Sentencia 2011-00332 de agosto 24 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejero Ponente (E):

Stella Jeannette Carvajal Basto

Bogotá, D.C., veinticuatro (24) de agosto de dos mil diecisiete (2017).

Rad.: 760012331000201100332-01

Nº interno: 21183

Asunto: Contencioso de nulidad y restablecimiento del derecho

Demandante: Agencias de Aduanas Profesionales SA Nivel 1

Demandado: UAE-DIAN

Tema: Tributos aduaneros

Subtema: Tarifa. Clasificación arancelaria

Fallo

La Sala decide el recurso de apelación interpuesto por la DIAN contra la sentencia del 31 de mayo de 2013, proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, que decidió:

1. DECLÁRASE LA NULIDAD de las resoluciones Nos. 1319 del 23 de julio de 2010 “por medio de la cual se profiere liquidación oficial de corrección” y 10312 del 13 de noviembre de 2010 “por la cual se resuelve un (1) un recurso de reconsideración”, expedidas por la división de gestión de liquidación y subdirección de gestión de recursos jurídicos, respectivamente, de la Dirección de Impuestos y Aduanas de Bogotá, acorde con lo explicado en referencia. 

2. DECLÁRASE a título de restablecimiento del derecho, la firmeza de la declaración de importación Nº 23073012120125 del 08/02/07, presentada por la Agencia de Aduanas Profesionales SA Nivel I SIAP.  

3. ORDÉNASE a la DIAN, la devolución de cualquier suma de dinero, que la entidad accionada haya debido pagar en razón de los nulitados actos administrativos, suma que será previamente indexada. 

4. ORDÉNASE a la entidad demandada cumplir con este fallo en los términos de los artículos 176, 177 y 178 del Código Contencioso Administrativo. 

(...)  

I. ANTECEDENTES DE LA ACTUACIÓN ADMINISTRATIVA

1. El 6 de febrero de 2007, Insuliam SA, por intermedio de la Agencias de Aduanas Profesionales SA Nivel 1, presentó la declaración de importación 23073012120125, en la que clasificó una mercancía en la subpartida arancelaria 42.06.00.20.00, liquidó el arancel y el IVA a las tarifas del 5 % 16 %, respectivamente.

2. El 5 de febrero de 2010, mediante el Requerimiento Especial Aduanero 434-2-000621, la DIAN propuso modificar la declaración de importación antes referida a efectos de reclasificar mercancía en la subpartida arancelaria 05.04.00.20.0 y, con fundamento en esto, liquidar el arancel a la tarifa del 70 %.

3. El 23 de julio de 2010, mediante la Liquidación Oficial de Corrección 1319, la DIAN modificó la declaración de importación 23073012120125 del 6 de febrero de 2007 en los términos propuestos en el requerimiento especial.

4. El 3 de noviembre de 2010, mediante la Resolución 10312, la DIAN confirmó la liquidación oficial de corrección.

II. ANTECEDENTES DEL PROCESO

2.1. La demanda.

Agencias de Aduanas Profesionales SA Nivel 1, formuló las siguientes peticiones:

PRIMERA. Que se declare la nulidad de la Resolución 1319 del 23 de julio de 2010, expedida por la división de gestión de liquidación de la Dirección Seccional de Aduanas de Bogotá de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), a través de la cual se expidió liquidación oficial de corrección con cargo a la Declaración de importación Nº 23073012120125 del 6 de febrero de 2007, presentada y tramitada ante la jurisdicción de la Aduana de Cali, exigiendo el pago de unos tributos aduaneros (Arancel e IVA) por la suma de $ 227.432.577. 

SEGUNDA. Que se declare la nulidad de la Resolución 10312 del 3 de noviembre de 2010, expedida por la dirección de gestión jurídica de la subdirección de gestión de recursos jurídicos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), a través de la cual se confirmó en grado de reconsideración la Resolución 1319 del 23 de julio de 2010. 

