Sentencia 2011-00643/21180 de junio 1 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Radiación: 050012331000201100643 01 (21180)

Actor: Suministros de Colombia S.A. —Sumicol S.A.—

Demandado: U.A.E. DIAN

Referencia: Deducción por inversión en activos fijos reales productivos y por intereses de mora en el pago de tributos

Consejero Ponente:

Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Bogotá D.C. primero de junio de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «VII. Consideraciones de la Sala

La Sala decide el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra la Sentencia del 26 de agosto de 2013, proferida por el Tribunal Administrativo de Antioquia, que negó las pretensiones de la demanda interpuesta contra los actos que determinaron oficialmente el impuesto de renta a cargo de Sumicol S.A. por el año 2007.

1. Problema jurídico.

En concreto, la Sala debe establecer la procedencia de:

(i) La deducción especial por la inversión en activos fijos reales productivos en relación con el pasoducto ($ 78.223.000) y el quemador de horno piloto ($ 13.686.000), para un total de $ 91.909.000.

(ii) La deducción de intereses moratorios por valor de $ 1.341.000.

(iii) La sanción por inexactitud por $ 50.728.000

(iv) La solicitud de devolución del mayor saldo a favor desconocido en los actos demandados, y la causación de intereses sobre esas sumas de dinero.

2. Deducción especial por la inversión en activos fijos reales productivos.

2.1. Para el periodo gravable en discusión —2007—, el artículo 158-3 del estatuto tributario(2), le otorgaba a los contribuyentes la posibilidad de deducir el 40% del valor de las inversiones efectivas realizadas en activos fijos reales productivos.

El propósito y la finalidad de este incentivo, se concreta, en estimular fiscalmente la inversión en activos fijos reales productivos, para impulsar el desarrollo económico, la producción y la competitividad en el país, con el consecuente incremento en la rentabilidad de los contribuyentes mediante una disminución de la carga impositiva(3).

2.2. Los activos fijos reales productivos fueron definidos en el Decreto 1766 de 2004, que reglamentó el artículo 158-3 del estatuto tributario, como los bienes tangibles que se adquieren para formar parte del patrimonio, participan de manera directa y permanente en la actividad productora de renta del contribuyente y se desprecian o amortizan fiscalmente(4).

Sobre el particular, la Sala se ha pronunciado, en forma reiterada(5), en el sentido de precisar que los “activos fijos” cuya adquisición da lugar a la deducción especial, son aquellos bienes “que no se enajenan dentro del giro ordinario de los negocios del contribuyente(6)”. La disposición legal excluyó del beneficio la inversión en bienes que por definición no tiene la naturaleza de “reales(7)”, como sucede con los que ostentan el carácter de intangibles. Los activos también deben ser “productivos”, esto es, que entre lo producido y los bienes empleados para ello, debe existir una relación directa y permanente, de suerte que sean indispensables para su ejecución.

2.3. De lo expuesto, se colige que el elemento determinante de ésta prerrogativa fiscal, es que el activo fijo se utilice directamente en la producción de los bienes que constituyen las actividades productoras de renta del contribuyente, de tal manera que sea indispensable para el desarrollo del proceso productivo y la generación de la renta ordinaria en determinado período gravable.

2.4. Con base en lo anterior, la Sala analiza cada una de las deducciones solicitadas por la actora en la declaración del impuesto sobre la renta del año gravable 2007 y que fueron rechazadas por la DIAN.

2.5. Deducción por la inversión en la construcción del pasoducto.

2.5.1. La Administración desconoció la deducción especial en relación con el pasoducto, por considerar que ese activo no tenía relación con la actividad productora de renta de Sumicol.

Todo, porque el pasoducto compone la parte final del proceso de producción de la sociedad y tiene por destino específico trasportar el material de desecho para generar un menor impacto en el medio ambiente.

2.5.2. Esa decisión es discutida por Sumicol, bajo el argumento de que el pasoducto participa de forma directa en el proceso productivo de los diferentes productos elaborados por la sociedad, y además, permite el aprovechamiento de las colas de caolín que antes del funcionamiento del activo —pasoducto— eran residuos inutilizables.

