SENTENCIA 2012-00110/20429 DE FEBRERO 20 DE 2017

 

Sentencia 2012-00110/20429 de febrero 20 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 05001-23-33-000-2012-00110-01(20429)

Consejero Ponente:

Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Actor: Cooperativa de Consumo

Demandado: municipio de Medellín - Antioquia

Fallo

Bogotá, D. C., veinte de febrero de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «Consideraciones

1. Problema jurídico.

En los términos del recurso de apelación, y de acuerdo con el marco de competencia del ad quem, le corresponde a la Sección establecer, si para el año gravable 2008, existía base gravable sobre la cual calcular el impuesto de avisos y tableros.

2. El impuesto de avisos y tableros. Reiteración jurisprudencial(5). 

2.1. El impuesto de avisos y tableros se remonta al año 1913 cuando, mediante el artículo 1º literal k) de la Ley 97, se autorizó para la ciudad de Bogotá la creación de un tributo cuyo hecho generador era la “colocación de avisos en la vía pública, interior y exterior de coches de tranvía, estaciones de ferrocarriles, cafés y cualquier establecimiento público”.

La Ley 84 de 1915 hizo extensiva la autorización inicialmente conferida a la ciudad de Bogotá a todos los municipios del país.

2.2. Más tarde, la Ley 14 de 1983, “por la cual se fortalecen los fiscos de las entidades territoriales y se dictan otras disposiciones”, reguló en el artículo 37 el impuesto de avisos y tableros como complementario del impuesto de industria y comercio, con una tarifa de un quince por ciento (15%) sobre el valor de éste.

El artículo 37 de la Ley 14 de 1983 fue reproducido por el Decreto-Ley 1333 de 1986 “por el cual se expide el Código de Régimen Municipal” así:

Artículo 200. El impuesto de avisos y tableros, autorizado por la Ley 97 de 1913 y la Ley 84 de 1915 se liquidará y cobrará a todas las actividades comerciales, industriales y de servicios como complemento del impuesto de industria y comercio, con una tarifa de un quince por ciento (15%) sobre el valor de éste, fijada por los concejos municipales.

2.3. Como lo ha señalado la Sala(6), una lectura armónica de las anteriores disposiciones permite considerar que el impuesto de avisos y tableros, creado para gravar el uso del espacio público según lo previsto en la Ley 97 de 1913 no fue modificado en su esencia por la Ley 14 de 1983.

Cuando el artículo 37 de la Ley 14 de 1983 se refiere al impuesto autorizado por las leyes 97 de 1913 y 84 de 1915, no es otro que el previsto para gravar la colocación de avisos en las vías públicas o espacio público. Así, la modificación, estuvo dirigida a la forma de su recaudo y a la base gravable.

2.4. Con fundamento en las anteriores consideraciones, la Sala(7) ha precisado que i) el Impuesto de avisos y tableros tiene un hecho generador propio consistente en la colocación de avisos, tableros o vallas en la vía pública y ii) que es complementario del impuesto de industria y comercio, lo que significa que su recaudo y liquidación se hace con dicho tributo, pues el sujeto pasivo es el responsable del impuesto de industria y comercio.

Significa lo expuesto que el sujeto pasivo del tributo es la persona natural o jurídica en general que desarrolla una actividad comercial, industrial o de servicios, que usa el espacio público para difundir la buena fama o nombre comercial de que disfruta su actividad, su establecimiento o sus productos a través de los tableros, avisos o vallas.

2.5. El municipio de Medellín en el Acuerdo 057 de 2003(8) reguló el Impuesto de Avisos y Tableros. Sobre el hecho generador(9) dijo que está dado por la colocación efectiva de avisos y tableros en centros y pasajes comerciales, así como todo aquel que sea visible desde las vías de uso o dominio público y los instalados en los vehículos o cualquier otro medio de transporte; que el sujeto pasivo(10) son las personas naturales o jurídicas, que desarrollen una actividad gravable con el impuesto de Industria y Comercio y coloquen avisos para la publicación o identificación de sus actividades o establecimientos; la base gravable(11) será el total del impuesto de industria y comercio y la tarifa(12) será el 15% sobre el impuesto mensual de Industria y Comercio.

