Sentencia 2012-00042 de febrero 13 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Expediente: 110010328000201200042 00

Consejera Ponente:

Dra. Lucy Jeannette Bermúdez Bermúdez

Demandante: Johan Steed Ortiz Fernández

Demandado: Karol Mauricio Martínez Rodríguez y otro

Asunto: Fallo

Bogotá, D. C., trece de febrero de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «Consideraciones

2.1. Competencia.

De conformidad con lo dispuesto en el numeral 3º del artículo 149 de la Ley 1437 de 2011 Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo y el artículo 13 del Acuerdo 58 del 15 de septiembre de 1999 —modificado por el artículo 1º del Acuerdo 55 de 5 de agosto de 2003—, la Sección Quinta del Consejo de Estado es competente para conocer en única instancia del presente proceso, por cuanto se trata de una acción de nulidad contra un acto electoral expedido por una entidad del orden nacional.

2.2. Pruebas de los actos acusados.

Copia del Acta Nº 03(5) de 1º y 12 de junio de 2012 “revisión y escrutinio de los resultados del proceso para elegir representantes estamentarios ante los cuerpos colegiados de la Universidad Surcolombiana, convocada en virtud de la Resolución Rectoral Nº 057 de 2012”.

Copia auténtica de la Resolución 085(6) de 13 de junio de 2012 “Por la cual se homologan los resultados obtenidos en la convocatoria a elección de profesores, egresados y estudiantes para representar sus estamentos ante los cuerpos colegiados de la Universidad Surcolombiana realizada el 31 de mayo de 2012”.

Constancia expedida por el secretario general de la Universidad Surcolombiana que hace constar que la Resolución 085 se publicó en el Diario Oficial 48.461(7) de 14 de junio de 2012.

2.3. Excepciones propuestas por la Universidad Surcolombiana.

Propuso las siguientes excepciones: i) competencia del rector de la universidad para reglamentar el proceso de elección del representante de los egresados al consejo superior universitario: ii) cumplimiento de la normatividad interna durante el proceso de votaciones llevada a cabo el 31 de mayo de 2012 en la Universidad Surcolombiana: y iii) cumplimiento de las funciones del comité electoral durante el proceso de votaciones llevada a cabo el 31 de mayo de 2012 en la Universidad Surcolombiana.

Las propuestas de la Universidad Surcolombiana, en estricto derecho, no se consideran excepciones pues se soportan en aspectos que deben ser estudiados en el fondo del asunto para efectos de establecer si los actos demandados se encuentran ajustados o no a las normas invocadas como infringidas, y en razón de ello; si se desvirtúa o no su presunción de legalidad; así pues los argumentos expuestos a título de excepción, realmente corresponde examinarlos al profundizar el fondo del asunto, por constituir en sí mismos el objeto por decidir.

2.4. Estudio de fondo del asunto.

El demandante solicitó la declaratoria de nulidad del Acta Nº 03 del 1º y 12 de junio de 2012, proferida por el comité electoral de la Universidad Surcolombiana con la cual se declaró la elección de los señores Karol Mauricio Martínez Rodríguez y Alexander Lozada Cleves como representantes de los egresados ante el consejo superior universitario y la nulidad de la Resolución Rectoral 085 de 13 de junio de 2012, por la cual se homologan los resultados obtenidos en la convocatoria a elecciones de los representantes de los egresados ante dicho consejo.

Análisis de los cargos

En concreto, el demandante sostiene que los actos acusados, se encuentran viciados de nulidad por: i) violación de normas superiores a las cuales ha debido sujetarse el acto (arts. 2º y 40 de la C. P.); ii) sabotaje sobre el material electoral (arts. 139 y 275 - 2º de la L. 1437/2011); iii) falta de competencia del rector para reglamentar el proceso de elección y iv) falta de competencia del comité electoral para ordenar la suspensión de listados el mismo día de la jornada de votación.

Aunque de manera separada se enuncian los dos primeros cargos, indicándose en el primero que la censura tiene que ver con el desconocimiento de los artículos 2º y 40 de la Constitución Política en cuanto por la irregularidad de haber entregado tardíamente los listados de votantes aptos, se vulneró el derecho al voto y el principio de transparencia, tal circunstancia sin referencia normativa es idéntica a la que se cuestiona en el segundo cargo, razón por la cual serán estudiados de manera conjunta, mientras los dos restantes se decidirán por separado.

Igualmente, ha de advertirse ab initio que si bien en los hechos de la demanda se han referido presuntas irregularidades en las mesas 13 y 14, todo el desarrollo y sustento de la demanda se dedicó exclusivamente a lo acontecido en la mesa 13, por lo que será a esta a la que deba concretarse este fallo, sin que ello sea óbice para precisar que la mesa de votación Nº 14 ubicada en la sede de la facultad de salud no sufrió ningún tipo de inconveniente con la entrega de listados de egresados habilitados para votar.

En efecto, encuentra la Sala con respecto a la mesa Nº 14 que después de revisadas las actas de apertura, de instalación del jurado de votación, de escrutinio, de cierre y el acta Nº 03 del 1º y 12 de junio de 2012(8), se estableció que no aconteció ninguna irregularidad en la entrega del material electoral de dicha mesa. En el Acta Nº 03 de escrutinio, la representante de los egresados ante el comité, señorita Bleyner Solano Ñañez, da cuenta de que:

“Para el caso de la mesa Nº 14 de la citada facultad —programa de medicina— el listado se suministró desde el inicio del proceso electoral, previo a la apertura de la votación. Este listado está conformado por 601 egresados”(9).

Por lo dicho, y aunque —se reitera— el libelo demandatorio nunca concretó el cargo respecto de la mesa 14, es claro que ninguna irregularidad se presentó respecto a la entrega del material electoral y, por ende, ningún reparo merece.