2.5.3. Para la Sala, es procedente la deducción especial respecto del pasoducto toda vez que se trata de un activo fijo que es indispensable para el desarrollo del proceso productivo de Sumicol, como pasa a explicarse:

El objeto social de la sociedad consiste en “la exploración y explotación, compra y venta de toda clase de sustancias minerales, metálicas y no metálicas y los productos derivados de ellas […] la purificación, refinación, trituración, transformación, molienda y secado de las mismas”.

La sociedad realizó una inversión en la construcción de un pasoducto para las colas de caolín(8), que es el material sobrante del proceso de producción. En el documento denominado “manejo de colas de la planta caolín” expedido por Sumicol(9), se observa que el objeto de la inversión fue el siguiente:

Resumen ejecutivo. La materia prima que ingresa a la planta de caolín se beneficia obteniendo un 30% como caolín M325, 35% arenas y 39% colas que deben ser devueltas a la mina.

La manera como se manejan actualmente estas colas tiene un alto costo, genera deterioro y ensuciamiento de las vías al interior de la planta de caolín y contaminación de la vía municipal que va hacía Sonsón.

[…]

Situación actual. En el proceso productivo de la Planta Caolín, se generan unas colas como rechazo de la obtención de los productos para los clientes cerámicos.

[…]

Se han buscado alternativas de uso de dichas colas, pero hasta hoy sólo se aprovechan 200 toneladas que son molidas en la planta de trituración y molienda, y se venden a través del distribuidor como caolín para pequeños ceramistas y pintureros.

Esta generación de colas rechazo, están representando hoy un movimiento de 22 viajes al día, es decir, cerca de 4 viajes por hora, para llevarlas a la Mina El Vergel. Si tenemos en cuenta que ya se inició en Planta, en la Torre Eral, el procesamiento de Caolín M.I., el número de viajes ya son 47 diarios.

Solución propuesta. Implementar un sistema de manejo de las colas de la Planta de Caolín a la Unión, el cual recibe las colas y las dispersa en agua, para obtener un slurry que será bombeado a través de tuberías de polietileno de alta densidad hasta la disposición en la Mina el Vergel.

Esta solución permite disminuir en $ 30 millones mensuales los costos de manejo, minimizar los riesgos ambientales, disminuir en buena parte los colapsos logísticos y permite mantener una muy buena presentación de la planta”.

A ese documento fueron anexadas fotografías de la planta donde se observa el manejo de las colillas de caolín antes —con volquetas— y después de la construcción del pasoducto —mediante tuberías y estructuras que bombean el material—(10).

También se aportó un diagrama donde se explica el proceso productivo que realiza la sociedad, en el que luego del lavado y clasificación de la materia prima, el pasoducto interviene como el sistema que permite el traslado de los residuos para la mina(11).

Además, la sociedad allegó una certificación del gerente operativo de la sociedad en la que informa que el pasoducto “es destinado al proceso de extracción y procesamiento de las materias primas producidas por Sumicol”(12).

Los anteriores documentos no fueron controvertidos por la DIAN. Por el contrario, la inspección ocular, realizada por los funcionarios de la misma, no desvirtúa el objeto del pasoducto explicado por la sociedad(13). Veamos.

“Pasoducto colas caolín por $ 195.557.763 con una deducción del 40% de $ 78.223.000: Corresponde a un viaducto donde se coloca material de desperdicio que queda después del proceso productivo, que los lleva a las minas ya explotadas, que anteriormente se hacía mediante volquetas a las cuales se les derramaba parte de este desperdicio en la vía provocando suciedad y contaminación; todo esto se evita con la construcción del pasoducto”.

Las citadas pruebas permiten concluir que el pasoducto es un activo que resulta necesario para el proceso de producción del ente económico, porque participa de manera directa y permanente en el desarrollo de su objeto social.

Al ser la actividad económica de la actora, entre otras, la explotación, purificación, refinación, trituración, transformación, y molienda de sustancias minerales, era indispensable para ésta contar con un sistema de manejo de los materiales residuales de su operación.

Más todavía cuando estos residuos antes eran trasportados por volquetas de las cuales se desprendían parte de estos materiales, que ensuciaban y obstaculizaban las vías al interior de la planta, lo que afectaba el proceso productivo.

