Sentencia 2015-00061 de noviembre 17 de 2016

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Rad.: 11001-03-28-000-2015-00061-00 acumulado

Consejera Ponente:

Dra. Rocío Araújo Oñate

Accionantes: José Enrique Pardo Garcia y otro

Accionada: Claudia Marcela Amaya García –Gobernadora del Meta–

Naturaleza: Sentencia nulidad electoral.

Bogotá, D.C., diecisiete de noviembre de dos mil dieciséis.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

1. Competencia.

La Sección Quinta del Consejo de Estado es competente para conocer y decidir el presente proceso acumulado en única instancia, según lo dispuesto en el artículo 149 numeral 14º del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo y lo previsto en el artículo 13-4 del Acuerdo 58 del 15 de septiembre de 1999.

2. Problema jurídico.

El problema jurídico a ser definido por la Sala consiste en determinar si el acto de elección de la señora Claudia Marcela Amaya García, como Gobernadora del Departamento del Meta para el período 2016-2019, debe ser anulado por trasgresión de la prohibición de doble militancia consagrada en los artículos 107 de la Constitución Política y 2º de la Ley 1475 de 2011.

Para ello se debe determinar si dentro del plazo consignado en el artículo 2º de la Ley 1475 de 2011, la señora Claudia Marcela Amaya García ejerció como militante y directiva del Partido de la “U”, así como también si la demandada presentó renuncia a tales calidades dentro de la oportunidad prevista en el artículo arriba señalado.

Por razones de orden metodológico, para desarrollar el problema jurídico planteado, se precisará si la señora Claudia Marcela Amaya García al inscribirse como candidata a la Gobernación del Departamento del Meta por el Partido Liberal en coalición con el Partido Verde, incurrió en la prohibición de doble militancia, al no haber renunciado a su condición de (i) miembro militante del partido de la “U” y (ii) directiva de la misma agrupación política, con 12 meses de antelación, debido a que ostentó la calidad de Representante a la Cámara por el Departamento del Meta.

3. Del material probatorio.

Obran como pruebas en el expediente las siguientes:

3.1. Se incorporaron las siguientes pruebas documentales aportadas por la parte demandante:

3.1.1. Copia auténtica del formulario E-26 GOB del 6 de noviembre de 2015, en el que consta la declaratoria de elección de la señora Claudia Marcela Amaya García como Gobernadora del Departamento del Meta, para el período 2016-2019 (folios 23 a 24 del cuaderno 1 expediente 2016-0004 y folios 16 a 17 del cuaderno 1 expediente 2015-0061).

3.1.2. Copia auténtica del formulario E-6 con fecha 25 de julio de 2015, en el que consta la inscripción como candidata a la Gobernación del Meta de la señora Claudia Marcela Amaya García, período 2016-2019 (folios 25 a 26 del cuaderno 1 expediente 2016-0004, folios 19 a 20 del cuaderno 1 expediente 2015-0061).

3.1.3. Escrito de fecha 24 de marzo de 2015, suscrito por la demandada, en el cual presenta renuncia de su condición de militante al presidente del partido de la “U” (folio 27 del cuaderno 1 expediente 2016-0004, folio 23 del cuaderno 1 expediente 2015-0061).

3.1.4. Escrito de fecha 3 de noviembre de 2015, en el cual el director jurídico del Partido de la “U” informa que la señora Claudia Marcela Amaya García renunció a su condición de militante de dicha colectividad, mediante escrito radicado el 25 de marzo de 2015 (folio 28 del cuaderno 1 expediente 2016-0004, folio 18 del cuaderno 1 expediente 2015-0061).

3.2. Se incorporaron las siguientes pruebas documentales aportadas por la demandada:

3.2.1. Copia del oficio CNE-SS-7332/201500005988-00 del 2 de julio de 2015, suscrito por el Subsecretario del Consejo Nacional Electoral, en el cual informa que luego de revisada la base de datos de la entidad, no se encontró radicación alguna en la que conste que la ciudadana Claudia Marcela Amaya García esté registrada como directiva nacional del Partido de la “U” (folio 115 del cuaderno 1 expediente 2016-0004, folio 100 del cuaderno 1 expediente).

3.2.2. Copia del oficio suscrito por el director jurídico del Partido de la “U”, el 1 de julio de 2015, en el cual remite a la ahora demandada toda la información sobre el procedimiento de constitución del directorio municipal del partido en la ciudad de Villavicencio el cual contiene:

• Planilla denominada levantamiento de información –Directorios Departamentales.

• Acta general de la asamblea de la capital del departamento para la elección de miembros del directorio de Villavicencio.

• Planilla de asistencia a la asamblea adelantada el 17 de marzo de 2012.

Acta de elección de dignidades (mesa directiva) de la ciudad de Villavicencio del 14 de abril de 2012.

• Oficio remisorio del 16 de abril de 2012, en el cual la señora Mercedes Vidal Larrahondo, allega al secretario general del Partido de la “U” el acta de conformación del directorio municipal, planilla de asistencia, entre otros documentos.

• Copia de la Resolución 002 del 15 de febrero de 2012, por medio del cual, el Partido de la “U”, fijó el procedimiento para la conformación de los directorios de capitales de departamento.

• Copia de la Resolución 006 del 23 de febrero de 2012 por medio del cual, el Partido de la “U”, modificó entre otras la Resolución 002 de 2012 (folios 116 a 144 del cuaderno 1 expediente 2016-0004 y folios 104 a 129 del cuaderno 1 expediente 2015-0061).

3.2.3. Copia del oficio del 24 de junio de 2014, por medio de la cual la señora Claudia Marcela Amaya García renunció a su curul ante el presidente de la Cámara de Representantes (folio 146 del cuaderno 1 expediente 2016-0004 y folio 130 del cuaderno 1 expediente 2015-0061).

3.2.4. Copia de la Resolución MD-1016 del 24 de junio de 2014, por medio de la cual la Mesa Directiva de la Cámara de Representantes aceptó la renuncia de Claudia Marcela Amaya García como Representante a la Cámara (folios 146 a 147 del cuaderno 1 expediente 2016-0004 y folios 131 a 132 del cuaderno 1 expediente 2015-0061).

3.2.5. Copia de la Resolución No 1795 del 1º de septiembre de 2015, por medio de la cual el Consejo Nacional Electoral denegó las solicitudes de revocatoria de inscripción de la candidata Claudia Marcela Amaya García a la Gobernación del Meta (folios 148 a 174 del cuaderno 1 expediente 2016-0004 y folios 134 a 160 del cuaderno 1 expediente 2015-0061).

