Sentencia 2012-00324 de marzo 27 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Rad.: 25000-23-26-000-2012-00324-01(PI)

Consejero Ponente:

Dr. Marco Antonio Velilla Moreno

Recurso de apelación contra la sentencia de 23 de abril de 2012, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca

Actor: Mónica Juliana Pacheco Orjuela

Bogotá, D. C., veintisiete de marzo de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «V. Consideraciones de la Sala

De conformidad con el parágrafo 2º del artículo 48 de la Ley 617 de 2000 y el artículo 1º, Sección Primera, numeral 5º del Acuerdo 55 del 5 de agosto de 2003, por medio del cual se modifica el reglamento del Consejo de Estado, expedido por la Sala Plena del Consejo de Estado, corresponde a esta Sala decidir la apelación interpuesta contra el fallo que negó la solicitud de pérdida de la investidura del edil por la localidad de Puente Aranda de Bogotá, señor César Henry Moreno Torres.

La causal en que se fundamenta la demanda es la consagrada en el numeral 3º del artículo 48 de la Ley 617 de 2000, que preceptúa:

“ART. 48.—Pérdida de investidura de diputados, concejales municipales y distritales y de miembros de juntas administradoras locales. Los diputados y concejales municipales y distritales y miembros de juntas administradoras locales perderán su investidura:

(…)

3. Por no tomar posesión del cargo dentro de los tres (3) días siguientes a la fecha de instalación de las asambleas o concejos, según el caso, o a la fecha en que fueren llamados a posesionarse.

(…)”

El tribunal decidió denegar las súplicas de la demanda por encontrar que la conducta endilgada al edil, resulta atípica frente a la causal de pérdida de investidura invocada por la demandante, toda vez que el numeral 3º del artículo 48 de la Ley 617 de 2000 se aplica exclusivamente a los diputados y concejales municipales y distritales, mas no a los ediles, y no es posible efectuar una interpretación extensiva o analógica de la misma.

La recurrente afirma que (i) la causal consagrada en el numeral 3º del artículo 48 de la Ley 617 de 2000 se aplica para diputados, concejales y miembros de las juntas administradoras locales, aun cuando en la causal 3 estas no hayan sido citadas y (ii) el Consejo de Estado en sentencia de 21 de noviembre de 2003, donde, al referirse a las causales de pérdida de investidura consagradas en los numerales 2º y 3º del artículo 48 de la Ley 617 de 2000, se indica que las mismas se aplican también a los ediles.

En el caso sub examine está demostrado que, en las elecciones de octubre de 2011, el señor César Henry Moreno Torres fue elegido como edil por la localidad de Puente Aranda de Bogotá para el período 2012-2015, según se observa en la copia autenticada del acta de escrutinio E-26 JAL(1) y de la lista de ediles electos(2), de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Igualmente, se encuentra acreditado que el referido edil se presentó a la sesión de la junta administradora local, realizada el 2 de enero de 2012, donde los ediles electos se posesionaron ante la correspondiente alcaldesa local.

Aparecen también en el expediente, copias tanto de la renuncia presentada por el señor César Henry Moreno Torres, como del acta de 2 de enero de 2004 que da cuenta de la posesión de los ediles.

En el acta citada se informa sobre la intervención del edil demandado quien manifiesta que ya se ha dado lectura a la renuncia por el presentada y que le gustaría que la aceptación de la renuncia la hiciera la corporación una vez los ediles hayan tomado posesión, pues dado que en ese momento legalmente no estaban habilitados, lo correspondiente era que una vez cumplido ese requisito procedieran a aceptar su renuncia, como efectivamente ocurrió.

En el presente caso observa la Sala que tal como lo ha sostenido esta Sección, la causal de pérdida de investidura consagrada en el numeral 3º del artículo 48 de la Ley 617 de 2000 no es aplicable a los ediles.

En efecto en providencia del 13 de agosto de 2009, que la Sala prohíja en esta ocasión, se precisó:

Reiteradamente ha dicho la corporación que la consagración de las causales de pérdida de investidura, dado su carácter prohibitivo, debe ser expresa y su interpretación estricta y que por lo tanto no es posible su aplicación extensiva o analógica.

La causal de pérdida de investidura endilgada por la actora expresamente señala que se incurre en ella por no tomar posesión del cargo dentro de los tres (3) días siguientes a la fecha de instalación de las asambleas o concejos, por lo que es evidente que solo se encuentra consagrada para los diputados y concejales, pues no menciona a las juntas administradoras locales para que se pueda aplicar también a sus ediles.

Como bien lo manifiestan el tribunal y el procurador delegado ante esta corporación, aun cuando el citado artículo 48 de la Ley 617 de 2000 se refiere a la pérdida de investidura de los diputados, los concejales y los ediles, el numeral 3º solo hace referencia a las asambleas o concejos, lo que significa que la voluntad del legislador fue no incluir a dichos ediles como sujetos de esta causal.

En efecto, pese a que el encabezado del artículo es general y aparentemente unifica las causales de pérdida de investidura para diputados, concejales y ediles, es necesario analizar cada una de ellas para determinar los sujetos pasivos con el objeto de no incurrir en interpretaciones extensivas.

(…)

Lo anterior no significa que si los ediles demandados incumplieron con las obligaciones pertinentes relacionadas con la fecha en que debió instalarse la junta administradora local de Los Mártires y la oportunidad en que debieron posesionarse, su conducta quede impune, porque para ello existen las acciones disciplinarias a que haya lugar; pero se repite, lo cierto es que la causal endilgada no se aplica a los ediles.

En cuanto a la sentencia que invoca la apelante, cabe anotar que, en ese caso particular correspondió a la Sala determinar si la causal prevista en el numeral 2º del artículo 48 de la Ley 617 de 2000 es aplicable a los miembros de las juntas administradoras locales y la referencia que allí se hace al numeral 3º del mencionado artículo, no implica que se haya realizado un análisis para determinar la aplicabilidad de este a los ediles, pues la demanda se fundó en la inasistencia en un mismo periodo de sesiones a cinco (5) reuniones plenarias o de comisión en las que se voten proyectos de ordenanza o acuerdo, según el caso y no en la falta de posesión del edil.

Consecuente con lo anterior, debe la Sala confirmar la sentencia apelada, que denegó la pérdida de la investidura del edil por la localidad de Puente Aranda de Bogotá, señor César Henry Moreno Torres.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia apelada.

Ejecutoriada esta providencia, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior sentencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala en la sesión la fecha».

(1) Folio 49 reverso del cuaderno principal.

(2) Folio 57 del cuaderno principal.