Sentencia 2016-00003 de octubre 13 de 2016

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Consejero Ponente:

Carlos Enrique Moreno Rubio

Bogotá, D.C., 13 de octubre de 2016.

Exp. acumulado 11001-03-28-000-2016-00003-00 Actor: Carlos Alexander Mosquera Mosquera y otro

Demandado: Édgar Enrique Martínez Romero

Acción electoral – Sentencia

EXTRACTOS: «II. CONSIDERACIONES DE LA SALA

1. Competencia.

Esta Sala es competente para conocer en única instancia de la presente demanda de nulidad electoral de conformidad con lo dispuesto en el numeral 14 del artículo 149 del CPACA y lo previsto en el artículo 13-4 del Acuerdo 58 del 15 de septiembre de 1999(9).

2. El acto acusado.

Es el acta de escrutinio general E-26 GOB de 4 de noviembre de 2015, por medio de la cual se declaró la elección del señor Édgar Enrique Martínez Romero como Gobernador del Departamento de Sucre para el periodo 2016-2019

3. Examen de las censuras.

Se estudiará la legalidad de la elección del señor Édgar Enrique Martínez Romero como Gobernador del Departamento de Sucre para el período 2016-2019, contenida en el formulario E-26 GOB que fue generado el cuatro (4) de noviembre de dos mil quince (2015).

De manera concreta se deberá resolver:

1. Si la inscripción del señor Édgar Enrique Martínez Romero estuvo precedida de aval conferido por el partido Cambio Radical. De establecerse que así fue debe determinarse:

1.1. Si fue otorgado con las formalidades exigidas para tal propósito. Se estudiará si fue conferido por la persona autorizada para ello y si se acompañaron los documentos necesarios para acreditar una delegación.

1.2. Quién debe realizar la inscripción de un candidato y si en el caso concreto quien la realizó tenía facultad para ello, y si se acompañaron al acto de inscripción los documentos que acreditan la delegación en que se sustenta para inscribir y modificar las candidaturas.

1.3. Si se vulneraron las normas estatutarias del partido Cambio Radical, por no haberse efectuado los procedimientos aprobados por esa colectividad para el otorgamiento de avales, y si esto afecta la legalidad del acto de elección.

2. Establecer si el elegido se encuentra incurso en la prohibición de doble militancia, para lo cual deberá determinarse si era miembro de manera simultánea en dos o más partidos o movimientos políticos, esto es, si militaba de manera simultánea en tres (3) partidos políticos: el Liberal, Alianza Social Independiente, ASI, y Cambio Radical.

Precisado lo anterior, se procederá a resolver cada uno de los aspectos planteados.

1. Existencia del aval por parte del partido Cambio Radical para la inscripción del señor Édgar Enrique Martínez Romero.

En relación con el aval debe tenerse en cuenta que el artículo 108 de la Constitución Política establece que:

“Los partidos y movimientos políticos con personería jurídica podrán inscribir candidatos a elecciones. Dicha inscripción deberá ser avalada para los mismos efectos por el respectivo representante legal del partido o movimiento o por quien él delegue”. (Negrillas fuera del texto original).

En este mismo sentido el artículo 9º de la Ley 130 de 1994 dispone:

“Los partidos y movimientos políticos, con personería jurídica reconocida podrán postular candidatos a cualquier cargo de elección popular sin requisito adicional alguno. 

La inscripción deberá ser avalada para los mismos efectos por el respectivo representante legal del partido o movimiento o por quien él delegue...”. (Negrillas fuera del texto original)

De manera concreta sobre el aval, esta Sección ha dicho(10):

“De lo expuesto hasta el momento se puede concluir que: 

• Existen requisitos sustanciales y requisitos formales que deben cumplirse para la inscripción de candidatos a elecciones populares para cargos unipersonales o para corporaciones públicas. 

• Los requisitos sustanciales, los cuales corresponden a verificación de calidades y requisitos de los candidatos, así como la constatación sobre la ausencia de inhabilidades e incompatibilidades, es una carga que debe cumplir el partido, el movimiento político, el grupo social o el grupo significativo de ciudadanos que inscribe. 

El requisito formal que desde la Constitución Política (art. 108) se impone para la inscripción de candidatos por partidos o movimientos políticos con personería jurídica es el aval, el cual debe ir suscrito por el respectivo representante legal del partido o movimiento político o por quien él delegue. 

De manera que la potestad de los partidos y movimientos políticos de inscribir candidaturas a cargos públicos de elección popular se materializa y perfecciona con la expedición del aval a favor de los respectivos candidatos. 

Es necesario recordar que el aval cumple una triple finalidad: i) mecanismo de inscripción de candidatos por parte de los partidos y movimientos políticos; ii) garantía para esos partidos y movimientos políticos en el sentido de que las personas que se inscriben a nombre de uno de ellos en realidad hacen parte de su organización; y, iii) asegurar que la persona que se inscribe a nombre de un partido o movimiento político reúne las condiciones éticas para desempeñarse con pulcritud y responsabilidad”. (Negrillas fuera del texto original)

Así las cosas, para la inscripción de candidatos por partidos o movimientos políticos es necesario el aval el cual debe ir suscrito por el representante legal del partido o movimiento político.

Ahora bien, en el expediente, dentro de los documentos allegados por la Registraduría, que a su vez fueron entregados en esa entidad al momento de la inscripción del demandado, obra copia del otorgamiento del aval(11) realizado por parte del señor Alejandro Char Chaljub para la gobernación de Sucre, en el cual se indica:

[e]n ejercicio del poder que me ha sido conferido por el representante legal del Partido Cambio Radical, doctor ANTONIO ÁLVAREZ LLERAS para que inscriba y modifique las listas de Candidatos a cargos uninominales y plurinominales, todas con voto preferente que se estarán presentando para las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 25 de octubre de 2015 y previo agotamiento al interior de las bases del partido de los principios de democracia interna, igualdad, pluralismo, equidad e igualdad de género, normatizados en el artículo 107 de nuestra Constitución, desagregados en las preceptivas 1, 5 y 28 de la Ley 1475 de 2011 y codificados en el capítulo décimo (10) del estatuto del partido (Res. 2238/2013 del Consejo Nacional Electoral), ocurro ante usted señor registrador departamental, para manifestarle, que previa a la solicitud presentada formalmente por el señor ÉDGAR ENRIQUE MARTÍNEZ ROMERO, identificado con cédula de ciudadanía número 6.808.462 le otorgo el Aval para que sea candidato por nuestro partido a la GOBERNACIÓN del Departamento de (Sucre) para el periodo constitucional 2016-2019. 