Primer y segundo cargo:

Violación de normas superiores a las cuales ha debido sujetarse el acto (arts. 2º y 40 de la C. P.) y sabotaje sobre el material electoral (arts. 139 y 275 - 2º de la L. 1437/2011).

En cuanto al primer cargo señala el accionante que en el proceso electoral se violaron los artículos 2º y 40 de la Carta Política por cuanto debido a las múltiples irregularidades se afectó el derecho al voto y a la transparencia de dicho proceso.

Tales irregularidades las hace consistir en el no suministro oportuno a los jurados de votación, por parte de las autoridades electorales de la universidad, de los listados de los egresados inscritos y habilitados para ejercer el voto en las mesas 13 y 14.

Para el demandante lo anterior evidencia la omisión de las autoridades electorales quienes solo hasta las 5:25 de la tarde, esto es, transcurridas más de 8 horas de haberse iniciado la jornada de votación, entregaron a los jurados de la mesa 13 el material electoral y los listados de los 149 egresados habilitados para participar en el proceso electoral, circunstancia constatada por los miembros del comité electoral, que además quedó registrada en el Acta Nº 3 del 1º y 12 de junio de 2012.

Lo anterior desconoce el mandato superior contenido en el artículo 2º toda vez que son fines esenciales del Estado, entre otros, “garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución, facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan…”.

Estima igualmente, que como consecuencia de lo reseñado se vulneró el artículo 40 de la Carta Política en razón a que dichas irregularidades impidieron a un significativo número de egresados, ejercer el derecho al voto.

En lo referente al segundo cargo, recuerda el accionante quiénes son las autoridades electorales en el ente universitario de conformidad con lo establecido el Acuerdo 031 de 2004 y las funciones a ellas atribuidas. Precisa además, que los jurados deben tener en cada mesa el listado de votantes suministrado por el comité electoral. En ello radica la omisión del deber consagrado en el artículo 25 del citado acuerdo en razón a que la autoridad electoral no suministró el material electoral oportunamente en la mesa número 13 correspondiente a 149 egresados inscritos y facultados para votar.

Por su parte, la Universidad Surcolombiana destacó que el ente electoral encargado solucionó los inconvenientes presentados en las elecciones bajo los principios de la administración pública. Precisó que en la mesa de votación Nº 13 de la facultad de salud los votantes pudieron ejercer su derecho democrático, pues se allegó a tal mesa los listados definitivos dentro del horario establecido en el cronograma electoral.

Sobre la mesa de votación Nº 13 explicó que a las 5:25 p. m. del día de las elecciones se adicionó el listado inicial de egresados habilitados para votar por cuanto de 689 se aumentó a 838 electores. Concluyó que era improbable la modificación de resultados en la elección discutida y destacó que no existió queja alguna de egresado que se haya acercado a votar y no lo hubiese podido hacer, así como tampoco se presentó reclamación o recurso por el demandante sobre este punto, aunque estaba facultado para hacerlo de acuerdo con el artículo 35 del Acuerdo 31 de 2004 o estatuto electoral.

En efecto, en relación con la mesa Nº 13 asignada a la sede de la facultad de salud, se demostró(10) con la citada Acta Nº 03 y la constancia sobre escrutinio correspondiente, que: i) antes de iniciarse el certamen electoral se entregó a los jurados de votación un listado de los egresados habilitados para votar, con un total de 688 inscritos; relacionados de la siguiente manera: enfermería con una lista de 520 egresados; enfermería general con una lista de 37 egresados; formación universitaria de enfermería: 8 egresados; posgrados 123 egresados(11), ii) que a las 5:25 p. m. se adicionó el listado inicial con un boletín de 149 nuevos egresados facultados para votar; según consta en el acta de instalación que obra a folio 356 iii) a las 9:00 p. m. se cerró la mesa de votación. Al respecto, se encontró que en el acta de instalación de jurado de votación se dejó la siguiente constancia:

“Siendo las 5:25 p. m. se allegaron las listas de (149) personas que se inscribieron en la facultad de salud y por error no se allegaron oportunamente”(12).

La Sala destaca que en el artículo 25 del estatuto electoral prevé:

“ART. 25.—Listado de votantes. En cada mesa el jurado debe tener el listado de votantes suministrado por el comité electoral. El jefe de la oficina de registro y control suministrará los listados de estudiantes y egresados, y el jefe de la oficina de personal, los de docentes. Quien no aparezca en los listados correspondientes, no podrá votar”.

Teniendo en cuenta el deber del comité electoral de suministrar el listado completo a cada mesa de votación y la constancia transcrita con antelación es evidente que tal como lo advierte el demandante, la entrega en la mesa Nº 13 de la lista de egresados no fue oportuna, pues solo hasta las 5:25 p. m. del día de la elección se completó tal listado con todos los electores habilitados, sin que se haya dejado constancia alguna sobre la asistencia de alguno de los 149 electores, cuando no podían ejercer su derecho.

Empero, tal irregularidad por sí sola no es suficiente para configurar la nulidad de la elección, por cuanto bajo la misma filosofía del sistema de afectación proporcional o ponderada, que adoptó esta Sección desde el año 2008(13) para determinar la incidencia que pudieran tener irregularidades de afectación general en las elecciones, la Sala únicamente podría concluir la ilegalidad del acto acusado si matemáticamente se demostrara que el censo electoral tardíamente suministrado en verdad habría cambiado el resultado de los escrutinios.

Este sistema, adoptado por la corporación, permite preservar la eficacia del voto y colegir de una manera objetiva la incidencia de una irregularidad determinada en una concreta elección; por ello en esta oportunidad, partirá de tal tesis y en el caso concreto aplicará tal sistema con las variables que la hipótesis permite.

