Sentencia 2015-00507/23128 de marzo 7 de 2018

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Radicación: 25000-23-37-000-2015-00507-01 (23128)

Consejera Ponente:

Dra. Stella Jeannette Carvajal Basto

Referencia: Nulidad y restablecimiento del derecho

Demandante: Play and Toys S.A. Liquidada

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN

Temas: Sanción por no enviar información —año gravable 2009— inexistencia del demandante

Sentencia segunda instancia

Bogotá, D.C., siete de marzo de dos mil dieciocho.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

Corresponde a la Sala decidir la legalidad de los actos administrativos demandados, mediante los cuales se impuso a la sociedad Play and Toys S.A. Liquidada la sanción por no informar establecida en el artículo 651 del estatuto tributario.

Se observa que según el certificado de cámara de comercio allegado con la demanda(22), “En virtud del proceso de liquidación judicial de la Ley 1116 de 2006 mediante auto 405013759 del 28 de septiembre de 2012, inscrito el 21 de noviembre de 2012 con el Nº 1626 del libro XIX, la Superintendencia de Sociedades, dispuso el archivo del expediente una vez terminado el proceso de liquidación judicial de la entidad de la referencia”.

De acuerdo con lo anterior, la sociedad Play and Toys S.A. quedó liquidada el 21 de noviembre de 2012, con la inscripción del auto 405013759 del 28 de septiembre de 2012, momento en el que aún no habían sido expedidos los actos administrativos cuestionados, comoquiera que el pliego de cargos se profirió el 16 de enero de 2013(23), la resolución sanción el 15 de julio de 2013(24), y la resolución que resolvió el recurso de reconsideración el 11 de julio de 2014(25).

Al respecto, la Sala ha dicho que la capacidad para actuar, como atributo de las personas jurídicas, subsiste hasta el momento de su liquidación, lo cual ocurre con la inscripción en el registro mercantil de la cuenta final de la liquidación, y que es a partir de ese momento que la persona jurídica desaparece definitivamente del mundo jurídico. Al efecto, señaló(26):

“De acuerdo con el artículo 98 del Código de Comercio, una vez constituida legalmente, la sociedad forma una persona jurídica distinta de los socios individualmente considerados. Así, la sociedad es una persona jurídica con capacidad para ser sujeto de derechos y obligaciones, y, por consiguiente, para ser parte en un proceso, atributo que conserva hasta tanto se liquide definitivamente, esto es, se apruebe la cuenta final de su liquidación y se inscriba este acto en el registro mercantil, momento en el cual desaparece o se extingue la persona jurídica(27).

Sobre el momento en que se extingue o desaparece la persona jurídica, la Sala ha precisado lo siguiente(28):

“Refiriéndose a este tema, la Superintendencia de Sociedades indicó que con la inscripción en el registro mercantil de la cuenta final de liquidación, “desaparece del mundo jurídico la sociedad, y por ende todos sus órganos de administración y de fiscalización si existieren, desapareciendo así del tráfico mercantil como persona jurídica, en consecuencia no puede de ninguna manera seguir actuando ejerciendo derechos y adquiriendo obligaciones.”, y “alserinscritalacuentafinaldeliquidaciónenelregistromercantil,seextinguelavidajurídicadelasociedad,portantomalpodríaserpartedentrodeunprocesounapersonajurídicaquenoexiste(29) (se subraya).

Conforme con la jurisprudencia transcrita, la capacidad para actuar se extingue con la inscripción de la cuenta final de la liquidación en el registro mercantil y, a partir de ese momento, las personas jurídicas desaparecen del mundo jurídico, no pueden ser sujeto de derechos y obligaciones, y no pueden ser parte de un proceso.

En el caso concreto, Play and Toys S.A. dejó de existir desde el 21 de noviembre de 2012 y, por tal motivo, el 28 de noviembre de 2014(30), fecha de presentación de la demanda, la sociedad no podía ser parte del proceso iniciado ante la jurisdicción.

Por las mismas razones, la liquidadora no podía otorgar poder para representar los intereses de una persona jurídica inexistente y cuestionar la legalidad de unos actos administrativos que, como se indicó, fueron expedidos con posterioridad al registro de la liquidación(31).

Lo anterior, por cuanto en el poder allegado con la demanda se lee(32) que la señora Army Judith Escandón de Rojas, “en calidad de liquidador de Play & Toys”, otorgó poder especial a un abogado “para que en nombre y representación de Play & Toys, instaure contra la Nación —Unidad Administración Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN—, acción administrativa en contra de la Resolución Sanción 322412013000539 del 15 de julio de 2013 (...) y la Resolución 900.017 del 11 de julio de 2014 (...) por medio de las cuales se impuso sanción por no informar en medio magnético el impuesto sobre la renta correspondiente al año gravable 2009” (se resalta).

