SENTENCIA 2017-01954 DE NOVIEMBRE 9 DE 2017

 

Sentencia 2017-01954 de noviembre 9 de 2017

CONSEJO SUPERIOR DE LA JUDICATURA

SALA JURISDICCIONAL DISCIPLINARIA

Exp.: 050011102000201701954-01

Magistrado Ponente:

Dr. Fidalgo Javier Estupiñán Carvajal

Proyecto registrado el ocho (8) de noviembre de 2017

Aprobado Según Acta de Sala Nº 97 del 9 de noviembre de 2017

Bogotá, D. C., nueve de noviembre de dos mil diecisiete.

Objeto del pronunciamiento

Procede la Sala a resolver la impugnación presentada contra la sentencia dictada el 4 de octubre de 2017, por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Antioquia(1), mediante la cual resolvió TUTELAR los derechos fundamentales a la vida, educación, cultura, mínimo vital y alimentación equilibrada y recreación alegados por la ciudadana Liliana Johana Foronda Gallego en representación de su hijo menor MSF contra Fiduprevisora S.A. Juzgado Cuarto de Familia de Oralidad del Circuito de Medellín y el señor Oscar Gilberto Sánchez.

Hechos

Fueron resumidos por la primera instancia en la siguiente forma:

“La mencionada ciudadana expuso que a mediados del año 2007 promovió demanda de alimentos contra Oscar Gilberto Sánchez que se adelantó en el Juzgado Cuarto de Familia del Circuito de Medellín, en donde el 10 de marzo de 2008, se ordenó al demandado suministrar como cuota alimentaria mensual en favor de su hijo Mateo Sánchez Foronda, el25% de lo que devengara como pensionado de la Secretaría de Educación Municipal, de lo que recibiera de la entidad que competa cancelarse su pensión o de cualquier empleo que desempeñara en el futuro, que deberá aportarla dentro de los cinco (5) primero días de cada mes.

Indicó que ante el incumplimiento del pago de la cuota alimentaria, presentó demanda ejecutiva de alimentos ante el mismo despacho, radicado con el Nº 2010-00516.

Señaló que la accionada Fiduprevisora S.A. venia mensualmente realizando descuentos sobre la pensión del demandado Oscar Gilberto Sánchez hasta febrero de 2017, que consignó la cuota alimentaria correspondiente al mes de enero de 2017.

Sostuvo que el Banco Agrario de Colombia, Sucursal Carabobo de Medellín expidió relación de pagos, en la que consta que el último pago efectuado fue el 7 de febrero de 2017, razón por la cual solicitó al Juzgado 4º de Familia de Oralidad del Circuito de Medellín, adelantar incidente de responsabilidad solidaria, pero aún no ha adelantado el mismo.

Adujo ser madre cabeza de familia, que pese a no tener empleo, ha tratado de cumplir con las obligaciones para con su hijo para darle una calidad de vida digna, pero ha sido difícil dado que reside con su progenitora que se encuentra enferma, a quien cuida y sobreviven con la pensión de ésta última, que tampoco es alta, por tanto, solicita amparar los derechos fundamentales incoados y ordenar a Fiduprevisora, consignar las cuotas que por concepto de alimentos a cargo del señor Oscar Gilberto Sánchez adeuda desde febrero de 2017”.

Actuación procesal

La acción de tutela fue admitida mediante auto del 22 de septiembre de 2017, en el cual dispuso notificar a las entidades accionas así como a terceros interesados.

Juez 4º de Familia de Oralidad de Medellín. Manifestó que la accionante el 6 de abril de 2017 solicitó apertura de incidente de solidaridad, y el 15 de junio de 2017 ordenó que previo a iniciar dicho trámite y atendiendo que venían haciendo abonos periódicos por el pagador de la pensión del ejecutado, oficio a dicha entidad (Fiduprevisora) para que certificara el monto de la pensión mensual y los embargos de alimentos que existían a cargo del ejecutado. Refirió que el 6 de julio de 2017, la apoderada de la demandante solicitó requerirlo para que consignara los meses adeudados sin que a la fecha hubiese dado respuesta.

Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio. Informó que se encuentra en proceso de verificar con el área de afiliaciones y recaudos de esa dependencia, si es cierto lo aducido por la accionante, para que una vez confirmada la información se pronunciara de fondo. Solicitó su desvinculación al no existir vulneración de los derechos fundamentales.