Anexo: Copia del poder conferido. Certificado de representación legal (CNE) en dos (2) folios”. (Negrillas fuera del texto original).

Así las cosas y toda vez que en este caso es claro que la inscripción sí estuvo precedida del aval correspondiente, se procederá a estudiar los siguientes cargos, relacionados con establecer si el aval fue otorgado con las formalidades exigidas por el ordenamiento jurídico.

1.1. Cumplimiento de los requisitos del aval.

La parte actora alega que el aval fue otorgado sin las formalidades exigidas para tal propósito, es decir, adujo que no fue conferido por la persona autorizada para ello y no se acompañaron los documentos necesarios para acreditar una delegación.

Para resolver este punto, es necesario tener en cuenta que el artículo 7º de la Ley 130 de 1994, dispone:

“Obligatoriedad de los estatutos. La organización y funcionamiento de los partidos y movimientos políticos se regirán por lo establecido en sus propios estatutos.  

(...)”. 

Según el artículo 15 de los estatutos del partido Cambio Radical, el secretario general es el representante legal del partido. De igual forma, en el artículo 16 se establece que una de las funciones del secretario general es:

“3. Constituir apoderados para la expedición de avales y delegados especiales o inscriptores a nivel departamental, municipal o local para las elecciones que corresponda, con el visto bueno del comité central”. (Negrillas fuera del texto original).

Así las cosas, el secretario general, en su condición de representante legal del partido puede constituir apoderados para la expedición de avales.

Ahora bien, dentro de los documentos que allegó la Registraduría, que se aportaron al momento de la inscripción del demandado, obran los siguientes:

— Copia del formulario E-6GOB, solicitud para la inscripción de candidato y constancia de aceptación de candidatura, radicada el 24 de julio del 2015 en donde aparece(12):

Información del partido o movimiento político: Cambio Radical

Nombre del suscriptor: Alejandro Char

Nombre del candidato: Édgar Enrique Martínez Romero

El documento tiene firma de aceptación

Los folios adjuntados fueron 18 así: 1 del aval, 1 de la fotocopia de la cédula de ciudadanía, 14 del programa de gobierno y 2 fotografías, para un total de 18 folios.

— Escritura pública número 1214 del 29 de mayo del 2015 de la Notaría 23 del Círculo Notarial de Bogotá, por medio de la cual se otorga poder especial amplio y suficiente(13) por parte del Partido Cambio Radical —a través de Antonio Álvarez Lleras Camargo en su calidad de representante legal— a Alejandro Char Chaljub, para que ejecute ante la Registraduría Nacional del Estado Civil los siguientes actos:

“Para avalar candidaturas en las elecciones de autoridades locales de octubre de 2015, a las gobernaciones, alcaldías, listas de asambleas departamentales, concejos municipales, ediles y comuneros en las siguientes circunscripciones electorales: Guajira, san Andrés providencia y Santa Catalina, Magdalena, Córdoba, Cesar, Sucre, Bolívar y Atlántico. 

Queda mi apoderado facultado para avalar, revocar, sustituir y demás facultades que fueren necesarias en desarrollo y cumplimiento de este mandato, el que se otorga pleno y con autonomía y responsabilidad del apoderado en los términos de la Ley 1475/2011 en sustitución del representante legal del partido en todos los asuntos que lo obliguen ante los organismos competentes”. (Negrillas fuera del texto original)

— Copia de una certificación del 12 de mayo del 2015, proferida por el Subsecretario del Consejo Nacional Electoral, por medio de la cual se indica:

“Que mediante la Resolución 2350 del 05 de octubre de 2004, se inscribió como secretario general y representante legal del citado Movimiento al doctor ANTONIO ALVAREZ LLERAS, a partir de dicho acto administrativo no aparece nuevas inscripciones”.(14) (Negrillas fuera del texto original).

Tal como se advierte, el señor Antonio Álvarez Lleras, actuando como representante legal del partido Cambio Radical, le otorgó poder al señor Alejandro Char para que avalara el candidato a la Gobernación de Sucre, razón por la cual esta corporación advierte que fue realizada por la persona que tenía la facultad para hacerlo.

Ahora, en relación con el poder por medio del cual se le concedió la facultad al señor Alejandro Char para otorgar el aval correspondiente, si bien la parte actora en la audiencia de pruebas dijo que tenía dos tipos de letras diferentes, lo cierto es que no lo tachó de falso, razón por la cual no hay lugar a hacer un pronunciamiento al respecto. Además al observar esta prueba, se encuentra que fue extendida conforme con una minuta presentada vía e-mail por los interesados, tal como lo indica el mismo documento.

A su vez, la parte actora indicó que era necesario que se aceptara el poder por parte del señor Alejandro Char, sin embargo esta Sala no considera necesaria la aceptación expresa del poder, puesto que está realizada de manera tácita en el documento por medio del cual se realizó el aval, tal como lo establece el artículo 2150 del Código Civil que dispone: “El contrato de mandato se reputa perfecto por la aceptación del mandatario. La aceptación puede ser expresa o tácita. Aceptación tácita es todo acto en ejecución del mandato”.