En efecto, el referido sistema en este evento permite su consideración bajo 3 variables:

La primera, para establecer el grado de incidencia que podrían tener los 149 votos de la lista que arribó a destiempo, se tomará la votación alcanzada por cada uno de los candidatos y junto al total de la votación válida, se calculará el porcentaje de participación frente al total; porcentaje que permitirá, a su vez, obtener la participación efectiva de cada una de esas opciones en los 149 votos que según el actor no se pudieron computar por haberse enviado mucho después del comienzo de la jornada electoral. Además, es preciso tener en cuenta que la votación total fue de 908 votos y no como equivocadamente se plasmó en el Acta Nº 03 donde al parecer al hacer la sumatoria de los votos obtenidos por cada uno de los aspirantes dio como resultado 967 votos:

En primer lugar tomamos el número de votos que obtuvo cada uno de los participantes:

1. Karol Mauricio Martínez Rodríguez 329 votos

2. Álvaro Jesús Castro Pizo 140 votos

3. Diego Fernando González Tafur 132 votos

4. Johan Steed Ortiz Fernández 284 votos

5. Votos en blanco 15 votos

6. Votos nulos 8 votos

Total votos 908

Para un porcentaje según la votación obtenida de:

1. Karol Mauricio Martínez Rodríguez 36.233%

2. Álvaro Jesús Castro Pizo 15.418%

3. Diego Fernando González Tafur 14.537%

4. Johan Steed Ortiz Fernández 31.277%

5. Votos en blanco 1.651%

6. Votos nulos 0.881%

Aplicando este porcentaje a cada uno de los candidatos a los 149 sufragantes, que en principio dejaron de hacerlo por el error cometido en el no envío oportuno de las listas completas y que por lógica no podrían atribuírsele a uno de los candidatos, se tendría que siguiendo la misma tendencia de la jornada electoral cada uno de los aspirantes habrían alcanzado la siguiente votación:

1. Karol Mauricio Martínez Rodríguez 54 votos

2. Álvaro Jesús Castro Pizo 23 votos

3. Diego Fernando González Tafur 22 votos

4. Johan Steed Ortiz Fernández 47 votos

5. Votos en blanco 2 votos

6. Votos nulos 1 voto

En este orden, y bajo la hipótesis de que si los resultados anteriores se sumaran a la votación que según los escrutinios oficiales conquistó cada uno de los candidatos, se tendría que:

1. Karol Mauricio Martínez Rodríguez 329 + 54= 383 votos

2. Álvaro Jesús Castro Pizo 140 + 23= 163 votos

3. Diego Fernando González Tafur 132 + 22 = 154 votos

4. Johan Steed Ortiz Fernández 284 + 47 = 331 votos

5. Votos en Blanco 15 + 2 = 17 votos

6. Votos Nulos 8 + 1 = 9 votos

Bajo la anterior proyección el resultado electoral sería el mismo, esto es que el vencedor conservaría una diferencia de 52 votos frente a su inmediato seguidor, lo cual además de concordar con la filosofía que inspiró la adopción del método de afectación proporcional, está de acuerdo con el propósito del principio de la eficacia del voto, consistente en resguardar la prevalencia de la votación mayoritaria, libre y legítima, y sobre todo con la lógica misma del comportamiento de los electores, pues ante el misterio que significa saber hoy por quiénes habrían votado esos 149 electores, lo más razonable y prudente es hacer la asignación con base en las preferencias electorales reflejadas en las urnas.

Una segunda variable sería que como se pudo constatar en la mesa 13 votaron 44 egresados de la siguiente manera

1. Karol Mauricio Martínez Rodríguez 4 votos

2. Álvaro Jesús Castro Pizo 9 votos

3. Diego Fernando González Tafur 16 votos

4. Johan Steed Ortiz Fernández 13 votos

Correspondiendo a un porcentaje en la mesa, según las votaciones obtenidas de:

1. Karol Mauricio Martínez Rodríguez 9.09%

2. Álvaro Jesús Castro Pizo 20.45%

3. Diego Fernando González Tafur 36.36%

4. Johan Steed Ortiz Fernández 29.54%

Según el porcentaje obtenido la votación que le correspondería a cada uno de los candidatos de los 149 egresados que dejaron de votar sería el siguiente:

1. Karol Mauricio Martínez Rodríguez 14

2. Álvaro Jesús Castro Pizo 30

3. Diego Fernando González Tafur 54

4. Johan Steed Ortiz Fernández 44

De acuerdo al número de votos que obtuvieron en la contienda electoral y bajo la hipótesis de sumar aquellos que probablemente hubieran haber obtenido tendríamos:

1. Karol Mauricio Martínez Rodríguez 329 + 14 = 343 votos

2. Álvaro Jesús Castro Pizo 140 + 30= 170 votos

3. Diego Fernando González Tafur 132 + 54 = 186 votos

4. Johan Steed Ortiz Fernández 284 + 44 = 328 votos

De acuerdo con las preferencias electorales y siguiendo la misma tendencia de aquella jornada, podemos concluir que en esta variable tampoco se afectaría el resultado electoral por cuanto los votos que habrían obtenido cada uno de los candidatos, siguen conservando la diferencia entre ellos y el que obtuvo la mayor votación.

Como una tercera variable tendríamos los porcentajes normales de abstencionismo de los egresados, que ordinariamente se presentan en dichas elecciones.

