Sentencia 20343 de julio 10 de 2003 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SOCIEDADES DE ECONOMÍA MIXTA

RÉGIMEN DE SUS SERVIDORES

EXTRACTOS: «Evidentemente, no son hechos discutidos por la censura que la entidad promotora de salud demandada fue constituida como una sociedad de economía mixta del orden municipal, con una participación de capital público del 65.73% y privado del 34.26%, como tampoco que la relación laboral transcurrió entre el 11 de febrero de 1997 y el 11 de agosto de 1999, de manera que las normas aplicables a la terminación del contrato, en relación con la naturaleza de la entidad demandada y el régimen aplicable a sus actividades y contratación laboral es el previsto en la Ley 489 de 1998.

La mencionada ley prevé en su artículo 97 que las sociedades de economía mixta son organismos autorizados por la ley, creados bajo la forma de las sociedades comerciales con aportes estatales y de capital privado, que desarrollan actividades de naturaleza industrial o comercial conforme a las reglas de derecho privado, salvo las excepciones previstas legalmente. Igualmente contempla el parágrafo de esta disposición que el régimen de las actividades y de los servidores de las sociedades de economía mixta, en las que la Nación, las entidades del sector territorial o las descentralizadas tengan un aporte igual o superior al 90% del capital social, es el de las empresas industriales y comerciales del Estado.

Se desprende entonces con toda claridad que la regla general tratándose de las sociedades de economía mixta es la relativa a que se les aplica el derecho privado, que consecuentemente también rige a sus servidores, salvo la excepción contemplada respecto de estos en el parágrafo del artículo 97 de la Ley 489, antes reseñada y referente a que el régimen de sus trabajadores cuando los aportes de la Nación, las entidades territoriales y las descentralizadas, sea igual o superior al 90% del capital social, es el establecido para las empresas industriales y comerciales del Estado. Siendo importante resaltar que esta norma se refiere tanto a los servidores de estas entidades del orden nacional como del nivel territorial, según se observa en la siguiente trascripción que de ella se hace.

“ART. 97.—Sociedades de economía mixta. Las sociedades de economía mixta son organismos autorizados por la ley, constituidos bajo la forma de sociedades comerciales con aportes estatales y de capital privado, que desarrollan actividades de naturaleza industrial o comercial conforme a las reglas de derecho privado, salvo las excepciones que consagra la ley.

Las inversiones temporales de carácter financiero no afectan su naturaleza jurídica ni su régimen.

PAR.—Los regímenes de las actividades y de los servidores de las sociedades de economía mixta en los cuales el aporte de la Nación, de entidades territoriales y de entidades descentralizadas, sea igual o superior al noventa (90%) del capital social es el de las empresas industriales y comerciales del Estado”.

En estas condiciones es evidente que la disposición citada en los términos del artículo 2º de la Ley 153 de 1887 derogó las disposiciones anteriores que regulaban lo concerniente al régimen laboral aplicable a las sociedades de economía mixta del nivel territorial, pues conforme a esta disposición la ley posterior prevalece sobre la precedente y en el evento en que la ley nueva sea contraria a otra anterior, y siendo ambas preexistentes al hecho que se juzga, se aplicará la ley posterior.

Cabe señalar al respecto que conforme a la disposición aludida se unificó el régimen aplicable a los servidores de las sociedades de economía mixta del orden nacional y las de carácter territorial pues anteriormente la regla general tratándose de las primeras era que sus relaciones de trabajo se regían por las normas del Código Sustantivo del Trabajo, salvo cuando el aporte del Estado era igual o superior al 90% del capital social, de acuerdo con artículo 3º del Decreto 3130 de 1968; en tanto que conforme a los artículos 13, inciso segundo, de la Ley 3ª de 1986 y 42, inciso segundo de la Ley 11 del mismo año, el principio básico era que los servidores de las sociedades de economía mixta del orden territorial eran trabajadores particulares y serían oficiales cuando la participación estatal fuera mayoritaria.

Finalmente, corresponde señalar en relación con el segundo cargo, que viene orientado por la vía indirecta, que la circunstancia de acuerdo con la cual la empresa tuvo a la demandante como una trabajadora oficial, según las pruebas que cita el ataque, no determina que tenga tal condición, habida consideración que es el legislador quien define y determina cuáles son las normas que gobiernan las relaciones laborales de los empleados públicos, trabajadores oficiales y trabajadores particulares.

Los cargos, conforme a lo expuesto, no prosperan».

(Sentencia de casación, 10 de julio de 2003. Radicación 20.343. Magistrado Ponente: Dr. Carlos Isaac Náder).

________________________________