3.3. De las pruebas documentales solicitadas por los demandantes y decretadas por el despacho conductor del proceso:

3.3.1. Copia del oficio 1012 del 5 de septiembre de 2016, con el cual la Notaria Primera del Círculo de Villavicencio remitió copia auténtica de la escritura pública 5942 del 30 de diciembre de 2015, en el que consta la protocolización del acta de posesión de la demandada como gobernadora del departamento del Meta (folios 237 a 240 del cuaderno 2 expediente 2015-0061).

3.3.2. Oficio CNE-AJ-730 del 9 de septiembre de 2016, por medio del cual el asesor jurídico del Consejo Nacional Electoral, remitió los estatutos de los partidos de la “U” y Liberal Colombiano (folios 241- 243 a 387 del cuaderno 2 expediente 2015-0061).

3.3.3. Copia del oficio 420 del 11 de septiembre de 2015, por medio del cual el director de gestión electoral de la Registraduría Nacional del Estado Civil, remitió el formulario E-6, el acuerdo de coalición, copia de la cédula de ciudadanía y copia del aval otorgado por el Partido Liberal, programa de gobierno a la demandada (folios 389 vuelto a 429 del cuaderno 2 del expediente 2015-0061).

3.3.4. Oficio SbSG2.1-0652-2016 del 12 de septiembre de 2016, por medio del cual la Subsecretaria General del Congreso de la República, remitió certificación de tiempo de servicios de la demandada en calidad de Representante a la Cámara (folios 435 vuelto a 436 vuelto cuaderno 3 expediente 2015-0061).

3.3.5. Oficio de 12 de septiembre de 2016, en el cual el director jurídico del Partido de la “U”, remite cd con copia simple de los documentos que reposan en la sede central del partido, relacionada con la conformación de los directorios municipales del Departamento del Meta, así como también, los documentos con los cuales renunció a dicha colectividad la demandada y el aval el cual fue otorgado para el período 2010-2014 a la Cámara de Representantes (folios 437 vuelto y 438 del cuaderno 3 expediente 2015-0061).

3.3.6. Copia de la Resolución MD-1016 del 24 de junio de 2014, por medio de la cual la Mesa Directiva de la Cámara de Representantes aceptó la renuncia de Claudia Marcela Amaya García como Representante a la Cámara y la constancia de comunicación (folios 440 a 445 del cuaderno 3 expediente 2015-0061).

3.3.7. Copia de los estatutos del Partido Alianza Verde, remitidos por parte del asesor jurídico del Consejo Nacional Electoral el 13 de septiembre de 2016 (folios 448 vuelto a 466 del cuaderno 3 expediente 2015-0061).

3.3.8. Escrito del 14 de septiembre de 2016, mediante el cual el secretario general del Partido Liberal Colombiano remitió copia de la constancia de afiliación de la demandada como militante, otorgamiento de aval, requisitos para la obtención del mismo y su aceptación (folios 508 a 518 del cuaderno 3 expediente 2015-0061).

3.3.9. Escrito del 16 de septiembre de 2016, mediante el cual el secretario general del Partido Liberal Colombiano, da alcance a la comunicación del 14 de septiembre de 2016 en el sentido de aclarar lo remitido (folios 522 vuelto a 523 vuelto del cuaderno 3 expediente 2015-0061).

3.4. De las pruebas documentales solicitadas por la demandada y decretadas por el despacho conductor

3.4.1. Oficio CNE-AJ-730 del 9 de septiembre de 2016, por medio del cual el asesor jurídico del Consejo Nacional Electoral remitió certificación del Subsecretario de esa entidad, en la cual consta que la demandada no ha sido directiva del orden nacional del Partido de la “U”. De la misma manera certificó que no existe registro de directivos de nivel departamental, municipal o local (folios 241 a 242 del cuaderno 2 expediente 2015-0061).

La Sala concluye al respecto que el material obrante en el expediente es suficiente para resolver el problema jurídico planteado.

4. Fundamento jurídico de la prohibición de doble militancia 

La naturaleza del vicio por el cual se acusa la legalidad del acto de elección de la señora Claudia Marcela Amaya es su presunta incursión en la prohibición de doble militancia.

La causal de nulidad electoral de doble militancia no se presenta en una única modalidad; ésta contempla conforme con la Constitución y la Ley las siguientes:

i) Los ciudadanos: “En ningún caso se permitirá a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político.” (inciso 1º del artículo 2 de la Ley 1475 de 2011).

ii) Quienes participen en consultas: “Quien participe en las consultas de un partido o movimiento político o en consultas interpartidistas, no podrá inscribirse por otro –organización política- en el mismo proceso electoral.” (Inciso 5º del artículo 107 de la Constitución Política).

iii) Miembros de una corporación pública: “Quien siendo miembro de una corporación pública decida presentarse a la siguiente elección, por un partido distinto, deberá renunciar a la curul al menos doce (12) meses antes del primer día de inscripciones.”. (Inciso 12 del artículo 107 de la Constitución Política e Inciso 2º del artículo 2º de la Ley 1475 de 2011).

iv) Miembros de organizaciones políticas para apoyar candidatos de otra organización: “Quienes se desempeñen en cargos de dirección, gobierno, administración o control, dentro de los partidos y movimientos políticos, o hayan sido o aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular, no podrán apoyar candidatos distintos a los inscritos por el partido o movimiento político al cual se encuentren afiliados. Los candidatos que resulten electos, siempre que fueren inscritos por un partido o movimiento político, deberán pertenecer al que los inscribió mientras ostenten la investidura o cargo, y si deciden presentarse a la siguiente elección por un partido o movimiento político distinto, deberán renunciar a la curul al menos doce (12) meses antes del primer día de inscripciones.” (Inciso 2º del artículo 2º de la Ley 1475 de 2011).

v) Directivos de organizaciones políticas: “Los directivos de los partidos y movimientos políticos que aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular por otro partido o movimientos políticos o grupo significativo de ciudadanos, o formar parte de los órganos de dirección de estas, deben renunciar al cargo doce (12) meses antes de postularse o aceptar la nueva designación o ser inscritos como candidatos.” (Inciso 3º del artículo 2º de la Ley 1475 de 2011).” (20)

5. Del caso en concreto.

Para el caso en concreto y de acuerdo con la fijación del litigio, corresponde a la Sala determinar si la señora Claudia Marcela Amaya García como Gobernadora electa del Departamento del Meta, por el Partido Liberal en coalición con el Partido Alianza Verde, se encuentra incursa en doble militancia, para lo cual se estudiarán los siguientes aspectos:

1. Si el acto de elección de la señora Claudia Marcela Amaya García como Gobernadora del Departamento del Meta, para el período 2016 – 2019, debe ser anulado por la incursión de ésta en la prohibición de doble militancia.

