SENTENCIA 2015-00863 DE NOVIEMBRE 10 DE 2016

 

Sentencia 2015-00863 de noviembre 10 de 2016

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Consejero ponente:

Dr. Alberto Yepes Barreiro

Bogotá, D.C., ocho de marzo de dos mil dieciocho.

Rad. 08001-23-33-000-2015-00863-02

Actor: Carlos Arturo Hernández Carrillo y Ramón Ignacio Carbo Lacouture

Demandado: Concejales de Barranquilla – Atlántico – período 2016-2019

Asunto: Nulidad electoral – Fallo de segunda instancia

Procede la Sala a resolver el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada contra la sentencia dictada el 6 de octubre de 2017 por el Tribunal Administrativo del Atlántico que accedió a las pretensiones de una de las demandas acumuladas en el presente proceso.

EXTRACTOS: «2. Consideraciones

2.1. Competencia.

En los términos de los artículos 125, 150, 152.8 y 292 del CPACA corresponde a la Sala decidir el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada contra la sentencia dictada el 6 de octubre de 2017 por el Tribunal Administrativo del Atlántico que accedió a las pretensiones de una de las demandas acumuladas en el presente proceso.

Lo anterior teniendo en cuenta que según el artículo 152.8 Ibídem los tribunales administrativos conocerán en primera instancia de la nulidad “(…) del acto de elección de (…) concejales (…) de los municipios y distritos (…) que sean capital de departamento”.

2.2. Acto demandado.

Corresponde al formulario E-26CON del 19 de noviembre de 2015, mediante el cual se declaró la elección de los Concejales del Distrito de Barranquilla para el período 2016-2019; así como las Resoluciones 73, 96 y 98 de la Comisión Distrital de Barranquilla y 62, 71 y 72 de la Comisión Departamental del Atlántico.

2.3. Problema jurídico.

La Sala determinará si, conforme al recurso de apelación interpuesto por la apoderada del señor Cadena Bonfanti, el Tribunal Administrativo del Atlántico erró al declarar la nulidad de la elección del señor José Antonio Cadena Bonfanti como Concejal del Distrito de Barranquilla, como consecuencia de: (i) la falsa motivación de las Resoluciones 98 de la Comisión Escrutadora Distrital de Barranquilla, y 72 y 76 de la Comisión Departamental del Atlántico, que rechazaron la solicitud de saneamiento de una nulidad electoral propuesta por el señor Carbó Lacouture; y, (ii) la existencia de diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24.

Para lo anterior se estudiarán los siguientes problemas jurídicos correspondientes a las censuras objeto del recurso de apelación: (i) se abordará la censura relativa a la indebida integración de la litis, como consecuencia de la indebida notificación del auto admisorio de la demanda y la indebida acumulación de pretensiones; (ii) se determinará si las solicitudes presentadas por el señor Carbó Lacouture debían o no considerarse como reclamaciones electorales y si éstas fueron formuladas oportunamente; (iii) en relación con el cargo de falsedad de documentos electorales por diferencias entre los formularios E-14 y E-24 se analizará: a) si tuvo alguna incidencia en el trámite del proceso la declaratoria de inexequibilidad del numeral 6º del artículo 161 de la Ley 1437 de 2011, ordenada en la sentencia C-283 de 2017; b) si era necesario contar con el ejemplar E-14 claveros; c) si en el recurso de apelación interpuesto por el señor Cadena Bonfanti, se lograron desvirtuar las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que el tribunal encontró probadas en primera instancia, de tal manera que deba modificarse el sentido de la decisión anulatoria.

Se advierte que no se realizará el estudio de la excepción de la falta de legitimación en la causa por pasiva propuesta nuevamente por el apoderado de la Registraduría Nacional del Estado Civil en los alegatos de conclusión de segunda instancia, toda vez que dicho asunto excede el objeto del recurso de apelación bajo examen, y que dicha entidad no interpuso recurso alguno contra la sentencia por tal motivo.

2.4. Sobre la indebida integración de la litis.

En el escrito de complementación del recurso de apelación, el señor Cadena Bonfanti solicitó revocar la sentencia de primera instancia debido a que en el proceso hubo una indebida integración de la litis como consecuencia de la irregular notificación del auto admisorio de la demanda y la indebida acumulación de pretensiones.

Para la Sala la anterior censura es infundada por los siguientes motivos:

En primer lugar, debe destacarse que dichas irregularidades, en caso de haberse configurado, debieron ser alegadas oportunamente por la parte demandada, esto es al momento de proponer las excepciones previas en la contestación de la demanda, y no como un argumento de apelación de la sentencia de primera instancia.

En segundo lugar, aún si en el trámite del proceso dichas irregularidades hubieran acontecido, lo cierto es que las mismas quedaron saneadas en el trámite de la audiencia inicial.

En efecto, en virtud del numeral 5º del artículo 181 del CPACA, los vicios que se pudieron haber presentado con anterioridad a esta etapa del proceso, tales como la indebida notificación del auto admisorio o la indebida acumulación de las pretensiones, fueron objeto de saneamiento.