Tal situación afecta la legitimación del citado abogado para acudir ante la jurisdicción, porque los actos administrativos se expidieron contra una sociedad liquidada y, por lo tanto, no le asiste interés jurídico para demandar, pues tales actos están dirigidos contra una persona jurídica —Play and Toys S.A.— que fue liquidada antes de la interposición de la presente demanda.

De otro lado, la Sala advierte que, ante la falta de definición de la litis por la inexistencia de la parte demandante, los actos sancionatorios no constituyen títulos ejecutivos que puedan ser objeto de cobro por vía administrativa(33).

En esas condiciones, la Sala advierte que el artículo 187 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo dispone que, “En la sentencia se decidirá sobre las excepciones propuestas ysobrecualquieraotraqueelfalladorencuentreprobada. El silencio del inferior no impedirá que el superior estudie y decida todas la excepciones de fondo, propuestas o no, sin perjuicio de la no reformatio in pejus” (se subraya).

Por lo anterior, como en este caso está demostrada la inexistencia de la parte demandante, circunstancia que afecta la capacidad para ser parte en el proceso a que se refiere el artículo 159 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo(34), la Sala declarará probada la excepción de inexistencia del demandante(35) prevista en el numeral 3º del artículo 100 del Código General del Proceso(36), aplicable por remisión del artículo 306 del CPACA(37).

Comoquiera que en el proceso no existe una parte vencida, en aplicación del artículo 365 del Código General del Proceso(38), no se condenará en costas.

Por lo expuesto, la Sala revocará la sentencia apelada y, en su lugar, de oficio declarará probada la excepción de inexistencia de la parte demandante y terminado el proceso.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

REVÓCASE la sentencia 11 de noviembre de 2016, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección B. En su lugar, se dispone:

DECLÁRASE probada la excepción de inexistencia del demandante, por las razones señaladas en la parte motiva de esta providencia.

DECLÁRASE terminado el proceso.

Sin condena en costas.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

(22) Fls. 100 del c.a. y 20 del c.p.

(23) Fl. 26 del c.a.

(24) Fls. 44 vto. al 49 del c.a.

(25) Fls. 56 a 64 del c.p.

(26) Sentencia del 12 de noviembre de 2015, Exp. 20083, C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia.

(27) Sentencia del 11 de junio de 2009, Exp. 16319, C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

(28) Sentencia del 30 de abril de 2014, Exp. 19575, C.P. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez.

(29) Oficio 220-036327 de 21 de mayo de 2008 de la Superintendencia de Sociedades.

(30) Fl. 1 del c.p.

(31) En términos similares se pronunció la Sala mediante auto del 6 de septiembre de 2017, Exp. 22343, C.P. Stella Jeannette Carvajal Basto.

(32) Fl. 19 del c.p.

(33) En igual sentido se pronunció la Sala en las sentencias del 23 de junio de 2015, Exp. 20688, C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia y del 16 de noviembre de 2016, Exp. 21925, C.P. Stella Jeannette Carvajal Basto.

(34) CPACA “ART. 159.—Capacidad y representación. Las entidades públicas, los particulares que cumplen funciones públicas y losdemássujetosdederechoquedeacuerdoconlaleytengancapacidadparacompareceralproceso,podránobrarcomodemandantes,demandadosointervinientesenlosprocesoscontenciosoadministrativos,pormediodesusrepresentantes,debidamenteacreditados” (se subraya).

(35) En términos similares se pronunció la Sala en el auto del 6 de septiembre de 2017, Exp. 22343, C.P. Stella Jeannette Carvajal Basto.

(36) “Inexistencia del demandante o del demandado”.

(37) CPACA “ART. 306.—Aspectos no regulados. En los aspectos no contemplados en este código se seguirá el Código de Procedimiento Civil en lo que sea compatible con la naturaleza de los procesos y actuaciones que correspondan a la jurisdicción de lo contencioso administrativo”.

(38) CGP “ART. 365.—Condena en costas. En los procesos y en las actuaciones posteriores a aquellos en que haya controversia en la condena en costas se sujetará a las siguientes reglas: 1. Se condenará en costas a la parte vencida en el proceso, o a quien se le resuelva desfavorablemente el recurso de apelación, casación, queja, súplica, anulación o revisión que haya propuesto. Además, en los casos especiales previstos en este código (...)”.