Sentencia 2017-00409 de septiembre 6 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Consejera Ponente:

Dra. Lucy Jeannette Bermúdez Bermúdez

Rad.: 05001-23-33-000-2017-00409-02

Actor: Jhon Fredy Osorio Pemberty

Demandado: Carlos Andrés García Castaño (personero municipal de Rionegro - Antioquia 2016-2020)

Asunto: Fallo electoral de segunda instancia

Bogotá D.C., seis de septiembre de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

De conformidad con el artículo 150 del CPACA como también con el artículo 13 del Acuerdo 58 de 15 de septiembre de 1999 —Reglamento del Consejo de Estado—, modificado por el artículo 1º del Acuerdo 55 de 2003, esta Corporación es competente para conocer de las apelaciones interpuestas contra el fallo proferido por el Tribunal Administrativo de Antioquia que accedió las pretensiones de la demanda.

2. Acto demandado.

Se trata del Acta de Sesión Extraordinaria 3 del 4 de enero de 2017 del Concejo Municipal de Rionegro la elección de Carlos Andrés García Castaño como personero de ese municipio.

3. Problema jurídico.

En la audiencia inicial la fijación del litigio fue “…determinar si es procedente declarar la nulidad del Acta de Sesión Extraordinaria 3 del 4 de enero de 2017, donde fue electo el doctor Carlos Andrés García Castaño como personero municipal de Rionegro para el periodo 2016-2020; y si se debe dejar sin efectos los actos realizados dentro del concurso público de méritos para proveer el cargo de personero Municipal de Rionegro, Antioquia, a partir de la Resolución 58 del 29 de noviembre de 2016, inclusive”.

El a quo concluyó que lo procedente era anular el acto de elección del demandado como personero de Rionegro ya que encontró probado que en virtud de las decisiones judiciales, que anularon su primer nombramiento dictadas en el proceso 2016-0254, la reanudación del concurso de méritos debió darse a partir de la resolución de las reclamaciones ya presentadas pero no abrir un nuevo espacio para su radicación, toda vez que esta etapa ya estaba fenecida y no había lugar a su reapertura.

A pesar de lo anterior, determinó el Tribunal que el Concejo Municipal con la Resolución 58 de 2016 “reabre nuevamente etapas ya superadas”. En este sentido precisó el a quo que “…dicha resolución supera la falta de competencia formal, por cuanto fue la Mesa Directiva quien expidió el acto administrativo pero no sucede lo mismo con la competencia material…” porque “revive etapas consolidadas y crea una nueva etapa no autorizada por las reglas de la convocatoria”, además, “…no se acató en debida forma la orden dada por el Consejo de Estado…”.

Por su parte, las apelaciones, en resumen, se fundamentan en que la reanudación del proceso administrativo adelantado para elegir personero de Rionegro, luego de que el primer nombramiento de Carlos Andrés García Castaño fuera declarado nulo en sede judicial, tuvo como fundamento y finalidad acatar las órdenes dictadas por el Consejo de Estado(26).

Los recurrentes explicaron que el fallo del Consejo de Estado que ordenó reiniciar el concurso dispuso que la reanudación era “…a partir de los actos previos a la expidieron de la Resolución 48 de 2015” y “…los actos previos a la Resolución 48 de 2015 fueron precisamente las actuaciones tendientes al traslado de las evaluaciones para la recepción de reclamos y, por tal motivo, se ordenó reiniciar el concurso con dicha actuación. Mi representado procedió entonces a presentar el correspondiente reclamo pues era conocedor del error que se había cometido en la calificación de la evaluación de competencias laborales y la mesa directiva procedió a reconocer la existencia del error y a corregirlo”.

Sumado a lo anterior, destacaron que, en providencia de 11 de mayo de 2017, dictada en el presente proceso, se confirmó la negativa de decretar la suspensión provisional del acto demandado y como fundamento se aludió a la “…necesidad de verificar si la supuesta irregularidad argumentada por el demandante (que nacería de la decisión del Concejo Municipal de darle a los participantes la oportunidad de presentar observaciones contra la evaluación de conocimientos y competencias laborales), realmente afectaba el resultado final…”.

