Sentencia 2013-00057 de octubre 10 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA - SUBSECCIÓN “A”

Radicación: 680012333000201300057 01

Número interno: 3089-2013

Consejero Ponente:

Dr. Alfonso Vargas Rincón

Actor: Manuel José Reyes Quintero

Apelación interlocutorio

Bogotá, D.C., diez de octubre de dos mil trece.

EXTRACTOS: «Considera

El problema jurídico gira en torno a establecer si en el presente asunto es procedente declarar probada la excepción previa de caducidad del medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho.

El Tribunal Administrativo de Santander en la audiencia inicial declaró probada la excepción de caducidad por considerar que a pesar que la conciliación fue realizada como mecanismo alternativo de solución de conflicto, dicha actuación no suspende el término de caducidad si se tiene en cuenta que en el presente asunto por ser un derecho cierto e indiscutible no es requisito de procedibilidad.

El apoderado de la parte actora señala que el medio de control no se encuentra caducado si se tiene en cuenta que para su contabilización hay que tener en cuenta la suspensión del término por el paro judicial (oct. 11 a dic. 7/2012), la vacancia judicial y la solicitud de la conciliación extrajudicial,

Para efectos de decidir, se tienen lo siguiente:

Suspensión del término de caducidad por solicitud de conciliación extrajudicial.

La conciliación extrajudicial fue consagrada como requisito de procedibilidad para el ejercicio del medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho entre otras y que únicamente se exige cuando el asunto que se pretende controvertir en sede jurisdiccional, tenga el carácter de conciliable.

Sin embargo, la norma no señaló las pautas o criterios que le permitieran al juez identificar la naturaleza de los asuntos que eventualmente pueden someterse al trámite de la conciliación extrajudicial. Por regla general, son materia de conciliación aquellos derechos transables que tengan el carácter de “inciertos y discutibles”. No obstante, la posición de la Sala referente a la exigibilidad del requisito de la conciliación extrajudicial en los términos del artículo 161 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, debe ser analizado en cada asunto concreto, atendiendo la calidad de los derechos reclamados y la posibilidad de su debate en el escenario conciliatorio.

En el presente asunto no le asiste razón al Tribunal Administrativo de Santander al señalar que el asunto sometido al trámite del medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho no es susceptible de conciliación, pues al no discutirse la existencia del derecho al reconocimiento del auxilio de cesantías, sino el valor reconocido por el tiempo de prestación del servicio, la pretensión es de naturaleza particular, subjetiva y de carácter económico que puede ser objeto de transacción y por lo tanto era necesario que la parte demandante agotara la conciliación extrajudicial.

En ese sentido el artículo 21 de la Ley 640 de 2001 establece que ante la presentación de la solicitud de conciliación extrajudicial se suspenden los términos de prescripción o de caducidad así:

La presentación de la solicitud de conciliación extrajudicial en derecho ante el conciliador suspende el término de prescripción o de caducidad, según el caso, hasta que se logre el acuerdo conciliatorio o hasta que el acta de conciliación se haya registrado en los casos en que este trámite sea exigido por la ley o hasta que se expidan las constancias a que se refiere el artículo de la presente ley o hasta que se venza el término de tres (3) meses a que se refiere el artículo anterior, lo que ocurra primero. Esta suspensión operará por una sola vez y será improrrogable.

A su vez el artículo 3º del Decreto 1716 de 2009 señala:

La presentación de la solicitud de conciliación extrajudicial ante los agentes del Ministerio Público suspende el término de prescripción o de caducidad, según el caso, hasta:

a) Que se logre el acuerdo conciliatorio o;

b) Se expide las constancias a que se refiere el artículo 2º de la Ley 640 de 2001 o;

c) Se venza el término de tres (3) meses contados a partir de la presentación de la solicitud; lo que ocurra primero.

(…).

De lo anterior se colige que dicha normativa no señala que la suspensión de los términos proceda únicamente en los eventos en que el asunto sea conciliable, por el contrario la norma es clara en señalar que los términos se suspenden con la presentación de la solicitud ante el Ministerio Público y hasta que se expida la constancia sin que el término exceda de los tres meses contados a partir de la presentación de la solicitud.

