Sentencia 9617 de diciembre de 1999 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref.: 25000-23-27-000-1998-0431-01

Radicación 9617

Consejero Ponente:

Dr. Daniel Manrique Guzmán

Santafé de Bogotá, D.C., diciembre 10 de 1999.

De conformidad con los términos del recurso de apelación interpuesto por la entidad demandada, la controversia planteada se concreta en determinar la procedencia o no de la sanción por inexactitud impuesta por la Administración Distrital respecto del impuesto de avisos por los bimestres 1º a 6º de 1995.

El expediente da cuenta de lo siguiente:

Previos auto de verificación, inspección tributaria y requerimiento especial, mediante la Resolución 006 de enero 26 de 1998 (fl. 13) la Administración Distrital modificó el impuesto de avisos liquidado por la contribuyente y aplicó sanción por inexactitud, respecto de los bimestres 1º a 6º de 1995.

Al respecto, luego de referirse al hecho generador del impuesto de avisos y su autonomía, señaló que al no estar prohibida por las leyes 97 a 1913 y 14 de 1983 la imposición del gravamen en cuestión a quienes realizan el hecho generador (colocación de avisos utilizando el espacio público) y no están excluidos expresamente de la obligación porque desarrollan actividades cerveceras, la sociedad es sujeto pasivo del impuesto discutido; y en cuanto a la sanción por inexactitud, expresó que en el caso, del acervo probatorio surge que la contribuyente incurrió en inexactitud al liquidar el impuesto de avisos, ya que realizó el hecho generador del impuesto complementario.

A juicio de la actora, es improcedente el cobro del impuesto de avisos y tableros, en atención a las previsiones contenidas en el artículo 69 de la Ley 14 de 1983; y la administración por su parte aduce que si la sociedad es responsable del impuesto de industria y comercio y además coloca avisos en lugares públicos, está sujeta al impuesto complementario de avisos, sin que con ello se viole norma alguna, ya que el citado impuesto de avisos no grava la fabricación ni el consumo de cervezas, sino la colocación de avisos en el espacio público, como ocurre en el caso de autos, por lo que la actora está obligada a declarar el impuesto de avisos y el proceder contrario constituye inexactitud sancionable, pues no existe diferencia de criterios en la interpretación de las normas sino reiterada jurisprudencia que respalda la actuación oficial.

Al respecto, en reiteradas oportunidades esta corporación ha analizado el punto discutido y claramente se ha considerado que el cobro del impuesto de avisos y tableros a contribuyentes que, como la sociedad actora, son sujetos pasivos del impuesto de industria y comercio y además han instalado avisos que afectan el espacio público, no transgrede los artículos 21 del Decreto 196 de 1969 y 11 del Decreto 094 del mismo año, ratificados por el 69 de la Ley 14 de 1983, en cuanto prohíben a los municipios “imponer gravámenes sobre la fabricación, consumo y venta de cervezas nacionales”, distintos al de industria y comercio.

En efecto, el impuesto de avisos y tableros no grava la fabricación ni el consumo de cervezas, sino la colocación de avisos en las vías y espacios públicos.

El hecho de que el citado artículo 69 de la Ley 14 de 1983 se refiera al “impuesto de industria y comercio” sin hacer mención expresa al impuesto de avisos y tableros no implica que la industria y comercio cerveceros hubiera quedado excluida del impuesto de avisos, pues entonces sobraría el artículo 37 ib. que ordena la liquidación y cobro del impuesto de avisos y tableros “a todas las actividades comerciales, industriales y de servicios como complemento del impuesto de industria y comercio”.

En este sentido enfatiza la Sala que la expresión contenida en el artículo 69 de la Ley 14 de 1983 “excepto la prohibición de gravar la industria y comercio cerveceros con el impuesto de industria y comercio”, se refiere tanto al impuesto de industria y comercio como al complementario de avisos y tableros, siempre que, como ya se dijo, se utilice el espacio público para colocar avisos, esto es, que se realice el hecho generador del impuesto.

En este sentido se ha pronunciado reiteradamente la Sala, entre otras, en las sentencias de julio 11 de 1997, expediente 8333, consejero ponente: Dr. Julio E. Correa Restrepo; marzo 6 de 1998, expediente 8697, consejero ponente: Dr. Delio Gómez Leyva y de octubre 2 de 1998, expediente 9027, consejero ponente: Dr. Julio E. Correa Restrepo, procesos en los cuales la actora era la misma demandante en el caso de autos, la sociedad Bavaria S.A.

Como consecuencia de lo anterior, en cuanto a la “sanción por inexactitud”, la Sala revocará la decisión de levantarla adoptada por el a quo, ya que, así como lo advirtieron el magistrado que salvó su voto y el Ministerio Público, en el caso no existe la alegada diferencia de criterio que de conformidad con lo previsto en el inciso final del artículo 101 del Decreto Distrital 807 de 1993 eximiría a la sociedad de la sanción en cuestión, debido a que como se precisó anteriormente, con fundamento en las normas citadas y la reiterada jurisprudencia de la sección, frente al punto discutido está definido en forma clara que la contribuyente está obligada a liquidar y pagar el impuesto complementario de avisos y tableros, sin que sus interpretaciones personales la eximan de dicha obligación, aspecto que determina que el proceder contrario implica la presencia de inexactitud sancionable, por lo que la Sala procederá a revocar la sentencia de primera instancia y en su lugar denegará las súplicas de la demanda, dándole prosperidad al recurso de apelación interpuesto por la entidad demandada. (C.E. S. de lo Contencioso Adtivo. Sec. Cuarta. Sent. 9617, dic. 10/99. C.P. Dr. Daniel Manrique Guzmán).

________________________________