Sobre este tópico, obra en el plenario certificación expedida por el secretario general de la Universidad Surcolombiana en respuesta al derecho de petición presentado por el aquí demandado, en el que informa que el número de egresados inscritos o aptos para votar en las elecciones del 31 de mayo de 2012 es de 12.947 egresados (fl. 236). De igual manera manifiesta que el número de sufragantes para dicha elección fue de 967, (en realidad la Sala constató que fueron 908 votos en total) votantes, realizadas las operaciones aritméticas se obtuvo que el porcentaje de abstencionismo en dichas elecciones para escoger al representante de los egresados fue del 92.9% y de participación del 7.1%.

Según los porcentajes obtenidos, tenemos que de los 149 votantes aptos para votar y que no habían sido enviados en el primer listado, el 92.9% no lo habrían hecho, esto es 138 egresados no habrían votado, según la alta tasa de abstencionismo; los 11 restantes que equivalen al 7.1% bajo el supuesto que todos votaran por el demandante, tampoco habría afectado el resultado de las elecciones por cuanto la diferencia de votos entre los dos aspirantes era de 45, por lo que en consecuencia el señor Karol Mauricio Martínez Rodríguez, habría seguido conservando el primer lugar.

De otra parte, si bien al momento de iniciar la jornada electoral los jurados de votación tenían un listado con 688 personas habilitadas para votar, y luego, de oficio se advirtió que dicho listado debería complementarse con 149 personas, lo cierto es que en sede jurisdiccional no se acreditó que realmente ello hubiese impedido o limitado la participación de los electores, adicionalmente como se demostró de las operaciones aritméticas realizadas con observancia del porcentaje de los votos obtenidos por cada uno de los aspirantes a dicha contienda electoral, que de haber sufragado la totalidad de dicha lista el resultado electoral no habría cambiado, tal como se demostró y en consecuencia la diferencia de sufragios por ellos obtenidos, se habría conservado.

Conforme a los planteamientos realizados, en búsqueda de encontrar una decisión que consulte los principios de justicia y equidad, se concluye que los cargos analizados no tienen vocación de prosperidad.

Tercer cargo:

Falta de competencia del rector para reglamentar el proceso de elección

El accionante señaló que el rector de la Universidad emitió la Resolución 057 de 11 de abril de 2012, sin competencia. Calificó de irregular el acto de convocatoria a elecciones porque, según su criterio, el rector solamente podía convocar y fijar el cronograma del proceso electoral, pero no regular el procedimiento como lo hizo expresamente en los artículos 10, 11, 12, 13 y 14. Además, solicitó la aplicación del precedente jurisprudencial fijado el 16 de septiembre de 2010, por parte de la Sección Quinta en el proceso con Radicado 11001032800020100000400.

El demandado consideró que reproducir en la resolución cuestionada los procedimientos electorales generados en acuerdos previos por el consejo superior, no vició el acto de convocatoria y por lo mismo, el representante legal de la Universidad Surcolombiana actuó dentro del marco de sus facultades.

Para la Sala es claro que aunque este acto de convocatoria no se demandó, hace parte integral de la actuación administrativa electoral que terminó con la elección atacada, por lo que corresponde examinar el vicio alegado pues si bien es cierto como de manera pacífica y reiterada lo ha señalado esta Sección, es el acto final y no uno previo o intermedio el que debe impugnarse no puede impetrarse la nulidad de tales actos administrativos electorales, en forma autónoma sino impugnando directamente la nulidad de la declaratoria de la elección, aunque los vicios de nulidad se prediquen de tales actos previos o de trámite electoral.

En efecto, debe precisar la Sala que en el proceso administrativo electoral se profieren dos clases de actos administrativos a saber: los actos “de contenido electoral” que la jurisprudencia del Consejo de Estado define: “como aquellas manifestaciones de voluntad administrativa que se dictan en desarrollo de la legislación electoral, en orden a perfeccionar el proceso y la organización electorales para asegurar que las votaciones traduzcan la expresión libre, espontánea y auténtica de los ciudadanos y que los escrutinios sean reflejo exacto de los resultados de la votación del elector expresada en las urnas, y a los ciudadanos el derecho de organizarse en partidos y movimientos políticos, en los términos de la Constitución y la ley, y ejercer a través de ellos sus derechos”(14) (negrilla fuera de texto), y los actos electorales, que corresponden a aquellos que declaran la elección.

Los actos “de contenido electoral” por su relación con el proceso pueden tener el carácter de simple actos de trámite o preparatorios o alcanzar el de actos definitivos.

Si bien la convocatoria a elecciones tiene el carácter de acto “de contenido electoral”, no puede calificarse como definitivo, pues no pone fin a la correspondiente actuación administrativa, de allí que un acto “de contenido electoral” simplemente de trámite, es susceptible de control de legalidad mediante el ejercicio de la acción de nulidad electoral, en cuanto se impugne junto con el que declara la elección.

Ahora, la convocatoria constituye un acto preparatorio o de trámite que debe cumplirse o agotarse para la producción del acto administrativo definitivo que declaran la elección. De allí que, las irregularidades que recaigan sobre aquel puede generar la nulidad del acto definitivo.

Al respecto, la Sala de manera reiterada y uniforme ha dicho:

“Ello no obsta para que el juez de lo contencioso administrativo conozca de estos [refriéndose a los actos de trámite], cuando la irregularidad está en ellos, y será noticiado a través de la argumentación que el interesado desarrolle en el concepto de violación, cuyo fin último es quebrar la presunción de legalidad del acto de elección, acusación que puede provenir del propio acto de designación o de aquellos que convergen en su nacimiento, como puede acontecer con los actos que integran las ternas”(15).