Situación que no se presenta luego de la inversión en el pasoducto, porque este activo realiza un mejor manejo de los desechos de la materia prima mediante su traslado por tuberías y, además, permite que parte de esos sobrantes puedan reutilizarse en el proceso de producción, para ser convertidos en un bien de consumo.

Si bien el pasoducto es utilizado para el trasporte de residuos esa situación no desconoce su participación en la producción de los bienes que realiza la sociedad, porque este activo garantiza su calidad, que no debe salvaguardarse exclusivamente en el producto final, sino que debe estar presente a lo largo de todo el proceso productivo.

No puede perderse de vista que Sumicol desarrolla un proceso de producción que implica desde la producción misma del bien hasta la entrega del producto final(14). La Sala ha precisado que se entiende que el proceso de producción se compone de una serie de etapas, que permiten transformar los recursos hasta la obtención de bienes o servicios destinados al consumo(15).

Es por eso que el manejo del material de desecho incide de manera directa en el proceso productivo, pues, de no realizarse, la planta no podría funcionar, ni aprobaría los controles de calidad, e incurriría en sanciones legales.

Por ello, se establece la participación directa y permanente del pasoducto en la actividad productora de renta de Sumicol.

En consecuencia, procede el cargo para la apelante.

2.6. Deducción por la inversión de quemadores de horno piloto.

2.6.1. La DIAN desconoció la deducción por la inversión en quemadores por considerar que se trata de una mejora del horno piloto de materiales cerámicos. Todo, porque la deducción del artículo 158-3 del estatuto tributario solo fue dispuesta en relación con la incorporación de un activo nuevo.

2.6.2. En cambio, para la sociedad, el quemador constituye un activo independiente en tanto se encuentra registrado en el patrimonio como un activo independiente como se demuestra con el certificado del revisor fiscal.

Afirmó, que si bien el quemador se encuentra incorporado al horno piloto, el mismo desarrolla funciones independientes. Los quemadores no fueron adquiridos para alargar la vida útil del horno piloto, sino para innovar el sistema de producción de caolín y demás materiales producidos por Sumicol.

2.6.3. La Sala precisa que la administración no discute la relación que tiene el quemador con la actividad productora de renta de la sociedad, que es el elemento determinante de la prerrogativa fiscal, sino el hecho de que constituya una mejora de un activo existente.

En el expediente se encuentra probado que los quemadores tienen relación directa con la actividad económica de “explotación, purificación, refinación, trituración, transformación, y molienda de sustancias minerales”, en tanto el mismo hace parte del proceso productivo de la sociedad, en la fase de quemado del material cerámico que produce la sociedad.

Así lo constató la DIAN, en la inspección ocular: “el quemador sirve para dar consistencia al recubrimiento de las cerámicas a través del proceso de quemado. En la verificación se estableció que el quemador ya existía y que lo único que hicieron fue hacerle mejoras al equipo, ya que se le adicionaron algunas piezas que permitieron aumentar la capacidad de quemador(16)”. Luego, en el requerimiento especial, precisó que el mantenimiento consistió en el cambio de “varias piezas entre otras un quemador, el bloque y varios rodillos cerámicos(17)”.

Además, el revisor fiscal de la sociedad certificó que ese activo estaba registrado en la cuenta 151205 “maquinaria en montaje” bajo la descripción “Adición al horno continuo #1-reconstrucción” y, que el mismo se empezó a depreciar por el método de línea recta(18).

2.6.4. Ahora, la Sala(19) ha señalado que ni el artículo 158-3 del estatuto tributario ni el Decreto 1766 de 2004 prohíben la inversión en activos para la reparación o mejoras de activos ya existentes en el patrimonio de la actora.

Todo, porque esa normativa no distinguió si los activos adquiridos objeto de la deducción que allí se contempla debían ser los destinados a la reparación o mantenimiento, o los activos que en sí mismos constituyen un bien o adicionan los que ya posee el contribuyente.

