Sentencia 2011-00475/21324 de abril14 de 2016

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 13001233100020110047501 (21324)

Consejera Ponente:

Dra. Martha Teresa Briceño De Valencia

Actor: Cooperativa de Productores de Leche de la Costa Atlántica Ltda. – Coolechera NIT 890101897

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales – DIAN

Asunto: Impuesto sobre la renta año gravable 2006

Bogotá, D.C., catorce de abril de dos mil dieciséis.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

En los términos del recurso de apelación interpuesto por la demandante, la Sala decide sobre la legalidad de los actos demandados, por los cuales la DIAN modificó a Codegán, cooperativa que mediante fusión se incorporó a la actora, la declaración de renta correspondiente al año gravable 2006.

Sobre el aspecto de fondo, la Sala reitera el criterio expuesto en sentencia de 26 de noviembre de 2015(27). En dicha oportunidad, con fundamento en la interpretación sistemática de los artículos 19 (numeral 4º) y 356 del E.T., 54 y 55 de la Ley 79 de 1988 y 11 y 12 del Decreto 4400 de 2004, la Sala precisó que cuando las cooperativas tienen pérdidas de ejercicios anteriores no están obligadas a invertir el excedente contable de un periodo gravable posterior en los términos del artículo 19 numeral 4º del Estatuto Tributario y de la legislación cooperativa vigente, pues, en primer lugar, deben compensar dichas pérdidas con el referido excedente.

Comoquiera que el aspecto de fondo que se discute en este asunto es similar al analizado por la Sala en la sentencia de 26 de noviembre de 2015, con fundamento en el criterio jurisprudencial allí fijado, procede revocar la sentencia apelada y, en su lugar, acceder a las pretensiones de la demanda sin necesidad de abordar los restantes argumentos de la apelación, de acuerdo con el siguiente análisis:

Fusión e incorporación de cooperativas

La fusión y la incorporación de cooperativas vigiladas por la Superintendencia de la Economía Solidaria(28), se encuentran reguladas en la Ley 79 de 1988(29), que al respecto establece lo siguiente:

“’ART. 100.—Las cooperativas podrán fusionarse o incorporarse cuando su objeto social sea común o complementario.

‘ART. 101.—Cuando dos o más cooperativas, se fusionen, se disolverán sin liquidarse y constituirán una nueva cooperativa, con denominación diferente, que se hará cargo del patrimonio de las cooperativas disueltas.

‘ART. 102.—En caso de incorporación, la cooperativa o cooperativas incorporadas se disuelven sin liquidarse y su patrimonio se transfiere a la incorporante.

‘(…)

‘ART 104.—En caso de incorporación la cooperativa incorporante, y en el de fusión, la nueva cooperativa, se subrogará en todos los derechos y obligaciones de las cooperativas incorporadas o fusionadas”.

Así, las cooperativas podrán fusionarse o incorporarse cuando su objeto social sea común o complementario. Tanto en la incorporación como en la fusión, las cooperativas se disuelven sin liquidarse. Sin embargo, en la fusión se constituye una nueva cooperativa, mientras que en la incorporación, la incorporante adquiere el patrimonio de la incorporada que se extingue. En ambos casos, la nueva cooperativa o la cooperativa incorporante se subrogan en todos los derechos y obligaciones de las cooperativas fusionadas o incorporadas.

La incorporación implica que la cooperativa incorporada se extingue como persona jurídica, es decir, desaparece del mundo jurídico. No obstante, a tal extinción, sobreviven las obligaciones que esta tenía, como las tributarias, que son transmitidas a la cooperativa incorporante.

Por su naturaleza, la incorporación de que trata el artículo 102 de la Ley 79 de 1988, se asimila a la fusión por absorción del artículo 172 del Código de Comercio(30) y le son aplicables los efectos del artículo 14-1 del Estatuto Tributario, conforme con el cual la sociedad absorbente o la nueva que surge de la fusión, responde por los impuestos, anticipos, retenciones, sanciones e intereses y demás obligaciones tributarias de las sociedades fusionadas o absorbidas.

De acuerdo con la Circular Básica Jurídica de 2005 de la Superintendencia de la Economía Solidaria, la fusión e incorporación son reformas estatutarias y requieren la autorización de la referida Superintendencia, de conformidad con el artículo 36 numeral 21 de la Ley 454 de 1998(31). Asimismo, dispone la circular que en estos procesos se aplicarán como normas supletorias las del Código de Comercio, por remisión del artículo 158 de la Ley 79 de 1988(32), en concordancia con el artículo 58 de la Ley 454 de 1998(33).

