Sentencia 2011-00320/20602 de agosto 17 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejera Ponente:

Dra. Stella Jeannette Carvajal Basto

Rad.: 250002327000201100320 01 (20602)

Actor: Mislo III Ltda. En Liquidación y Mislo II & Cia. SAS(1)

Demandado: Distrito Capital - Secretaría de Hacienda Distrital - Dirección Distrital de Impuestos de Bogotá

Asunto: Impuesto de industria y comercio. Quinto bimestre del año 2007

Fallo

Bogotá, D.C., diecisiete de agosto de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

Procede la Sala a decidir sobre la legalidad de los actos demandados proferidos por la Secretaría Distrital de Hacienda de Bogotá D.C., mediante los cuales modificó la declaración del impuesto de industria y comercio, avisos y tableros, presentada por la parte actora (antes Nueva Inversiones Ltda.), correspondiente al bimestre 5 del año gravable 2007, en el sentido de adicionar los ingresos trasladados por la escisión (de las sociedades Mislo & Cía. S. en C.A. y La Linterna Inversiones S.A.), rechazar la deducción solicitada por la utilidad en la venta de activos fijos (acciones) e imponer sanción por inexactitud.

En primer lugar, se observa que, como se precisó en los antecedentes, las sociedades actoras Mislo III Ltda. (en liquidación)(30) y Mislo II & CIA. SAS (31) son beneficiarias de la escisión de Nueva Inversiones SAS.

Por su parte, Nueva Inversiones SAS se constituyó inicialmente como “Nueva Inversiones Ltda.” por E.P. 2942 de 31 de agosto de 2006, inscrita el 11 de octubre de 2006. Por E.P. 5127 de 26 de diciembre de 2006, inscrita el 6 de junio de 2007, la sociedad La Linterna Inversiones S.A. se escindió, disolviéndose sin liquidarse y transfirió parte de su patrimonio a la sociedad Nueva Inversiones Ltda. Luego se transformó a Nueva Inversiones y Cía. SCA por E.P. 4079 de 29 de agosto de 2007, inscrita el 1º de septiembre de 2007. Después se transformó a Nueva Inversiones SAS por acta 10 de la asamblea general de accionistas de 29 de mayo de 2009, inscrita el 28 de julio de 2009. Posteriormente, recibió, como beneficiaria, parte del patrimonio de la sociedad Mislo & Cía SCA (escindente) por E.P. 5126 de 26 de diciembre de 2006, inscrita el 1 de mayo de 2007. Por E.P. 5971 de 9 de diciembre de 2009, inscrita el 21 de diciembre de 2009, se escinde, disolviéndose sin liquidarse y transfiere parte de su patrimonio a las sociedades Mislo II & Cía SCA y Mislo III Ltda(32).

Ahora bien, las figuras de la fusión y la escisión están enmarcadas en los procesos de reorganización empresarial.

En relación con el proceso de escisión, la ley comercial (artículos 3, 8 y 9 de la Ley 222 de 1995) le atribuye las siguientes características y efectos:

— Habrá escisión cuando (i) una sociedad sin disolverse, transfiere en bloque una o varias partes de su patrimonio a una o más sociedades existentes o las destina a la creación de una o varias sociedades, (ii) una sociedad se disuelve sin liquidarse, dividiendo su patrimonio en dos o más partes, que se transfieren a varias sociedades existentes o se destinan a la creación de nuevas sociedades (como ocurrió en el caso).

— La sociedad o sociedades destinatarias de las transferencias resultantes de la escisión, se denominarán “sociedades beneficiarias”.

— Los socios de la sociedad escindida participarán en el capital de las sociedades beneficiarias en la misma proporción que tengan en aquélla, salvo que por unanimidad de las acciones, cuotas sociales o partes de interés representadas en la asamblea o junta de socios de la escindente, se apruebe una participación diferente.

