Sentencia 2013-00388 de junio 7 de 2017

CONSEJO SUPERIOR DE LA JUDICATURA

SALA JURISDICCIONAL DISCIPLINARIA

Rad. 110011102000201300388 01

Magistrado Ponente:

Dr. Magda Victoria Acosta Walteros

Aprobado Según Acta Nº 46 de la misma fecha

Bogotá D.C., siete de junio de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

De la competencia

La Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, al tenor de lo previsto en el numeral 4º del artículo 112 de la Ley 270 de 1996 —Estatutaria de Administración de Justicia—, es competente para “Conocerdelos recursos de apelación y de hecho, así como de laconsulta,enlosprocesosdisciplinariosdequeconocenen primerainstancialasSalasJurisdiccionalesDisciplinariasdelosConsejosSeccionales delaJudicatura.”, en concordancia con el parágrafo 1º del referido artículo y el numeral 1º del artículo 59 de la Ley 1123 de 2007 —Código Disciplinario del Abogado—.

Dable es señalar que tal facultad legal se mantiene incólume para esta Superioridad, a pesar de la entrada en vigencia del Acto Legislativo Nº 2 del primero (1º) de julio de 2015, mediante el cual se creó el nuevo órgano rector disciplinable; pues en razón a lo establecido en el parágrafo transitorio 1º del artículo 19 del referido acto legislativo, que dispuso: “(…) Los actuales Magistrados de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, ejercerán sus funciones hasta el día que se posesionen los miembros de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial”, transitoriedad que ha sido avalada por la Corte Constitucional mediante diferentes providencias, entre ellas, el Auto 278 del 9 de julio de 2015 proferido por la H. Corte Constitucional, que dispuso “6. De acuerdo con las medidas transitorias previstas en el Acto Legislativo 2 de 2015, cabe entender que, hasta tanto los miembros de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial no se posesionen, los Magistrados de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura deben continuar en el ejercicio de sus funciones. Ello significa que, actualmente, laSalaJurisdiccional DisciplinariadelConsejoSuperiordelaJudicaturaconservasuscompetencias,es decir,seencuentraplenamentehabilitadaparaejercer, no solo lafunciónjurisdiccional disciplinaria, sino también, para dirimir los conflictos de competencia que surjan entre las distintas jurisdicciones y para conocer de acciones de tutela.”; razón por la cual esta Sala entrará a decidir lo que en derecho corresponda.

Del asunto en concreto.

La Sala procede a estudiar el comportamiento del abogado Álvaro Skinner Correa para determinar si puede ser objeto de reproche disciplinario o no, y en consecuencia modificar, revocar o confirmar la sentencia de primera instancia.

Primero que todo es importante traer a colación, que en la Audiencia de Pruebas y Calificación Provisional de fecha 29 de abril de 2014, el Tribunal de conocimiento, dispuso a favor del doctor Álvaro Skinner Correa, la Terminación de la actuación respecto de los hechos que dieron origen a la compulsa por parte del Juzgado 67 Civil Municipal, al considerar que el disciplinado no había faltado a su deber profesional de abogado consagrado en el artículo 28 numeral 6º de la Ley 1123 de 2007 y en consecuencia no estaba incurso en la falta consagrada en el artículo 33 numeral 8º ibídem, pero que sin embrago, como se mencionó, ese despacho no podía pasar por alto que de acuerdo a lo certificado por la secretaría de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, al doctor Álvaro Skinner Correa le figuraba una sanción de suspensión por seis (6) meses en el ejercicio de la profesión que rigió del 23 de agosto de 2012 al 22 de febrero de 2013, sin que se observara que el disciplinado hubiese renunciado o sustituido el poder a él otorgado dentro del trámite de la prueba anticipada con radicado Nº 2012-0192, una vez entró a regir la sanción a él impuesta.

Razón por la cual se le formuló pliego de cargos al doctor Álvaro Skinner Correa al concluirse que había faltado a sus deberes profesionales de abogado consagrados en el artículo 28 numerales 14 y 19 de la Ley 1123 de 2007, y en consecuencia estar incurso en la incompatibilidad consagrada en el numeral 4º del artículo 29 de la Ley 1123 de 2007 y con ello estar incurso igualmente en la falta consagrada en el artículo 39 de la citada ley. Conducta que se le imputó a título de DOLO, que a la letra rezan:

ART. 28.—Deberes profesionales del abogado. Son deberes del abogado:

“ART. 14.—Respetar y cumplir las disposiciones legales que establecen las incompatibilidades para el ejercicio de la profesión.

“ART. 19.—Renunciar o sustituir los poderes, encargos o mandatos que le hayan sido confiados, en aquellos eventos donde se le haya impuesto pena o sanción que resulte incompatible con el ejercicio de la profesión”.

ART. 39.—También constituye falta disciplinaria, el ejercicio ilegal de la profesión y la violación de las disposiciones legales que establecen el régimen de incompatibilidades para el ejercicio de la profesión o al deber de independencia profesional”.

