CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

PROHIBICIÓN DE LA CONFISCACIÓN

NO TIENE RELACIÓN CON LA MATERIA IMPOSITIVA

EXTRACTOS: «Respecto de la prohibición constitucional de las sanciones confiscatorias alegada por la demandante por considerar que los valores cancelados en la vigencia fiscal de 1994 no guardan proporcionalidad con la sanción impuesta para la misma vigencia, precisa la Sala:

Dispone el artículo 34 de la Constitución Política:

“Se prohíben las penas de destierro, prisión perpetua y confiscación.

No obstante, por sentencia judicial, se declarará extinguido el dominio sobre los bienes adquiridos mediante enriquecimiento ilícito, en perjuicio del tesoro público o con grave deterioro de la moral social”.

Según los términos de la norma, está claro que la prohibición constitucional se refiere a las penas que pudieran llegar a imponerse al sujeto infractor tratándose de sancionar penalmente el delito de “enriquecimiento ilícito”, y entre ellas la confiscación, por lo que ha considerado la Sala que tal señalamiento no tiene relación con la materia impositiva, pues las sanciones que se derivan del incumplimiento a las obligaciones fiscales no constituyen penas, sino multas administrativas que se traducen en la obligación de pagar una suma determinada de dinero al tesoro nacional por haberse incurrido en una contravención, y que son impuestas por la administración en desarrollo de una facultad sancionatoria derivada de la ley.

Siendo ello así, las sanciones tributarias que impone la ley a los administrados obligados a contribuir con las cargas públicas del Estado, si bien en un momento dado pueden resultar elevadas, ello no limita la facultad sancionatoria, siempre y cuando tenga una causa justa, circunstancia esta última que no ha sido desvirtuada por la demandante. No prospera el cargo».

(Sentencia de julio 2 de 1999. Expediente 9384. Consejero Ponente: Dr. Daniel Manrique Guzmán).

____________________________