TERCERA. Que consecuencia de las anteriores declaraciones y a título de restablecimiento del derecho se declare así mismo que: 

a) Que la AGENCIA DE ADUANAS PROFESIONALES SA – SIAP NIVEL 1, no debe ninguna suma de dinero por concepto de tributos aduaneros en la nacionalización efectuada al amparo de la Declaración de importación Nº 23073012120125 del 6 de febrero de 2007, y que por lo tanto las autoridades nacionales de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), no le puede exigir a la AGENCIA DE ADUANAS PROFESIONALES SA – SIAP NIVEL 1, el pago de la suma que por concepto de tributos aduaneros se liquidó en las resoluciones demandadas. 

b) Que en el evento en que la AGENCIA DE ADUANAS PROFESIONALES SA – SIAP NIVEL 1, llegare a cancelar el valor de los tributos e IVA liquidados en los actos demandados, se condene a LA NACIÓN – UAE DIRECCIÓN DE IMPUESTOS Y ADUANAS NACIONALES – DIAN, a restituir a la parte demandante las sumas de dinero que hubiere cancelado por ese concepto, debidamente indexadas o actualizadas, teniendo en cuenta la inflación o la pérdida del poder adquisitivo de la moneda, junto con los intereses a que haya lugar, desde la fecha en que se efectuó el pago hasta la fecha en que se produzca su devolución por parte de la entidad demandada, de conformidad con los artículos 177, 178 y 179 del Código Contencioso Administrativo. 

CUARTA. Que se condene a LA NACIÓN – UAE DIRECCIÓN DE IMPUESTOS Y ADUANAS NACIONALES – DIAN, a pagar las Costas, Agencias en Derecho y demás gastos que se generen en este proceso. 

QUINTA. Que en el evento de una sentencia favorable a la parte demandante, se ordene a la parte demandada darle cumplimiento a la misma dentro del término con sujeción a lo previsto en los artículos 176, y 177 y demás normas concordantes del Código Contencioso Administrativo. 

2.1.1. Las normas violadas.

La demandante invocó como normas violadas las siguientes:

• Constitución Política: artículos 2º, 6 y 13

• Decreto 2685 de 1999: artículos 131 y 153.

• Decreto 4589 de 2006 (Arancel de Aduanas).

• Estatuto Tributario: artículo 437.

2.1.2. El concepto de la violación.

La demandante desarrolló el concepto de violación en los términos que se reseñan.

2.1.2.1. Nulidad por violación de los artículos 2º y 6º de la Constitución Política, por falta de aplicación.

Dijo que los actos administrativos demandados eran nulos por violar los artículos 2º y 6º de la Constitución Política porque, al exigir el pago de tributos aduaneros mediante una liquidación oficial de corrección que no era procedente, la administración desconoció los principios de legalidad, justicia y equidad.

2.1.2.2. Nulidad por violación del artículo 153 del Decreto 2685 de 1999, por aplicación indebida.

Señaló que los actos demandados eran nulos por violar el artículo 153 del Decreto 2685 de 1999 porque la declaración de importación presentada por la demandante no estaba inmersa en ninguno de los presupuestos previstos en esa norma, que dan lugar a la expedición de la liquidación oficial de corrección.

Advirtió que los actos acusados se fundan en que la subpartida arancelaria registrada en la declaración de importación no era la que correspondía a la mercancía descrita como «manufactura de tripas vejigas o tendones de las demás tripas de cuero regenerada para embutidos de cerdo porcino en madejas de 90 mt, máximo 16 tripas, cosings 30/23».

Que, contrario a lo señalado por la DIAN, al amparo de la declaración en controversia se importaron tripas de cerdo regenerados para embutidos que, de acuerdo con la nomenclatura armonizada, y en aplicación de las reglas interpretativas 1 y 3 del Sistema Armonizado de Designación y Codificación Aduanera, se clasifica en la subpartida 42.06.00.20.00, que corresponde a «tripas para embutidos».

Agregó que la DIAN, mediante Auto 1717 del 15 de septiembre de 2010, archivó un expediente en el que se discutía sobre la clasificación arancelaria de una mercancía en términos similares a los que convocan la presente controversia.

Así, explicó que en relación con la declaración de importación 23014012292789, presentada por la demandante el 30 de abril de 2007, la DIAN expidió el Pronunciamiento Técnico 82050669-110-360-64 del 9 de mayo de 2009, en la que se concluyó que la información recolectada del producto importado –tripas artificiales o de cuero regenerado–se clasifica por la subpartida arancelaria 42.06.00.20.00, lo que conllevó a que se archivara la investigación que se había iniciado.

