Sentencia 2162 de noviembre 22 de 1990 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA PLENA

INEMBARGABILIDAD DE RECURSOS Y RENTAS DEL ESTADO

PRINCIPIO INCLUIDO EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL

EXTRACTOS: «El texto de la disposición impugnada es el que se subraya:

“272. El artículo 513 quedará así:

Embargo y secuestro previos. Desde que se presente la demanda ejecutiva podrá el demandante pedir el embargo y secuestro de bienes del demandado.

Las rentas y recursos incorporados en el presupuesto general de la Nación son inembargables.

Si llegaren a resultar embargados bienes de esta índole, bastará certificación del director general de presupuesto o su delegado para acreditar el mencionado carácter de los bienes y se efectuará desembargo de los mismos, a más tardar el día siguiente de haber sido presentada al juez dicha certificación. Contra la providencia que disponga el desembargo no procede recurso alguno”.

La primera parte del artículo 513 del Código de Procedimiento Civil, materia de demanda, dispone que las rentas y recursos incluidos en el presupuesto general de la Nación son inembargables, mandato que como lo afirma el jefe del Ministerio Público, no es nuevo dentro de nuestro ordenamiento jurídico, por cuanto dicho principio aparece consagrado en el artículo 16 de la Ley 38 de 1989 en forma idéntica, y se encuentra vigente desde el 21 de abril del mismo año.

Entonces, considera la Corte que el legislador extraordinario en la parte acusada del numeral 272 del artículo 1º del Decreto 2282 de 1989, el cual se expidió con posterioridad a la ley citada (octubre 7 de 1989), se limitó simplemente a incluir en el Código de Procedimiento Civil una disposición que se encontraba vigente y que dada la unidad de materia de ésta con los asuntos que conforman dicho estatuto resultaba apenas natural que así se hiciese.

Seguramente con esta repetición de la norma en el Código de Procedimiento Civil, aunque superflua en cuanto a su validez y fuerza, buscó el decreto-ley facilitar al administrador de justicia su labor de interpretación y aplicación de las normas que rigen los procesos civiles, concretamente el de ejecución y las medidas preventivas de embargo y secuestro de bienes, al integrar dentro de un solo estatuto todas las disposiciones que regulan el trámite de tales procesos o que le son anexas o complementarias, logrando así una justicia que al lado de ser pronta y expedita también sea acertada y eficaz.

En lo que respecta al argumento que expone el demandante es preciso anotar que éste no es predicable de la norma acusada, pues en ella no se consagra la aplicación del artículo 177 del Código Contencioso Administrativo, lo que sí hace el artículo 336 del Código de Procedimiento Civil, el cual no ha sido demandado y por tanto esta corporación no se puede pronunciar sobre él.

Finalmente y en cuanto atañe a la segunda parte del mandato acusado, que como se puede observar consagra un procedimiento especial para el evento de que llegaren a resultar embargados bienes de la Nación incluidos en el presupuesto general, está acorde con la ley de facultades ya que se dirige claramente a agilizar el trámite del proceso.

Por estas razones procederá la Corte a declarar exequibles las partes acusadas del artículo 513 del Código de Procedimiento Civil, modificado por el numeral 272 del artículo 1º del Decreto 2282 de 1989, pero sólo en cuanto su expedición se ajustó a la ley habilitante.

VI. Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala Plena, previa ponencia de la Sala Constitucional y oído el parecer fiscal,

RESUELVE:

Declarar EXEQUIBLES los incisos segundo y tercero del artículo 513 del Código de Procedimiento Civil, tal como aparece modificado por el numeral 272 del artículo 1º del Decreto 2282 de 1989, pero sólo en cuanto a que su expedición se ajustó a la ley de facultades extraordinarias (Ley 30 de 1987)

Cópiese, publíquese, comuníquese al Gobierno Nacional, insértese en la Gaceta Judicial y archívese el expediente».

(Sentencia Nº 176, noviembre 22 de 1990. Expediente 2162. Magistrado Ponente: Dr. Jaime Sanín Greiffenstein).

______________________________________