Sostuvo que agotado el trámite administrativo solo quedaron habilitados dos candidatos entre los cuales el demandado, por haber obtenido una mayor puntuación (276 frente a 231), fue elegido personero municipal de Rionegro pero se adelantaron las nuevas acciones judiciales en su contra “…no por carencia de requisitos y ni siquiera por no tener derecho a ocupar el primer lugar en el orden de elegibilidad, sino por la supuesta existencia de un error meramente formal”.

Por su parte, el agente del Ministerio Público solicitó revocar la sentencia recurrida y, en su lugar, denegar las pretensiones de la demanda, por considerar que la reanudación del concurso de méritos se adelantó en debida forma, esto es la indicada en el fallo dictado por el Consejo de Estado, que sumado a que la cuestionada reapertura del término para reclamar las pruebas, no solo beneficiaba al demandado sino a todos los concursantes le sirvieron de fundamento para su petición.

Así las cosas, corresponde a la Sala establecer si hay lugar a revocar o confirmar la sentencia de primera instancia, para lo cual deberá resolver si la reanudación del concurso de méritos para elegir personero de Rionegro, Antioquia, se dictó de conformidad con los efectos dados por la sentencia de esta Sección que data del 29 de septiembre de 2016 dentro del radicado 2016-0254-03 y con la normativa que regula el concurso, siempre teniendo en consideración la fijación del litigio antes transcrita.

i) Caso concreto.

a) Antes de abordar el fondo del debate, la Sala considera pertinente aclarar y reiterar que las causales de anulación de los actos electorales se limitan a las establecidas en los artículos 137 y 275 del CPACA entre las cuales no está enlistada el desobedecimiento de fallos judiciales.

Al respecto, en reciente fallo de 3 de agosto de 2017(27), la Sala ratificó que “…el incumplimiento de una sentencia no es una causal de nulidad de los actos electorales”.

En dicha providencia, esta Sala Electoral, también dejó claro que “…una cosa es que el desacato a un fallo no constituya, per se, causal de nulidad electoral, y otra, que el desconocimiento de los efectos de una orden judicial de esa naturaleza - electoral -, implique que con una elección o nombramiento no se transgredió el ordenamiento jurídico, situación que en criterio de esta Sala, es la que corresponde verificar”.

Siendo esto así, debe mencionarse que en el fallo electoral del 29 de septiembre de 2016, se decidió en segunda instancia el medio de control de nulidad electoral que buscaba la anulación del Acta de Sesión Ordinaria 7 del 9 de enero de 2016 en la cual constaba la elección de Carlos Andrés García Castaño como personero del Rionegro, Antioquia, 2016-2020.

En dicha providencia se resolvió:

“1. MODIFICAR la sentencia proferida el 28 de julio de 2016, por medio de la cual el Tribunal Administrativo del Antioquia accedió a las pretensiones de la demanda, en el sentido de dejar sin efecto la Resolución 48 de 2015, conforme con lo expuesto en la parte motiva del presente proveído.

2. CONFIRMAR en todo lo demás, según lo expuesto”.

El fundamento de esa decisión fue que “…la falta de competencia del Presidente y de la Secretaría para producir un acto que le correspondía proferir a la Mesa Directiva del Concejo Municipal de Rionegro - Antioquia no puede ser convalidada a efectos de dar lugar al derecho subjetivo que podría ostentar un participante. De igual forma, tampoco es posible otorgarle viabilidad jurídica a actuaciones proferidas por fuera de las normas constitucionales, legales y reglamentarias del proceso de selección de Personeros municipales, otorgándole visos de legalidad a actuaciones vulneratorias de los derechos de los demás participantes”.

Sumado a lo anterior, se precisó que:

“El impugnante no desvirtuó los argumentos plasmados por el fallador de primera instancia que sustentaron su decisión de acceder a las pretensiones de la demanda, salvo la referida al pronunciamiento plasmado en el numeral segundo de la parte resolutiva, referido a la nulidad de la Resolución 48 de 2015. Por esta razón, se confirmará parcialmente la sentencia impugnada bajo el entendido de que el numeral segundo debe ser modificado, de conformidad con lo previsto en las consideraciones plasmadas en el numeral 2.2 de esta providencia.

