Sentencia 2795 de octubre 7 de 1999 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

CONSULTA EN LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

APLICACIÓN DE LOS CAMBIOS INTRODUCIDOS POR LA LEY 446

EXTRACTOS: «La Sala observa, previamente, que en todos los casos en los cuales intervenía una sentencia condenatoria contra una entidad pública, en procesos de dos instancias, si la entidad condenada al pago de una suma de dinero, en abstracto o en concreto, no interponía el recurso de apelación, el tribunal a quo debía enviar oficiosamente el expediente al superior para que se surtiera el grado de consulta, conforme a los términos del artículo 184 del Código Contencioso Administrativo, cuyo inciso primero ordenaba que “Las sentencias y los autos sobre liquidación de condenas en abstracto dictados en primera instancia que impongan una obligación a cargo de cualquier entidad pública, deberán consultarse con el superior, cuando no fueren apelados por la administración”. De manera que era una obligación legal del tribunal a quo enviar oficiosamente a la corporación, en grado de consulta, las sentencias condenatorias contra entidades públicas que no hubieran sido apeladas por ésta.

Con la promulgación de la Ley 446 de 1998, el régimen de la consulta cambió para aquellos casos en los que durante la primera instancia, se produjera sentencia condenatoria en abstracto, pues, de acuerdo con el inciso 2º del artículo 184, “Las sentencias que impongan condena en abstracto sólo serán consultables junto con el auto que las liquide, en los eventos del inciso anterior”, esto es, cuando la condena en concreto exceda de trescientos (300) salarios mínimos mensuales legales o que hayan sido proferidas en contra de quienes hubieren estado representados por curador ad litem.

Pero sucede que, de acuerdo con el parágrafo del artículo 164, ibídem, “Mientras entran a operar los juzgados administrativos continuarán aplicándose las normas de competencia vigentes a la sanción de la presente ley”, lo cual indica que, dado que dichos juzgados no han empezado a operar, deberían continuar aplicándose las reglas anteriores de competencia, incluida la relacionada con la consulta.

Sin embargo, se ha estimado que la norma sobre grado de consulta no incide en la redistribución de competencias que operaría al entrar en funcionamiento los juzgados administrativos, por lo que dicha norma inicia su vigencia inmediatamente después de la promulgación de la Ley 446 de 1998».

(Sentencia de octubre 7 de 1999. Expediente 2795. Consejero Ponente: Dr. Manuel S. Urueta Ayola).

_______________________________