Sentencia 2013-00280/0367-2016 de diciembre 12 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCIÓN SEGUNDA - SUBSECCIÓN A

Radicación: 47001 23 33 000 2013 00280 01 (0367-2016)

Consejero Ponente

Dr. Gabriel Valbuena Hernández

Demandante: Walterio Jiménez Beleño

Demandado: Caja de sueldosde retiros de la Policía Nacional

Bogotá, D.C, doce de diciembre de dos mil diecisiete

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

1. DEL PROBLEMA JURÍDICO

El problema jurídico en el caso sub judice, se contrae a determinar si al demandante le asiste el derecho a la reliquidación de la asignación de retiro con el pleno reconocimiento y pago de las primas, subsidios, bonificaciones y demás prestaciones pretendidas de conformidad con el Decreto 1213 de 1990, pese a haberse homologado al Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional.

A fin de resolver este problema jurídico, la Sala de Decisión estudiará el marco legal aplicable al caso concreto y la interpretación jurisprudencial que esta Corporación ha hecho del mismo.

2. DEL MARCO NORMATIVO Y JURISPRUDENCIAL APLICABLE

Los artículos 216 y 217 de la Constitución Política establecen que La Fuerza Pública estará integrada en forma exclusiva por las Fuerzas Militares [Ejército Nacional, Fuerza Aérea Colombiana y Armada Nacional] y la Policía Nacional.

Por su parte, el artículo 218 superior, señaló que la ley organizará el cuerpo de Policía, y determinará su régimen de carrera, prestacional y disciplinario.

Con soporte en lo anterior, el Legislador expidió la Ley 4 de 1992(6), y en sus artículos 1, literal d); 2 literal a); y 10º, dispuso que el Gobierno Nacional, con sujeción a las normas, criterios y objetivos señalados en esta ley, fijaría el régimen salarial y prestacional, entre otros de los Miembros de la Fuerza Pública.

Por medio del Decreto 1213 de 1990(7), el Presidente de la República en uso de las facultades extraordinarias que le confirió la Ley 66 de 1989, reformó el Estatuto del personal de agentes de la Policía Nacional, y dispuso que (i) «[l]a Policía Nacional es una institución pública de carácter permanente y naturaleza oficial constituida con régimen y disciplina especiales, que depende del Ministro de Defensa Nacional y hace parte .de la Fuerza Pública en los términos de los artículos 167 y 168 de la Constitución Política»(8), y (ii) esta sería la norma que regularía «la carrera profesional de los agentes de la Policía Nacional y sus prestaciones sociales»(9).

Posteriormente mediante la Ley 62 de 1993(10), se expidieron algunas normas sobre el sector defensa y, entre otras, se concedieron facultades extraordinarias al Presidente de la República; en dicho cuerpo normativo, al tenor de sus artículos 6 y 35 dispuso,

«ARTICULO 6. Personal Policial. La Policía Nacional está integrada por oficiales, suboficiales, agentes, alumnos y por quienes presten el servicio militar obligatorio en la Institución, así como por los servidores públicos no uniformados pertenecientes a ella, unos y otros sujetos a normas propias de carrera y disciplina en la forma que en todo tiempo establezca la ley.

ARTICULO 35. Facultades extraordinarias. De conformidad con el numeral 1O del artículo 150 de la Constitución Política, revístese al Presidente de la República de precisas facultades extraordinarias, hasta por el término de seis (6) meses contados a partir de la promulgación de la presente ley, para los siguientes efectos:

1. Modificar las normas de carrera del personal de oficiales, suboficiales y agentes de la Policía Nacional [...]»

Con fundamento en este último, fueron expedidos los Decretos 41 de 1994, «por el cual se modifican las normas de carrera del personal de oficiales y suboficiales de la Policía Nacional y se dictan otras disposiciones», y el 262 de esa misma anualidad, «por el cual se modifican las normas de carrera del personal de Agentes de la Policía Nacional y se dictan otras disposiciones».

