SENTENCIA 2580 DE ENERO 21 DE 1994

 

Sentencia 2580 de enero 21 de 1994 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

PROCESOS DISCIPLINARIOS CONTRA EL PROCURADOR

NO SON DE COMPETENCIA DEL CONSEJO DE LA JUDICATURA

EXTRACTOS: «En orden a hacer claridad jurídica sobre el particular, es decir, sobre la competencia de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura para conocer de los procesos disciplinarios que se promuevan contra el señor Procurador General de la Nación, la Sala observa que siendo el Consejo Superior de la Judicatura un organismo de rango constitucional nuevo y distinto del extinguido Tribunal Disciplinario, a quien expresamente, como es lo constitucional y legal, se le asignaron unas funciones específicas y especiales en el nuevo ordenamiento supremo del país entre las cuales no se encuentra la relativa al juzgamiento disciplinario del Procurador General de la Nación (art. 256, C.P.) y, además, otras que pudiera concederle la ley, que no puede ser la anterior que gobernaba las del extinguido Tribunal Disciplinario, sino la que se dicte con posterioridad a la entrada en vigencia de la Constitución de 1991, es incontrovertible que el artículo 187 del Decreto Reglamentario 1660 de 1978, demandado, en cuanto por esa norma se le atribuyó al Tribunal precitado la competencia para conocer de los procesos disciplinarios que se adelanten contra el Procurador General de la Nación, se extinguió, o perdió su fuerza ejecutoria en los términos del numeral 2º artículo 66 del C.C.A., en armonía con el art. 9º de la Ley 153 de 1887, desde el momento en que entró a regir la Constitución Política de 1991, pues como se ha dicho reiteradamente, y lo observa la colaboradora del Ministerio Público, la competencia es o debe ser expresa y no se adquiere por analogía, ni puede ser fruto de la deducción del funcionario público o del juez (art. 122 de la Constitución de 1991).

Por lo demás, en ninguna de sus disposiciones el Decreto 2652 de 1991, sobre funcionamiento del Consejo Superior de la Judicatura, se le otorga competencia a la Sala Disciplinaria de dicho organismo, para conocer de los procesos disciplinarios que se promuevan contra el Procurador General de la Nación. Tal decreto, a través de su artículo 8º, simplemente reitera la competencia constitucional del Consejo Superior de la Judicatura, Sala Disciplinaria, y de los Consejos Seccionales, para ejercer su función disciplinaria, y ello sin perjuicio de la competencia atribuida a la Procuraduría General de la Nación en relación con la vigilancia superior de la conducta oficial de quienes desempeñan funciones públicas, respecto de los empleados y funcionarios de la rama judicial.

Y, luego en su artículo 9º, siguiendo en ello la norma contenida en el artículo 256 de la Carta, concreta su competencia en materia disciplinaria, en única instancia, respecto de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, del Consejo de Estado, y del Fiscal General, por causa distinta a la indignidad por mala conducta, norma que, ciertamente, fue declarada inexequible por la Corte Constitucional en sentencia de octubre 4 de 1993, sentencia C-417, magistrado ponente Dr. José Gregorio Hernández G.

En síntesis, ni la norma constitucional precitada, ni ley alguna o decreto con fuerza de tal, expedida con posterioridad al nuevo ordenamiento constitucional, han atribuido expresamente a la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura competencia para juzgar disciplinariamente al Procurador General de la Nación».

(Sentencia de enero 21 de 1994. Expediente 2580. Consejero Ponente: Dr. Miguel González Rodríguez).

_______________________________