Por último, cabe precisar que respecto de la decisión de nulidad que mediante el presente pronunciamiento se confirma es necesario reiterar las consecuencias específicas que conlleva. Es así como se debe acatar lo dispuesto por esta Sala Jurisdiccional en sentencia de unificación de 6 de mayo de 2016, por lo que en razón a que en el presente caso la nulidad se configuró a partir de la expedición de la Resolución 48 de 2015, es claro para esta Sala de Decisión que le corresponde al Concejo Municipal darle continuidad al concurso público de méritos de conformidad con lo previsto en la Ley 1551 de 2012 y el Decreto 2485 del 2 de diciembre de 2014, a partir de los actos previos a su expedición” (negrilla fuera de texto).

Es necesario manifestar, que el apoderado judicial del Concejo Municipal de Rionegro solicitó aclarar y adicionar el anterior fallo, peticiones que fueron denegadas mediante providencia de 10 de noviembre de 2016 que resulta relevante para el presente asunto en la medida que, si bien denegó la solicitud de aclaración, también expuso:

“…en la sentencia del 29 de septiembre de 2016 se consideró “… en razón a que en el presente caso la nulidad se configuró a partir de la expedición de la Resolución 48 de 2015, es claro para esta Sala de Decisión que le corresponde al Concejo Municipal darle continuidad al concurso público de méritos de conformidad con lo previsto en la Ley 1551 de 2012 y el Decreto 2485 del 2 de diciembre de 2014, a partir de los actos previos a su expedición”. Lo anterior, en atención a que en el Acta 12 de 7 de diciembre de 2015(28), se estableció el puntaje referente a estudios y experiencia de los habilitados, modificada por el Acta 14 del 10 de diciembre de 2015 a causa de las reclamaciones presentadas y, posteriormente, el 7 de diciembre de 2015, el Presidente del Concejo Municipal de Rionegro expidió la Resolución 48(29), por medio de la cual citó a reunión reservada para la revisión de pruebas, hecho que configuró la expedición irregular del acto y por ende vició de nulidad las actuaciones posteriores al mismo (Negrilla fuera de texto).

Como estos antecedentes fueron claramente explicados en la parte considerativa de la providencia del 29 de septiembre de 2016, sin que en la parte resolutiva se encuentre alguna inconsistencia que genere motivo de duda, es evidente que el argumento dirigido a aclarar este aspecto tampoco tiene vocación de prosperidad” (Negrilla fuera de texto).

Por otra parte, en ese mismo proceso 2016-0254, el demandante “…promovió incidente de desacato por incumplimiento de la sentencia de fecha 28 de julio de 2016(30) y solicitud de nulidad del Acta de 4 de enero de 2017 por reproducción del acto anulado…”.

El Tribunal Administrativo de Antioquia declaró la nulidad del Acta de 4 de enero de 2017 porque encontró “…fundada la acusación de reproducción ilegal por cuanto se permitió reclamar a una persona que no lo hizo oportunamente, además de que el Acta de 4 de enero de 2017 impugnada reprodujo el Acta 7 de 9 de enero de 2016 que eligió a Carlos Andrés García Castaño como personero municipal”.

No obstante lo anterior, esta Sección, en sede de apelación de la anterior providencia, revocó esa decisión porque concluyó que “…revisadas una a una las actuaciones surtidas por el concejo municipal se tiene que éste atendió las previsiones ordenadas por el Consejo de Estado, en tanto retomó las etapas del proceso de concurso de méritos programadas con anterioridad a la expedición de la Resolución 48 de 2015, cumpliendo los aspectos de competencia y directrices emitidos en la convocatoria inicial, esto es la Resolución 37 de 2015. (Negrilla y subraya fuera de texto).

De lo anterior se concluye que el procedimiento previsto por el concejo municipal se ciñó a lo previsto en la Ley 1551 de 2012 y el Decreto 2485 del 2 de diciembre de 2014, además del acto de convocatoria Resolución 37 de 2015, en tal virtud el demandante no demostró que el nuevo acto reprodujo materialmente el contenido de aquél anulado o que se hubieran replicado las mismas irregularidades que dieron lugar a la anulación del primero, razón por la cual este argumento tiene vocación de prosperidad” (Negrilla fuera de texto).