Por lo tanto, al haberse realizado el saneamiento del proceso, sin objeción alguna de las partes, tal como ocurrió en el presente caso, las irregularidades ahora alegadas por el recurrente, en caso de haber existido, fueron superadas, sin que sea posible insistir en su configuración al apelar la sentencia de primera instancia.

En tercer lugar, si bien la indebida notificación del auto admisorio de la demanda es una causal de nulidad originada en la sentencia según lo dispuesto en el artículo 294 del CPACA(2), lo cierto es que ésta debe ser alegada por el afectado, lo que impide que el recurrente pueda invocar esta situación como motivo de apelación de la sentencia de primera instancia.

Por último, contrariamente a lo sostenido por el recurrente, en el presente caso el auto admisorio de la demanda no debía ser notificado personalmente a los demandados, dado que por tratarse de demandas de nulidad electoral fundadas en causales objetivas, la notificación de dicha providencia, al tenor de lo dispuesto en el literal d) del numeral 1º del artículo 277 Ibídem(3), debe realizarse por aviso.

Por las anteriores razones, la Sala negará esta censura.

2.5. Sobre las solicitudes presentadas por el señor Carbó Lacouture durante la etapa post electoral.

Según la demanda, en el trámite de la elección objeto de estudio, el señor Carbó Lacuoture presentó ante la Comisión Escrutadora Distrital de Barranquilla una solicitud de saneamiento de nulidad electoral, con el fin de poner en conocimiento de la organización electoral la existencia de diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que afectaron su votación y beneficiaron irregularmente aquella obtenida por el señor Cadena Bonfanti.

Esta solicitud fue rechazada por la Comisión Escrutadora Distrital de Barranquilla, bajo el argumento de que se trataba de reclamaciones electorales por errores aritméticos que no fueron presentadas oportunamente, decisión que fue confirmada por la Comisión Departamental del Atlántico.

En la demanda tramitada bajo el radicado 2015-00863, el actor solicitó la nulidad de dichos actos, correspondientes a las Resoluciones 98, 72 y 76 de 19 de noviembre de 2015, proferidas por las Comisiones Escrutadoras Distrital de Barranquilla y Departamental del Atlántico, respectivamente, por su falsa motivación.

Lo anterior debido a que las solicitudes presentadas por el señor Carbó Lacouture no tenían el carácter de reclamaciones electorales sino de solicitudes de saneamiento de nulidad electoral, por lo que según la jurisprudencia de la Sección Quinta del Consejo de Estado no fueron presentadas extemporáneamente.

En la sentencia de primera instancia, el tribunal anuló dichos actos por considerar que adolecían de falsa motivación. Al respecto concluyó que, en efecto, las solicitudes presentadas por el Carbó Lacouture tenían como propósito agotar el requisito de procedibilidad en materia electoral, y no podían ser confundidas con reclamaciones electorales, por lo que su presentación fue oportuna.

En el recurso de apelación el señor Cadena Bonfanti insistió en que: (i) las solicitudes presentadas por el señor Carbó Lacouture correspondían a reclamaciones electorales por error aritmético; y, (ii) consecuentemente, debieron ser presentadas ante la Comisión Escrutadora Zonal, por ser esta la etapa en la cual se configuró la irregularidad alegada.

La Sala anticipa que negará estas censuras por los siguientes motivos:

La irregularidad derivada de diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 es constitutiva de falsedad electoral, por lo que ésta, en principio, no puede alegarse mediante la figura de la reclamación electoral, bajo la causal de error aritmético.

En efecto, el error aritmético, regulado en el artículo 122(4) y en el numeral 11 del artículo 192 del Código Electoral(5), ha sido definido por la jurisprudencia de esta Sección como el yerro en el cual pueden incurrir las personas encargadas del escrutinio cuando realizan una de las operaciones básicas matemáticas, que se materializa cuando la sumatoria de un total de votos no concuerda con la sumatoria de los datos parciales contenidos en un mismo formulario o en una misma acta.

Es decir que por regla general esta irregularidad no se puede originar de la comparación de dos formularios electorales distintos, como por ejemplo de la comparación del contenido del E-14 con el contenido del E-24.

Al respecto ha señalado con claridad esta corporación:

“(…) [E]l numeral 11 del artículo 192 precisa que se puede formular como causal de reclamación lo siguiente: “Cuando aparezca de manifiesto que en las actas de escrutinios se incurrió en error aritmético al sumar los votos consignados en ella.”. Según esta disposición, el error aritmético se caracteriza por dos circunstancias:

En primer lugar, porque se trata simple y llanamente de la equivocación en que pueden incurrir las personas encargadas de escrutar los votos —llámense jurados, integrantes de comisión escrutadora o magistrados del CNE—, cuando realizan una de las operaciones básicas de las matemáticas, como es la suma; esto es, cuando alguno de los guarismos que aparece en los formularios electorales con la calidad de un total no concuerda con la sumatoria de los datos parciales que se supone han llevado a ese resultado.

Ya que se trata de una operación que se aprende por el común de la gente desde la educación básica formal, es comprensible que el legislador extraordinario haya dicho que su apreciación en las actas es manifiesta, pues basta darle una mirada atenta, Vr. Gr., al formulario E-14 para notar si existe alguna inconsistencia al sumar los votos de las diferentes opciones políticas.

