Sentencia 33631 de febrero 22 de 2010 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN PENAL

Proceso 33631

Magistrado Ponente:

Dr. Jorge Luis Quintero Milanés

Bogotá, D.C., veintidós de febrero de dos mil diez.

EXTRACTOS:«Consideraciones del despacho

1. Como lo destaca el impugnante el suscrito magistrado advierte en el trámite de la acción irregularidades sustanciales que afectan el debido proceso, motivo por el cual declarará la nulidad de la providencia fechada el 11 de febrero de 2010 por medio de la cual se negó el amparo de hábeas corpus.

2. De acuerdo con el artículo 4º de la Ley 1095 de 2006, el escrito de amparo debe contener los siguientes presupuestos:

“1. El nombre de la persona en cuyo favor se instaura la acción.

“2. Las razones por las cuales se considera que la privación de su libertad es ilegal o arbitraria.

“3. La fecha de reclusión y el lugar donde se encuentra la persona privada de la libertad.

“4. Si se conoce el nombre y cargo del funcionario que ha ordenado la privación de la libertad de la persona o personas en cuyo favor se actúa.

“5. El nombre, documento de identidad y lugar de residencia del solicitante.

“6. La afirmación, bajo la gravedad del juramento; que se considerará prestado por la presentación de la petición, de que ningún otro juez ha asumido el conocimiento de la solicitud de hábeas corpus o decidido sobre la misma.

“La ausencia de uno de estos requisitos no impedirá que se adelante el trámite del hábeas corpus, si la información que se suministra es suficiente para ello.

“La acción podrá ser ejercida sin ninguna formalidad o autenticación. Podrá ser entablada verbalmente. No será necesario actuar por medio de apoderado”.

Según los anteriores presupuestos el escrito con el cual se solicita el amparo deberá contener esa información, que tendrá que ser suministrada de manera escrita o verbal.

3. En el supuesto que ocupa la atención de la Corte resulta claro y evidente que al procesado se le impidió ejercitar su derecho de presentar, de manera verbal, la acción de hábeas corpus, situación que condujo a que el magistrado adujera en la providencia que el escrito no contenía la información requerida y que, por esa razón, ofició al centro carcelario para verificar si la detención de Garrido López se ajustaba a la legalidad.

En otras palabras, en el presente asunto resultó un equívoco concluir que el escrito no contenía la información que estatuye el artículo 4º de la Ley 1095, puesto que revisado su contenido solo se infiere que Garrido López informaba de su deseo que lo trasladaran a la sede de la corporación para “incoar la acción de manera verbal”.

En tales condiciones, se profirió un fallo de hábeas corpus sin que se conocieran las razones por las cuales Garrido López consideraba que su privación de su libertad es ilegal o arbitraria, pues estos datos no fueron referenciados en el citado escrito, dado que su intención era de suministrarlos de forma verbal.

Así, el suscrito magistrado procederá a declarar la nulidad de la providencia fechada el 11 de febrero de 2010, para que el juzgador de primera instancia reciba, de manera verbal, la petición de hábeas corpus y la resuelva de acuerdo con las razones argüidas por el solicitante.

En mérito de lo expuesto, el suscrito magistrado de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

RESUELVE:

Declarar la nulidad del fallo fechado el 11 de febrero de 2010, mediante el cual se negó el amparo de hábeas corpus impetrado por Eradio Brayam Garrido López, según lo expuesto en la parte motiva de esta providencia.

Cópiese, notifíquese, cúmplase y devuélvase el expediente al tribunal de origen».