Sobre el particular, es pertinente resaltar que, mediante la sentencia C-417 de 1994, la Corte Constitucional declaró inexequibles las expresiones «nivel ejecutivo», «personal del nivel ejecutivo» y «miembro del nivel ejecutivo» contenidas en el precitado Decreto 41 de 1994, en la medida que la Ley 62 de 1993 no hizo referencia a dicho nivel, por lo que se evidenció un exceso en las facultades otorgadas al Ejecutivo.

Por su parte, el artículo 1 de la Ley 180 de 1995(11), modificó el artículo 6 de la Ley 62 de 1993, de la siguiente manera:

«ARTICULO 6. La Policía Nacional está integrada por Oficiales, personal del Nivel Ejecutivo Suboficiales, Agentes, Alumnos y por quienes presten el servicio militar obligatorio en la Institución, así como por los servidores públicos no uniformados, pertenecientes a ella, unos y otros sujetos a normas propias de carrera y disciplina en la forma que en todo tiempo establezca la ley.»

Adicionalmente, la norma en comento, en el artículo 7, le confirió facultades extraordinarias al Presidente de la República con el objeto de regular, aspectos como la asignación salarial, primas y prestaciones sociales del Nivel Ejecutivo, disponiendo en el parágrafo que «[l]a creación del Nivel Ejecutivo no podrá discriminar ni desmejorar, en ningún aspecto, la situación actual de quienes estando al servicio de la Policía Nacional ingresen al Nivel Ejecutivo».

Con fundamento en las mencionadas facultades extraordinarias, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 132 de 1995, «por el cual se desarrolló la carrera profesional del nivel ejecutivo de la Policía Nacional», en lo que interesa al caso de marras, así:

«ARTÍCULO 13. Ingreso de agentes al Nivel Ejecutivo. Podrán ingresar al primer grado del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional, los agentes en servicio activo siempre y cuando reúnan los siguientes requisitos:

[…]

PARÁGRAFO 1º. Los agentes en servicio activo que no sean bachilleres, tendrán plazo de tres (3) años contados a partir de la vigencia del presente decreto, para acreditar este requisito, o en su defecto, deberán adelantar y aprobar un curso de nivelación académica de acuerdo con reglamentación que expida la Dirección General de la Policía Nacional.

PARÁGRAFO 2º. Los agentes que al momento de ingresar al Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional, hayan cumplido ocho (8) o más años de servicio activo como tales, ingresarán al grado de Subintendente, sin perjuicio de los requisitos exigidos en los numerales 1º, 2º, y 3º de este artículo.

ARTÍCULO 15. Régimen salarial y prestacional del personal del Nivel Ejecutivo. El personal que ingrese al Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional, se someterá al régimen salarial y prestacional determinado en las disposiciones que sobre salarios y prestaciones dicte el Gobierno Nacional.

ARTÍCULO 82. Ingreso al Nivel Ejecutivo. El ingreso al Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional no podrá discriminar, ni desmejorar, en ningún aspecto la situación de quienes están al servicio de la Policía Nacional. [...]»

Luego, el Gobierno Nacional en desarrollo de la Ley 4° de 1992, mediante Decreto 1091 de 1995(12), expidió el Régimen de Asignaciones y Prestaciones del nuevo nivel de la Policía Nacional, estableciendo los siguientes factores: remuneración

mensual por fuera del pc:1ís (artículo 3), primas de servicio (artículo 4), de navidad (artículo 5), de carabinero (artículo 6), del nivel ejecutivo (artículo 7), de retorno a la experiencia (artículo 8), de alojamiento en el exterior (artículo 9), de instalación (artículo 10), de vacaciones (artículo 11), y los subsidios de alimentación (artículo 12) y familiar (artículo 15).

