Sentencia 2495 de enero 27 de 2003 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Consejero Ponente:

Dr. Álvaro González Murcia

Bogotá, D.C., veintisiete de enero de dos mil tres.

Extractos: “Como en reiteradas oportunidades lo ha expresado esta Sala (1) , las causales de reclamación no constituyen motivos de nulidad, por lo que no pueden alegarse por vía jurisdiccional. Ello obedece a que la norma actualmente vigente, esto es, el artículo 223 del Código Contencioso Administrativo fue modificado por el artículo 17 de la Ley 62 de 1988, en el sentido de suprimir como causa de nulidad de las actas de escrutinio las causales de reclamación. De consiguiente, si los motivos que originan la nulidad de las actas de escrutinio son taxativas y las causales de reclamación no han sido consagradas como tales, éstas no podrán alegarse de manera analógica o extensiva en el proceso contencioso electoral sino que deben discutirse en la instancia administrativa electoral. No obstante, pueden demandarse las decisiones que hubieren adoptado las autoridades electorales respecto de las reclamaciones, por motivos de nulidad (2) .

(1) Sentencias del 7 de diciembre de 1995 (exp. 1472), 1º de julio de 1999 (exp. 2234), 29 de junio de 2001 (exp. 2477) y del 14 de diciembre de 2001 (exps. 2756 y 2765).

(2) Sentencia del 1º de julio de 1999, expediente 2234.

De este modo las inconsistencias aludidas podrían consistir en errores aritméticos contenidos en las actas de escrutinio examinadas por las comisiones escrutadoras auxiliares, o constituir falsedad de los registros, según se trate de sumas u omisiones indebidas de votos en el escrutinio, que se resuelven por vía gubernativa, o de alteraciones de la verdad en relación con el total de votos depositados por los ciudadanos, demandables ante esta jurisdicción”. (C.E., S. de lo Contencioso Administrativo, Sent. ene. 27/03, exps. 2495/2487. M.P. Álvaro González Murcia).

...“Las causales de reclamación no son hoy causales de nulidad del proceso electoral, sino irregularidades subsanables por la vía administrativa, esto es, ante la autoridad electoral que tiene las pruebas genuinas y dispone de los correctivos oportunos para enderezarlas, por los mecanismos que la ley electoral establece. En tanto, las causales de nulidad, por ser graves e incorregibles, vician la validez del proceso electoral y compete decretarlas al juez contencioso administrativo.

No obran en el expediente las decisiones de las comisiones escrutadoras sobre las cuales recaen los cargos de nulidad referidos, ni las pruebas que los sustenten. Por lo tanto éstos no prosperan”. (C.E., S de lo Contencioso Adtvo., Sent. ene. 27/2003, exps. 2495/2487, M.P. Álvaro González Murcia).

...“En relación con la causal de nulidad del artículo 223-2 del Código Contencioso Administartivo, por falsedad de las actas de escrutinio, la Sala ha reiterado que debe obedecer a situaciones irregulares que afecten la verdadera voluntad popular, conforme al principio de la eficacia del voto consagrada en el numeral 3º del artículo 1º del Código Electoral, según el cual cuando una disposición electoral admita varias interpretaciones se preferirá aquélla que dé validez al voto que represente expresión libre de la voluntad del elector. De ahí que si la alteración de un dato o la falsedad de un registro no afectan el resultado electoral, el intérprete debe dar plena validez a los votos de la mayoría y hacer eficaz la decisión de ésta. En otras palabras, la falsedad o el carácter apócrifo de un documento sólo origina la nulidad de una elección si es de magnitud suficiente pra modificar el resultado electoral (4) , conforme al principio de la eficacia de voto consagrado en el artículo primero, numeral 3º, del Código Electoral”. (C.E., S. de lo Contencioso Aditivo, Sent. ene. 27/2003, exp. 2495. M.P. Álvaro González Murcia).

(4) Ver sentencias de esta Sala del 28 de julio de 1999, expediente 2285, y del 12 de octubre de 2001, expediente 2645.

...“Sin embargo, al respecto ha sostenido la jurisprudencia de esta Sala que cuando se trata de votaciones para la elección de autoridades distintas a las locales (alcaldes o concejales), no se viola el artículo 316 de la Constitución si se vota en municipio distinto de aquel en que reside, ni son falsos o apócrifos los votos así depositados, en los términos del artículo 223, numeral 2º, del Código Contencioso Administrativo, y que la facultad del Consejo Nacional Electoral de dejar sin efecto inscripciones en el censo electoral solo tiene efectos en cuanto a la elección de autoridades locales, en los términos del mismo artículo 316 de la Constitución citado (5) .

(5) Sentencia del 31 de mayo de 2002, expediente 2846.

De manera que, conforme a la citada jurisprudencia, en este caso no se procederá al análisis del cargo de nulidad como consecuencia de la votación de personas cuyas cédulas fueron excluidas del censo electoral por el Consejo Nacional Electoral, puesto que no se está impugnando la elección de una autoridad local”. (C.E, S. de lo Contencioso Adtvo. Sent. ene. 27/2003, exps. 2495/2487. M.P. Álvaro González Murcia).

__________________________________