Sentencia 2012-90002/21743 de julio 26 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 76001-23-31-000-2012-90002-01(21743)

Consejero Ponente:

Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Actor: Industrias Lehner S.A.

Demandado: Municipio de Palmira – Valle del Cauca

Ref.: Impuesto de industria y comercio. Período gravable y vigencia fiscal.

Bogotá D.C., veintiséis de julio de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

1. Le corresponde a la Sala determinar, si en el presente caso, había lugar a modificar la liquidación privada del impuesto de Industria y Comercio presentada en la vigencia fiscal 2009, en el sentido de rechazar la deducción de los ingresos obtenidos en el año gravable 2008, pese a que frente a los mismos la sociedad demandante ya había presentado declaraciones bimestrales en dicho año.

2. Como se expuso anteriormente, la Sociedad Lehner S.A. presentó 6 declaraciones bimestrales del ICA en el año 2008(8) de conformidad con el Acuerdo 83 de 1999 que en su artículo 23(9) consagraba que dicho tributo debía liquidarse con el total de ingresos brutos del bimestre anterior.

Ahora bien, esta Sección conoció el proceso identificado con el Nº Interno 16684 y mediante sentencia del 23 de julio de 2009, confirmó la nulidad de la frase bimestre inmediatamente anterior contenida en el mencionado artículo, al considerar que tal disposición contrariaba el artículo 33 de la Ley 14 de 1983 que consagra que el Impuesto de Industria y Comercio debe liquidarse con base en el promedio mensual de ingresos brutos del año inmediatamente anterior.

De igual forma, el Concejo de Palmira profirió un nuevo Acuerdo —17 de 2008— por medio del cual modificó el Estatuto Tributario Municipal. En este acto se consagró para el ICA una base gravable con los ingresos brutos del año inmediatamente anterior(10).

Por lo anterior, la administración municipal exigió a los contribuyentes que presentaran en el año 2009 una declaración anual de este impuesto territorial, la cual tiene como base los ingresos percibidos en el año 2008, pese a que sobre los mismos ya se habían presentado declaraciones bimestrales.

3. Sobre el tema, esta Sala se ha pronunciado en múltiples oportunidades, en el sentido de señalar que, contrario a lo expuesto por el municipio de Palmira, el Acuerdo 17 de 2008 debe aplicarse para el período gravable siguiente a la expedición del acto, esto es para el periodo gravable 2009, vigencia fiscal 2010.

Esta aclaración es de vital importancia, toda vez que la administración municipal ha confundido los términos de vigencia fiscal y período gravable al exigir que nuevamente se presente declaración y pague el impuesto de Industria y Comercio con base en los ingresos obtenidos en el año 2008, contrariando los principios de equidad y progresividad, de los que se desprende que no puede existir doble imposición sobre un mismo hecho económico.

A esta conclusión llegó esta corporación no solo por la aplicación del artículo 443(11) del mismo acto, sino del artículo 338 de la Constitución Política que consagra el principio de irretroactividad al disponer que las leyes, ordenanzas y acuerdos que regulen contribuciones solo pueden aplicarse a partir del período que comience después de iniciar la vigencia de la respectiva ley, ordenanza o acuerdo.

En los siguientes términos se pronunció esta Sección(12):

“De conformidad con el marco constitucional y jurisprudencial expuesto, se advierte que el Acuerdo 17 del 25 de noviembre de 2008, al regular la base gravable del impuesto de industria y comercio en el municipio de Palmira, precisó un elemento del tributo y, en tales condiciones, solo podía tener aplicación a partir del periodo gravable siguiente, conforme lo establece el artículo 338 C.P., es decir, a partir del año gravable 2009, como lo alegó la demandante y lo concluyó el a quo.

Ahora bien, en este punto debe precisarse que en el impuesto de industria y comercio se distinguen los conceptos de «período gravable», que es aquel que sirve de base para la cuantificación del impuesto y «vigencia fiscal», que es el período en el cual se cumple con las obligaciones formal y sustancial de presentar la declaración y realizar el pago(13).