Así las cosas, se tiene que el artículo 64 de la Ley 30 de 1992 “Por la cual se organiza el servicio público de la educación superior” dispone que el consejo superior universitario es el máximo órgano de dirección y gobierno de la universidad y en principio, en él reposa la competencia general para disponer y regular todo lo atinente a las políticas y menesteres de la institución y en virtud de tal mandato ese cuerpo, en ejercicio de sus competencias, profirió el Acuerdo 075 de 1994 o estatuto general, en el que sobre la naturaleza y funciones propias del órgano superior de dirección y del rector, señaló:

“Acuerdo 075 del 07 de diciembre de 1994 - estatuto general Universidad Surcolombiana” (…)

ART. 18—“El consejo superior universitario es el máximo órgano de dirección y gobierno en la universidad y estará integrado por: (…)

ART. 24.—“Son funciones del consejo superior universitario: (…) 3º Expedir o modificar los estatutos y reglamentos de la Institución”.

“ART. 27.—Modificado. Acuerdo 015 del 14 de abril de 2004, artículo 1º. El artículo 27 del estatuto general de la Universidad Surcolombiana quedará así: El rector es el representante legal y primera autoridad ejecutiva de la universidad. Será designado por el consejo superior universitario y es el responsable de la dirección académico-administrativa, de acuerdo con lo consagrado en el estatuto general de la institución”.

“ART. 31.—Son funciones del rector: (…)

9. Convocar la elección de profesores, estudiantes, y demás miembros que de conformidad con las normas legales y estatutarias deben hacer parte de los cuerpos colegiados de la universidad. (…)

18. Adoptar procedimientos apropiados de planeación, programación, dirección, ejecución, evaluación y control de las actividades de la universidad en concordancia con las políticas aprobadas por el consejo superior.”(…)

Del anterior tenor literal es palmario que el representante legal de la universidad solamente se encuentra facultado para convocar a elecciones y determinar su programación, pero, no para crear, cambiar o suprimir las reglas electorales aprobadas por parte del consejo superior en los estatutos o en sus modificaciones, pues tal potestad solamente compete al consejo superior universitario.

En efecto, de conformidad con lo establecido en el artículo 24 numeral 3º del Acuerdo Superior 075 de 1994, el consejo superior tiene la facultad de expedir o modificar los estatutos y reglamentos de la Institución y fue en cumplimiento de esta atribución que la mencionada instancia de la Universidad Surcolombiana expidió el estatuto electoral, contenido en el Acuerdo 031 de 2004.

Aunque la formulación del cargo fue genérica la Sala procede a realizar una comparación entre el acto de convocatoria de elecciones y las disposiciones emitidas por el consejo superior, para determinar si hubo arbitrariedad o extralimitación por parte del rector al expedir tal resolución.

Los artículos 1º, 12 y 14 de la Resolución Rectoral 057 de 2012 que convocó a elecciones, resultan eminentemente de competencia del representante legal de la universidad de acuerdo con los numerales 9º y 18 del artículo 31 del estatuto general, por cuanto tiene atribución para convocar a elecciones de profesores, estudiantes y demás miembros que deban hacer parte de los cuerpos colegiados, además de adoptar los procedimientos necesarios, como en este caso, para la inscripción y elección de representante de los egresados.

En los artículos 2º al 11 y el 13 del acto de convocatoria a elecciones, se trascriben las disposiciones que el consejo superior universitario reguló sobre los asuntos correspondientes y se adoptan ciertos procedimientos apropiados de planeación, ejecución y control de las actividades electorales de la universidad en concordancia con las políticas aprobadas por el consejo superior. A continuación realizaremos un parangón entre la resolución rectoral y las disposiciones proferidas por el consejo superior para determinar si en verdad el rector de la universidad se tomó atribuciones que no le correspondían, veamos:

Resolución Rectoral 057Disposiciones consejo superior universitario
ART. 2º—Para ser representante de los egresados ante el consejo superior universitario se requiere:

1. Tener título de formación profesional o de postgrado, en alguno de los programas propios ofrecidos por la Universidad Surcolombiana.
2. Certificar como mínimo un (1) año de experiencia laboral o académica, luego de obtenido el título profesional.
3. No tener vínculo laboral o contractual con la universidad.
4. No haber sido condenado en cualquier época por sentencia judicial a pena privativa de la libertad, excepto por delitos políticos o culposos, salvo que estos hayan afectado el patrimonio del Estado; no haber sido excluido del ejercicio de una profesión; sancionado fiscal o disciplinaria, ni encontrarse en interdicción.

