Sentencia 2011-00294 de noviembre 20 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA - SUBSECCIÓN “A”

Consejero Ponente:

Dr. Alfonso Vargas Rincón

Rad.: 250002325000201100294 01

Número interno: 2344-2013

Actor: María Yolanda Vanegas Tovar

Autoridades nacionales

Bogotá, D.C., veinte de noviembre de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «Considera

El problema jurídico se contrae a establecer si en el presente asunto la señora MARÍA YOLANDA VANEGAS TOVAR tiene derecho al reconocimiento y pago de la prima técnica por evaluación de desempeño prevista en los decretos 1661 y 2164 ambos de 1991.

De la prima técnica por evaluación de desempeño

La competencia para crear el régimen jurídico del cual nace el derecho a prima técnica fue ejercida con la expedición del Decreto 1661 de 1991 y los posteriores que han modificado el precitado régimen.

Dicha prima fue concebida como un reconocimiento económico otorgado por dos criterios: 1) para atraer o mantener en el servicio del Estado a funcionarios o empleados altamente calificados para el desempeño de cargos cuyas funciones demanden la aplicación de conocimientos especializados o la realización de labores de dirección o de especial responsabilidad y, 2) como un reconocimiento al adecuado desempeño del cargo, cuando éste se encuentre en niveles iguales o superiores al 90%, según la correspondiente evaluación.

El Decreto 1661 de 1991 fue reglamentado por el Decreto 2164 del mismo año, y en los artículos 5º y 7º dispone:

“ART. 5º—De la prima técnica por evaluación del desempeño. Por este criterio tendrán derecho a prima técnica los empleados que desempeñen, en propiedad, cargos que sean susceptibles de asignación de prima técnica, de acuerdo con lo establecido en el artículo 7º del presente decreto, de los niveles directivo, asesor, ejecutivo, profesional, técnico, administrativo y operativo, o sus equivalentes en los sistemas especiales, y que obtuvieren un porcentaje correspondiente al 90 %, como mínimo, del total de puntos de cada una de las calificaciones de servicios realizadas en el año inmediatamente anterior a la solicitud de otorgamiento.

(…)”.

"ART. 7º—De los empleos susceptibles de asignación de prima técnica. El jefe del organismo y, en las entidades descentralizadas, las juntas o consejos directivos o superiores, conforme con las necesidades específicas del servicio, con la política de personal que se adopte y con sujeción a la disponibilidad presupuestal, determinarán, por medio de resolución motivada o de acuerdo, según el caso, los niveles, las escalas o los grupos ocupacionales, las dependencias y los empleos susceptibles de asignación de prima técnica, teniendo en cuenta la restricción establecida en el artículo 3º del Decreto Ley 1661 de 1991, y los criterios con base en los cuales se otorgará la referida prima, señalados en el artículo 3º del presente decreto”.

El artículo 3º mencionado, antes de la modificación que sufriera como consecuencia de lo dispuesto en el Decreto 1724 de 1997, señalaba:

Niveles en los cuales se otorga prima técnica. Para tener derecho al disfrute de prima técnica con base en los requisitos de que trata el literal a) del artículo anterior, se requiere estar desempeñando un cargo en los niveles profesional, ejecutivo, asesor o directivo. La prima técnica con base en la evaluación del desempeño podrá asignarse en todos los niveles.

(…).

Conforme a lo expuesto en las normas trascritas en lo relacionado con la prima técnica por evaluación del desempeño, era indispensable que el jefe del organismo correspondiente de acuerdo con las necesidades específicas del servicio, con la política de personal que se adoptara y con sujeción a la disponibilidad presupuestal, determinara las dependencias y los empleos susceptibles de asignación, con las restricciones contempladas en el decreto ley.

El Ministerio de Transporte en cumplimiento de lo dispuesto en los decretos 1661 y 2164 de 1991, expidió la Resolución 001011 de 6 de agosto de 2002 por la cual se establecen los empleos susceptibles de asignación de prima técnica por evaluación de desempeño, esto es, los empleos nombrados con carácter permanente en cargos de nivel directivo o asesor y se determinan los criterios de otorgamiento.