De otra parte, si bien se alega por los actores que tal poder no fue allegado en el momento en que se hizo la inscripción, ya que los folios que se mencionan en el formulario E-6GOB no incluyen el poder otorgado al señor Alejandro Char, sino que se allegó únicamente el aval, debe tenerse en cuenta que dentro del expediente la Registraduría, sostuvo:

“(...) El día 24 de julio de 2015 y estando dentro de los plazos determinados en el calendario electoral para el proceso de inscripción de candidaturas con miras a las elecciones de autoridades locales celebradas el 25 de octubre del año 2015, se presentó el Dr. Édgar Enrique Martínez Romero y efectuó la inscripción de su candidatura a la Gobernación del Departamento de Sucre, avalado por el Partido Político Cambio Radical, ante la respectiva delegación departamental de la Registraduría Nacional del Estado Civil por tratarse del cargo del gobernador. (...) 

Dadas las anteriores consideraciones, no es de recibo por parte de la Registraduría Nacional del Estado Civil, las afirmaciones en el libelo de los hechos que hace el demandante con relación a que la inscripción de la candidatura en mención, no contaba con la respectiva delegación por parte del Representante Legal del Partido Cambio Radical al “suscriptor” y al candidato para otorgar el aval, habida cuenta que efectivamente en la documentación aportada y soporte de la inscripción, fue allegado el poder especial otorgado mediante Escritura Pública No 1214 del 29 de mayo de 2015 de la Notaría 23 del Circuito de Bogotá D.C., contentiva de las facultades otorgadas por el representante legal del Partido Cambio Radical Dr. Antonio Álvarez Lleras Camacho al Dr. Alejandro Char Chaljub; entre muchas de las facultades delegadas en el poder especial se encuentran la de otorgar los avales pertinentes a los candidatos a los diferentes cargos de elección popular en los departamentos pertenecientes a la Región Caribe, por lo que con el otorgamiento del aval respectivo se anexaron las copias de la delegación (escritura pública) para estos fines así como el certificado de representación legal del partido”.(15) (Negrillas fuera del texto original).

Como se ve, tal como lo afirma la Registraduría, en el momento de la inscripción se allegaron los siguientes documentos: (i) aval otorgado por el señor Alejandro Char Chaljub, (ii) poder especial otorgado por medio de la escritura pública 1214 del 29 de mayo del 2015 y (iii) certificado de representación legal del partido.

Entonces, a pesar de que en el formulario E-6GOB no aparece que se hubiera entregado el poder por medio del cual se concedió la facultad al señor Alejandro Char para otorgar avales, ese documento sí fue allegado, puesto que al revisar el aval se advierte que en su parte final dice lo siguiente:

“Anexo: Copia del poder conferido. Certificado de representación legal (CNE) en dos (2) folios”. 

Así las cosas, si bien es cierto que en el formulario de la inscripción no quedó referenciado el poder especial, lo cierto es que en el aval sí se hace mención de allegarse tal documento, lo cual es corroborado por la Registraduría Nacional.

Por lo anterior, este cargo no está llamado a prosperar.

1.2 Cumplimiento de los requisitos de la inscripción.

En este punto, se establecerá quién debe realizar la inscripción de un candidato y si en el caso concreto, quien la realizó tenía facultad para ello y si se acompañaron al acto de inscripción los documentos que acreditan la delegación.

En relación con la inscripción, el artículo 28 de la Ley 1475 de 2011 señala:

“Inscripción de candidatos. Los partidos y movimientos políticos con personería jurídica podrán inscribir candidatos a cargos y corporaciones de elección popular previa verificación del cumplimiento de las calidades y requisitos de sus candidatos, así como de que no se encuentran incursos en causales de inhabilidad o incompatibilidad. Dichos candidatos deberán ser escogidos mediante procedimientos democráticos, de conformidad con sus estatutos. Las listas donde se elijan 5 o más curules para corporaciones de elección popular o las que se sometan a consulta —exceptuando su resultado— deberán conformarse por mínimo un 30% de uno de los géneros”. 

Al respecto esta corporación ha dicho(16):

“En cuanto corresponde al formulario de solicitud para la inscripción de candidato y constancia de aceptación de candidatura esta corporación ha sostenido lo siguiente: 

“Ahora bien, del acto de inscripción de candidatos a cargos públicos de elección popular debe hacer parte el correspondiente aval expedido por el representante legal del partido o movimiento político, o por su delegado. Ese es el documento que de acuerdo con el artículo 108 de la Carta Política debe expedir el correspondiente partido o movimiento político para los efectos de la inscripción de candidaturas y, por tanto, el único exigible al representante legal o al delegado de éste para los efectos de validez del acto de inscripción. 

En este sentido, no es requisito esencial que la solicitud de inscripción de candidatos a nombre de un partido o movimiento político que se debe llevar a cabo ante la correspondiente dependencia de la Registraduría Nacional del Estado Civil se realice por el representante legal del partido o movimiento político, o por el delegado por éste, pues, como ya se anotó, la falta de diligenciamiento del "Acta de solicitud de inscripción y constancia de aceptación de candidatos” por parte del representante legal del partido o movimiento político, o del delegado por éste, no invalida la inscripción, si se cumple con la exigencia constitucional y legal de allegar al acto de inscripción el correspondiente aval expedido, eso sí, por el representante legal o el delegado por éste. 

De lo anterior se torna en evidente que tanto el aval como la inscripción son dos actos con finalidades diferentes, tal como se ilustró en la jurisprudencia de 17 de noviembre de 2005, en la que claramente se identifican y diferencian, ya que por una parte el aval al cumplir con la triple finalidad mencionada de ninguna forma se equipara con la inscripción del candidato que es un acto de trámite y para el cual la ley no exige mayores requisitos”.  

Se reitera pues que la inscripción de una candidatura a gobernador no requiere la suscripción del formulario E-6 por el representante legal del partido o movimiento político con personería jurídica, o su delegado, pues dicha voluntad queda expuesta en el aval que se expide a favor del respectivo candidato.  

En efecto, recientemente sobre el particular la Sección Indicó: “entonces, no es condición sine qua non que la solicitud de inscripción de candidatos se realice por el representante legal del partido o movimiento político o por su delegado, siempre y cuando se observe con la exigencia constitucional y legal de aportar el respectivo aval, este sí, expedido por el representante legal o el delegado por este”. 