En otras palabras, la deducción especial se previó con carácter general para todo tipo de bienes que cumplan con la condición de ser activos fijos reales productivos, sin excluir los equipos o bienes que constituyen partes o repuestos indiscutiblemente requeridos para el correcto funcionamiento del activo fijo real principal con el que se desarrolla la actividad.

2.6.5. Por tanto, independientemente de que el quemador se trate de una mejora o no, lo cierto es que constituye la adquisición de un activo fijo necesario para realizar la actividad productora de renta, y, que a su vez fue incorporado al patrimonio para ser depreciado, razón por la que otorgan derecho a la deducción especial del 40%.

2.7. En consecuencia, procede el cargo para el apelante.

3. Deducción por intereses moratorios.

3.1. La DIAN desconoció la deducción por intereses porque se generaron por la mora en el pago de tributos y no en el desarrollo normal de la actividad productora de renta de la sociedad. Lo que desconoce lo dispuesto en los artículos 11 del estatuto tributario y 30 del Decreto 433 de 1999.

3.2. La sociedad sostiene que los intereses moratorios son una expensa deducible en tanto se deriva de obligaciones a cargo de la contribuyente y fueron pagados a una tasa que no excede la más alta autorizada por la Superintendencia Financiera, de conformidad con el artículo 117 del estatuto tributario.

3.3. En lo que se refiere a la deducción de intereses moratorios, los artículos 11(20) y 117(21) del estatuto tributario, y 30 del Decreto Reglamentario 433 de 1999(22), restringieron su procedencia sobre los pagados por impuestos, tasas y contribuciones fiscales y parafiscales, y respecto de los que no tengan relación con la actividad productora de renta.

En consecuencia, los intereses moratorios derivados del pago de tributos no pueden deducirse del impuesto de renta(23).

3.4. En el caso en concreto, la DIAN advirtió que los intereses moratorios que pretende deducir el contribuyente se derivan de la mora en el pago de impuestos, hecho que no fue controvertido por la actora.

Así las cosas, dado que los intereses moratorios se generaron por el incumplimiento de una obligación tributaria a cargo de la contribuyente, y no de la realización de su actividad económica productora de renta, no es procedente su deducción en el impuesto de renta del año 2007.

3.5. En consecuencia, no prospera el cargo para el apelante.

4. Sanción por inexactitud.

4.1. En concordancia con lo expuesto, se modificará la sanción por inexactitud impuesta sobre la deducción por inversión en activos fijos reales productivos, aceptada en la presente sentencia.

4.2. Respecto de la procedencia de la sanción por inexactitud sobre los valores rechazados, se hacen las siguientes precisiones:

El artículo 647 del estatuto tributario dispone que habrá lugar a la sanción por inexactitud cuando exista omisión de ingresos, de impuestos generados por operaciones gravadas, de bienes o actuaciones susceptibles de gravamen, inclusión de costos, deducciones, descuentos, exenciones, pasivos, impuestos descontables, retenciones o anticipos inexistentes y en general, la utilización en las declaraciones de datos o factores falsos, equivocados, incompletos o desfigurados, de los cuales se derive un menor impuesto o saldo a pagar o un mayor saldo a favor para el contribuyente o responsable.

Sin embargo, el contribuyente se puede exonerar de la sanción cuando el menor valor a pagar se derive de errores de apreciación o diferencias de criterios entre la autoridad tributaria y el declarante, relativos a la interpretación del derecho aplicable, y siempre que los hechos y cifras denunciados sean completos y verdaderos.

4.3. En la declaración presentada, el actor incurrió en una de las conductas tipificadas como inexactitud sancionable, como es la inclusión de la deducción inexistente por intereses de mora derivado de impuestos, lo que condujo a la determinación de un menor impuesto de renta.

Adicionalmente, la Sala encuentra que en este caso no se presenta una diferencia de criterios en relación con la interpretación del derecho aplicable porque, como se observó, la normas que regulan la deducción de intereses son claras en establecer que la misma no procede sobre los causados por el pago de tributos.

Por tanto, procede la imposición de la sanción por inexactitud sobre ese concepto.

4.4. Sin embargo, la Sala pone de presente que mediante el artículo 282 de la Ley 1819 de 2016(24), que modificó el artículo 640 del estatuto tributario, se estableció que “el principio de favorabilidad aplicará para el régimen sancionatorio tributario, aun cuando la ley permisiva o favorable sea posterior”.