Por su parte, el artículo 356 del Estatuto Tributario establece lo siguiente:

“ART. 356.—Tratamiento especial para algunos contribuyentes. Los contribuyentes a que se refiere el artículo 19, están sometidos al impuesto de renta y complementarios sobre el beneficio neto o excedente a la tarifa única del veinte por ciento (20%)”.

Y el artículo 19 numeral 4º del E.T., vigente para el periodo gravable 2006, dispone que(34):

“ART. 19.—Contribuyentes del régimen tributario especial. ‘Artículo modificado por el artículo 8º de la Ley 863 de 2003. El nuevo texto es el siguiente’: Los contribuyentes que se enumeran a continuación, se someten al impuesto sobre la renta y complementarios, conforme al régimen tributario especial contemplado en el Título VI del presente Libro:

(…)

4. Las cooperativas, sus asociaciones, uniones, ligas centrales, organismos de grado superior de carácter financiero, las asociaciones mutualistas, instituciones auxiliares del cooperativismo, confederaciones cooperativas, previstas en la legislación cooperativa, vigilados por alguna superintendencia u organismos de control. Estas entidades estarán exentas del impuesto sobre la renta y complementarios si el veinte por ciento (20%) del excedente, tomado en su totalidad del Fondo de Educación y Solidaridad de que trata el artículo 54 de la Ley 79 de 1988, se destina de manera autónoma por las propias cooperativas a financiar cupos y programas de educación formal en instituciones autorizadas por el Ministerio de Educación Nacional.

El beneficio neto o excedente de estas entidades estará sujeto a impuesto cuando lo destinen en todo o en parte en forma diferente a lo establecido en este artículo y en la legislación cooperativa vigente.

(…)”

Así, de acuerdo con el artículo 19 numeral 4 del Estatuto Tributario, el beneficio neto o excedente fiscal de las cooperativas está sujeto a impuesto cuando estas destinen el excedente contable, en todo o en parte, en forma diferente a lo establecido en este artículo y en la legislación cooperativa vigente(35).

El artículo 11 del Decreto 4400 de 2004, modificado por el artículo 5º del Decreto 640 de 2005, dispuso la forma de calcular el beneficio o excedente tanto para efectos fiscales como para efectos contables de los contribuyentes del régimen tributario especial, entre otros, las cooperativas. La norma en mención dispone lo siguiente:

“ART. 5º—Modifícase el artículo 11 del Decreto 4400 de 2004, el cual queda así:

‘ART. 11.—Determinación del beneficio neto o excedente. Las entidades a que se refiere el numeral 4 del artículo 19 del Estatuto Tributario determinarán su excedente contable de acuerdo con las reglas establecidas por la normatividad cooperativa y el Decreto 1480 de 1989, según el caso. A su vez el beneficio neto o excedente fiscal que se refleja en la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios se determinará conforme al procedimiento previsto en los artículos 3º, 4º y 5º de este decreto”.

Para el año gravable 2006, con fundamento en el artículo 357 del E.T, el excedente fiscal resultaba de restar de la totalidad de los ingresos ordinarios y extraordinarios, cualquiera fuera su naturaleza o denominación, los egresos de cualquier naturaleza que tengan relación de causalidad con los ingresos o con el cumplimiento de su objeto social, incluyendo las inversiones efectuadas en cumplimiento de ese objeto(36).

Y, el excedente contable resultaba [y resulta] de restar de la totalidad de los ingresos ordinarios y extraordinarios, cualquiera sea su naturaleza o denominación, los egresos de cualquier naturaleza que permita el PUC(37).

La Sala señaló que el artículo 10 de la Ley 1066 de 2006, que adicionó un inciso al numeral 4º del artículo 19 del Estatuto Tributario, introdujo un cambio significativo en la forma de calcular el beneficio neto o excedente a que se refiere el artículo 356 del citado estatuto, esto es el fiscal, pues dispuso que “el cálculo de este beneficio neto o excedente se realizará de acuerdo a como lo establezca la ley y la normatividad cooperativa vigente”, por lo que eliminó la distinción que existía en la forma de calcular el excedente contable y el excedente fiscal(38). Este cambio entró a regir a partir del año gravable 2007, con fundamento en el artículo 338 de la Constitución Política, dado que el impuesto sobre la renta es un tributo de periodo anual.

