Sentencia 2013-00253/0392-2015 de mayo de 2018

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA - SUBSECCIÓN A

Rad.: 27001-23-33-000-2013-00253-01 (0392-2015)

Consejero Ponente:

Dra. Gabriel Valbuena Hernández

Demandante: Rosa Lili Palomeque Gómez

Demandado: departamento del Chocó-DASALUD

Asunto: Sanción moratoria

Bogotá, D.C., diez de mayo de dos mil dieciocho.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

Como no se observa causal que invalide lo actuado, procede la Sala a decidir previas las siguientes consideraciones.

2.1. Problema jurídico.

En esta oportunidad la controversia gravita en torno a establecer si a la demandante le asiste el derecho a que DASALUD en liquidación le pague las cesantías definitivas de los años 2006 y 2007 al igual que la correspondiente sanción moratoria, no obstante, la sustitución patronal que tuvo ocurrencia entre esa entidad y la ESE Salud Chocó.

A fin de desatar el litigio planteado inicialmente se hará alusión a la normativa que regula los temas concernientes tanto a las cesantías definitivas como a la sustitución patronal, para luego de la reseña de la documental que obra en el proceso, establecer si a la actora le asiste la razón en lo que pretende.

2.2. Marco normativo y jurisprudencial aplicable al caso.

2.2.1. De las cesantías definitivas.

Lo primero que se debe advertir es que la cesantía es una prestación social de carácter especial, en la medida en que se constituye en un ahorro forzoso que hizo el empleado y con el cual cuenta entre otros eventos en el que quede inactivo laboralmente.

Pues bien, la Ley 50 de 1990 en el artículo 99(8) expresamente constituyó el régimen anualizado de liquidación de la cesantía, cuando en su numeral 1 señaló que “El 31 de diciembre de cada año se hará la liquidación definitiva de cesantía, por la anualidad o por la fracción correspondiente, sin perjuicio de la que deba efectuarse en fecha diferente por la terminación del contrato de trabajo”.

En el numeral 2 del artículo citado ordenó la cancelación de los intereses legales del 12% anual o proporcional por fracción, con respecto a la suma causada en el año o en la fracción que se liquide definitivamente. En su numeral 3 fijó la sanción moratoria cuando no se efectúe de manera oportuna la consignación del auxilio en el fondo privado en el que se encontrara afiliado el trabajador, que consiste en el pago de un día de salario por cada día de retardo. Y en el numeral 4 señaló que si al final de la relación laboral existen saldos a favor del trabajador que no se hayan entregado al fondo, el empleador los pagará directamente con los intereses legales respectivos.

Por su parte, la Ley 244 de 1995(9) en el artículo 1º prescribe que los servidores públicos de todos los órdenes pueden solicitar la liquidación de las cesantías definitivas, debiendo la entidad expedir la resolución correspondiente. En su artículo 2º dispone para la entidad pública pagadora un plazo máximo de 45 días hábiles para cancelar la prestación a partir de la fecha en que quede en firme el acto administrativo que ordena dicha liquidación.

El parágrafo del artículo manda que en caso de mora en la entrega de esas cesantías definitivas, la entidad obligada de sus propios recursos deberá reconocer y cancelar al beneficiario un día de salario por cada día de retardo hasta que su pago se haga efectivo, para lo que solo basta la acreditación de la no cancelación dentro del término legal previsto, y siempre que la mora en el pago no se produzca por culpa imputable al servidor.

Vale la pena resaltar, que este artículo incluido su parágrafo, fue posteriormente reiterado en su tenor literal por el artículo 5º de la Ley 1071 de 2006(10), norma modificatoria de la Ley 244 de 1995.

2.2.2. De la sustitución patronal.

El Código Sustantivo del Trabajo en el artículo 67(11) señala que la sustitución patronal consiste en todo cambio de un empleador por otro, por cualquier causa, siempre que subsista la identidad del establecimiento, es decir, que el mismo no sufra variaciones esenciales en el giro de sus actividades o negocios; lo anterior con la finalidad de que los trabajadores no vean afectada su situación tanto laboral como prestacional, con ocasión del traspaso o la mutación en el dominio de una empresa. En su artículo 68 determina que la sola sustitución de patronos no extingue, suspende ni modifica los contratos de trabajo existentes.

El artículo 69(12), al regular la responsabilidad de los empleadores, expresamente ordena que el antiguo y el nuevo empleador responden solidariamente por las obligaciones que a la fecha de la sustitución sean exigibles a aquel y si el nuevo empleador las satisface puede repetir contra el antiguo.