Además, por la misma situación es que de seguro dicho legislador prefirió que esa anomalía tuviera la condición de causal de reclamación y no la de causal de nulidad, dado que su advertencia no demanda mayores esfuerzos, como de hecho sí los requiere la falsedad que más adelante se tratará.

Y, en segundo lugar, el error aritmético como causal de reclamación se caracteriza por el hecho de que únicamente puede presentarse en una misma acta. Por tanto, como el proceso de escrutinios va dando paso a la generación de múltiples formularios electorales, como el acta de escrutinio de jurados de votación o formulario E-14 ó los formularios E-24 que pueden ser mesa a mesa, zonales o municipales, entre otros, debe tomarse en cuenta que esta causal de reclamación solamente se configurará en los eventos en que el error al sumar los votos haya ocurrido dentro del formulario E-14 ó al interior del formulario E-24, sin que exista posibilidad alguna de que su tipificación pueda darse por la comparación entre los registros consignados en diferentes actas, pues como se verá ello materializa una falsedad.(…)(6)”.

Sin perjuicio de lo expuesto, la Sala reconoce que dependiendo de las circunstancias de cada caso: (i) las inconsistencias que se pueden presentar en una misma acta no sólo pueden derivarse de un error aritmético, sino que también pueden tener origen en una falsedad material del documento electoral, como consecuencia de la mutilación o alteración intencional de su contenido, caso en el cual dicha irregularidad deberá ser alegada por la vía del medio de control de nulidad electoral; (ii) excepcionalmente, las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 pueden obedecer a yerros en las operaciones matemáticas realizadas por las comisiones escrutadoras en la elaboración de este último formulario, caso en el cual podrían ser alegadas como error aritmético.

De conformidad con lo anterior, la existencia de diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 no puede ser propuesta como causal de reclamación electoral por error aritmético, sino que corresponde a una falsedad de documentos electorales que debe alegarse por la vía del medio de control de nulidad electoral, con fundamento en la causal 3ª del artículo 275 del CPACA(7), previo agotamiento del requisito de procedibilidad anteriormente consagrado en el numeral 6º del artículo 161 Ibídem(8), el cual fue declarado inexequible por la Corte Constitucional en la Sentencia C-283 de 2017.

Ahora bien, en lo que concierne a la oportunidad para agotar tal requisito de procedibilidad para el ejercicio del medio de control de nulidad electoral, esta sección ha señalado que éste se satisface cuando “(…) las irregularidades (constitutivas de causal de nulidad electoral) son puestas en conocimiento de las autoridades electorales antes de que se expida el acto declaratorio de la elección, aspecto razonable porque aún existe la posibilidad de que las anomalías probadas puedan ser corregidas y de esa manera el escrutinio sea el resultado exacto de la voluntad popular expresada en las urnas (…)(9)” (negrillas fuera de texto).

Realizadas las anteriores precisiones, al descender al caso concreto, se observa que a folio 1215 y siguientes del cuaderno de pruebas 1, obra la solicitud presentada el 13 de noviembre de 2015, a las 5:40 p.m., por el señor Carbó Lacouture ante la Comisión Escrutadora Distrital de Barranquilla.

Dicha solicitud no se formuló como una reclamación electoral por error aritmético, como erróneamente insiste el recurrente, sino que fue presentada como una solicitud de saneamiento de nulidad electoral por la existencia de las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24, las cuales, en lo concerniente a los candidatos L-19 y L-21, coinciden con aquéllas señaladas en la demanda de nulidad electoral.

En efecto su texto reza lo siguiente:

“(…) Ramón Ignacio Carbó Lacouture, (…) actuando en mi condición de candidato al Concejo Distrital de Barranquilla, por el Partido Liberal, con el Nº 21, concurro a su despacho a cargo de los Miembros de la Comisión Escrutadora Distrital de Barranquilla, de conformidad con la competencia funcional asignada a la Comisión por el parágrafo del artículo 237 de la Constitución Política (…)

(…) estando dentro de los términos legales, por cuanto aún, como ya manifesté, no ha sido declarada la elección de concejales, la solicitud de saneamiento de nulidad se presenta en los términos del numeral 3, del artículo 275 del CPACA, precisamente por las alteraciones sufridas entre la información de los formularios E- 14 claveros y los formularios E-24 en cuanto a la cantidad de votos obtenidos por cada candidato y encontrándonos inmersos dentro de una situación que alteraría la presente elección (…)”.

De conformidad lo expuesto, al haberse declarado la elección demandada el 19 de noviembre de 2015, la Sala considera infundados los reproches formulados por el recurrente, en cuanto al cargo de falsa motivación de las Resoluciones 98, 72 y 76 de 19 de noviembre de 2015, proferidas por las Comisiones Escrutadoras Distrital de Barranquilla y Departamental del Atlántico, respectivamente, toda vez que está demostrado que: (i) la solicitud presentada por el señor Carbó Lacouture tenía como propósito agotar el requisito de procedibilidad para poder instaurar el medio de control de nulidad electoral y, por lo tanto, no podía ser asimilada a una reclamación por error aritmético; y, (ii) dicha solicitud fue presentada oportunamente, toda vez que se instauró antes de la declaratoria de la elección demandada, razón por la cual no podía ser rechazada por su supuesta extemporaneidad.