Posteriormente, a través del Decreto 1791 de 2000, «por el cual se modifican las normas de carrera del Personal de Oficiales, Nivel Ejecutivo, Suboficiales y Agentes de la Policía Nacional», con relación a los Agentes de la Policía Nacional que ingresan al Nivel Ejecutivo, se indicó:

«ARTICULO 9º. Ingreso de Suboficiales al Nivel Ejecutivo. Podrán ingresar a la escala jerárquica del Nivel Ejecutivo los suboficiales en servicio activo que lo soliciten, de acuerdo con las siguientes equivalencias: 1. Cabo Segundo y Cabo Primero, al grado de Subintendente; 2. Sargento Segundo, al grado de Intendente; 3. Sargento Viceprimero, al grado de Intendente Jefe;

4. Sargento Primero, al grado de Subcomisario; 5. Sargento Mayor, al grado de Comisario.

PARAGRAFO. El ingreso de los Suboficiales a este nivel, se hará en estricto orden de antigüedad en el grado, de acuerdo con las disposiciones que para tal efecto presente a consideración del Ministro de Defensa Nacional el Director General de la Policía Nacional.

ARTÍCULO 10. Ingreso de Agentes al Nivel Ejecutivo. Podrán ingresar al primer grado del Nivel Ejecutivo, los agentes en servicio activo de acuerdo con las disposiciones que para tal efecto presente a consideración del Ministro de Defensa Nacional el Director General de la Policía Nacional.

PARAGRAFO. El personal de Suboficiales y de Agentes de que tratan los artículos 9 y 10 del presente Decreto, se someterán al régimen salarial y prestacional establecido para la carrera del Nivel Ejecutivo.»

La Corte Constitucional, mediante Sentencia C-691 de 2003, declaró la exequibilidad del parágrafo del artículo 10 del citado decreto, de donde se infiere lo siguiente: (i) el traslado de agentes y suboficiales al Nivel Ejecutivo fue voluntario; (ii) la sujeción al régimen especial con el cambio de nivel era válido; y

(iii) la Ley 180 de 1995 y demás normas concordantes impedían el desmejoramiento de las condiciones salariales y prestacionales de quienes venían vinculados a la Policía Nacional y que optaron por el traslado al Nivel Ejecutivo.

Ahora bien, el Consejo de Estado en sentencia de 14 de febrero de 2007, expediente núm. 2004-0109-01 (1240-04)(13), al efectuar un análisis del marco normativo reseñado, indicó que:

«[...] Si bien no existe derecho a un régimen prestacional inmodificable o que no pueda variarse el ejercicio de un derecho adquirido(14)14 sólo es dable exigirlo en la medida en que el mismo se haya causado, esto es, que haya ingresado al patrimonio de la persona exhibiendo un justo título. Pero, lo cierto es que en este particular caso el Gobierno Nacional no podía variar ni modificar el régimen prestacional de los miembros de la Fuerza Pública en tanto - se repite - era una materia que se hallaba reservada a la ley y, de otra parte, existía una clara protección especial para quienes se habían acogido a la carrera del nivel ejecutivo. (Subrayado de la Sala)»

En la referida providencia se declaró la nulidad del artículo 51 del Decreto 1091 de 1995, por el cual se reguló la asignación de retiro para el Nivel Ejecutivo, por considerar que esta materia no podía ser reglada por el Presidente, sino que le correspondía al Legislador a través de una ley marco.

Posteriormente, en sentencia de 12 de abril de 2012, expediente núm. 2007-00049-00 (1074-07)(15) esta Corporación se pronunció con relación a la legalidad del parágrafo 2 del artículo 25 del Decreto 4433 de 2004, y resolvió declarar su nulidad; en esa oportunidad expresó la Sara de Decisión le siguiente:

«El Decreto 4433 de 2004 debía someterse a las reglas establecidas en la Ley 923 de 2004.

l. Con la declaratoria de inexequibilidad del Decreto Ley 2070 de 2003, la asignación de retiro aplicable para quienes se incorporaron en el Nivel Ejecutivo, es la prevista en los Decretos 1212 y 1213 de 1990.