Además, establece que el anterior empleador puede acordar con todos o con cada uno de sus trabajadores el pago definitivo de sus cesantías por todo el tiempo servido hasta el momento de la sustitución como si se tratara de retiro voluntario, sin que se entienda terminado el contrato de trabajo.

Si ese acuerdo no se celebra, el antiguo empleador debe entregar al nuevo el valor total de las cesantías en la cuantía en que esta obligación fuere exigible, suponiendo que los respectivos contratos hubieren de extinguirse por retiro voluntario en la fecha de sustitución, y de aquí en adelante queda a cargo exclusivo del nuevo empleador el pago de las cesantías que se vayan causando, “aun cuando el antiguo empleador no cumpla con la obligación que se le impone en este inciso”.

El nuevo empleador puede concertar con todos o con cada uno de los trabajadores el pago definitivo de sus cesantías, “Por todo tiempo servido hasta el momento de la sustitución, en la misma forma y con los mismos efectos de que trata el inciso 4º del presente artículo”.

Y el artículo 70(13) ordena que el antiguo y el nuevo empleador pueden acordar modificaciones de sus propias relaciones, pero los acuerdos no afectan los derechos consagrados en favor de los trabajadores en el artículo anterior.

De conformidad con estas normas es posible colegir que la figura de la sustitución patronal implica la existencia de las siguientes condiciones: i) el cambio de un empleador a otro; ii) la continuidad de la empresa; y iii) la continuación de los servicios del trabajador mediante el mismo contrato de trabajo; de manera que el empleado en forma directa le puede exigir al nuevo empleador el reconocimiento y pago de sus cesantías, que debe garantizarle en forma inmediata, sabiendo que puede repetir a su favor frente al antiguo por el valor total de los pagos que efectúe al empleado(14), en la medida en que no se alteran las relaciones laborales de los trabajadores, pues las mismas conservan su vigencia ante la responsabilidad solidaria entre el anterior empleador y el sustituto(15).

2.3. De lo probado en el proceso.

Por medio de la Resolución 2964 del 19 de julio de 2005, la demandante fue nombrada provisionalmente en cargo de auxiliar de enfermería, en el centro de salud de Lloró, del cual tomó posesión el 2 de agosto de 2005 a través de acta 102 de 2005. (Fls. 18 a 19).

Según constancia visible en folio 22 del expediente, suscrita por el agente liquidador de DASALUD en liquidación, la señora Rosa Lili Palomeque Gómez prestó sus servicios a esa entidad en el cargo de auxiliar de enfermería del centro de salud de Lloró, desde el 2 de agosto de 2005 hasta el 31 de diciembre de 2007.

De acuerdo con certificado del representante de la ESE Salud Chocó liquidada pos-cierre, revisada la hoja de vida y la base de datos que reposa en los archivos de la ESE, se verificó que la señora Rosa Lili Palomeque Gómez laboró en el cargo de enfermera para el centro de salud de Lloró, de acuerdo con el acta de sustitución patronal entre esa entidad y DASALUD, desde el 15 de enero de 2008 hasta el 30 de diciembre de 2010, fecha en la cual la entidad mediante Resolución 833 del 29 de diciembre de 2010, dio por terminada la existencia legal de la entidad(16).

El 26 de marzo de 2008 fue suscrita acta de sustitución patronal entre DASALUD en liquidación y la ESE Salud Chocó, en cuyas consideraciones se determinó que esa sustitución se realizaba en cumplimiento de la Sentencia 188 de 4 de septiembre de 2007 emitida por el Juzgado 1 Administrativo del Chocó, en razón de la liquidación de la primera entidad, por lo que, en consecuencia:

Segundo [...] la ESE Salud Chocó asume las obligaciones para con cada uno de los empleados públicos y trabajadores oficiales, en las condiciones económicas establecidas en las normas laborales aplicables que rigen para cada uno de ellos en DASALUD Chocó. [...]. Tercero. Que en virtud de la sustitución patronal, consecuencia de la escisión de DASALUD Chocó [...] se mantiene las condiciones de trabajo y prestaciones legales que existen entre los distintos empleados que son sustituidos por la ESE Salud Chocó.