— Para el perfeccionamiento, el acuerdo de escisión deberá constar en escritura pública, que contendrá, además, los estatutos de las nuevas sociedades o las reformas que se introducen a los estatutos de las sociedades existentes. Y copia de la escritura de escisión se registrará en la Cámara de Comercio correspondiente al domicilio social de cada una de las sociedades participantes en el “proceso de escisión”.

— En cuanto a los “efectos” de la escisión, se advierte que una vez inscrita en el Registro Mercantil la escritura contentiva del acuerdo de escisión, “operará, entre las sociedades intervinientes en la escisión y frente a terceros la transferencia en bloque de los activos y pasivos de la sociedad escindente a las beneficiarias, sin perjuicio de lo previsto en materia contable”.

Y a partir de la inscripción en el Registro Mercantil de la escritura de escisión, “la sociedad o sociedades beneficiarias asumirán las obligaciones que les correspondan en el acuerdo de escisión y adquirirán los derechos y privilegios inherentes a la parte patrimonial que se les hubiera, transferido. Así mismo, la sociedad escindente, cuando se disolviera, se entenderá liquidada”.

La Sala ha precisado que la escisión “es un proceso mediante el cual una sociedad divide parcial o totalmente su patrimonio asignándolo a otras sociedades que pueden existir o crearse para el efecto. La sociedad que se divide se denomina “escindente o escindida”, en tanto que la destinataria de las transferencias del bloque patrimonial —activos y pasivos— resultantes de la escisión se llama ‘beneficiaria’.(33)

En materia tributaria, el artículo 14-2 del E.T. (vigente para el año 2007(34)) disponía que en los eventos de escisión de una sociedad, “no se considerará que existe enajenación entre la sociedad escindida y las sociedades en que se subdivide”.

Por su parte, la doctrina de la Superintendencia de Sociedades y de la DIAN, coinciden en expresar que en los procesos de fusión y de escisión no hay enajenación, y que en la escisión, opera el traslado en bloque del patrimonio de la escindente a las beneficiarias.

“… la fusión no es una compraventa, una novación o una subrogación, pues al igual que estos negocios tiene entidad propia y consagración legal particular; que lo erige en título para adquirir el dominio de los bienes, sin que pueda señalarse de él un carácter accesorio de otro contrato de los previstos en la ley; debido a que la legislación le ha definido de manera general, le ha establecido los requisitos de observancia rigurosa para su validez, le ha previsto formalidades propias para garantizar el cumplimiento con las obligaciones frente a los terceros, le ha consagrado supuestos de representación legal y señalado los efectos. Por lo tanto al operarse la transmisión patrimonial como consecuencia de la fusión, la sociedad absorbente adquiere la totalidad de derechos y obligaciones de la sociedad absorbida, es su única causa jurídica, es su justo título”(35).

“De acuerdo con lo anterior, la sociedad escindente hace el corte contable con ocasión del proceso de escisión, a la luz del artículo 14-2 del estatuto tributario, proceso en el cual se considera que no existe enajenación, sin embargo, se traslada en bloque parte de su patrimonio a las beneficiarias. De esta manera, las rentas que originan las utilidades objeto de traslado son obtenidas indiscutiblemente por la escindente, las cuales deben ser depuradas por ella con los costos y gastos, imputables a las mismas. De ahí, que la escindente deba declarar las rentas obtenidas, así una parte de su patrimonio se transfiera a la beneficiaria por el hecho de la escisión, pues dicha transferencia no comporta la cesión de sus rentas, costos y gastos”(36). (destacado fuera de texto)

Precisado lo anterior, las posiciones de las partes se sintetizan en lo siguiente:

El Distrito Capital expresa su inconformidad con la sentencia de primera instancia (que declaró la nulidad de los actos acusados y la firmeza de la declaración privada) y concreta la apelación en que como el objeto social de la actora es la “inversión en toda clase bienes valores muebles e inmuebles”, ello “denota que la venta de acciones forma parte del giro ordinario de los negocios”, por lo que los ingresos percibidos por la venta de acciones de Casa Editorial El Tiempo SA (CEET SA) deben ser catalogados como operacionales, gravados con el impuesto de industria y comercio durante el bimestre 5 de 2007(37).

