Sentencia 3142 de noviembre 13 de 2003 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

ACCIÓN DE NULIDAD DE CARÁCTER ELECTORAL

ACTOS QUE SE DEBEN DEMANDAR

EXTRACTOS: «De acuerdo con lo preceptuado en el artículo 229 del Código Contencioso Administrativo, para obtener la nulidad de una elección debe demandarse el acto administrativo por medio del cual esta se declara y no los actos intermedios, previos o posteriores a la elección. En otras palabras, para ejercer la acción de nulidad de carácter electoral es indispensable que se acuse el acto declaratorio de la elección o el nombramiento acusado, debidamente individualizado. Así, aun en aquellos casos en los que se reprochan irregularidades no contenidas en el acto definitivo de elección o de nombramiento sino en actuaciones anteriores, solamente puede demandarse el acto final que declaró la elección o que contiene el nombramiento, porque si bien es cierto el acto administrativo definitivo no evidencia en forma directa la ilegalidad o inconstitucionalidad, no lo es menos que de todas maneras es irregular si fue expedido con base en actuaciones contrarias a derecho.

Incluso, en aquellos casos en que por disposición de la ley o de la Constitución la elección requiere de un acto administrativo de confirmación, eso es de un acto posterior a la designación, no se exime al demandante de la carga de impugnar el acto administrativo que contiene la elección, pues deberá demandar en forma conjunta esos dos actos. De hecho, esa carga que se impone al demandante constituye, al mismo tiempo, una garantía de seguridad jurídica para él y para el demandado, pues el debate jurídico parte de la certeza del contenido definitivo y último de la decisión administrativa que produce efectos jurídicos de manera directa —efectos de ejecutividad y ejecutoriedad de los actos administrativos, artículo 64 del Código Contencioso Administrativo—.

Luego, la impugnación del acto administrativo que contiene la elección o el nombramiento constituye una condición sine qua non para ejercer la acción de nulidad de carácter electoral y, por lo tanto, implica un requisito para presentar la demanda electoral en debida forma. De esta forma, si la pretensión de nulidad no se dirige contra el acto definitivo que contiene la elección impugnada, el juez no puede pronunciarse de fondo sobre la demanda que carece de objeto electoral.

(...)

Es importante precisar que, contrario a lo manifestado por el demandante, el acto administrativo acusado no deroga ni revoca una decisión administrativa anterior, puesto que, como se vio en precedencia, el acto acusado, en la parte objeto de estudio, simplemente se limita a ratificar una elección efectuada por la plenaria del concejo de La estrella.

En este orden de ideas, se tiene que la demanda sub judice es inepta porque se dirigió contra un acto administrativo que no declara la elección impugnada. Por ello, esta Sala no puede proferir sentencia de mérito en cuanto no existe objeto sobre el cual podría recaer el pronunciamiento».

(Sentencia de 13 de noviembre de 2003. Expediente 3142. Magistrado Ponente: Dr. Darío Quiñones Pinilla).

______________________________