Fue así como en la cláusula primera se dispuso que ambas partes acordaban y reconocían que a partir de la fecha efectiva, es decir desde el 15 de enero de 2008, “operaba la sustitución patronal de todas las obligaciones laborales, legales y extralegales, de conformidad con las normas laborales”, para acto seguido enlistar a todos los empleados públicos y trabajadores oficiales que conformaban el recurso humano que trabajaba en los hospitales, centros y puestos de salud adscritos a dicho departamento de salud y que sería transferido con destino a esa empresa social del Estado, dentro del cual la demandante se encuentra incluida(17) (fls. 119 a 141).

En la cláusula segunda de dicha acta se estipuló, que la referida empresa social del Estado asumiría y se obligaría a responder por la totalidad de las obligaciones laborales y las cesantías de los trabajadores oficiales y/o funcionarios públicos en cada uno de los fondos en los que se encontraran afiliados, especialmente el Fondo Nacional del Ahorro, que se generaran y/o causaren desde la fecha efectiva de la sustitución patronal(18).

Por su parte, en la cláusula tercera, DASALUD en liquidación se obligó a asumir todas las sanciones, recargos, liquidaciones, indemnizaciones o cualquier otro concepto distinto a los contemplados y regulados en los anteriores numerales, que se causen con posterioridad a la fecha efectiva pero que tengan origen en el no pago, en el retardo o en el incumplimiento total o parcial de las obligaciones causadas a su cargo antes de la fecha efectiva(19).

En la cláusula cuarta, DASALUD en liquidación en relación con los compromisos laborales, se obligó a pagar todos aquellos que se causaron antes de la fecha efectiva de la sustitución patronal, mientras que la ESE Salud Chocó se comprometió a asumir las mismas obligaciones que se hicieran exigibles con posterioridad a la fecha efectiva(20).

El 20 de agosto de 2010, a través de apoderada, la demandante, radicó petición conjunta ante el agente interventor de DASALUD En Liquidación en cuya referencia especificó:

“[...] solicito a usted se sirva ordenar, la liquidación, reconocimiento y pago de las cesantías definitivas de las personas que a continuación relaciono, conforme con los poderes debidamente otorgados y anexo a la presente petición, por haberse acabado el vínculo laboral y hasta la fecha no se han cancelado sus cesantías definitivas. [...] Rosa Lili Palomeque Gómez [...]”.

No existe prueba que demuestre que esta entidad hubiera dado respuesta a la anterior petición.

El mandatario liquidador de Abogados Consultores JUGONC SAS de DASALUD Chocó en liquidación, certificó que “revisadas las hojas de vida, registros contables y movimientos de tesorería del Departamento Administrativo de Salud y Seguridad Social DASALUD Chocó, entregados al Departamento Administrativo de Seguridad Social DASALUD Chocó hoy en liquidación, no se evidencia transacción por concepto de cesantías de los años 2006 y 2007 de la señora Rosa Lili Palomeque Gómez.”(21).

2.4. Caso concreto.

Según lo probado en el proceso es evidente, que con ocasión de la liquidación de DASALUD, fue suscrita acta de sustitución patronal con sujeción a la normativa laboral que regula esta figura, entre dicha entidad y la ESE Salud Chocó, con efectos desde el 15 de enero de 2008.

Lo que se traduce en que se produjo un cambio de empleador, pues la ESE Salud Chocó en condición de entidad nominadora reemplazó a DASALUD en liquidación; existió continuidad de empresa, porque el objeto social en ambas entidades es el mismo y consiste en la prestación del servicio público de salud en el departamento del Chocó; y hubo continuidad en la prestación de los servicios por parte de la demandante en el cargo de auxiliar de enfermería en el Centro de Salud de Lloró, pues quedó incluida en el acta de sustitución que contiene la lista de los empleados públicos y los trabajadores oficiales adscritos a DASALUD en liquidación que pasaron a formar parte de la ESE Salud Chocó.

Ahora bien, se debe precisar que si bien es cierto la accionante trabajó al servicio de DASALUD en liquidación hasta el 31 diciembre de 2007 y que el pago de las cesantías correspondientes a los años 2006 y 2007 corría por cuenta de dicha entidad sin que lo hiciera, y que por tanto tal obligación le asistía a la ESE Salud Chocó en forma directa como responsable solidaria, según lo estipulado por el artículo 69 del Código Sustantivo del Trabajo, el numeral 4 del artículo 99 de la Ley 50 de 1990 y el acuerdo de sustitución patronal que celebró, no puede perderse de vista que la actora solicitó en forma directa ante DASALUD en liquidación el pago de esas cesantías, de manera que en atención a lo establecido por el artículo 1568 del Código Civil, si una obligación solidaria puede exigirse a cada uno de los deudores, se tiene que le asiste la razón al a quo cuando ordenó a esta última entidad que procediera al pago de estas cesantías.

