Sentencia 2011-01898/22000 de julio 26 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 05001-23-31-000-2011-01898-01 (22000)

Consejera Ponente:

Dra. Stella Jeannette Carvajal Basto

Actor: Contegral Medellín S. A.

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales - DIAN

Tributos Aduaneros 2008

Bogotá, D.C., veintiséis de julio de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

Se discute la legalidad de los actos administrativos que corrigieron las declaraciones presentadas por Contegral Medellín S. A., con ocasión de la importación de los productos Gluten de Maíz y Gluten de Maíz Forrajero, en septiembre, octubre y noviembre de 2008 y enero de 2009.

El recurso de apelación presenta tres problemas jurídicos a examinar: i) si los actos demandados fueron expedidos por funcionario competente, ii) si la clasificación arancelaria dispuesta en las resoluciones 4131 y 4951 de 2005, para el producto “Corn Gluten Meal” o “Gluten de Maíz” y en las resoluciones 8570 y 8571 de agosto 13 de 2009 para el producto “corn gluten feed pellets” o “premezcla de maíz forrajero” era aplicable a las declaraciones de importación objeto de modificación en los actos demandados, a pesar de que la demandante no fue citada ni notificada de las mismas y, iii) si la importadora demandante puede ser destinataria de la sanción impuesta por los mismos actos, o si es responsabilidad exclusiva de la agencia de aduanas Almagrario S.A.

Procede la Sala a analizar los aspectos enunciados, en el siguiente orden:

De la competencia para proferir las resoluciones 2074 del 16 de junio de 2011 Y 1-00-223-10142 del 26 de septiembre del mismo año(14) 

Mediante la Resolución 2074 del 16 de junio de 2011, la Jefe de la División de Gestión de Liquidación de la Dirección Seccional de Aduanas de Medellín(15) formuló liquidación oficial de corrección a las declaraciones de importación diligenciadas por Almagrario S.A. como declarante autorizado, el 29 de septiembre, 8 de octubre y 14 de noviembre de 2008, al igual que el 23 de enero de 2009, para introducir al país los productos Gluten de Maíz y Gluten de Maíz forrajero.

Tal decisión la expidió en ejercicio de las facultades conferidas por el artículo 39 del Decreto 4048 de 2008(16), y las resoluciones 9 (art. 7º) y 7 de 2008 (arts. 1º, 2º y 4º) del mismo año.

El decreto mencionado modificó la estructura de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, atribuyéndole a las Direcciones Seccionales de Impuestos, de Aduanas y de Impuestos y Aduanas Nacionales las funciones de prevenir, reprimir, investigar y sancionar las infracciones a la legislación tributaria, aduanera y cambiaria en su territorio, conforme a las normas vigentes; prevenir, reprimir, investigar y sancionar las infracciones a la legislación tributaria, aduanera, cambiaria; y adelantar todas las acciones encaminadas a ese cometido(17).

Por su parte, las resoluciones 7 y 9 de 2008 establecieron la competencia funcional y territorial de las Direcciones Seccionales de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales y distribuyeron las funciones en las Divisiones de las Direcciones Seccionales de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

En ese contexto, el artículo 1º (num. 7º) de la Resolución 7 de 2008 señaló que la competencia para adelantar los procesos administrativos para la imposición de sanciones por la comisión de infracciones aduaneras o para la expedición de liquidaciones oficiales, corresponde a la Dirección Seccional de Aduanas o a la Dirección Seccional de Impuestos y Aduanas, con competencia en el lugar del domicilio del presunto infractor o usuario (artículo 1º, num. 7º ibídem).

Según el apelante, la competencia para proferir la liquidación oficial de corrección demandada no es de la Dirección Seccional de Aduanas de Medellín, sino de la Dirección Seccional de Aduanas de Santa Marta, donde se presentaron las declaraciones de importación, porque los hechos que motivaron la actuación administrativa de control posterior se predican de dos infractores aduaneros.