2.6. En relación con el impuesto de industria y comercio el Acuerdo 057 de 2003, en el artículo 31 fijó los elementos del tributo y, en su numeral 4º, se refiere a la base gravable así:

BASE GRAVABLE: El impuesto de industria y comercio se liquidará con base en los ingresos netos del contribuyente obtenidos durante el período gravable. Para determinarla se restará de la totalidad de los ingresos ordinarios y extraordinarios, las deducciones relativas a Industria y Comercio, beneficios tributarios y no sujeciones contempladas en los acuerdos y demás normas vigentes.

De acuerdo con lo expuesto la base gravable del impuesto de avisos y tableros corresponde al total del impuesto de industria y comercio, cuyo monto se determina al depurar de los ingresos ordinarios y extraordinarios, entre otros, los beneficios tributarios.

2.7. Por su parte el artículo 148 del Acuerdo 057 de 2003 establece que están exentas del impuesto de industria y comercio, entre otras entidades, las cooperativas.

Con fundamento en esa norma el municipio de Medellín, mediante la Resolución SH-17-0-0111 de 2004, reconoció a la demandante ese beneficio.

2.8. La Sección en sentencia del 17 de septiembre de 2014, Expediente 19584, C. P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas(13), se pronunció respecto a si la exención otorgada al impuesto de industria y comercio afecta la base gravable del impuesto de avisos y tableros.

“(…)

Según la norma transcrita, la totalidad de los ingresos de las cooperativas que estén constituidas según la legislación vigente y por un término de diez años, están exentos del impuesto de industria y comercio en el municipio de Medellín. Lo anterior implica que este tipo de contribuyentes liquidan una base gravable en cero como consecuencia de sustraer de los ingresos netos los beneficios tributarios, de tal forma que no tendrán impuesto a cargo, pues en ese supuesto no existirá una base sobre la cual aplicar la tarifa.

En relación con el impuesto de avisos y tableros el artículo 48 del Acuerdo 057 de 2003 reguló los elementos del tributo así:

(…)

La norma transcrita es clara en señalar que la base gravable del impuesto de avisos y tableros corresponde al total del impuesto de industria y comercio, de tal forma que si no se liquida un impuesto a cargo, tampoco existe base gravable sobre la cual se pueda calcular el impuesto de avisos y tableros.

En esas condiciones, y en atención a que para el periodo en discusión la demandante no determinó un impuesto de industria y comercio a su cargo por efecto del reconocimiento de una exención, el municipio de Medellín no podía calcular dicho tributo a efectos exclusivos de tenerlo como base gravable del impuesto de avisos y tableros, pues la norma local, en armonía con la Ley 14 de 1983, solo prevé una forma para determinar el impuesto de industria y comercio, esto es, la base gravable del impuesto de industria y comercio.

Así, el municipio demandado no estaba facultado para liquidar el impuesto de avisos y tableros a partir de una base gravable diferente a la dispuesta en el Acuerdo 057 de 2003, so pretexto de que el efecto que la exención que se le reconoció a la demandante estaba referida únicamente al impuesto de industria y comercio.

…”.

Por consiguiente, si la base gravable del impuesto de avisos y tableros es el total del impuesto de industria y comercio y si la contribuyente está exenta de ese impuesto, la base gravable del impuesto de avisos y tableros es cero (0) y, por tanto, el impuesto es cero (0).

2.9. Ahora, esta posición no vulnera los artículos 287 y 294 constitucionales, todo porque la Ley 14 de 1983 y el Acuerdo 057 de 2003, como quedó establecido, son claros en disponer que la base gravable del impuesto de avisos y tableros corresponde al total del impuesto de industria y comercio y, en dicho sentido, es la misma norma municipal, la que impide que la entidad territorial liquide ese tributo complementario en este caso.

Tampoco son de recibo los argumentos referidos a la falta de estudios de impacto fiscal al fijar la exoneración del impuesto de industria y comercio para las cooperativas y su incidencia en el de avisos y tableros, porque la administración no puede alegar su falta de previsión para desconocer la forma de determinar la base gravable del impuesto dispuesto en la norma local.

2.10. Con fundamento en las anteriores consideraciones, en el caso concreto, como a la demandante le fue otorgada exención sobre el impuesto de industria y comercio, asunto que no se discute, lo cual opera directamente sobre la base gravable de ese tributo, que arrojó un impuesto total de cero (0) pesos, suma sobre la cual se debe liquidar la tarifa del impuesto complementario de avisos y tableros, el impuesto de avisos y tableros es cero (0), como en efecto lo hizo la demandante en su denuncio tributario.