En lo que concierne a la sanción moratoria es necesario señalar, que si el vínculo de trabajo terminó definitivamente el 31 de diciembre de 2010 y tal situación era la que le otorgaba a la demandante el derecho al pago de sus cesantías definitivas, al haber radicado el 20 de agosto de 2010 la petición relacionada con su reconocimiento y pago, aún no le asistía tal derecho; porque es evidente que para esta última fecha no había culminado su relación laboral, y tal como quedó visto cuando de sustitución patronal se trata, dicha relación no se extingue con la sustitución sino con ocasión de la finalización del vínculo respecto del último empleador. De manera que, una petición presentada antes de que surja el derecho no puede generar efectos sancionatorios.

En conclusión, se confirmará la orden del tribunal de pago a favor de la demandante de las cesantías, pero se modificará para indicar que versa sobre los años correspondientes a los años 2006 y 2007, y no como lo había indicado erróneamente el a quo por los años 2005 y 2007.

Lo anterior, teniendo en cuenta los argumentos del recurso de apelación y la demanda en la que específicamente la apoderada de la demandante señala que no le fueron pagadas las cesantías de los años 2006 y 2007, circunstancia que quedó acreditada por la certificación allegada por el mandatario liquidador de Abogados Consultores JUGONC SAS de DASALUD Chocó en liquidación, en la que claramente indicó que “revisadas las hojas de vida, registros contables y movimientos de tesorería del Departamento Administrativo de Salud y Seguridad Social DASALUD Chocó, entregados al Departamento Administrativo de Seguridad Social DASALUD Chocó hoy en liquidación, no se evidencia transacción por concepto de cesantías de los años 2006 y 2007 de la señora Rosa Lili Palomeque Gómez.”(22).

Lo expuesto en aras de la protección de sus derechos laborales, sin que pueda entenderse que esta orden implique el derecho pago de la sanción moratoria porque como se indicó, la petición de pago de cesantías definitivas se presentó antes de que efectivamente concluyera la relación laboral.

2.5. De la condena en costas en segunda instancia(23). 

El concepto de las costas del proceso está relacionado con todos los gastos necesarios o útiles dentro de una actuación de esa naturaleza y comprende los denominados gastos del proceso, que incluye los honorarios de abogado o agencias del derecho(24), los llamados en el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo gastos ordinarios del proceso(25) y otros como son los necesarios para traslado de testigos y para la práctica de la prueba pericial, los honorarios de auxiliares de la justicia como peritos y de secuestres, transporte de expediente al superior en caso de apelación.

En cuanto a la condena en costas en vigencia del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo este despacho y la corporación ya lo ha analizado con detenimiento(26).

Atendiendo esa orientación y de conformidad con el artículo 365 del Código General del Proceso no se condenará en costas de segunda instancia toda vez que las entidades demandadas no intervinieron en ella.

En mérito de lo expuesto el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección A, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. MODIFICAR el numeral SEGUNDO de la sentencia de fecha 10 de octubre 2014 proferida por el Tribunal Administrativo del Chocó, el cual quedará así:

2. ORDÉNESE a DASALUD en liquidación, para que adelante las gestiones administrativas, presupuestales y financiera tendientes a la consignación al Fondo Nacional del Ahorro el componente de cesantías que corresponde a la señora Rosa Lili Palomeque Gómez por los años 2006 y 2007.

2. CONFIRMAR en todo lo demás la sentencia de fecha 10 de octubre 2014 proferida por el Tribunal Administrativo del Chocó de acuerdo con las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia.

3. NO CONDENAR en costas de segunda instancia de conformidad con las consideraciones expresadas en esta sentencia.

4. DEVUÉLVASE el expediente al tribunal de origen.

5. Efectuar las anotaciones correspondientes en el programa “Justicia Siglo XXI” y ejecutoriada esta providencia devolver el expediente al tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase.

La anterior providencia fue discutida y aprobada por la Sala en la presente sesión».