5. No haber sido sancionado disciplinariamente en su calidad de estudiante de pregrado y/o postgrado por falta grave o gravísima.
6. No estar afectado por impedimentos, inhabilidades e incompatibilidades establecidas por la ley y los estatutos de la universidad.
PAR.—Para la inscripción en la elección de egresados, cada uno de los candidatos, deberá presentar los siguientes documentos en original y copia, debidamente foliados:
1. Hoja de vida.
2. Dos fotografías recientes, tamaño cédula.
3. Fotocopia de la cédula de ciudadanía o el pasaporte.
4. Certificados de antecedentes disciplinaria expedido por la Procuraduría General de la Nación con fecha no superior a tres (3) meses.
5. Certificado vigente de antecedentes judiciales expedido por el DAS.
6. Certificado de antecedentes fiscales expedido por la Contraloría General de la República.
7. Certificados de experiencia.
De conformidad con lo establecido en el artículo 1º del Acuerdo 008 de 2006, el cual modificó el artículo 21 del Acuerdo 075 de 1994 - estatuto general de la Universidad Surcolombiana:
El representante de los egresados ante el consejo superior universitario será elegido por votación directa, secreta y universal, en fórmula principal y suplente, por los egresados de programas propios de pregrado y postgrado de la Universidad Surcolombiana, en la forma prevista en el estatuto electoral.
PAR. 1º—Tiene la calidad de egresado quien ha concluido el ciclo de estudios previsto, conforme lo establece el manual de convivencia estudiantil.
PAR. 2º—El representante de los egresados ante el consejo superior universitario, deberá cumplir con los requisitos que establece el estatuto electoral.
Artículo 2º del Acuerdo 009 del 10 de febrero de 2006. Para ser representante de los egresados ante el consejo superior universitario se requiere:
1. Tener título de formación profesional o de postgrado, en alguno de los programas propios ofrecidos por la Universidad Surcolombiana.
2. Certificar como mínimo un (1) año de experiencia laboral o académica, luego de obtenido el título profesional.
3. No tener vínculo laboral o contractual con la universidad.
4. No haber sido condenado en cualquier época por sentencia judicial a pena privativa de la libertad, excepto por delitos políticos o culposos, salvo que estos hayan afectado el patrimonio del Estado; no haber sido excluido del ejercicio de una profesión; sancionado fiscal o disciplinaria, ni encontrarse en interdicción.
5. No haber sido sancionado disciplinariamente en su calidad de estudiante de pregrado y/o postgrado por falta grave o gravísima.
6. No estar afectado por impedimentos, inhabilidades e incompatibilidades establecidas por la ley y los estatutos de la universidad.
PAR.—Para la inscripción en la elección de egresados, cada candidato, deberá presentar los siguientes documentos en original y copia, debidamente foliados:
1. Hoja de vida.
2. Dos fotografías recientes, tamaño cédula.
3. Fotocopia de la cédula de ciudadanía o el pasaporte.
4. Certificados de antecedentes disciplinaria expedido por la Procuraduría General de la Nación con fecha no superior a tres (3) meses.
5. Certificado vigente de antecedentes judiciales expedido por el DAS.
6. Certificado de antecedentes fiscales expedido por la Contraloría General de la República.
7. Certificados de experiencia.
Artículo 1º del Acuerdo 008 de 2006, el cual modificó el artículo 21 del Acuerdo 075 de 1994 - estatuto general de la Universidad Surcolombiana:
El representante de los egresados ante el consejo superior universitario será elegido por votación directa, secreta y universal, en fórmula principal y suplente, por los egresados de programas propios de pregrado y postgrado de la Universidad Surcolombiana, en la forma prevista en el Estatuto Electoral.
PAR. 1º—Tiene la calidad de egresado quien ha concluido el ciclo de estudios previsto, conforme lo establece el manual de convivencia estudiantil.
PAR. 2º—El representante de los egresados ante el consejo superior universitario, deberá cumplir con los requisitos que establece el estatuto electoral.
ART. 3º—Para ser representante de los profesores ante el comité de selección y evaluación docente, se requiere:
a) Tener una vinculación como docente en la Universidad Surcolombiana no inferior a tres (3) años).
b) Estar al menos en la categoría de asociado.
c) Poseer resultados en la última evaluación docente igual o superior a 80%.
Parágrafo 3º del artículo 2º del Acuerdo 038 del 18 de junio de 2010. Para ser representante de los profesores ante el comité de selección y evaluación docente, se requiere:
a) Tener una vinculación como docente en la Universidad Surcolombiana no inferior a tres (3) años).
b) Estar al menos en la categoría de asociado.
c) Poseer resultados en la última evaluación docente igual o superior a 80%.
ART. 4º—Para ser representante de los estudiantes ante el comité de selección y evaluación docente, se requiere:
a) Ser estudiante regular de la universidad.
b) Tener un promedio ponderado igual o superior a tres punto ocho (3.8) durante la carrera o programa académico.
c) Haber aprobado mínimo 36 créditos.
d) Estar a paz y salvo con la universidad.
Parágrafo 4º del artículo 2º del Acuerdo 038 del 18 de junio de 2010. Para ser representante de los estudiantes ante el comité de selección y evaluación docente, se requiere:
a) Ser estudiante regular de la universidad.
b) Tener un promedio ponderado igual o superior a tres punto ocho (3.8) durante la carrera o programa académico.
c) Haber aprobado mínimo 36 créditos.
d) Estar a paz y salvo con la universidad.
ART. 5º—Para ser representante de los estudiantes ante los consejos de facultad, se requiere:
a) Ser docente de la Universidad Surcolombiana.
b) Ser elegido por el cuerpo profesoral.
Acuerdo 071 de 1984. Para ser representante de los estudiantes ante los consejos de facultad, se requiere:
a) Ser docente de la Universidad Surcolombiana.
b) Ser elegido por el cuerpo profesoral.
ART. 6º—Para ser representante de los estudiantes ante los consejos de facultad se requiere:
a) Ser estudiante de la universidad con matrícula vigente.
b) Ser elegido mediante votación directa, universal y secreta por los estudiantes para un periodo de dos (2) años).
Artículo 8º del Acuerdo 025 de 2004 y Acuerdo 049 de 2004. Para ser representante de los estudiantes ante los consejos de facultad se requiere:
a) Ser estudiante de la universidad con matrícula vigente.
b) Ser elegido mediante votación directa, universal y secreta por los estudiantes para un período de dos (2) años).
ART. 7º—Para ser representante de los profesores ante los consejos de facultad se requiere:
a) Ser profesor escalafonado de tiempo completo o medio tiempo de la respectiva facultad.
b) Ser elegido por el profesorado de la misma facultad, mediante votación directa, universal y secreta para un periodo de dos (2) años.
Artículo 8º del Acuerdo 025 de 2004. Para ser representante de los profesores ante los consejos de facultad se requiere:
a) Ser profesor escalafonado de tiempo completo o medio tiempo de la respectiva facultad.
b) Ser elegido por el profesorado de la misma facultad, mediante votación directa, universal y secreta para un período de dos (2) años.
ART. 8º—Para ser representante de los egresados ante los consejos de la facultad se requiere:
a) Ser egresado de la respectiva facultad.
b) Ser elegido por los egresados de la misma facultad.
Artículo 8º del Acuerdo 025 de 2004 y artículo 2º del Acuerdo 009 del 10 de febrero de 2006. Para ser representante de los egresados ante los consejos de la facultad se requiere:
a) Ser egresado de la respectiva facultad.
b) Ser elegido por los egresados de la misma facultad.
ART. 9º—Para ser representante de los docentes ante el comité de asignación de puntaje —CAP— se requiere:
a) Ser profesor asociado o titular.
b) Ser elegido por elección popular entre los docentes de carrera de la Universidad Surcolombiana.
Artículo 13º del Acuerdo 019 de 2003. Para ser representante de los docentes ante el comité de asignación de puntaje —CAP— se requiere:
a) Ser profesor asociado o titular.
b) Ser elegido por elección popular entre los docentes de carrera de la Universidad Surcolombiana.
ART. 10.—Quienes aspiren a las respectivas representaciones deberán inscribirse ante la secretaría general, en fórmula de principal y suplente, en los siguientes días 23, 24, 25, 26, 27 y 30 de abril de 2012, en el horario de 8:00 a. m. a 12:00 m. y 2:00 p. m. a 6:00 p. m.
PAR. 1º—La fórmula de principal y suplente deberá realizar la inscripción de manera personal, presentando su documento de identificación, para lo cual diligenciará el formato dispuesto al efecto y con ella adjuntará una foto tamaño cédula para el tarjetón.
PAR. 2º—Un mismo representante estamentario no podrá ser elegido ni podrá ejercer su representación en más de una instancia de dirección, consejo o comité, excepto si se trata de integrar el comité electoral.
Artículo 2º, inciso tercero del artículo 13º, e inciso segundo del artículo 16º del estatuto electoral.
La inscripción de candidatos será en fórmula de principal y suplente en las fechas determinadas por la convocatoria ante el secretario general de la universidad.
Un mismo representante estamentario no podrá ser elegido ni podrá ejercer su representación en más de una instancia de dirección, consejo o comité, excepto si se trata de integrar el comité electoral.
ART. 11.—Participación estamentaria. Podrán participar en la elección de sus representantes estamentarios quienes se hayan inscrito previamente conforme al cronograma de elección.Artículo 15º del Acuerdo 009 de 2006. Podrán participar en la elección de sus representantes estamentarios quienes se hayan inscrito previamente conforme al cronograma de elección.
ART. 13.—Quienes sean elegidos para las representaciones a que hace alusión el artículo 1º de la presente resolución tendrán un período de dos (2) años, contados a partir de la fecha de su posesión.
PAR. 1º—Las fórmulas elegidas para los estamentos indicados en esta resolución tomarán posesión de la representación una vez finalice el período del actual presentante. En el evento que dicho período ya se encuentre vencido o el representante haya renunciado tomará posesión una vez homologado el resultado final de la presente convocatoria, conforme a la parte motiva de la presente resolución.
Artículo 13 del estatuto electoral o Acuerdo 031 de 2004. Elección de representantes estamentarios. Los representantes de los profesores, estudiantes, egresados y empleados de la universidad en los órganos de dirección, consejos o comités en los que reglamentariamente se haya establecido su participación serán elegidos por su respectivo estamento en fórmula de principal y suplente para un período de dos años contados a partir de su posesión.