Conviene destacar que en esa oportunidad la Sala convalidó el procedimiento adelantado por el concejo municipal con la finalidad de acatar el fallo proferido por esta Sección, pronunciamiento que si bien fue en sede de reproducción de acto anulado, convalidó la actuación de ese concejo con su actuar para cumplir con el reinicio del procedimiento administrativo, en los términos ordenados por este juez de lo contencioso.

b) Expuestas las actuaciones surtidas en el proceso judicial 2016-0254, pasa la Sala a revisar el trámite adelantado en sede administrativa por el Concejo Municipal de Rionegro, Antioquia, para analizar si en la reanudación del concurso de méritos se incurrió en los yerros advertidos por la parte actora, teniendo siempre como limites la fijación del litigio y las apelaciones interpuestas contra la sentencia del a quo y la orden dictada por la Sala en fallo de 29 de septiembre de 2016.

El Concejo de Rionegro expidió la Resolución 56 de 15 de noviembre de 2016(31) “Por medio de la cual se continúa el concurso público de méritos para proveer el cargo de personero municipal de Rionegro-Antioquia para el periodo constitucional 2016-2020, a partir de los actos previos a la Resolución 48 del 07 de diciembre de 2015”.

En dicho acto la Mesa Directiva del concejo municipal resolvió dar continuidad al concurso de méritos iniciado para elegir personero de Rionegro, a raíz de la declaratoria de nulidad del acto de elección de Carlos Andrés García Castaño “…a partir de los actos previos a la expedición de la Resolución 48 del 7 de diciembre de 2015, en estricto cumplimiento a lo ordenado por la Sección Quinta del Consejo de Estado, radicado 2016-25402 y para expedir la respectiva resolución”.

Luego, se dictó la Resolución 58 de 29 de noviembre de 2016(32) “Por medio de la cual se dispone la reanudación del concurso público de méritos para proveer el cargo de personero municipal de Rionegro-Antioquia para el periodo constitucional 2016-2020 conforme en orden a lo ordenado por la Sección Quinta del Consejo de Estado en decisión del proceso radicado 2016-25402 y se establece el cronograma de las etapas pendientes en el proceso”.

En la parte considerativa de ese acto se precisó que en virtud del fallo dictado por el Consejo de Estado, Sección Quinta era necesario analizar “…a partir de la expedición de la Resolución 48 de 2015 cuáles actos de trámite y declarativos fueron expedidos con fundamento en la decisión contenida en tal resolución y que como consecuencia traerían el necesario desenlace de su decaimiento en tanto la motivación desaparecería” (Subraya fuera del texto original).

Del anterior estudio se concluyó que la última etapa “AGOTADA” y que no era necesario rehacer era la de la aplicación de las pruebas de conocimientos académicos – básicos y funcionales y competencias laborales.

Se precisa también, que la publicación de los resultados de las anteriores pruebas está “AGOTADA pero al ser la última actuación de trámite legítima desde acá se debe retomar el proceso de selección”, conforme lo expuesto se concluyó la necesidad de “…establecer el nuevo cronograma para el agotamiento de las etapas pendientes de surtirse en el proceso de selección con miras a la conformación de la lista de elegibles para el cargo de personero municipal de Rionegro-Antioquia para el periodo constitucional 2016-2020”.

Acto seguido, se expidió el Acta 1 de Reanudación por medio de la cual se publicaron los resultados de las pruebas escritas, se informó que de conformidad con el cronograma los aspirantes contaban con la posibilidad de presentar las respectivas reclamaciones.

Luego, en el Acta 2 de Reanudación(33) se publicó el resultado de la valoración de estudios y experiencia y se informó que los interesados podrían reclamar si esta era su intención.

Mediante el Acta 3 de Reanudación se resolvieron las reclamaciones presentadas por 8 de los concursantes, entre los que se encuentran el demandante y el demandado del presente proceso.