ART. 29.—Incompatibilidades. No pueden ejercer la abogacía, aunque se hallen inscritos:

4. Los abogados suspendidos o excluidos de la profesión”.

Analizadas las evidencias probatorias acopiadas en el investigativo, revelan que en efecto el doctor Álvaro Skinner Correa, el 14 de marzo de 2012 aceptó poder otorgado por el señor Luis Hernado (sic) Linares para que en su nombre y representación solicitara la práctica de prueba anticipada de un interrogatorio de parte al señor Héctor Clodomiro Ortiz Guerrero.

Una vez solicitado dicho interrogatorio por parte del doctor Álvaro Skinner Correa, mediante auto de fecha 23 de marzo de 2012, el Juzgado 67 Civil Municipal decretó la práctica para el día 20 de junio de 2012, fecha en la cual no se pudo llevar acabo la diligencia por la inasistencia del señor Héctor Clodomiro Ortiz Guerrero, ante lo cual y a solicitud de este, el Juzgado procedido fijar mediante auto del 6 de junio de 2012 como nueva fecha para la práctica del interrogatorio de parte para el 8 de octubre de 2012.

El día 8 de octubre de 2012, en desarrollo de la diligencia de Audiencia de calificación de interrogatorio(5), el despacho de conocimiento, procedió a calificar las preguntas del sobre sellado aportadas por el disciplinado, y una vez analizado el pliego de 15 preguntas el Juzgado procedió a rechazar de plano el formulario de preguntas y ordenó compulsa de copias ante la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá para que investigue al abogado Álvaro Skinner Correa, por abuso del litigio e incumplimiento de los deberes con la administración de justicia.

Sin embargo, de igual manera a folio 63 del plenario se encuentra el Certificado Nº 176009 del 23 de julio de 2014, expedido por la Secretaría Judicial de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, en el cual reposa una sanción en contra del abogado Álvaro Skinner Correa de suspensión de seis (6) meses en el ejercicio de la profesión con fecha de inicio de la sanción del 13 de agosto de 2012 y fecha final de la sanción del 22 de febrero de 2013.

Verificadas las actuaciones desplegadas por el abogado Álvaro Skinner Correa, en representación del señor Luis Hernado (sic) Linares Vergara, se determinó que para el día 8 de octubre de 2012, fecha en la que se llevó a cabo la diligencia de Audiencia de calificación de interrogatorio, el disciplinado aún fungía como mandatario del señor Linares Vergara, pese a que el disciplinado contaba la sanción de suspensión de seis (6) meses en el ejercicio de la profesión ordenada por Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá D.C. Sala Jurisdiccional Disciplinaria(6), en proceso disciplinario radicado Nº 11001110200020080397 01, la cual tenía fecha de inicio del 13 de agosto de 2012, como ya se había señalado.

Esto quiere decir que el abogado Álvaro Skinner Correa, con ocasión de esa sanción, de la cual se tiene demostrado en el plenario que el disciplinado tenía conocimiento, debió haber renunciado o sustituido todos los poderes que se le habían otorgado y por medio de los cuales estaba ejerciendo sus funciones como abogado durante el periodo comprendido del 13 de agosto de 2012 y al 22 de febrero de 2013.

Así las cosas, para esta Superioridad surge la demostración clara de la realización de la conducta imputada al disciplinado y la responsabilidad del mismo pues conociendo de los deberes que le asisten como profesional del derecho, sin justificación alguna de manera consiente y voluntaria decidió apartarse de ellos y se mantuvo en ejercicio del mandato que había recibido del señor Luis Hernando Linares Vergara por lo que es merecedor de reproche disciplinario y de la sanción impuesta en su contra, por haber incurrido en las faltas al Código Disciplinario del Abogado señaladas, por lo que se procederá a confirmar el fallo de primera instancia.

En mérito de lo expuesto, la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, administrando justicia en nombre de la Republica de Colombia y por autoridad de la Constitución y la Ley,

RESUELVE:

1. CONFIRMAR la sentencia objeto de consulta proferida el 28 de julio de 2014, por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá, mediante la cual sancionó al abogado Álvaro Skinner Correa con Suspensión de Tres (3) Meses en el ejercicio de la profesión, al haber incurrido en violación al régimen de incompatibilidades contemplado en el numeral 4º del artículo 29 de la Ley 1123 de 2007, y haber ejercido ilegalmente la profesión violando sus deberes del artículo 28 numeral 14 y 19, y en tal virtud por haber incurrido en las faltas contempladas en el artículo 39 de la Ley 1123 de 2007, de conformidad con lo expuesto en la parte motiva del presente proveído.

2. Anótese la sanción en el Registro Nacional de abogados, enviándole copia de esta Sentencia con constancia de su ejecutoria.

3. Por Secretaría Judicial de esta Corporación, líbrense las comunicaciones de ley.

Notifíquese y cúmplase».

5 Folio 33 C.C.

6 Folio 63 C.O.