No obstante que el Ministerio de Transporte no incluyó al nivel Profesional como susceptible de asignación de la prima técnica por evaluación de desempeño, lo cierto es que esta corporación ha precisado que la previsión contenida en el artículo 4º del Decreto 1724 de 1997, es clara en señalar que aquellos empleados a quienes se les hubiera otorgado prima técnica, que desempeñen cargos en niveles diferentes a los señalados en ese mismo decreto, comprende no sólo a los de nivel profesional, sino a todos los niveles que el Decreto 1661 de 1991 hizo extensivo el beneficio, entre ellos, a quienes se hicieron merecedores al estímulo de “evaluación del desempeño”, como es la situación particular de la demandante en este proceso.

En efecto, el artículo 4º del Decreto 1724 de 1997 que modificó lo relativo a los niveles en que se podía otorgar la prima técnica, estableció un régimen de transición para quienes, estando en niveles diferentes a los señalados en éste, habían adquirido el derecho a gozar de tal beneficio, ya fuera por haberlo solicitado y tenerlo reconocido o por haber cumplido los requisitos para su otorgamiento de conformidad con las normas anteriores, así no lo hubieren solicitado con anterioridad.

Sobre la aplicación del régimen de transición, esta corporación ha sido uniforme en señalar que su aplicación a quienes no ocupan cargos de los niveles directivo, asesor, ejecutivo o sus equivalentes bajo el nuevo régimen, dependía de que tuvieran derecho al reconocimiento de dicha prima, cumplieran los requisitos y hubieran efectuado la respectiva reclamación, pues la entrada en vigencia del Decreto 1724 de 1997 no tuvo la virtualidad de afectar las situaciones de quienes habían adquirido el derecho a la prima técnica antes de su expedición.

Tratándose de prima técnica por evaluación del desempeño, los empleados que consolidaron su derecho antes de la expedición del Decreto 1724 de 1997, aunque éste no les haya sido reconocido por la administración, cuentan con un derecho adquirido que pueden reclamar siempre y cuando no se encuentren afectados por las causales previstas en el régimen de transición para su pérdida, esto es, por haber obtenido en la evaluación un porcentaje inferior al señalado en las normas o por el fenómeno de la prescripción.

Ahora bien, esta corporación ha precisado que el derecho a la prima técnica adquirido en vigencia del Decreto 1661 de 1991, no existe por el hecho de haberse expedido el acto de reconocimiento sino por el simple cumplimiento de los requisitos de ley.

Del asunto concreto

Procede la Sala a verificar si se configuran los presupuestos que, conforme a lo expuesto deben acreditarse para acceder, en los términos del artículo 4º del Decreto 1724 de 1997, a la prima técnica por evaluación de desempeño, los cuales son el ejercicio del empleo en propiedad, que el cargo se encuentre dentro de los niveles directivo, asesor, ejecutivo, profesional, técnico, administrativo y operativo y, que en la calificación de servicios anual se obtenga más del 90% del total de puntos posibles.

En el presente asunto se encuentra probado (folios 6 a 16) que la señora MARÍA YOLANDA VANEGAS TOVAR ingresó a laborar inicialmente para el Ministerio de Obras Públicas y Transporte desde el 20 de noviembre de 1969 hasta el 30 de diciembre de 1993.

Por Resolución 008 del 31 de diciembre de 1993 fue incorporada a la planta global del Ministerio de Transporte, desempeñando los siguientes cargos:

• Técnico Administrativo, Código 4065, Grado 12, en la División de Capacitación y Bienestar de la Subdirección de Recursos Humanos, cargo que desempeñó desde el 31 de diciembre de 1993 hasta el 12 de noviembre de 1997.

• Por medio de la Resolución 0006616 del 11 de noviembre de 1997 fue ascendida en período de prueba dentro de la carrera administrativa en el cargo de PROFESIONAL UNIVERSITARIO, Código 3020, Grado 06, desde el 13 de noviembre de 1997 hasta el 2 de abril de 2000.

• Por Resolución 615 del 31 de marzo de 2000 fue incorporada en el cargo de PROFESIONAL UNIVERSITARIO, Código 3020, Grado 06 desde el 3 de abril de 2000 hasta el 7 de diciembre de 2000.

• Mediante la Resolución 3499 del 7 de diciembre de 2000 fue encargada del cargo de PROFESIONAL ESPECIALIZADO, Código 3010, Grado 16, desde el 12 de diciembre de 2000 hasta el 6 de mayo de 2003.