Cosa diferente es que el formulario E-6 no lleve la firma del candidato avalado pues la ley sí impone que éste suscriba el mencionado formulario ya que así, bajo la gravedad del juramento, expresa su voluntad de aceptar la candidatura a la cual ha sido postulado (artículo 93 del Código Electoral), ello considerando que la inscripción es un acto voluntario mediante el cual el candidato adquiere un compromiso político y jurídico con la sociedad. (Negrillas fuera del texto original).

De conformidad con lo dicho por esta corporación la inscripción es un acto de trámite que: (i) debe estar acompañada del aval correspondiente, (ii) debe estar firmada por el candidato, puesto que de esa manera acepta la candidatura y (iii) no tiene que ser realizada y firmada por el representante legal del partido, puesto que basta con la presentación del aval.

En este caso, tal como se dijo en el cargo anterior, a la inscripción se allegaron tanto el aval como el poder especial otorgado por el partido Cambio Radical al señor Alejandro Char, razón por la cual fue acompañada de los documentos necesarios.

Así mismo, al revisar el formulario E-6GOB se advierte que dicho documento está aceptado y suscrito por el señor Édgar Enrique Martínez Romero, y fue presentado el 24 de julio del 2015.

Con base en lo anterior, se advierte que no le asiste razón a la parte demandante cuando afirma que la inscripción se realizó indebidamente, puesto que fue acompañada por el aval correspondiente y suscrita y aceptada por el candidato, de manera que este cargo tampoco está llamado a prosperar.

1.3 Vulneración las normas estatutarias del partido Cambio Radical.

Se procederá a estudiar cada uno de los reparos presentados en las demandas relacionados con el desconocimiento del procedimiento establecido en la resolución del 20 de febrero del 2015, por medio de la cual el partido Cambio Radical, estableció el protocolo y procedimiento de otorgamiento de avales para las elecciones del 25 de octubre del 2015:

(i) Incumplimiento del requisito establecido en el artículo primero de la resolución, toda vez que hasta el 23 de julio de 2015 era candidato por la ASI y el 24 de julio resultó avalado por el partido Cambio Radical.

La norma dispone:

ARTÍCULO PRIMERO: El Partido Cambio Radical abre preinscripciones a partir de la expedición de esta resolución y hasta 30 de mayo de 2015 para que en todo el país sus miembros y militantes se postulen para obtener el aval, y así poder participar en las elecciones a gobernaciones, asambleas departamentales, alcaldías, concejos municipales y edilatos. 

No se advierte desconocimiento alguno a esta norma toda vez que tal como obra a folio 788 del expediente, por medio de una respuesta al oficio 2016-540 el presidente de Alianza Social Independiente, ASI, indicó que el señor Édgar Martínez Romero no ha militado en esa colectividad, y por tanto no aparece en sus archivos ni afiliación ni renuncia alguna.

Además de lo anterior, al revisar la norma se advierte que consagra el periodo dentro del cual se podían hacer las preinscripciones para las postulaciones, norma que no se demostró fue vulnerada por el demandado.

Con todo, en lo relacionado con una posible doble militancia debe precisarse que se estudiará más adelante.

(ii) Desconocimiento de lo establecido en el artículo tercero de la resolución, ya que el aval del demandado fue realizado de manera concomitante a su inscripción, sin ningún procedimiento previo y sin presentación de la declaración juramentada autenticada en Notaría.

El artículo consagra:

ARTÍCULO TERCERO: Las preinscripciones se formalizarán con el envío del formato de solicitud de aval y el formato de declaración juramentada. (...) 

PARÁGRAFO SEGUNDO: El formato de declaración juramentada deberá ser autenticado ante notaría, de lo contrario no procederá la preinscripción. 

PARÁGRAFO TERCERO: La versión original de estos documentos deberán ser entregados en las instalaciones del partido, en ningún caso deberá ser recibidos fotocopias o escáner de los mismos. 

Tampoco se advierte vulneración alguna a esta disposición, ya que al revisar el aval otorgado por el señor Alejandro Char, se indica que el señor Édgar Enrique Martínez sí presentó su solicitud de manera previa, así:

“[e]n ejercicio del poder que me ha sido conferido por el representante legal del Partido Cambio Radical, (...) y previo agotamiento al interior de las bases del partido de los principios de democracia interna, igualdad, pluralismo, equidad e igualdad de género, normatizados en el artículo 107 de nuestra Constitución, desagregados en las preceptivas 1, 5 y 28 de la Ley 1475 de 2011 y codificados en el capítulo décimo (10) del estatuto del partido (Res. 2238/2013 del Consejo Nacional Electoral), ocurro ante usted señor registrador departamental, para manifestarle, que previa a la solicitud presentada formalmente por el señor ÉDGAR ENRIQUE MARTÍNEZ ROMERO, identificado con cédula de ciudadanía número 6.808.462 le otorgo el Aval para que sea candidato por nuestro partido a la GOBERNACIÓN del Departamento de (Sucre) para el periodo constitucional 2016-2019”. (Negrillas fuera del texto original).

Ahora, si bien esta norma establece que se debe entregar una declaración juramentada, lo cierto es que el incumplimiento de este requerimiento no está demostrado en el proceso, y solo se trata de una afirmación hecha por los demandantes que queda desvirtuada con la siguiente afirmación realizada por el Partido Cambio Radical en la respuesta al oficio 2016-538, en la que señaló que:

“El Partido Cambio Radical ajustado al ordenamiento jurídico y a las normas internas que lo rigen, cumplió cabalmente los procedimientos estatutarios establecidos para la selección del candidato de Cambio Radical para la Gobernación de Sucre”. (Negrillas fuera del texto original).

(iii) Desconocimiento del procedimiento de los artículos cuarto y quinto, porque el demandado nunca ha pertenecido al Partido Cambio Radical y su hoja de vida no fue consultada en la ventanilla única del Ministerio del Interior.