II. AI analizar los anteriores Decretos, evidenció que la disposición demandada no es consecuente con lo establecido en el numeral 3.1 del artículo 3 de la Ley 923 de 2004, y tampoco contiene un régimen de transición.»

De acuerdo a la norma y la jurisprudencia que se analiza, se puede afirmar que, quienes pertenecían al nivel de Agentes y Suboficiales de la Policía Nacional tenían la posibilidad de acceder voluntariamente a la carrera del Nivel Ejecutivo; y, que, a su turno, quienes así lo hicieran debían someterse al régimen salarial y prestacional que estableciera el Gobierno Nacional, pero no podían ser desmejorados o discriminados en su situación laboral.

3. DE LO PROBADO EN EL PROCESO

De conformidad con el marco normativo expuesto, la Sala de Subsección resolverá el problema jurídico planteado, para lo cual se tendrán como pruebas útiles, pertinentes y conducentes las siguientes:

- Oficio 3211/GAG- SDP de 3 de mayo de 2011, suscrito por el Subdirector de Prestaciones Sociales de la Caja de Sueldos de Retiro de la Policía Nacional, por medio del cual se negó la petición de reliquidación de la asignación de retiro con base en las primas, bonificaciones, subsidios y auxilios que se le venían pagando al demandante en aplicación al Decreto 1213 de 1990. (ff. 8-9).

- Extracto de hoja de servicio del IT WALTERIO JIMÉNEZ BELEÑO expedida el día 9 de agosto de 2010. (f. 10).

4. DEL CASO CONCRETO

En el presente caso está acreditado que el demandante ingresó a la entidad como Agente Alumno a partir del 21 de abril de 1985 al 31 de octubre del mismo año, Agente Nacional desde el 1° de noviembre de 1985 al 30 de abril de 1996; fue homologado al Nivel Ejecutivo mediante Resolución núm. 2371 de 30 de abril de 1996, desde el 1° de mayo del mismo año al 11 de julio de 201O; todo ello para un total de 25 años, 9 meses y 26 días.

Según da cuenta el acto acusado, al actor como Agente le fueron aplicadas las disposiciones salariales y prestacionales establecidas en los Decretos 1212 y 1213 de 1990; y, durante el tiempo en que laboró en el Nivel Ejecutivo, su situación se reguló por el Decreto 1091 de 1995.

Conforme al acervo probatorio obrante en et proceso, la norma que se analizó y la jurisprudencia tanto de la Corte Constitucional como del Consejo de Estado, se infiere que, mientras el señor WALTERIO JIMÉNEZ BELEÑO permaneció vinculado a la Policía Nacional y una vez optó por la homologación al Nivel Ejecutivo, estaba amparado por la prohibición de no ser discriminado o desmejorado en sus condiciones salariales y prestacionales, tal y como lo prevé la Carta Política, la Ley 4ª de 1992 y las normas que desarrollaron el Nivel Ejecutivo en la Policía Nacional.

En el sub judice no es posible hacer una interpretación factor por factor como lo pretende el actor, porque ello sería tanto como abrogarse la Sala la competencia atribuida constitucional y legalmente al Legislador (Congreso de la República) y llegar a crear un tercer régimen salarial y prestacional diferente al previsto para los oficiales y suboficiales [Decretos 1212 y 1213 de 1990] y para el Nivel Ejecutivo [Decreto 1091 de 1995].

Además en virtud del principio de inescindibilidad, la favorabilidad del Nivel Ejecutivo a la que se acogió libremente el demandante debe aplicarse en su integridad, pues es posible que en la nueva normativa [Decreto 1091 de 1995] existan ventajas no estipuladas mientras ostentó el cargo de Agente y que, a su turno, se hayan eliminado otras, pese a lo cual, en su conjunto, su situación de integrante del nuevo nivel le haya permitido, incluso, mejorar sus condiciones salariales y prestacionales.