La parte demandante manifiesta que los ingresos trasladados a la beneficiaria corresponden a dividendos en acciones (que constituían activo fijo para las sociedades escindidas y conservan tal naturaleza para Nueva Inversiones SAS), cuya adquisición fue para la explotación como activo fijo, registrada como inversión permanente en la cuenta de ingresos no operacionales, pues no era una actividad del giro ordinario de los negocios, por lo que la venta parcial de tales activos fijos está excluida de la base gravable de ICA.

La Ley 14 de 1983 estableció que el impuesto de industria y comercio recae sobre las actividades comerciales, industriales y de servicio que se desarrollen directa o indirectamente en las respectivas jurisdicciones territoriales, por personas naturales, jurídicas y sociedades de hecho(38), y se liquida sobre el promedio mensual de ingresos brutos del año inmediatamente anterior, con exclusión, entre otros factores, de los ingresos derivados de la venta de activos fijos(39).

En relación con el Distrito Capital, los Decretos 1421 del 21 de julio de 1993(40) y 352 del 15 de agosto de 2002(41) establecieron que la base gravable del impuesto de industria y comercio está conformada por los ingresos(42) netos del contribuyente obtenidos durante el periodo(43), que se determinan al detraer del total de ingresos ordinarios y extraordinarios obtenidos durante el periodo, los correspondientes a actividades exentas y no sujetas, así como las devoluciones, rebajas y descuentos, las exportaciones y la venta de activos fijos.

En lo atinente a los activos fijos, la Sala ha sostenido(44) que, ante la falta de definición de dicho concepto por la normatividad que regula el impuesto de industria y comercio, resulta necesario acudir a las previsiones establecidas en artículo 60 del estatuto tributario, que clasificó los activos así:

“ART. 60.—Clasificación de los activos enajenados. Los activos enajenados se dividen en movibles y en fijos o inmovilizados.

Son activos movibles los bienes corporales muebles o inmuebles y los incorporales que se enajenan dentro del giro ordinario de los negocios del contribuyente e implican ordinariamente existencias al principio y al fin de cada año o período gravable.

Son activos fijos o inmovilizados los bienes corporales muebles o inmuebles y los incorporales que no se enajenan dentro del giro ordinario de los negocios del contribuyente”. (se resalta).

En los términos establecidos por la citada disposición, como lo ha expresado la Sala(45), “los activos fijos son bienes corporales o incorporales que se enajenan por fuera del giro ordinario de los negocios del contribuyente, esto es, por fuera de su objeto social principal, lo que apareja que la operación de venta se realiza de forma ocasional y los ingresos derivados de la misma son de carácter extraordinario según ‘la normatividad de los impuestos de renta (E.T. artículo 26) y de industria y comercio (D. 1421 de 1993 artículo 154 numeral 5º°) así como también en el Plan Único de Cuentas (PUC) para los comerciantes que se encuentra prevista en la cuenta 4245 (Ingresos no Operacionales - Utilidades en venta de propiedades planta y equipo)’.”.

Ha sido criterio de la Sala(46) que dentro de los ingresos generados por la venta de activos fijos, que como se dijo están excluidos de la base gravable del impuesto de industria y comercio, “se encuentran las utilidades derivadas por la venta de acciones o de participaciones societarias, siempre que las mismas no se enajenen dentro del giro normal de los negocios del contribuyente”, materia sobre la cual el artículo 12 del Decreto 3211 de 1979, dispuso:

“ART. 12.—De conformidad con el artículo 20 del Decreto 2053 de 1974, las acciones que se adquieren y no se enajenan dentro del giro ordinario de los negocios del contribuyente son activos fijos. Las acciones que se enajenen dentro del giro ordinario de los negocios son activos movibles”. (se resalta).