ARTÍCULO CUARTO: Al suscribir la solicitud de aval, todos los candidatos autorizan al Partido a verificar sus antecedentes a través de la ventanilla única, herramienta del Ministerio del Interior, por medio de la cual se consultan antecedentes penales y disciplinarios para las próximas elecciones del 25 de octubre del 2015. (...). 

ARTÍCULO QUINTO: Las hojas de vida de todos los candidatos, sin excepción, deberán ser consultadas en las bases de datos de pronunciamientos emitidos por el consejo de control ético del partido, con el propósito de evaluar el cumplimiento con la militancia, en especial en lo referente a la disciplina partidaria, rendición de cuentas, y el acatamiento a la normatividad interna de la colectividad. 

Tampoco encuentra esta Sala que se haya desconocido lo establecido en estas normas, puesto que en primer lugar dentro del expediente a folio 791 obra una respuesta al oficio 2016-538 por parte del partido Cambio Radical en la que señala: (i) que la afiliación a ese partido por parte del demandado se hizo a partir del 9 de febrero del 2015, con una actualización del 29 de septiembre del 2015 y (ii) que el partido cumplió cabalmente los procedimientos estatutarios establecidos para la selección del candidato para la gobernación de Sucre, que demuestra que el demandado pertenece al Partido Cambio Radical.

Así las cosas, es claro que el demandado pertenecía al partido Cambio Radical desde el 9 de febrero del 2015.

De otra parte, no hay prueba dentro del expediente que demuestre que el partido no consultó la hoja de vida del demandado y por el contrario, en esa misma respuesta presentada por el partido se indicó: “El Partido Cambio Radical ajustado al ordenamiento jurídico y a las normas internas que lo rigen, cumplió cabalmente los procedimientos estatutarios establecidos para la selección del candidato de Cambio Radical para la Gobernación de Sucre”.

Por lo anterior, no se demostró incumplimiento alguno a estas normas.

(iv) Violación del artículo séptimo de esta resolución así como del numeral 6º del artículo 14 de los Estatutos, toda vez que se pasó por alto el liderazgo en la conformación de las listas, del senador Antonio Guerra de la Espriella, mayor elector en el departamento de Sucre y se avaló un candidato en contra de su concepto y en detrimento del candidato que él había postulado

Los artículos establecen:

ARTÍCULO SÉPTIMO: Los congresistas que hayan tenido la mayor votación encada municipio tendrán el liderazgo en la conformación de las listas en diálogo conjunto con los demás miembros de los respectivos directorios (municipales o departamentales). En este sentido, el consenso y el cumplimiento de mecanismos democráticos, prevalecerán en la escogencia de conformidad con los estatutos del Partido Cambio Radical. 

El numeral 6º del artículo 14 de los estatutos dispone:

“Funciones de la comisión política nacional: 

6. Proponer las listas de candidatos a elecciones regionales de acuerdo con los directorios departamentales, municipales o locales que están constituidos de manera democrática, donde tengan mayor caudal electoral, previo examen de antecedentes por las autoridades de control tanto del nacional como de la dirección del partido o quien el delegue”. 

No se advierte desconocimiento de estas normas, toda vez que la única prueba que aportaron los demandantes que obra a folio 43 del expediente 2016-0003 es una copia de una carta enviada por el secretario del comité central del Partido Cambio Radical, al senador Antonio Guerra de la Espriella del 5 de junio del 2015, por medio de la cual le indicó:

“El apoderamiento no le debe preocupar, en tanto que es solo un protocolo para la opinión pública y no un documento desestimatorio de su condición de líder del partido. 

El artículo 14 inciso 6º de los estatutos vigentes del partido, Resolución 2238 de 2013, expedida por el Consejo Nacional Electoral, reconoce el liderazgo natural, de los senadores y representantes electos en bancada, quienes por derecho propio no solo son bancada partidaria sino además son jerarquía de gobierno concentrada en la comisión política nacional. 

Dicha comisión tendrá la facultad de postular candidatos donde en índice de votación favorezca a uno de sus miembros, lo que a usted, imprime una facultad de postulación con el apoderado, que el mismo no puede ni debe desconocer; la comisión política nacionales órgano rector de los avales en Cambio Radical. 

Lo invitamos a que una vez, entronice tal virtud, como miembro del Comité Político Nacional, la haga valer en el momento de su solicitar sus avales en los municipios en los que la votación le ha dado el favor popular. 

Precisamente, en esa carta se le explica al Senador que de acuerdo con esas normas tiene liderazgo natural, y se le invitó a hacerlo valer en el momento en que se le solicitara sus avales, razón por la cual no se advierte desconocimiento de los establecido en esos artículos, puesto que queda claro que sí le solicita sus avales para postular a los candidatos y por tanto es claro que no se le está desconociendo su liderato natural.

De otra parte, los actores afirman que el senador Antonio Guerra de la Espriella tenía otro candidato, sin embargo de esta afirmación no obra prueba en el expediente.

2. Doble militancia.

En este cargo se debe estudiar si el elegido se encuentra incurso en la prohibición de doble militancia, para lo cual deberá determinarse si militaba de manera simultánea en el Partido Liberal, la Alianza Social Independiente, ASI, y el partido Cambio Radical.

En relación con la doble militancia debe tenerse en cuenta que el artículo 107 de la Constitución dispone:

“Se garantiza a todos los ciudadanos el derecho a fundar, organizar y desarrollar partidos y movimientos políticos, y la libertad de afiliarse a ellos o de retirarse. 

En ningún caso se permitirá a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político con personería jurídica. (...) 

Quien siendo miembro de una corporación pública decida presentarse a la siguiente elección, por un partido distinto, deberá renunciar a la curul al menos doce (12) meses antes del primer día de inscripciones. (...)”. 

De acuerdo con esta norma no se permite (i) a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político con personería jurídica, y (ii) a quienes sean miembros de una corporación pública presentarse a la siguiente elección, por un partido distinto.

