Sentencia 224-01 de marzo 3 de 2005 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

LEMAS COMERCIALES

NO SON REGISTRABLES LAS EXPRESIONES GENÉRICAS

EXTRACTOS: «La sociedad actora solicita la nulidad de las resoluciones 9803 de 27 de marzo de 1996 y 43904 de 26 de diciembre de 2001, por medio de las cuales se niega el registro del lema comercial Sistema inteligente Conavi prepago.

(...).

Considera la Sala que esta marca no puede ser registrada por las siguientes razones:

Es importante tener en cuenta la definición de “lema” contenida en el artículo 118 de la Decisión 344 de 1994:

“Se entiende por lema comercial la palabra, frase o leyenda utilizada como complemento de una marca”.

Ahora bien, el objeto de la presente controversia es la solicitud de registro del lema comercial “Sistema inteligente Conavi prepago”, que para todos los efectos, a la luz del artículo 122 de la Decisión 344 de 1994, le serán aplicables las disposiciones relativas al capítulo de marcas, es decir, en este caso se estudiará la registrabilidad o irregistrabilidad de conformidad con las reglas que se siguen para el registro de las marcas.

Para esta Sala el punto central a tratar es, si es posible registrar como marca un lema llamado Sistema inteligente Conavi prepago, cuando predomina en esta frase la denominación sistema inteligente. Conavi es la marca y el resto de la frase es el lema comercial que complementa la marca.

Con el significado de sistema inteligente, tomado del libro de Walter Fritz, Sistemas Inteligentes y sus Sociedades, se descubre que tiene un sentido demasiado amplio como para ignorar que prácticamente nuestro entorno está lleno de sistemas inteligentes artificiales que cada vez hacen más forzoso su uso, lo cual se refleja claramente en el sistema financiero de todo el mundo, que requiere día a día de las empresas de software, tecnología de punta, para la construcción de sistemas inteligentes que les permitan rapidez, seguridad y eficiencia. En el mencionado libro electrónico se lee:

Sistemas inteligentes

Existen muchas definiciones de inteligencia, pero para nuestros propósitos utilizamos la siguiente: la inteligencia es la capacidad de alcanzar nuestros objetivos. Un sistema tiene mayor inteligencia si alcanza sus objetivos más rápidamente y más fácilmente. La inteligencia incluye la capacidad de aprender a lograrlo. La inteligencia de un sistema es una propiedad de su mente. El funcionamiento del cerebro se denomina “mente”.

Un sistema es parte del universo, con una extensión limitada en espacio y tiempo. Existen más correlaciones o correlaciones más fuertes entre una parte del sistema y otra, que entre esa parte del sistema y partes fuera del sistema.

Un sistema inteligente es un sistema que tiene su propio objetivo principal, así como sentidos y efectores. Para alcanzar su objetivo elige una acción basada en sus experiencias. Puede aprender generalizando las experiencias que ha guardado en su memoria. Los ejemplos de sistemas inteligentes son: personas, animales superiores, robots, extra-terrestres, un negocio, una nación.

Sistemas inteligentes artificiales

La humanidad elaboró primero herramientas, después les agregó la fuerza, obteniendo las máquinas; ahora está en el proceso de agregar inteligencia, de construir robots y computadoras inteligentes. Pero ¿por qué construir sistemas inteligentes artificiales? ¡Porque ellos nos ayudan mejor que las herramientas o las máquinas a vivir más confortablemente! Con el correr del tiempo, nos liberarán de todas las preocupaciones sobre asuntos materiales.

Un sistema inteligente artificial es un programa de computación que consta de partes para cada una de las funciones descriptas (sic) en el documento sobre sistemas inteligentes. Funciona de la misma manera como lo hace un cerebro biológico, solo que lo realiza de una manera electrónica en vez de activar neuronas. Podemos decir que es como la proverbial caja negra; tiene entradas de información y aprende qué salidas consiguen la mayor aprobación por los seres humanos. Guarda sus experiencias en su memoria, las generaliza y así puede reaccionar ante variadas situaciones (variadas entradas de información)”.

Igualmente la palabra prepago, como pago por consumos futuros, unida a la expresión “Sistema inteligente” hacen una frase que significa una de las maneras de desarrollar el objeto social en entidades financieras, de salud, telefonía, transporte, etc.

El lema Sistema inteligente Conavi prepago no tiene la aptitud distintiva para ser registrado, es decir no distingue en el mercado los servicios producidos por Conavi de otros idénticos o similares. Como bien lo expresa el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina “la función de complementariedad encomendada al lema comercial implica que este debe se (sic) capaz de reforzar la distintividad de la marca publicitada. En razón de lo cual, debe gozar por sí mismo de la distintividad requerida para cumplir dicha función”.

¿Qué es Sistema inteligente Conavi prepago frente al servicio que se ofrece? La respuesta viene de la denominación genérica, ya que en la solicitud de registro se lee: “Para distinguir: Toda clase de servicios financieros y de seguros prestados por la corporación por cualquier medio y a través de tarjetas crédito y débito y tarjetas similares”, medios y procedimientos que son utilizados en el mundo entero por muchas empresas para el desenvolvimiento de las mismas. No es posible otorgar un derecho exclusivo sobre la expresión sistema inteligente prepago ya que redundaría en perjuicio de terceros que prestan servicios similares.

De esta forma, concluye la Sala que Sistema inteligente Conavi prepago no es un lema registrable como marca, por ser una expresión genérica y poco distintiva».

(Sentencia de 3 de marzo de 2005. Radicación 11001-03-24-000-2002-0224-01. Consejera Ponente: Dra. María Claudia Rojas Lasso).

________________________________