Al compararse la regulación de la sanción por inexactitud consagrada en el artículo 647 del estatuto tributario(25), con la modificación efectuada por la Ley 1819 de 2016, la Sala aprecia que ésta última establece la sanción más favorable para el sancionado en tanto disminuyó el valor del 160% —establecido en la legislación anterior— al 100% de la diferencia entre el saldo a pagar o saldo a favor determinado en la liquidación oficial y el declarado por el contribuyente.

4.5. En consideración a lo anterior, la Sala dará aplicación al principio de favorabilidad y establecerá el valor de la sanción por inexactitud en el 100% y no el 160% impuesto en los actos demandados.

5. Procedencia de la pretensión de devolución del saldo a favor.

5.1. La demandante solicitó en la demanda, a título de restablecimiento del derecho, la devolución del saldo a favor pendiente por valor de $ 82.433.000, junto con los intereses corrientes y de mora.

5.1.1. La Sala advierte que la sociedad solicitó la devolución de los saldos a favor de la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios correspondiente al año gravable 2007 por valor de $ 3.975.119.000. Pero, esa solicitud fue rechazada en la suma de $ 82.433.000, mediante la Resolución 7325 del 14 de abril de 2009(26), con fundamento en el saldo a favor propuesto en el Requerimiento Especial 112382009000033 del 8 de abril de 2009(27), que dio lugar a los actos aquí demandados.

Dado que en este proceso los actos que modificaron oficialmente el impuesto de renta del año 2007 se declararán parcialmente nulos, es procedente la devolución del nuevo saldo a favor resultante de los valores aceptados y que no ha sido objeto de devolución por la suma de $ 81.521.000(28), sin necesidad de una nueva solicitud.

5.1.1.2. Respecto al reconocimiento de intereses, el artículo 855 del estatuto tributario(29), vigente para la fecha de presentación de la solicitud, disponía que la administración debía devolver los saldos a favor en el término de los 30 días siguientes a la fecha de la solicitud de devolución presentada oportunamente y en debida forma.

Y el artículo 863 ib, establecía que cuando hubiere en las declaraciones tributarias un saldo a favor, solo se causan intereses corrientes y moratorios, en los siguientes casos: Corrientes cuando se hubiere presentado solicitud de devolución y el saldo a favor estuviere en discusión, desde la fecha de notificación del requerimiento especial o del acto que niegue la devolución, hasta la del acto o providencia que confirme total o parcialmente el saldo a favor. Moratorios a partir del vencimiento del término para devolver y hasta la fecha del giro del cheque, emisión del título o consignación.

La Sala(30) frente a la causación de los intereses de mora cuando se demande en acción de nulidad y restablecimiento del derecho el acto administrativo que niega el derecho a la devolución, precisó que estos se reconocerán a partir del día siguiente a la ejecutoria de la sentencia que declaró nulo el acto que negó la devolución.

Con las precisiones hechas se reconocerán intereses corrientes desde la notificación del Requerimiento Especial 112382009000033 del 8 de abril de 2009(31), esto es, el 11 de abril de 2009(32), hasta la fecha que quede ejecutoriada la presente providencia, e intereses moratorios a partir del día siguiente a la ejecutoria de la presente providencia hasta la fecha del giro del cheque, emisión del título o consignación.

6. Por lo anteriormente expuesto, la Sala revocará el numeral 1º de la sentencia apelada, en el sentido declarar la nulidad parcial de los actos demandados para aceptar la deducción por inversión en activos fijos reales productivos y disminuir la sanción por inexactitud. Además, se ordenará a la DIAN la devolución del nuevo saldo a favor resultante de los valores aceptados y que no han sido objeto de devolución por la suma de $ 81.521.000, junto con los intereses corrientes y moratorios, conforme a lo expuesto en esta providencia.

6.1. Se confirmará el numeral 2º de la sentencia apelada, en el sentido de no condenar en costas en este proceso.

6.2. En consecuencia, la Sala procederá a practicar una nueva liquidación del impuesto de renta del año 2007, en el sentido de aceptar la deducción por inversión en activos fijos reales productivos por valor de $ 91.909.000, establecer la sanción por inexactitud por valor de $ 456.000 y el saldo a favor en la suma de $ 81.521.000.