De otra parte, el artículo 2º de la Ley 1475 de 2011 establece:

PROHIBICIÓN DE DOBLE MILITANCIA. <Artículo CONDICIONALMENTE exequible> En ningún caso se permitirá a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político. La militancia o pertenencia a un partido o movimiento político, se establecerá con la inscripción que haga el ciudadano ante la respectiva organización política, según el sistema de identificación y registro que se adopte para tal efecto el cual deberá establecerse conforme a las leyes existentes en materia de protección de datos. 

Quienes se desempeñen en cargos de dirección, gobierno, administración o control, dentro de los partidos y movimientos políticos, o hayan sido o aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular, no podrán apoyar candidatos distintos a los inscritos por el partido o movimiento político al cual se encuentren afiliados. Los candidatos que resulten electos, siempre que fueren inscritos por un partido o movimiento político, deberán pertenecer al que los inscribió mientras ostenten la investidura o cargo, y si deciden presentarse a la siguiente elección por un partido o movimiento político distinto, deberán renunciar a la curul al menos doce (12) meses antes del primer día de inscripciones. 

Los directivos de los partidos y movimientos políticos que aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular por otro partido o movimientos políticos o grupo significativo de ciudadanos, o formar parte de los órganos de dirección de estas, deben renunciar al cargo doce (12) meses antes de postularse o aceptar la nueva designación o ser inscritos como candidatos. 

El incumplimiento de estas reglas constituye doble militancia, que será sancionada de conformidad con los estatutos, y en el caso de los candidatos será causal para la revocatoria de la inscripción. 

PARÁGRAFO. Las restricciones previstas en esta disposición no se aplicarán a los miembros de los partidos y movimientos políticos que sean disueltos por decisión de sus miembros o pierdan la personería jurídica por causas distintas a las sanciones previstas en esta ley, casos en los cuales podrán inscribirse en uno distinto con personería jurídica sin incurrir en doble militancia”. 

Al revisar esta norma se advierte que consagra unas casuales adicionales de doble militancia, razón por la cual esta corporación(17) ha dicho que en la actualidad existen cinco modalidades en las que se puede materializar la prohibición de doble militancia, que son para:

i) Los ciudadanos: “En ningún caso se permitirá a los ciudadanos pertenecer simultáneamente a más de un partido o movimiento político” (inc. 1º del art. 2º de la L. 1475/2011).

ii) Quienes participen en consultas: “Quien participe en las consultas de un partido o movimiento político o en consultas interpartidistas, no podrá inscribirse por otro en el mismo proceso electoral” (inc. 5º del art. 107 de la C.P.).

iii) Miembros de una corporación pública: “Quien siendo miembro de una corporación pública decida presentarse a la siguiente elección, por un partido distinto, deberá renunciar a la curul al menos doce (12) meses antes del primer día de inscripciones” (inc. 12 del art. 107 de la C.P., e inc. 2º del art. 2º de la L. 1475/2011).

iv) Miembros de organizaciones políticas para apoyar candidatos de otra organización: “Quienes se desempeñen en cargos de dirección, gobierno, administración o control, dentro de los partidos y movimientos políticos, o hayan sido o aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular, no podrán apoyar candidatos distintos a los inscritos por el partido o movimiento político al cual se encuentren afiliados. Los candidatos que resulten electos, siempre que fueren inscritos por un partido o movimiento político, deberán pertenecer al que los inscribió mientras ostenten la investidura o cargo, y si deciden presentarse a la siguiente elección por un partido o movimiento político distinto, deberán renunciar a la curul al menos doce (12) meses antes del primer día de inscripciones” (inc. 2º del art. 2º de la L. 1475/2011).

v) Directivos de organizaciones políticas: “Los directivos de los partidos y movimientos políticos que aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular por otro partido o movimientos políticos o grupo significativo de ciudadanos, o formar parte de los órganos de dirección de estas, deben renunciar al cargo doce (12) meses antes de postularse o aceptar la nueva designación o ser inscritos como candidatos” (inc. 3º del art. 2º de la L. 1475/2011).

En este caso se está alegando que el demandado incurrió en la primera causal, esto es que perteneció de manera simultánea a dos o más partidos o movimientos políticos.

Para resolver este cargo se tiene que dentro del expediente obran los siguientes documentos:

— A folio 34 del expediente 2015-00035, obra una fotografía en donde aparece el señor Édgar Martínez usando una camiseta verde, y al lado unas personas con camisetas amarillas, blancas, y otros con camisetas de la Alianza Social Independiente, ASI. Frente a este documento no se puede establecer condiciones de tiempo, modo y lugar. Con todo, de su contenido no se evidencia una doble militancia puesto que tan solo se ve un tumulto de gente y unas pancartas que dicen: “Édgar Martínez Gobernador”.

— A folio 35 del expediente 2015-00035 obra una fotografía del señor Édgar Martínez usando una camiseta verde acompañado de personas con camisetas blancas con una pancarta que dice “Édgar Martínez gobernador, Sucre libre de corrupción”. Frente a esta fotografía no se puede establecer condiciones de tiempo, modo y lugar.

— A folio 36 del expediente 2015-00035 obra una foto de una red social al parecer de Édgar Martínez Romero, con fecha del 17 de mayo del 2015, en el que aparece una foto con el siguiente mensaje: “Guaranda. Con aspirantes al concejo del partido de la ASI”, sin embargo en la foto no aparece el demandado sino unas personas sentadas, y no demuestra su militancia en ASI.

— A folio 37 del expediente 2015-00035 obra copia de una columna de opinión escrita por Rosario Borrero, publicada el 7 de julio del 2015 en donde se indica:

“Rosario político: Candidatos siguen de correría por aquí y por allá. (...) 

Va por la ASI 

En Sincelejo, Édgar Martínez Romero anunció que en próximos días inscribirá su candidatura a la Gobernación de Sucre con el aval del Partido ASI (Alianza Social Independiente), y dijo que “esta aspiración va hasta el final” y cuenta con el apoyo de representativo grupo de ciudadanos de todo Sucre”. 

