Sentencia 25401 de mayo 17 de 2005 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Ref.: Expediente 25401

Acta 50

Magistrado Ponente:

Eduardo López Villegas

Bogotá D.C., diecisiete de mayo de dos mil cinco.

EXTRACTOS: «IV. Consideraciones de la Corte. Ciertamente el tribunal al haber tenido en cuenta las cotizaciones para pensión hechas por el demandante a la caja de previsión departamental, y adicionarlas a las sufragadas al Instituto de Seguros Sociales, ha de entenderse, dado que concedió el derecho pensional con fundamento en el Acuerdo 049 de 1990 aprobado por el Decreto 758 del mismo año, que cometió un yerro fáctico evidente, puesto que tuvo por demostrados aportes al ISS por más de 500 semanas en los últimos 20 años anteriores al cumplimiento de la edad, cuando la historia laboral muestra que las cotizaciones para pensión al instituto en dicho periodo fueron bastante inferiores a ese tope.

Así las cosas, le asiste razón al impugnante en la crítica que hace al fallo de segundo grado, y en consecuencia el cargo prospera.

Como consideraciones de instancia precisa la Corte que de conformidad con las pruebas obrantes en el expediente, concretamente la historia laboral del demandante en el I.S.S. (fls. 74 a 79), y las resoluciones mediante las cuales se le negó el reconocimiento pensional por parte de la entidad demandada (fls. 3 y 4, y 11 a 14), el actor cotizó al seguro social durante todo el tiempo de la afiliación 517 semanas, 419 de las cuales durante los 20 años anteriores al cumplimiento de los 60 años, con lo cual resulta evidente que no cumple con los requisitos exigidos por sus reglamentos para hacerse acreedor a la prestación por vejez que reclama, a cargo del instituto demandado.

El actor como beneficiario del régimen de transición previsto en el artículo 36 de la Ley 100 de 1993, el derecho pensional que impetra, debe ser analizado a la luz del Acuerdo 049 de 1990 aprobado por el Decreto 758 del mismo año, que en el artículo 12 señala como requisitos para la pensión de vejez, los siguientes:

“ART. 12.—Requisitos de la pensión por vejez.

“(...)

“a) Sesenta (60) o más años de edad si se es varón o cincuenta y cinco (55) o más años de edad, si se es mujer, y

“b) Un mínimo de quinientas (500) semanas de cotización pagadas durante los últimos veinte (20) años anteriores al cumplimiento de las edades mínimas, o haber acreditado un número de un mil (1000) semanas de cotización, sufragadas en cualquier tiempo”.

Por lo demás, para completar el número mínimo de cotizaciones exigido para la pensión de vejez en el citado Acuerdo 049 de 1990, no es procedente acudir a la acumulación de aportes en las distintas entidades de previsión social con los del ISS prevista en el artículo 70 de la Ley 71 de 1988, porque ella está permitida en los precisos términos de la norma, es decir, para efectos de la pensión de jubilación especial allí prevista, de los empleados oficiales y trabajadores que acrediten 20 años de aportes sufragados en cualquier tiempo, en una o varias de las entidades de previsión de los distintos órdenes del Estado y en el Instituto de Seguros Sociales.

De conformidad con los elementos demostrativos ya señalados, el demandante aportó al seguro social 3.619 días, y a la Caja de Previsión Departamental 806 días como consta al folio 127 del cuaderno original, para un total de 4.425 días que equivalen a 12.29 años.

Bastan estos razonamientos para que la Corte actuando como tribunal de instancia, proceda a confirmar el fallo absolutorio del juzgado.

En razón a la prosperidad del cargo primero, encuentra la Corte que no es necesario el estudio del segundo cargo por cuanto la finalidad perseguida por el recurrente en casación es la misma.

Sin costas en el recurso extraordinario; las de las instancias estarán a cargo del demandante.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, CASA la sentencia de veinticuatro (24) de junio de dos mil cuatro (2004), proferida por la Sala Civil-Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Popayán, en el proceso promovido por Aristides González Iragorri contra el Instituto de Seguros Sociales. En sede de instancia CONFIRMA el fallo de 28 de agosto de 2003, dictado por el Juzgado Laboral del Circuito de Puerto Tejada, Cauca.

Las costas como se indicó en la parte motiva.

Cópiese, notifíquese, publíquese y devuélvase el expediente al tribunal.

_______________________________