2. Si dentro del plazo consignado en el artículo 2 de la Ley 1475 de 2011, la señora Claudia Marcela Amaya García ejerció como militante y como directiva del Partido de Unidad Nacional, Partido de la “U”.

3. Si la señora Claudia Marcela Amaya García presentó renuncia como militante y como directiva dentro de la oportunidad prevista en el artículo 2 de la Ley 1475 de 2011.

Con el fin de dar respuesta al asunto planteado, se procederá a analizar primero los numerales 2 y 3 de la fijación del litigio para llegar a la conclusión y decisión que se propuso en el numeral 1.

En razón de lo indicado, se abordarán las modalidades de doble militancia en las que presuntamente incurrió la actual Gobernadora del Departamento del Meta, elegida para el período 2016-2019.

4.1. Doble militancia por pertenecer simultáneamente a dos partidos políticos  

Esta causal de doble militancia encuentra su sustento normativo en el inciso 2º de la Constitución Política en concordancia con el inciso 1º del artículo 2 de la Ley 1475 de 2011, a saber: “En ningún caso se permitirá a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político.”

Este cargo de la demanda se refiere concretamente a que la señora Amaya García no renunció a su condición de militante por el Partido de la “U”, con 12 meses de anticipación a su afiliación al Partido Liberal, encontrándose en la obligación de hacerlo, por cuanto conforme con los estatutos de ésta última colectividad, la señora Claudia Marcela Amaya García, debía estar afiliada al partido por lo menos con 1 año de antelación al otorgamiento del aval (artículo 96), evidenciándose así la violación de la prohibición de doble militancia, por cuanto el aval fue entregado el 25 de junio de 2015 y su renuncia al Partido de la “U” sólo se materializó el 25 de marzo de 2015.

Para resolver el interrogante planteado en las demandas corresponde a esta Sala analizar el contenido normativo de los estatutos del Partido Liberal vigentes al momento del otorgamiento del aval.

Encuentra esta Sala que los demandantes basan el presente cargo en lo normado en el artículo 96 de la Resolución 658 de 2002, y no en el artículo 68 de la Resolución 2895 de 2011. Tal confusión se debe a que para el año 2015 estuvieron vigentes dos estatutos que regularon el funcionamiento del Partido Liberal, lo anterior, debido a que la Sección Tercera del Consejo de Estado, el 5 de marzo de 2015, ordenó el cumplimiento de la decisión del Tribunal Nacional de Garantías de dicha agrupación política que declaró ilegal la Resolución 2895 de 2011. En dicho proveído esta Corporación estableció:

“2) El Partido Liberal Colombiano dará estricto cumplimiento a la decisión del Tribunal Nacional de Garantías que declaró ilegal la resolución n.° 2895 de 2011 y, en consecuencia, en un término máximo de un (1) mes, contado desde la ejecutoria de esta sentencia, adoptará todas las medidas que sean necesarias para i) dejar de aplicar los estatutos adoptados con esa resolución y, posteriormente, aprobados por la Asamblea Liberal Constituyente convocada y elegida unilateralmente por la Dirección Nacional Liberal, adelantada el 10 de diciembre de 2011, incluso con los ajustes introducidos en esa oportunidad y ii) regirse en un todo por los estatutos vigentes a la entrada en vigencia de la Ley 1475 de 2011, de conformidad con las exigencias del ordenamiento, en especial de las disposiciones de los artículos 107 y 108 constitucionales y 7° de la Ley 130 de 1994.”(21). Negrillas propias.

De la lectura del fallo arriba trascrito se tiene que el Partido Liberal contaba con el plazo de un mes, para adoptar las medidas tendientes a dejar de aplicar los estatutos del año 2011, ante lo cual debía regirse por aquellos que a la entrada en vigencia de la Ley 1475 de 2011 gobernaban la agrupación política, esto es, los adoptados en el año 2002.

En virtud de lo anterior, el Consejo Nacional Electoral, vinculado como autoridad encargada de vigilar el funcionamiento de los partidos políticos, mediante la Resolución 1655 del 5 de agosto de 2015, en cumplimiento de la decisión judicial ya mencionada, dejó sin efectos el registro de los estatutos del año 2011, así como también, el registro de las directivas realizado con posterioridad a la entrada en vigencia de la Ley 1475 de 2011, quiere decir ello, que hasta el 4 de agosto de 2015, estuvieron vigentes los estatutos adoptados en el año 2011.

Teniendo en cuenta que el aval fue otorgado el 25 de junio de 2015, la Resolución 658 de 2002 no había cobrado vigencia; entonces, se tiene que la normativa que regía para esa época era la Resolución 2895 del 7 de octubre de 2011, cuyo artículo 68 establece:

“Requisitos previos para el aval.- Los miembros de la colectividad que deseen recibir aval del Partido Liberal Colombiano para aspirar a un cargo de elección popular o para optar por un nombramiento o elección estatal en nombre del mismo, deberán cumplir los siguientes requisitos:

1. Ser militante del partido 

2. /…/” Negrillas propias.

Por manera que la demandada para ser beneficiaria del aval para la Gobernación del Meta por el Partido Liberal, sólo le correspondía acreditar su condición de militante del mismo, situación que podía ocurrir en cualquier momento anterior al otorgamiento del aval, dado que la normativa para ese momento vigente no contemplaba condicionamiento temporal alguno.

Siendo así y teniendo claro que en el presente caso no le era exigible a la demandada su militancia por un año en el Partido Liberal para obtener el aval, se debe despachar negativamente el presente cargo al no existir simultaneidad en la afiliación de la señora Claudia Marcela Amaya García en los Partidos de la “U” y Liberal Colombiano, en los términos de la causal de doble militancia contemplada en el inciso 1º del artículo 107 de la Constitución Política y 2º de la Ley 1475 de 2011.

De las pruebas legal y oportunamente allegadas al proceso, se tiene que la señora Claudia Marcela Amaya García presentó renuncia a su condición de militante ante el Partido de la “U” el 25 de marzo de 2015; se hizo miembro del Partido Liberal, el 11 de junio de 2015; recibió aval por esta última colectividad política el 25 de junio de 2015; y se inscribió como candidata a la gobernación ante la Delegación Departamental del Meta el 25 de julio de 2015.