 

Hecha la anterior comparación se concluye que el rector de la universidad al convocar las elecciones no transgredió sus competencias, pues simplemente recopiló en el acto estudiado las disposiciones que sobre la materia había proferido el consejo superior de la universidad, en consecuencia, la Resolución Rectoral 057 de 2012 no reguló, ni reglamentó el procedimiento para la elección de los representantes de los egresados ante el consejo superior universitario. Para la Sala la convocatoria simplemente reprodujo (sin crear, suprimir o modificar) las condiciones, requisitos y procedimientos necesarios para participar en el evento electoral.

En cuanto a la solicitud del demandante a que se le aplique lo resuelto en el fallo dictado en el proceso con Radicado 11001032800020100000400 actor José Duván Correa contra la Universidad de la Amazonía, se precisa que dicha sentencia no resulta aplicable al asunto en estudio por cuanto en aquel fallo se verificó que el rector además de convocar a elecciones para representante de los egresados ante el consejo superior universitario; reglamento los requisitos de los aspirantes, el período del elegido, las fechas de inscripción de candidaturas y de elección, la organización, preparación, jurados y mesas; sobre las funciones de la comisión electoral, el tarjetón, la expedición de listados, regulación de propaganda, resultados y actas, escrutadores, la notificación y la publicidad del proceso de elección, cuya función, reposa en el consejo superior universitario. El rector solo puede presentar proyecto de reglamento para la elección de representantes y es el consejo quien lo apruebe, facultad que dista evidentemente de reglamentar directamente una elección como ocurrió en ese caso, mientras por lo contrario, en el asunto que ocupa nuestra atención, no se presentó tal usurpación de competencias por parte del rector de la Universidad Surcolombiana, por cuanto como se demostró solo se limitó a reproducir literalmente lo establecido por el consejo superior, sin que el rector hubiera creado requisitos adicionales o modificado los ya existentes en el estatuto electoral del alma máter.

Por todo lo anterior, el tercer cargo no está llamado a prosperar.