La Sección Segunda del Consejo de Estado, en sentencia de 9 de octubre de 2008, expediente núm. 2000-06793-01 (3021-04)(16) , tuvo la oportunidad de pronunciarse con relación a los principios de favorabilidad e inescindibilidad y la protección de los derechos adquiridos, así como los eventos en los que un cambio de régimen salarial y prestacional implica la pérdida de una prima específica o de unos beneficios laborales, pero, al mismo tiempo, la ganancia de otros.

Significa que, si bien es cierto, no se desconoció la protección dada a los agentes y suboficiales que se incorporaron voluntariamente al Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional, tampoco puede adelantarse un estudio de la situación ventilada al margen del principio de inescindibilidad y, por supuesto, del de favorabilidad, ya que, mirado en su conjunto, el régimen salarial y prestacional establecido en el Decreto 1091 de 1995 no desmejoró sus condiciones laborales.

Quienes se acogieron al Nivel Ejecutivo vieron aumentados sus ingresos, dando aplicación la accionada de esta manera al principio de progresividad y no solamente manteniendo sus condiciones salariales y prestacionales, sino que fueron mejoradas. Sobre el cambio de régimen la Corte Constitucional en sentencia C-313 de 2003, indicó lo siguiente:

«[...] Es decir, que quienes decidan voluntariamente asimilarse al nuevo régimen, tendrán la opción de hacerlo, tomando en cuenta que en relación con dicha asimilación estarán en la misma situación que quienes ingresan por primera vez a la carrera docente [...] En la medida en que esa asimilación es voluntaria, si dadas estas condiciones ella no resulta atractiva para sus intereses, el docente podrá optar por mantenerse en el antiguo régimen en el que le son reconocidos dicho tiempo de servicio y experiencia.» (Resaltado fuera de texto)

Ello traduce que no se desconocen los derechos adquiridos cuando se trata del cambio voluntario de régimen como ocurrió en el sub examine, teniendo en cuenta que el actor fue homologado al Nivel Ejecutivo el 1° de mayo de 1996 y estuvo vinculado hasta el 11 de julio de 2010, sin que hubiera manifestado reparo alguno, dado que hasta el 8 de febrero de 2011(17) presentó petición para que le fueran tenidos en cuenta los factores que devengaba en el régimen de agente [Decreto 1213 de 1990].

Ahora bien, es evidente que en el régimen salarial y prestacional del Nivel Ejecutivo no se contemplaron las primas de actividad y antigüedad, entre otras; sin embargo, se crearon unas nuevas primas y se consagró una asignación básica mensual muy superior en relación con el grado de agente, por lo que, se advierte, en vigencia del nuevo régimen se superaron las condiciones salariales y prestacionales que el interesado ostentaba antes de mayo de 1996.

A continuación se hará un cuadro comparativo de los factores reconocidos en los regímenes que fueren aplicados al demandante como Agente de la Policía, y luego, al homologarse en el Nivel Ejecutivo:

ConceptoNivel
Ejecutivo
Decreto
1091 de
1995
Definición legalConceptoAgente
Decreto
1213 de
1990
Definición legal
Subsidio
Familiar
Art 15 y ss.El subsidio
familiar se
pagará al
personal del
nivel ejecutivo
de la Policía
Nacional en servicio activo.
El Gobierno
Nacional
determinará la
cuantía del subsidio por persona a cargo. (hijos,
hermanos y
padres)
Subsidio
Familiar
Art .46A partir de la vigencia
del presente Decreto,
los Agentes de la
Policía Nacional en
servicio activo,
tendrán derecho al
pago de un subsidio
familiar que se
liquidará
mensualmente sobre
el sueldo básico, así:
a. Casados el treinta
porciento (30 %) , más
los porcentajes a que se tenga derecho conforme al literal c. de este artículo.
b. Viudos , con hijos
habidos dentro del
matrimonio por los
que exista el derecho
a devengarlo , el
treinta por ciento
(30 %) , más los
porcentajes de que
trata el literal c. del presente artículo.
c. Por el primer hijo el
cinco por ciento (5 %)
y un cuatro por ciento
(4 %) por cada uno de
los demás sin que se
sobrepase por este
concepto del
diecisiete por ciento
(17 %) .