3. Condena en costas.

3.1. El tribunal, en la sentencia apelada, señaló: CUARTO: CONDENAR en costas a la parte demandada, conforme a los artículos 188 del CPACA, 392 del CPC, numeral 2º del artículo 19 de la Ley 1395 de 2010 y los acuerdos 1887 y 2222 de 2003, emanados de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura. Liquídense por secretaría. Se fijan las agencias en derecho, en primera instancia en veinte millones de pesos ($20.000.000).

3.2. En el recurso de apelación, la demandada solicitó que se le exonere de las costas a la que se le condenó en la sentencia del tribunal, petición a la cual debe accederse, por las siguientes razones:

3.3. El artículo 188 del CPACA remite al Código de Procedimiento Civil para la liquidación y ejecución de la condena en costas, remisión que debe entenderse, en la actualidad, al Código General del Proceso(14), que en su artículo 365 fija las reglas para tal efecto.

3.4. Para la Sala, atendiendo el tenor literal del 365 del CGP, en principio, la parte vencida en el proceso o en el recurso “tendría que ser condenada a pagar las costas de ambas instancias”. “Sin embargo, tal circunstancia está sujeta a la regla del numeral 8º, según la cual solo habrá lugar a condenar en costas cuando, en el expediente, aparezcan causadas y, siempre y cuando, estén probadas”(15), es decir, se reconoce como requisito específico para que haya lugar a la condena en costas que efectivamente se hayan causado y que la parte interesada haya aportado los medios de prueba idóneos que acrediten tal hecho(16).

3.5. En otras palabras, conforme con el artículo 188 del CPACA, cuando el juez disponga sobre la condena en costas, tendrá que consultar las reglas previstas en la norma en cita, dentro de las que se encuentra la número ocho (8) que prevé que “[s]olo habrá lugar a costas cuando en el expediente aparezca que se causaron y en la medida de su comprobación”.

3.6. En el caso sub examine, en esta instancia se le está dando la razón a la parte demandante [Cooperativa de Consumo], por lo que, en principio, la parte vencida demandada [municipio de Medellín], tendría que ser condenada a pagar las costas en ambas instancias [gastos o expensas del proceso y agencias del derecho]; sin embargo, como en el expediente no obra prueba que acredite que estas se causaron, no procede esta condena, por las razones expuestas en esta oportunidad.

Por lo anterior, la Sala revocara el numeral cuarto en cuanto condenó en costas a la parte demandada, en lo demás confirma la sentencia apelada.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. Por las razones expuestas, se REVOCA el numeral cuarto de la sentencia del 23 de mayo de 2013, proferida por el Tribunal Administrativo de Antioquia, en su lugar: Se niega la condena en costas.

2. CONFÍRMASE la sentencia apelada en lo demás.

3. DEVUÉLVASE el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

5 Si bien el Consejero Ponente salvó el voto en un caso similar [Exp. 2008-182-01 Nº Interno (18767)], en esta oportunidad acoge la posición mayoritaria adoptada por la Sala.

6 Sentencia del 6 de diciembre de 2006, C. P. Ligia López Díaz. Radicación 850012331000200301139 01 (15628).

7 Ibídem.

8 Estatuto tributario del municipio de Medellín, aplicable al año gravable 2008, periodo en el que se causa el hecho generador del gravamen.

9 Artículo 48 numeral 4º.

10 Artículo 48 numeral 2º.

11 Artículo 48 numeral 5º.

12 Artículo 48 numeral 6º.

13 En el mismo sentido se pronunció la Sala en la Sentencia 18673 del 28 de febrero de 2013, entre las mismas partes, por el año gravable 2004 y en la Sentencia 18767 del 18 de septiembre de 2014.

14 El artículo 306 del CPACA prevé: “Aspectos no regulados. En los aspectos no contemplados en este Código se seguirá el Código de Procedimiento Civil en lo que sea compatible con la naturaleza de los procesos y actuaciones que correspondan a la jurisdicción de lo contencioso administrativo”.

15 Cfr. la sentencia del 24 de julio de 2015, Radicado 20485, C. P. Martha Teresa Briceño de Valencia.

16 Cfr. la sentencia de esta Sección del 6 de julio de 2016, Radicado 20486, C. P. Jorge Octavio Ramírez Ramírez.