Para el periodo gravable en discusión, esto es, el año 2006, el artículo 12 del Decreto 4400 de 2004, modificado por el artículo 6º del Decreto 640 de 2005, fijó los requisitos de la exención del excedente fiscal, así:

“ART. 6º—Modifícase el artículo 12 del Decreto 4400 de 2004, el cual queda así:

‘ART. 12.—Exención del beneficio neto o excedente fiscal para el sector cooperativo y asociaciones mutuales. Para las entidades del sector cooperativo y asociaciones mutuales el beneficio neto o excedente fiscal estará exento del impuesto sobre la renta y complementarios cuando cumpla con las siguientes condiciones:

a) Que el beneficio neto o excedente contable se destine exclusivamente según lo establecido en la Ley 79 de 1988, para el caso de las cooperativas y en el Decreto 1480 de 1989, para las asociaciones mutuales, y

b) Que de conformidad con el numeral 4 del artículo 19 del Estatuto Tributario, al menos el veinte por ciento (20%) del beneficio neto o excedente contable, se destine de manera autónoma por las propias cooperativas a financiar cupos y programas de educación formal en instituciones autorizadas por el Ministerio de Educación Nacional, de acuerdo con las disposiciones reglamentarias vigentes. Estos recursos serán apropiados de los Fondos de Educación y Solidaridad de que trata el artículo 54 de la Ley 79 de 1988 y del Fondo Social Mutual de que trata el artículo 20 del Decreto 1480 de 1989.

La destinación del excedente contable, en todo o en parte, en forma diferente a lo aquí establecido, hará gravable la totalidad del beneficio neto o excedente fiscal determinado, sin que sea posible afectarlo con egreso ni con descuento alguno” (Resalta la Sala).

La citada disposición establece que si el excedente contable se destina en todo o en parte en forma diferente a lo establecido en esa norma, se hará gravable la totalidad del excedente fiscal. Dicho de otra manera: si el excedente contable de las cooperativas se destina de acuerdo a la normativa de estas, el excedente fiscal estará exento del impuesto.

Por lo anterior, las cooperativas deben acatar el artículo 54 de la Ley 79 de 1988, que prevé la forma en que debe destinarse el excedente contable, así:

“ART. 54.—Si del ejercicio resultaren excedentes, estos se aplicarán de la siguiente forma: Un veinte por ciento (20%) como mínimo para crear y mantener una reserva de protección de los aportes sociales; un veinte por ciento (20%) como mínimo para el fondo de educación y un diez por ciento (10%) mínimo para un Fondo de solidaridad.

El remanente podrá aplicarse, en todo o parte, según lo determinen los estatutos o la asamblea general, en la siguiente forma:

1. Destinándolo a la revalorización de aportes, teniendo en cuenta las alteraciones en su valor real.

2. Destinándolo a servicios comunes y seguridad social.

3. Retornándolo a los asociados en relación con el uso de los servicios o la participación en el trabajo.

4. Destinándolo a un fondo para amortización de aportes de los asociados”.

Además, el artículo 55 de la Ley 79 de 1988 dispone que “no obstante lo previsto en el artículo anterior, el excedente de las cooperativas se aplicará en primer término a compensar pérdidas de ejercicios anteriores. Cuando la reserva de protección de los aportes sociales se hubiere empleado para compensar pérdidas, la primera aplicación del excedente será la de establecer la reserva al nivel que tenía antes de su utilización”.

Al respecto, en la sentencia de 26 de noviembre de 2015, la Sala señaló lo siguiente(39):

“Queda en evidencia, entonces, que las cooperativas están obligadas a aplicar el excedente contable, en primer término, a compensar las pérdidas de ejercicios anteriores. De manera que, si todo el excedente contable toca aplicarlo a esas pérdidas, por sustracción de materia, ya no habrá excedente contable para aplicar a los otros rubros que prevé el artículo 74 de la Ley 79 de 1988, pero, igual, se habrá cumplido esa ley y, por lo tanto, como el excedente contable no se destinó en forma diferente a como lo manda la legislación cooperativa, no es gravable el excedente fiscal.

De manera que la interpretación sistemática de los artículos 54 y 55 de la Ley 79 de 1988, 11 y 12 del Decreto 4400 de 2004, 19 (numeral 4º) y 356 del E.T. es la que permite concluir que la Cooperativa que arrastre pérdidas de ejercicios anteriores está eximida de pagar el impuesto de renta sobre el excedente fiscal si todo el excedente contable lo aplicó a compensar esas pérdidas”.