SUMICOL S.A. AÑO GRAVABLE 2007
Concepto Liquidación privadaLiquidación de revisiónLiquidación C de E
Gastos de nómina16.054.855.00016.054.855.00016.054.855.000
Aportes al sistema de seguridad social2.493.128.0002.493.128.0002.493.128.000
Aportes al SENA, ICBF, Bancos, Inversiones941.277.000941.277.000941.277.000
Efectivo, bancos, cuentas de ahorro, otras inversiones772.434.000772.434.000772.434.000
Cuentas por cobrar clientes27.560.825.00027.560.825.00027.560.825.000
Acciones y aportes2.643.533.0002.643.533.0002.643.533.000
Inventarios22.174.043.00022.174.043.00022.174.043.000
Activos fijos65.561.099.00065.561.099.00065.561.099.000
Otros activos26.439.00026.439.00026.439.000
Total patrimonio bruto118.738.373.000118.738.373.000118.738.373.000
Pasivos82.736.887.00082.736.887.00082.736.887.000
Total patrimonio liquido 36.001.486.00036.001.486.00036.001.486.000
Ingresos brutos operacionales149.494.371.000149.494.371.000149.494.371.000
Ingresos brutos no operacionales1.784.441.0001.784.441.0001.784.441.000
Intereses y rendimientos financieros1.008.959.0001.008.959.0001.008.959.000
Total ingresos brutos152.287.771.000152.287.771.000152.287.771.000
Devoluciones, rebajas y descuentos en ventas5.644.004.0005.644.004.0005.644.004.000
Ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional289.542.000289.542.000289.542.000
Total ingresos netos146.354.225.000146.354.225.000146.354.225.000
Costo de ventas93.758.635.00093.758.635.00093.758.635.000
Otros costos143.956.000143.956.000143.956.000
Total costos93.902.591.00093.902.591.00093.902.591.000
Gastos operacionales de administración15.791.751.00015.791.751.00015.791.751.000
Gastos operacionales de ventas16.583.186.00016.583.186.00016.583.186.000
Deducción inversiones en activos fijos949.690.000857.781.000949.690.000
Otras deducciones15.924.790.00015.923.449.00015.923.449.000
Total deducciones49.249.417.00049.156.167.00049.248.076.000
Renta líquida ordinaria del ejercicio3.202.217.0003.295.467.0003.203.558.000
O Pérdida líquida del ejercicio000
Compensaciones000
Renta líquida 3.202.217.0003.295.467.0003.203.558.000
Renta presuntiva1.039.555.0001.039.555.0001.039.555.000
Renta exenta000
Rentas gravables000
Renta líquida gravable3.202.217.0003.295.467.0003.203.558.000
Ingresos por ganancias ocasionales146.100.000146.100.000146.100.000
Costos y deducciones por ganancias ocasionales140.014.000140.014.000140.014.000
Ganancias ocasionales gravables6.086.0006.086.0006.086.000
Impuesto sobre la renta líquida gravable1.088.754.0001.120.459.0001.089.210.000
Descuentos tributarios000
Impuesto neto de renta1.088.754.0001.120.459.0001.089.210.000
Impuesto de ganancias ocasionales2.069.0002.069.0002.069.000
Impuesto de remesas000
Total Impuesto a cargo 1.090.823.0001.122.528.0001.091.279.000
Anticipo renta por el año gravable 2007000
Saldo a favor año anterior000
Autorretenciones2.981.666.0002.981.666.0002.981.666.000
Otras retenciones2.084.497.0002.084.497.0002.084.497.000
Total retenciones año gravable 20075.066.163.0005.066.163.0005.066.163.000
Anticipo año gravable siguiente000
Sanciones221.00050.949.00033677.00034
Total saldo a pagar por impuesto00 0
O Total saldo a favor3.975.119.0003.892.686.0003.974.207.000

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativa, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. REVÓCASE el numeral 1º de la Sentencia del 26 de agosto de 2013, dictada por el Tribunal Administrativo de Antioquia. En su lugar:

“1. Declarar la nulidad parcial de la Liquidación oficial de revisión 112412009000135 del 17 de diciembre de 2009 y de la Resolución 112362010000029 del 29 de octubre de 2010, expedidas por la Dirección Seccional de Impuestos de Medellín, mediante las cuales se modificó la declaración del impuesto de renta presentada por Sumicol S.A. por el año gravable 2007.