De igual forma, la demandante advirtió que mediante la Resolución 529 del 24 de noviembre de 2008, la DIAN clasificó una mercancía en la subpartida 42.06.00.20.00 cuya descripción correspondía con la mercancía importada al amparo de la declaración de importación 23073012120125 del 6 de febrero de 2007.

2.1.2.3. Nulidad por violación del artículo 13 de la Constitución Política, por falta de aplicación.

Dijo que los actos administrativos demandados eran nulos por violar el artículo 13 de la Constitución Política porque no resolvieron el presente caso conforme la entidad demandada lo había hecho en otras oportunidades.

Para sustentar lo anterior, reiteró que la DIAN, mediante Auto 1717 del 15 de septiembre de 2010, archivó un expediente abierto contra la demandante en el que se discutía la clasificación arancelaria de una mercancía similar a la importada mediante la declaración de 23073012120125 del 6 de febrero de 2007.

Que de igual forma, mediante los autos 0471 y 0472 del 24 de febrero de 2009, la administración archivó la investigación iniciada contra la demandante por la clasificación arancelaria importada mediante las mediante las declaraciones de importación 23014012288364 y 23014012292789 del 16 y el 30 de abril de 2007.

2.1.2.4. Nulidad por violación, del artículo 131 del Decreto 2685 de 1999, por falta de aplicación.

Dijo que los actos administrativos demandados aran nulos por violar el artículo 131 del Decreto 2685 de 1999, que establece un término de firmeza de la declaración de importación de tres años.

Señalo que la declaración de importación fue presentada el 6 de febrero de 2007, de tal forma que los tres años de firmeza se cumplieron el 6 de febrero de 2010. Que, sin embargo, la DIAN notificó el requerimiento especial a la demandante el 8 de febrero de 2010 y a Insualim SA el 22 de febrero de 2010, esto es, por fuera del término establecido.

2.1.2.5. Nulidad por violación del artículo 437 del Estatuto Tributario, por falta de aplicación.

Por último, dijo que los actos administrativos demandados eran nulos por violar el artículo 437 del ET porque mediante estos se liquidó un IVA a cargo de Agencias de Aduanas Profesionales SA Nivel 1, pese a no tener la calidad de sujeto pasivo de ese tributo pues, no era el importador de la mercancía.

2.2. La contestación de la demanda.

La DIAN se opuso a las pretensiones de la demanda.

Dijo que en el curso de la investigación, la administración pudo establecer que la mercancía importada al amparo de la declaración de importación 23073012120125 del 6 de febrero de 2007 no clasificaba adecuadamente.

Explicó que mediante Oficio 0390 del 7 de junio de 2007, la Subdirección Técnica Aduanera solicitó a la División de Laboratorio de esa dependencia el análisis y clasificación arancelaria de las muestras del producto «madejas de tripas de cerdo calibres 26-28, 28-32 y 32-34».

Que el 26 de junio de 2007, mediante el Oficio 0668, la División del Arancel de Aduana concluye que «estas muestras corresponden a “tripas de origen animal” que se clasifican en la subpartida 05.04.00.20.00 del Arancel de Aduanas, en aplicación de las reglas 1 y 6 del citado texto arancelario».

Sostuvo que, de acuerdo con lo anterior, existía una prueba científica que permitía a la autoridad aduanera adoptar una decisión frente a la clasificación arancelaria de la mercancía.

De otra parte, dijo que en el caso de la discusión no era válido aplicar las resoluciones 14514 del 28 de noviembre de 2007 y 4360 del 19 de mayo de 2008 porque del análisis probatorios realizado en el asunto de la controversia era muy difícil establecer que se tratara de mercancías idénticas.

2.3. La sentencia apelada.

El Tribunal Administrativo del Valle del Cauca declaró la nulidad de los actos demandados y, a título de restablecimiento del derecho, declaró la firmeza de la declaración de importación objeto de revisión.