En dicha acta consta que solo se accedió a corregir los puntajes de los señores: i) Jorge Luis Restrepo Gómez a quien se le otorgaron 5 puntos en experiencia; ii) Carlos Andrés García Castaño en cuanto se advirtió la existencia de un “error de digitación” en la prueba de competencias laborales y se fijó como puntaje el de 85 puntos y; iii) Jhon Fredy Osorio Pemberty (el demandante), quien se le reconoció un punto.

En el mismo acto se determinó que cuatro de los aspirantes —las tres personas antes mencionadas más el señor Hugo Alberto Parra Galeano—, por superar el puntaje requerido, deberían presentar la respectiva entrevista, fijando hora y lugar para tal efecto.

La celebración de las entrevistas programadas consta en el Acta 4 de Reanudación(34), la que da cuenta que únicamente se presentaron los concursantes Carlos Andrés García Castaño y Jorge Luis Restrepo Gómez.

Los resultados de la prueba de entrevista se publicaron en el Acta 5 de Reanudación(35) y se manifestó que contra la misma procedía la respectiva reclamación y mediante Acta 6 de Reanudación(36) se publicó que ninguno de los interesados recurrió la prueba anunciada.

Así las cosas, en el Acta 7 de Reanudación(37) se publicó la lista de elegibles, en la cual los señores Carlos Andrés García Castaño y Jorge Luis Restrepo Gómez ocuparon el primer y segundo puesto, respectivamente.

Los integrantes de la lista de elegibles solicitaron, vía reclamación, que de conformidad con las reglas del concurso se excluyeran a los aspirantes que no presentaron la entrevista de la lista de elegibles, a lo cual la Mesa Directiva del Concejo Municipal accedió mediante Acta 8 de Reanudación(38).

Luego, la Mesa Directiva del Concejo Municipal dictó la Resolución 73 de 22 de diciembre de 2016 “por medio de la cual se establece la lista de elegibles para el cargo de personero municipal de Rionegro-Antioquia para el periodo 2016-2020” conformada únicamente por los señores Carlos Andrés García Castaño y Jorge Luis Restrepo Gómez en ese orden.

Finalmente, el 4 de enero de 2017 se “designó y tomó posesión en plenaria el doctor Carlos Andrés García Castaño como personero Municipal de Rionegro”.

Es necesario destacar que las anteriores actuaciones permiten concluir que uno de los vicios que llevaron a anular el acto de elección del demandado en el fallo de 29 de septiembre de 2016 fue debidamente corregido pues la reanudación del procedimiento administrativo fue dictado por la Mesa Directiva del Concejo Municipal y no por su presidente, como antes acaeció, con lo cual este aspecto fue saneado en esta oportunidad.

c) Expuesto lo anterior, se debe recordar que esta Sala, al resolver la apelación interpuesta por la parte actora contra la negativa del Tribunal de acceder a la suspensión provisional deprecada, entre otras, anunció que previo a analizar de fondo la presunta irregularidad derivada de reabrir la etapa de reclamaciones en el concurso de méritos destinado para nombrar al personero de Rionegro, era necesario determinar si dicho yerro tenía la virtualidad de afectar la elección que se pide anular.

En efecto en auto de 11 de mayo de 2017, esta Sección sostuvo:

“Resulta, en principio, que la motivación del acto 058 de 2017 que contiene el nuevo cronograma de la convocatoria, a primera vista, en unos de sus ítems, presenta discordancia con la realidad de lo acontecido, pero no es en esta etapa del proceso por estar aún carente el proceso de todas las pruebas, que pueda aseverarse ni concluirse que esa circunstancia disímil, haya minado al acto declaratorio de elección y, por ende, con ello se amerite suspender sus efectos, por cuanto al haberse reiniciado el proceso y retomado su curso, se observa a priori, que los puntajes de los demás aspirantes -no sólo del elegido- han sufrido modificaciones e incluso algunos dejaron de asistir a la entrevista dejando en cero (0) la calificación respectiva a esta etapa, puntaje que es objeto de sumatoria para lograr obtener el mayor resultado, pues se recuerda que en materia de selección de personero se impone, por disposición normativa, se debe elegir al primero de la lista que no es otro que quien logró la más alta calificación luego de superadas las pruebas concursales”.