En atención a lo expuesto, la Sala concluye que este motivo de inconformidad respecto de sentencia recurrida es infundado.

2.6. Sobre las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24.

Para abordar este asunto, como se anticipó en la formulación del problema jurídico, la Sala analizará: a) si tuvo alguna incidencia en el trámite del proceso la declaratoria de inexequibilidad del numeral 6º del artículo 161 de la Ley 1437 de 2011, ordenada en la sentencia C-283 de 2017; b) si era necesario contar con el ejemplar E-14 claveros; c) si en el recurso de apelación interpuesto por el señor Cadena Bonfanti, se lograron desvirtuar las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que el Tribunal encontró probadas en primera instancia, de tal manera que deba modificarse el sentido de la decisión anulatoria.

2.6.1. Sobre la incidencia de la declaratoria de inexequibilidad del requisito de procedibilidad en materia electoral.

En el escrito de complementación del recurso de apelación, la apoderada del señor Cadena Bonfanti solicitó determinar si en el presente caso, debía o no tener incidencia en el trámite del proceso la inexequibilidad del numeral 6º del artículo 161 de la Ley 1437 de 2011, ordenada por la Corte Constitucional en la Sentencia C-283 de 2017.

Para la Sala dicha situación no tiene incidencia en el trámite del proceso, pues lo cierto es que al momento de estudiarse la admisión de la demanda, dicho requisito aún no había sido declarado inexequible por la Corte Constitucional, razón por la cual el tribunal debía verificar su constatación.

Además, en el presente caso se observa que ninguno de los cargos formulados en las demandas acumuladas fue rechazado al momento de estudiarse su admisibilidad por el indebido agotamiento del requisito de procedibilidad para ejercer el medio de control de nulidad electoral, por lo que la Sala no advierte cómo la decisión dictada por la Corte Constitucional en la Sentencia C-283 de 2017 pueda afectar de alguna manera el trámite del presente proceso.

2.6.2. Sobre el valor probatorio de los distintos ejemplares del formulario E-14 en los procesos de nulidad electoral.

En la sentencia recurrida, el tribunal encontró demostradas la existencia de diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que incidieron en el resultado de la elección, razón por la cual declaró i) la nulidad de la elección del señor Cadena Bonfanti y ii) la elección del señor Carbó Lacouture.

Para constatar dichas discrepancias el tribunal citó la regla jurisprudencial sentada por la Sección Quinta del Consejo de Estado según la cual, para efectos de determinar las diferencias entre los formularios E-14 y E-24, en caso de existir inconsistencias en la información contenida en los formularios E- 14, debe privilegiarse el contenido del ejemplar claveros sobre el delegados, debido a su mayor grado de custodia. Por lo anterior, en el caso concreto, el tribunal realizó el análisis de dichas divergencias a partir del formulario E-14 claveros.

En el recurso de apelación el señor Cadena Bonfanti censuró la valoración probatoria realizada por el tribunal, toda vez que se realizó con base en el formulario E-14 claveros, sin advertir cuáles eran las diferencias existentes entre este ejemplar y el E-14 delegados.

Para la Sala dicho argumento no es de recibo por los siguientes motivos:

Tal como lo indició el a quo en la sentencia recurrida, la Sala ha sostenido que en el estudio de la causal por diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24, en el evento de existir discrepancias entre el contenido de los distintos ejemplares del formulario E-14, por regla general, debe preferirse la información contenida en el ejemplar dirigido a los claveros, ya que éste goza de una mayor custodia en el trámite electoral(10).

Sin embargo, la Sala ha admitido que excepcionalmente puede darse una mayor credibilidad al ejemplar E-14 Delegados, cuando se demuestre la existencia de irregularidades que afecten el contenido del ejemplar E-14 claveros.

En ese sentido, se indicó en la Sentencia de 14 de diciembre de 2017:

“(…) Precisa la Sala que en los procesos electorales, esta Sección mantiene aquel criterio reiterado que en términos probatorios otorga mayor credibilidad al formulario E-14 claveros en los casos por falsedad en los registros electorales(11).

Lo anterior obedece a que el citado formato goza de mayor cadena de custodia, es el documento que se introduce en el arca triclave después de la elección y además constituye el parámetro para el diligenciamiento del formulario E-24.

Sin embargo, advierte la Sala que dicha postura no tiene alcances absolutos en la resolución de los procesos electorales, como lo señalaron el apoderado del demandado y la procuradora séptima delegada (e).

Expresamente, esta corporación sostuvo que el mayor valor probatorio reconocido al formato electoral E-14 claveros, respecto del formulario E-14 delegados, no puede admitirse en forma absoluta.