Se plantea así una discusión asociada al factor territorial de la competencia de las Direcciones Seccionales de Aduanas, determinado por la regla general prevista en el numeral 7º del artículo 1º de la Resolución 7 de 2008, enunciada párrafos atrás, que restringió en la Dirección Seccional con competencia en el lugar del domicilio del presunto infractor o usuario aduanero, la facultad para adelantar los procesos administrativos de imposición de sanciones por la comisión de infracciones aduaneras y de expedición de liquidaciones oficiales, salvo en los siguientes casos:

• Los procesos que deban adelantarse por situaciones advertidas en ejercicio del control previo o simultáneo a las operaciones de comercio exterior, en los regímenes de importación, exportación y Tránsito Aduanero, para los cuales la competencia corresponde a la Dirección Seccional en la que se haya presentado la declaración de importación, de exportación o autorizado el tránsito (num. 7. 1).

• Los procesos que en desarrollo del control posterior deban adelantarse contra dos o más infractores o usuarios que tienen domicilio en el lugar que corresponda a la competencia territorial de más de una Dirección Seccional, o cuando el domicilio del presunto infractor no se encuentre en el territorio nacional. En ese caso, la competencia es de la Dirección Seccional con competencia territorial en el lugar donde se presentó la declaración de importación, de exportación o de tránsito aduanero, o en su defecto, la que primero tenga conocimiento de los hechos constitutivos de la infracción (num. 7. 2).

La segunda excepción, por ser la que interesa al presente asunto, establece tres presupuestos: i) que los procesos sancionatorios o de formulación de liquidación oficial se desarrollen en ejercicio del control posterior; ii) que deban adelantarse contra dos o más infractores domiciliados en los territorios de diferentes Direcciones Seccionales; iii) que el infractor se domicilie en territorio extranjero.

La actuación enjuiciada se adelantó en desarrollo del programa “Control posterior sobre mercancías clasificadas por la subpartida 2309.90.00.00 Gluten de Maíz, Corn Gluten Feed” (fls. 1 a 8, c. 2), ese control dio lugar a la apertura de investigación administrativa contra la importadora Productora de Alimentos Concentrados para Animales – Contegral S. A., por la infracción aduanera de errónea clasificación arancelaria (fl. 28, vto). Dicha importadora se domicilia en la ciudad de Medellín.

El hecho que la investigación se haya dirigido únicamente contra la importadora y que esta sea la directa destinataria de la liquidación oficial de corrección, descarta per se la excepción contemplada en el numeral 7. 2. mencionado párrafos atrás, porque no habría una dualidad de infractores oficialmente reconocida, condición primigenia para luego poder sostener la concurrencia de domicilios en diferentes jurisdicciones aduaneras.

Y es que, ante la existencia e identificación plena del importador, la Administración de Aduanas podía ejercer su poder fiscalizador contra aquel, porque el supuesto de hecho tomado por la administración para el control posterior (incorrecta clasificación arancelaria) corresponde a un error en los datos consignados en las declaraciones de importación que conllevan un menor pago de los tributos aduaneros legalmente exigibles, circunstancia prevista como infracción autónoma al régimen de importación (EA, art. 482 Nº 2. 2.).

En general, las sanciones administrativas aduaneras y los hechos que dan lugar a la formulación de liquidación oficial se predican de los sujetos responsables de las obligaciones consagradas en el régimen aduanero, cuya lista la encabeza el importador de la mercancía y la finaliza el declarante, en los términos previstos en el Decreto 2685 de 1999. Dicha obligación tiene carácter personal, sin perjuicio de que puedan efectivizarse las garantías otorgadas para su cumplimiento (arts. 3º, 4º y 476 ibídem).

Las agencias de aduanas que actúan ante las autoridades aduaneras deben responder administrativamente por las infracciones derivadas del ejercicio de su actividad, cuando por su actuación como declarantes hagan incurrir al mandante o usuario de comercio exterior que utilice sus servicios, en infracciones administrativas aduaneras que conlleven la liquidación de mayores tributos aduaneros, la imposición de sanciones o el decomiso de mercancías(18).