Quiere decir lo anterior, que no existió en la demandada concurrencia de afiliaciones, por cuanto al no tener la obligación de haber militado en el Partido Liberal Colombiano con una antelación a un año, contado a partir de la expedición del aval -25 de junio de 2015-, la renuncia presentada al Partido de la “U” como militante el 25 de marzo de 2015 no resulta ser extemporánea.

Así las cosas, se concluye que en el presente caso no se presentó la simultaneidad que exige la ley para que exista doble militancia de un ciudadano dado que, conforme con los hechos que se encuentran probados, no existió concurrencia en la pertenencia de la demandada en los partidos políticos señalados.

Ahora bien, resulta oportuno aclarar que en el caso de renuncia a la condición o a la afiliación a un partido como militante, la norma contempló la prohibición para los ciudadanos de pertenecer de manera concurrente a dos o más agrupaciones políticas; por lo anterior, el límite temporal se reduce a que no coincida en el tiempo la afiliación o pertenencia a varias colectividades.

Al respecto en reciente sentencia(22), esta Sección en materia de doble militancia estableció el tiempo que debe mediar para que un ciudadano renuncie a una colectividad política sin que se vea inmerso en la prohibición analizada, a saber:

Es así como fijó para los militantes la condición de no pertenecer de manera simultánea a dos o más agrupaciones políticas, determinando con ello a diferencia de lo sostenido por el demandante, un lapso, el cual consiste en que no debe existir ni por un instante coincidencia en la pertenencia a dos colectividades políticas, esto es, que no exista al mismo tiempo en un ciudadano la condición de militante en más de un partido, movimiento político, grupo significativo de ciudadanos y en general cualquier colectividad política.

De otra parte, la norma exige para los directivos, así como también para las personas que ostenten investidura o cargo obtenida por voto popular en representación de una colectividad política, que deba existir renuncia a dicha condición, con 12 meses de anterioridad a su inscripción por otra agrupación política, con el fin de no incurrir en doble militancia.

Tal determinación, encuentra su justificación en el hecho que: “…los directivos de partidos y movimientos políticos. De acuerdo con la Constitución,… cumplen un papel central en tales organizaciones, en tanto actúan en su nombre y, por ende, (i) son responsables del aval de sus candidatos a cargos y corporaciones públicas de elección popular (Art. 108, inc. 3); y (ii) son, en consecuencia, susceptibles de sanción de aquellos apoyos que se realicen en contravención de las reglas constitucionales, en especial aquellas que proscriben avalar candidatos condenados por determinados delitos. Sería un contrasentido afirmar, de un lado, que a los directivos de las agrupaciones políticas se les adscriben esas importantes responsabilidades y, del otro, que no están sometidos a la disciplina de partidos(23).”

Igualmente, se sustenta para quienes resultaron electos, en el hecho que: “Tienen un deber más específico y de mayor peso en lo que refiere a la disciplina de partido. Ello en el entendido que la vinculación con los objetivos programáticos, principios ideológicos y decisiones políticas internas democráticamente adoptadas, tiene una mayor vinculación para los servidores elegidos como parte de listas avaladas por partidos y movimientos políticos que se definen –y obtienen respaldo electoral entre los ciudadanos-, en razón de su adscripción a tales parámetros.(24)

Resultaría desproporcionado aplicar la misma regla en cuanto al tiempo que debe trascurrir entre la renuncia de un militante para unirse a otra colectividad política y la renuncia que debe mediar entre quien se desempeñaba, como directivo de un partido o movimiento político, lo anterior teniendo en cuenta el rol que cumplen dentro de cada colectividad, por cuanto, mientras el militante es una persona que encuentra afinidad con los principios y fines que persigue la agrupación política, el directivo es la figura visible que la representa.”

De manera que, al existir plena prueba de la renuncia de la señora Claudia Marcela Amaya García al Partido de la “U” antes de su afiliación al Partido de Liberal y, al no encontrase previsto en las reglas legales y estatutarias aplicables que deba trascurrir un lapso entre uno y otro acontecimiento, emana claro que no existe la causal de nulidad de la elección endilgada en relación con el presente cargo.

4.2. Doble militancia por haber sido directiva del Partido de la “U” 

Esta causal de doble militancia encuentra su sustento normativo en el inciso 3º del artículo 2º de la Ley 1475 de 2011, a saber: “…Los directivos de los partidos y movimientos políticos que aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular por otro partido o movimientos políticos o grupo significativo de ciudadanos, o formar parte de los órganos de dirección de estas, deben renunciar al cargo doce (12) meses antes de postularse o aceptar la nueva designación o ser inscritos como candidatos…”. (Negrillas fuera del texto)

Para el caso de la señora Claudia Marcela Amaya García, esta causal se fundamenta en el hecho de no haber renunciado a su condición de directiva del Partido de la “U” con 12 meses de anticipación a su inscripción como candidata a la Gobernación del Departamento del Meta, por el Partido Liberal en coalición con el Partido Alianza Verde.

Para establecer si la demandada incurrió en la prohibición consagrada en el inciso 3º del artículo 2º de la Ley 1475 de 2011, se deberá analizar si al haber sido elegida como Representante a la Cámara por el Departamento del Meta, para el período 2010-2014 en representación del Partido de la “U”, adquirió por derecho propio la condición de directiva nacional o regional de esa organización política.

De encontrarse probado lo anterior, se procederá a determinar si la señora Amaya García renunció a la condición de directiva del Partido de la “U”, por lo menos con 12 meses de anticipación a su inscripción como candidata por el Partido Liberal en coalición con el Partido Alianza Verde, a la Gobernación del Meta.

4.2.1 De la calidad de directiva del partido de la “U”

Del tenor literal del artículo 9 de la Ley 1475 de 2011, debe entenderse por directivo de una colectividad política aquéllas personas que, de acuerdo con los estatutos de la organización, hayan sido inscritas ante el Consejo Nacional Electoral como designados para dirigirlos y para integrar sus órganos de gobierno, administración y control.

Resulta oportuno aclarar, que la referencia que hace el artículo 9 ídem, respecto de la obligatoriedad de inscripción de los directivos de las colectividades políticas, ante el Consejo Nacional Electoral, se constituye un mero acto de eficacia más no de existencia, es decir, cuando un ciudadano es designado como directivo por voluntad de la organización política, ya sea por derecho propio o por designación, se crea desde ese momento una situación jurídica particular y, por ende, la investidura de directivo nace a la vida jurídica. Cuestión distinta es que tal designación desde la correspondiente inscripción ante el Consejo Nacional Electoral, sea oponible a terceros.