Así, en sentencia de junio primero (1º) de 2017, la Sala subrayó que “[…] ambos formularios deberían coincidir, sin embargo, en caso de que esto no suceda, en principio debe darse mayor credibilidad al formulario E-14 claveros, no obstante esta “mayor credibilidad” no puede entenderse de manera absoluta, ya que si se acredita debidamente que es este formulario el que trae consigo las inconsistencias, puede darse mayor peso probatorio al formulario E-14 delegados, según las circunstancias de cada caso […](12)” (negrillas fuera del texto).

Es claro que esta corporación admitió la alternativa de brindar mayor valor a los formularios E-14 delegados en el evento en que las presuntas irregularidades planteadas en el proceso involucren el contenido de esos formatos.

Esta circunstancia desvirtúa el alegado desconocimiento del mérito probatorio de los documentos E-14 delegados, pues la Sala no descartó que carezcan de validez como parte de la formación del acto de elección.

Insiste la Sala es que el examen de los formularios E-14 delegados es posible en términos de su valor probatorio cuando el marco de la controversia esté determinado por supuestas inconsistencias en los formatos E-14 claveros y sea procedente la comparación de ambos documentos. (…)(13)”.

De conformidad con lo expuesto, se concluye respecto al valor probatorio de los distintos ejemplares del formulario E-14 en materia de falsedades de registros electorales que: (i) en principio, los diversos ejemplares del formulario E-14 deben contener la misma información; (ii) en el caso de discrepancias entre los distintos ejemplares del formulario E-14, por regla general, debe prevalecer el contenido del E-14 claveros sobre el E-14 Delegados, debido a que se presume su mayor grado de custodia; (iii) sin embargo, excepcionalmente, el formulario E-14 delegados puede tener un mayor grado de credibilidad frente al E-14 claveros, cuando se demuestre en el proceso la existencia de irregularidades que alteren el contenido de este último.

Las anteriores precisiones sobre el valor probatorio de los distintos ejemplares del formulario E-14 permiten a la Sala concluir que la censura elevada por la parte demandada es infundada, toda vez que durante el proceso no hubo cuestionamiento alguno respecto de irregularidades que pudieron haber alterado el contenido de los formularios E-14 claveros obrantes en el plenario. Ni siquiera en el recurso de apelación, el señor Cadena Bonfanti indicó algún vicio por el cual dichos formularios no podían ser tenidos en cuenta en el caso concreto.

Por lo tanto, el tribunal podía válidamente realizar el estudio de las falsedades alegadas en la demanda a partir de la información contenida en los formularios E-14 claveros que reposan el expediente, sin que este motivo de inconformidad alegado por la parte demandada en la apelación resulte válido.

2.6.3. Sobre las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 demostradas en el proceso.

En la sentencia de primera instancia el tribunal declaró i) la nulidad de la elección del señor Cadena Bonfanti y ii) la elección del señor Carbó Lacouture, toda vez que en el proceso se demostró la existencia de diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que incidieron en el resultado de la contienda electoral.

En concreto, éstas fueron las diferencias injustificadas que el a quo encontró probadas en el proceso:

icon
ver tabla

Candidato L21
ZonaPuestoMesaE-
14
Cl
E-
24
Diferencia
E-14 y E- 24
Acta de Escrutinio
Comisión Distrital
331321-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
345110El acta no registra realización u observación de recuento de votos
71121-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
711432-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
10227110El E-14 presenta tachaduras y enmendaduras. No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta registra la realización u observación de recuento de votos
1351010-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
 2017110Se modificó la votación de los candidatos del Partido de la U Juan Ospino Acuña y del Centro Democrático Carlos Meisel Vergara. El acta no registra realización u observación de recuento de votos
2031221-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
2049330Reconteo de votos de candidatos de los partidos Centro Democrático, Liberal, de la U. El candidato 21 de Cambio Radical no tiene votos
2121732-1Hubo recuento de votos por jurados.
Observación: borrones en el Partido Liberal candidatos 8, 9 y 10. No se presentaron reclamaciones.
2132110-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos. No se presentaron reclamaciones ante los jurados de votación
2142520-2El acta no registra realización u observación de recuento de votos. No se presentaron reclamaciones ante los jurados de votación
271532-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos. No se presentaron reclamaciones ante los
jurados de votación
271776-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos. No
se presentaron reclamaciones ante los jurados de votación
281366-1Se dejó constancia de que se revisó voto por voto la mesa 3, puesto 1, zona 28 y se constató que el candidato Nº 021 del Partido (sic)
Radical (sic) solo tiene 6 votos y los jurados habían colocado 7 en el formulario E-14.
 Total-11 