En esas condiciones, los contribuyentes del impuesto de industria y comercio en el Municipio de Palmira, para el año gravable 2008, aún estaban obligados a presentar y pagar la declaración del tributo de manera bimestral pero, como se explicó, en virtud de la expedición del Acuerdo 17 de 2008 y con fundamento en el artículo 338 de la Constitución, para el «periodo gravable» 2009, debían determinar la base gravable con los ingresos obtenidos durante ese año y presentar la declaración y pagar el tributo en la «vigencia fiscal» 2010 (…)”(14).

Así las cosas, la sociedad demandante no estaba obligada a presentar una nueva declaración de ICA en el año 2009 con base en los ingresos obtenidos en el año 2008, como quiera que para dicho año gravable ya había presentado las declaraciones bimestrales. Es por esto que no se realizará estudio de fondo sobre los ingresos descontados por la sociedad demandante como actividades no sujetas a tal gravamen en dicha declaración (renglón 14).

Por el contrario, Industrias Lehner solo estaba obligado a declarar en el año 2010 los ingresos brutos obtenidos en el año gravable 2009.

Es por esto que al no estar obligado a declarar, no deben realizarse estudios adicionales sobre los ingresos reportados por la sociedad demandante en la declaración

4. Ahora bien, se observa que en el recurso de apelación el municipio demandado extrae apartes de la sentencia del 23 de febrero de 2011 proferida por esta Sección dentro del proceso 17139, con el fin de señalar que el impuesto de Industria y Comercio es de periodo corrido.

Esta es la cita extraída por el Municipio de Palmira:

“Ahora bien, en cuanto a si el Acuerdo 88 de 2001 no se podía aplicar a la vigencia fiscal de 2001 sin vulnerar el inciso tercero del artículo 338 de la Constitución Nacional, la Sala precisa que en la sentencia del 9 de noviembre de 2001, que declaró la nulidad del artículo 3º del Acuerdo 32 de 1998, dijo que “El Municipio desconoc[ía] que el impuesto de Industria y Comercio e[ra] de los llamados de período corrido y no de vigencia expirada como lo es el de renta y complementarios.Explicó que En el primero se grava la actividad ejercida durante el año corriente, y en el segundo el impuesto se causa al final del período gravable pero se declara y pago (sic) en el año siguiente” (negrillas y subrayas de la Sala).

Sin embargo, se precisa que en dicha sentencia el párrafo siguiente hace referencia a la existencia de un acto administrativo (Decreto 125 de 2002) que ordena el pago del impuesto para el año 2002 con base en los ingresos obtenidos en el año inmediatamente anterior, (2001)(15), reiterando la diferencia entre periodo gravable y vigencia fiscal.

De igual forma, en la providencia que presuntamente habla de periodo corrido (9 de noviembre de 2001), esta Sala siempre hizo énfasis en dicha diferenciación en los siguientes términos:

Teniendo en cuenta que en el impuesto de Industria y Comercio se distinguen los conceptos de “año gravable” que es aquel que sirve de base para la cuantificación del impuesto, y “vigencia fiscal”, que es el período por el cual se está tributando, se tiene que según el citado acuerdo, por la “vigencia fiscal 1998” los contribuyentes del impuesto están obligados a presentar la respectiva declaración anual en 1999, dentro de los plazos que establezca el Secretario de Hacienda Municipal, tomando como base gravable los ingresos brutos percibidos en el “año gravable” 1997, que es el que sirve de base para la cuantificación del tributo.

Así las cosas, lo que de manera impropia denomina el Acuerdo 35 de 1985 “declaración y liquidación privada correspondiente a los ingresos brutos del año inmediatamente anterior”, corresponde a la denominación de “año base” o “año gravable” pero no a la “vigencia fiscal” que es respecto de la cual surge la obligación de declarar.