De acuerdo con lo anterior, las cooperativas deben aplicar el excedente contable, en primer lugar, a compensar las pérdidas de ejercicios anteriores. Y si todo el excedente es aplicado para compensar las pérdidas acumuladas, por sustracción de materia no habrá excedente contable para destinar a los demás rubros del artículo 54 de la Ley 79 de 1988. Sin embargo, se habrá cumplido la legislación cooperativa en la medida que el excedente no tuvo una destinación distinta a la fijada por esta, por lo que no es gravable el excedente fiscal.

Por lo tanto, la cooperativa que arrastre pérdidas de ejercicios anteriores no está obligada a pagar el impuesto de renta sobre el excedente fiscal si todo el excedente contable lo aplicó a compensar esas pérdidas.

En el expediente están probados y no se discuten los siguientes hechos:

El 15 de septiembre de 2005, Codegán presentó la declaración de renta del año gravable 2004, con una pérdida liquida del ejercicio por $ 275.311.000(40). Asimismo, el 21 de abril de 2006, Codegán presentó la declaración de renta correspondiente al año gravable 2005, con una pérdida líquida del ejercicio por $ 79.787.000(41). Las pérdidas acumuladas de los dos periodos suman $ 355.098.000.

Por Resolución 20073500000905 de 8 de febrero de 2007, la Superintendencia de la Economía Solidaria aprobó la incorporación de Codegán a Coolechera(42).

El 17 de mayo de 2007, Coolechera, en calidad de incorporante, presentó la declaración de renta de Codegán, correspondiente al año gravable 2006, con una renta líquida del ejercicio de $ 334.362.000, que llevó como renta exenta y un impuesto a pagar de $ 0(43).

Previo emplazamiento para corregir, que no fue contestado por la actora, por requerimiento especial de 16 de junio de 2009, la DIAN propuso modificar la declaración de renta de Codegán para rechazar la renta exenta de $ 334.362.000, liquidar un impuesto neto de $ 66.872.000, que corresponde al 20% de la renta que rechazó, una sobretasa de renta de $ 6.687.000 y un total impuesto a cargo de $ 73.559.000(44). Lo anterior porque Codegán no invirtió el excedente correspondiente en educación formal.

El 1 de octubre de 2009, Coolechera, como incorporante de Codegán, corrigió la declaración de renta del año gravable 2006 en el sentido compensar las pérdidas de ejercicios anteriores (2004 y 2005) hasta el límite de la renta líquida del ejercicio del año gravable 2006, esto es $ 334.362.000. Asimismo, determinó un impuesto y un valor a pagar de cero(45).

Previa respuesta al requerimiento especial de 2 de octubre de 2009, por liquidación oficial de revisión 62412010000014 de 15 de marzo de 2010, la DIAN tuvo como válida la declaración de corrección presentada el 1º de octubre de 2009(46), rechazó la compensación de pérdidas de ejercicios anteriores por $ 334.362.000 y liquidó un total impuesto a cargo de Codegán de $ 73.559.000(47).

La liquidación oficial de revisión fue confirmada en reconsideración por Resolución 62362011000001 de 23 de febrero de 2011(48).

La DIAN no discutió que los datos de la declaración de renta del año gravable 2006, presentada por Coolechera como incorporante de Codegán, coinciden con los datos contables de esta. Además, no controvirtió la presunción de veracidad de las declaraciones de renta presentadas por Codegán por los años gravables 2004 y 2005, que en total arrojaban pérdidas por $ 355.098.000.

Por lo anterior, la Sala parte de la base de que son reales las pérdidas registradas por Codegán en las declaraciones de renta de los años gravables 2004 y 2005, pues, conforme con el artículo 746 del Estatuto Tributario se consideran ciertos los hechos consignados en las declaraciones tributarias. Además, entiende que dichas pérdidas están debidamente contabilizadas, puesto que las partidas consignadas en las declaraciones tributarias, siempre que no se demuestre lo contrario, reflejan la realidad económica del contribuyente y están soportadas en la contabilidad de este.

Asimismo, está demostrado y no se discute que por el año gravable 2006, obtuvo un excedente fiscal de $ 334.362.000 que, conforme con el artículo 55 de la Ley 79 de 1988, debía aplicarse, en primer término, para compensar pérdidas fiscales de ejercicios anteriores, como lo hizo la actora.