En virtud de lo anterior, es necesario recordar que el asunto que se cuestiona es que el Concejo Municipal reanudó el concurso de méritos para elegir personero de Rionegro, Antioquia, con el Acta 1 por medio de la cual se publicaron los resultados de las pruebas escritas y se informó a los participantes que podían presentar reclamaciones.

Debe advertirse que dicha reanudación el concurso obedece a la anulación de la elección del señor Carlos Andrés García Castaño; por tanto, la misma debió darse en los términos ordenados por esta Sección en fallo del 29 de septiembre de 2016, sin que por esta circunstancia puede afirmarse que se es necesario atender a las competencias otorgadas al Concejo Municipal en la Convocatoria, pues se trata del cumplimiento de una decisión judicial y no del curso propio del procedimiento administrativo.

Así las cosas, la reanudación del concurso, en los anteriores términos, permitió a los concursantes presentar reclamaciones de las pruebas, lo que en criterio del demandante era una etapa precluida; sin embargo, previo a determinar si dicha irregularidad tiene la incidencia suficiente como para anular la elección del demandado, resulta imperioso hacer las siguientes precisiones.

En el Acta 2 de Reanudación se publicó el resultado de la valoración de estudios y experiencia y también se informó que los interesados podrían reclamar.

En esta altura del debate, conviene destacar que esta oportunidad para presentar reclamaciones hicieron uso tanto el demandante como el demandado y otros 6 participantes, las que fueron resueltas y publicadas mediante Acta 3 de Reanudación.

En dicha Acta 3, consta que se accedió a corregir los puntajes de los señores Jorge Luis Restrepo Gómez a quien se le otorgaron 5 puntos en experiencia, Carlos Andrés García Castaño, en cuanto se advirtió la existencia de un “error de digitación” en la prueba de competencias laborales y se fijó como puntaje el de 85 puntos y Jhon Fredy Osorio Pemberty quien se le reconoció un punto.

Surtidas las respectivas etapas del concurso, ya relacionadas en esta providencia, y advirtiendo que el demandante fue excluido por no asistir a la entrevista para la cual fue citado, la Mesa Directiva del Concejo Municipal dictó la Resolución 73 de 22 de diciembre de 2016 “por medio de la cual se establece la lista de elegibles para el cargo de personero municipal de Rionegro-Antioquia para el periodo 2016-2020” conformada únicamente por los señores Carlos Andrés García Castaño y Jorge Luis Restrepo Gómez en ese orden.

Analizada dicha resolución debe advertirse que los concursantes obtuvieron los siguientes puntajes definitivos:

ConcursantePuntos obtenidosTotal peso porcentual obtenidoPosición
Carlos Andrés García Castaño27680,251
Jorge Luis Restrepo Gómez231,2570,132

Para arribar a la anterior decisión las calificaciones obtenidas fueron:

ConcursantePrueba de conocimientosValor porcentualPrueba de competencias laboralesValor porcentualValoración de estudios y experienciaValor porcentualentrevistaValor porcentualTotal puntos
Carlos Andrés García Castaño8857,28512,75151,5888,8276
Jorge Luis Restrepo Gómez8052609151,576,257,625231,25

De acuerdo con lo anterior, la Sala encuentra que la diferencia entre los puntos obtenidos por el demandado y por la persona que ocupa el segundo lugar en la lista de elegibles es de 45,25.

El cargo de expedición irregular, que es el que en el sub judice se propone, es aquel a través del cual se pone en entredicho la validez del elemento “forma” del acto demandado, es decir, la causal de nulidad que revisa los aspectos formales a los que está sujeta una decisión y refiere al trámite o procedimiento previo establecido para la toma de la decisión final o surgimiento del acto definitivo.

Sin embargo, ocurre que no toda irregularidad formal tiene la potencialidad de comprometer la legalidad de un acto, ciertamente, para que por el aspecto formal se tome una decisión anulatoria, el juez debe tener la certeza de que la existencia del vicio de nulidad en el procedimiento previo es de tal magnitud que afecte su validez.