• A través de la Resolución 2405 del 7 de mayo de 2003 fue encargada del empleo de PROFESIONAL ESPECIALIZADO, Código 3010, Grado 18 desde el 7 de mayo de 2003 hasta el 13 de agosto de 2003.

• Por Resolución 007200 del 13 de agosto de 2003 pue incorporada en el cargo de PROFESIONAL ESPECIALIZADO, Código 3010, Grado 18 en la nueva nomenclatura Código 2028, Grado 15 desde el 14 de agosto de 2003 hasta el 9 de julio de 2007.

• Mediante Resolución 002695 del 5 de julio de 2007 fue encargada del empleo de PROFESIONAL ESPECIALIZADO, Código 2028, Grado 17 desde el 10 de julio de 2007.

Para la época, se encontraba vigente el Decreto 1661 de 1991 que cobijaba el nivel al cual pertenecía su cargo. Obra a folio 130 del expediente certificación expedida por la Comisión Nacional del Servicio Civil en la que consta que la actora se encontraba inscrita en carrera administrativa desde el 25 de febrero de 1975 en el cargo de Oficinista Código 338 Grado 9 y la última actualización se produjo el 18 de julio de 2006 para el cargo de Profesional Especializado Código 3010, Grado 18.

Por este aspecto, en consecuencia, cumplía con el requisito exigido para el otorgamiento de la prima técnica, comoquiera que los cargos desempeñados en el Ministerio de Transporte antes de la entrada en vigencia del Decreto 1724 de 1994 fueron desempeñados con carácter de propiedad en el nivel Técnico.

Empero, al no ser éste el único requisito exigido por la normativa, se impone dilucidar si por el período a que aspira la actora sea reconocido dicho estímulo, obtuvo el puntaje requerido para ser beneficiario del mismo.

Obran en el expediente los formularios de calificación de evaluación de servicios, en el cual aparece que el demandante obtuvo las siguientes calificaciones:

PeriodoPuntajePorcentaje
01-03-1994 al 28-02-1995575 sobre 70082.14%
01-03-1995 al 29-02-1996583 sobre 70083.28%
01-03-1996 al 28-02-1997818 sobre 100081.8%
01-03-1997 al 07-08-1997832 sobre 100083.2%
01-03-1998 al 28-02-1999972 sobre 100097.2%
01-03-1999 al 29-02-2000961 sobre 100096.1%
01-03-2000 al 11-12-2000984 sobre 100098.4%
01-03-2004 al 28-02-2005996 sobre 100099.6%
01-03-2005 al 31-01-2006996 sobre 100099.6%
01-02-2006 al 31-01-2007996 sobre 100099.6%
01-02-2007 al 31-01-2008990 sobre 100099%

De lo anterior se colige que la señora MARÍA YOLANDA VANEGAS TOVAR para los períodos 01-03-1994 al 28-02-1995, 01-03-1995 al 29-02-1996, 01-03-1996 al 28-02-1997 y 01-03-1997 al 07-08-1997 no obtuvo calificación superior al 90%, lo que significa que para el momento en que entró a regir el Decreto 1724 de 1997, no poseía un derecho adquirido que le permitiera acceder al reconocimiento y pago de la prima técnica por evaluación de desempeño.

Si bien la actora obtuvo una calificación superior al 90% por el período comprendido entre el 01 de marzo de 1998 y el 31 de enero de 2008, lo cierto que para este período ya había entrado en vigencia el Decreto 1724 de 1997 y al no reunir los requisitos en los períodos anteriores, no se puede entender que la demandante tuviera un derecho adquirido y le fuera aplicable el régimen de transición previsto en el artículo 4 del Decreto 1724 de 1997.

Por las razones que anteceden se confirmará la sentencia del 14 de febrero de 2013 proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que negó el reconocimiento de la prima técnica por evaluación de desempeño a la señora María Yolanda Vanegas Tovar.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda - Subsección “A”, administrando justicia, en nombre de la República y por autoridad de la Ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia de 14 de febrero de 2013 proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que negó las pretensiones de la demanda del proceso promovido por MARÍA YOLANDA VANEGAS TOVAR.

RECONÓCESE personería al doctor Ricardo Rodríguez Correa como apoderado del Ministerio del Transporte, en los términos y para los efectos del poder conferido a folio 274 del expediente.

Cópiese, notifíquese y ejecutoriada, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

La anterior providencia fue estudiada y aprobada por la Sala en sesión de la fecha».