Dijo que según el análisis realizado por la DIAN, «el producto importado corresponde a tripas de cerdo para embutidos fabricados a partir de tripas naturales y hechas de tendones y de vejigas, pegadas entre sí, sometidas a un proceso de regeneración y que vienen en presentaciones de 90 mts.»

Que, de acuerdo con lo anterior, se trataba de un producto de origen animal pero «semielaborado o semifacturado», en consideración a que su tratamiento —concretado en resistencia, tamaño y durabilidad— permite que sea utilizado como materia prima.

Señaló que la partida arancelaria 05.04 comprende «tripas, vejigas y estómagos de animales», mientras que la partida 42.06 se refiere a «tripas de tripas, vejigas o tendones». Que, asimismo, la subpartida 05.04.00.20.00 está referida a «tripas», en tanto que la subpartida 42.06.00.20.000 a «tripas para embutidos».

Explicó que según las reglas de interpretación de nomenclatura arancelaria, cuando un producto pueda corresponder a una clasificación arancelaria ajustada a partidas distintas, se debe circunscribir a la de mayor valor descriptivo, de tal suerte que abarque con mayor claridad la composición del productor.

Que, en consecuencia, el producto importado debía ser clasificado en la subpartida arancelaria 42.06.00.20.000 que corresponde a «tripas para embutidos», por ser específica, y no en la subpartida arancelaria 05.04.00.20.00, porque es general.

2.4. El recurso de apelación.

La DIAN apeló la sentencia.

Dijo que la clasificación arancelaria efectuada mediante los actos administrativos demandados tuvo como sustento un análisis técnico y un examen tanto físico —de la mercancía importada— como documental, que llevó a la administración a concluir que la subpartida arancelaria en la que debían clasificarse los bienes importados era la 05.04.00.20.00.

Así, advirtió que del análisis integral de los medios de prueba se encontró que la mercancía corresponde a «tripa de cerdo» y que de esto daba cuenta el certificado de inspección sanitaria 4519 del 26 de marzo de 2007, expedido por la Secretaría de Salud Departamental del Valle del Cauca y el acta de inspección 18135 del 14 de marzo de 2007.

Reitero que mediante Oficio 0390 del 7 de junio de 2007, la subdirección técnica aduanera solicitó a la división de laboratorio de esa dependencia el análisis y clasificación arancelaria de las muestras del producto «madejas de tripas de cerdo calibres 26-28, 28-32 y 32-34» y que, mediante el Oficio 0608 del 26 de junio de 2007, la división del arancel concluyó que «estas muestras corresponden a “tripas de origen animal” que se clasifican en la subpartida 05.04.00.20.00 del Arancel de Aduanas, en aplicación de las reglas 1 y 6 del citado texto arancelario».

Explicó que el capítulo 42 del Arancel de Aduanas comprende las «Manufacturas de cuero; artículos de talabartería o guarnicionería; artículos de viaje, bolsos de mano (carteras) y continentes similares; manufacturas de tripa»

Agregó que de acuerdo con la descripción de la mercancía importada, los soportes de la declaración de importación y el análisis de las muestras físicas, la mercancía se ubica en el capítulo 2 del Arancel de Aduanas, que comprende las carnes y los despojos de comestibles. Que, a su tuno, la nota 1 de ese capítulo establece que este no comprende «las tripas, vejigas y estómagos de animales».

Que de lo anterior se concluye que la mercancía importada no corresponde a «manufacturas de tripa» sino a «tripas de cerdo naturales» y que, por consiguiente, se clasifica en la subpartida que la demandante alega.

2.5. Alegatos de conclusión.

2.5.1. De la parte demandante.

La Agencias de Aduanas Profesionales SA Nivel 1 reiteró los argumentos expuestos en la demanda.

2.5.2. De la parte demandada.

La DIAN reiteró los argumentos expuestos en la contestación de la demanda y en el recurso de apelación.

2.6. Concepto del Ministerio Público.

El Ministerio Público no rindió concepto.

III. CONSIDERACIONES DE LA SALA

En los términos del recurso de apelación interpuesto por la DIAN, la Sala debe decidir sobre la nulidad de la liquidación oficial de corrección 1319 del 23 de julio de 2010, mediante la cual, la administración modificó la declaración de importación 23073012120125 del 6 de febrero de 2007, presentada por la Agencias de Aduanas Profesionales SA Nivel 1, y de la Resolución 10312 del 3 de noviembre de 2010, que confirmó la liquidación oficial.