Prima de servicioArt. 4El personal del
nivel ejecutivo
de la Policía
Nacional en
servicio activo,
tendrá derecho
al pago de una
prima de
servicio
equivalente a
quince (15) días
de
remuneración,
que se pagará
en los primeros
quince (15) días
del mes de julio
de cada año,
conforme a los
factores
establecidos en
el artículo 13 de
este decreto.
Prima de servicioArt. 31Los Agentes de la
Policía en servicio
activo tendrán
derecho al pago de
una prima
equivalente al
cincuenta por ciento
(50 % ) de la totalidad
de los haberes
devengados en el
mes de junio del
respectivo año, la
cual se pagará dentro
de los quince (15)
primeros días de l
mes de julio de cada
año.
Prima de navidadArt. 5Art. 5 Prima de
navidad .El
personal del
nivel ejecutivo
de la Policía
Nacional en
servicio activo,
tendrá derecho
al pago anual de
una prima de
navidad
equivalente a1
mes de salario
que
corresponda al
grado , a treinta
(30) noviembre
y se pagará
dentro de los
primeros quince
(15) días del
mes de
diciembre de
cada año,
conforme a los
factores
establecidos en
el art .13 de este decreto.
Prima de navidadArt. 32Los Agentes de la
Policía Nacional en
servicio activo,
tendrán derecho a
recibir anualmente
del Tesoro Público
una prima de
navidad, equivalente
a la totalidad de los
haberes de vengados
en el mes de
noviembre del
respectivo año.
Prima de vacacionesArt. 11El personal del
nivel ejecutivo
de la Policía
Nacional en
servicio activo,
tendrá derecho
al pago de una
prima de
vacaciones por
cada año de
servicio
equivalente a
quince (15) días
de
remuneración,
conforme a los
factores que se
señalan en el
artículo 13 de
este Decreto.
Prima de vacacionesArt. 42Los Agentes de la
Policía Nacional en
servicio activo, con la
excepción
consagrada en el
artículo 80 del
Decreto 183 de 1975,
tendrán derecho al
pago de una prima
vacacional
equivalente al
cincuenta porciento
(50 %) de los haberes
mensual es por cada
año de servicio, la
cual se reconocerá
para las vacaciones
causadas a partir de
febrero de 1975 y
solamente por un
período dentro de cada año fiscal.
Subsidio de alimentaciónArt. 7El personal del
nivel ejecutivo
de la Policía
Nacional en
servicio activo,
tendrá derecho
a una prima del
nivel ejecutivo
equivalente al
veinte porciento
(20 %) de la
Asignación básica mensual.
Esta prima no
tiene carácter
salarial para
ningún efecto,
con excepción
de la prima de
navidad.
Prima de navidadArt. 30Los Agentes de la
Policía Nacional en
servicio activo,
tendrán derecho a
una prima mensual
de actividad, que será
equivalente al treinta
porciento (30 %) del
sueldo básico y se aumentará en un cinco por ciento (5 %)
por cada cinco (5)
años de servicio cumplido .
Prima de retorno a la experiencia Art. 8 El personal del
Nivel ejecutivo
de la Policía
Nacional, tendrá
Derecho a una
Prima mensual
De retorno a la
experiencia, que
se liquidará de
la siguiente
forma a ) El uno
por ciento (1%)
del sueldo
básico durante
el primer año de
servicio en el
grado de
intendente y el uno por ciento
(1%) más por
cada año que
permanezca en
el mismo grado,
sin sobre pasar
el siete por
ciento (7 %); b)
Un medio por
ciento (1/2%)
más por el
primer año en el
grado de
subcomisario y
medio por ciento
(1/2 % ) más por
cada año que
permanezca en
el mismo grado
sin sobre pasar
el nueve punto
cinco por ciento
(9.5 % ) ; c) Un
Medio por ciento
(1/2 %) más por
el primer año en
el grado de
comisario y
medio por ciento
(1/2 %) más por
cada año que
permanezca en
el mismo grado,
sin sobrepasar
el doce por
ciento (12 %) .
Prima de antigüedad Art. 33. Los Agentes de la
Policía Nacional , a
partir de la fecha en
que cumplan diez
(10) años deservicio
tendrán derecho a
una prima mensual
de antigüedad que se
liquidará sobre el
sueldo básico, así: a
los diez (10) años, el
diez por ciento (10 %)
y por cada año que
exceda de los diez
(10), el uno por ciento
(1 %) más.
   Recompensa quinquenalArt. 43Los Agentes de la
Policía Nacional en
servicio activo que
complete en períodos
quinquenales
continuos de servicio
y observe en buena
conducta durante los
mismos, tendrán
derecho a una
recompensa por cada
cinco (5) años de
servicio, equivalente
a la totalidad de los
haberes en actividad,
devengados en el
último mes en que cum plan el
quinquenio.
Régimen cesantías Art. 50 transistorioSe estableció el
régimen
anualizado,
consagrándose
que a la fecha
del traslados se
reconocería el
beneficio
causado hasta
ese momento al
interesado, si se
acreditaban los
requisitos para ello.
Régimen de cesantías Art. 103Se consagró el régimen retroactivo de cesantías