8 Ley 50 de 1990. Artículo 99. “El nuevo régimen especial del auxilio de cesantía, tendrá las siguientes características: 1ª. El 31 de diciembre de cada año se hará la liquidación definitiva de cesantía, por la anualidad o por la fracción correspondiente, sin perjuicio de la que deba efectuarse en fecha diferente por la terminación del contrato de trabajo. 2ª. El empleador cancelará al trabajador los intereses legales del 12% anual o proporcionales por fracción, en los términos de las normas vigentes sobre el régimen tradicional de cesantía, con respecto a la suma causada en el año o en la fracción que se liquide definitivamente. 3ª. El valor liquidado por concepto de cesantía se consignará antes del 15 de febrero del año siguiente, en cuenta individual a nombre del trabajador en el fondo de cesantía que el mismo elija. El empleador que incumpla el plazo señalado deberá pagar un día de salario por cada día de retardo. 4ª. Si al término de la relación laboral existieron saldo de cesantía a favor del trabajador que no hayan sido entregados al Fondo, el empleador se los pagará directamente con los intereses legales respectivos. 5ª. Todo trabajador podrá trasladar su saldo de un fondo de cesantía a otro de la misma naturaleza. El Gobierno fijará el procedimiento que deba seguirse para el efecto. [...]”.

9 Ley 244 de 1995. “Por medio de la cual se fijan términos para el pago oportuno de cesantías para los servidores públicos, se establecen sanciones y se dictan otras disposiciones”.

10 Ley 1071 de 2006. “Por medio de la cual se adiciona y modifica la Ley 244 de 1995, se regula el pago de las cesantías definitivas o parciales a los servidores públicos, se establecen sanciones y se fijan los términos para su cancelación”.

11 Código Sustantivo del Trabajo. Artículo 67. “Definición. Se entiende por sustitución de empleadores todo cambio de un empleador por otro, por cualquier causa, siempre que subsista la identidad del establecimiento, es decir, en cuanto este no sufra variaciones esenciales en el giro de sus actividades o negocios”.

12 Código Sustantivo del Trabajo. Artículo 69. “Responsabilidad de los empleadores. 1. El antiguo y el nuevo empleador responden solidariamente las obligaciones que a la fecha de la sustitución sean exigibles a aquel, pero si el nuevo empleador las satisfaciere, puede repetir contra el antiguo. 2. El nuevo empleador responde de las obligaciones que surjan con posterioridad a la sustitución. 3. En los casos de jubilación, cuyo derecho haya nacido con anterioridad a la sustitución, las pensiones mensuales que sean exigibles con posterioridad a esa sustitución deben ser cubiertas por el nuevo empleador, pero este puede repetir contra el antiguo.

4. El antiguo empleador puede acordar con todos o con cada uno de sus trabajadores el pago definitivo de sus cesantías por todo el tiempo servido hasta el momento de la sustitución, como si se tratara de retiro voluntario, sin que se entienda terminado el contrato de trabajo. 5. Si no se celebrare el acuerdo antedicho, el antiguo empleador debe entregar al nuevo el valor total de las cesantías en la cuantía en que esta obligación fuere exigible suponiendo que los respectivos contratos hubieren de extinguirse por retiro voluntario en la fecha de sustitución, y de aquí en adelante queda a cargo exclusivo del nuevo empleador el pago de las cesantías que se vayan causando, aun cuando el antiguo empleador no cumpla con la obligación que se le impone en este inciso. 6. El nuevo empleador puede acordar con todos o cada uno de los trabajadores el pago definitivo de sus cesantías, por todo tiempo servido hasta el momento de la sustitución, en la misma forma y con los mismos efectos de que trata el inciso 4º del presente artículo. [...]”.

13 10 (sic) Código Sustantivo del Trabajo. Artículo 70. “[...] El antiguo y el nuevo empleador pueden acordar modificaciones de sus propias relaciones, pero los acuerdos no afectan los derechos consagrados en favor de los trabajadores en el artículo anterior [...]”.

14 Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, Sección Segunda, sentencia de 24 de enero de 1990; Corte Constitucional, Sentencia T-205 de 2006, Magistrado Ponente Jaime Araújo Rentería; Consejo de Estado, Sección Segunda, sentencia 11 de septiembre de 2017, Radicado 0890-2015, demandante: Cleofe Visitación lbargüen Moreno, demandado: departamento del Chocó y el Departamento Administrativo de Salud y Seguridad Social del Chocó en Liquidación, Consejero Ponente: William Hernández Gómez.