Cuarto cargo

Falta de competencia del comité electoral para ordenar la suspensión de listados el mismo día de la jornada de votación

La parte actora manifestó que “en verdad, en este cargo no se discutirá la validez o no del argumento expuesto por el comité electoral para ordenar la suspensión de dichos listados. Lo que sí será objeto de reproche es la falta de previsión y eficiencia de las autoridades electorales para prever dicha situación” de lo se puede deducir que tal como lo reconoce el demandante el procedimiento se cumplió en observancia de la competencia atribuida al comité electoral sin que cuestionara la legalidad de las razones en que se basó la actuación administrativa, razón por la cual su actuación no quebranta la presunción de legalidad que ampara sus actos, por lo que no admite juicio de validez electoral. No obstante, la censura que plantea el actor se escapa del ámbito de competencia de esta corporación como quiera que se trata de examinar la conducta de los integrantes de la mencionada instancia, por una posible falta de previsión y eficiencia, que podría ser analizada en el derecho sancionatorio disciplinario.

No obstante lo señalado y con el ánimo de demostrar la legalidad del procedimiento cumplido por los jurados de votación, ha de precisarse lo siguiente:

En relación con la acusación que en las sedes de Pitalito y Garzón el comité electoral notificó la suspensión de los listados de egresados del programa de licenciatura en educación básica primaria y que los jurados de votación procedieron a anular votos, tenemos de conformidad, con la normatividad aplicable lo siguiente:

Que el comité electoral de la Universidad Surcolombiana se encuentra facultado para organizar y coordinar los procesos electorales internos y velar por el cumplimiento de las normas en la materia.

En el presente asunto el comité electoral reformó las listas de votantes habilitados para sufragar, iniciadas las elecciones, para dar cumplimiento estricto al artículo 21 del estatuto general de la Universidad Surcolombiana, es decir actuó dentro del marco de su competencia (arts. 4º y 6º del Estatuto Electoral).

La anulación de votos por pertenecer a programas en convenio con otras universidades en la elección del representante de egresados ante el consejo superior es el simple reflejo de la plena aplicación del ordenamiento jurídico de la universidad.

Así habiéndose demostrado que votaron personas que no tenían el derecho de hacerlo ante la imposibilidad de determinar cuál fue el voto de cada uno de ellos y su sentido, así como en razón de no tener como votantes a quienes por expresa disposición no podían serlo, en virtud del carácter secreto del voto, se actúo de la única manera posible para corregir el vicio, esto es excluyendo al azar el mismo número de votos al de votantes no habilitados, solución que también ha sido propuesta por el código electoral para las elecciones de carácter popular.

En efecto, según consta en las actas de escrutinio, en las mesas se obró así:

Mesa 16:

“Se anularon 7 votos, teniendo en cuenta el comunicado recibido a las 4:20 p. m.” (fl. 83).

Mesa 17:

“En virtud de existir 3 votos de programas en licenciatura en educación básica primaria y teniendo en cuenta el comunicado de fecha 31 de mayo de 2012 suscrito por Efraín Hoyos, presidente, y Bleiner Solano, representante de egresados ante el comité electoral se procedió a escoger tres (3) votos al azar y quemarlos (fl. 417)”.

Efectivamente los egresados de programas adscritos como lo son los de educación básica primaria no están facultados para participar en dicha elección; por cuanto no son egresados de la universidad en estricto sentido, es por ello que el comité electoral al tener como función la de velar por el cumplimiento de las normas de su materia, era el competente para ordenar la suspensión de listas de votantes no habilitados, pues de lo contrario, se alteraría la realidad electoral al tener como votantes, a quien la propia universidad no le otorga dicha calidad.

De otro lado, analizado el caso dada la perspectiva del principio de la eficacia del voto, la legalidad de la elección ocupada tampoco resultaría afectada puesto que el número total de votos dejados de computar (mesa Nº 16(16) ubicada en el municipio de Garzón 7 votos y mesa Nº 17(17) ubicada en la sede de Pitalito 3 votos) no tendría ninguna incidencia en la misma, ya que esos 10 votos excluidos es un número irrelevante frente al total de sufragios que definieron la elección y por lo mismo no modificarían el resultado del escrutinio, puesto que el candidato electoKarol Mauricio Martínez Rodríguez obtuvo 329 votos, mientras que el señor Johan Steed Ortiz Fernández, quien lo siguió en votación, alcanzó 284 votos.

Por lo anterior, esta Sala considera que el acto de elección de los representantes de los egresados ante el consejo superior de la Universidad Surcolombiana se encuentra ajustada a derecho.

Así, a esta Sala de Decisión no le resta sino continuar resguardando la presunción de legalidad de los actos electorales acusados, y en tal virtud denegará las pretensiones de la demanda.

III. La decisión

Con fundamento en lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. DENEGAR las pretensiones de la demanda.

2. En firme este fallo archívese el expediente.

Notifíquese y cúmplase».

(5) A folios 348 al 351 del cuaderno principal reposa.

(6) A folios 390 al 395 del cuaderno principal.

(7) A folio 26 cuaderno principal.

(8) Folios 389 al 416 del cuaderno principal.

(9) Acta Nº 03 del comité electoral. Folio19 ibídem.

(10) Folios 71 al 74 del cuaderno principal.

(11) Acta Nº 03 del comité electoral. Folio19 ibídem.

(12) Constancia en el acta de instalación de jurado de votación. Folio 356 cuaderno principal.

(13) La Sala se refiere a la sentencia dictada el 22 de mayo de 2008, en los procesos acumulados: 110010328000200600119-00 (4060, 4068, 4069 y 4070). Demandante: Wilmer Fernando Mendoza Ramírez y otros. Demandado: representantes a la Cámara por el departamento de La Guajira. C. P. Filemón Jiménez Ochoa.

(14) Auto de 18 de julio de 1996, Radicado 1570.

(15) Sentencia de 6 de febrero de 2014, Radicado 250002331000-2011-00341-04.

(16) Folios 83 al 86 del principal.

(17) Folios 87 al 89 ibídem.