De acuerdo con lo anterior, la diferencia estriba fundamentalmente en lo siguiente: la parte demandante sostuvo que tiene derecho a la reliquidación de su asignación de retiro toda vez que al homologarse al Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional, le fueron desmejoradas las condiciones salariales y laborales que tenía como Agente; por su parte, la entidad demandada, refirió que el demandante indudablemente mejoró al homologarse.

Así las cosas, el actor se benefició ampliamente al cambiar de rango de Agente al del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional en materia salarial, pues en dicho régimen se superaron las condiciones mínimas que dispuso el Legislador, y por lo mismo, se debe someter integralmente a su reglamentación, dentro de la cual no se establecieron las factores que el actor reclama, precisamente porque corresponden es al régimen de Agentes, al que ya no pertenece, y en cambio sí se le reconocieron y pagaron los propios del Nivel Ejecutivo al cual ingresó de forma voluntaria.

En consecuencia, el acto administrativo enjuiciado no está inmerso en la causal de nulidad alegada por el demandante, y por lo tanto no es posible aplicar la excepción de inconstitucionalidad y de ilegalidad suplicadas, pues los salarios y prestaciones a que tenía derecho son los establecidos en el régimen del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional que se le han aplicado desde su ingreso al mismo.

En estas condiciones las pretensiones de la demanda no pueden prosperar, y, en consecuencia, se revocará la sentencia que accedió a las súplicas de la demanda.

III. DE LA CONDENA EN COSTAS(18)

El concepto de las costas del proceso está relacionado con todos los gastos necesarios o útiles dentro de una actuación de esa naturaleza y comprende los denominados gastos del proceso, que incluye los honorarios de abogado o agencias en derecho(19), los llamados en el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo gastos ordinarios del proceso(20) y otros como son los necesarios para traslado de testigos y para la práctica de la prueba pericial, los honorarios de auxiliares de la justicia como peritos y de secuestres, transporte del expediente al superior en caso de apelación. En cuanto a la condena con costas en vigencia del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo esta Corporación ya lo ha analizado con detenimiento.