icon
ver tabla
Candidato L19ZonaPuestoMesaE-14
Cl
E-24Diferencia
E-14 y E- 24
Acta de Escrutinio
Comisión Distrital
3323220El acta no registra realización u observación de recuento de votos. No
se presentaron reclamaciones ante los jurados de votación
341012+1Por error en el sistema que no cargó, se señala que la mesa Nº 10 del puesto 4, la corporación del concejo fue contada voto a voto, por cuanto la sumatoria del E-14 excedía en el número de sufragantes y en cuenta votos a varios partidos no le registraron votos y en el E-14 sí. Está justificada la diferencia
3422110El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
4130220Se realiza recuento de votos por error en el cómputo de los jurados para todos los candidatos. Se consigna el resultado en el E-24.
61812120No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
61221514-1No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
723012+1No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
831310100No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no
registra realización u observación de recuento de votos.
1013501+1El total de votos del E- 14 supera el número de sufragantes. No se presentaron reclamaciones. No registra la realización u observación de recuento de votos.
1027110No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
11122110No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
2031612+1No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no
registra realización u observación de recuento de votos.
204231112+1En reconteo candidato Nº 19 del partido Liberal 11 votos en E-14 y reconteo 12 votos.
Está justificada la diferencia.
21322110No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
21424330No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
2211034+1Se realizó reconteo de manera oficiosa al verificar más votos que votantes, pero se concluyó que los votos físicos no superaban el total.
2231612+1Consta reconteo porque el E-14 excedía el número de sufragantes. No hay constancia de variación de la votación.
22322810+2Se realizó reconteo por diferencia mayor en el número de total de sufragantes. No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
224401+1Se realizó reconteo por diferencia mayor en el número de total de sufragantes.
No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
2341701+1No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
243812+1Se procedió al recuento e (sic) voto a voto para el concejo, dio 174, superando el 1 el total de sufragantes. No se presentaron reclamaciones.
2621945+1Reconteo por diferencia entre número de votos con votantes. No se presentaron reclamaciones.
3115110No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no
registra realización u observación de recuento de votos.
Total+12 

Por lo anterior señaló que “(…) de un lado, al demandante, señor Carbó Lacouture, le sustrajeron once (11) votos, los cuales según el Acta General de Escrutinios, no obedecieron a causas que legalmente justifiquen diferencia alguna entre los aludidos formularios; y del otro, al demandado, señor Cadena Bonfanti, le adicionaron, sin sustento válido, doce (12) votos, diferencia que si bien en la mayoría de las mesas denunciadas se dejó constancia de reconteo de la votación, (…) no se registró el resultado de ninguna variación a favor del hoy demandado (…)”.

Luego, concluyó que las anteriores diferencias injustificadas en los los formularios E-14 y E-24 tuvieron incidencia en el resultado de la elección, ya que: (i) de haberse registrado los once votos restados injustificadamente al señor Carbó Lacouture, éste hubiera obtenido 6.076 votos; (ii) de haberse restado los doce votos sumados injustificadamente al señor Cadena Bonfanti, éste hubiera obtenido 6.053 votos; (iii) de conformidad con lo anterior, al señor Carbó Lacouture le correspondería la quinta curul asignada al Partido Liberal Colombiano.

Ahora bien, en el recurso de apelación presentado por el señor Cadena Bonfanti, se señaló que el Tribunal erró al concluir que dichas diferencias entre los formularios E-14 y E-24 eran injustificadas.

En concreto, el recurrente hizo las siguientes precisiones sobre las mesas que se relacionan a continuación:

icon
ver tabla
Candidato L19ZonaPuestoMesaE-14E-24Justificación
332322Guarda correspondencia numérica
341012Existió reconteo
342211Guarda correspondencia numérica
413002Existió reconteo
53103Existió reconteo
6181212Guarda correspondencia numérica
83131010Guarda correspondencia numérica
1013501Existió reconteo
102711Guarda correspondencia numérica
1112211Guarda correspondencia numérica
2031612Existió reconteo
204231112Existió reconteo
2132211Guarda correspondencia numérica
2142433Guarda correspondencia numérica
2211034Existió reconteo
2231612Existió reconteo
22322810Existió reconteo
224401Existió reconteo
223712Existió reconteo
243812Existió reconteo
2621945Existió reconteo
311501Guarda correspondencia numérica

icon
ver tabla
Candidato L21ZonaPuestoMesaE-14E-24Justificación
331321Existió reconteo y además se deja constancia del error en el Candidato
Ramón Ignacio Carbó
34511Guarda correspondencia numérica
1022710Existió reconteo
201701Existió constancia de modificación del acta
204953Existió reconteo
2121732Existió reconteo
271776Existió reconteo
281366Existió reconteo. Guarda correspondencia numérica.

Con fundamento en lo anterior, reprochó que el a quo considerara injustificadas aquéllas diferencias en las mesas donde se realizó el reconteo de votos.

Así mismo, el recurrente manifestó su desacuerdo frente a las siguientes diferencias entre los formularios E-14 y E-24 que a juicio del Tribunal fueron injustificadas:

icon
ver tabla
ZonaPuestoMesaCandidatoE-14E-24Justificación
3313L2121Señala que no hubo recuento de votos, cuando realidad se deja constancia en el acta general de escrutinio que el Candidato Ramón Carbó presentaba error y se corregía. Se anexa el aparte de dicha acta donde se evidencia lo aquí expuesto, y que la misma es prueba dentro del proceso.
3410L1912El tribunal indica que está justificada la diferencia, pero aún así la resta de su votación, excluyendo votos legalmente obtenidos.
531L1903Existió reconteo y el tribunal la omite de su análisis, sin justificación.
10135L1901Señala que no hubo recuento de votos, cuando en realidad se deja constancia que sí hubo. Se anexa el aparte de dicha acta donde se evidencia lo aquí expuesto y que la misma es prueba dentro del proceso.
20316L1912Señala que no hubo recuento de votos, cuando en realidad se deja constancia que sí hubo. Se anexa el aparte de dicha acta donde se evidencia lo aquí expuesto y que la misma es prueba dentro del proceso.
20423L191112El tribunal indica que está justificada la diferencia, pero aún así la resta de su votación, excluyendo votos legalmente obtenidos
2237L1912Existió reconteo y el tribunal la omite de su análisis, sin justificación