Sentencia de primera instancia

Mediante sentencia dictada el 4 de octubre de 2017, la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Antioquia, resolvió TUTELAR los derechos fundamentales a la vida, educación, cultura, mínimo vital y alimentación equilibrada y recreación alegados por la ciudadana Liliana Johana Foronda Gallego en representación de su hijo menor MSF contra Fiduprevisora S.A. Juzgado Cuarto de Familia de Oralidad del Circuito de Medellín y el señor Oscar Gilberto Sánchez.

En consecuencia ordenó que en el término de 48 horas contadas a partir de la notificación del fallo, Fiduprevisora S.A., debía descontar y consignar a órdenes del Juzgado 4º de Familia de Oralidad del Circuito de Medellín, el 25% de la pensión que devenga el señor Oscar Gilberto Sánchez, pensionado de la Secretaría de Educación Municipal.

Al respecto consideró:

“En el caso sub examine, se advierte que el Pagador de Fiduprevisora S.A., no descontó y consignó a órdenes del Juzgado 4º de Familia de Oralidad del Circuito de Medellín, el 25% de la pensión que devenga el demandado Oscar Gilberto Sánchez, pensionado de la Secretaría de Educación Municipal, correspondiente a las cuotas alimentarias de febrero a julio de 2017, teniendo la obligación de hacerlo, conducta reprochable que va en contravía de la orden impartida por el Juzgado de Familia.

Así mismo, se estima que la omisión de descontar y consignar la porción de la pensión que corresponde a las cuotas alimentarias y asegura la subsistencia del menor aun económicamente dependiente afecta su derecho al mínimo vital, habida cuenta que según lo manifestado por la accionante, es madre cabeza de familia, que carece de empleo y siendo esta su único sustento económico”.

De la impugnación. Fiduprevisora S.A., manifestó que no se han cancelado las cuotas correspondientes a la accionante por cuando han presentado problemas en los números de cuentas en el Banco Agraria, y no tiene información de que el Juzgado Cuarto de Familia de Medellín hubiese informado a que cuenta de depósitos judiciales deben realizar el pago. En consecuencia considera que no se han vulnerado los derechos alegados por el accionante.

Consideraciones de la Sala

Competencia: Es necesario aclarar que si bien es cierto, el Acto Legislativo 02 del 1º de julio de 2015, modificó el capítulo 7 del título VII de la Constitución Política, suprimiendo el Consejo Superior de la Judicatura, también lo es que en sus artículos 18 y 19, estableció unas medidas transitorias con el fin de garantizar la continuidad en el ejercicio de las funciones que se encontraban a su cargo.

En este sentido, estipuló que “Los actuales magistrados de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, ejercerán sus funciones hasta el día que se posesionen los miembros de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial”.

Aunado a lo anterior, la Sala Plena de la Corte Constitucional en Auto 278 del 9 de julio de 2015, analizando este aspecto, consideró que “los magistrados de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura deben continuar en el ejercicio de sus funciones”.

Tal posición fue reafirmada mediante el Auto 372 de 2015, en el cual acertadamente la Corte Constitucional, estableció:

“Igualmente, la Sala sostuvo que el Acto Legislativo 02 de 2015 dispuso unas medidas transitorias con el fin de permitir la continuidad en el ejercicio de las funciones del Consejo Superior de la Judicatura, hasta tanto las mismas sean asumidas por los respectivos órganos llamados a reemplazarlo. Entre estas medidas, destacó la dispuesta por el artículo 19, el cual fijó el término de un (1) año, contado a partir de la expedición del acto legislativo, para adelantar la elección de los magistrados que harán parte de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial, y además, en el transcurso de este lapso, los actuales magistrados de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura “ejercerán sus funciones hasta el día que se posesionen los miembros de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial”.

En virtud de lo anterior, la Sala Plena señaló que mientras los magistrados que habrán de integrar la Comisión Nacional de Disciplina Judicial no se posesionen en sus cargos, la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura continuará en el ejercicio de sus funciones y conservará su competencia para: (i) desempeñar la función jurisdiccional disciplinaria; (ii) resolver sobre los conflictos de competencia que surjan entre las distintas jurisdicciones; y (iii) conocer de acciones de tutela…”.

En consecuencia, como en la actualidad esta Sala conserva sus funciones y competencias, se encuentra facultada para emitir la decisión que en derecho corresponda en el presente asunto.

Caso concreto. Afirma la actora que se le está vulnerando los derechos fundamentales de su hijo por cuanto la Fiduprevisora S.A. y el Juzgado 4º de Familia del Circuito de Medellín no han gestionado el pago de la mensualidad alimentaria a cargo de Oscar Gilberto Sánchez.