Por lo anterior, la investidura de directivo dentro de la organización política se adquiere en el momento en que el partido o movimiento político realiza tal designación y no desde que se registra ante el Consejo Nacional Electoral.

Teniendo en cuenta lo anterior, se hace imperativo determinar si el hecho que la señora Claudia Marcela Amaya García hubiera sido Representante a la Cámara por el departamento del Meta, le otorgaba ya fuera por derecho propio o por designación, la condición de directiva de carácter nacional o regional, según las normas internas del Partido de la “U”.

4.2.1.1. De los directivos del orden nacional

Del estudio del artículo 20 de los estatutos del Partido(25) de la “U”, se pudo establecer cuáles órganos de la colectividad política tienen la connotación de ser de dirección, en razón de ello, se deberá determinar si la demandada hizo parte de alguno de ellos, más concretamente, si fue miembro de la dirección nacional o regional del Partido de la “U”. Es por ello que, se deberá analizar a cuál de los órganos enunciados en el artículo 20 ídem pudo pertenecer la señora Claudia Marcela Amaya García, con ocasión del ejercicio del cargo de Representante a la Cámara para el período 2010-2014.

Es así como corresponde determinar lo concerniente a la composición de los órganos de dirección que guarden relación con el ejercicio del cargo de Representante a la Cámara.

Si se tiene en cuenta lo consagrado en los artículos 26(26) y 27(27) de los estatutos del partido, se puede llegar a la conclusión que al órgano de dirección –Asamblea Nacional- lo integran entre otros, los Representantes a la Cámara, razón por la cual, éstos son miembros directivos de dicha colectividad por el sólo hecho de ostentar tal dignidad.

Lo anterior debe ser entendido así, debido a que una de las funciones principalísimas de tal órgano es la de aprobar y reformar sus estatutos, con lo cual se materializa la condición establecida en el artículo 9 de la Ley 1475 de 2011, de ser de aquellos concebidos para dirigirlos(28).

De cara a lo anterior, se tiene que la señora Amaya García, en su condición de Representante a la Cámara por el Partido de la “U”, era miembro por derecho propio a la Asamblea Nacional, lo cual la hacía directiva de la colectividad. No obstante ello, corresponde analizar adicionalmente si con la renuncia presentada y aceptada en debida forma a su condición de Representante a la Cámara se entiende, en el caso concreto, que cesaba su condición de directiva del Partido de la “U”.

Obra en el expediente copia de la Resolución MD-1016 del 24 de junio de 2014, a través de la cual la mesa directiva de la Cámara de Representantes aceptó la renuncia de la señora Amaya García a su condición de congresista a partir de la fecha de expedición del acto de aceptación.

Contrastando el contenido normativo del artículo 27 de los estatutos, con el hecho de haberse presentado la renuncia por parte de la demandada a su condición de Representante a la Cámara, se tiene que desde la ocurrencia de la dimisión cesó para la señora Claudia Marcela su condición de directiva, porque la norma en comento determina que son integrantes de la Asamblea: “Los Senadores de la República, los Representantes a la Cámara y Miembros del Parlamento Andino en ejercicio”.

Así las cosas, en el caso concreto la señora Claudia Marcela Amaya García dejó de pertenecer a la Asamblea Nacional del Partido de la “U” desde el 24 de junio de 2014, fecha en que dejó de ejercer como Representante a la Cámara, es decir, más de doce meses antes de su inscripción por el Partido Liberal en coalición con el Partido Alianza Verde, al cargo de Gobernadora del Meta, lo cual consta en el formulario E-6 del 25 de julio de 2015.

En cuanto a la obligación de renunciar a su condición de directiva por pertenecer a la Asamblea Nacional, esta Corporación ha establecido(29): “…, respecto del elemento temporal, contemplado en 12 meses antes de la postulación al cargo, a la aceptación de la nueva designación o la inscripción de candidatos, la Sala pone de presente que la modalidad de doble militancia endilgada al demandado (directivo) implica que la renuncia solo tiene la posibilidad de enervar la prohibición, sí y solo sí esta se presenta 12 meses antes de la inscripción de la postulación, la nueva designación o la inscripción de la candidatura.

Empero, como en el caso del convencionista no debía presentarse renuncia pues como se explicó, a la culminación de la convención se pierde la calidad de directivo, será la fecha de dicho evento la que determine el extremo temporal…” Negrillas propias.

Quiere decir lo anterior que para este caso no concurre por parte de la demandada inobservancia alguna a lo preceptuado en el inciso 3º del artículo 2º de la Ley 1475 de 2011, dado que le era imposible el ejercicio de la función directiva como miembro de la Asamblea Nacional del Partido de la “U”, y, esa imposibilidad se materializó con su renuncia a la Cámara de Representantes, condición que le otorgaba la posibilidad de ser convencionista, la cual se dio con más de 12 meses de anticipación a su inscripción por otra colectividad política para aspirar al cargo de Gobernadora.

A la misma conclusión que se allegó en el estudio precedente se ha de llegar respecto del órgano de dirección denominado Bancada de Congresistas del Partido de la “U”, que según el mismo artículo 20 de los estatutos, es necesario ostentar la calidad de Representante a la Cámara en ejercicio, para que pueda ser miembro de la bancada del partido en una corporación pública de elección popular. Lo anterior se deduce de lo previsto en los artículos 1° y 2°(30) de la Ley 974 de 2005, toda vez que en ellos se establece que los miembros de las corporaciones públicas de un mismo partido constituyen una bancada.

Por lo tanto, al haber renunciado la señora Claudia Marcela Amaya García a su curul en la Cámara de Representantes el 24 de junio de 2014(31), ese mismo día dejó de pertenecer a la Asamblea Nacional y a la bancada del Partido de la “U” en el Congreso, debido a que era su condición de Representante a la Cámara la que le otorgada su pertenencia a dichos órganos de dirección.

Prosiguiendo con el estudio de los demás órganos de dirección, encontramos lo concerniente a la Dirección Nacional; lo cual se encuentra reglado en los artículos 29(32) y siguientes del estatuto del Partido de la “U”, normas de las cuales se deduce que ostentan la calidad de directivos (i) el director del partido quien a su vez es el representante legal y (ii) la dirección alterna.

