Sentencia 2105 de septiembre 27 de 1990 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA PLENA

PROCESOS CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVOS

INTERVENCIÓN DE TERCEROS

EXTRACTOS: «El texto de la norma acusada es el siguiente:

“ART. 27.—El artículo 146 del Código Contencioso Administrativo quedará así:

“ART. 146.—Intervención de terceros. En los procesos de simple nulidad, cualquier persona podrá pedir que se le tenga como parte coadyuvante o impugnante.

En los demás procesos el derecho a intervenir como parte coadyuvante o impugnante se le reconocerá a quien demuestre un interés directo en las resultas del proceso.

La correspondiente petición será resuelta por auto del ponente, contra el cual procede el recurso de súplica” .

Argumenta el demandante que al modificarse el artículo 146 del CCA por el 27 del Decreto 2304 de 1989, se restringió la intervención de terceros en las acciones relativas a contratos y en las de reparación directa y cumplimiento pues al suprimirse su inciso final, se eliminaron las modalidades de intervención previstas en los artículos SO a 58 del Código de Procedimiento Civil a las que éste expresamente remitía, con lo cual quedó reducida únicamente a la “impugnación” o “coadyuvancia” .

Observa la Corte que no le asiste razón al demandante en dicha afirmación, pues por el hecho de que en la redacción actual del artículo 146 C.C.A. tal como fuera modificado por el 27 subexamine, se hubiera suprimido el inciso final en el cual se disponía que “en las acciones relativas a contratos y en las de reparación directa y cumplimiento, la intervención de litis consortes y de terceros se regirá por los artículos 50 a 58 del Código de Procedimiento Civil”, no por ello las formas de intervención de terceros contempladas en dichos artículos quedaron excluidas en las mencionadas acciones, según se infiere de las siguientes razones:

En primer lugar, aun cuando es cierto que e la redacción actual de dicha norma ya no se dice que en los casos mencionados se aplicará lo previsto en el Estatuto Procesal Civil, no lo es menos que el artículo 267 del Código Contencioso Administrativo dispone su aplicación supletiva señalar que “en los aspectos no contemplados en este Código se seguirá el Código de Procedimiento Civil en lo que sea compatible con la naturaleza de los procesos y actuaciones que correspondan a la jurisdicción de lo contencioso administrativo”, de lo cual resulta que la remisión suprimida, por ser reiterativa, era innecesaria, y que los artículos 50 a 53 del C.P.C. continúan siendo aplicables a la intervención de terceros en los procesos contencioso administrativos, aunque desde luego, su procedencia, forma y requisito en cada caso dependerá de la naturaleza de la acción que sea materia del proceso respectivo, y de la pretensión que sea objeto del mismo.

Por otra parte, el artículo 54 del Decreto 230 de 1989, que modificó el 217 de C.C.A., en particular corrobora la aplicación de los artículos 54 a 57 del C.P.C., y contraría lo afirmado por actor, al disponer en concreto que:

“En los procesos relativos a controversias contra tuales y de reparación directa, la parte demandada podrá, en el término de fijación de lista, denunciar el pleito, realizar el llamamiento en garantía o presentar demanda de reconvención, siempre que ello sea compatible con la índole o naturaleza de la jurisdicción de lo Contencioso Administrativo”.

Así las cosas, juzga la Corte que el cargo formulado es infundado pues las razones que se dejan expresadas demuestran que la eliminación del inciso último del artículo 146 del C.C.A. no significa que la intervención de terceros en los procesos contencioso administrativos relativos a controversias contractuales y de reparación directa se haya limitado a impugnaciones o coadyuvancias ni que los artículos 50 a 58 del C.P.C. que prevén otras modalidades de intervención de terceros ya no sean aplicables a dichos procesos.

VI. Decisión

En mérito de lo expuesto la Corte Suprema de Justicia—Sala Plena—previo estudio de su Sala Constitucional y oído el concepto del señor procurador general de la Nación,

RESUELVE:

Es EXEQUIBLE el artículo 27 del Decreto-Ley 2304 de 1989, en cuanto a que su expedición no excedió las facultades extraordinarias conferidas por la Ley 30 de 1987.

Cópiese, publíquese, comuníquese al Gobierno Nacional, insértese en la Gaceta Judicial y archívese el expediente».

(Sentencia Nº 135, septiembre 27 de 1990. Expediente 2105. Magistrado Ponente: Dr. Hernando Gómez Otálora).

___________________________________