Independientemente de ello, dichos mandantes o usuarios pueden adelantar acciones legales contra las agencias de aduanas que los hagan incurrir en las infracciones enunciadas y tales agencias, a su vez, al tenor del parágrafo del artículo 27-4 del EA, “responderán directamente por el pago de los tributos aduaneros y sanciones pecuniarias que se causen respecto de operaciones en las que el usuario de comercio exterior sea una persona inexistente”.

Así, ante los presuntos errores en la sub partida arancelaria, las tarifas y sanciones que traían consigo las implicaciones anteriormente enunciadas, la administración podía ejercer su poder fiscalizador contra la importadora demandante e iniciar y tramitar contra ella la respectiva investigación administrativa para proferir liquidación oficial de corrección (EA, art. 513).

La anterior facultad se da al margen de que la condición de declarante la tuviere Almacenes Generales de Depósito Almagrario S. A. y de que este debiera vincularse al respectivo proceso de liquidación oficial para establecer la responsabilidad derivada de su gestión de agenciamiento aduanero, según lo ordena el parágrafo del artículo 507 del EA, pues, en sí misma, la vinculación ocurre respecto de un proceso en curso, es decir, previamente abierto por la dirección seccional que fuere competente para tramitarlo, siendo claro que tanto al momento de iniciarlo, como de la vinculación, la calidad de infractor de la agencia de aduanas es tan solo presunta.

De allí que el referido parágrafo precise que el objeto de la vinculación de la agencia, es “establecer su responsabilidad”. Por lo demás, el artículo décimo tercero del requerimiento especial que precedió a los actos demandados (fl. 117 vto, c. 2) constata que dicha vinculación se realizó y la respuesta obrante en los folios 221 a 232 del c. 2, da cuenta de que Almagrario S. A. intervino en la actuación enjuiciada.

Al final, la liquidación oficial de corrección ordenó que a dicha sociedad se le notificara la respectiva liquidación oficial de corrección y que se remitiera copia a la División de Gestión de Fiscalización de la Dirección Seccional de Aduanas de Bogotá, para establecer la responsabilidad correspondiente como declarante, al tenor del numeral 2. 6 del artículo 485 del EA (artículos sexto y séptimo, fl. 552, c. 2).

En consecuencia, no prospera el cargo.

De la partida arancelaria aplicable a la mercancía amparada por las declaraciones de importación objeto de liquidación oficial de corrección.

Las declaraciones de importación modificadas por los actos demandados formalizaron la introducción al país de los productos “Gluten de Maíz” (de nombre técnico Corn Gluten Meal) y “Gluten de Maíz forrajero (de nombre técnico Corn Gluten Feed Pellets), según pasa a distinguirse, de acuerdo con las pruebas aportadas al proceso:

— Importación del producto Gluten de Maíz: declaraciones 01564100546983, 01564100546976 y 01564100546969 del 29 de septiembre de 2008, 01564100547611, 01564100547602, 0156400547594 del 8 de octubre de 2008, 23873012415246, 23873012415253 y 23873012415239 del 14 de noviembre de 2008(19).

— Importación del producto Gluten de Maíz forrajero: declaraciones 01564100553951 y 01564100553921 del 23 de enero de 2009(20).

Las declaraciones mencionadas clasificaron tales productos en la subpartida 2309.90.90.00 del Arancel de Aduanas, con fundamento en las resoluciones 8518 del 29 de agosto de 2002, 8999(21) y 9005 del 12 de septiembre de 2002, y 11843 del 5 de diciembre 2002(22), expedidas por el Jefe de la División de Arancel de la Subdirección Técnica Aduanera, por considerarlos una mezcla de subproductos resultantes en el proceso industrial de molienda de maíz, utilizada en la elaboración de alimentos para los animales.