Respecto de estos dos cargos, no obra prueba en el plenario de que la demandada haya sido designada, ya fuera como directora única del Partido de la “U”, ni como una de los 11 miembros de la dirección alterna, razón por la cual en manera alguna se puede deducir que haya tenido condición de directiva y/o haya ejercido función alguna dentro del órgano de gobierno denominado Dirección Nacional.

4.2.1.2 De los directivos del orden regional

Para finalizar se estudiará lo concerniente a la condición de directiva regional; al respecto los estatutos del Partido de la “U”(33), concretamente el artículo 37 de los estatutos, señala que los congresistas electos de manera mayoritaria en la respectiva jurisdicción podrán pertenecer por derecho propio a las asambleas regionales del Partido de la “U”, por manera que, si bien la señora Claudia Marcela Amaya podía ser parte del cuerpo colegiado en mención, ya fuera en condición de Representante a la Cámara, o como ex congresista, se ha de tener en cuenta que de conformidad con lo consagrado en el artículo 20 de los estatutos, las asambleas regionales del partido no hacen parte de los órganos de dirección, razón por la cual, no se le puede endilgar a la demandada ejercicio de función directiva del orden regional por el solo hecho de poder asistir por derecho propio a la asamblea en cualquiera de sus órdenes.

Para finalizar, el artículo 40(34) ídem establece el procedimiento para la conformación de las direcciones regionales, cuerpos colegiados que deben ser elegidos por consulta según lo determine la Dirección Nacional.

En desarrollo de dicha normativa, el Secretario General del Partido de la “U” expidió la Resolución 002 del 15 de febrero de 2012(35), por medio de la cual fijó los términos y procedimientos para la conformación de los directorios de capitales de departamento.

En la mencionada resolución se definió, entre otros, qué personas por sus calidades podían asistir a la asamblea regional con miras a la elección de los directivos locales, dentro de los cuales se encuentran los Representantes a la Cámara. De la misma manera, en el numeral 8º de la resolución reglamentaria, se señaló que la conformación del sector político de los directorios capitales de departamento será la siguiente:

“/…/

a) Sector político:

• Como mínimo siete (7) miembros representen al sector político en la respectiva circunscripción territorial, este número puede aumentar en la medida que se permita la adecuada participación de aquellos que tienen DERECHO PROPIO.

• Los Senadores del Departamento tienen derecho propio, también se permitirá el ingreso de Senadores de otros Departamentos, con previa autorización de la Dirección Nacional.

• Todos los Representantes a la Cámara del Departamento, por derecho propio.

• /…/.”

Esta disposición fue objeto de modificación a través de la Resolución 006 del 23 de febrero de 2012(36), en la cual se estableció:

Cuarto. Participación de los representantes a la camara en los directorios municipales: Podrán asistir todos los representantes a la Cámara a las asambleas municipales y tendrá derecho propio a pertenecer al directorio municipal el de mayor votación en el municipio. “ Subrayas propias.

Teniendo en cuenta la modificación introducida a la reglamentación de la elección de los directorios regionales, emana claro que sólo tenía derecho a ser parte de éste el representante a la cámara que hubiese obtenido la mayor votación.

De los cargos fundamento de las demandas acumuladas no se extrae que la señora Claudia Marcela Amaya García hubiese adquirido la condición de directiva municipal, por el hecho de haber sido la Representante a la Cámara por el Departamento del Meta con la mayor votación dentro del Partido de la “U”, razón por la cual al no haberse establecido en la demanda, se omitirá su estudio y se procederá a analizar el proceso selectivo adelantado en el año 2012.

Obra en el expediente copia del formato 2 denominado acta del directorio del departamento(37), para la elección de miembros del directorio de Villavicencio, de fecha 17 de marzo de 2012, en el cual consta la asistencia de los militantes con derecho a voz y voto a la misma. En el orden del día se tiene: i) registro, ii) elección del presidente y secretario de la asamblea, iii) conformación del sector político: a) posesión personas con derecho propio y, b) elección de representantes de ex altos cargos, iv) toma de juramento del directorio y, v) clausura.

Se señala en el acta que la señora Claudia Marcela Amaya García, como Representante a la Cámara, tiene derecho propio a asistir y ser parte del directorio municipal. Sin embargo, con posterioridad a ello se anexa la planilla(38) de registro a la mencionada asamblea en donde consta que la demandada no hizo parte de ésta.

Luego, el 14 de abril de 2012 se suscribió el acta de elección de dignidades –mesa directiva- de la capital de Villavicencio, en la cual se señala como orden del día el siguiente: i) llamado a lista y verificación de quórum, ii) posesión y toma de juramento a algunos miembros del Directorio: a) Claudia Marcela Amaya García, b) Jaime Rodríguez Contreras y c) Oscar A. Alejo Cano, iii) aprobación del orden del día, iv) elección presidente y secretario de la asamblea, v) elección mesa directiva del directorio municipal Partido Social de Unidad Nacional partido de la “U”, vi) proposiciones y varios y, vii) cierre.

En el numeral segundo del desarrollo del orden del día, se deja claro que tres de los miembros del directorio municipal por derecho propio no han tomado posesión, se deja constancia que quedó pendiente la posesión de la señora Claudia Marcela Amaya García.

Para finalizar el proceso eleccionario de los miembros del directorio municipal de Villavicencio, la señora Mercedes Vidal Larrahondo, en su condición de secretaria Ad-hoc, remitió al doctor Juan Camilo Restrepo, Secretario General del Partido de la “U”, el acta de conformación del Directorio Municipal de Villavicencio, en el cual consta que los miembros del mismo son:

• Jaime Rodríguez Contreras

• Elda Lucy Contento Sanz

• Jhon Leoncio Jaramillo

• Mercedes Vidal

• Alexander Baquero Apolinar

• Ángelo Esteban Figueredo

• Layda Patricia Córdoba Rangel

• Juan Manuel Gómez Scarpeta

• Sandra Calderón Pérez

• Jhony Alexander Moreno Montoya.

Tal remisión fue hecha en cumplimiento del numeral 9º de la Resolución 002 del 15 de febrero de 2012, en el cual se establece como requisito para la legalización de la elección, el envío a la Dirección Nacional del acta de conformación del directorio.

En virtud de lo anterior y conforme con las pruebas legal y oportunamente allegadas al proceso, se tiene que la señora Claudia Marcela Amaya García no ejerció como directiva regional del municipio de Villavicencio por el Partido de la “U”, debido a que jamás se posesionó en el cargo, tal y como consta en las correspondientes actas de desarrollo del proceso eleccionario adelantado en el año 2012.

