Sentencia 3193 de abril 6 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

CUMPLIMIENTO Y EJECUCIÓN DE SENTENCIAS

LIQUIDACIÓN DE INTERESES

EXTRACTOS: «En el presente evento, según se infiere de los antecedentes mencionados, el objeto central de controversia es la no inclusión de la totalidad de los intereses en la liquidación inicial, sino que se los fraccionó, reconociendo unos a partir de la ejecutoria de la sentencia, y otros a partir de la ejecutoria del auto que corrige un error aritmético en la sentencia.

Conforme a lo anterior, el primer interrogante a dilucidar es desde cuándo se deben pagar dichos intereses corrientes; ¿desde la fecha de ejecutoria de la sentencia o desde el auto que corrige la misma?

(...).

De las normas anteriormente citadas se coligen las siguientes premisas: 1. Que las sentencias proferidas por esta jurisdicción devengan intereses comerciales desde el momento en que quedan ejecutoriadas (CCA, art. 177, in fine)(*); 2. Que la ejecutoria de las sentencias se suspende hasta que se resuelvan las solicitudes de aclaración o complementación de la sentencia y sólo bajo estos supuestos (CPC, art. 331); 3. Que la aclaración y complementación de la sentencia apunta a vicios sustanciales de la sentencia y por lo mismo deben solicitarse cuando la sentencia aún no se encuentra ejecutoriada (C PC, arts. 309 y 311); 4. Que el error aritmético o asimilable a éste, no impide la ejecutoria de la sentencia, por cuanto lo que se busca es una corrección meramente formal, evidente y que no afecta el contenido mismo de la sentencia, por tanto, se puede hacer en cualquier tiempo (CPC, art. 310).

(*) Se aclara que para la fecha de la sentencia, cuya liquidación de interés se discute en este proceso, no se había dictado la sentencia C-188 de 1999 de la Corte Constitucional (N. del D.).

Conforme a las premisas antes esbozadas, es claro para la Sala que cuando se pide aclaración o complementación de la sentencia se afecta la fecha de ejecutoria de la misma y como tal deben cancelarse los intereses reconocidos por el artículo 177 del Código Contencioso Administrativo, desde la fecha en que se resuelvan dichas solicitudes.

No ocurre lo mismo cuando se pide la corrección de errores aritméticos o asimilables a éstos, pues en nada se afecta el contenido de la decisión, simplemente se corrige aquello que es evidente y que surge de la sentencia misma.

En otras palabras, el artículo 177 del Código Contencioso Administrativo, es claro al indicar que los intereses generados en la condena impuesta por esta jurisdicción, surgen a partir de la ejecutoria de la sentencia y como ésta no se interrumpe por la corrección aritmética, no es posible distinguir entre los intereses generados a partir de la ejecutoria de la sentencia y los causados desde la corrección aritmética».

(Sentencia de abril 6 de 2000. Expediente 44.653-3193-99. Consejero Ponente: Dr. Carlos A. Orjuela Góngora).

____________________________