Con base en lo aducido, se reitera que en el Distrito Capital la base gravable del impuesto de industria y comercio está conformada por los ingresos netos percibidos durante el periodo, los que se obtienen al detraer del total de ingresos ordinarios y extraordinarios, entre otros factores, los correspondientes a la venta de activos fijos, concepto del cual hacen parte las acciones, que se enajenan por fuera del giro ordinario de los negocios del contribuyente.

En lo atinente a la naturaleza de los activos, teniendo en cuenta la clasificación prevista en el artículo 60 del Estatuto Tributario Nacional, ha dicho la Sala en varias oportunidades, que “la diferencia fundamental entre activos fijos y activos móviles radica en que estén destinados o no a la enajenación dentro del giro de los negocios del contribuyente, de manera que si un bien se enajena dentro del giro ordinario de los negocios tiene el carácter de activo movible, pero si no está destinado a ser enajenado en desarrollo de la actividad ordinaria de la empresa, es un activo fijo o inmovilizado”(47). También ha precisado la Sección que “la permanencia del activo en el patrimonio de la empresa o su contabilización como activo fijo, son circunstancias que no modifican el carácter de activos movibles, de los bienes que se enajenan dentro del giro ordinario de los negocios, porque el carácter de activo fijo no lo determina el término de posesión del bien dentro del patrimonio, sino su destinación específica(48).

En consecuencia, no son de recibo las argumentaciones de la demandada en torno a desvirtuar la calidad de activo fijo de las acciones en cuestión, para concluir que se trata de ingresos operacionales gravados, toda vez que, como ya se dijo, en el caso, los ingresos trasladados a la beneficiaria (dividendos en acciones) y la posterior venta parcial de acciones, estuvieron precedidos de un proceso de escisión que, como se precisó inicialmente, de conformidad con la ley, apareja la transferencia en bloque de los activos y pasivos de la sociedad escindente a las beneficiarias(49), en el cual “la sociedad o sociedades beneficiarias asumirán las obligaciones que les correspondan en el acuerdo de escisión y adquirirán los derechos y privilegios inherentes a la parte patrimonial que se les hubiera transferido(50) y que “no se considerará que existe enajenación entre la sociedad escindida y las sociedades en que se subdivide(51)”.

Y en el caso concreto, se evidencia la naturaleza de activo fijo de las acciones en cuestión, recibidas por la beneficiaria de la escisión (Nueva Inversiones SAS, antes Nueva Inversiones Ltda.), como una inversión permanente, así como lo certifica el Revisor Fiscal, al señalar que “la compañía tiene registrada una inversión permanente en la sociedad Casa Editorial El Tiempo S.A. (…) la cual adquirió producto de la escisión de las sociedades Mislo y Cía. S.C.A. y La Linterna Inversiones S.A., por tal razón la fecha de adquisición de estas acciones corresponde a la fecha original de compra en cada una de estas sociedades , las cuales se realizaron en varios paquetes desde el año 1977 al 2007”(52). También demostrada con la contabilización de las mismas como “inversiones permanentes”, integrantes del “activo fijo”. En efecto, así lo certifica el Contador Público(53), al señalar que:

“V. Que de acuerdo con los respectivos libros contables, sus asientos, y comprobantes internos y externos de las sociedades La Linterna Inversiones S.A e (sic) Mislo & CÍA. S.C.A., para cada una de tales sociedades las acciones de CEET S.A. que cada una poseía antes de sus respectivas escisiones, las cuales fueron adquiridas en varios paquetes desde el año de 1977 hasta el año de 2007 en ambos casos, constituían una inversión permanente y activo fijo porque por cada una de ellas las adquirió con el ánimo e intención de devengar ingresos de las mismas vía dividendos y no de enajenarlas, además de que la compra y venta de acciones no estaba dentro de los respectivos giros ordinarios de negocios. (…)