En la liquidación oficial de revisión, la DIAN rechazó la compensación de las pérdidas de ejercicios anteriores, por las siguientes razones(49):

“(…) las pérdidas del 2004 ($ 275.311.000 folio 237) y 2005 ($ 79.787.000) (…) suman $ 355.098.000 y el contribuyente en la corrección de su declaración de renta (1. Oct. 2010 (sic) folios 241 y 259) como respuesta al requerimiento especial compensa el valor de $ 334.362.000. Hay que tener en cuenta que el contribuyente en la corrección realizada se encuentra utilizando el 94% de la sumatoria de las dos pérdidas de los años 2004 y 2005.

Si bien la Ley 1111 del 27 de diciembre del 2006 elimina los límites en el tiempo para la compensación de pérdidas fiscales, así como los porcentajes máximos que pueden aplicarse anualmente debe precisarse que por ser norma de carácter sustantivo relativas al impuesto de período, aplican a partir del año gravable 2007, es decir para las pérdidas que surjan a partir de dicho año y no para el 2006 tal como lo pretende hacer el contribuyente. Conforme a lo señalado, las pérdidas de los años gravables 2006 y anteriores continúan reguladas bajo las previsiones de las normas sustanciales existentes antes de las modificaciones introducidas por la Ley 1111 de 2006. Es decir que la eliminación de las limitaciones temporales y porcentuales ya indicadas, no habilita al contribuyente para amortizar las pérdidas fiscales de años anteriores contra las rentas liquidas del año 2007 y siguientes, sin tener en cuenta las restricciones vigentes al momento de su obtención o generación, lo cual implicaría otorgar efectos retroactivos a la ley tributaria en contravía del principio consagrado en el artículo 338 de la Constitución Política” (DIAN, Circular 9/2007)”.

La Sala advierte que el artículo 147 del Estatuto Tributario, modificado por el artículo 5º de la Ley 1111 de 2006, que eliminó los límites en el tiempo para la compensación de pérdidas fiscales, así como los porcentajes máximos que pueden aplicarse anualmente, es aplicable a partir del año gravable 2007, con fundamento en el artículo 338 de la Constitución Política. Sin embargo, dicha norma no es aplicable al caso en estudio.

En efecto, como lo precisó la Sala, la compensación de pérdidas de ejercicios anteriores con el excedente contable del periodo gravable posterior, que en este caso no se discute que corresponde al excedente fiscal(50), se deriva de la interpretación sistemática de los artículos 19 (numeral 4º) y 356 del E.T, 54 y 55 de la Ley 79 de 1988, 11 y 12 del Decreto 4400 de 2004,(51) que son las normas aplicables al caso en estudio.

De acuerdo con lo anterior, la actora, como incorporante de Codegán, no estaba obligada a pagar el impuesto sobre la renta por el excedente contable o renta líquida que obtuvo por el año gravable 2006. Ello, porque con fundamento en la legislación cooperativa, en concreto, el artículo 55 de la Ley 79 de 1988, podía compensar las pérdidas de los años gravables 2004 y 2005 ($ 355.098.000) con el excedente del año gravable 2006 ($ 334.362.000) y hasta el monto de este.

Como las pérdidas de ejercicios anteriores fueron superiores al excedente del año gravable 2006, por sustracción de materia no hubo excedente contable para aplicar a los otros rubros, como lo prevé el artículo 54 de la Ley 79 de 1988, ni a inversión en educación formal.

En esa medida, la demandante no estaba a obligada a pagar el impuesto por el año gravable 2006, pues el excedente obtenido en ese periodo gravable, declarado como renta líquida ordinaria, fue utilizado para compensar las pérdidas de los años 2004 y 2005, como lo ordena el artículo 55 la Ley 79 de 1988, por lo que ese excedente fiscal no era gravable.

Las razones que anteceden son suficientes para revocar la sentencia apelada. En su lugar, se anulan los actos demandados y como restablecimiento del derecho se declara en firme la declaración de corrección presentada por la demandante el 1º de octubre de 2009.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA

REVÓCASE la sentencia apelada. En su lugar dispone:

ANÚLANSE la liquidación oficial de revisión 62412010000014 de 15 de marzo de 2010 y la Resolución 62362011000001 de 23 de febrero de 2011, por las cuales la DIAN modificó la declaración del impuesto de renta presentada por la actora por el año gravable 2006.