5. Conclusión

La señora Claudia Marcela Amaya García, al inscribirse como candidata a la Gobernación del Departamento del Meta por el Partido Liberal Colombiano en coalición con el Partido Alianza Verde, no incurrió en la prohibición de doble militancia, pues a partir el material probatorio legal y oportunamente allegado al proceso, se pudo colegir que:

i. La demandada presentó renuncia a su condición de militante al Partido de la “U” el 25 de marzo de 2015; se hizo miembro del Partido Liberal el 11 de junio de 2015; recibió aval por esta última colectividad política el 25 de junio de 2015; y se inscribió como candidata a la gobernación ante la delegación departamental de la Registraduría Nacional en el Meta el 25 de julio de 2015, por lo que en el presente caso no se presentó la simultaneidad que exige la ley para que exista doble militancia de un ciudadano, dado que no existió concurrencia en la pertenencia de la demandada en los partidos políticos señalados.

ii. La señora Claudia Marcela Amaya García, no tenía el deber legal ni estatutario de pertenecer al Partido Liberal con una anticipación de 1 año a la expedición del aval, dado que para el momento en que se otorgó, se encontraba vigente lo consagrado en el artículo 68 de la Resolución 2895 de 2011, que no exigía un período mínimo de pertenencia a la colectividad para fines otorgamiento de avales para candidaturas.

iii. Se acreditó que la señora Claudia Marcela Amaya García no fue directiva regional del Partido de la “U”, debido a que no se posesionó en el cargo al cual tenía derecho por ser para la época representante a la cámara. En cuanto al hecho de haber ejercido el cargo directivo del orden nacional, al ser miembro de la Asamblea Nacional y de la Bancada, quedó plenamente establecido que debido al contenido normativo de los estatutos, se hacía necesario que se mantuviera en el ejercicio del cargo para continuar ostentado tal calidad y, como el 24 de junio de 2014 renunció a ser congresista, en este misma fecha cesó su función directiva en el Partido de la “U”, quedando –pasado un año- en libertad para pertenecer a otra colectividad e inscribirse como candidata a un cargo de elección popular, como en efecto lo hizo el 25 de julio de 2015.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,

FALLA:

Primero. NEGAR las pretensiones de las demandas presentadas por los señores José Enrique Pardo García y Breiner Andrés Caicedo Hurtado contra la elección de la señora Claudia Marcela Amaya Angarita, en su condición de Gobernadora del Meta, para el período 2016-2019, de conformidad con la parte motiva de este proveído.

Segundo. ADVERTIR a los sujetos procesales que contra lo resuelto no procede recurso alguno.

Notifíquese y cúmplase».

20 Consejo de Estado, Sección Quinta, sentencia del 7 de septiembre de 2015, C.P: Alberto Yepes Barreiro, radicado No. 11001-03-28-000-2014-00023-00

21 Consejo de Estado, Sección Tercera, sentencia del 5 de marzo de 2015, C.P. Stella Conto Díaz del Castillo, Radicado No. 25000-23-41-000-2013-00194-01

22 Consejo de Estado, Sección Quinta, sentencia del 10 de noviembre de 2016, C.P. Rocío Araújo Oñate, Radicado No. 15001-23-33-000-2015-00865-01

23 Corte Constitucional, sentencia del 23 de junio de 2013, M.P Luis Ernesto Vargas Silva, radicado PE-031 C-490 de 2013.

24 Corte Constitucional, sentencia del 4 de junio de 2014, M.P Mauricio González Cuervo, radicado D-9918 C-334 de 2014.

25 Artículo 20.- órganos de dirección. Son órganos de dirección del Partido los siguientes:
1. La Asamblea Nacional.
2. La Dirección Nacional.
3. Bancada de Congresistas del Partido.
4. La Secretaria General del Partido.
5. La Secretaria Nacional de Juventudes y demás secretarias nacionales de los Movimientos Nacionales de participación del partido.
6. Las Direcciones Departamentales, Distritales y Municipales.
7. Las Bancadas del Partido en las Asambleas, Concejos y Juntas Administradoras Locales.
8. Las Secretarías Departamentales, Distritales y Municipales de la juventud y demás secretarías Departamentales, Distritales y Municipales de los Movimientos Nacionales de Participación del Partido, acorde con su organización interna.
9. El Comité financiero.
10. La Dirección Administrativa y Financiera.
Parágrafo. El Partido tendrá una estructura regional y local abierta y flexible, promoviendo la participación amplia de sus militantes, que permita la democracia participativa en el proceso de la toma de decisiones.

26 Artículo 26. Asamblea Nacional. Se reunirá mínimo una vez cada dos (2) años de manera ordinaria o con carácter extraordinario cuando la Dirección Nacional lo considere necesario, para tratar asuntos específicos. La convocatoria deberá ser realizada por el Secretario General con (quince) 15 días de anticipación a su celebración, en medio de comunicación nacional que garantice difusión amplia en todo el territorio nacional, con señalamiento del lugar, fecha y hora de reunión. Tratándose de asambleas extraordinarias, se incluirá en la convocatoria del orden del día.
En caso de que la Dirección Nacional no convoque a Asamblea Nacional Ordinaria, lo hará la Bancada de Congresistas.
La Asamblea Nacional podrá celebrarse presencialmente en cualquier lugar del país o de manera virtual a través de medios tecnológicos disponibles. Solamente tendrá validez la Asamblea Nacional que se realice en la forma y tiempo señalados por la Dirección Nacional.
El quórum deliberatorio será la mitad más uno de los militantes que integran la Asamblea Nacional y el número de votos necesarios para la toma de decisiones será el de la mayoría de los asistentes a la Asamblea.
PAR.: pueden solicitar a la Dirección Nacional la convocatoria a Asamblea Nacional extraordinaria, el 25% de los militantes del censo nacional, conforme al número total de votos obtenido por el partido en las últimas elecciones de circunscripción nacional al Congreso de la República, o de la mayoría absoluta de los miembros de la Bancada de Congresistas.

27 Artículo 27.- integración de la Asamblea Nacional. La Asamblea Nacional del Partido está integrada por:
a. Los Senadores de la República, los Representantes a la Cámara y Miembros del Parlamento Andino en ejercicio, militantes del Partido. (…)

28 Ver artículo 9 de la Ley 1475 de 2011, en concordancia con el artículo 25 de los estatutos del partido de la “U”, folio 247 del cuaderno No. 2.