La demandante ha sustentado que la clasificación arancelaria aplicada en las declaraciones de importación, objeto de discusión, se fundamentó en las resoluciones vigentes para la época, así(23):

ProductoActo de clasificación arancelariaPosición arancelaria
Corn gluten meal o Gluten de maízResoluciones 9005 del 12 de septiembre de 2002 23.09.90.90.00
“Corn gluten feed pellets” o “Premezcla de maíz forrajero”Resoluciones 8518 del 29 de agosto de 2002, 11843 y 8999 del 12 de septiembre de 200223.09.90.90.00

Sin embargo, en la liquidación oficial de corrección, la administración sostuvo que los actos invocados por la actora fueron revocados y, por tanto, debió aplicar la clasificación contenida en otros actos de clasificación arancelaria de los mencionados productos, para lo cual explicó lo siguiente:

«Luego con resoluciones 4131 del 25 de mayo de 2005, 4951 de junio 17 de 2005 ambas publicadas en el Diario Oficial, expedidas por la División de Arancel de la Subdirección Técnica Aduanera se clasifica el producto denominado técnica y comercialmente “Gluten de Maíz” y técnicamente “Corn Gluten Meal” y comercialmente “Corn Gluten Meal” por la subpartida 23.03.10.00.00 del arancel de aduanas, como un residuo de la industria del almidón, y de acuerdo con las Reglas Generales Interpretativas 1 y 6 del mencionado texto arancelario.

Finalmente con resoluciones 8570, 8571 de agosto 13 de 2009, la Coordinación del Servicio de Arancel de la Subdirección Técnica considerando que era necesario establecer un criterio único para la clasificación arancelaria de los productos denominados “Corn Gluten Meal” y “corn gluten feed pellets” procedió de oficio a clasificar los productos, teniendo en cuenta la información técnica y antecedentes que reposan en esa dependencia, indicando lo siguiente:

(…)

Por lo anterior resuelve clasificar los productos antes descritos por la subpartida arancelaria 2303.10.00.00 por tratarse de un subproducto de la industria del almidón, de conformidad con las Reglas Generales Interpretativas 1 y 6 del mencionado texto arancelario.

Por las anteriores razones, la Coordinación del Servicio de Arancel de la Subdirección de Gestión Técnica Aduanera, mediante resoluciones 9930, 9931, 9932, 9934, 9935 de septiembre 15 de 2009, revoca la clasificación arancelaria 2309.90.90.00 efectuadas mediante resoluciones proferidas en el año 2002 y 2005 para los productos objeto de estudio y resuelve su clasificación por la subpartida arancelaria 2303.10.00.00»(24) (negrillas fuera de texto).

Teniendo en cuenta que las importaciones fueron realizadas en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2008 y enero de 2009, la Sala precisa que:

En relación con el producto “Corn Gluten Meal”, si bien la DIAN había proferido la Resolución 4951 del 17 de junio de 2005 a la cual se hace referencia en la liquidación oficial de revisión, y según la cual, debía clasificarse el producto en la subpartida 2303.10.00.00, dicho acto fue objeto de demanda y anulado por la Sala en sentencia del 25 de junio de 2012, Exp. 17742, M.P. Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia, porque se consideró que el cambio de clasificación arancelaria del producto había obedecido exclusivamente a la descripción del bien y carecía de justificación fáctica o legal. Dijo el fallo:

“De acuerdo con el Arancel de Aduanas vigente para el año 2005 (Decreto 4341 de 2004(25)), la clasificación del producto “Corn Gluten Meal” en la subpartida 23.09.90.90.00 “las demás”, implica que pertenece a la partida 23.09 Preparaciones de los tipos utilizados para la alimentación de los animales”.

(…)

Por su parte, en la Resolución 4951 del 17 de junio de 2005, la DIAN revocó la Resolución 3041 del mismo año y clasificó el producto en mención en la subpartida 23.03.10.00.00 del Arancel de Aduanas, por tratarse de un subproducto de la industria del almidón(26).