En relación con este tipo de pruebas, esta corporación ha dicho:

“... la publicación periodística que realice cualquiera de los medios de comunicación puede ser considerada prueba documental(18). Sin embargo, en principio solo representa valor secundario de acreditación del hecho en tanto por sí sola, únicamente demuestra el registro mediático de los hechos. Carece de la entidad suficiente para probar en sí misma la existencia y veracidad de la situación que narra y/o describe. Su eficacia como plena prueba depende de su conexidad y su coincidencia con otros elementos probatorios que obren en el expediente. Por tanto, individual e independientemente considerada no puede constituir el único sustento de la decisión del juez(19).

“En la jurisprudencia de esta corporación existen precedentes que concuerdan con esta posición. Se ha estimado que las publicaciones periodísticas ‘...son indicadores sólo de la percepción del hecho por parte de la persona que escribió la noticia’, y que si bien ‘...son susceptibles de ser apreciadas como medio probatorio, en cuanto a la existencia de la noticia y de su inserción en medio representativo (periódico, televisión, internet, etc.) no dan fe de la veracidad y certidumbre de la información que contienen’(20)”. (Negrillas fuera del texto original).

De acuerdo con lo dicho en esta sentencia, las publicaciones periodísticas no tienen la entidad suficiente para que por sí mismas demuestren la veracidad de lo que narra, razón por la cual deben valorarse de manera conjunta con las demás pruebas que obren en el expediente.

Así las cosas, esta prueba por sí sola no demuestra la doble militancia del demandado, como lo pretende hacer valer la parte actora.

— A folios 243 a 246 del expediente 2015-00035 obra copias de unos comentarios de redes sociales escritos por una señora Villalba Ramos Sara Judyth del 11, 21, 23 y 26 de julio. En las que indicó: “ASI, con honestidad, visión, decisión y transparencia, administremos los destinos de nuestro departamento para que llegue el Progreso, la Justicia y la Razón, Édgar Martínez Romero Gobernador. Llego el momento de recuperar la tierra que Dios nos dio.”, “Édgar Martínez Romero inscribirá su candidatura a la Gobernación de Sucre, con el aval del partido Alianza Social Independiente ASI, este viernes 24 de julio a las 4:00 de la tarde”. “Luego de recibir el aval del partido cambio Radical de manos del ex alcalde y candidato a la alcaldía de Barranquilla, Alex Char”.

En relación con esta prueba, la Sala advierte que se trata de comentarios realizados en redes sociales por una señora ajena a este proceso, que no demuestran la doble militancia del demandado, puesto que como ya se dijo son opiniones de una señora relacionadas con el demandado.

— A folios 334 del expediente 2015-00035 obra copia de un escrito presentado por el Presidente Nacional de la Alianza Social Independiente dirigido al Consejo Nacional Electoral, del 21 de septiembre del 2015 por medio del cual manifestó:

“Con respecto al asunto que nos ocupa tenemos que decir que el señor ÉDGAR ENRIQUE MARTÍNEZ ROMERO candidato a la gobernación del departamento de Sucre no es ni ha sido militante de nuestro partido. 

Para ilustrar la situación que enmarca el proceso jurídico queda origen a su requerimiento es válido anotar que nuestra organización invitó al Doctor Édgar Enrique a que hiciera parte de algunos diálogos políticos exploratorios en razón a coincidencias ideológicas para el departamento de sucre sin que esto pudiese llevarse a cabo. Es por esta razón en vista que no se pudieron concretar no contamos con candidato propio al departamento ni existe ningún acuerdo o circunstancia que vincule al señor Édgar Martínez con nosotros”. (Negrillas fuera del texto original).

— A folios 788 del expediente obra respuesta al oficio 2016-540 por medio de la cual el presidente de Alianza Social Independiente, ASI, indica que el señor Édgar Martínez Romero no ha militado en esa colectividad, y por tanto no aparece en sus archivos ni afiliación ni renuncia alguna.

— A folios 791 del expediente obra respuesta al oficio 2016-538 por parte del partido Cambio Radical en la que señala: (i) que la afiliación a ese partido por parte del demandado se hizo a partir del 9 de febrero del 2015, (ii) que el partido cumplió cabalmente los procedimientos estatutarios establecidos para la selección del candidato para la gobernación de Sucre, (iii) que conforme con el artículo 12 de los estatutos del partido es el Comité Central quien puede otorgar y negar los avales para las elecciones y en esa medida se decidió con la coparticipación amplia y democrática de distintos órganos de dirección (Dirección General, Comité Político Nacional, Secretario General) que se delegara a través de poder especial a miembros reconocidos del partido, para el otorgamiento de los avales en cada región del país, de acuerdo con el 72 del 4 del 2015, (iv) que a través de la resolución 1214 de mayo 29 del 2015 el Secretario General, quien funge como representante legal del partido y atendiendo las decisiones del Comité Central confirió a Alejandro Char Chaljub potestad para avalar candidaturas en las elecciones de autoridades locales de octubre del 2015, a las gobernaciones, dentro de las que estaba Sucre.

— A folio 792 del expediente obra copia de una certificación otorgada por el representante legal del partido Cambio Radical, en la que señala que el señor Édgar Enrique Martínez Romero es militante de esa colectividad desde el 9 de febrero del 2015.

— A folio 801 del expediente obra copia de una solicitud de afiliación al Partido Cambio Radical presentada por el señor Édgar Enrique Martínez Romero con fecha del 9 de febrero del 2015.

— A folio 802 del expediente obra copia de una solicitud de afiliación al partido Cambio Radical por parte del señor Édgar Enrique Martínez Romero con fecha del 29 de septiembre del 2015. En relación con la fecha de este formulario, debe tenerse en cuenta que el representante legal del Partido en la respuesta al oficio indicó que se debe a una actualización, en cumplimiento de la resolución 1839 de 2013 del Consejo Nacional Electoral.

— A folios 803 y 804 del expediente obra copia del Sistema de Registro de afiliados, partidos y movimientos políticos del Consejo Nacional Electoral, del 18 de diciembre del 2015, en la que se reportan 9 afiliados, entre ellos el demandado.