De conformidad con los argumentos propuestos en la apelación, la Sala anticipa que confirmará la sentencia impugnada, toda vez que la parte recurrente no logró desvirtuar la totalidad de las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que el tribunal encontró demostradas, las cuales, al persistir, siguen teniendo incidencia en el resultado de la elección demandada.

En efecto, aún en el hipotético caso de que se acogieran la totalidad de los reproches expuestos por el recurrente en la apelación frente a la existencia de justificación en las mesas señaladas en el recurso, la Sala observa que el señor Cadena Bonfanti no cuestionó en la alzada la existencia de las siguientes diferencias injustificadas que el Tribunal encontró demostradas:

icon
ver tabla
Candidato L21ZonaPuestoMesaE-14
Cl
E-24Diferencia
E-14 y E- 24
Acta de Escrutinio
Comisión Distrital
71121-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
711432-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
1351010-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
2031221-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos
2132110-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos. No se presentaron reclamaciones ante los jurados de votación
2142520-2El acta no registra realización u observación de recuento de votos. No se presentaron reclamaciones ante los jurados de votación
271532-1El acta no registra realización u observación de recuento de votos. No se presentaron reclamaciones ante los jurados de votación
Total-8 

icon
ver tabla
Candidato L19ZonaPuestoMesaE-14
Cl
E-24Diferencia
E-14 y E- 24
Acta de Escrutinio
Comisión Distrital
61221514-1No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
723012+1No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
2341701+1No se presentaron reclamaciones ante los jurados. El acta no registra realización u observación de recuento de votos.
Total+1 

A juicio de la Sala estas diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 tienen incidencia en el resultado de la elección, por los siguientes motivos:

(i) De conformidad con el acto electoral demandado, en las elecciones de Concejales para el Distrito de Barranquilla, período 2016-2019, los candidatos José Antonio Cadena Bonfanti (L-019) y Ramón Ignacio Carbó Lacouture (L-021) obtuvieron 6.065 votos.

(ii) En dicha contienda electoral, el Partido Liberal Colombiano obtuvo cinco curules, las cuales le correspondieron a los siguientes candidatos, luego de haberse realizado el desempate entre los señores Cadena Bonfanti y Carbó Lacouture:

• Oscar David Galán Escalante: 13.090 votos.

• Freddy de Jesús Barón Orozco: 8.165 votos.

• Ernesto Aguilar Medina: 6.653 votos.

• Eugenio José Díaz Peris: 6.209 votos.

• José Antonio Cadena Bonfanti: 6.065 votos.

(iii) Al restarse el voto indebidamente sumado al señor Cadena Bonfanti, como consecuencia de las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que el Tribunal encontró demostradas y que la parte demandada no desvirtuó en la apelación, dicha persona hubiera obtenido 6.064 votos.

(iv) Al sumarse los 8 votos indebidamente restados al señor Carbó Lacouture, como consecuencia de las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que el Tribunal encontró demostradas y que la parte demandada no desvirtuó en la apelación, dicha persona hubiera obtenido 6.073 votos.

(v) Consecuencialmente, al eliminarse los votos espurios y sumarse aquéllos que fueron restados injustificadamente durante el trámite electoral, según lo probado en el proceso, se concluye que en la quinta curul obtenida por el Partido Liberal Colombiano debió ser elegido el señor Carbó Lacouture, ya que al haber obtenido 6.073 votos alcanzó la quinta votación más alta al interior de tal agrupación política.

(vi) En conclusión, sin necesidad de estudiar si están demostradas las justificaciones de las diferencias entre los formularios E-14 y E-24 alegadas por el demandado en la apelación, lo cierto es que la sentencia debe ser confirmada por aquéllas discrepancias entre dichos documentos electorales que el Tribunal encontró probadas y que no fueron objeto del recurso, las cuales tienen la incidencia suficiente para alterar el resultado de la elección.

En virtud de lo expuesto, la Sala confirmará la sentencia apelada, toda vez que la parte demandada no desvirtuó la totalidad de las diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24 que el tribunal encontró demostradas, las cuales, al persistir, siguen teniendo incidencia en el resultado de la elección demandada.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado – Sala de lo Contencioso Administrativo – Sección Quinta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,

FALLA:

1. CONFIRMAR la sentencia dictada el 6 de octubre de 2017 por el Tribunal Administrativo del Atlántico.

2. DEVOLVER el expediente al tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase».

(2) “ART. 294.—Nulidades originadas en la sentencia. La nulidad procesal originada en la sentencia únicamente procederá por incompetencia funcional, indebida notificación del auto admisorio de la demanda al demandado o a su representante, por omisión de la etapa de alegaciones y cuando la sentencia haya sido adoptada por un número inferior de magistrados al previsto por la ley. Mediante auto no susceptible de recuso, el juez o magistrado ponente rechazará de plano por improcedente la solicitud de nulidad contra la sentencia que se funde en causal distinta de las mencionadas”.