VII. Que de acuerdo con los respectivos libros contables, sus asientos, y sus comprobantes internos y externos, dentro de los cuales están las declaraciones del impuesto de Industria, Comercio Avisos y Tableros (ICA), de cada una de las sociedades escindidas, La Linterna Inversiones S.A. y Mislo & Cía. S.C.A. presentó sus respectivas declaraciones del ICA correspondientes a los períodos gravables transcurridos antes del período gravable de perfeccionamiento e inicio de efectos de su escisión (6 de junio de 2007 y 1º de mayo de 2007 respectivamente), es decir, cada una de tales sociedades presentó las declaraciones del ICA hasta el bimestre 2 (marzo-abril) de 2007, inclusive.

VIII. Que de acuerdo con los libros contables, sus asientos, y sus comprobantes internos y externos de Nueva Inversiones S.A.S., esta sociedad registró el patrimonio que le trasladaron de las dos sociedades que se escindieron atrás expuestas, consistentes en -activos/bienes, -pasivos, -patrimonio en sus diferentes elementos e -ingresos, costos y gastos de las actividades desarrolladas durante el año 2007 y hasta la fecha de perfeccionamiento e inicio de los efectos de la escisión en cada una de tales sociedades, en las mismas cuentas contables en que estaban registrados en los libros contables de las sociedades escindidas, para conservar cada uno de los elementos que conforman los activos, los pasivos, el patrimonio y los ingresos/costos, y gastos del 2007, con las mismas características, es decir, con los mismos derechos y obligaciones que estaban en cabeza de las escindidas, dando cumplimiento al oficio de la Superintendencia de Sociedades No. 340-31294 del 24 de julio de 2001. En razón de lo anterior, el activo que se trasladó por escisión a Nueva Inversiones S.A.S., consistente en 10.055.161 acciones de CEET S.A., se registró en los libros contables como inversiones permanentes y activo fijo. (…)

IX. Que de acuerdo con los libros contables, sus asientos, y sus comprobantes internos y externos de la sociedad Nueva Inversiones S.A.S., y de conformidad con sus estatutos sociales, independientemente de lo expuesto en el numeral VIII anterior, para esta sociedad las 10.055.161 acciones de CEET S.A. que adquirió por la transferencia que de las mismas se le hizo por la escisión de las sociedades atrás mencionadas, constituyen una inversión permanente y activo fijo, porque de conformidad con su objeto social tal sociedad no puede adquirir a cualquier título acciones con la intención de enajenar las mismas, ya que ese no es su objeto social, sino para conservarlas con el propósito de explotarlas devengando dividendos de ellas”. (…)

X. Que de acuerdo con los libros contables, sus asientos, y sus comprobantes internos y externos de la sociedad Nueva Inversiones S.A.S., ésta sociedad registró en sus libros contables correspondientes a los meses de septiembre octubre (bimestre 5) de 2007, en cuentas de ingresos de cuentas pérdidas y ganancias/resultados, concretamente en su cuenta PUC 429584 “ingresos no operacionales diversos”, los ingresos/resultados que le fueron trasladados en virtud de la escisión de las dos sociedades mencionadas, por concepto de dividendos sobre acciones de CEET S.A.” (…)

XI. (…) Nueva Inversiones SAS en razón de que enajenaba parcialmente una inversión permanente (5.530.338 acciones de un total de 10.055.161 acciones), consideró que tal operación no era del giro ordinario de los negocios, y en razón de ello, contabilizó en la cuenta PUC No. 424005 la misma, la cual corresponde a ingresos no operacionales/utilidad en venta de inversiones/acciones. (…)