En concreto, la Sala debe determinar si la mercancía importada mediante la declaración de importación 23073012120125 del 6 de febrero de 2007 se clasifica arancelariamente en la subpartida 42.06.00.20.00, conforme la demande lo declaró, o en la subpartida 05.04.00.20.00, como la DIAN lo determinó en los actos administrativos demandados.

La Sala anticipa que confirmará la sentencia apelada. Para el efecto se remitirá, en lo pertinente, a las consideraciones de la sentencia del 1 de junio de 2017(1), en la que se desató una controversia similar a la que ahora se resuelve, pero referida a las declaraciones de importación 23073012133758 de 2 de abril, 2314012288364 de 16 de abril y 230730112147271 de 15 de mayo, las tres del año 2007.

3.1. Hechos probados.

Para resolver son relevantes los siguientes hechos, que se tienen como probados:

1. El 6 de febrero de 2007, Insuliam SA, por intermedio de la Agencias de Aduanas Profesionales SA Nivel 1, presentó la declaración de importación 23073012120125, en la que clasificó una mercancía en la subpartida arancelaria 42.06.00.20.00. De esa forma, liquidó el arancel y el IVA a las tarifas del 5 % 16 %, respectivamente(2). La mercancía importada se describe así:

Pedido TRIPA, Formato 1 de 1; Factura (s) ... 00185643 21/02/2007; DO 123527, LE 1-1- PRIMER PARCIAL LIC- 20129062 – 29032007 VoBo INVIMA =VBO_INV18930; VoBo ICA =VBo_ICAZ – 0002731 – 07; APROBADO CON PERMISO ZOOSANITARIO PARA LA IMPORTACIÓN SA-01786-07. FECHA DE EXPEDICIÓN =1313-03-2007. VIGENCIA =11-06-2007. CERTIFICADO DE INSPECCIÓN SANITARIA No.=4519.; 300.00 Unidad MANUFACTURA DE TRIPA DE VEJIGAS O TENDONES DE LAS DEMAS TRIPAS DE CUERO REGENERADA PARA EMBUTIDOS DE CERDO PORCINO EN MADEJAS DE 90 MT, MAXIMO 16 TRIPAS. CASINGS 32/24. 

2. El 5 de febrero de 2010, mediante el Requerimiento Especial Aduanero 434-2-000621, la DIAN propuso modificar la declaración de importación antes referida a efectos de reclasificar la mercancía en la subpartida arancelaria 05.04.00.20.0, liquidar el arancel a la tarifa del 70 %. Para el efecto, señaló(3):

Así las cosas, observa el despacho que la sociedad de Intermediación Aduanera SIA PROFESIONAL SA (...) actuando como declarante del importador ISUALIM SA (...) presentó la declaración de importación 23073012120125 del 6 de febrero de 2007 (...) describiendo en la casilla 90 la mercancía de la siguiente forma: “TRIPAS DE CERDO ...FACTURA 00184661 08/12/2006 ...14.1312 KG de MANUFACTURAS DE TRIPA DE VEJIGAS O TENDONES DE LAS DEMÁS TRIPAS DE CUERO REGENERADA PARA EMBUTIDOS DE CERDO EN MADEJAS... CASINGS 30/23...” clasificándola por parte del declarante autorizado, por la subpartida 42.06.00.20.00, con un arancel del 5% e IVA del 16%, sin embargo el MATERIAL PROBATORIO OBRANTE EN EL EXPEDIENTE, la clasificación correcta para dicha mercancía es la subpartida arancelaria 05.04.00.20.00, la cual estaba vigente para la fecha de presentación de la declaración, gravada con un arancel del 70% conforme lo dispuesto en el artículo 89 del Decreto 2685 de 1999. 