(3) “ART. 277.—Contenido del auto admisorio de la demanda y formas de practicar su notificación. Si la demanda reúne los requisitos legales se admitirá mediante auto, en el que se dispondrá: 1. Que se notifique personalmente al elegido o nombrado, con sujeción a las siguientes reglas: (…) d) Cuando se demande la elección por voto popular a cargos de corporaciones públicas con fundamento en las causales 1, 2, 3, 4, 6 y 7 del artículo 275 de este Código relacionadas con irregularidades o vicios en la votación o en los escrutinios, caso en el cual se entenderán demandados todos los ciudadanos elegidos por los actos cuya nulidad se pretende, se les notificará la providencia por aviso en los términos de los literales anteriores. (…)”.

(4) “ART. 122.—Los testigos electorales supervigilarán las elecciones y podrán formular reclamaciones escritas cuando el número de sufragantes de una mesa exceda el número de ciudadanos que podían votar en ella; cuando aparezca de manifiesto que en las actas de escrutinios se incurrió en error aritmético al computar los votos; cuando, con base en las papeletas de votación y en las diligencias de inscripción, aparezca de manera clara e inequívoca que en el acta de escrutinio se incurrió en error al anotar el nombre o apellidos de uno o más candidatos; y cuando los cuatro (4) ejemplares de las actas de escrutinio de los jurados de votación estén firmados por menos de tres (3) de éstos. Tales reclamaciones se adjuntarán a los documentos electorales y sobre ellas se resolverá en los escrutinios. Las reclamaciones que tuvieren por objeto solicitar el recuento de papeletas, serán atendidas en forma inmediata por los jurados de votación, quienes dejarán constancia en el acta del recuento practicado. (…)”.

(5) “ART. 192.—El Consejo Nacional Electoral o sus delegados tienen plena y completa competencia para apreciar cuestiones de hecho o de derecho y ante reclamaciones escritas que les presenten durante los escrutinios respectivos los candidatos inscritos, sus apoderados o los testigos electorales legalmente constituidos y apreciando como pruebas para resolver únicamente los documentos electorales, podrán por medio de resolución motivada decidir las reclamaciones que se les formulen con base en las siguientes causales: (…) 11. Cuando aparezca de manifiesto que en las actas de escrutinios se incurrió en error aritmético al sumar los votos consignados en ella”.

(6) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, exp. 11001-03-28-000-2014-00046-00. Sentencia de 13 de noviembre de 2014. C.P. Alberto Yepes Barreiro.

(7) “ART. 275.—Causales de anulación electoral. Los actos de elección o de nombramiento son nulos en los eventos previstos en el artículo 137 de este Código y, además, cuando: (…) 3. Los documentos electorales contengan datos contrarios a la verdad o hayan sido alterados con el propósito de modificar los resultados electorales. (…)”.

(8) “ART. 161.—Requisitos previos para demandar. La presentación de la demanda se someterá al cumplimiento de requisitos previos en los siguientes casos: (…) 6. Cuando se invoquen como causales de nulidad del acto de elección por voto popular aquellas contenidas en los numerales 3º y 4º del artículo 275 de este Código, es requisito de procedibilidad haber sido sometido por cualquier persona antes de la declaratoria de la elección a examen de la autoridad administrativa electoral correspondiente. (…)”.

(9) Consejo de Estado, Sección Quinta, Auto del 7 de abril de 2016, Rad. 20001-23-39-001-2015-00593-01, C.P. Carlos Moreno Rubio.

(10) Al respecto pueden consultarse Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, sentencia de agosto veinticinco (25) de 2011, exp. 11001-03-28-000-2010-00045-00, C.P. Susana Buitrago Valencia y sentencia de octubre veintidós (22) de 2015, exp. 11001- 03-28-000-2014-00062-00 (acumulado), C.P. Alberto Yepes Barreiro, las cuales fueron citadas por el tribunal administrativo en la sentencia apelada.

(11) Al respecto pueden consultarse Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, sentencia de agosto veinticinco (25) de 2011, exp. 11001-03-28-000-2010-00045-00, M.P. Susana Buitrago Valencia y Sentencia de octubre veintidós (22) de 2015, exp. 11001-03-28-000-2014-00062-00 (Acumulado), C.P. Alberto Yepes Barreiro, las cuales fueron citadas por el tribunal administrativo en la sentencia apelada.

(12) Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, Sentencia de junio primero (1º) de 2017, exp. 25000-23-41-000-2016-00608-01, C.P. Carlos Enrique Moreno Rubio.

(13) Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso Administrativo. Sección Quinta. Sentencia de 14 de diciembre de 2017, exp. 47001-23-33-000-2016-90006-03. C.P. Carlos Enrique Moreno Rubio.