29 Consejo de Estado, Sección Quinta, sentencia del 13 de octubre de 2016, C.P: Alberto Yepes Barreiro, radicado No. 68001-23-33-000-2015-01292-01

30 Artículo Primero-. Los miembros de las Corporaciones Públicas elegidos por un mismo partido, movimiento social o grupo significativo de ciudadanos constituyen una bancada en la respectiva corporación.
Artículo Segundo-. Actuación en Bancadas. Los miembros de cada bancada actuarán en grupo y coordinadamente y emplearán mecanismos democráticos para tomar sus decisiones al interior de las corporaciones públicas en todos los temas que los Estatutos del respectivo Partido o Movimiento Político no establezcan como de conciencia.” Negrillas propias.

31 Folios 440 a 445 del cuaderno No. 3 expediente 2015-0061.

32 Artículo 29-. Dirección Nacional: La Dirección Nacional es la máxima autoridad cuando no esté reunida la Asamblea Nacional. Está conformada por un Director Único y una Dirección Alterna de once (11) miembros, para un período de dos (2) años (…).
Artículo 30-. Integración de la dirección nacional: La Dirección Nacional está integrada por un Director único y una Dirección Alterna de once (11) miembros.

El director único del partido será elegido de la siguiente manera: a) lo elige la Dirección Alterna bien sea que haga parte o no de la misma, cuando la Dirección Alterna sea elegida popularmente; b) Lo elige la Asamblea Nacional Cuando ésta elija la Dirección Alterna.
La Dirección Alterna podrá ser elegida popularmente, mediante consulta abierta o cerrada, o elegida por la Asamblea Nacional del Partido, con convocatoria expresa, si así lo decidiere la Dirección Nacional actuante.
En cualquiera de los casos la Dirección Alterna estará conformada así:
a) Seis (6) miembros del partido que ostenten la calidad de Congresistas: tres (3) Senadores de la Republica y tres (3) Representantes a la Cámara.
b) Un (1) miembro que ostente la calidad de diputado.
c) Un (1) miembro que ostente la calidad de concejal.
d) Un (1) Miembro del Movimiento Nacional de Juventudes del Partido, no mayor de veintiséis (26) años.
e) Una (1) representante de las organizaciones de mujeres afiliadas al partido.
f) Un (1) representante de otras organizaciones sociales afiliadas al partido (…).

33 Artículo 37. Asambleas regionales del partido: Las asambleas departamentales, distritales o municipales se reunirán ordinariamente una vez cada dos años y extraordinariamente cuando sea convocada por la dirección regional correspondiente.
Las asambleas departamentales estarán conformadas:
1.1. Por derecho propio los militantes del Partido que tengan las siguientes calidades:
a) Congresistas afiliados o electos mayoritariamente en la respectiva jurisdicción, según reglamentación que efectúe la dirección nacional.
b) Diputados en ejercicio.
c) Un número determinado de concejales en ejercicio por cada municipio o distrito del Departamento, debidamente afiliados al partido, de acuerdo con reglamentación expedida por la Dirección Nacional del Partido.
d) Ex gobernadores.
e) Ex congresistas del partido.
f) Ex diputados.
g) Ex altos funcionarios del Estado y del Partido residentes en la respectiva jurisdicción, según regamentación que expida la Dirección Nacional.
h) Ex secretarios del despacho del orden departamental.
i) Ex jueces, ex fiscales y ex magistrados.
j) Los representantes de jóvenes (sic) electo por cada uno de los Directorios Municipales de su respectivo departamento.
k) Un número determinado de representantes elegidos entre los candidatos a la Cámara de Representantes por el Partido que no resultaron electos en la correspondiente circunscripción, en las dos elecciones generales al Congreso anteriores a la respectiva Asamblea Nacional. Su número será establecido por Resolución de la Dirección Nacional, atendiendo a la cantidad de curules que correspondan a cada Departamento en la Cámara de Representantes.
l) Los representantes de Organizaciones de Trabajadores electo (sic) por cada uno de los directorios municipales de su respectivo departamento.
m) Los representantes de organizaciones de mujeres electo (sic) por cada uno de los directorios municipales de su respectivo departamento.
n) Los representantes de organizaciones de etnias electo (sic) por cada uno de los directorios municipales de su respectivo departamento.
1.2. Los delegados a la asamblea departamental elegidos por las asambleas distritales o municipales.
Cada asamblea municipal o distrital tendrá derecho a elegir como mínimo un delegado a la Asamblea Departamental, de acuerdo a resolución expedida por la Dirección Nacional, consultando criterios de población.
2. Las asambleas distritales o municipales estarán conformadas por:
2.1. Por derecho propios los militantes del partido que tengan las siguientes calidades:
a) Congresistas afiliados o electos mayoritariamente en la respectiva jurisdicción.
b) Concejales en ejercicio en el respectivo territorio.
c) Ex alcaldes militantes del partido del respectivo distrito o municipio.
d) Ex concejales militantes del partido del respectivo distrito o municipio.
e) Ex secretarios del despacho militantes del partido del orden distrital o municipal.
f) Comuneros y ediles del respectivo distrito o municipio.
g) Ex altos funcionarios del Estado y del Partido residentes en la respectiva jurisdicción, según reglamentación que expida la Dirección Nacional.
Ex candidatos a la Cámara de Representantes que no resultaron elegidos en las últimas elecciones generales al Congreso de la República, con votación mayoritaria en el respectivo Municipio o Distrito, según reglamentación que expida la Dirección Nacional. (…)

34 Artículo 40. Conformación de las direcciones regionales: Los miembros de las direcciones departamentales, municipales o distritales serán elegidos por consulta según lo determine la dirección nacional, y por un período de dos (2) años.
Las direcciones departamentales, municipales o distritales están conformadas por once (11) militantes, integradas de la siguiente manera:
1) Siete (7) miembros del partido que representen al sector político en la respectiva circunscripción territorial.
2) Un (1) miembro del Movimiento Nacional de Juventudes del Partido, no mayor de veintiséis (26) años.
3) Una (1) Representante de las organizaciones de mujeres afiliadas al Partido.
4) Un (1) Representante de organizaciones étnicas afiliadas al partido.
5) Un (1) Representante de organizaciones de trabajadores afiliados al partido.

35 Folios 137 a 141 del cuaderno 1 expediente 2016-0004.

36 Folios 142 a 144 del cuaderno 1 expediente 2016-0004.

37 Folios 105 a 107 del cuaderno 1 expediente 2016-0004.

38 Folios 108 a 112 del cuaderno 1 expediente 2016-0004.