3. El 23 de julio de 2010, mediante la liquidación oficial de corrección 1319, la DIAN modificó la declaración de importación 23073012120125 del 6 de febrero de 2007, en los términos propuestos en el requerimiento especial, así(4):

ConceptoValor
Valor liquidación oficial de corrección $ 222.432.577Arancel $ 196.062.567
IVA$ 31.370.000
Sanción  

4. El 3 de noviembre de 2010, mediante la Resolución 10312, la DIAN confirmó la liquidación oficial de corrección(5).

3.2. Análisis del caso concreto.

Según da cuenta el requerimiento especial aduanero, el 18 de septiembre de 2007, mediante el oficio 8205070-2897(6), la división de fiscalización de la Administración Local de Aduanas de Cali remitió a la División de Fiscalización de Aduanas de Bogotá los antecedentes administrativos de una investigación adelantada por esa dependencia, a fin de que iniciara la investigación correspondiente contra la demandante.

En el oficio en cuestión se advierte que «los antecedentes se originaron por remisión efectuada por la subdirección de fiscalización aduanera, mediante oficio Nº 6300001-1948 julio 15 de 2007, en el cual, se relacionan varias empresas que declaran la subpartida arancelaria 42.06.90.10.00, correspondiente a mercancía consistente en tripas de cerdo. Dicha selección se efectuó a raíz de que en la ciudad de Cali, se verificó físicamente la mercancía de éste importador, nacionalizada como “TRIPAS DE CUERO REGENERADO”, la cual fue sometida a examen de laboratorio, dando como resultado “TRIPAS DE ORIGEN ANIMAL NATURALES”».

El Oficio 8205070-2897 el 18 de septiembre de 2007 también advierte que «así mismo, se remite la Declaración de Importación Nº 23030013729939 de junio 14 de 2007, del importador INSUALIM S.A. cuya mercancía fue vendida a INGREDIA S.A. con factura de venta 26666 de junio 20 de 2007, y de la cual se tomaron las muestras objeto del Pronunciamiento Técnico, según oficio 6100047-0608 de la División de Arancel». Se resalta.

Mediante el Oficio 6300001-1948 del 15 de julio de 2007(7), a su vez, la División de Fiscalización de Aduanas de Bogotá remitió a la División de Fiscalización de la Administración Local de Aduanas de Cali el Oficio 6100047-0608, contentivo del reporte de laboratorio 0196 del 22 de junio de 2007, que a su turno, advierte que «de lo anterior, concluye el laboratorio, se trata de tripas de origen animal, presentadas en forma de madeja salada, con las especificaciones anteriormente citadas, que se clasifican en la subpartida arancelaria 05.04.00.20.00 de Arancel de Aduanas, en aplicación de las reglas interpretativas 1 y 6 del citado texto arancelario».

El informe de laboratorio 0196 del 22 de junio de 2007, según da cuenta el Oficio 6100047-0608(8), fue elaborado «en atención al reporte de la referencia, relacionado con el análisis de la muestra remitida al Laboratorio con el oficio 0390-043012 8-VI-07 de la Subdirección de Fiscalización Aduanera –División de Programas –Grupo interno de trabajo –Programas de Control Posterior –Lab. 097 de junio 08/07».

De acuerdo con lo anterior, la Sala considera que el fundamento fáctico de los actos administrativos demandados es el reporte de laboratorio 0196 del 22 de junio de 2007 en el que concluyó, según se advirtió, que una mercancía analizada se clasificaba en la subpartida arancelaria 05.04.00.20.00.

Sin, embargo, la Sala advierte que dicho informe corresponde al análisis de una mercancía importada mediante la declaración 23030013729939 del 14 de junio de 2007, conforme lo advierte de manera expresa el Oficio 8205070-2897 el 18 de septiembre de 2007. No se refiere a la declaración de importación 23073012120125 del 6 de febrero de 2007, objeto de corrección mediante los actos administrativos demandados.

En ese contexto, y a partir de un análisis similar al realizado en la sentencia del 1º de junio de 2017, que se reitera, la Sala considera que los actos acusados carecen de fundamento probatorio que permita controvertir la clasificación de la mercancía importada por la demandante mediante la declaración 23073012120125 del 6 de febrero de 2007.