Señaló que la accionada Fiduprevisora S.A., venía mensualmente realizando descuentos sobre la pensión del demandado Oscar Gilberto Sánchez hasta febrero de 2017, que consignó la cuota alimentaria correspondiente al mes de enero de 2017.

En efecto, tal y como lo reconoció el accionado en el caso concreto se advierte que Fiduprevisora S.A., no ha descontado ni consignado a órdenes del juzgado 4º de familia de oralidad del Circuito de Medellín el 25% de la pensión que devenga el demandado Oscar Gilberto Sánchez pensionado de la Secretaría de Educación Municipal correspondiente a las cuotas alimentarias de febrero a julio de 2017, alegó problemas administrativos ajenos a la accionante y que no lo exculpan de la obligación legal que tienen.

Sobre el derecho fundamental de los niños, la Corte ha precisado:

“De conformidad con el artículo 44 de la Constitución son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separado de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión. Gozan también de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia. Esta misma disposición sostiene, que los niños deben ser protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos. Este artículo le impone a la familia, a la sociedad y al Estado, la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral, al tiempo que establece como principio general que los derechos de los niños prevalecerán sobre los derechos de los demás y que serán considerados fundamentales para todos los efectos, exigiendo privilegiar y asegurar su ejercicio y goce con total plenitud. La protección especial de los niños y la prevalencia de sus derechos, representan verdaderos valores y principios que no solo están llamados a irradiar la expedición, interpretación y aplicación de todas las normas de justicia imputable a los menores, sino también a orientar la promoción de políticas y la realización de acciones concretas dirigidas al logro de su bienestar físico, moral, intelectual y espiritual; entendiendo dicho bienestar como una de las causas finales de la sociedad y del Estado, y como un objetivo del sistema jurídico”(2).

Frente al fundamento del derecho a la alimentación de los menores de edad también estableció:

“Los elementos constitutivos del derecho a los alimentos se corresponden con varios de los derechos consagrados en el artículo 44 de la Constitución como derechos fundamentales de los niños. Por eso, cabe concluir que los niños tienen el derecho fundamental a recibir alimentos, el cual se extiende a la recepción de las cuotas alimentarias que se presumen indispensables para garantizar su desarrollo pleno e integral. Tales derechos están protegidos por procedimientos especiales, respecto de los cuales la tutela es subsidiaria”(3).

En este orden de ideas, se estima que la omisión de descontar y consignar la porción de la pensión que corresponde a las cuotas alimentarias vulnera los derechos del menor quien económicamente dependiente de ello. Afecta de contera su derecho al mínimo vital habida cuenta que según lo manifestado por la accionante es madre cabeza de familia que carece de empleo.

Considera esta superioridad que el hecho de que el accionado presente problemas en el número de la cuenta, no es óbice para que este de manera interna gestione las medidas necesarias, que en realidad son ajenas a la accionante y propugne por el cumplimiento de la obligación a su cargo.

En mérito de lo expuesto, la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley;

RESUELVE:

1. CONFIRMAR la sentencia dictada el 4 de octubre de 2017, por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Antioquia, mediante la cual resolvió TUTELAR los derechos fundamentales a la vida, educación, cultura, mínimo vital y alimentación equilibrada y recreación alegados por la ciudadana Liliana Johana Foronda Gallego en representación de su hijo menor MSF contra Fiduprevisora S.A., Juzgado Cuarto de Familia de Oralidad del Circuito de Medellín y el señor Oscar Gilberto Sánchez.

2. NOTIFÍQUESE la presente decisión y ENVÍESE dentro de los diez (10) días siguientes a la ejecutoria de esta providencia a la H. Corte Constitucional para su eventual revisión, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 32 del Decreto Ley 2591 de 1991.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrados: Pedro Alonso Sanabria Buitrago, Presidente—Julia Emma Garzón de Gómez—Magda Victoria Acosta Walteros—Fidalgo Javier Estupiñán Carvajal—María Lourdes Hernández Mindiola—Camilo Montoya Reyes—Julio César Villamil Hernández.

Yira Lucía Olarte Ávila, Secretaria Judicial.

1 Con ponencia de la Magistrada Claudia Rocío Torres Barajas integrando Sala con el Magistrado Gustavo Adolfo Hernández Quiñonez.

2 Sentencia T-689 de 2012.

3 Sentencia T-1021 de 2007.