A título de restablecimiento del derecho, se ordena que la liquidación del impuesto de renta de Sumicol S.A. por el año 2007 corresponde a la realizada en la parte motiva de esta providencia. Además, se ordena a la DIAN que devuelva a la sociedad el saldo a favor resultante de los valores aceptados y que no ha sido objeto de devolución por la suma de $ 81.521.000, junto con los intereses corrientes y moratorios, conforme a lo expuesto en esta providencia.

2. En lo demás, CONFÍRMASE la sentencia apelada.

Cópiese, notifíquese, cúmplase y devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

(2) Modificado por el artículo 8º de la Ley 1111 de 2006. Posteriormente, con la Ley 1430 de 2010 se prohibió hacer uso de esta deducción a partir del año 2011.

(3) En la exposición de motivos de la Ley 863 de 2003 se indicó: El presente proyecto de ley es un componente fundamental, pero no único, de un conjunto de medidas económicas que el gobierno aspira a implementar en el corto plazo para resolver el problema estructural de las finanzas públicas —afectadas por el déficit fiscal, el nivel de endeudamiento y las posibilidades decrecientes de financiación—, y para impulsar el desarrollo económico, por la vía de garantizar la estabilidad macroeconómica y promover la inversión, con medidas como la exención parcial a la reinversión de utilidades.

(4) Artículo 2º del Decreto 1766 de 2004.

(5) Sentencias del 11 de octubre de 2012 y 13 de septiembre de 2009, C.P. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez, exps. 18235 y 18473, del 5 de julio de 2007, C.P. Ligia López Díaz, exp. 15400, y del 19 de mayo de 2016, C.P. Jorge Octavio Ramírez Ramírez, exp. 20501.

(6) Artículo 60 del estatuto tributario.

(7) Los bienes “reales” son los “corporales”, definidos en el artículo 653 del Código Civil, como las cosas “que tienen un ser real y pueden ser percibidas por los sentidos”.

(8) Diccionario RAE. 1.m. “Arcilla blanca muy pura que se emplea en la fabricación de porcelanas, aprestos y medicamentos. http://dle.rae.es/?id=7H6ea5g

(9) Fls. 257-273 c.a.

(10) Fls. 276-291 c.a.

(11) Fls. 215 c.p.

(12) Fl. 292 c.a.

(13) Fl. 3 c.a.

(14) Cfr. Sentencia del 19 de mayo de 2016, C.P. Jorge Octavio Ramírez Ramirez, exp. 20501.

(15) Sentencia 28 de octubre de 2004, M.P. Ligia López Díaz, exp. 14064.

(16) Fl. 3 c.a.

(17) Fl. 104 c.a.

(18) Fl. 167 c.a.

(19) Sentencia del 28 de septiembre de 2016, C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia, exp. 21730.

(20) “ART. 11.—Bienes destinados a fines especiales. D. 2053/74, art. 3º, inc. 3º. Los bienes destinados a fines especiales, en virtud de donaciones o asignaciones modales, están sometidos al impuesto sobre la renta y complementarios de acuerdo con el régimen impositivo de las personas naturales, excepto cuando los donatarios o asignatarios los usufructúen personalmente. En este último caso, los bienes y las rentas o ganancias ocasionales respectivas se gravan en cabeza de quienes los hayan recibido como donación o asignación.
INC. 2º—Adicionado por el artículo 38 de la Ley 488 de 1998. Los gastos de financiación ordinaria, extraordinarios o moratorios distintos de los intereses corrientes o moratorios pagados por impuestos, tasas o contribuciones fiscales o parafiscales, serán deducibles de la renta si tienen relación de causalidad con la actividad productora de renta, y distintos de la contribución establecida en los decretos legislativos de la emergencia económica de 1998.