La nueva clasificación arancelaria que efectuó la DIAN del producto “Corn Gluten Meal” en la subpartida 23.03.10.00.00 implica que pertenece a la partida arancelaria 23.03(27), como residuo de la industria del almidón y residuos similares (10.00.00).

La Resolución 4951 de 2005 fue notificada por aviso publicado en el periódico “Portafolio” el 12 de julio de 2005(28) y publicada en el Diario Oficial 45.974 del 19 de julio de 2005(29).

(…)

Cabe anotar, que al comparar la resolución revocada y la que la revocó se advierte que para clasificar la mercancía en dos subpartidas arancelarias distintas, la demandada tuvo en cuenta motivos idénticos, esto es, la información suministrada por la actora, con base en la cual “la mercancía corresponde a un concentrado de proteína altamente digestible para todas las especies animales en forma de sólido de color amarillo, con olor característico a cereal, densidad 0.5-0.6g/ml, insoluble en agua y con una granulometría tal que el 80% pasa a través (sic) un tamiz de malla 20”.

Así, de acuerdo con los considerandos del acto demandado, la única nueva “razón” que tuvo la DIAN para revocar la Resolución 3041 de 2005 y reclasificar el “Corn Gluten Meal” en la subpartida 23.03.10.00.00 del Arancel de Aduanas, fue la “nueva información consultada” por esta.

No obstante, al revisar los antecedentes administrativos del acto acusado no existe prueba de cuál fue la nueva información consultada por la DIAN, ni, por ende, puede determinarse qué valor probatorio debía dársele.

Tampoco se advierte cómo esa “nueva información” que la DIAN dijo consultar, condujo a que la misma mercancía, que se insiste, según las Resoluciones 3041 y 4951 de 2005, corresponde a un concentrado de proteína altamente digestible para los animales, con el mismo análisis nutricional, dejara de ser “un producto obtenido en el fraccionamiento del grano de maíz por vía húmeda” y se convirtiera en un “subproducto en el proceso de obtención de almidón de maíz por vía húmeda”.

Así las cosas, no existe prueba de la nueva información que, según el acto acusado, consultó la DIAN para reclasificar arancelariamente el producto “Corn Gluten Meal”.

(…)

Tampoco resulta claro qué es la “literatura técnica” para efectos de la clasificación arancelaria de una mercancía y cuál sería el valor probatorio de esta.

Todo lo anterior corrobora que el acto demandado está viciado de nulidad porque fue falsamente motivado (…).

(…)

Correlativamente, al reclasificar la mercancía sin que existiera una información clara y fidedigna que permitiera la modificación de la subpartida arancelaria, el acto también incurrió en falsa motivación dado que “la administración omitió tener en cuenta hechos que sí estaban demostrados y que si hubiesen sido considerados habrían conducido a una decisión sustancialmente diferente.”(30) En este caso, está demostrado que, según la información existente en el proceso, esto es, la suministrada por la actora, el producto “Corn Gluten Meal” no podía ser reclasificado arancelariamente como lo hizo la demandada”.

Así pues, habiéndose anulado la Resolución 4951 del 17 de junio de 2005 y toda vez que los actos demandados ordenaron la corrección de las declaraciones de importación del producto Gluten de Maíz(31) con base en dicha resolución(32), se entiende que desapareció el fundamento jurídico de la corrección dispuesta por dichos actos respecto de la clasificación del producto Corn Gluten Meal o Gluten de Maíz.

Por lo mismo y a la luz de la sentencia que declara la nulidad sobre situaciones jurídicas no consolidadas, como en efecto lo es la creada por las resoluciones acusadas en cuanto son objeto del presente debate judicial(33), es claro que tales actos son igualmente anulables en relación con la corrección de las declaraciones de importación del producto Gluten de Maíz.

