Sentencia 2748 de abril 26 de 2001 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN B

PENSIONES DEL RÉGIMEN DE TRANSICIÓN

INGRESO BASE DE LIQUIDACIÓN

EXTRACTOS: «De las pruebas aportadas al proceso se concluye:

2. La actora nació el 9 de marzo de 1942, es decir, cumplió los cincuenta y cinco años de edad el 9 de marzo de 1997 (fl. 53, c. 2).

3. Trabajó en la Secretaría de Tránsito y Transporte de Santafé de Bogotá desde el 1º de marzo de 1973 hasta el 9 de mayo de 1995 (fl. 43, c. 1).

a) El análisis de la Sala

La Ley 100 del 23 de diciembre de 1993 consagró en el artículo 36 un régimen de transición orientado a conferir un tratamiento especial a aquellas personas que al momento de entrar en vigencia esa ley, o el sistema general de pensiones para los servidores públicos de los niveles departamental, municipal y distrital, 30 de junio de 1995, habían obtenido el derecho a pensión de vejez, pero no les había sido reconocido, o tenían un determinado tiempo de servicio o una edad determinada.

Con el fin de regular la primera de las situaciones referidas, esto es, la obtención del derecho a pensión de vejez pero sin su reconocimiento a la fecha de entrar en vigencia la ley dispuso el inciso 6º del artículo 36 de la Ley 100:

“Quienes a la fecha de vigencia de la presente ley hubiesen cumplido los requisitos para acceder a la pensión de jubilación o de vejez, conforme a normas favorables anteriores, aun cuando no se hubiese efectuado el reconocimiento, tendrán derecho, en desarrollo de los derechos adquiridos, a que se les reconozca y liquide la pensión en las condiciones de favorabilidad vigentes al momento en que se cumplieron tales requisitos”.

La segunda de las situaciones expuestas, o sea tener determinada edad o tiempo de servicio al momento de entrar en vigencia el sistema general de pensiones para los servidores públicos de los niveles departamental, municipal y distrital (jun. 30/95) fue regulada por el inciso 2º del artículo 36 de la Ley 100, así:

“La edad para acceder a la pensión de vejez, el tiempo de servicio o el número de semanas cotizadas, y el monto de la pensión de vejez de las personas que al momento de entrar en vigencia el sistema tengan treinta y cinco (35) o más años de edad si son mujeres o cuarenta (40) o más años de edad si son hombres, o quince (15) o más años de servicios cotizados, será la establecida en el régimen anterior al cual se encuentren afiliados. Las demás condiciones y requisitos aplicables a estas personas para acceder a la pensión de vejez, se regirán por las disposiciones contenidas en la presente ley”.

De acuerdo con la situación fáctica probada en el expediente, al momento de entrar en vigencia la Ley 100 de 1993, esto es el 23 de diciembre de ese mismo año, la actora no obtuvo el derecho a pensión de vejez, pues si bien cumplía con el tiempo de servicio, carecía de la edad requerida. Estos presupuestos hacen inaplicable a la actora el inciso 6º del artículo 36 de la Ley 100, pues éste exige que a la fecha de entrada en vigencia de la referida ley se deberían haber cumplido todos los requisitos, así el derecho no hubiera sido formalmente reconocido.

La situación de la actora se rige por la hipótesis normativa del inciso 2º del artículo 36 de la Ley 100 pues la demandante, al momento de entrar en vigencia el sistema general de pensiones para los servidores públicos de los niveles departamental, municipal y distrital (jun. 30/95), cumplió con los dos requisitos exigidos de manera alternativa: más de treinta y cinco (35) años de edad o más de quince (15) años de servicio.

Así las cosas, debe liquidársele la pensión de vejez a partir del ingreso base determinado por el inciso 3º del artículo 36 de la Ley 100 de 1993, que a continuación se transcribe:

“El ingreso base para liquidar la pensión de vejez de las personas referidas en el inciso anterior (alude al art. 36, inc. 2º mencionado) que les faltare menos de diez (10) años para adquirir el derecho, será el promedio de lo devengado en el tiempo que les hiciere falta para ello, o el cotizado durante todo el tiempo si este fuere superior, actualizado anualmente con base en la variación del índice de precios al consumidor, según certificación que expida el DANE. (...) (subraya fuera de texto)”.

Ahora bien, como la demandante no percibió ninguna asignación en el lapso comprendido entre el 30 de junio de 1995, fecha de entrada en vigencia del sistema general de pensiones para los empleados distritales, y el 9 de marzo de 1997, fecha en la cual cumplió la edad requerida por el régimen que la cobijaba, Ley 33 del 29 de enero de 1985, el ingreso base para liquidar la pensión de vejez es lo devengado en el último año de servicios, comprendido entre el 9 de mayo de 1994 y el 9 de mayo de 1995, según aplicación de la parte final del inciso 1º del artículo 1º de la Ley 33, mencionada, según el cual la pensión mensual vitalicia de jubilación “(...) será equivalente al setenta y cinco por ciento (75%) del salario promedio que sirvió de base para los aportes durante el último año de servicio” (subraya fuera de texto).

Esta tesis se halla reforzada por el hecho de que el inciso 2º del artículo 36 de la Ley 100 del 23 de diciembre de 1993, que la Sala considera aplicable el presente caso, se indicó que para situaciones como las que nos ocupa, se aplicará el régimen anterior en lo referente a “la edad para acceder a la pensión de vejez, el tiempo de servicio o el número de semanas cotizadas, y el monto de la pensión de vejez”. Y no cabe duda que el período de tiempo que se toma en consideración para liquidar una pensión de vejez, incide en el monto de la misma. Este razonamiento conduce a decir que el período base para liquidar la pensión debe ser el comprendido entre el 9 de mayo de 1994 y el 9 de mayo de 1995».

(Sentencia de 26 de abril de 2001. Expediente 47.777-2748-2000. Consejero Ponente: Dr. Jesús María Lemos Bustamante).

_____________________________