(21) “ART. 117.—Deducción de intereses. Modificado por el artículo 3º de la Ley 488 de 1998. Los intereses que se causen a entidades sometidas a la vigilancia de la Superintendencia Bancaria* son deducibles en su totalidad, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo siguiente.
Los intereses que se causen a otras personas o entidades, únicamente son deducibles en la parte que no exceda la tasa más alta que se haya autorizado cobrar a los establecimientos bancarios, durante el respectivo año o período gravable, la cual será certificada anualmente por la Superintendencia Bancaria*, por vía general.

(22) “Por el cual se reglamenta la Ley 488 de 1998, el estatuto tributario y se dictan otras disposiciones”. *ART. 30.—Deducción de intereses corrientes y moratorios. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 38 de la Ley 488 de 1998 y en el artículo 117 del estatuto tributario, los gastos de financiación ordinaria, extraordinaria o moratoria serán deducibles siempre y cuando tengan relación de causalidad con la actividad productora de renta.
De acuerdo con lo establecido por el artículo 38 de la Ley 488 de 1998 y por el artículo 115 del estatuto tributario, no son deducibles los intereses corrientes o moratorios pagados por impuestos, tasas, contribuciones, fiscales o parafiscales.
Tampoco es deducible la contribución establecida en los Decretos Legislativos de la Emergencia Económica de 1998, ni los intereses que se originen por su pago extemporáneo”.
*Este artículo se encuentra compilado en el Decreto Único Reglamentario en materia tributaria 1625 de 11 de octubre de 2016, artículo 1.2.1.18.37.

(23) En igual sentido se pronunció la Sala en Sentencia del 17 de noviembre de 2011, C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia, exp. 16875.

(24) Por medio de la cual se adopta una reforma tributaria estructural, se fortalecen los mecanismos para la lucha contra la evasión y la elusión fiscal y se dictan otras disposiciones.

(25) “ART. 647.—Sanción por inexactitud. […]
La sanción por inexactitud será equivalente al ciento sesenta por ciento (160%) de la diferencia entre el saldo a pagar o saldo a favor, según el caso, determinado en la liquidación oficial, y el declarado por el contribuyente o responsable. Esta sanción no se aplicará sobre el mayor valor del anticipo que se genere al modificar el impuesto declarado por el contribuyente.

(26) Fls. 298-299 c.a. En ese acto se compensó la suma de $ 3.404.381.000 al pago de impuestos y retenciones, se aceptó la devolución de la suma de $ 488.305.000 y, se rechazó el valor de $ 82.433.000 que corresponde a la diferencia entre el saldo a favor declarado por $ 3.975.119.000 y el determinado en el requerimiento especial de $ 3.892.686.000.

(27) Fls. 95-109 c.a.

(28) Este valor resulta de la diferencia entre el saldo a favor determinado por el CE de $ 3.974.207.000 menos la compensación de la suma de $ 3.404.381.000 y la devolución de $ 488.305.000 realizada por la DIAN.

(29) “ART. 855.—La administración de impuestos deberá devolver, previa las compensaciones a que haya lugar, los saldos a favor originados en los impuestos sobre la renta y complementarios y sobre las ventas, dentro de los treinta (30) días siguientes a la fecha de la solicitud de devolución presentada oportunamente y en debida forma.

(30) Sentencias de 13 de junio de 2013, exp. 17973 y 4 de septiembre de 2014, exp. 19047, C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

(31) Fls. 95-109 c.a.

(32) Fl. 95 c.a.

(33) El valor de sanción por $ 50.949.000, corresponde a la sanción por corrección de $ 221.000 liquidada por el contribuyente en el requerimiento especial, y la sanción por inexactitud por $ 50.728.000 (160% de la diferencia del saldo a favor antes de sanción)

(34) El valor de sanción por $ 677.000, corresponde a la sanción por corrección de $ 221.000 liquidada por el contribuyente en el requerimiento especial, y la sanción por inexactitud por $ 456.000. (100% de la diferencia del saldo a favor antes de sanción [saldo a favor CE: $ 3.974.884.000 - saldo a favor contribuyente: $ 3.975.340.000)