A título de restablecimiento del derecho, DECLÁRASE en firme la declaración de corrección presentada por la demandante el 1º de octubre de 2009.

RECONÓCESE personería a Maritza Alexandra Díaz Granados como apoderada de la DIAN y Margarita Diana Salas Sánchez como apoderada de Coolechera Ltda., según los poderes que están en los folios 20 y 54 del cuaderno principal, respectivamente.

Cópiese, notifíquese, devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

27 Exp. 19578, C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

28 Ley 79 de 1988,”ART. 4º—Es cooperativa la empresa asociativa sin ánimo de lucro, en la cual los trabajadores o los usuarios, según el caso, son simultáneamente los aportantes y los gestores de la empresa, creada con el objeto de producir o distribuir conjunta y eficientemente bienes o servicios para satisfacer las necesidades de sus asociados y de la comunidad en general.
Se presume que una empresa asociativa no tiene ánimo de lucro, cuando cumpla los siguientes requisitos:
1. Que establezca la irrepartibilidad de las reservas sociales y en caso de liquidación, la del remanente patrimonial.
2. Que destine sus excedentes a la prestación de servicios de carácter social, al crecimiento de sus reservas y fondos, y a reintegrar a sus asociados para los mismos en proporción al uso de los servicios o a la participación en el trabajo de la empresa, sin perjuicio de amortizar los aportes y conservarlos en su valor real”.

29 "Por la cual se actualiza la legislación cooperativa"

30 “ART. 172.—Fusión de la sociedad-concepto. Habrá fusión cuando una o más sociedades se disuelvan, sin liquidarse, para ser absorbidas por otra o para crear una nueva.
La absorbente o la nueva compañía adquirirá los derechos y obligaciones de la sociedad o sociedades disueltas al formalizarse el acuerdo de fusión”.

31 “ART. 36.—Ley 454/1998. Funciones de la Superintendencia de la Economía Solidaria. Son facultades de la Superintendencia de la Economía Solidaria para el logro de sus objetivos:
(…)
21. Autorizar la fusión, transformación, incorporación y escisión de las entidades de la economía solidaria sometidas a su supervisión, sin perjuicio de las atribuciones de autorización o aprobación que respecto a estas operaciones corresponda ejercer a otras autoridades atendiendo las normas especiales”.

32 “ART. 158, Ley 79/1988.—Los casos no previstos en esta Ley o en sus reglamentos, se resolverán principalmente conforme a la doctrina y a los principios cooperativos generalmente aceptados.
En último término se recurrirá para resolverlos a las disposiciones generales sobre asociaciones, fundaciones y sociedades que por su naturaleza sean aplicables a las cooperativas.

33 ART. 58, Ley 454/1998.—Normas aplicables a las entidades de la economía solidaria. Serán aplicables a las entidades de naturaleza solidaria las disposiciones generales y reglamentarias establecidas en la Ley 79 de 1988 para las cooperativas, previsto en la presente ley.

34 El numeral 4º del artículo 19 del Estatuto Tributario fue adicionado por el artículo 10 de la Ley 1066 de 2006.

35 Sentencia de 26 de noviembre de 2015, exp. 19578, C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

36 Ibídem.

37 Ibídem.

38 Ibídem.

39 Exp. 19578, C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

40 Folio 77 c. 1.

41 Folio 78 c. 1.

42 Folios 58 a 60 c. 1.

43 Folio 118 c. 1.

44 Folios 351 a 364 c. 1.

45 Folio 402 c.1.

46 Ante esta jurisdicción la actora cuestiona la validez de la declaración de corrección de 1 de octubre de 2009, presentada con ocasión del requerimiento especial (artículo 709 del E.T), porque dicha corrección se presentó por fuera del plazo para contestar el requerimiento especial (artículo 707 del E.T). La Sala tiene por válida la declaración de corrección no solo porque así la tuvo la DIAN sino porque la demandante no puede alegar su propia culpa, para obtener provecho de su error, pues pretende que al ser válida la declaración de corrección, es nula la liquidación oficial de revisión en cuanto no modificó la declaración inicial.

47 Folios 36 a 46 y 403 a 413 c. 1.

48 Folios 47 a 57 y 452 a 462 c.1.

49 Folio 44 c.1.

50 Y, por ende, la exención del impuesto sobre la renta respecto a dicho excedente.

51 Sentencia de 26 de noviembre de 2015, exp Exp. 19578, C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.