Si bien la Liquidación Oficial de Revisión alude a la Resolución 4131 del 25 de mayo de 2005, en la que también la Administración clasificó el producto Corn Gluten Meal o Gluten de Maíz en la subpartida 2303.10.00.00, para la Sala no puede pasarse por alto que, como se advierte en los antecedentes administrativos, el ente demandado se vio en la obligación de expedir de oficio la Resolución 8570 del 13 de agosto de 2009, para «establecer un criterio único de clasificación arancelaria del producto denominado Corn Gluten Meal», en la cual indicó que debía clasificarse en la subpartida 2303.10.00.00 y que a raíz de ello se expidieron posteriormente las resoluciones mencionadas en la liquidación oficial de revisión parcialmente transcrita, entre ellas, la Resolución 9931 de septiembre 15 de 2009 mediante la cual se revocó expresamente la Resolución 9005 de 2002, invocada por la demandante, en la cual la administración había clasificado el mismo producto en la subpartida 2309.90.90.00.

En ese contexto, la Sala advierte que la demandante presentó las declaraciones de importación del producto denominado Corn Gluten Meal [septiembre a noviembre de 2008], con fundamento en el criterio de clasificación que a la fecha tenía la Administración, el cual fue revocado en septiembre 2009, esto es, con posterioridad a la fecha de importación.

Por lo demás, se advierte que la descripción de la mercancía de las declaraciones de importación coincide con la que fue analizada en la Resolución 9005 de 2002 y difiere de la que se examinó en la Resolución 4131 de 2005, sin que los actos demandados cuestionaran las características del producto importado(34).

Las anteriores consideraciones son extensivas al producto “Corn Gluten Feed Pellets” o “Premezcla de Maíz Forrajero”, por cuanto, como lo sostuvo la demandante en las Resoluciones 8518 del 29 de agosto de 2002, 11843 y 8999 del 12 de septiembre de 2002, la DIAN clasificó dicho producto en la subpartida 2309.90.90.00, pero dichos actos fueron revocados mediante las resoluciones 9930, 9932 9934 y 9935 del 15 de septiembre de 2009, a las cuales se hace alusión en la liquidación oficial demandada, es decir, con posterioridad a las declaraciones de importación presentadas el 23 de enero de 2009.

Se observa que, en igual sentido, se pronunció la Sala en la sentencia del 1º de junio de 2017, Exp. 20535, M. P. (E) Stella Jeannette Carvajal Basto, en el que se discutía un asunto con similares supuestos fácticos y jurídicos.

Las anteriores razones son suficientes para anular los actos demandados y, por tanto, se releva la Sala de analizar los demás aspectos planteados en el recurso de apelación.

En consecuencia, a título de restablecimiento del derecho, se declarará en firme las declaraciones de importación presentadas por Contegral Medellín S. A. y que fueron objeto de modificación en los actos anulados, y se negarán las demás pretensiones de la demanda, por cuanto en el expediente no obra prueba que demuestre que la actora haya efectuado algún pago en virtud de los actos demandados.

Basta lo anterior para revocar la sentencia apelada y, en su lugar, aceptar las pretensiones de la demanda.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley.

FALLA:

1. REVÓCASE la sentencia del 11 de marzo de 2014, proferida por el Tribunal Administrativo de Antioquia, por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia. En su lugar, se dispone:

“1) ANÚLANSE las resoluciones 1-90-201-241-0639-00-2074 del 16 de junio de 2011 y 1-00-223-10142 del 26 de septiembre del mismo año, proferidas por la Dirección Seccional de Aduanas de Medellín contra la sociedad Contegral Medellín S. A.

2) En consecuencia y a título de restablecimiento del derecho, se declaran en firme las declaraciones de importación modificadas por los actos anulados.

3) Niéganse las demás pretensiones de la demanda”.

Reconócese personería al abogado Pedro Nelson Rodríguez Silva para actuar como apoderado de la DIAN, conforme al poder visible en el folio 180 de este cuaderno.