Sin embargo, teniendo en cuenta que en primera instancia se condenó en costas a la entidad demandada, a quien se resolvió a favor el recurso de apelación elevado, esta Sala revocará dicha decisión y no impondrá condena en costas a las partes en disputa.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso

Administrativo, Sección Segunda, Subsección A, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la Ley,

III. FALLA

REVOCAR en todas sus partes la sentencia del 26 de agosto de 2015, proferida por el Tribunal Administrativo del Magdalena, que accedió a las súplicas de la demanda dentro del proceso de la referencia.

2. NEGAR las pretensiones de la demanda de nulidad y restablecimiento del derecho promovida por el señor WALTERIO JIMÉNEZ BELEÑO en contra de la Caja de Sueldos de Retiro de la Policía Nacional, de conformidad con lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

CÓPIESE, NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE.

La anterior providencia fue considerada y aprobada por la Sala en sesión celebrada en la fecha

Magistrados: Gabriel Valbuena HernándezWilliam Hernández GómezRafael Francisco Suárez Vargas.

6 Mediante la cual se señalan las normas, objetivos y criterios que debe observar el Gobierno Nacional para la fijación del régimen salarial y prestacional de los empleados públicos, de los miembros del Congreso Nacional y de la Fuerza Pública y para la fijación de las prestaciones sociales de los Trabajadores Oficiales y se dictan otras disposiciones, de conformidad con lo establecido en el artículo 150, numeral 19, literales e) y f) de la Constitución Política.

7 Por el cual se reforma el Estatuto del personal de agentes de la Policía Nacional.

8 Artículo 1.

9 Artículo 2.

10 Por la cual se expiden normas sobre la Policía Nacional, se crea un establecimiento público de seguridad social y bienestar para la Policía Nacional, se crea la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada y se reviste de facultades extraordinarias al Presidente de la República.

11 Por la cual se modifican y expiden algunas disposiciones sobre la Policía Nacional y del Estatuto para la Seguridad Social y Bienestar de la Policía Nacional y se otorgan facultades extraordinarias al Presidente de la República para desarrollar la Carrera Policial denominada «Nivel Ejecutivo», modificar normas sobre estructura orgánica, funciones específicas, disciplina y ética y evaluación y clasificación y normas de la Carrera Profesional, Suboficiales y Agentes.

12 Por el cual se expide el Régimen de Asignaciones y Prestaciones para el personal del Nivel Ejecutivo de la Policía Nacional, creado mediante Decreto132de1995.

13 Consejo de Estado. Sección Segunda. Sentencia de 14 de febrero de 2007. Rad. 11001-03-25- 000-2004-00109-01 (1204-2004). Actor: Ferney Enrique Garnacha González, Demandado: Gobierno Nacional.

14 Los derechos se adquieren en tanto se reúnan los dos (2) elementos que exige el artículo 58 de la Constitución Política, como son: el objetivo y el subjetivo.

15 Consejo de Estado. Sección Segunda. Sentencia de 12 de abril de 2012. Rad. 11001-03-25-000- 2007-00049-00 (1074-2007). Actor: Juan Carlos Beltrán Bedoya, Demandado: Nación Ministerio de Defensa-Nacional Policía Nacional.

16 Consejo de Estado. Sección Segunda. Sentencia de 9 de octubre de 2008. Rad. 25000-23-25- 000-2000-06793-01 (3021-2004). Actor: Álvaro Torres Alvear, Demandando: Nación Procuraduría General de la Nación.

17 Folio 6 del expediente.

18 Sobre el particular: Consejo de Estado. Sección Segunda. Subsección A Sentencia de 3 de marzo de 2016. Rad. 25000-23-42-000-2012-01460-01 (1753-2014). Consejero ponente doctor Gabriel Valbuena Hernández. En el mismo sentido: Consejo de Estado. Sección Segunda. Subsección A sentencia de 7 de abril de 2016. Rad. 13001-23-33-000-2013-00022-01 (1291- 2014). Consejero ponente doctor William Hernández Gómez.

19 Artículo 361 del Código General del Proceso.

20 Artículo 171 No. 4 en conc. Art. 178 ib.