•Sentencia 9375 de junio 4 de 1999

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref.: Expediente 25000-23-27-000-1998-12556-01-9375

Consejero Ponente:

Dr. Julio E. Correa Restrepo

Actor: Félix Abelardo Torres Reyes

Impuesto Renta-1993 devolución.

Fallo

Santafé de Bogotá, D.C., junio cuatro de mil novecientos noventa y nueve.

EXTRACTOS: «De manera que si bien el inciso 2º del artículo 854 del estatuto tributario impide la reclamación de saldos cuando éstos hayan sido modificados por liquidación oficial, en el sub lite la proferida lo fue por el año de 1991, luego no era necesario esperar hasta el 31 de enero de 1997, fecha en que se reconoció la procedencia del saldo liquidado en el denuncio por el año de 1991, así éste hubiere sido trasladado hasta la declaración del año de 1993. Así las cosas, el procedimiento de determinación adelantado sobre el citado denuncio de 1991, en manera alguna obstruyó al actor para solicitar la devolución de su saldo crédito por el año de 1993, pues la determinación de la oportunidad de la solicitud de la devolución por el citado año, no estaba supeditada a las resultadas de la discusión gubernativa por el referido año de 1991.

Forzoso resulta concluir que la situación discutida se hallaba gobernada por la previsión del inciso primero de la norma, perentoria en cuanto dispone un término de caducidad de dos años después del vencimiento de la fecha para declarar, para que los contribuyentes que liquiden saldos a favor en su declaración tributaria, ejerzan su derecho a recuperarlos mediante su solicitud en devolución.

Concluido entonces, que el proceso de determinación del impuesto de 1991, no tenía la incidencia reclamada por el actor para justificar la extemporaneidad en la solicitud de devolución del saldo consignado en el denuncio de 1993, resulta pertinente recordar que como lo ha precisado la Sala en otras oportunidades, los procedimientos y términos para que el contribuyente pida una devolución o compensación y los establecidos para el proceso de determinación son en principio distintos e independientes, y que gozan de una relativa correlación cuando involucran el ejercicio de las facultades fiscalizadoras y de determinación de la administración. Por ello el artículo 670 del estatuto tributario, prevé que el proceso de determinación puede concluir en la improcedencia de la devolución que ya se había ordenado, dado que según el artículo 670 del estatuto tributario las devoluciones pueden ser reversibles, “cuando en el proceso de determinación del impuesto se modifiquen o rechacen saldos a favor...”, caso en el cual la administración puede pedir el reintegro con recargos en la forma como prevé la disposición.

Por último resulta obligado concluir, la inexistencia de infracción a los principios de justicia y equidad, por cuanto fue la inactividad del contribuyente la que trajo como consecuencia la pérdida de su derecho al reconocimiento de la devolución del saldo a favor consignado en el denuncio tributario por el año de 1993 y la facultad de hacerlo efectivo, con la correlativa liberación para el ente oficial de la obligación de devolver, por cuanto equivocadamente el actor presentó la solicitud en forma extemporánea, habiendo perdido su derecho por inobservancia de la disposición que establece un término de caducidad para radicar la solicitud, de dos años contados a partir del vencimiento del término para declarar, que en el asunto concreto, precluyó el 21 de julio de 1996.

Por todo lo precedente, la Sala revocará la decisión apelada y desestimará las pretensiones de la demanda».

__________________________