto del expediente tramitado con número de radicación 09-058836, se realizó entre el 30 de septiembre de 2009 y el 30 de diciembre de 2009, mientras que el pago de la solicitud de examen de patentabilidad se realizó el 29 de abril de 2010, esto es, excediendo el término concedido por la normativa comunitaria para tal efecto.

5.5.2. Ahora bien, el actor sostiene que por motivos de fuerza mayor no le fue posible solicitar el examen de patentabilidad dentro del término señalado por la norma comunitaria. A este respecto, en el recurso de reposición interpuesto ante la Superintendencia de Industria y Comercio, afirmó:

“(…) Resulta indudable que las tasas fueron pagadas el día 29 de abril de 2010 y no antes como hubiese sido lo deseable. La presencia de fuerza mayor o caso fortuito en las personas que manejamos los trámites de Propiedad Industrial en esta oficina explica claramente este pago en la fecha de 29 de abril de 2010 y no antes. En primer lugar, por supuesto la ocurrencia de la fuerza mayor en el suscrito, por su muy difícil situación personal y familiar, durante el segundo y último semestre del año 2009 y los primeros cinco meses del año 2010, que constituye un imprevisto al cual me fue imposible resistir. En segundo lugar, otro evento de fuerza mayor fue la desafortunada coincidencia de la licencia de maternidad en dicha época de mi colaboradora en estos asuntos de propiedad industrial, que impidió el pago de las tasas oficiales del examen de patentabilidad se realizara en fecha anterior al 29 de abril de 2010 (…)”10.

Respecto de la ocurrencia de la fuerza mayor en el asunto objeto de estudio la Superintendencia de Industria y Comercio, mediante Resolución 662550, concluyó lo siguiente:

“(…) Al respecto, considera la oficina que no hay dentro del recurso interpuesto sustentación fáctica ni acreditación probatoria de la supuesta fuerza mayor, por lo que manifestar que ésta se presentó, pero sin demostración de su acaecimiento, no puede llevar a la real configuración y posterior de dicha causal de exculpación.

En consecuencia, no hay en el caso en estudio razón válida legal que lleve a la administración a eximir al solicitante del cumplimiento de su obligación de pedir oportunamente el examen de patentabilidad (…)”11.

Lo anterior permite evidenciar que, contrario a lo sostenido por la parte actora, la Superintendencia de Industria y Comercio si se refirió al tema de la fuerza mayor planteado por aquella, sólo que lo descartó por falta de acreditación. A esa misma conclusión, además, arriba la Sala, pues revisados lo antecedentes administrativos no se encuentran acreditados los supuestos que permitan justificar la demora en el actuar de la hoy demandante.

Así las cosas, se puede constatar que las resoluciones acusadas se ajustaron a lo dispuesto en el artículo 44 de la Decisión 486 de la Comunidad Andina, pues declararon correctamente el abandono de la solicitud de patente de invención, ya que la actora no pidió la realización del examen de patentabilidad antes del 30 de diciembre de 2009, es decir, dentro del término de seis (6) meses contados a partir de la publicación de la solicitud de patente en la Gaceta de la Propiedad Industrial 608. En efecto, el artículo referido dispone que “(…) dentro del plazo de seis meses contados desde la publicación de la solicitud… el solicitante deberá pedir que se examine si la invención es patentable… Si transcurriera dicho plazo sin que el solicitante hubiera pedido que se realice el examen, la solicitud caerá en abandono (…)”.

Aunado a lo anterior, la actora no puede alegar que los actos acusados desconocieron el principio de prevalencia de la ley sustancial sobre la procedimental, pues éstos declararon el abandono de la solicitud de patente ya que la actora incumplió dos (2) de los tres (3) requisitos que el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina ha señalado como indispensables para iniciar el examen de patentabilidad.

“(…) Los requisitos para que la oficina de patentes respectiva proceda a iniciar el examen de patentabilidad, de conformidad con la Decisión 486, son los siguientes:

• Publicación de la solicitud de patente.

• Petición expresa del solicitante, formulada dentro de los seis (6) meses siguientes a la publicación de la solicitud, para que la Oficina de Patentes realice el examen de patentabilidad.

• Pago de las tasas, si fuere el caso, para la realización del examen de patentabilidad, dentro de los seis meses siguientes a la publicación de la solicitud, en las condiciones que establezca la regulación interna (…)”12 (se resalta y subraya)

So pretexto de aplicar el principio de prevalencia de la ley sustancial sobre la procedimental no pueden desconocerse términos perentorios fijados por la ley, pues la finalidad de este principio es la de prevenir el exceso ritual manifiesto sin que ello implique, en modo alguno, inobservar los términos procesales. En palabras de la Corte Constitucional “(…) la consecuencia legal del incumplimiento de los términos procesales no lesiona el debido proceso. El principio de prevalencia del derecho sustancial no implica la pérdida de imperatividad o la ineficacia de los términos (…)”13.

En suma, la Sala no accederá a las pretensiones de la demandante, al advertir que las resoluciones 23342 de 30 de abril de 2010 y 66250 de 29 de abril de 2010, se expidieron correctamente y al amparo de lo dispuesto en el artículo 44 de la Decisión 486 de la Comunidad Andina, pues declararon el abandono de la solicitud de patente de invención denominada Tratamiento del jugo de caña de azúcar”, debido a que la actora no solicitó ni pagó oportunamente el examen de patentabilidad.

5.6. Conclusión.

Todo lo anterior lleva a la Sala a denegar las pretensiones de la demanda y así quedará consignado en la parte resolutiva de esta providencia, al no ser desvirtuada la presunción de legalidad de los actos acusados.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado en Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

IV. FALLA:

1. DENEGAR las pretensiones de la demanda formulada por la sociedad Tongaat Hulett Lmited Para que se declare la nulidad de las resoluciones 23342 de 30 de abril de 2010 y 66250 de 29 de abril de 2010, proferidas por la Superintendencia de Industria y Comercio, mediante las cuales, en su orden, se declaró el abandono de una solicitud de privilegio de patente de invención y se resolvió un recurso de reposición confirmando dicha decisión.

2. ENVIAR copia de esta providencia al Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina de conformidad con lo establecido en el artículo 128 de la Decisión 500 de la Comunidad Andina.

Notifíquese, publíquese, comuniquese y cumplase».

Se deja constancia de que la anterior providencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala en la sesión de la fecha.

3 Obrantes como anexo 1 del expediente.

4 Folio 122 del anexo 1 del expediente.

5 Folio 123 del anexo 1 del expediente.

6 Folios 124 a 125 del anexo 1 del expediente.

7 Folios 127 a 128 del anexo 1 del expediente.

8 Folios 129 a 131 del anexo 1 del expediente.

9 Folios 135 a 137 del anexo 1 del expediente.

10 Folio 131 del anexo 1 del expediente.

11 Folios 136 a 137 del anexo 1 del expediente.

12 Sentencia del 7 de mayo de 2015, M.P. María Claudia Rojas Lasso. Actor: Fraunhofer Gesellschaft zur Forderung der angewandten Forschun E.V. (80-IP-2012).

13 Corte Constitucional. Sentencia T-323 de 1999, M.P. José Gregorio Hernández Galindo.