De otra parte, la Sala advierte que, en efecto, conforme fue alegado por la demandante, mediante el Auto 0471 del 24 de febrero de 2009(9), la División de Gestión de Fiscalización de la Dirección Seccional de Aduanas de Cali decidió «ARCHIVAR por improcedencia la investigación aperturada para la declaración de importación (...) 23014012292789 del 30 de abril de 2007, presentada por la Sociedad SIA PROFESIONAL S.A. hoy AGENCIA DE ADUNAS PROFESIONALES S.A. NIVEL 1 (...) a nombre del importador INSUALIM S.A.». Las razones que sustentaron la decisión se resumen así:

(...) toda vez que en el requerimiento especial aduanero objeto de estudio por parte de este despacho no se advierte prueba alguna que demuestre que el reporte de laboratorio Nº 0196 de junio de 22 de 2007 emitido e informado con el oficio 6100047-0608 de fecha 26 de junio de 2007 por la jefe de la división de arancel de la subdirección técnica aduanera, corresponda a las muestras tomadas de la mercancía que fue nacionalizada con la declaración de importación 23014012292789 del 30 de abril de 2007 y que es objeto de estudio de clasificación arancelaria. 

(...)  

En este orden de ideas concluye el despacho, que si bien es cierto el requerimiento especial aduanero es un acto de trámite, por ser una acto administrativo que impulsa el proceso, el artículo 509 del Decreto 2685 de 1999, es claro al precisar que dicho acto debe proferirse citando entre otros la relación detallada de los hechos u omisiones constitutivos de la infracción aduanera o propuesta de liquidación oficial, las normas presuntamente infringidas, en otros términos dicho acto debe venir suficientemente motivado, debe existir un estudio minucioso y riguroso que pruebe fehacientemente la ocurrencia de la falta que se le imputa; expresarse claramente los elementos de hecho y de derecho que lo sustentan y la existencia de la adecuación entre el hecho que se le imputa debe ser claro debidamente justificado, de lo contrario, al no especificarse los hechos, ni las razones, se verá afectado el investigado en el ejercicio de su derecho de defensa, pues estaría limitado por las mismas imprecisiones del requerimiento.  

Así las cosas, concluye este despacho que al darse las circunstancias antes anotadas y ante la falta de material probatorio y no existiendo conexidad entre la prueba que soporta el acto administrativo atacado (reporte de laboratorio Nº 0196 de junio 22 de 2007 emitido e informado con el oficio 6100047-0608 de fecha 26 de junio de 2007 (fls. 6 y 7) y el contenido de la declaración de importación objeto de modificación procederá al archivo del mismo 

De igual forma, la Sala advierte que mediante el Auto 0472 del 24 de febrero de 2009(10), la División de Gestión de Fiscalización de la Dirección Seccional de Aduanas de Cali decidió archivar la investigación adelantada en relación con la declaración de importación 23014012288364 del 13 de abril de 2007.

De conformidad con lo anterior, la apelación formulada por la DIAN no está llamada a prosperar.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley.

FALLA:

1. CONFÍRMASE la sentencia del 31 de mayo de 2013 proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca en el contencioso de nulidad y restablecimiento del derecho iniciado por la Agencias de Aduanas Profesionales SA Nivel 1 contra la UAE DIAN.

2. RECONÓCESE personería a la abogada Clara Patricia Quintero, como apoderada de la DIAN, en los términos del poder que le fue otorgado.

Cópiese, notifíquese, comuníquese. Devuélvase al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en la sesión de la fecha.

Consejeros: Stella Jeannette Carvajal Basto, Presidente de la Sala—Milton Chaves García—Jorge Octavio Ramírez Ramírez.

1 Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, C.P. Stella Jeannette Carvajal Basto. Sentencia de 1º de junio de 2017. Rad. 76001-23-31-000-2011-00395-01 (20629).

2 Fl. 6 del cdno. ppal.

3 Fls. 116 al 122 del cdno. AA.

4 Fls. 52 al 59 del cdno. ppal.

5 Fls. 79 al 93 del cdno. ppal.

6 Fls. 2 y 3 del cdno. AA.

7 Fls. 4 y 5 del cdno. AA.

8 Fls. 6 y 7 del cdno. AA.

9 Fls. 25 al 34 del cdno. ppal.

10 Fls. 34 al 44 del cdno. ppal.