Cópiese, notifíquese, devuélvase el expediente al Tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

14 Fls. 17 a 39 y 41 a 48.

15 La Dirección Seccional de Aduanas de Medellín comprende el departamento de Antioquia, excepto los municipios que corresponden a la competencia territorial de la Dirección Seccional de Impuestos y Aduanas de Urabá, y los departamentos de Córdoba y Chocó tendrá además competencia sobre el mar territorial desde el Municipio de Sapzurro en el Océano Atlántico en el límite con la República de Panamá hasta Punta Mestizos, inclusive, en el límite entre los departamentos de Córdoba y Sucre (Resolución 7 de 2008, art. 4, num. 6º).

16 Por el cual se modifica la estructura de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

17 Numerales 12, 13 y 15 antes de ser modificados por el artículo 20 del Decreto 1321 de 2011.

18 Sobre la responsabilidad de las agencias de aduanas por indebida clasificación arancelaria, sentencias del 15 de abril de 2010, exp. 2004-02629 y 28 de junio del mismo año, exp. 16326.

19 Fls. 239, 254, 299, 314, 284, 269, 329, 344, 359 c. 2.

20 Fls. 374, 390 c. 2.

21 Revocó Resolución 11200 del 17 de diciembre de 2001, expedida para el mismo producto.

22 Fls. 31 a 39, c. 2.

23 Fl. 171 c.a. – Respuesta al requerimiento especial.

24 Fls. 9 a 10 c.p.

25 Este decreto fue derogado por el Decreto 4589 de 2006.

26 Folios 57 y 58.

27 Residuos de la industria del almidón y residuos similares, pulpa de remolacha, bagazo de caña de azúcar y demás desperdicios de la industria azucarera, heces y desperdicios de cervecería o de destilería, incluso en «pellets».

28 Folio 97.

29 Folio 98.

30 Ibídem.

31 Declaraciones 01564100546983, 01564100546976 y 01564100546969 del 29 de septiembre de 2008, 01564100547611, 01564100547602 y 0156400547594 del 8 de octubre de 2008, 23873012415246, 23873012415253 y 23873012415239 del 14 de noviembre de 2008.

32 Párrafo 4, p. 25 de la Liquidación Oficial de Corrección 2074 del 16 de junio de 2011, fl. 31, c. 1.

33 En relación con los efectos de los fallos de nulidad, la Sala ha indicado que la nulidad de los actos generales decretada por la jurisdicción de lo contencioso administrativo tiene efectos inmediatos frente a situaciones jurídicas no consolidadas, que son aquellas que se debatían o son susceptibles de debatirse ante las autoridades administrativas o judiciales, al momento de proferirse el fallo (sentencias del 1º de febrero de 2017, exp. 21179, C. P. Dra. Stella Jeannette Carvajal, 23 de julio de 2009, Exp. 16404, C. P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas; del 11 de marzo de 2010, exp. 17617, C. P. Martha Teresa Briceño de Valencia; y del 16 de junio de 2011, exp. 17922, C. P. William Giraldo Giraldo).

34 Resolución 9005 del 12 de septiembre de 2002, pág. 1, fl. 35 vto, c. 2: “(…) que con la información suministrada se establece que la mercancía consiste en pellets conformados por una mezcla en proporciones variables de germen, fibra (cascarilla), gluten de maíz y condensados de aguas de lavado obtenidos del proceso de molienda húmeda del maíz; con la siguiente composición en peso: proteína 60%, grasa 2.5%, fibra 2.5%, cenizas 1.8%, xantofilas 496 mg/kg y materia seca 90% presentada a granel o en bultos. Se utiliza en la elaboración de alimentos para animales (…)”.
Resolución 4131 del 25 de mayo de 2005, pág. 1, fl. 42, c. 2: “(…) que con la información y muestra suministradas se establece que la mercancía corresponde a un subproducto desecado de la alminoderia de maíz, en forma de polvo granuloso amarillo, constituido principalmente por el gluten obtenido durante el proceso, con el siguiente análisis nutricional: humedad: 10.16%, grasa 1.9%, proteína 62.8%, fibra 0.84%. se utiliza, como un aditivo, en la fabricación de alimentos concentrados para animales (…)”.