XII. de acuerdo con los libros contables, sus asientos, y sus comprobantes internos y externos de la sociedad Nueva Inversiones SAS, el saldo de 4.524.823 acciones de CEET S.A. con las que quedó después de la venta descrita en el numeral XI anterior, las continuó considerando como una inversión permanente/activos fijos hasta la fecha en que se efectuó la escisión de la cual fue objeto, es decir, hasta el 21 de diciembre de 2009, fecha en la cual se inscribió la escritura pública contentiva de la escisión de esta sociedad, es decir, conservó tales acciones hasta el último día de su vida legal como inversiones permanentes/activos fijos”. (destacado fuera de texto)

Las citadas certificaciones, constituyen medios de prueba, de conformidad con lo establecido en el artículo 777 del ET, y como lo ha precisado la jurisprudencia(54), toda vez que se expresa que la contabilidad se lleva de acuerdo con las prescripciones legales, que los libros de la actora se encuentran registrados en la cámara de comercio y que lo que se pretende probar está respaldado por comprobantes internos y externos y refleja su situación financiera.

De conformidad con lo anterior, se concluye que, en este caso, dentro del marco y como efecto del proceso de escisión, la venta de acciones efectuada por la demandante, corresponde a una venta de activos fijos, cuyos ingresos y utilidades están excluidas de la base gravable del impuesto de industria y comercio, lo que apareja la no prosperidad del recurso de apelación interpuesto por la entidad demandada.

Por lo tanto, la Sala confirmará la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que declaró la nulidad de los actos administrativos demandados.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia del 23 de agosto de 2013, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección B.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y devuélvase el expediente al Tribunal de origen. Cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

30 Constituida por E.P. 4926 de 22 de octubre de 2008 e inscrita el 16 de diciembre de 2008. Declarada en estado de liquidación por E.P. 2979 de 21 de junio de 2011 e inscrita el 30 de junio de 2011.(Certificado de Cámara de Comercio, folio 111 c.p. 1).

31 Constituida como “Mislo II & Cía SCA” por E.P. 5126 de 26 de diciembre de 2006 e inscrita el 1 de junio de 2007. Transformada a Mislo II & Cía SAS, por acta Nº 12 de la asamblea general de accionistas de 4 de noviembre de 2010, inscrita el 22 de diciembre de 2010. (Certificado de Cámara de Comercio, folio 113 c.p. 1).

32 Certificado de Cámara de Comercio, folio 116 c.p. 1.

33 Sentencia de 3 de agosto de 2016, exp. 20603, M.P. Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez.

34 Derogado por el artículo 198 de la Ley 1607 de 2012. En sentido similar, los artículos 319-4 y 319-6 del ET, disponen que “No se entenderá que las entidades intervinientes en la respectiva fusión o escisión, sea como absorbidas o escindentes (es decir, como enajenantes) o como absorbentes resultantes de la fusión o beneficiarias (es decir, como adquirentes), experimentan ingreso gravable alguno como consecuencia de la transferencia de activos entre sí, ni se entenderá que dicha transferencia constituye enajenación para efectos fiscales” (normas adicionadas por el art. 98 de la Ley 1607 de 2012)

35 Superintendencia de Sociedades, Concepto 220-024471 del 23 de abril de 2012, en el cual se reitera lo expresado en el Concepto contenido en el Oficio 220-65557 del 23 de noviembre de 2006.

36 DIAN, Concepto 45258 de 3 de junio de 2009 (reiterado en el Concepto 3038 de 5 de febrero de 2015)

37 Recurso de apelación, en el cual transcribe y reitera lo expresado en la contestación de la demanda.

38 El artículo 32 de la ley 14 de 1983 estableció: “El impuesto de Industria y Comercio recaerá, en cuanto a materia imponible, sobre todas las actividades comerciales, industriales y de servicio que ejerzan o realicen en las respectivas jurisdicciones municipales, directa o indirectamente, por personas naturales, jurídicas o por sociedades de hecho, ya sea que se cumplan en forma permanente u ocasional, en inmuebles determinados, con establecimientos de comercio o sin ellos”. (Se subraya).