Suspensión del término de caducidad por vacancia judicial y paro judicial.

Tratándose de los plazos de días, meses o años, de que se haga mención legal, se entenderá que terminan a la media noche del último día del plazo y que por año y mes se entienden los del calendario común.

El artículo 62 del Código de Régimen Político y Municipal prescribe que en los plazos de días que se señalen en las leyes y actos oficiales, se entienden suprimidos los feriados y vacantes, a menos de expresarse lo contrario y que los meses y años se computan según el calendario; pero si el último día fuere feriado o de vacante, se extenderá el plazo hasta el primer día hábil.

Por su parte, el artículo 121 del Código de Procedimiento Civil señala que en los términos de días no se tendrán en cuenta los de vacancia judicial, ni aquellos en que por cualquier circunstancia permanezca cerrado el despacho y que los términos de meses y años se contarán conforme al calendario.

En el presente asunto, el demandante sostiene que aunque el término legal de caducidad del medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho está expresado en meses, los días de vacancia judicial y de paro judicial no deben ser contabilizados.

Esta Sección ha precisado, que de conformidad con el artículo 121 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con los artículos 59 y 62 del Código de Régimen Político y Municipal, los plazos de meses se deben computar según el calendario y si éstos vencen en un día de vacancia judicial, se extienden hasta el día hábil siguiente, pues, el término de caducidad no es susceptible de suspensión ni de interrupción, salvo con la presentación de la demanda y conciliación extrajudicial, debido a que los plazos de ley para interponer acciones están determinados en forma objetiva.

Consecuentemente con lo anterior, se advierte que ni el cese de actividades ni la vacancia judicial, interrumpen el término de caducidad para ejercer la acción, pues tales circunstancias no deben ser tenidas en cuenta, salvo que el plazo expire cuando el despacho se encuentre cerrado, caso en el cual el término se prorroga hasta el primer día hábil siguiente.

Del asunto concreto

El señor Manuel José Reyes Quintero demandó del Tribunal Administrativo de Santander la nulidad de las resoluciones 6988 de 28 de mayo y 9324 de 4 de julio ambas de 2012 proferidas por el departamento de Santander mediante las cuales negó el reconocimiento y pago de cesantías definitivas.

El último acto demandado (Res. 9324, jul. 4 ambas de 2012) fue notificado el 5 de julio de 2012, por lo tanto el término de los cuatro (4) meses se cuenta a partir del 6 de julio de 2012 hasta el 6 de noviembre del mismo año. Empero, el apoderado del actor presentó solicitud de conciliación extrajudicial el 24 de septiembre de 2012, lo cual de conformidad con el artículo 3º del Decreto 1716 de 2009 suspende el término de caducidad hasta el 30 de octubre de 2012 según constancia 1825 expedida por el Procurador Judicial 17 de asuntos administrativos de Bucaramanga (fl. 125, exp.).

Lo anterior quiere decir que el término restante para el vencimiento del término de caducidad era de 43 días, los cuales se cuentan a partir del 31 de octubre de 2012 y vencen el 19 de diciembre del mismo año. La demanda fue presentada el 22 de enero de 2013 es decir cuando ya habían transcurrido los 4 cuatro meses establecidos en el literal d) numeral 2º del artículo 164 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo,

En las anteriores condiciones se confirmará la providencia de 23 de julio de 2013 proferida en la audiencia inicial por el Tribunal Administrativo de Santander que declaró probada la excepción previa de caducidad del medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho.

Por lo expuesto, se

RESUELVE

CONFÍRMASE la providencia de 23 de julio de 2013 proferida en la audiencia inicial por el Tribunal Administrativo de Santander que declaró probada la excepción previa de caducidad del medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho, por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia.

Cópiese, notifíquese y ejecutoriada esta providencia DEVÚELVASE el expediente al tribunal de origen.»