Ciertamente, la Sección Quinta(39) ha sostenido que para que la expedición irregular se materialice no solo debe probarse la existencia de una anomalía en la formación del acto, sino también que aquella afectó de forma directa los resultados finales de la decisión. En otras palabras la irregularidad que se presente debe ser sustancial, trascendental y con incidencia directa en el contenido y/o sentido del acto definitivo.

En el caso que ocupa la atención de la Sala puede concluirse que el supuesto reproche contra el procedimiento electoral surtido por el Concejo Municipal de Rionegro no ocurrió, conforme lo expuesto en los párrafos antecedentes pero, en cualquier caso, aquel tampoco tiene la virtualidad de comprometer la legalidad del acto electoral enjuiciado, como pasará a explicarse.

La Sala debe advertir que la omisión del demandante de no acudir a la entrevista le generó su exclusión del concurso y es por ello, que no hace parte de la lista de elegibles. También es necesario señalar que el estudio de incidencia de la irregularidad denunciada tiene que hacerse entre los integrantes de la lista de elegibles, pues al ser ellos quienes concluyeron en debida forma el concurso de méritos para elegir Personero, son los que, en un principio, involucra la decisión de anular el acto de elección cuestionado.

Por lo anterior, si bien la irregularidad alude al reinicio del procedimiento administrativo, se insiste la incidencia se debe analizar entre los integrantes de la lista de elegibles y no respecto de los concursantes que ya quedaron eliminados o excluidos durante su trámite.

Continuando con el estudio la incidencia, la Sala encuentra que en la hipótesis de acceder a las pretensiones de la demanda y de llegar a concluir que no se debió dar oportunidad de presentar las reclamaciones, el señor Carlos Andrés García Castaño tendría 30 puntos menos en su calificación de competencias laborales y en este mismo supuesto como el señor Jorge Luis Restrepo Gómez sí presentó su reclamación antes de la reapertura del concurso sus puntos serían los mismos 231,25; es decir, la lista de elegibles sería así:

ConcursantePrueba de conocimientosValor porcentualPrueba de competencias laboralesValor porcentualValoración de estudios y experienciaValor porcentualentrevistaValor porcentualTotal puntos
Carlos Andrés García Castaño8857,2558,25151,5888,8246
Jorge Luis Restrepo Gómez8052609151,576,257,625231,25

Como lo demuestra la anterior tabla la diferencia de 30 puntos, que se cuestiona, no tiene la entidad suficiente para afectar de nulidad del acto de elección demandado porque incluso en la hipótesis de acceder a las pretensiones de la demanda la puntuación del segundo concursante en la lista de elegibles no resulta suficiente para que el demandado pierda su lugar y con ello el derecho de ser nombrado personero de Rionegro.

No sobra reiterar, que el demandante fue excluido durante el trámite del concurso para personero de Rionegro, a razón de su inasistencia a la entrevista, así las cosas, el hecho de que no haga parte de la lista de elegibles obedece a su omisión y no a los presuntos yerros a los que aduce en su demanda; por tanto, el análisis de incidencia antes realizado solo es posible efectuarlo con los integrantes de dicha lista quienes agotaron todas las instancias para acceder al cargo para el cual participaron.

En este orden de ideas, la Sala debe destacar que como lo expuso, desde el auto que confirmó la negativa de suspender provisionalmente los efectos del acto acusado, en el presente proceso no se ha cuestionado que el señor Carlos Andrés García Castaño, carezca de los requisitos necesarios para ser nombrado personero, como tampoco fue objeto de debate la puntuación otorgada en virtud de la reclamación que interpuso, pues los cargos de la demanda se limitan a cuestionar el trámite surtido en la reanudación del concurso de méritos que se analiza.

Sumado a lo anterior, en esa misma providencia se resolvió de manera puntual el reparo del cargo según el cual se debía mantener en firme la lista de elegibles dictada antes del fallo del Consejo de Estado, Sección Quinta que derivó en la reanudación del concurso, esto en los siguientes términos:

“Es claro entonces que el concepto de la Real Academia de la Lengua, de la expresión “a partir” hace referencia en la acepción semiótica a: “Tomar un hecho, una fecha o cualquier otro antecedente como base para un razonamiento o cómputo… A partir de ese día”, de tal suerte que el “a partir” no se refiere a lo siguiente o subsiguiente sino que es inclusivo, por ende, si la sentencia que se toma como orden de referencia dice “a partir de los actos previos a su expedición” es claro que quedaron incluidas o inmersas en esa declaratoria de nulidad: las actas 12 de 7 de diciembre y su modificatoria el Acta 14, el acto ineficaz contenido en la Resolución 48 de 2015 (acto antecedente que se usa como punto de referencia de la irregularidad) y las actuaciones posteriores a ésta.

De tal suerte, que no le asiste razón al solicitante al pretender sostener la legalidad de los actos previos a la Resolución 48, esto es, las actas 12 y 14 y mucho menos los actos posteriores a la referida resolución ineficaz, es decir, la lista de elegibles de la Resolución de 003 de 8 de enero de 2016 (Negrilla fuera de texto original).

La anterior argumentación es ratificada en la presente providencia pues no hay lugar a dudar que el fallo del 29 de septiembre de 2016 de esta Corporación anuló las etapas subsiguientes a la Resolución 48 del 7 de diciembre de 2015 y, en razón de que la lista de elegibles a la cual el actor pretende darle validez data del 8 de enero de 2016 —Resolución 3 de 2016—, salta a la vista de que fue cobijada por la decisión anulatoria, lo cual confirma que su cargo carece de vocación de prosperidad.

En conclusión, la irregularidad de la cual se acusa al trámite administrativo, reanudar el concurso de méritos en una instancia diferente a la ordenada por esta Sección en fallo de 29 de septiembre de 2016, no tiene la incidencia suficiente para afectar de nulidad el acto de elección del señor Carlos Andrés García Castaño, personero de Rionegro, Antioquia, por las razones ya expuestas.

El demandante no se cuestionó el puntaje obtenido por el señor Carlos Andrés García Castaño y tampoco la falta de cumplimiento de los requisitos legalmente exigidos para ocupar el cargo de personero de Rionegro, Antioquia, de lo que se concluye que el objeto de este litigio se contrae al estudio de un yerro meramente procedimental que como ya se demostró, así fuera declarado, no traería al traste con la elección que se acusa.

Así las cosas, la Sala no encuentra razones suficientes para anular la elección demandada, más aun teniendo en consideración que este es el segundo medio de control electoral que se ejerce contra la elección del personero de Rionegro, Antioquia para el periodo 2016-2020, ambos por razones meramente formales, con la diferencia de que en el presente asunto como se demostró la irregularidad no tiene incidencia en el resultado final, por lo cual resulta inane ordenar un nuevo trámite administrativo que muy seguramente terminará, de nuevo, con la elección del señor Carlos Andrés García Castaño, como, en efecto, ya acaeció.

Todo lo anterior lleva a la Sala a revocar la sentencia apelada, con fundamento en la argumentación expuesta y, en su lugar, denegar las súplicas de la demanda.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. REVOCAR la sentencia de 1º de junio de 2017 proferida por el Tribunal Administrativo de Antioquia, Sala Segunda de Oralidad para, en su lugar, denegar las súplicas de la demanda de conformidad con la parte considerativa de la presente decisión.

2. Devuélvase el expediente al Tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase».

26 Exp. No. 2016-0254

27 Rad. Acum. No. 2017-0000-03- 00, C.P. Carlos Enrique Moreno Rubio

28 Folios 154 a 155.

29 Folios 151 a 153.

30 Fallo de primera instancia

31 Folios 207 al 209

32 Folios 210 al 227.

33 Folios 253 al 254.

34 Folios 261 al 262.

35 Folios 263 al 264.

36 Folios 265 al 266.

37 Folios 267 al 268.

38 Folios 269 al 272.

39 Consejo de Estado, Sección Quinta, Sentencia de 27 de enero de 2011., Radicación 11001-03-28-000-2010-00015-00, C.P. Filemón Jiménez Ochoa, Consejo de Estado, Sección Quinta, Sentencia de 25 de septiembre de 2015., Radicación Nº .11001-03-28-000-2014-00132-00, C.P. Alberto Yepes Barreiro