— A folio 805 del expediente obra copia de la renuncia a su militancia en el Partido Liberal Colombiano presentada por el señor Édgar Enrique Martínez Romero, dirigida al Presidente del Directorio Liberal de Sucre, con firma de recibido del 4 de febrero del 2014. Debe tenerse en cuenta que este documento que fue allegado por el Partido Cambio Radical y tiene: (i) un reconocimiento de firma del 25 de agosto del 2015, realizado por el demandado, así como (ii) un sello de recibido en correspondencia del 26 de agosto.

— A folio 809 del expediente obra respuesta al oficio 2016-583 por parte del Secretario General y representante legal del Partido Liberal Colombiano, por medio de cual informa: (i) que al consultar las bases de datos y los archivos documentales físicos y magnéticos de militancia se evidenció que el señor Édgar Enrique Martínez Romero estuvo afiliado desde el 22 de mayo de 1998, sin que se encuentra documento de manifestación de la voluntad a la inscripción, (ii) que las bases de datos reportan la novedad de renuncia a la militancia desde el 4 de febrero del 2014, según documento radicado en la misma fecha y dirigido a Jaime Gómez en calidad de presidente del directorio departamental y Jairo Guerra Hadid en calidad de secretario del directorio departamental.

— A folio 810 del expediente obra copia de la renuncia presentada por el señor Édgar Enrique Martínez Romero a su militancia en el partido Liberal, radicada en 4 de febrero de 2014. Este documento coincide plenamente con el aportado por el partido Cambio Radical, sin embargo no tiene el reconocimiento de firma del demandado, y el sello de recibido por el partido Cambio radical, por ser el que obra en los archivos del Partido Liberal.

De conformidad con lo anterior, para esta Sala es claro que el demandado no incurrió en doble militancia, toda vez que se demostró plenamente que:

(i) Se afilió al partido Cambio Radical el 9 de febrero de 2015.

(ii) Nunca estuvo afiliado a la Alianza Social Independiente, ASI. En este punto debe tenerse en cuenta que la prueba idónea para establecer este hecho es la certificación por parte del presidente de dicho partido, en la que consta que nunca se ha afiliado, y no unos comentarios en redes sociales o artículos de opinión, en los que se especulaba la posible afiliación del demandado a ese partido.

(iii) Si bien perteneció al Partido Liberal, radicó su renuncia el 4 de febrero de 2014, esto es mucho antes de su afiliación al Partido Cambio Radical el 9 de febrero de 2015. En este punto, se precisa que tanto la renuncia a este partido que allegó Cambio Radical, como la renuncia que allegó el Partido Liberal coinciden plenamente, en cuanto a su contenido y fecha de presentación.

Por lo anterior, es claro que el demandado no incurrió en doble militancia, toda vez que por medio de las certificaciones aportadas tanto por el partido ASI como por el Partido Liberal es claro que nunca perteneció al primero, y radicó su renuncia al segundo con antelación a su afiliación al partido Cambio Radical, certificaciones que no fueron tachadas de falsas, y por tanto este cargo tampoco está llamado a prosperar.

Así las cosas, la presunción de legalidad de que goza el acto demandado no fue desvirtuada, por lo que la totalidad de las pretensiones de la demanda habrán de ser denegadas.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA

1. Deniéganse las pretensiones de las demandas de conformidad con lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

2. Notifíquese la presente decisión de conformidad con lo dispuesto en el artículo 289 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

3. En firme esta providencia, archívese el expediente.

Notifíquese y cúmplase.

Consejeros: Lucy Jeannette Bermúdez Bermúdez, Presidenta—Rocío Araújo Oñate—Carlos Enrique Moreno Rubio—Alberto Yepes Barreiro».

9 Por medio del cual se adopta el reglamento interno del Consejo de Estado. (Modificado por el artículo 1º del Acuerdo 55 del 5 de agosto de 2003).

10 C.P. Alberto Yepes Barreiro, sentencia de 9 de diciembre de 2013, Rad.: 11001-03-21-000-2013-00037-00

11 Fl. 88 Exp. 2016-0003.

12 Fl. 89 Exp. 2016-0003.

13 Fls. 83 a 85 Exp. 2016-0003.

14 Fl. 84 vto. Exp. 2016-0003.

15 Fls. 78 y 79 del Exp. 2016-0003.

16 Sentencia de 9 de diciembre del 2013, Exp. 11001 03 21 000 2013 00037 00, M.P. Alberto Yepes

17 Ver entre otras, sentencia del 29 de septiembre del 2016, Exp. 730001-23-33-000-2015-00806-01, M.P. Alberto Yepes Barreiro.

18 “Esta corporación ha reiterado que los artículos publicados en la prensa escrita pueden apreciarse por el juez como prueba documental solo para tener ‘(...) certeza sobre la existencia de la información, pero no de la veracidad de su contenido’. Sobre el mérito probatorio de las publicaciones de prensa como prueba en los procesos se encuentran también las siguientes providencias: sentencia de 27 de junio de 1996, Rad. 9255, C.P. Carlos A. Orjuela G.; sentencia de 15 de junio de 2000, Exp. 13.338, C.P. Ricardo Hoyos Duque; sentencia de 10 de noviembre de 2000, rad. 18298, actor: Renata María Guadalupe Lozano, C.P. Ricardo Hoyos Duque, y sentencia del 16 de enero de 2001, Rad. ACU-1753, C.P. Reinaldo Chavarro; sentencia de 25 de enero de 2001, Rad. 3122, C.P. Alberto Arango Mantilla; sentencia de 6 de junio de 2002, Rad. 739-01, C.P. Alberto Arango Mantilla”.

19 “En sentencias de 15 de junio de 2000 y de 25 de enero de 2001, al igual que en auto de noviembre diez de 2000, según radicaciones 13338, 11413 y 8298, respectivamente, el Consejo de Estado, Sección Tercera, expuso una tesis según la cual una versión periodística aportada al proceso sólo prueba que la noticia apareció publicada en el respectivo medio de comunicación”.

20 Sentencia de 6 de junio de 2007, Exp. AP-00029, M. P. María Elena Giraldo Gómez, Sección Tercera.