Sentencia 2012-00513/2315-2014 de septiembre 25 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA - SUBSECCIÓN A

Exp.: 05-001-23-33-000-2012-00513-01

Nº Interno: 2315-2014

Consejero Ponente:

Dr. William Hernández Gómez

Medio de control: Nulidad y restablecimiento del derecho

Demandante: Consuelo Eugenia Vélez Tobón

Demandado: Empresas Varias de Medellín ESP

Vinculada: Victoria Lucía Castrillón Villamizar

Ley 1437 de 2011

Sentencia O-113-2017

Bogotá, D. C., veinticinco de septiembre de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «VI. Consideraciones

1. Competencia.

De conformidad con el artículo 150 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo(9), el Consejo de Estado es competente para resolver el recurso de apelación interpuesto.

2. Problemas jurídicos.

Los problemas jurídicos que se deben resolver en esta instancia, se resumen en las siguientes preguntas:

1. ¿La Resolución 015 de 2 de mayo de 2012, por la cual, el gerente de las Empresas Varias de Medellín ESP., declaró insubsistente el nombramiento de la demandante en el cargo de directora administrativa, fue expedida con desviación de poder toda vez que la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar no reunía los requisitos para ser nombrada en su reemplazo?

En caso de respuesta negativa a la anterior pregunta, se deberá determinar dentro del cargo de desviación de poder, lo siguiente:

2. ¿Se presentó una indebida valoración de las pruebas, de las cuales se colige que con la declaratoria de insubsistencia del cargo de la demandante, previa la solicitud de renuncia por parte del Gerente General de las Empresas Varias de Medellín ESP, se desmejoró el servicio y obedeció a razones burocráticas?

3. ¿La hoja de vida de la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón es prueba suficiente para demostrar que con la expedición de la Resolución 015 de 2 de mayo de 2012, el Gerente de las Empresas Varias de Medellín ESP desbordó la proporcionalidad del ejercicio de la facultad discrecional que le confiere la ley?

2.1. Primer problema jurídico.

¿La Resolución 015 de 2 de mayo de 2012, por la cual, el gerente de las Empresas Varias de Medellín ESP., declaró insubsistente el nombramiento de la demandante en el cargo de directora administrativa, fue expedida con desviación de poder toda vez que la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar no reunía los requisitos para ser nombrada en su reemplazo?

Al respecto la Subsección sostendrá la tesis negativa, con base en los siguientes argumentos.

2.1.1. Límites constitucionales y legales para ejercer la facultad discrecional en la declaratoria de insubsistencia de los cargos de libre nombramiento y remoción.

Como lo ha señalado esta corporación en reiterada jurisprudencia(10), la regla general en el ejercicio de la función administrativa lo constituye el ingreso mediante el sistema de la carrera administrativa, tal como lo ha previsto el artículo 125 de la Constitución Política. No obstante lo anterior, hay eventos en los que la administración requiere cierta libertad para seleccionar y retirar a sus empleados en atención a la trascendencia de las funciones que desempeñan y el grado de confianza que se exige para ello.

En estos casos, ha sido prevista una excepción al sistema de la carrera administrativa para quienes sin haber superado las distintas etapas de un proceso de selección por méritos, ingresan al servicio público a desempeñar empleos con funciones de conducción u orientación institucional, de las cuales se requiere el más alto grado de confianza para su ejercicio.

Así las cosas, resulta razonable que quienes desempeñan este tipo de empleos no tengan que superar todas y cada una de las etapas que integran un proceso de selección por méritos toda vez que, se repite, el factor determinante en la provisión de estos cargos es la confianza que se predica directamente del ejercicio de las funciones de dirección u orientación institucional.

Sobre este particular, vale la pena señalar que es precisamente el grado de confianza que se exige para el desempeño de ese tipo de cargo lo que le permite al nominador disponer libremente su provisión y retiro, incluso sin que sea necesario expresar los motivos que lo llevan adoptar una u otra decisión.

En otras palabras, es claro que los actos de desvinculación de los funcionarios de libre nombramiento y remoción no necesitan de motivación, en la medida que la selección de este tipo de personal supone la escogencia de quien va a ocupar el cargo por motivos estrictamente personales o de confianza.

Bajo tal entendimiento, el artículo 41 de la Ley 909 de 2004, literal a) y parágrafo 2º, contempla la facultad discrecional de remover libremente a los empleados que ocupen un cargo de libre nombramiento y remoción.

Aunque de acuerdo con la norma la remoción de empleos de libre nombramiento y remoción es discrecional, cabe precisar que la regla y medida de la discrecionalidad de un instrumento como la declaratoria de insubsistencia es la razonabilidad. En otras palabras, la discrecionalidad es un poder en el derecho y conforme a derecho, que implica el ejercicio de los atributos de decisión dentro de límites justos y ponderados.

En concordancia con tal planteamiento, la jurisprudencia constitucional indicó que la discrecionalidad debe ser ejercida siempre dentro de parámetros de racionalidad, proporcionalidad y razonabilidad. En tal sentido, ha identificado(11) como límites para el ejercicio de dicha facultad, los siguientes: a) debe existir una norma de rango constitucional o legal que contemple la discrecionalidad expresamente, b) su ejercicio debe ser adecuado a los fines de la norma que la autoriza, y c) la decisión debe ser proporcional a los hechos que le sirven de causa.

Por su parte, el artículo 36 del CCA “vigente a la fecha de expedición del acto demandado” señala que en la medida en que el contenido de una decisión de carácter general o particular sea discrecional, debe ser “adecuada” a los fines de la norma que la autoriza, y “proporcional” a los hechos que le sirven de causa. Lo anterior supone que debe existir una razón o medida entre la realidad de hecho y el derecho que supone la verdad de los hechos y su conexidad con la decisión, se dice entonces, que la discrecionalidad tiene como medida la “razonabilidad”.

2.1.2. Declaratoria de insubsistencia del cargo de director administrativo, grado 17 de las Empresas Varias de Medellín ESP, que ocupaba la demandante.

En el presente caso no está en discusión que el cargo que desempeñaba la demandante, denominado director administrativo, grado 17 de las Empresas Varias de Medellín ESP.(12), es de libre nombramiento y remoción. Ello, se deduce de la Resolución 01 de 2009(13), expedida por el presidente de las Empresas Varias de Medellín ESP, que expresamente lo consagra en su artículo 2º.

Igualmente, es preciso señalar que a pesar de que el desempeño laboral de la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón en el cargo de Director Administrativo de las Empresas Varias de Medellín ESP, fue calificado por el gerente como se observa a folios 7 a 10, este hecho, per se, no modifica la naturaleza del cargo. Máxime, cuando no se probó que la demandante se encontrara inscrita en la carrera administrativa, lo cual, conlleva a que el acto de insubsistencia no debe contener una motivación expresa, aunque se presume fundamentado en el mejoramiento del servicio y el interés general.

2.1.3. De la desviación de poder alegada.

2.1.3.1. La falta de requisitos para ocupar el cargo de Directora Administrativa de las Empresas Varias de Medellín ESP, por parte de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar.

En el presente asunto se tiene que según la Resolución 01 de 2009(14), que contiene el manual de funciones y requisitos del cargo de director administrativo, expedida por el presidente de las Empresas Varias de Medellín ESP., los requisitos para el desempeño del cargo son los siguientes:

“[…] FORMACIÓN PROFESIONAL: Título Profesional en Derecho, Administración de Empresas, Ingeniería Administrativa o Industrial (Acreditar tarjeta Profesional).

ESPECIALIZADA: En áreas relacionadas con las profesiones requeridas para desempeñar el cargo.

EXPERIENCIA: 3 años en el ejercicio de la profesión. […]”.

Así mismo, en la citada resolución se señala que objetivo del cargo es “[…] Gestionar el desarrollo integral del talento humano, los riesgos y la administración de bienes y servicios orientados a facilitar el manejo eficiente de los procesos de la empresa […]”. Como funciones específicas entre otras: i) contralar el proceso administrativo de la entidad; ii) la dirección y ejecución de procedimientos en materia disciplinaria de la entidad; iii) liderar la gestión y manejo de talento humano, seguridad social, seguridad industrial, salud ocupacional y gestión ambiental de la entidad demandada.

A folios 381 a 443 obra la hoja de vida de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar de la cual se extrae lo siguiente:

Formación profesionalExperiencia
1. Título de Administrador de Negocios de la Universidad EAFIT (11 de diciembre de 1998) (fl. 402).
2. Especialista en Formulación y Evaluación de proyectos Públicos y Privados, Universidad de Medellín (1º de febrero de 2002). (fl. 406).
3. Especialista en Gerencia Estratégicas de Costos, Universidad EAFIT, 16 de marzo de 2007. (fl. 407).
4. Diplomado MBS, Manager Basic Subjects, materias básicas de administrador, 13 de agosto de 2008, Universidad de Antioquia. (fl. 408).
5. Diplomado en formación de negociadores del Centro de Educación continua CEC, 11 de junio de 2010, Universidad EAFIT. (fl. 409).
6. Diplomatura en desarrollo del potencial humano con la Programación Neurolingüística, 19 de noviembre de 2010, Universidad EAFIT. (fl. 410).
1. Del 25 de agosto de 1997 al 8 de junio de 2003, auxiliar en la división de costos y presupuestos de la Fábrica de Calcetines Crystal S.A. (f. 434).
2. Del 9 de junio de 2003 al 1 de agosto de 2004 en la empresa Invatex. (fl. 436).
3. Del 25 de agosto de 2004 al 25 de abril de 2005, Analista de costos e inventarios de Servicios Administrativos C.I HERMECO S.A. (fl. 435).
4. Del 29 de abril de 2005 al 31 de diciembre de 2005, Profesional universitario, código 340-4-10 adscrita a la Secretaría de Recurso Humano de la gobernación de Antioquia.
5. Del 1º de enero de 2006 al 20 de marzo de 2006, Profesional especializado, adscrita al despacho del gobernador de Antioquia.
6. Del 21 de marzo de 2006 al 24 de mayo de 2007, profesional especializado, código 22, grado 11 en el despacho del gobernador de Antioquia.
7. Del 25 de mayo de 2007 al 8 de abril de 2008, profesional especializado, código 222, grado 11, adscrito al despacho del secretario de la Secretaría de Hacienda de Antioquia.
8. Del 9 de abril de 2008 al 14 de octubre de 2008, profesional especializado código 222, grado 11, adscrito al despacho del gobernador de Antioquia.
9. Del 15 de octubre de 2008 al 21 de enero de 2010, profesional especializado código 222, grado 11, adscrito al despacho del gobernador de Antioquia.
10. Del 22 de enero de 2010 al 22 de enero de 2012, profesional especializado, código 222, grado 5, adscrito al despacho del gobernador de Antioquia.
11. Del 23 de enero de 2012 a la fecha de elaboración del certificado que obra a folio 411, profesional especializado, código 105, grado 01, adscrito al despacho del secretario de la secretaría de Educación de Antioquia.

De lo anterior se colige que la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar reúne los requisitos para desempeñar el cargo de Director Administrativo de las Empresas Varias de Medellín E.S.P., por lo siguiente:

i) Cuenta con la formación académica requerida toda vez que es profesional en Administración de negocios de la Universidad EAFIT.

En este punto, es procedente precisar que la administración de empresas fue reconocida como una profesión a nivel superior profesión a través de la Ley 60 de 1981, la cual, en su artículo 1º, señaló:

“[…] Entíendese por administración de empresas, la implementación de los elementos procesos encaminados a planear, organizar, dirigir y controlar toda actividad económica organizada para la producción, transformación, circulación, administración o custodia de bienes o para la prestación de servicios […]”3

A su vez, a través de la Ley 20 de 1988 se determinó la equivalencia entre la profesión de administración de empresas y de administración de negocios en cuanto a la definición, actividades, requisitos, sanciones, matrícula y título. En el presente asunto así lo certificó el Vicerrector de la Universidad EAFIT de Medellín a folio 442 del expediente.

Por tanto, el título de administración de negocios por Ley es equivalente(15) al de administración de empresas y por tanto, quien lo ostente cumple el requisito de formación profesional para el cargo de Director Administrativo de las Empresas Varias de Medellín E.S.P., y en esa medida, contrario a lo señalado por la parte demandante, no es necesario que específicamente se incluya dentro de los señalados requisitos.

ii) Acreditó especializaciones relacionadas con la profesión de administración de empresas y su equivalente de administración de negocios.

En efecto, se observa que revisada la página web de la Universidad de Medellín(16), la especialización en formulación y evaluación de proyectos públicos se encuentra dirigida a […] Profesionales con título de Economía, Administración de Empresas de todo tipo, Contaduría e Ingeniería; además, profesionales de otras áreas que certifiquen o demuestren experiencia en labores relacionadas con áreas afines al objeto de estudio de la especialización. […]

Así mismo, la especialización en Gerencia Estratégicas de Costos, Universidad EAFIT(17), hace parte del programa de administración de negocios y […] prepara a sus estudiantes en el conocimiento de la administración, y pretende desarrollar habilidades en las áreas estratégicas de la organización: mercadeo, finanzas, negocios internacionales y desarrollo humano […]

iii) Acreditó más de 3 años de experiencia en el ejercicio de la profesión.

Contrario a lo señalado por la demandante, de los certificados expedidos por la Secretaría de Gestión Humana y Desarrollo Organizacional de la gobernación de Antioquia(18) y por los gerentes de gestión humana de las diversas empresas donde laboró(19), se colige que desarrolló funciones relacionadas con la carrera de administración de empresas y administración de negocios, de acuerdo con lo señalado por la Ley 60 de 1981, anteriormente señalada.

En efecto, obsérvese que dichas funciones se encuentran relacionadas con la administración del talento humano, en cuanto a la actividad económica de los pensionados del departamento de Antioquia, a la planeación de programas y proyectos de carácter especial del Despacho del Gobernador de Antioquia y de la Secretaría de Educación del departamento de Antioquia. Así mismo, con el manejo integral de costos, de producción e inversión de proyectos en las diferentes empresas privadas donde laboró, las cuales guardan relación con las funciones desarrolladas en el cargo de Director Administrativo de las Empresas Varias de Medellín ESP.

iv) El argumento de la falta de acreditación de la tarjeta profesional no fue objeto de estudio en la sentencia de primera instancia; ello, en la medida que la demandante no cumplió con la carga de proponerlo en la demanda.

En efecto, se observa que en el escrito de la demanda(20) el cargo de la falta de los requisitos propuesto, se fundamentó en que: i) la Resolución 01 de 2009, anteriormente citada no permite la homologación de títulos académicos y sólo relaciona taxativamente las carreras de derecho, administración de empresas e ingenierías administrativa o industrial; ii) la especialización de costos no es afín al cargo de directora administrativa, sin hacer mención a la falta de la tarjeta profesional que echa de menos.

Por tanto, con base en el principio de congruencia y en aras del debido proceso y garantía del derecho de defensa y contradicción, no era procedente analizar dicho cargo en primera instancia, ni menos ahora en segunda, ya que ni la entidad demandada ni la tercera interesada tuvieron la oportunidad de controvertir este argumento en las etapas probatorias.

De igual manera, la demandante incumplió con la carga de probar sus afirmaciones en el proceso. En efecto, además de su dicho no aportó prueba alguna que lleve a la convicción plena de la Sala que al momento de nombramiento de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar en el cargo de Directora Administrativa de las Empresas Varias de Medellín ESP, esta no contaba con la tarjeta profesional requerida.

Recuérdese que conforme al artículo 167 del Código General del Proceso, la carga de la prueba corresponde a las partes, sin que en este asunto específico se hubiera discutido la imposibilidad de la parte demandante para aportar la prueba que se echa de menos o que impusiera el deber de invertir la carga hacia la entidad demandada. Es más, si se observa en la solicitud de pruebas tanto en primera como segunda instancia, la demandante no solicitó el decreto de prueba alguna para probar la falta del requisito.

En conclusión: La señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar, quien fue nombrada en reemplazo de la demandante como Directora Administrativa de las Empresas Varias de Medellín ESP, cumplía con los requisitos para ejercer dicho cargo, por tanto no está probado que la Resolución 015 de 2 de mayo de 2012, fue expedida con desviación de poder por su incumplimiento.

2.2. Segundo problema jurídico.

¿Se presentó una indebida valoración de las pruebas, de las cuales se colige que con la declaratoria de insubsistencia del cargo de la demandante, previa la solicitud de renuncia por parte del Gerente General de las Empresas Varias de Medellín ESP, se desmejoró del servicio y obedeció a razones burocráticas?

Al respecto, la Subsección sostendrá la tesis de que el acto de insubsistencia del cargo de la demandante aún se presume como expedido por razones de mejoramiento del servicio, con base en los siguientes argumentos.

En primero lugar, tal como lo ha señalado esta corporación(21) para desvirtuar la presunción de legalidad del acto de insubsistencia, a la parte demandante es a quien le corresponde allegar todos los elementos probatorios tendientes a acreditar que la medida adoptada no tuvo las finalidades anotadas.

No se desconoce que esta corporación(22) en algunas oportunidades ha invertido la carga de la prueba para demostrar el mejoramiento del servicio. No obstante, esta situación únicamente se presenta cuando la amplia trayectoria en el ejercicio del cargo y la eficiencia y excelencia en la prestación del servicio legitiman el derecho reclamado y obligan a la administración a probar dicha situación.

En este asunto la demandante aportó como pruebas para probar sus afirmaciones, las siguientes:

1. Certificados de antecedentes disciplinarios y fiscales, en los cuales, no le figuran sanciones(23).

2. Acta de posesión Nº 002 de 3 de marzo de 2009 en el cargo de Director Administrativa de la entidad demandada.(24)

3. Formato de evaluación de desempeño de los directivos y sub directivos de la entidad demandada, correspondiente a los años 2009 y 2010. En estos y frente a la demandante, se destacan como aspectos para mejorar: i) relaciones interpersonales y ii) estrategias corporativas(25).

4. Registros de entradas y salidas a las instalaciones de la Empresas Varias de Medellín(26).

5. Su hoja de vida, la cual contiene los soportes de los estudios realizados y de la experiencia profesional.(27)

6. De los testimonios, se extrae lo siguiente:

• Blanca Nubia Herrera(28), en su calidad de auxiliar administrativo de las Empresas Varias de Medellín E.S.P., manifestó que: i) conoce a la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón por razones de trabajo en la entidad demandada, toda vez que se desempeñó como su Secretaria; ii) la demandante le informó de la solicitud de renuncia por parte del gerente de la entidad demandada; iii) no conoce los motivos de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de la demandante; iv) el desempeño de esta en el cargo fue bueno, no obstante, con la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar la dirección administrativa siguió funcionando de igual manera y v) Las relaciones entre la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón con el gerente de Empresas Varias de Medellín E.S.P. eran buenas.

• Gabriel Jaime Ríos(29) en su calidad de auxiliar administrativo de la entidad demandada indicó que: i) la demandante cumplió con sus funciones, era una persona muy dedicada a su trabajo; ii) no conoce las razones de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de la demandante; iii) se enteró de la solicitud de renuncia por comentarios de pasillo; iv) con el nombramiento de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar el servicio se desmejoró, toda vez que el trabajo que realizaba como auxiliar administrativo empezó a ser contratado y eso hizo que el ambiente se volviera tenso con los trabajadores, y v) Su jefe directo no era la directora administrativa.

• Héctor Jaime Restrepo Álvarez(30) en su calidad de auxiliar operativo de la entidad demandada, manifestó: i) no conoce las razones de la declaratoria de insubsistencia del cargo de la demandante; ii) la demandante le comentó sobre la solicitud de la renuncia; iii) el gerente de la entidad atacaba a la demandante. Al ser preguntado por este aspecto, señaló que la señora Vélez Tobón en diversas ocasiones salió llorando de la gerencia, no obstante, no presenció directamente ningún maltrato; iv) No conoce de qué manera la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar ejerce su función, no obstante los requerimientos son atendidos, entre otros, por la Subdirectora de bienes y servicios de la entidad.

• Fredy Arley Cano(31), en su calidad de auxiliar administrativo de las Empresas Varias de Medellín, señaló: i) El retiro de la demandante se produjo por cambio de administración; ii) no le consta sobre la solicitud de la renuncia por parte del gerente, se enteró por comentarios; iii) no le consta si la demandante tenía algún tipo de inconvenientes personales o profesionales con el gerente de la entidad; iv) no dio razón del desmejoramiento del servicio, toda vez que al preguntársele por este aspecto, hizo mención a funciones desempeñadas por otros cargos de la dirección administrativa.

• Javier Zuluaga(32), en su calidad de técnico administrativo de la entidad demandada indicó: i) no le consta las razones de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de director administrativo que desempeñaba la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón; ii) no le consta la solicitud de renuncia por parte del gerente y iii) indicó que la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar le ha dado buena administración a la dirección que preside.

• Mauricio Loaiza(33), en su calidad auxiliar administrativo de la entidad señaló: i) no le constan las razones de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de la demandante; ii) no le consta la solicitud de renuncia por parte del gerente, se enteró por rumores; iii) no le consta el desmejoramiento del servicio con el nombramiento de la señora Victoria Lucía Castrillón, toda vez que no trabajó con ella.

• Elizabeth Silva(34), en su calidad de abogada de la entidad demandada manifestó: i) la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón desempeñaba sus funciones de manera adecuada; ii) la declaratoria de insubsistencia de su nombramiento se produjo por la facultad discrecional del gerente por ser un cargo de libre nombramiento y remoción; iii) por comentarios se enteró de que, previo a la declaratoria de insubsistencia, el gerente le solicitó la renuncia; iv) indicó que no se produjo desmejoramiento del servicio, en la medida que la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar desempeñaba de manera eficiente y eficaz sus funciones en la dirección administrativa; v) no tiene conocimiento si el título de abogado es requisito indispensable para desarrollar el cargo de director administrativo, no obstante señaló que dentro de la entidad demandada existe el departamento jurídico, el cual, es manejado por la secretaría general.

• Nora Elena Quintero Muñoz(35) en su calidad de abogada de la dirección administrativa de la entidad demandada, señaló: i) no conocía las funciones que desempeñaba la demandante en el cargo de Director Administrativo; ii) no conoce las razones de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de la demandante; iii) por comentarios de pasillos se enteró de la solicitud de renuncia; iv) no se desmejoró el servicio en la medida que la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar, desempeñó de manera correcta las funciones de la dirección administrativa, además de ser excelente persona y trabajadora.

• Berenice Alzate(36)en su calidad de contratista de las Empresas Varias de Medellín, indicó: i) No conoce las razones de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de la demandante; ii) no tiene conocimiento acerca de la solicitud de renuncia por parte del gerente; iii)señaló que la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón contaba con excelentes relaciones con los directivos de la empresa; iv) desconoce acerca de las presiones ejercidas a la demandante; v) no habló de desmejoramiento del servicio toda vez que no trabajó con la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar.

• Olga Lucía Ruiz, en su calidad de abogada de la dirección administrativa señaló: i) no le consta las razones de la insubsistencia en el nombramiento en el cargo de la demandante; ii) en relación con la solicitud de renuncia por parte del gerente de la entidad demandada, se enteró por un comentario de otro directivo; iii) con el nombramiento de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar no se desmejoró el servicio, toda vez que lo prestaba de forma sobresaliente.

Por su parte, tanto la entidad demandada como la tercera interviniente aportaron como pruebas:

1. A folios 132 a 135 del expediente obran oficios presentados por empleados al gerente de las Empresas Varias de Medellín ESP, en donde le agradecen por la gestión realizada junto con la señora Victoria Lucía Castrillón en el tema de la ubicación de los puestos de trabajo.

2. Hojas de vida e historias laborales de las señoras Consuelo Eugenia Vélez Tobón y de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar(37), las cuales contienen los soportes de los estudios realizados y de la experiencia profesional.

2. (Sic) Respuesta al exhorto Nº 3801, expedida por la secretaria general de las Empresas Varias de Medellín ESP(38), en el que se señala: i) la Dirección administrativa no emite actos administrativos, salvo los fallos disciplinarios, los cuales, son sustanciados por la coordinadora de control disciplinario; ii) La Secretaria General como líder del proceso jurídico da el visto bueno de los actos administrativos y oficios proyectados por las dependencias, para ser suscritos por el gerente general.

3. Copia del informe de evaluación y cumplimiento del procedimiento de la vinculación de personal de las Empresas Varias de Medellín ESP.(39).

4. Respuesta al exhorto Nº 3799(40), así: i) la sustanciación, trámite e instrucción de los procesos disciplinarios de la entidad demandada los realiza el coordinador de control disciplinario, el cual debe ser abogado y ii) los actos del proceso disciplinario solo llevan el visto bueno y refrendación del profesional del derecho asignado para el trámite y sustanciación de los mismos.

5. Copia de la Resolución 01 de 25 de febrero de 2009(41) por medio de la cual se escinde la administración administrativa y financiera en dos direcciones: administrativa y financiera, y se crea el cargo de especialista en regulación de la entidad demandada.

El artículo 2º de la citada resolución señala que el cargo de director administrativo es de libre nombramiento y remoción. Además señala los requisitos para el desempeño, los objetivos y las funciones del mismo, tal como se analizó en acápites anteriores.

6. Resolución 03 de 29 de abril de 2009(42), por medio de la cual se suprime el cargo y la plaza de abogado de control disciplinario y se crea el cargo de coordinador disciplinario adscrito a la Dirección Administrativa de las Empresas Varias de Medellín ESP.

Dentro de las funciones del coordinador disciplinario, se tiene que están la de “[…] 4. Elaborar proyecto de: auto de: Apertura de indagación preliminar, apertura de investigación disciplinaria, formulación de cargos, práctica de pruebas en cada una de las etapas del proceso disciplinario, admitiendo o inadmitiendo apelación y fallo en primera instancia; además de los autos que resuelvan recursos entre otros […]”.

7. De los testimonios, se extrae lo siguiente:

• Clara Yaned Giraldo(43), en su calidad de auxiliar administrativa 3 de la entidad demandada, señaló: i) desconoce los motivos de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de la demandante; ii) se enteró por comentarios que el gerente, previo a la declaratoria de insubsistencia, le solicitó la renuncia; iii) señaló que se presentaban inconformidades por los empleados de las Empresas Varias de Medellín ESP., por el trato personal y profesional por parte de la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón. Al respecto, señaló que realizaba cambios sin justificación en las oficinas en la entidad, lo cual generaba traumatismo en la prestación del servicio; de igual manera, que su trato con los empleados era indigno y los juzgaba por no tener título profesional; iv) indicó que con el nombramiento de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar mejoraron las condiciones de trabajo, en especial, redujo el trabajo en horas extras y dominicales y festivos.

• Sandra Flórez Bedoya(44), en su calidad de administradora de empresas de la dirección administrativa de la entidad demandada indicó: i) desconoce las razones de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de la demandante; ii) desconoce la solicitud de renuncia por parte del gerente; iii) Indicó que el trato de la demandante frente a los empleados era fuerte e incluso en muchas ocasiones era grosera; iv) la señora Consuelo Eugenia Vélez programaba y autorizaba el pago trabajo de horas extras y trabajo los fines de semana de manera desproporcionada; v) ordenaba la modificación de los informes de horas extras, juntándolo con otros rubros; vi) Con el nombramiento de la señora Victoria Lucía Castrillón se mejoró el servicio y redujo la programación de horas extras, se mejoraron las instalaciones de la entidad y las condiciones de trabajo, se distribuyeron los espacios de trabajo de manera ordenada y justificada a las necesidades de la entidad y se presentó una diferencia en el trato de manera positiva.

Dentro de la audiencia de pruebas aportó: a) copia de un correo electrónico(45) que le envió la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón de 27 de febrero de 2012, en el cual le pide disculpas por el trato recibido; b) copia de correo electrónico de 12 de abril de 2012(46) enviado entre otros a la demandante en los siguientes términos:

“[…] El cálculo de las horas extras es diferente, solo se calculan para conductores y su valor anual es reflejado en el rubro 2112175050301. Así las cosas y luego de analizar la información, se evidencia que los valores del personal corresponde a los recargos nocturnos, festivos y dominicales laborados y presupuestados y no a horas extras, en esto último llamo la atención sobre el operario Jesús Sierra (peón prestado a servicios generales) el cual aparece con 175 horas extras, lo cual es un despropósito, máxime si se considera que esta programación no fue consultada con esta Área y para operarios de barrido no se dimensionaron horas extras. De igual manera las horas extras que generó la operaria María Eugenia González se generaron cuando esta fue prestada a las oficinas centrales […]”.

Cabe precisar que de estos documentos, se corrió traslado a la parte demandante, sin que realizara pronunciamiento alguno.

• Catalina Velásquez Acevedo(47), en su calidad de abogada coordinadora de asuntos disciplinarios y Luz Elena Suárez(48) en su calidad de subdirectora de bienes y riesgos de la entidad demandada, señalaron: i) No conocen las razones de la declaratoria de insubsistencia en el cargo de la demandante; ii) no les consta que el gerente le hubiera solicitado la renuncia, se enteraron por comentarios; iii) señalaron que las relaciones de la demandante con el gerente de la entidad eran buenas, por el contrario, las relaciones que sostenía con los demás empleados eran difíciles; iv) la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón se encargaba de firmar las providencias de los procesos disciplinarios, toda vez que la labor jurídica la realizaba la coordinadora de asuntos disciplinarios, según lo señala el manual de funciones de la entidad, y que para otros aspectos jurídicos se acudía al departamento jurídico; v) que con el nombramiento de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar se mejoró el servicio, en la medida que es una persona más ejecutiva, que realiza los procedimientos de la entidad conforme a las directrices señaladas por la gerencia.

• Magaly Moreno Galeano(49) en su calidad de profesional 1 de la Subdirección de Riesgos y Bienes, adscrita a la Dirección Administrativa señaló: i) que la demandante era muy buena trabajadora, cumplía a cabalidad sus funciones; ii) desconoce las razones de la declaratoria de la insubsistencia de su nombramiento; iii) se enteró que el gerente le solicitó la renuncia por comentarios que sobre ello se presentaban en la entidad; iv) la actividad de trabajo con Victoria Lucía Castrillón Villamizar era muy buena, el trato era muy bueno.

• Luis Fernando Gutiérrez Correa(50) en su calidad de empleado del área de mantenimiento de las entidad demandada señaló: i) conoció a la demandante cundo trabajó en el área de servicios generales; ii) indicó que en el año 2010, la demandante lo nombró sin la expedición de la resolución respectiva, en el cargo de un ingeniero civil, sin tener los requisitos y en contra de su voluntad, lo cual le acarreó problemas de salud. Manifestó que puso de presente esta situación ante el gerente de la época sin que realizara ninguna acción para remediar esta situación. Por tanto, en el mes de septiembre de 2012, cuando la demandante fue retirada del servicio, presentó la queja al Personero de Medellín(51), toda vez que es padre cabeza de familia y depende económicamente de su trabajo, iii) el ambiente laboral con la demandante era muy difícil.

2.2.1. Valoración probatoria.

Visto lo anterior, y realizada una valoración de las pruebas aportadas por las partes, según las reglas de la sana crítica, la Sala llega a las siguientes conclusiones:

a) No obra prueba que demuestre que con la declaratoria de insubsistencia en su cargo a la demandante, la administración tuviera móviles burocráticos, ni que estuvo precedida de la petición de renuncia por parte del gerente de las Empresas Varias de Medellín ESP., es decir, la demandante, no demostró que con su retiro, el nominador tuviera en cuenta intereses particulares y caprichosos y que por tal razón, se apartó del buen servicio.

En efecto, de los testimonios rendidos y de los documentos aportados no se prueba:

i) La conexidad o vínculo político entre la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar, quien remplazó a la demandante y el gerente de las Empresas Varias de Medellín ESP;

ii) El presunto constreñimiento del gerente a la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón para presentar la renuncia y su conexidad con la declaratoria de insubsistencia, de manera que no es posible señalar con contundencia que existe una relación directa entre esas manifestaciones y el acto de insubsistencia demandado. Por ello no se puede afirmar que se acreditó la desviación de poder en su emisión.

iii) Los móviles por los cuales fue declarado insubsistente el nombramiento de la demandante, como tampoco de las circunstancias de tiempo, modo y lugar de la supuesta solicitud de renuncia por parte del gerente de la entidad demandada. Al respecto, los testimonios se limitan a señalar que conocieron de esta situación por comentarios de pasillos al interior de las Empresas Varias de Medellín ESP, sin remitir a la fuente directa; por el contrario, conciben apreciaciones eminentemente subjetivas y genéricas que no están acompañadas de otros elementos de prueba que permitan construir una hipótesis consistente de explicación para probar el móvil burocrático alegado por la parte demandante.

Al respecto hay que advertir que el juzgador debe tener plena convicción de que la intención de quien profirió el acto se alejó de la finalidad del buen servicio y se usó con fines distintos a los previstos por la norma. Por tanto, la sola afirmación de que la administración no actuó ajustada a derecho es insuficiente, y resulta necesario que se presenten los elementos de juicio de los cuales pueda deducir que en la referida desvinculación del servicio la administración no actuó conforme a derecho.

Una decisión en contrario llevaría al extremo de juzgar con base en meras apreciaciones subjetivas, lo cual no es posible, toda vez que por disposición legal, toda decisión judicial debe estar fundada en la prueba regular y oportunamente allegada al proceso.

b) La señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón no probó el desmejoramiento del servicio.

En este sentido, se observa que los testigos tanto de la parte demandante como demandada, coinciden en indicar que con la declaratoria de insubsistencia del cargo de la demandante y el nombramiento de la señora Victoria Lucía Castrillón no se presentaron cambios en las funciones misionales de la entidad y que la prestación del servicio en la dirección administrativa se realizó en forma continua y que de ninguna manera se presentaron falencias en el mismo.

Por el contrario, señalaron que con la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón se presentaron falencias: i) en el trato con el personal a su cargo. Lo anterior se corrobora con la evaluación del servicio correspondiente a los años 2009 y 2010, en donde se destaca como aspectos para mejorar, las relaciones interpersonales(52) y con el correo electrónico de 27 de febrero de 2012(53), en el cual, la señora Consuelo Eugenia Tobón Vélez pide perdón a una las empleadas de la dirección administrativa por el trato recibido; ii) en el ejercicio de su cargo puesto que realizó la autorización y reconocimiento de manera desproporcionada de horas extras, el cambio de informes y la distribución de los puestos de trabajo, situaciones que fueron corregidas por la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar, lo cual, se corrobora con el correo electrónico de 12 de abril de 2012, que fue enviado a la demandante y en donde se le ponen de presente los errores en el reconocimiento de las horas extras y su inclusión en rubros equivocados.

c) No se probó el tiempo en que quedó vacante el cargo desempeñado por la demandante, toda vez que no hay documentos que así lo señalen, ni se colige de los testimonios, por tanto no existe certeza sobre este aspecto.

Ahora bien, en gracia de discusión, de haberse presentado interrupción dicha situación no implica el desmejoramiento del servicio, tal como lo ha señalado esta corporación(54), habida consideración de que es normal y razonable que las entidades estatales se tomen un tiempo prudencial mientras encuentran la persona que al parecer del nominador reúna los requisitos para ocupar el cargo y el perfil buscado.

d) La carencia del título de abogado de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar no prueba el desmejoramiento del servicio. Ello, toda vez que si bien una de las funciones del cargo de director administrativo es la dirección y ejecución de procedimientos en materia disciplinaria de la entidad, lo cierto es que la función jurídica frente al trámite, sustanciación de providencias y fallos disciplinarios en primera instancia, corresponde al cargo de coordinador de asuntos disciplinarios, el cual, según el manual de funciones de la entidad demandada requiere ser abogado. Así mismo, en los demás asuntos jurídicos se acude directamente al departamento jurídico de las Empresas Varias de Medellín ESP, en cabeza de la Secretaría General.

Finalmente, frente a este aspecto la demandante no probó en qué condiciones se desmejoró la función disciplinaria en cabeza de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar.

De otra parte, en el presente asunto no hay lugar a invertir la carga de la prueba, toda vez que la demandante no contaba con una amplia trayectoria en el ejercicio del cargo “se posesionó el 3 de marzo de 2009”, ni probó la eficiencia y excelencia en el servicio.

Así las cosas, de las pruebas aportadas se colige que la declaratoria de insubsistencia del nombramiento de la demandante en el cargo de directora administrativa fue producto de la facultad discrecional con que contaba el gerente general de las Empresas Varias de Medellín ESP., por ser un cargo de libre nombramiento y remoción y porque las funciones desempeñadas por la demandante implicaban un grado de confianza para la ejecución de las políticas de la entidad demandada. En esa medida, se encuentra razonada tal decisión sin que se desvirtuaran las razones del buen servicio que se presumen inmersas en el acto.

En conclusión: la demandante no probó que la decisión discrecional de insubsistencia de su nombramiento en el cargo de libre nombramiento y remoción denominado director administrativo de las Empresas Varias de Medellín ESE, tuviera origen en móviles burocráticos, precedido de la solicitud de renuncia y no en por razones del mejoramiento del servicio, toda vez que no basta con las simples afirmaciones al respecto, sino que se deben aportar al proceso las pruebas para demostrar dicha situación.

2.3. Tercer problema jurídico.

¿La hoja de vida de la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón es prueba suficiente para demostrar que el Gerente de las Empresas Varias de Medellín ESP., con la expedición de la Resolución 015 de 2 de mayo de 2012, desbordó la proporcionalidad del ejercicio de la facultad discrecional que le confiere la ley?

Al respecto, la Subsección sostendrá la tesis negativa, con base en los siguientes argumentos:

A pesar que la demandante aportó su hoja de vida(55), de la cual se concluye que cuenta con una preparación académica superior a la de la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar, en la medida que cuenta con el título de abogada y de contadora pública, que no posee sanciones penales y disciplinarias, ni llamados de atención en el ejercicio del cargo, el Consejo de Estado(56) ha señalado que este hecho por sí solo no otorga fuero de estabilidad, toda vez que son atributos que deben observar todos los servidores del Estado. Al respecto ha sostenido:

“[…] En síntesis, el señor Cardona Márquez contaba con las condiciones necesarias para ocupar el cargo que venía desempeñando la demandante; en ese sentido, no es suficiente aducir, endilgar o menospreciar las calidades de la persona que la remplazó sin antes demostrar que efectivamente con su remplazo se deterioró el servicio; ya que si bien, puede que no tenga la misma formación académica, éste no es impedimento para que pueda llevar a cabo los fines propuestos por la administración.

Vale decir también sobre este tópico en particular, que las altas capacidades y logros académicos con los que pueda contar la demandante, no generan por si solas fuero alguno de estabilidad ni pueden limitar la potestad discrecional que el ordenamiento le concede al nominador, mucho menos constituyen plena prueba de la desviación de poder, pues ha sido criterio de la corporación que la idoneidad para el ejercicio de un cargo y el buen desempeño de las funciones, no otorgan por sí solos a su titular prerrogativa de permanencia en el mismo, pues lo normal es el buen cumplimiento del deber por parte del funcionario […]”.

Sumado a lo anterior, no se probó que la señora Victoria Lucía Castrillón Villamizar, persona nombrada en su reemplazo, incumpliera con los requisitos para el desempeño del cargo para demostrar el desmejoramiento del servicio.

En conclusión: Conforme la jurisprudencia del Consejo de Estado, la hoja de vida con una preparación académica superior y sin llamados de atención en el ejercicio del cargo, no es prueba suficiente para demostrar el desbordamiento en el ejercicio de la potestad discrecional. En el presente caso, la demandante no aportó prueba adicional de las cuales se pueda deducir la desviación de poder alegada.

Decisión de segunda instancia

Por las razones que anteceden la Subsección confirmará la sentencia de primera instancia que denegó las pretensiones de la demanda.

De la condena en costas

De conformidad con lo señalado en recientes providencias de esta Subsección(57) en el presente caso se condena en costas a la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón, toda vez que resulta vencida en el proceso de la referencia y tanto la entidad demandada como la tercera interesada intervinieron dentro de la segunda instancia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda, Subsección A administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA

1. Confirmar la sentencia de 16 de diciembre de 2013 proferida por el Tribunal Administrativo de Antioquia, que denegó las pretensiones de la demanda en este asunto.

2. Condenar en costas en la segunda instancia a la señora Consuelo Eugenia Vélez Tobón, las cuales serán liquidadas por el a quo.

3. Efectuar las anotaciones correspondientes en el programa “Justicia Siglo XXI” y ejecutoriada esta providencia devolver el expediente al Tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase.

La anterior providencia fue discutida y aprobada por la Sala en la presente sesión».

9 El Consejo de Estado, en Sala de lo Contencioso Administrativo conocerá en segunda instancia de las apelaciones de las sentencias dictadas en primera instancia por los tribunales administrativos y de las apelaciones de autos susceptibles de este medio de impugnación, así como de los recursos de queja cuando no se conceda el de apelación por parte de los tribunales, o se conceda en un efecto distinto del que corresponda, o no se concedan los extraordinarios de revisión o de unificación de jurisprudencia.

10 Ver entre otras: i) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección A, sentencia de 30 de marzo de 2017, C. P. William Hernández Gómez, número interno: 0990-2014 ii) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección “B”, sentencia de 29 de febrero de 2016, C. P. Gerardo Arenas Monsalve, número interno 3685-2013.

11 Sentencia T-372 de 2012.

12 A través del Acuerdo municipal 01 de 1998 se transformó de empresa de servicios públicos domiciliarios a una empresa industrial y comercial de aseo del municipio de Medellín. A partir del 18 de octubre de 2013 se transformó en una sociedad por acciones, según consta en la página www.emvarias.com.co.

13 Folios 662 a 666.

14 Folios 662 a 666.

15 Según el Diccionario de la real Academia de la Lengua Española, la palabra equivalencia, significa Igualdad en el valor, estimación, potencia o eficacia de dos o más cosas o personas. http://dle.rae.es/srv/search?m=30&w=equivalencia

16 https://www.udem.edu.co/index.php/2012-10-12-13-51-40/2012-10-12-13-55-43/formulacion-y-evaluacion-de-proyectos-publicos-y-privados

17 http://www.eafit.edu.co/programas-academicos/posgrados/administracion-negocios/Paginas/inicio.aspx#1

18 Folios 411 a 421.

19 Folios 434 a 436.

20 Folio 93.

21 Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección B sentencia de 29 de noviembre de 2012, C. P. Víctor Hernando Alvarado Ardila, número interno: 1781-2012; ii) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda Subsección B, sentencia de 26 de abril de 2012, C. P. Gerardo Arenas Monsalve, número interno 1205-2010; iii) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda Subsección B, sentencia de 10 de diciembre de 2015, C. P. Sandra Lisset Ibarra Vélez, número interno 1412-2014; iv) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, sección segunda, Subsección A, sentencia de 30 de marzo de 2017, C. P. William Hernández Gómez, número interno 0990-2014; v) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, sección segunda, Subsección A, sentencia de 12 de julio de 2017, C. P. William Hernández Gómez, número interno 0106-2015.

22 Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativa, Sección Segunda, Subsección B, Sentencia del 18 de mayo de 2000, C. P. Alejandro Ordoñez Maldonado, Número Interno 2459 de 1999, actor Dora Isabel Ceballos Mendoza; Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección A, sentencia de 2 de mayo de 2013, C. P. Alfonso Vargas Rincón, número interno 0471-2011.

23 Folios 30 a 31.

24 Folio 5.

25 Folios 7 a 10.

26 Folios 11 a 27.

27 Folios 48 a 81.

28 Minuto 2:21 del archivo 1 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 530.

29 Minuto 1:10 del archivo 2 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 530.

30 Minuto 0:53 del archivo 3 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 530.

31 Minuto 1:03 del archivo 1 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 534 A.

32 Minuto 1:01 del archivo 2 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 534 A.

33 Minuto 2:00 del archivo 1 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 543.

34 Minuto 2:21 del archivo 2 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 543.

35 Minuto 1:15 del archivo 3 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 543.

36 Minuto 1:15 del archivo 1 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 550.

37 Folios 136 a 441.

38 Folio 573.

39 Folios 576 a 600.

40 Folios 660 a 661.

41 Folios 662 a 666.

42 Folios 670 a 672.

43 Minuto 1:05 del archivo 3 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 549 A.

44 Minuto 2:00 del archivo 1 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 557 A.

45 Folio 559.

46 Folio 562.

47 Minuto 1:o5 del archivo 2 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 557 A.

48 Minuto 0: 35 del archivo 1 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 557 A

49 Minuto 1:15 del archivo 1 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 568 A.

50 Minuto 039 del CD que contiene la audiencia de pruebas que obra a folio 701.

51 Documento que contiene la queja obra a folios 699 a 700.

52 Folios 7 a 10.

53 Folio 559.

54 Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda Subsección B, sentencia de 10 de diciembre de 2015, C. P. Sandra Lisset Ibarra Vélez, número interno 1412-2014.

55 Folios 138 a 141.

56 Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección B sentencia de 29 de noviembre de 2012, C. P. Víctor Hernando Alvarado Ardila, número interno: 1781-2012; ii) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda Subsección B, sentencia de 26 de abril de 2012, C. P. Gerardo Arenas Monsalve, número interno 1205-2010; iii) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda Subsección B, sentencia de 10 de diciembre de 2015, Consejera Ponente Sandra Lisset Ibarra Vélez, número interno 1412-2014; iv) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, sección segunda, Subsección A, sentencia de 30 de marzo de 2017, C. P. William Hernández Gómez, número interno 0990-2014; v) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, sección segunda, Subsección A, sentencia de 12 de julio de 2017, C. P. William Hernández Gómez, número interno 0106-2015.

57 Al respecto ver sentencias de 7 de abril de 2016, proferidas por la Subsección “A” de la Sección Segunda, C. P. William Hernández Gómez, expedientes: 4492-2013, Actor: María del Rosario Mendoza Parra y 1291-2014, actor: José Francisco Guerrero Bardi.