Hechas las anteriores precisiones, no encuentra la Sala justificación alguna a la disposición contenida en el artículo 5º del acuerdo acusado, cuando señala que “La declaración de los ingresos gravables del año 1998, correspondiente al año gravable 1998” debe presentarse a más tardar en el mes de abril de 1999, porque en primer término es a la autoridad administrativa a quien corresponde señalar los plazos para la presentación de las declaraciones tributarias, según el Acuerdo 35 de 1985, y por otra parte, si la declaración que debe presentarse corresponde a la “vigencia fiscal” de 1998, los ingresos brutos que sirven de base para la tasación del impuesto, corresponden a 1997, y no a la misma vigencia fiscal declarada (1998), como dice el artículo 5º del Acuerdo 32 de 1998.

5. Se concluye entonces que: (i) para el año gravable 2008 se encontraba vigente el Acuerdo 83 de 1999, razón por la cual la sociedad Industrias Lehner presentó las 6 declaraciones bimestrales del impuesto de Industria y Comercio y complementarios y (ii) no era procedente presentar una nueva declaración en el año 2009 con los ingresos de 2008, al no estar vigente el Acuerdo 17 de 2008 y, por ende, no podía iniciarse ningún proceso de fiscalización y determinación del tributo para tal fecha, dado que se estarían gravando los ingresos obtenidos en el año gravable en dos vigencias fiscales, esto es en 2008 y 2009.

En consecuencia de lo anterior, la Sala confirmará la sentencia apelada al considerar que es procedente la nulidad solicitada y que el restablecimiento ordenado corresponde a las pautas establecidas por esta corporación(16).

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. CONFÍRMASE la sentencia del 27 de noviembre de 2014 proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca – Sala de Descongestión.

2. ORDÉNASE a la Secretaría del Tribunal Administrativo del Valle del Cauca que realice el desglose de los memoriales obrantes a folios 521 a 537 por no corresponder al proceso de la referencia.

Cópiese, notifíquese, devuélvase el expediente al Tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en la sesión de la fecha».

8 Folio 290 y ss del cuaderno principal

9 ART. 23.—Base gravable. El impuesto de industria y comercio se liquidará sobre el total de ingresos brutos del bimestre inmediatamente anterior, expresados en moneda nacional, deduciendo las actividades no sujetas, las exentas, las devoluciones, las ventas de activos fijos y las exportaciones (…).

10 ART. 50.—Base gravable. La base gravable del impuesto de industria y comercio será el promedio mensual de ingresos brutos del año inmediatamente anterior, expresados en moneda nacional, y obtenidos por las personas naturales, jurídicas o sociedades de hecho, bajo cuya dirección o responsabilidad se ejerzan actividades gravadas con el impuesto de industria y comercio y su complementario de avisos, con exclusión de: (…)

11 ART. 443.- Vigencia y derogatorias. El presente Estatuto Tributario Municipal rige desde la fecha de su publicación, deroga las disposiciones que le sean contrarias y tendrá efectos de aplicación a partir del 1º de enero de 2009.

12 Sentencia del 6 de marzo de 2014, radicado 19649. C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia.

13 Sentencias del 9 de noviembre de 2001, Exp. 12298 M. P. Juan Ángel Palacio Hincapié, de 27 de octubre de 2005, Exp. 14787, M.P. Dra. Ligia López Díaz y del 24 de mayo del 2012, Exp. 18132, M.P. Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia, entre muchas otras.

14 Estos argumentos fueron reiterados por la Sala en sentencias del 23 de julio de 2015 y 2 de marzo de 2017, números internos 20992 y 20832, C.P Martha Teresa Briceño de Valencia y Stella Jeannette Carvajal Basto, respectivamente.

15 El párrafo dice textualmente: (…) En esa medida, no se vulneró el principio de irretroactividad de la ley tributaria. Con mayor razón si el Decreto 125 de 2002 ordenó que el impuesto se pague en el año 2002, sobre el promedio mensual de ingresos brutos del años (sic) inmediatamente anterior, esto es, el año 2001”.

16 Ver procesos 19649, 20361 y 20832.