15 Consejo de Estado sentencia de 24 de octubre de 2012, Radicado: 2411-11, demandante: Fabio Soler Sánchez, demandado: Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría de Educación, Consejero Ponente: Gustavo Eduardo Gómez Aranguren. En esta providencia se consideró: “l...] Ha sido pacifica la jurisprudencia de esta corporación, con apoyo en la normatividad aludida, que la sustitución patronal no altera las relaciones laborales de los trabajadores consignadas en la ley, los contratos individuales, o en las convenciones o pactos colectivos, los cuales conservan su vigencia plena haciendo responsables solidariamente ante los trabajadores a los dos patronos, anterior y sustituto y que las disposiciones más favorables, lo mismo que las convenciones y decisiones arbitrales, se aplican de preferencia (Sala de Consulta y Servicio Civil, Radicación 699, consulta del 28 de junio de 1995, Consejero Ponente. Doctor Luis Camilo Osario Isaza)”.

16 Fl. 143 del expediente.

17 “Cláusula primera. Sustitución patronal. DASALUD Chocó y la ESE Salud Chocó acuerdan y reconocen que, a partir de la fecha efectiva opera entre las partes la sustitución patronal de todas las obligaciones laborales, legales y extralegales; de conformidad con las normas laborales, respecto de los siguientes empleados públicos y trabajadores oficiales: centro de salud Lloró [...] Rosa Lili Palomeque Gómez”.

18 “Cláusula Segunda. Obligaciones laborales asumidas por la ESE Salud Chocó. La ESE salud Chocó asume y se obliga a responder por la totalidad de las obligaciones de carácter laboral a favor de los trabajadores que se generen y/o causen a partir de la fecha efectiva; y a realizar la afiliación de manera inmediata de los empleados al sistema integral de seguridad social como son: pensiones, salud, riesgos profesionales, cajas de compensación familiar y aportes parafiscales y/o reportar el cambio patronal. De igual manera se procederá en lo concerniente a las cesantías de cada uno de los trabajadores oficiales y/o funcionarios públicos, en cada uno de los fondos en que se encuentren afiliados, especialmente al fondo nacional del ahorro”.

19 “Cláusula Tercera. Obligaciones laborales asumidas por DASALUD Chocó, DASALUD Chocó asume la totalidad de las obligaciones de carácter laboral, incluyendo mesadas pensiónales (sic), resultantes de las normas laborales aplicables que se hayan generado y/o causado hasta la fecha efectiva. Las transferencias o aportes parafiscales que se hayan generado y/o causado antes de la fecha efectiva, incluyendo los aportes por concepto de seguridad social, cajas de compensación social, cajas de compensación, Sena e Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Las tasas, impuestos y contribuciones que resulten de las normas laborales aplicables, que se hayan causado con anterioridad a la fecha efectiva. Todas las sanciones, recargos, liquidaciones, indemnizaciones o cualquier otro concepto distinto a los contemplados y regulados en los anteriores numerales que se causen con posterioridad a la fecha efectiva pero que tengan origen en el no pago, en el retardo o en el incumplimiento total o parcial de las obligaciones causadas a cargo de DASALUD Chocó antes de la fecha efectiva” .

20 “Cláusula cuarta. Pago de las obligaciones laborales. DASALUD Chocó, se obliga a pagar todas las obligaciones laborales de los empleados que, de acuerdo con las normas laborales aplicables, sean exigibles a antes (sic) de la fecha efectiva. La ESE Salud Chocó se obliga, por su parte, a hacer el pago por su propia cuenta, de todas las obligaciones laborales, que de acuerdo con las normas laborales aplicables, se hagan exigibles a favor de los empelados después de la fecha efectiva”.

21 Fl. 145 del expediente.

22 Fl. 145 del expediente.

23 Sobre el particular: Consejo de Estado. Sección Segunda. Subsección A. Sentencia de 3 de marzo de 2016. Rad. 25000-23-42-000-2012-01460-01 (1753-2014). Consejero Ponente doctor Gabriel Valbuena Hernández. En el mismo sentido: Consejo de Estado. Sección Segunda. Subsección A. Sentencia de 7 de abril de 2016. Rad. 13001-23-33-000-2013-00022-01 (1291-2014). Consejero Ponente doctor William Hernández Gómez.

24 Artículo 361 del Código General del Proceso.

25 Articulo 171 Nº 4 en conc. art. 178 ib.

26 Consejo de Estado. Sección Segunda. Subsección A. Sentencia de 3 de marzo de 2016. Rad. 25000-23-42-000-2012-01460-01 (1753-2014). Consejero Ponente doctor Gabriel Valbuena Hernández. En el mismo sentido: Consejo de Estado. Sección Segunda. Subsección A. Sentencia de 7 de abril de 2016. Rad. 13001-23-33-000-2013-00022-01 (1291-2014). Consejero Ponente doctor William Hernández Gómez.