39 El artículo 33 ibídem señaló: “El impuesto de Industria y Comercio se liquidará sobre el promedio mensual de ingresos brutos del año inmediatamente anterior, expresados en moneda nacional y obtenidos por las personas y sociedades de hecho indicadas en el artículo anterior, con exclusión de Devoluciones-ingresos provenientes de venta de activos fijos y de exportaciones Recaudo de impuestos de aquellos productos cuyo precio esté regulado por el estado y percepción de subsidios”. (se resalta).

40 El numeral 5º del artículo 154 del Decreto 1421 de 1993, estableció que la base gravable del ICA “…estará conformada por los ingresos netos del contribuyente obtenidos durante el período gravable. Para determinarlos, se restará de la totalidad de los ingresos ordinarios y extraordinarios, los correspondientes a actividades exentas y no sujetas, así como las devoluciones, rebajas y descuentos, exportaciones y la venta de activos fijos”. (se resalta).

41 El artículo 42 del Decreto 352 de 2002 señaló que “El impuesto de industria y comercio correspondiente a cada bimestre, se liquidará con base en los ingresos netos del contribuyente obtenidos durante el período. Para determinarlos, se restará de la totalidad de los ingresos ordinarios y extraordinarios, los correspondientes a actividades exentas y no sujetas, así como las devoluciones, rebajas y descuentos, las exportaciones y la venta de activos fijos”. (se resalta).

42 El artículo 38 del Decreto 2649 de 1993 estableció que “Los ingresos representan flujos de entrada de recursos, en forma de incrementos del activo o disminuciones del pasivo o una combinación de ambos, que generan incrementos en el patrimonio, devengados por la venta de bienes, por la prestación de servicios o por la ejecución de otras actividades realizadas durante un período, que no provienen de los aportes de capital”.

43 Según las normas referidas en el Distrito Capital el periodo gravable es bimestral.

44 Sentencia del 22 de septiembre de 2004, exp. 13726, M.P. María Inés Ortiz Barbosa.

45 Sentencia de 6 de agosto de 2014, exp. 19738, M.P. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez, actor: Bavaria.

46 Entre otras, las sentencias del 13 de junio de 2013, exp. 18703 M.P. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez; 12 de mayo de 2010, exp. 17339, M.P. William Giraldo Giraldo; 4 de marzo de 2010, exp. 16967, M.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas; 2 de abril de 2009, exp. 16790, M.P. Martha Teresa Briceño de Valencia; Sentencia de 6 de agosto de 2014, exp. 19738, M.P. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez.

47 Sentencia de 26 de marzo de 2009, exp. 16584, M.P. Martha Teresa Briceño de Valencia, en la cual se reiteran las Sentencias de diciembre 1º del 2000, exp. 10867, C.P. Juan Ángel Palacio Hincapié, abril 12 del 2002, exp. 12175, C.P. Germán Ayala Mantilla, de marzo 3 del 2005, exp. 14281, C.P. María Inés Ortiz Barbosa, de octubre 10 del 2007, exp. 15930, C.P. Héctor J. Romero Díaz

48 Sentencia de 26 de marzo 2009, exp. 16584, M.P. Martha Teresa Briceño de Valencia.

49 Artículo 9 (inciso 1) de la ley 222 de 1995.

50 Artículo 9º (inc. 4) de la ley 222 de 1995.

51 Artículo 14-2 del E.T. (vigente para el año 2007 hasta la entrada en vigencia de la Ley 1607 de 2012)

52 Certificación de 3 de agosto de 2009 (fls. 171 y 172 c.p. 1)

53 Certificación de 4 de noviembre de 2011 (fls. 250 a 254 c.p. 1)

54 Sentencia de 22 de septiembre de 2016, exp. 20490, M.P. Martha Teresa Briceño de Valencia, en la cual se reiteran las sentencias de 25 de septiembre de 2008, exp. 15255, C.P. Héctor J. Romero Díaz y de 28 de febrero de 2013, exp. 18420, C.P. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez.